Está en la página 1de 2

LOS CARBOHIDRATOS: La principal función de los carbohidratos es proveer energía al cuerpo, especialmente al

cerebro y al sistema nervioso. El organismo transforma los almidones y azúcares en glucosa. Estos azúcares
constituyen las unidades monómeras de los hidratos de carbono para formar los polisacáridosLas necesidades del
organismo son cubiertas por la alimentación. Los carbohidratos pueden ser absorbidos directamente en el intestino,
sin necesidad de ser degradados. Una vez absorbidos pasan al hígado que es capaz de almacenarlos en forma de
glucógeno. Este es transformado continuamente en glucosa que pasa a la sangre y que es consumida por todas las
células del organismo. La cantidad máxima de glúcidos que podemos ingerir sólo está limitado por su valor calórico y
nuestras necesidades energéticas, es decir, por la obesidad que podamos tolerar.
La familia de los carbohidratos incluye la de los azúcares y los almidones. A pesar de que ambos tipos de
carbohidratos son transformados en glucosa, los alimentos ricos en almidones, como los granos y vegetales,
usualmente suplen vitaminas, minerales y fibras. En cambio los azúcares como los caramelos, pudines, cereales
azucarados, proveen calorías vacías, que proporcionan energía pero no nutrientes. Pueden recibir los siguientes
nombres: Carbohidratos o hidratos de carbono: Glúcidos: Azúcares: Sacáridos.

Los monosacáridos o azúcares simples son los glúcidos más sencillos, que no se hidrolizan, es decir, que no se
descomponen para dar otros compuestos, conteniendo de tres a seis átomos de carbono. Su fórmula empírica es
(CH2O)n donde n ≥ 3. Se nombran haciendo referencia al número de carbonos (3-7), terminado en el sufijo osa. La
cadena carbonada de los monosacáridos no está ramificada y todos los átomos de carbono menos uno contienen un
grupo alcohol (-OH). El átomo de carbono restante tiene unido un grupo carbonilo (C=O). Si este grupo carbonilo está
en el extremo de la cadena se trata de un grupo aldehído (-CHO) y el mopiconosacárido recibe el nombre de aldosa.
Si el carbono carbonílico está en cualquier otra posición, se trata de una cetona (-CO-) y el monosacárido recibe el
nombre de cetosa.
Así para las aldosas de 3 a 6 átomos de carbono tenemos:
• 3 carbonos: triosas, hay una: D-Gliceraldehído.
• 4 carbonos: tetrosas, hay dos, según la posición del grupo carbonilo: D-Eritrosa y D-Treosa.
• 5 carbonos: pentosas, hay cuatro, según la posición del grupo carbonilo: D-ribosa, D-arabinosa, D-xilosa, D-
lixosa.
• 6 carbonos: hexosas, hay ocho, según la posición del grupo carbonilo: D-alosa, D-altrosa, D-glucosa, D-
manosa, D-gulosa, D-idosa, D-galactosa, D-talosa.
Las cetosas de 3 a 7 átomos de carbono son:
• Triosas: hay una: Dihidroxiacetona.
• Tetrosas: hay una: D-Eritrulosa.
• Pentosas: hay dos, según la posición del grupo carbonilo: D-Ribulosa, D-xilulosa.
• Hexosas: hay cuatro según la posición del grupo carbonilo: D-sicosa, D-fructosa, D-sorbosa, D-tagatosa.
• heptosa
.
Los disacáridos o azúcares dobles y triples son un tipo de hidratos de carbono, o carbohidratos, formados por la
condensación (unión) de dos monosacáridos iguales o distintos mediante enlace O-glucosídico (con pérdida de una
molécula de agua), Los disacáridos más comunes son:
• Sacarosa: Formada por la unión de una glucosa y una fructosa. A la sacarosa se le llama también azúcar
común.
• Lactosa: Formada por la unión de una glucosa y una galactosa. Es el azúcar de la leche.
• Maltosa, Isomaltosa, Trehalosa, Celobiosa: Formadas todas por la unión de dos glucosas, son diferentes
dependiendo de la unión entre las glucosas.
La fórmula empírica de los disacáridos es C12H22O11. El enlace covalente entre dos monosacáridos provoca la
eliminación de un átomo de hidrógeno de uno de los monosacáridos y de un grupo hidroxilo del otro monosacárido,
de forma que en conjunto podemos decir que se elimina una molécula de agua (H2O) que se libera al medio de
reacción.
En la mucosa del tubo digestivo del ser humano existen unas enzimas llamadas disacaridasas, que hidrolizan el enlace
glucosídico que une a los dos monosacáridos, para su absorción intestinal.
Los polisacáridos son biomoléculas formadas por la unión de una gran cantidad de monosacáridos. Se encuadran
entre los glúcidos, y cumplen funciones diversas, sobre todo de reservas energéticas y estructurales.
Los polisacáridos son polímeros, cuyos monómeros constituyentes son monosacáridos, los cuales se unen
repetitivamente mediante enlaces glucosídicos.

Moléculas de glucosa encadenadas para formar celulosa.


Los polisacáridos pueden descomponerse, por hidrólisis de los enlaces glucosídicos entre residuos, en polisacáridos
más pequeños, así como en disacáridos o monosacáridos. Su digestión dentro de las células, o en las cavidades
digestivas, consiste en una hidrólisis catalizada por enzimas digestivas (hidrolasas) llamadas genéricamente
glucosidasas, que son específicas para determinados polisacáridos y, sobre todo, para determinados tipos de enlace
glucosídico. Se deduce fácilmente que los polisacáridos responderán casi siempre a la fórmula general: Cx(H2O)x–1
Clasificación de los polisacáridos
Polisacáridos de reserva: Estructura del glucógeno. Los polisacáridos de reserva representan una forma de almacenar
azúcares La principal molécula proveedora de energía para las células de los seres vivos es la glucosa. Su
almacenamiento como molécula libre, dado que es una molécula pequeña y muy soluble, daría lugar a severos
problemas osmóticos y de viscosidad, incompatibles con la vida celular. Los organismos mantienen entonces sólo
mínimas cantidades, y muy controladas, de glucosa libre, prefiriendo almacenarla como polímero de esta forma,
almacenar enormes cantidades sin problemas pueden ser: el almidón y el glucógeno. Un organismo humano
almacena como glucógeno la energía necesaria para no más de seis horas, pero puede guardar como grasa la energía
equivalente a las necesidades de varias semanas.
Polisacáridos estructurales
Estructura de la celulosa. Se trata de glúcidos que participan en la construcción de estructuras orgánicas. Los más
importantes son los que constituyen la parte principal de la pared celular de plantas, hongos y otros organismos
eucarióticos. Éstos no tienen otra manera más económica de sostener su cuerpo, que envolviendo a sus células con
una pared flexible pero resistente. La quitina cumple un papel equivalente al de la celulosa, pero en los hongos, y
además es la base del exoesqueleto de los artrópodos y otros animales emparentados.

Taller:
En clase: realizar una lista de términos desconocidos y diseñar un cuadro conceptual sobre los carbohidratos,
teniendo en cuenta clasificación, función, fórmulas generales y ejemplos con su descripción.

En casa: consultar la estructura de una aldosa y una cetosa señalando sus grupos funcionales y como se forma un
enlace glucosídico. Consultar significado de términos desconocidos.