Está en la página 1de 11

Tuluá, 4 de Septiembre de 2018

Señora

DELFALINA RODRIGUEZ JARAMILLO

Referencia: ​Servicio social de fecha 31 de agosto de 2018

USUARIO: ​DELFALINA RODRIGUEZ JARAMILLO ​ÁREA:


FAMILIA

De acuerdo a su consulta de la referencia, me permito presentar el concepto


jurídico correspondiente.

Descripción del Problema: ​La señora DELFALINA RODRIGUEZ JARAMILLO


identificada con cedula de ciudadanía numero 25.210.092 accede a los servicios
del consultorio jurídico por los siguientes motivos.

1. usuaria manifiesta que el dia 28 de junio del 2018, le quitaron Custodia y


cuidado personal de los menores BRAYAN DANIEL SEPÚLVEDA Y
FABIAN DE JESÚS con documentos de edad No 1.116.081 y
1.116.077.436 de Tuluá Valle del cauca por parte de Bienestar Familiar.

2. la usuaria manifiesta que solo cuando fue por los menores le negaron la
entrega en el colegio y la guardería aduciendo la usuaria que la docente y la
Madre comunitaria del municipio de Tuluá ubicados en el barrio el San
Francisco sin informarle cual era la razón de hecho y de derecho para
separar del seno de la familia que durante toda su existencia era la que
estaba al cuidado de los menores, en cabeza del padre de los menores y la
abuela de los mismos, quienes económicamente y moralmente han
encaminado a los menores durante su niñez.

3. La usuaria solicito a BIENESTAR FAMILIAR la entrega de los menores para


el cuidado y de manera respetuosa solicito que le explicaran las razones de
hecho y de derecho que tenían para haber actuado de manera arbitraria la
privarlos de la convivencia con su familia paterna, sin recibir mucha
información le informaron a la misma que se los había movido de su hogar
porque existía una denuncia anónima de Vulneración de Derechos y con
respecto a la entrega le manifestaron verbalmente que la señora era de una
avanzada edad para la entrega de los menores y por ende el cuidado de
estos.
.

4. es por tal razón que la usuaria asiste al consultorio con el fin de que
podamos orientarla, donde en medio de la orientación le comunico a la
usuaria que la solicitud de la entrega de los menores lo debe hacer el
progenitor no la señora abuela de los menores
PLANTEAMIENTO JURÍDICO

Sentencia T-557/11

PREVALENCIA DE LOS DERECHOS DEL NIÑO-​Desarrollo del


principio del interés superior del menor

De conformidad con nuestra Carta Política los derechos de los niños


prevalecen sobre los de los demás. Este contenido normativo denota la
intención del constituyente de colocar a los niños en un lugar primordial en el
que deben ser especialmente protegidos, dada su particular vulnerabilidad al
ser sujetos que empiezan la vida y que se encuentran en situación de
indefensión, que requieren de especial atención por parte de la familia, la
sociedad y el Estado y sin cuya asistencia no podrían alcanzar el pleno y
armonioso desarrollo de su personalidad. Son la familia, la sociedad y el
Estado quienes están obligados a asistir y proteger al niño para garantizar su
desarrollo armónico e integral y el ejercicio pleno de sus derechos, siempre
orientados por el criterio primordial de la prevalencia del interés superior del
menor.

INTERES SUPERIOR DEL MENOR-​Criterios jurídicos para determinarlo

La jurisprudencia de esta Corporación ha establecido unos criterios jurídicos


relevantes a la hora de determinar el interés superior del menor en caso de
que sus derechos o intereses se encuentren en conflicto con los de sus padres
u otras personas que de alguna manera se vean involucradas. El principio del
interés superior del menor opera como el criterio orientador de la
interpretación y aplicación de las normas de protección de la infancia que
hacen parte del bloque de constitucionalidad y del Código de la Infancia y la
Adolescencia.

