Está en la página 1de 7

¿Para qué nos sirve el balance general?

Anteriormente los sabios economistas, frecuentemente decían que “para vivir


bien no hay que gastar más de lo que se tiene”. Justamente esa es la función
del balance general, un documento construido por el departamento financiero de
una empresa, que permite dejar en claro por escrito cuales fueron los gastos,
ingresos y saldos del año fiscal que finaliza.

De esta forma la contabilidad es uno de los aspectos más importantes dentro del
mundo empresarial, haciendo destacar, donde se encuentran los activos, los
pasivos y el patrimonio de una empresa. Gracias a este documento, un resumen de
toda la actividad de la empresa, se puede inclinar una estrategia empresarial u otra,
Todo dependerá de la salud de la compañía.
El balance general ha sido definido, como un resumen de contabilidad de una
empresa, es decir, un documento en el que aparece todo aquello que posee, lo que
debe y lo que le deben. En otras palabras, en el balance general debe de aparecer,
básicamente, los activos, los pasivos y el patrimonio de una empresa, siendo un
buen punto de partida para saber si la salud económica de la compañía es buena o
si ha de realizarse alguna revisión más a fondo.
El balance general constituye una herramienta fundamental para las empresas a la
hora de tomar decisiones, dado que permite saber el estado financiero de la
compañía en ese momento, y por ende proyectar nuevas inversiones, expansiones,
compras, etc.

Asimismo, el balance es un elemento imprescindible si se pretende manejar la


institución en un marco de honestidad y transparencia con los accionistas, sobre
todo con aquellos que quizás no tenga una participación activa dentro de la
compañía, de esta manera, a través del balance todos ellos pueden acceder a
conocer el estado económico de la empresa, lo cual les permite controlar y manejar
con total libertad su inversión. También es imprescindible tener en mente que se
trata de un gran recurso para que terceros conozcan el estado de la empresa con
diferentes fines.

Los elementos de un balance


El término balance, es utilizado precisamente para denotar la idea de un promedio
general de lo que ha sido, económicamente hablando, el año para la empresa. El
desarrollo de este documento está compuesto principalmente por tres elementos:

 Activo: hace referencia a todo aquello que la entidad posee, ya sea dinero en
efectivo, en el banco, inmuebles, bienes mobiliarios, utilería, terrenos, deudas
de terceros para con la empresa, o campos, entre otros.
 Pasivo: implica todas aquellas deudas que la institución tiene, tanto sean
servicios por pagar, como proveedores, etc.
 Patrimonio: tiene que ver con aquello que la empresa tiene una vez restados
todos los pasivos de los activos; es decir, una vez descontadas las deudas de
los capitales poseídos.

Estructura del Balance General


La estructura del estado de situación financiera o balance general se dividen en tres
grandes rubros:
1. Activos
En este apartado se incluye todo lo que la empresa posee de valor y se clasifica en
orden de mayor a menor liquidez de la siguiente manera:

a) Circulantes: Son los derechos, bienes o créditos que pueden ser


convertidos en efectivo en el plazo menor a un año o al cierre del ejercicio. En esta
categoría se incluyen las siguientes cuentas contables,
- Caja
- Bancos
- Cuentas por cobrar
- Inventarios
b) Fijos: Un activo fijo es un bien propiedad de la empresa, ya sea tangible o
intangible, que no se convierte en efectivo a corto plazo y que por lo general son
necesarios para el funcionamiento de la empresa por lo que no se destinan a la
venta. En este rubro están las siguientes cuentas contables:

- Maquinaria y equipo
- Equipo de transporte
- Mobiliario y equipo de oficina
- Equipo de cómputo
- Edificios
- Terrenos

c) Diferidos: No son propiamente activos, sin embargo, se consideran en este


apartado. Representan costos y gastos que se han pospuesto para cargarse en
períodos futuros. Algunos ejemplos son los siguientes:

- Seguros pagados por anticipado


- Arrendamientos anticipados
- Intereses sobre obligaciones financieras descontados por anticipado
2. Pasivos
Son las deudas u obligaciones que la empresa posee, en este apartado se
representa lo que se debe a terceros, a instituciones bancarias, proveedores, etc.
Se clasifican de acuerdo al nivel de exigibilidad, es decir el plazo en que se tienen
que liquidar quedando de la siguiente manera:

a) Circulante: Son las deudas de la empresa con un plazo menor a un año, las
cuales se consideran de corto plazo y existe la intención de que estén en constante
rotación. Algunas de las cuentas que incluyen son,

