Está en la página 1de 177

ANEXO Nº 6

CAUDAL AMBIENTAL
ADENDA COMPLEMENTARIA

DECLARACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL

PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO


(REINGRESO)

ANEXO Nº6
CAUDAL AMBIENTAL

ELABORADO PARA

SOCIEDAD HIDROELÉCTRICA RÍO CONQUIL S.A

Andrés Bello 2233, Piso 3, Providencia · Santiago · Chile · Fono (+56) 2 2963 8560 · www.inercochile.com ·

ENERO DE 2019
ESTUDIO DE CAUDAL AMBIENTAL PARA PROYECTO
HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO (REINGRESO)

Elaborada para

Elaborado por Revisado por Aprobado por


FAM/MIM/MPP MPP MPP
Código interno Revisión / Versión Fecha
P-2018-061.Informe final RevC/Ver0 11/10/2018
Elaborado en: octubre de 2018
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

ÍNDICE

1. Introducción ......................................................................................................................... 1
2. Objetivos............................................................................................................................... 4
3. Área de influencia................................................................................................................. 4
4. Metodología ......................................................................................................................... 8
4.1. Caracterización del sistema fluvial ................................................................................ 8
4.2. Caracterización del proyecto....................................................................................... 23
4.3. Identificación de Áreas de Importancia Ambiental..................................................... 23
4.4. Valoración de la calidad del sistema en las AIA .......................................................... 24
4.5. Valoración de la alteración hidromorfológica ............................................................. 27
4.6. Elección del método .................................................................................................... 29
4.7. Método hidráulico ....................................................................................................... 31
4.8. Simulación del hábitat físico ....................................................................................... 34
4.9. Determinación de requerimientos ambientales ......................................................... 39
4.10. Régimen de caudal ambiental ................................................................................. 42
4.11. Propuesta de caudal ambiental............................................................................... 44
5. Resultados .......................................................................................................................... 45
5.1. Caracterización del sistema fluvial .............................................................................. 45
5.2. Caracterización del proyecto....................................................................................... 73
5.3. Identificación de las Áreas de Importancia Ambiental ............................................... 74
5.4. Valoración del sistema fluvial...................................................................................... 77
5.5. Elección del método .................................................................................................... 83
5.6. Selección de la especie objetivo.................................................................................. 84
5.7. Determinación del método ......................................................................................... 98
5.8. Método Hidráulico ...................................................................................................... 99
5.9. Simulación del hábitat físico ..................................................................................... 105
5.10. Determinación de requerimientos ambientales ................................................... 110
5.11. Régimen de caudal ambiental ............................................................................... 125
5.12. Propuesta de un régimen de caudal ambiental .................................................... 143
6. Discusión y comentarios ................................................................................................... 144
7. Conclusiones ..................................................................................................................... 147
8. Referencias ....................................................................................................................... 149

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, Of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
iv
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

1. INTRODUCCIÓN

La Sociedad Hidroeléctrica río Conquil S.A. pretende construir dos centrales hidroeléctricas de
pasada sin capacidad de regulación en el río Conquil, una a continuación de la otra (en cascada),
aprovechando el desnivel existente en el tramo final del río. A la central emplazada hacia aguas
arriba se le denomina Central Hidroeléctrica (C.H.) El Mañío Superior, mientras que la central
emplazada más aguas abajo se denomina Central Hidroeléctrica (C.H.) El Mañío Inferior.

La C.H. El Mañío Superior se diseña para una caudal de 2,75 m3/s, con una potencia instalada de
4,78 MW, por lo que se prevé una generación media de 17,02 GWh/año. El caudal asociado proviene
de dos derechos de aguas del río Conquil, uno de carácter consuntivo, permanente y continuo, y el
otro, no consuntivo, permanente y discontinuo, además de dos derechos de aguas asociados a dos
esteros afluentes al río Conquil de carácter no consuntivo, permanente y discontinuo.

La C.H. El Mañío Inferior se diseña para un caudal de 4,0 m3/s, con una potencia instalada de 2,38
MW, por lo que se prevé una generación media de 9,06 GWh/año. El caudal asociado proviene de
dos derechos de aguas del río Conquil, uno de carácter consuntivo, permanente y continuo (el
mismo derecho de agua empleado en C.H El Mañío Superior), y el otro, no consuntivo, permanente
y discontinuo, además de un derecho de agua asociado a un afluente del río Conquil de carácter no
consuntivo, permanente y discontinuo.

El río Conquil, es un río que presenta un régimen hidrológico pluvial, cuya cuenca hidrográfica se
encuentra en la porción de tierra que separa a los lagos Panguipulli y Riñihue, en la Región de Los
Ríos. El río recorre en orientación sur a norte cerca de 11,5 km hasta desembocar en el lago
Panguipulli, entre los sectores Pelumpen y Conquil, drenando una superficie de 30 km2
aproximadamente. En su trayecto, recibe los aportes de diversos esteros o pequeños cursos de
agua.

En el marco del Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, el caudal ambiental se entiende como
“los flujos de agua, el momento de su aplicación y la calidad de las aguas precisos para mantener
los ecosistemas de agua dulce y de los estuarios, así como los medios de subsistencia y bienestar de
las personas que dependen del ecosistema” (Declaración de Brisbane, 2007). Este caudal ambiental,
debe ser determinado y respetado por los proyectos hidroeléctricos, para lo cual, el SEA ha
uniformado criterios, los que se establecen en la “Guía metodológica para determinar el caudal
ambiental para centrales hidroeléctricas en el SEIA” (SEA, 2016).