PROCESO DE CUSTODIA EN EL ORDENAMIENTO JURIDICO


COLOMBIANO-​Finalidad

En concordancia con la finalidad del artículo 44 constitucional, así como con


los tratados internacionales que hacen parte del bloque de constitucionalidad,
el Código de la Infancia y la Adolescencia establece a favor de los niños el
derecho a tener una familia y a no ser separados de ella. Señala así, que los
menores tienen derecho a crecer en el seno de una familia, a ser acogidos y
no ser expulsados de ésta. No obstante, admite una excepción a dicha regla,
al establecer que un niño podrá ser separado de su familia cuando la misma
no garantice las condiciones para la realización y el goce efectivo de sus
derechos, sin que la condición económica pueda dar lugar a la separación.
CODIGO DE LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA-​Prevé reglas y
etapas del proceso administrativo de restablecimiento de derechos de los
niños

El Código de la Infancia y la Adolescencia regula expresamente los


procedimientos administrativos atinentes a la adopción de medidas de
protección o de restablecimiento de derechos de los niños, radicándolos en
cabeza de los defensores de familia y comisarios de familia (art. 96) del lugar
donde se encuentre el menor.

CUSTODIA Y CUIDADO PERSONAL DEL MENOR-​Reglas y


procedimientos/​INSTITUTO COLOMBIANO DE BIENESTAR
FAMILIAR-​Criterios de razonabilidad y ponderación en medidas de
protección de los derechos del menor

PROCESO ADMINISTRATIVO DE RESTABLECIMIENTO DE


DERECHOS-​Trámite y reglas especiales para la protección de los
derechos del menor/​PROCESO ADMINISTRATIVO DE
RESTABLECIMIENTO DE DERECHOS-​Medida provisional de
urgencia o decisión adoptada debe ser notificada a los representantes
legales del menor o quienes estuvieren a su cargo

