Está en la página 1de 5

El sistema nervioso puede dividirse en dos partes: el sistema nervioso central

(SNC), que está compuesto del cerebro y la médula espinal, y el sistema nervioso
periférico, que está compuesto de nervios que conectan el SNC a músculos,
glándulas y órganos de los sentidos. Las neuronas son los bloques de
construcción básicos del sistema nervioso. El cerebro del ser humano contiene
alrededor de 1011 (100 mil millones) de neuronas. También contiene 10 a 50 veces
este número de células gliales o glía. El SNC es un órgano complejo; se ha
calculado que 40% de los genes del ser humano participa, al menos hasta cierto
grado, en su formación.

¿Qué es el sistema nervioso?

Es el sistema más complejo y sofisticado del cuerpo. Tiene la importante misión de


regular y coordinar las funciones y actividades del cuerpo. Una de sus
particularidades es que las células que la forman,
a diferencia de las del resto del organismo, carecen de capacidad regenerativa.
Está formado por dos divisiones principales:

 Sistema nervioso central, con encéfalo y la médula espinal.


 Sistema nervioso periférico, con nervios.

Además del encéfalo y la médula espinal, el sistema nervioso


cuenta con otros órganos principales:

 Los ojos.
 Los oídos.
 Los órganos sensoriales del gusto.
 Los órganos sensoriales del olfato.
 Los receptores sensoriales de la piel, los músculos, las articulaciones y
otras partes del cuerpo.

Sistema nervioso central (SNC)

Está conformado por el encéfalo y la médula espinal, los cuales se desempeñan


como el "centro de procesamiento" principal para todo el sistema nervioso y
controlan todos los trabajos del cuerpo.

Encéfalo

El encéfalo (comúnmente llamado cerebro) es un órgano muy importante, ya que


controla el pensamiento, la memoria, las emociones, el tacto, la capacidad para el
movimiento, la vista, la respiración, la temperatura, el apetito y todos los procesos
que regulan nuestro cuerpo.
El encéfalo se puede dividir en cerebro, bulbo raquídeo y cerebelo:

Cerebro.
El término "cerebro" (supratentorial o parte frontal) se suele utilizar
incorrectamente para referirse a la totalidad del contenido del cráneo, que en
realidad se llama encéfalo; el cerebro propiamente dicho se compone de dos
hemisferios, el derecho y el izquierdo. Las funciones del cerebro incluyen:
iniciación de los movimientos, coordinación de los movmientos, la temperatura, el
tacto, la vista, el oído, el sentido común, el razonamiento, la resolución de
problemas, las emociones y el aprendizaje.

Bulbo raquídeo
El bulbo raquídeo es un ensanchamiento situado en la parte superior de la médula
espinal. En el bulbo raquídeo se localizan los centros que controlan las funciones
básicas del organismo como la respiración o los latidos del corazón, la presión
sanguínea, la digestión. Las lesiones en este centro nervioso suelen ser
mortales.

Cerebelo
El cerebelo (infratentorial o la parte posterior del encéfalo) está situado en la parte
posterior de la cabeza. Tiene como función coordinar los movimientos musculares
voluntarios y mantener la postura, la estabilidad y el equilibrio.

Médula espinal
La médula espinal es un grueso cordón formado por muchas neuronas, que
discurre a lo largo de la columna vertebral protegido por las vértebras. Estos
cuerpos neuronales actúan como centros de control involuntarios y están
rodeados por fibras nerviosas que llevan o traen impulsos desde el encéfalo o los
receptores, a los órganos efectores.

Sistema nervioso periférico (SNP)

El sistema nervioso periférico (SNP) es el apartado del sistema nervioso formado


por nervios y neuronas que aposentan o se extienden fuera del sistema nervioso
central (SNC), hacia los miembros y órganos.

La diferencia entre éste y el SNC está en que el sistema nervioso periférico no


está protegido por huesos o por la barrera hematoencefálica, lo que permite la
exposición a toxinas y a daños mecánicos. El sistema nervioso periférico es, así,
el que coordina, regula e integra nuestros órganos internos, por medio de
respuestas inconscientes.
El SNP se subdivide en:
- Sistema nervioso somático: Activa todas las funciones orgánicas (es activo).
- Sistema nervioso autónomo o vegetativo: Protege y modera el gasto de energía.
Está formado por miles de millones de largas neuronas, muchas agrupadas en
nervios. Sirve para transmitir impulsos nerviosos entre el S.N.C y otras áreas del
cuerpo.
- Nervios periféricos: Tienen tres capas: endoneuro, perineuro y epineuro.