El procedimiento para la determinación del caudal ambiental consta de cuatro etapas (Figura 1.1),
las cuales guían al titular en la elección del método adecuado para su estimación, en función de los
servicios ecosistémicos que presta el río, la calidad del sistema fluvial y el nivel de alteración previsto
en el río producto de la operación de las centrales.

La información necesaria para la determinación del caudal ambiental se obtiene, en caso de un EIA,
a partir de la descripción del Área de Influencia y de la Línea de Base, y en caso de una DIA, se
obtiene a partir de la descripción de la inexistencia de los efectos señalados en el art. 11 de la Ley
19.300.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
1
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 1.1 Procedimiento genérico para la determinación del caudal ambiental

Fuente: EcoHyd (2011).

Con base en la valoración conjunta de la calidad del sistema y de la alteración hidromorfológica, se


identifica el grupo de métodos adecuados a implementar para determinar el o los caudales
ambientales. Mientras mayor sea la valoración del sistema, los métodos a utilizar debiesen abordar
de forma más robusta la variedad de especies y las actividades antrópicas asociadas al río. Así
también, mientras mayor sea la alteración hidromorfológica esperada, los métodos a utilizar
debiesen considerar información a menor escala espacial y una mayor conceptualización ecológica.

Los grupos de métodos a implementar son los siguientes (SEA, 2016):

• Métodos Hidrológicos: corresponden a métodos que consideran la variabilidad estacional


del río, tales como, el Método de Aproximación por Rangos de Variabilidad (Range of
Variability Approach, RVA) (Ritcher et al., 1996, 1997) y el Método del Caudal Básico de
Mantenimiento (QBM) (Palau, 1994; Palau y Alcázar, 2010), se incluye también, el método
aplicado por la Dirección General de Aguas de acuerdo con el Reglamento de Caudal
Ecológico Mínimo Vigente. De éstos, el método más completo es el RVA.
• Métodos Hidráulicos: corresponden a métodos que consideran la relación entre un
parámetro hidráulico (perímetro mojado, profundidad, velocidad, entre otros) y el caudal
para una sección considerada como crítica. Se relaciona con la disponibilidad de hábitat de
las comunidades biológicas.
• Métodos de Simulación Hidráulica: corresponden a métodos que consideran la
implementación de un modelo hidráulico, para satisfacer requerimientos mínimos de
habitabilidad o de conectividad.
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
2
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
• Métodos de Simulación del Hábitat físico: son métodos que consideran la implementación
de Modelos de Simulación del Hábitat Físico, para evaluar la cantidad de hábitat disponible,
o pérdida de hábitat para cada especie producto de la regulación del caudal.

Una vez realizada la caracterización ambiental, se identificaron cinco Áreas de Importancia


Ambiental (5 AIA), identificándose las siguientes especies objetivo para cada AIA:

• Aplochiton zebra (especie En Peligro, presente en el AIA 2-Mañío Inferior)


• Trichomycterus areolatus (especie Vulnerable, presente en el AIA 2-Mañío Inferior)
• Galaxias maculatus (especie en Preocupación menor, presente en el AIA 2-Mañío Inferior)
• Aegla sp. (especie en Preocupación menor, presente en el AIA 2-Mañío Inferior)
• Comunidad de macroinvertebrados (comunidad considerada como especie objetivo en AIA
1, 3, 4 y 5)

De acuerdo con los métodos sugeridos por la Guía (SEA, 2016) para la determinación del caudal
ambiental, se determinó que para la AIA 2, asociada al Mañío Inferior, se emplearía el Método de
Simulación del Hábitat físico, y para las AIA restantes, asociadas en su mayoría al Mañío Superior,
se emplearían los Métodos Hidráulicos.

Con esto, el caudal ambiental propuesto queda definido con los siguientes valores mensuales, los
cuales se muestran en la Tabla 1.1.

Tabla 1.1 Caudal Ambiental (m3/s) propuesto para el Proyecto Hidroeléctrico El Mañío
(Reingreso)

Mes Ene Feb Mar Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic.
Mañío Superior 0,13 0,13 0,13 0,13 0,30 0,30 0,30 0,30 0,30 0,30 0,30 0,13

Mañío Inferior 0,14 0,11 0,11 0,11 0,42 0,42 0,42 0,42 0,42 0,14 0,14 0,14

Captación sec1 0,003 0,003 0,003 0,003 0,013 0,050 0,050 0,050 0,050 0,013 0,003 0,003

Captación Sec2 0,006 0,006 0,006 0,006 0,020 0,020 0,020 0,020 0,020 0,020 0,020 0,006

Captación Sec3 0,001 0,001 0,001 0,001 0,015 0,015 0,015 0,015 0,015 0,015 0,015 0,001
Fuente: elaboración propia

El caudal ambiental propuesto fue validado hidrológicamente con los caudales medios mensuales
estimados para el río Conquil y sus afluentes, obteniendo que el cumplimiento hidrológico del
caudal ambiental ocurre en el 85% de los meses simulados bajo la operación de ambas centrales
hidroeléctricas (Mañío Superior y Mañío Inferior).