CONCEPTO DE UNA INVESTIGACIÓN DEL PERIODICO EL TIEMPO

La separación de los niños de sus hogares por parte del Instituto Colombiano
de Bienestar Familiar (Icbf) y de los jueces de familia, debe ser
excepcional, y hacerse efectiva solo si no hay ninguna otra solución
posible.
Así lo determinó la Corte Constitucional en un fallo de tutela en el que le
ordenó al Icbf devolverle tres niños a su madre, quien afirmó en el
proceso que a los menores se les estaba vulnerando su derecho a tener
una familia al ser separados.
La Corte afirmó que es claro que las autoridades pueden iniciar medidas para
restablecer los derechos de los niños cuando les son vulnerados sus
derechos en su entorno familiar, sanciones que pueden ir desde la
amonestación, retirar al menor del hogar temporalmente e, incluso,
declararlo en situación de adoptabilidad.
Pero antes de llevárselos de sus casas y declararlos en adopción, la Corte
asegura que se deben “adoptar todas las medidas tendientes a restablecer
la situación de protección en la familia”.
Esto significa, según el alto tribunal, que el Estado debe velar porque los hijos
no sean separados de sus padres contra su voluntad, “excepto cuando, a
reserva de revisión judicial, las autoridades competentes determinen que
tal separación es necesaria en el interés superior del niño”.
Esa necesidad de separación, dice la Corte, se da por ejemplo, cuando los
niños son objetos de maltrato o descuido por parte de sus padres, pero los
motivos deben ser “graves y poderosos”.
Así, si una familia tiene inconvenientes en sus relaciones o hay deficiencias en
los cuidados de los niños, o dificultades económicas, esto no lleva
necesariamente a la separación. “Las relaciones familiares suponen la
natural posibilidad de conflictos e incluso que se incurra en ciertas
deficiencias menores y subsanables respecto al cuidado de los niños, y,
por otro lado, es preciso tener en cuenta y valorar la realidad de la
sociedad colombiana, y las dificultades sociales y económicas de muchas
familias para cumplir con ciertas obligaciones puntuales, sin que ello
signifique ausencia de afecto o incapacidad absoluta para cumplirlas”,
dice el alto tribunal.
Madre los dejaba solos para ir a trabajar
El alto tribunal revisó un fallo de tutela del Juzgado Séptimo de Familia de
Bogotá, del 12 de agosto del 2013.
Se trata de un caso de una madre de tres hijos de 8, 11 y 13 años. El 16 de
junio del 2009 agentes de la Policía pusieron a disposición del Centro de
Emergencia de San Gabriel (Bogotá) a los niños afirmando que se
encontraban “encerrados en una habitación sin el cuidado de un adulto”.
Por estos hechos, la Defensoría de Familia de dicho centro de emergencia
abrió una investigación administrativa para restablecer los derechos de
los menores.
En el proceso la madre aseguró que los había dejado solos ese día porque
debía salir a trabajar. La mujer contó que era la primera vez que los
dejaba solos y encerrados, y dijo que los padres de los niños no
respondían por su cuidado, pues uno estaba muerto y el otro ya tenía otra
familia. Finalmente la madre afirmó que se comprometía a conseguirles
un jardín para estudiar, y a buscar alguien que le ayudara con su
protección.
Aunque los tres niños fueron entregados a la madre, el 8 de enero del 2010 la
Policía de nuevo volvió a llevárselos afirmando que se encontraban
abandonados en su residencia.
La madre insistió en que le regresaran a sus hijos afirmando que no estaban
solos, pues ella los había dejado bajo el cuidado de la dueña de la casa en
la que vivían y de otra inquilina a la que le pagaba 4.000 pesos por su
cuidado.
Aseguró que desde la muerte de su madre no tenía quien pudiera cuidarles, ni
quien le ayude con su manutención, por lo que le era necesario salir a
trabajar. Pero en el proceso los jueces creyeron en las afirmaciones de
una tía de los niños, quien declaró que, en efecto, la madre los dejaba
solos para trabajar o salir por las noches.
Así, se confirmó la separación de los niños de su madre y fueron trasladados al
Centro Zonal Especializado Revivir, en donde se dejó constancia de que
estaban en buen estado, sin lesiones físicas.
En el proceso de seguimiento, Bienestar Familiar concluyó que en la
habitación donde vivía la familia solo había una cama doble para la
madre, sin espacio para los menores. Pero las autoridades también
establecieron que la mujer cuenta con ingresos suficientes para
sostenerlos, trabajando como mesera y cajera de un bar, y que estaba
gestionando una niñera que pudiera atenderlos. Incluso, al momento en el
que el Icbf se los volvió a llevar, los niños estaban estudiando y eran
beneficiados con seguridad social.
Pese a esto, el Icbf los declaró en situación de adoptabilidad en septiembre del
2010.
Al revisar el caso, la Corte Constitucional, con ponencia del magistrado Luis
Guillermo Guerrero, le dio la razón a la madre en que, si los había dejado
solos algunos días, lo hizo porque tenía la necesidad de salir a trabajar.
También protegió el derecho de sus hijos “a crecer en el seno de su
familia de origen”.
“No existe evidencia de que los menores hubieran sufrido algún tipo de
maltrato físico o psicológico por parte de su progenitora, ni tampoco
consta que las instituciones que han intervenido en el proceso presentaran
informe sobre alguna amenaza de maltrato, abuso o riesgo para la
integridad y la salud de los mismos”, asegura el fallo.
Agrega, además, que en el proceso sólo hubo afirmaciones de algunos
familiares que no viven con la madre en las que manifestaban que los
dejaba solos, pero esas declaraciones no son suficientes para establecer
“la veracidad de su falta de capacidad para cuidarlos y brindarles afecto”.

VIABILIDAD:

La señora usuario y su hijo tienen la calidad de progenitor y calidad de cuidadores


de los menores es por tal razón que ellos pueden ejercer el derecho por medio de
un DERECHO DE PETICION, solicitando que le expliquen las razones de hecho y
derecho del retiro de los menores del seno de su hogar también la restitución
inmediata de los menores de edad al hogar donde son originarios.

PROYECCIÓN DEL CONCEPTO

La señora usuario puede solicitar o el hijo la entrega inmediata del cuidado


personal de los menores ya en mención, por medio de un derecho de petición.