Órganos de los sentidos

Son las estructuras que se han especializado en la recepcion de los


estímulos externos.

- Vista: estímulos luminosos


- Oído: estímulos sonoros
- Gusto: estímulos químicos
- Olfato: estímulos químicos
- Tacto: estímulos mecánicos

Todos los órganos de los sentidos tiene algún componente de naturaleza


nerviosas, que deben transformar el estimulo a impulso nervioso que alcanzara un
área específica del cerebro.

La vista
El sentido de la vista es el que permite al hombre conocer el medio que lo rodea,
relacionarse con sus semejantes, y el hombre debe contar con los elementos
adecuados para captar e interpretar señales provenientes de aquellos. Las
imágenes visuales le proporcionan a través del ojo, información sobre el color, la
forma, la distancia, posición y movimiento de los objetos.

Es el sentido humano más perfecto y evolucionado. El órgano receptor es el ojo o


globo ocular, órgano par alojado en las cavidades orbitarias.

El Oído
El sentido del oído nos permite percibir los sonidos, su volumen, tono, timbre y
la dirección de la cual provienen. Las vibraciones sonoras son recibidas por el oído
y esas sensaciones son transmitidas al cerebro. El oído humano sólo está
capacitado para oír un rango de ondas sonoras, ya que no percibe las vibraciones
menores a 20 veces por segundo ni mayores a 20.000 veces por segundo. En el
oído se encuentran también terminales nerviosas que reciben información acerca
de los movimientos del cuerpo, ayudando a mantener el equilibrio del mismo.
El Gusto
El gusto es uno de los cinco sentidos, con el que se percibe determinadas
sustancias solubles en la saliva por medio de algunas de sus cualidades químicas
y que da la sensación de sabor.

El Olfato
El olfato u olfacción es el sentido encargado de detectar y procesar los olores. Es
un quimiorreceptor en el que actúan como estimulante las partículas aromáticas u
odoríferas desprendidas de los cuerpos volátiles, que ingresan por el epitelio
olfatorio ubicado en la nariz, y son procesadas por el sistema olfativo.

La nariz humana distingue entre más de 10.000 aromas diferentes. El olfato es el


sentido más fuerte al nacer.

El Tacto
El sentido del tacto o mecanorrecepción es aquel que permite a los organismos
percibir cualidades de los objetos y medios como la presión, temperatura,
aspereza o suavidad, dureza, etc. En el ser humano se considera uno de los cinco
sentidos básicos. El sentido del tacto se halla principalmente en la piel, órgano en
el que se encuentran diferentes clases de receptores nerviosos que se encargan
de transformar los distintos tipos de estímulos del exterior en información
susceptible de ser interpretada por el cerebro.

Debemos tener en cuenta que aunque principalmente el sentido del tacto se


encuentra en la piel, también lo encontramos en las terminaciones nerviosas
internas del organismo pudiendo percibir los altos cambios de temperatura o el
dolor. Por lo que es el más importante de los cinco sentidos
permitiéndonos percibir los riesgos para nuestra salud tanto internos como
externos.

¿Para qué sirve el sistema nervioso?

El sistema nervioso es fundamental para vivir. Es el encargado de relacionarnos


con el exterior. Por medio de unos órganos receptores: ojos, nariz, lengua, oído y
piel, recibimos los estímulos del exterior y logramos saber qué es lo que pasa a
nuestro alrededor.

También es el encargado de controlar todas las demás funciones de nuestro


organismo: hace latir el corazón, controla el proceso digestivo, la respiración, etc.
Todas las funciones de nuestro organismo son coordinadas y controladas por el
sistema nervioso.

También se encarga de guardar nuestros recuerdos. Controla nuestros


sentimientos: La alegría, la tristeza, etc.
El sistema nervioso es importante porque es el que conecta al ser humano con el
medio ambiente y le permite interactuar en él; además de que el sistema nervioso
es el que da la capacidad de movimiento, ya sean involuntarios, como pestañar o
respirar o voluntarios como mover la mano, y permite la reacción a los estímulos
tanto internos como externos, mandando señales al cerebro para una respuesta
rápida. También participa prácticamente en todas las funciones de nuestro cuerpo;
se podríadecir que la integridad estructural y funcional del sistema nervioso, es
determinante para el bienestar diario del cuerpo. Los actos reflejos son
importantes porque son una forma rápida de poder diagnosticar el sistema
nervioso; si el individuo no responde a los estímulos quiere decir que existe algún
problema en las conexiones del cuerpo o alguna lesion.