El caudal ambiental propuesto debe aplicarse para todos los años por igual, sin variar en años secos
o húmedos, siempre que las condiciones naturales lo permitan. Además deben incluirse dos crecidas
ordinarias de periodos de retorno de 2 y 5 años, las cuales están asociadas al proceso de arrastre de
sedimentos y a la mantención de la vegetación de ribera, respectivamente. Las magnitudes de las
crecidas se indican la siguiente tabla (Tabla 1.2).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
3
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Tabla 1.2 Magnitud de crecida para periodos de retorno de 2 y 5 años

Área de Importancia Crecida Tr


Ambiental (m3/s) (años)
AIA1 30 2
38 5
AIA2 41 2
51 5
AIA3 0.57 2
0.75 5
AIA4 0.44 2
0.58 5
AIA5 1.22 2
1.61 5
Fuente: elaboración propia

2. OBJETIVOS

Determinar el caudal ambiental asociado al Proyecto Hidroeléctrico El Mañío, conforme a lo


establecido en la “Guía Metodológica para la determinación del Caudal Ambiental para Centrales
Hidroeléctricas en el SEIA”, publicado por el SEA el año 2016.

3. ÁREA DE INFLUENCIA

El Proyecto Hidroeléctrico El Mañío (Reingreso) se emplaza en el río Conquil, el cual es un afluente


al sector sur del Lago Panguipulli, situándose administrativamente en la comuna de Panguipulli,
Provincia de Valdivia, Región de Los Ríos.

El proyecto Hidroeléctrico El Mañío se desarrolla completamente en predios privados: el predio


Hijuela de Pelumpen y Fundo Conquil, ambos de propiedad de miembros de la sociedad Titular del
proyecto. En la Figura 3.1¡Error! La autoreferencia al marcador no es válida. se muestra la ubicación
del proyecto hidroeléctrico El Mañío.

Este proyecto hidroeléctrico cuenta con dos minicentrales hidroeléctricas dispuestas en serie (C.H.
El Mañío Superior y C.H. El Mañío Inferior, en orden hacia aguas abajo).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
4
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 3.1 Ubicación del proyecto hidroeléctrico El Mañío

Fuente: elaboración propia.


Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
5
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Según la definición del Área de Influencia (AI) dada por el Servicio de Evaluación Ambiental en la
“Guía metodológica para determinar el caudal ambiental para centrales hidroeléctricas en el SEIA”
(SEA, 2016), se define el Área de Influencia para centrales hidroeléctricas como aquella área
comprendida entre el punto de captación y restitución. En consecuencia, el AI está comprendida
entre las captaciones 2, CS1, CS2 y CS3 y la restitución 1(ver Figura 3.2 y Tabla 3.1). Por lo tanto, el
estudio de caudal ambiental se restringirá a dicha área.

Tabla 3.1 Ubicación de las obras civiles de captación y restitución del proyecto hidroeléctrico El
Mañío

Central Obra Civil Norte Este


Central Hidroeléctrica Captación principal (2) 5.595.912 734.270
El Mañío Superior Captación secundaria CS1 5.596.414 734.310
Captación secundaria CS2 5.597.445 735.066
Restitución (2) 5.598.485 735.542
Central Hidroeléctrica Captación principal (1) 5.598.535 735.547
El Mañío Inferior Captación secundaria CS3 5.598.572 735.738
Restitución (1) 5.599.280 736.239
Coordenadas UTM, Datum WGS 84, Huso 18s.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
6
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 3.2 Área de Influencia del Proyecto Hidroeléctrico El Mañío (reingreso)

Fuente: Elaboración propia.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
7
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

4. METODOLOGÍA

La metodología de determinación del caudal ambiental se basó en la “Guía metodológica para


determinar el caudal ambiental para centrales hidroeléctricas en el SEIA”, publicada por el Servicio
de Evaluación Ambiental (SEA, 2016).

4.1. Caracterización del sistema fluvial


Para establecer el régimen de caudal ambiental, es relevante realizar una apropiada caracterización
del sistema, en particular, de la caracterización hidrológica, morfológica, fisicoquímica, ecológica,
de zonas ribereñas, y de actividades antrópicas que se realizan en el área de influencia del proyecto.
El nivel de detalle de esta caracterización dependerá del método a emplear para la estimación del
caudal ambiental de acuerdo al nivel de sensibilidad del área en donde se emplazará el proyecto.

A continuación se abordan los elementos mínimos necesarios de la caracterización del sistema


fluvial, para la elección del método adecuado y para la determinación del régimen de caudal
ambiental.

4.1.1. Caracterización hidrológica

Para desarrollar una completa caracterización hidrológica orientada a la determinación del caudal
ambiental, se requiere contar con el hidrograma del régimen actual del tramo de río en que se
emplazará el proyecto, así como de sus afluentes ubicados en el AI, con el fin de obtener lo siguiente:

• Caracterización del régimen hidrológico del río (nival, pluvial, nivopluvial, lacustre, efímero,
intermitente, glacial, entre otros) y las probabilidades de excedencia de los caudales.
• Identificación de la magnitud y temporalidad de las crecidas ordinarias que generan un
lavado del cauce (flushing flows) y la inundación controlada de las zonas ribereñas.

Las series hidrológicas se obtuvieron del informe de estudio hidrológico desarrollado por IG
Ambiental (2017a) para este proyecto hidroeléctrico. En dicho informe se señala que el río Conquil
no presenta estaciones fluviométricas y por lo tanto, la información hidrológica fue generada a
partir del método de transposición de caudales de estaciones fluviométricas cercanas y de
información pluviométrica de la zona. La curva de variación estacional y la curva de duración fueron
obtenidas de este mismo informe.

Ante la ausencia de registros fluviométricos, según IG Ambiental (2017a), la estimación de los


caudales máximos fue realizada mediante las metodologías indirectas descritas en el “Manual de
cálculo de crecidas y caudales mínimos en cuencas sin información fluviométrica (DGA-MOP, 1995).