COMPETENCIA

De acuerdo a las normas y reglamentos establecidos para los practicantes del


consultorio jurídico artículo 30 del Decreto 196 de 1971 modificado por el artículo 1
de la Ley 583 de 2000, soy competente para emitir este concepto.

Atentamente,

VICTORIA EUGENIA CHICA RAMÍREZ


Código: 540142038
Estudiante en práctica
Semestre 9
4 de septiembre del 2018

Señores:
INSTITUTO COLOMBIANO DE BIENESTAR FAMILIAR.
Rep. Legal o quien haga sus veces
Centro Zonal
Tuluá Valle.

Asunto: Derecho de Petición

Yo FABIÁN DE JESÚS SEPÚLVEDA RODRÍGUEZ identificado como aparece al


pie de mi correspondiente firma, residente en la dirección CALLE 1TV 10 MZ RI LT
5 P1 San Francisco en el MUNICIPIO DE TULUÁ VALLE DEL CAUCA con
teléfono celular 3103567735, en ejercicio del Derecho de Petición consagrado en
el artículo 23 de la Constitución Política de Colombia y la ley 1755 de 2015 por
medio de la cual se regula el derecho fundamental de petición y se sustituye el
título 2 de la parte primera del Código de Procedimiento Administrativo y de lo
Contencioso Administrativo ley 1432 de 2011, respetuosamente me dirijo a su
despacho, con el fin de que se cumpla con las medidas de reparación integral, así
como lo dispuso la resolución No. 2013-72516 del 6 de marzo de 2013 en la que
se me resolvió la ruta para acceder al conjunto de medidas adoptadas en mi
beneficio como víctima, que posibilitarán hacer efectivo el goce de mis derechos a
la verdad, la justicia y la reparación integral con garantía de no repetición, las
cuales contribuirán a dignificar mi condición a través de la materialización de mis
derechos constitucionales.

HECHOS
1. El dia 28 de junio del 2018, le quitaron Custodia y cuidado personal de los
menores BRAYAN DANIEL SEPÚLVEDA Y FABIAN DE JESÚS con
documentos de edad No 1.116.081 y 1.116.077.436 de Tuluá Valle del
cauca por parte de Bienestar Familiar.

2. Solo cuando fue por los menores le negaron la entrega en el colegio y la


guardería aduciendo la usuaria que la docente y la Madre comunitaria del
municipio de Tuluá ubicados en el barrio el San Francisco sin informarle
cual era la razón de hecho y de derecho para separar del seno de la familia
que durante toda su existencia era la que estaba al cuidado de los menores,
en cabeza del padre de los menores y la abuela de los mismos, quienes
económicamente y moralmente han encaminado a los menores durante su
niñez.

3. Solicito a BIENESTAR FAMILIAR la entrega de los menores para el


cuidado y de manera respetuosa solicito que le explicaran las razones de
hecho y de derecho que tenían para haber actuado de manera arbitraria la
privarlos de la convivencia con su familia paterna, sin recibir mucha
información le informaron a la misma que se los había movido de su hogar
porque existía una denuncia anónima de Vulneración de Derechos y con
respecto a la entrega le manifestaron verbalmente que la señora era de una
avanzada edad para la entrega de los menores y por ende el cuidado de
estos.
.

5. es por tal razón que solicita de manera respetuosa se me de respuesta de


la petición de entrega y cuidado personal de los menores BRAYAN DANIEL
SEPULVEDA Y FABIAN DE JESUS SEPULVEDA.

PETICIÓN
1. Solicito que se cumpla y se me informe por escrito las razones de derecho y
de hecho que motivaron al INSTITUTO COLOMBIANO DE BIENESTAR
FAMILIAR, para separar a los menores del seno de mi familia y hacer que
mi familia en este momeno se encuetre dividida.

