Está en la página 1de 2

Migración

La migración es un fenómeno que ha acompañado a la humanidad prácticamente desde


el comienzo de su existencia. Si no es por la migración la Tierra jamás hubiera tenido la
distribución población que tiene actualmente, la vida se habría quedado en el lugar en
donde sea que haya iniciado.

El sedentarismo provocado principalmente por el descubrimiento de la agricultura dio


como resultado la edificación de ciudades, y con el paso del tiempo, de los avances
tecnológicos, sociales y políticos, así como el aumento de la densidad poblacional, estos
asentamientos fueran creciendo hasta crear la necesidad de inventar frontera políticas
imaginarias, y dividir el territorio en países. Delimitaciones imaginarias que posteriormente
crearían un arraigado sentido de pertenencia conocido como nacionalismo, claro que en
esto no existe el mayor problema, tener cariño por la tierra en la que naciste, su historia,
sus costumbres, su gente. El problema viene cuando esto se convierte en una especie de
fanatismo, creando una sensación de superioridad sobre las personas que no comparten
tu misma nacionalidad.

La migración siempre ha buscado llegar a un lugar con mejores condiciones de vida que
las del lugar que se deja atrás, en la antigüedad era buscando mejores o lugares en
donde asentarse, con cuerpos de agua cercanos, con un buen clima o bien, buscando a
las manadas de animales que servían como alimento. En la actualidad más que perseguir
a la comida, cuerpos de agua, o un buen clima, se buscan países que ofrezcan mejores
oportunidades de desarrollo, mejor remuneración económica, mayor esperanza de vida,
lugares seguros, países primermundistas.

Considero que la migración es un derecho implícito para todos los seres vivos, incluso los
animales realizan este tipo de eventos, una persona es libre de buscar mejorar su estilo y
forma de vida cuando lo desee, aunque esto implique un cambio radical de residencia
siempre y cuando no afecte a terceros. Actualmente este es un tema muy complicado por
una parte está la capacidad de las personas para ejercer este derecho, pero también hay
que tomar en cuenta el los habitantes y el lugar al que se llegará deben de existir
medidas alterar las condiciones de vida del lugar al que se llega.

Teniendo medidas y condiciones para poder recibir a los migrantes creo que no debería
de existir ningún problema con la existencia de este fenómeno, el problema en mi opinión
viene de estos dos factores, el primero, la xenofobia, definido como el miedo al extranjero
o al inmigrante, esto puede llevar a los nacionalistas xenofóbicos a las amenazas o
manifestaciones violentas contra el inmigrante, eventos que pueden terminar en tragedias
debido a la inconciencia de personas como estas. Otro factor que puede significar un
problema al momento de una migración masiva, es como ya lo mencione, la incapacidad
del lugar receptor para acoger a gente nueva, principalmente por la falta de recursos o de
espacio, algo que claramente generaría una alteración en el estilo de vida de las personas
habitantes del lugar de destino.
En épocas recientes este fenómeno ha tomado mucho protagonismo y también una gran
división de opiniones, como lo comente anteriormente, existen los fanáticos nacionalistas
en contra de esto, argumentando temas como el robo de identidad, el despojo de ciertos
empleos, o bien, simplemente el rechazo a diferentes cultura. Por otro lado se encuentran
las opiniones a favor de este suceso, muchas personas a favor de la migración se basan
en ejemplos históricos, o actuales, un ejemplo actual se da en Estados Unidos, todos los
inmigrantes que reciben realizan trabajos que los mismos nativos no optan por trabajar,
como el caso de la agricultura. La economía también mejora, pues las personas que
llegan igual consumirán, y producirán con sus empleos, lo que genera un mayor flujo de
efectivo, siempre y cuando, como lo repito una vez más, el lugar receptor este tipo para
recibir un fenómeno de este tipo.

Regulada de la manera correcta la migración puede ser un fenómeno beneficioso para


todos, debemos de terminar con esa forma de pensar, estar orgulloso de tus raíces es
una cosa, pero creerte superior por los límites imaginarios de terreno dentro de los que
naciste, no lo considero algo muy sensato.

Arturo Villagrana Zamudio