Se realizó un diagrama unifilar del funcionamiento del sistema fluvial a partir de información
recabada en las siguientes fuentes de información

• Información obtenida en terreno (marzo 2018)


• IG Ambiental. (2017c). Capítulo I. Descripción del proyecto hidroeléctrico. Proyecto
Hidroeléctrico EL Mañío (reingreso). Informe Técnico. 187 pp.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
8
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
4.1.2. Caracterización morfológica

La morfología del río es un elemento esencial en el estudio para determinar el caudal ambiental, ya
que de ella también depende que se desarrollen o se mantengan los hábitats necesarios para las
especies acuáticas o que se desarrollen las actividades antrópicas en el AI. La modificación del caudal
en el AI del proyecto puede generar modificaciones en la profundidad y la velocidad de
escurrimiento, lo que podría producir alteraciones morfológicas que posteriormente podrían
afectar el hábitat fluvial. Por ello, es necesario evaluar y caracterizar la morfología fluvial y su
dinámica estacional.

La caracterización morfológica consistió en: a) un análisis morfológico a nivel macroescala, la cual


se define por magnitudes físicas del orden de 100 metros (m) a 100 kilómetros (km) de longitud del
tramo de un río y b) un análisis morfológico a nivel de mesoescala definida por magnitudes físicas
del orden de 10 a 100 m de longitud del tramo del río.

a) Caracterización a nivel de macroescala

Como primera etapa, se realizó un perfil longitudinal del Thalweg del río Conquil en el AI. Dicho
perfil longitudinal se realizó mediante información obtenida de modelos Digitales de Elevación
disponible en la web como el SRTM.

b) Caracterización a nivel de mesoescala

A nivel de mesoescala, es necesario caracterizar el tipo de río en el cual se desarrollará el estudio de


caudal ambiental. Esto cobra particular importancia cuando existen antecedentes de la presencia
de fauna íctica nativa o especies relevantes (p. ej., en categoría de conservación de amenazadas),
como también actividades antrópicas relevantes que pudieran requerir la utilización de métodos de
cálculo de caudal ambiental que consideren especies objetivo o restricciones. A partir de la visita a
terreno realizada en marzo 2018, se realizó una caracterización de las Unidades hidromorfológicas
y su secuencia de alternancia. Además, se complementó dicha información con interpretación de
imágenes Google Earth y con la información detallada en el informe “Informe Fauna íctica. Proyecto
Hidroeléctrico El Mañío (2017d). La clasificación de estos mesohábitat se realizó siguiendo la
metodología de (Jowet 1993). Posteriormente, el tipo de secuencia de mesohábitat se clasificó
según Buffington y Montgomery (1997).

4.1.2.1 Caracterización fisicoquímica

La calidad de los hábitats y la diversidad de la comunidad biológica en los sistemas acuáticos


dependen altamente de las propiedades fisicoquímicas del agua (Raven et al., 1998; MMA-CEA,
2011). Por lo tanto, se hace indispensable su caracterización física y química para proporcionar una
descripción integrada de los factores que podrían influenciar la condición biológica de los sistemas
acuáticos.

A partir del siguiente estudio se extrajo la información necesaria para la valoración de la calidad
fisicoquímica del agua en el río Conquil:

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
9
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
• Anexo N° 11 Análisis de Calidad de Aguas, Adenda N°1. Desarrollada por INERCO para la
Declaración de Impacto Ambiental del Proyecto Hidroeléctrico El Mañío (Reingreso) en abril
de 2018.

Los parámetros muestreados por INERCO (2018b) en junio de 2017, corresponden a los parámetros
indicados en la NCh Nº1.333 of 1.987 Parte 6: Requisitos del Agua para Riego, los cuales se detallan
en la Tabla 4.1 y Tabla 4.2, junto con los límites máximos permitidos. La mayor parte de estos
parámetros requieren de la toma de muestras de agua para ser analizadas en laboratorio, mientras
que, el oxígeno disuelto, temperatura, pH y conductividad se miden in situ.

El muestreo se llevó cabo en cinco estaciones de muestreo: E1, E2, E3, E4 y CS2, siguiendo los
procedimientos establecidos en la NCh. Nº 411/6. Las muestras de agua fueron tomadas y
analizadas por el Laboratorio acreditado SGS Chile S.A.

Las coordenadas y ubicación de las estaciones se indican en la Tabla 4.3 y Figura 4.1.

Tabla 4.1. Parámetros y límites máximos permitidos según la NCh.1333: Requisitos del Agua
para Riego

Límite Máximo Permitido


Parámetro Unidad
NCH 1.333 OF. 87
Aluminio mg/L 5
Arsénico mg/L 0,1
Bario mg/L 4
Berilio mg/L 0,1
Boro mg/L 0,75
Cadmio mg/L 0,01
Cianuro mg/L 0,2
Cloruro mg/L 200
Cobalto mg/L 0,05
Cobre mg/L 0,20
Cromo mg/L 0,1
Fluoruro mg/L 1
Hierro mg/L 5
Litio mg/L 2,5
Manganeso mg/L 0,2
Mercurio mg/L 0,001
Molibdeno mg/L 0,01
Níquel mg/L 0,2
Plata mg/L 0,2
Plomo mg/L 5
Selenio mg/L 0,020
Sodio porcentual % 35
Sulfato mg/L 250
Vanadio mg/L 0,10
Zinc mg/L 2
Coliformes fecales NMP/100ml 1000

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
10
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Límite Máximo Permitido
Parámetro Unidad
NCH 1.333 OF. 87
pH unidades 5,5<pH<9
Fuente: Modificado de INERCO (2018b), con base en la NCh 1.333/87.