2. Solicito que revoquen la medida y me restablezcan el derecho de la guarda


y cuidado personal de los menores BRAYAN DANIEL SEPULVEDA Y
FABIAN DE JESUS SEPULVEDA.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

CÓDIGO DE INFANCIA Y ADOLESCENCIA

Artículo 22. Derecho a tener una familia y a no ser separado de ella. Los niños, las niñas y los
adolescentes tienen derecho a tener y crecer en el seno de la familia, a ser acogidos y no
ser expulsados de ella. Los niños, las niñas y los adolescentes sólo podrán ser separados de
la familia cuando ésta no garantice las condiciones para la realización y el ejercicio de sus
derechos conforme a lo previsto en este Código. En ningún caso la condición económica
de la familia podrá dar lugar a la separación.

​Jurisprudencia: “...La familia es la primera institución social, que concilia las exigencias de la
naturaleza con los imperativos de la razón social. La familia es anterior a la sociedad y al Estado,
entidades que están instituidas en primer lugar para servir al bienestar de la familia, del cual
dependen las condiciones de la sociedad y del Estado. Sin embargo nadie puede reemplazar a los
padres en el cumplimiento del primer deber ante los hijos, deber que dicta antes el amor que la
obligación. La consagración constitucional del derecho de todo niño a tener una familia y a no ser
separado de ella implica que su unidad constituye fundamento esencial para la conservación,
estabilidad y supervivencia de la institución familiar como el ambiente más apropiado para el
desarrollo de la personalidad humana, pero ante todo, para el normal crecimiento y formación del
niño como persona. Además la estabilidad del ambiente físico y familiar es fundamental para el
desarrollo intelectual y socioemocional del niño; un ambiente estable y seguro, facilita la
concentración y motivación del niño; un cuidado familiar, permanente y constante, le ayuda a
desarrollar sentimientos de confianza hacia el mundo que lo rodea y hacia otros seres humanos, a
la familia corresponde pues, la responsabilidad fundamental de la asistencia, educación y cuidado
de los niños, tarea en la que habrá de contar con la colaboración de la sociedad y del Estado...”
(Corte Constitucional, Sentencia T-278 de junio 15 de 1994. M. P. : Hernando Herrera Vergara).
Jurisprudencia: “...La vulneración del derecho a la familia constituye una amenaza seria contra
derechos fundamentales como el de la vida, integridad física, la salud, a crecer en un ambiente de
afecto y solidaridad, a una alimentación equilibrada, a la educación, a la recreación y a la cultura.
Un niño sin familia no sólo es incapaz de satisfacer sus necesidades básicas, sino que está en una
circunstancia especial de riesgo respecto de fenómenos como la violencia física o moral, la venta,
el abuso sexual, la explotación laboral o económica y el sometimiento a la realización de trabajos
riesgosos. El derecho a formar parte de un núcleo familiar, además de ser un derecho fundamental
que goza de especial prelación, constituye una garantía esencial para asegurar la realización de
otros derechos fundamentales de la misma entidad, consagrados en el artículo 44 de la Carta. La
negación de tan importante derecho puede aparejar, entre otras cosas, una violación del derecho
a la identidad personal, dado que la familia constituye un espacio privilegiado a partir del cual el
sujeto construye sus propios referentes de identificación personal y social. Por estas razones,
siempre que se respeten las normas básicas de convivencia, la decisión de separarse o de no
constituir un núcleo familiar sólo puede ser personal. De otra forma, se estaría convirtiendo al
sujeto en un mero instrumento de los caprichos estatales y se le estaría privando de un factor
determinante de su más íntima individualidad...” (Corte Constitucional, Sentencia T-587 de
octubre 20

RELACIÓN DE LOS DOCUMENTOS QUE SE ACOMPAÑAN

● Fotocopia de Carnes de control, crecimiento y desarrollo.


● Fotocopia de Registros civiles de los menores.
● Fotocopia de Carnes de vacunas.
● Fotocopia de cedula del peticionario

Todo con el fin de demostrar que los niños han gozado de vivir en un
ambiente sano armonioso y bajo mi protección y cuidado.

NOTIFICACIONES
En el sector 1 maz m-5 casa 2 San francisco de Tuluá Valle. Teléfono 3235943202

Atentamente

FABIAN DE JESUS SEPULVEDA RODRIGUEZ


CC 1.116.233.231 de Tulua- Valle del cauca.