- Obligaciones bancarias
- Cuentas por pagar a proveedores
- Anticipos de clientes
- Cuentas por pagar a acreedores
- Impuestos por pagar

b) Largo plazo: En este rubro se identifican las deudas contraídas por la empresa
que se deben de liquidar en un plazo mayor a un año. Como, por ejemplo:

- Créditos bancarios.
- Documentos por pagar

c) Diferido: En esta clasificación se encuentran los adeudos cuya aplicación


corresponde a resultados de ejercicios futuros a la fecha del balance. Por ejemplo:

- Ingresos recibidos por anticipado


- Reembolsos del ingreso anticipado

3. Patrimonio o Capital
Representa los recursos que los socios o propietarios han invertido en su
empresa. El monto total de los activos debe ser igual a la suma del total de los
pasivos más el capital

PARTES DEL BALANCE GENERAL


 Encabezamiento: formado por el nombre o razón social de la empresa,
el nombre del documento y la fecha de corte de cuentas.
 Cuerpo o contenido: el balance general debe reflejar en su contenido la
ecuación patrimonial; por ello, en el cuerpo de un balance se incluyen
únicamente las cuentas reales y se presentan clasificadas bajo tres títulos,
así: en primer lugar, el nombre y valor detallado de cada una de las cuentas
de activo; en segundo lugar, nombre y valor detallado de las cuentas de
pasivo; y, por último, las cuentas de patrimonio.

 Firmas: debe llevar las firmas de los responsables de su elaboración y


aprobación: El contador y el gerente, además de la del revisor fiscal, si están
dictaminados.

En los valores totales debe comprobarse la ecuación patrimonial:

activo = pasivo + patrimonio


FORMAS DE PRESENTACIÓN DE UN BALANCE
El balance general puede presentarse de dos maneras: en forma horizontal,
también llamado en forma de cuenta, y en forma vertical, también llamado en
forma de reporte.

Forma horizontal o de cuenta:


Se presentan al lado izquierdo las cuentas de activo (por tener saldo débito), al lado
derecho las cuentas de pasivo y patrimonio (por tener saldo crédito). Este modelo
de presentación se basa en el esquema de

activo = pasivo + patrimonio


Forma vertical o de reporte:
se caracteriza porque en la parte superior se presentan las cuentas de activo,
enseguida las de pasivo y, por último, en la misma columna, las cuentas de
patrimonio.
activo = pasivo + patrimonio
En conclusión, se define que el objetivo del Balance General es el de conocer la
posición financiera de una empresa en un periodo determinado. Al realizar este
reporte obtendremos a su vez información relevante para la toma decisiones de
negocio, como:

• Naturaleza y valor de los activos


• Naturaleza y alcance de las obligaciones
• Capacidad actual de capital
• Solvencia del negocio

De igual manera a través del balance general se podrá detectar:


a) Excedente o insuficiencia de fondos en efectivo, bancos o inversiones.
b) Sobrante o faltante de inventarios debido a una planeación errónea de
compras.
c) Montos elevados de ventas a crédito y/o ineficiencia de cobranza.
d) Exceso de deudas contraídas
Así podremos decir que se trata de una herramienta de mucha utilidad e importancia
para poder trabajar dentro de un contexto seguro, asignado por
la transparencia; que además no va a otorga el beneficio de conocer bien
el posicionamiento de la empresa para tomar decisiones que probablemente sean
muy importantes y decisivos, considerando para nosotros que si tenemos más
pasivos que activos no podemos permitirnos acciones arriesgadas.

En este sentido, hemos de decir que el balance general nos sirve para conocer si
hay un exceso de inversiones respecto a nuestras posibilidades, o si hay
una carencia de estas teniendo una excesiva deuda, lo que debe ser solucionado
cuanto antes para evitar un embargo.

En definitiva, hacer un buen balance general es esencial para que una compañía
marche bien. Gracias a ella se podrá medir la salud de nuestro negocio y evitar
mandar nuestro negocio a pique.

REFERENCIA
julian perez porto, mara moreno. (10-03-2009). definicion del balance general .
13-03-19, de definicion de Sitio web: https://definicion.de/balance-general