Tabla 4.2. Clasificación de aguas para riego según su salinidad

Conductividad Específica (C) Sólidos Disueltos Totales (S)


Clasificación
μmhos/cm A 25 ºC mg/l a 105 ºc
Agua con la cual generalmente no se observarán
C ≤ 750 S ≤ 500
efectos perjudiciales
Agua que puede tener efectos perjudiciales en
750 < c ≤ 1.500 500 < s ≤ 1.000
cultivos sensibles
Agua que puede tener efectos adversos en muchos
cultivos y necesita de métodos de manejo 1.500 < c ≤ 3.000 1.000 < s ≤ 2.000
cuidadosos
Agua que puede ser usada para plantas tolerantes
en suelos permeables con métodos de manejo 3.000 < c ≤ 7.500 2.000 < s ≤ 5.000
cuidadosos
Fuente: Elaborado por INERCO (2018b), con base en la NCh. Nº 1.333/87.

Tabla 4.3. Ubicación de las estaciones de muestreo fisicoquímico

Descripción Coordenadas
Estación
Este Norte
E1 CH Mañío Superior (Sector Captación) 734.230 5.596.015
E2 CH Mañío Superior-Inferior (280 m. aprox. aguas arriba captación MI) 735.311 5.598.429
E3 CH Mañío Inferior (restitución MI) 736.185 5.599.223
E4 Estación de control (desembocadura río Conquil 200 m. al lago Panguipulli) 736.129 5.599.491
CS2 Captación Secundaria (intersección eje del proyecto y vertiente) 735.066 5.597.445
Coordenadas UTM, Datum WGS 84, Huso 18s. Fuente: Modificado de INERCO (2018b).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
11
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 4.1 Ubicación de las estaciones de muestreo

Fuente: elaboración propia con base en INERCO (2018).


Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
12
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
4.1.2.2 Caracterización ecológica

La caracterización ecológica del ecosistema acuático en el área de influencia se refiere al estudio de


las comunidades y poblaciones de la biota en el ecosistema fluvial, así como la identificación del
origen de las especies y su estado de conservación. Esta caracterización es de utilidad para
identificar las especies objetivo como un insumo necesario para seleccionar el método para la
determinación del caudal ambiental.

El estudio de las comunidades acuáticas se refiere a obtener la composición taxonómica, riqueza y


abundancia de macroinvertebrados, fauna íctica y macrófitas, junto con anfibios, aves y mamíferos
que dependan del curso de agua para su ciclo de vida. Mientras que, el estudio de las poblaciones
implica el conocimiento de la abundancia de sus individuos, épocas y sitios de reproducción, junto
con el análisis espacio-temporal de las abundancias y densidades.

La información referente a la fauna acuática se extrajo de los siguientes estudios:

Tabla 4.4 Fuentes de información para la caracterización ecológica del AI

Muestreo Referencia bibliográfica Autor


Fauna íctica Informe Fauna Íctica, Proyecto Hidroeléctrico el Mañío, 2015 IG Ambiental
Informe Fauna Íctica, Proyecto Hidroeléctrico el Mañío, 2017 IG Ambiental
Anexo N°10. Complemento Línea Base Ictiofauna, 2018 INERCO
Macroinvertebrados Informe Comunidad Bentónica, Proyecto Hidroeléctrico el Mañío, 2017 IG Ambiental
Anexo N°10. Complemento Línea Base Ictiofauna, 2018 INERCO
Anfibios Informe de Fauna, Proyecto Hidroeléctrico el Mañío, 2016 IG Ambiental
Aves Informe de Fauna, Proyecto Hidroeléctrico el Mañío, 2016 IG Ambiental
Mamíferos Informe de Fauna, Proyecto Hidroeléctrico el Mañío, 2016 IG Ambiental
Fuente: Elaboración propia.

Los estudios de Línea de Base para la caracterización de la ictiofauna presente en el río Conquil y
sus afluentes, en el marco del Proyecto Hidroeléctrico El Mañío (Reingreso), comprenden cinco
campañas de muestreo llevadas a cabo desde el 2015 hasta el 2017 (Tabla 4.5).

Tabla 4.5 Campañas de muestreo de ictiofauna

Campaña Fecha muestreo Autor


Primavera 2015 25-26-27 de noviembre IG Ambiental
Verano 2016 Febrero IG Ambiental
Invierno 2016 Junio IG Ambiental
Primavera 2016 Septiembre IG Ambiental
Invierno 2017 27-29 de junio INERCO
Primavera 2017 11-13 de diciembre INERCO
Fuente: Elaboración propia con base en INERCO (2017) e IG Ambiental (2015).

El estudio de fauna íctica (IG Ambiental, 2015) consistió en una campaña de muestreo llevada a cabo
en primavera de 2015, en la cual se muestrearon cinco estaciones de muestreo (Tabla 4.6).
Posteriormente, IG Ambiental (2017d) llevó a cabo tres campañas más en invierno, primavera y
verano de 2016, aumentando las estaciones de muestreo a diez (Tabla 4.6).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
13
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
En dicho estudio, el muestreo de peces se realizó a través del método de pesca eléctrica. En cada
estación, se recorrieron transectos de 40 metros, durante 25 a 30 minutos aproximadamente, y
dirigiendo el muestreo a ambientes con refugios para los peces hasta profundidades de 1,5 metros,
abarcando un área de 90 m2 por estación.

En cuanto al estudio de INERCO (2018a), éste comprendió una campaña en invierno y primavera de
2017, en donde se muestrearon cinco de las diez estaciones muestreadas en 2016, adicionándose
dos estaciones de muestreo (Tabla 4.6).

La metodología de muestreo de peces aplicada en las campañas de invierno y primavera de 2017


varió respecto a los muestreos anteriores. Se realizó pesca eléctrica en un transecto de 100 metros
por estación, durante 40 a 60 minutos aproximadamente. En las estaciones E1 y E3 se instalaron
redes agalladeras, de 5 cm de apertura de malla y de 1 a 1,5 m de alto, las cuales se instalaron solo
en la zona ribereña, sin abarcar el ancho de la sección del cauce. En la Figura 4.2 se indica la ubicación
de los puntos de muestreo de la ictiofauna.

Tabla 4.6 Ubicación de las estaciones de muestreo de ictiofauna

Estaciones de muestreo por campaña Coordenadas geográficas


Descripción
2015 2016 2017 Norte Este
Captación Secundaria (intersección eje del - CS1 - 5.596.484 734.188
proyecto y vertiente)
Captación Secundaria (intersección eje del - CS2 CS2 5.597.445 735.066
proyecto y vertiente)
Captación Secundaria (intersección eje del - CS3 - 5.598.572 735.780
proyecto y vertiente)
Intersección Río Conquil con vertiente - CS1-Río - 5.596.414 734.310
Captación Secundaria
Intersección Río Conquil con vertiente - CS2-Río - 5.598.332 735.027
Captación Secundaria
Intersección Río Conquil con vertiente - CS3-Río - 5.598.621 735.699
Captación Secundaria
CH Mañío Superior (Sector Captación) E1 E1 E1 5.596.015 734.230

CH Mañío Superior-Inferior (280 m. aprox. E3 E2 E2 5.598.429 735.311


aguas arriba captación MI)
CH Mañío Inferior (restitución MI) E5 E3 E3 5.599.223 736.185

Estación de control (desembocadura río E4 E4 E4 5.599.491 736.129


Conquil 200 m. al lago Panguipulli)
Punto Intermedio E2 - - 5.597.978 734.351

- - E5 5.599.543 736.085

- - CS3 5.597.801 736.322

(-):indica que no se muestreó en las coordenadas señaladas. Coordenadas UTM, Datum WGS 84, Huso 18s. Fuente:
Modificado con base en IG Ambiental (2015, 2017d) e INERCO (2018a).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
14
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 4.2 Ubicación de las estaciones de muestreo de ictiofauna

Fuente: elaboración propia basada en INERCO (2018a) y IG Ambiental (2017d).


Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
15
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
En cuanto a los macroinvertebrados bentónicos, en el estudio desarrollado por IG Ambiental
(2017f), el muestreo comprendió la toma de tres réplicas por estación, mediante la utilización de
una red Surber, de 0,25 m2 de área y una apertura de malla de 250 µm.

Respecto al muestreo desarrollado por INERCO (2018a), éste consistió en la toma de tres réplicas
por estación, mediante el uso de una red Surber, de 0,09 m2 de área de muestreo y 200 µm de
apertura de malla.

Las estaciones de muestreo comprendidas en cada campaña de muestreo se indican en la Tabla 4.7
y Figura 4.3.

Tabla 4.7. Ubicación de las estaciones de muestreo de macroinvertebrados, por campaña de


muestreo

Campaña de muestreo
Coordenadas geográficas
Estación Descripción Inv. Prim. Inv.-Prim. Inv. Prim.
2015 2015 2016 2017 2017 Norte Este
CS1 Captación Secundaria (intersección eje - - X - 5.596.484 734.188
del proyecto y vertiente)
CS2 Captación Secundaria (intersección eje - - X X X 5.597.445 735.066
del proyecto y vertiente)
CS3 Captación Secundaria (intersección eje - - X X X 5.598.572 735.780
del proyecto y vertiente)
CS1-Río Intersección Río Conquil con vertiente - - X - 5.596.414 734.310
Captación Secundaria
CS2-Río Intersección Río Conquil con vertiente - - X - 5.598.332 735.027
Captación Secundaria
CS3-Río Intersección Río Conquil con vertiente - - X - 5.598.621 735.699
Captación Secundaria
E1 CH Mañío Superior (Sector Captación) X - X X X 5.596.015 734.230
E2 CH Mañío Superior-Inferior (280 m. X - X X X 5.598.429 735.311
aprox. aguas arriba captación MI)
E3 CH Mañío Inferior (restitución MI) X X X X X 5.599.223 736.185
E4 Estación de control (desembocadura río X X X X X 5.599.491 736.129
Conquil 200 m. al lago Panguipulli)
E5 Estación de control (cercano a la - - - X X 5.597.801 736.085
desembocadura del lago Panguipulli)
X: indica la estación de muestreo considerada en la campaña respectiva, (-): estación de muestreo no considerada en la
campaña respectiva. Coordenadas UTM, Datum WGS 84, Huso 18s. Fuente: Modificado con base en INERCO (2018a) y IG
Ambiental (2017f).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
16
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 4.3 Estaciones de muestreo de macroinvertebrados

Fuente: elaboración propia con base en INERCO (2018a) y IG Ambiental (2017f).


Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
17
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
El muestreo de la fauna terrestre (anfibios, aves y mamíferos), realizado por IG Ambiental,
comprendió seis campañas, de tres días de duración cada una (Tabla 4.8). Los muestreos se
realizaron en diferentes ambientes, por lo que solo se señalarán las estaciones de muestreo
emplazadas en el área de influencia del caudal ambiental. En la Tabla 4.9 se indican las coordenadas
de las estaciones de muestreo cercanas a los cursos de agua (Figura 4.4).

Tabla 4.8. Campañas de muestreo de fauna terrestre

Época Mes-año
Invierno Agosto - 2016
Primavera Septiembre - 2016
Primavera Octubre – 2016
Primavera Noviembre - 2016
Verano Diciembre - 2016
Verano Enero - 2017
Fuente: Modificado de IG Ambiental (2016)

Tabla 4.9 Estaciones de muestreo de fauna terrestre

Coordenadas geográficas
Muestreo Estación Ambiente
Norte Este
Anfibios 1 Bosque Siempreverde/Borde Río Conquil 5595898.04 734289.89
2 Bosque Coigüe, Raulí, Tepa/Estero con matorral y quila 5596420.08 734308.67
3 Bosque Siempreverde / Estero y dosel nativo 5596750.39 734114.42
4 Matorral / Vertiente con quila 5597467.66 735128.81
5 Matorral/ Estero y matorral nativo con quila 5598284.21 735388.39
6 Matorral-Pradera/Estero con matorral y pradera 5598584.42 735717.25
7 Matorral / Estero con matorral nativo cerrado 5598293.19 735386.27
8 Matorral-Pradera /Vertiente con matorral costado camino 5598584.50 735717.45
Aves 1 Bosque Siempreverde / Borde Rio Conquil 5595933.00 734286.00
Mamíferos 1 Bosque Siempreverde/ Borde Rio Conquil 5595894.00 734293.00
Fuente: IG Ambiental (2016).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
18
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 4.4 Ubicación de las estaciones de muestreo de la fauna terrestre asociada a los cursos de
agua

Fuente: IG Ambiental (2016).


Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
19
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
En cuanto al muestreo de anfibios realizado por IG Ambiental (2016), consistió en la búsqueda visual
sistemática de ejemplares y de evidencias indirectas de éstos, bajo los diferentes sustratos (rocas,
troncos, hojarasca), a lo largo de los transectos definidos en el río Conquil y sus afluentes. Los
métodos empleados fueron: Visual Encounter Surveys (VES) y Time Constrait Search (TCS). Cabe
señalar que, para el presente estudio de caudal ambiental, solo es relevante la información obtenida
en el área de influencia del caudal ambiental, por lo que los muestreos realizados fuera del cauce y
de la zona ripariana no serán integrados en el presente estudio.

Respecto a las aves y mamíferos, al igual que para los anfibios, solo se considerarán aquellas
especies que dependan de los ríos o esteros para su ciclo de vida, como el pato cortacorrientes y el
huillín. Por lo que, solo se considerarán en el presente estudio los resultados obtenidos en los
muestreos realizados en el río Conquil y sus afluentes.

Para el muestreo de aves se empleó el método de los transectos de ancho variable (Bibby et al.,
1992), contabilizando los individuos observados y/o escuchados durante 10 minutos.

Para el muestreo del huillín (Lontra provocax) se instalaron trampas cámaras con sensores de
movimiento, cebadas con jurel enlatado, dispuestas a una distancia mínima de 300 metros en el río
Conquil, durante 30 días. Además, se realizó la búsqueda de signos (fecas, madrigueras) y huellas
(técnicas indirectas) que indiquen la presencia del huillín, en transectos de 50 metros de ancho y de
largo indefinido.

El estado de conservación de la fauna presente en el área de influencia del caudal ambiental, se


determinó según los procesos de clasificación de especies contenidos en los D.S. N°151/07, N°50/08,
N°51/08 y N°23/09, todos ellos del MINSEGPRES, y los D.S. Nº33/12, Nº41/12, Nº42/12, Nº19/13,
Nº13/13 y Nº52/14 del Ministerio del Medio Ambiente (MMA) (IG Ambiental, 2016).

4.1.2.3 Caracterización de zonas ribereñas

De acuerdo con el Comité sobre la funcionalidad de las zonas ribereñas y estrategias de manejo (en
inglés, Committee on Riparian Zone Functioning and Strategies for Management) (NRC, 2002), la
zona ribereña es un área de transición entre la zona terrestre y el ecosistema acuático que se
distingue por un gradiente de condiciones biofísicas, procesos ecológicos y la biota (Naiman et al.,
2005). Son áreas a través de las cuales las aguas superficiales y subsuperficiales se conectan con
territorios adyacentes intercambiando energía y materia (entre el ecosistema terrestre y el
acuático).

Las zonas ribereñas cumplen un rol importante en el medio ambiente acuático y terrestre prestando
varios servicios ambientales, entre los que destacan: estabilización de orillas, generación de hábitats
acuáticos y terrestres, filtro de nutrientes, ingreso de fuentes de alimento al cauce, efecto de
laminación de crecidas, generación de microclima, entre otros (Naiman y Decamps, 1997; Cummins,
2002; Naiman et al., 2005; González del Tánago y García de Jalón, 2006; Allan y Castillo, 2007;
Ghermandi et al., 2009; Montreuil et al., 2010).

La caracterización de la zona ribereña permite determinar la presencia de especies relevantes que


pudiesen verse afectadas por la reducción del caudal, así como el funcionamiento de la zona
ribereña. Una reducción de la cobertura vegetal, perdida de heterogeneidad y/o de regeneración,
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
20
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
podría implicar una pérdida de servicios ecosistémicos. Para esto, se deben considerar los siguientes
contenidos en los estudios de vegetación ribereña:

- Descripción de la unidades vegetacionales (dominancia, cobertura, estratificación)


- Capacidad de regeneración
- Inventario de la flora, junto con el origen y estado de conservación de cada especie
- Tipo de sustrato
- Conexión con el cauce de la zona ribereña
- Condición de las orillas

La información referente a la vegetación ripariana se extrajo del estudio generado por IG Ambiental
(2017g):

• Informe de Vegetación Ripariana, Proyecto Hidroeléctrico el Mañío (Reingreso), 2017

La campaña de muestreo de vegetación ripariana se llevó a cabo en octubre de 2015, en las


estaciones 1, 2 y 3 (Tabla 4.10 y Figura 4.5).

Tabla 4.10. Estaciones de muestreo de vegetación ripariana.

Coordenadas geográficas
Estación Descripción
Este Norte
E1 CH Mañío Superior (Sector Captación) 734.230 5.596.015
E2 CH Mañío Superior-Inferior (280 m. aprox. aguas arriba captación MI) 735.311 5.598.429
E3 CH Mañío Inferior (restitución MI) 736.185 5.599.223
Coordenadas UTM, Datum WGS 84, Huso 18s.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
21
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 4.5 Ubicación de las estaciones de muestreo de vegetación ripariana

Fuente: elaboración propia con base en IG Ambiental (2017g).


Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
22
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
4.1.2.4 Caracterización antrópica

La caracterización de los usos antrópicos es información necesaria para evaluar si existen actividades
relevantes en el AI y que pudieran considerarse para el cálculo del régimen de caudal ambiental.
Esta caracterización permite incorporar las variables sociales en el régimen de caudal ambiental
previo a su ingreso al SEIA.

Según la Guía, es necesario distinguir los siguientes tipos de actividades: actividades productivas;
actividades in situ, distinguiendo entre actividades asociadas a un valor estético, recreación con
contacto directo y recreación sin contacto directo.

Además, es necesario identificar los actores que realizan dichas actividades, lugar geográfico de
realización de estas, su infraestructura asociada y la temporalidad de realización. Posteriormente,
para cada actividad se deben identificar y evaluar los impactos que pudieran producirse por la
reducción de caudal de una forma estandarizada.

La información utilizada para realizar esta caracterización se basó en los estudios de Línea de Base
del Proyecto:

• Informe de Medio Humano, Proyecto Hidroeléctrico El Mañío (Reingreso), 2017. Elaborado


por IG Ambiental (IG Ambiental, 2017h)
• Informe de inspección arqueológica, Proyecto Hidroeléctrico El Mañío (Reingreso), 2017.
Elaborado por Bernardita Pavez Tetlak (Pavez, 2017).

4.2. Caracterización del proyecto


Para establecer el régimen de caudal ambiental, es relevante realizar una apropiada caracterización
de las obras del proyecto hidroeléctrico, basado en aquella información que se presentó en el
capítulo de descripción del Proyecto de la DIA (IG Ambiental 2017c).

La caracterización del proyecto, se realizó siguiendo lo establecido en la Guía Metodológica para la


determinación del Caudal Ambiental para centrales hidroeléctricas en el SEIA” (SEA, 2016). Esto es
considerando: Tipo de captación o bocatoma; obras de restitución y regla de operación de la central
hidroeléctrica.

4.3. Identificación de Áreas de Importancia Ambiental


Las Áreas de Importancia Ambiental (AIA) de un río son aquellas que proveen de bienes y servicios
ecosistémicos, pudiendo ser de importancia ecológica o de usos antrópicos (DGA, 2008). Las AIA
deben ser individualizadas, georreferenciadas y mapeadas de manera tal que se permita su
verificación en terreno.

4.3.1.1 Área de importancia ecológica

Las Áreas de Importancia Ecológica (AIE) son aquellos tramos de río que mantienen una
heterogeneidad de hábitat en el sistema fluvial necesario para conservar la biodiversidad del
ecosistema acuático. En estas AIE se deben reconocer las principales condiciones ambientales en
que los distintos organismos desarrollan su ciclo de vida.
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
23
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
La identificación de las AIE se realizó considerando la información recopilada para la caracterización
del sistema fluvial, particularmente, teniendo en cuenta:

• Caracterización hidromorfológica: perfil longitudinal del río Conquil en el AI, patrón de


alternancia de mesohábitat.
• Caracterización ecológica: Distribución de especies a lo largo de la AI.

4.3.1.2 Área de usos antrópicos

Las Áreas de Usos Antrópicos (AUA) se identifican por la existencia de actividades humanas que
utilizan bienes y servicios ecosistémicos en el río bajo condiciones hidrológicas específicas de éste.
En este sentido, la variación de estas condiciones podría eventualmente afectar el desarrollo de
estas actividades. Para la identificación de las AUA en el río, se deben estudiar las actividades
antrópicas que se realizan sobre éste, tanto aquellas que detentan derechos de aprovechamiento
de agua como aquellas que no los requieren, y las condiciones que permiten que estas actividades
se realicen.

Al momento de definir las AUA es necesario diferenciar entre aquellas actividades acotadas
geográficamente y aquellas que no lo están, según la definición dada en la caracterización antrópica.

En consecuencia, y siguiendo los lineamientos de la Guía, las AUA se identificaron teniendo en


cuenta las actividades antrópicas identificadas en el AI y su ubicación geográfica.

4.4. Valoración de la calidad del sistema en las AIA


En esta sección se describe un sistema de valoración ambiental cuantitativo que entrega un criterio
para seleccionar el o los métodos más apropiados para establecer un régimen de caudal ambiental.
La valoración ambiental del sistema consta de lo siguiente: valoración de la calidad del sistema y
valoración de la alteración hidromorfológica.

4.4.1. Valoración de los usos antrópicos

La valoración de los usos antrópicos se realizó según lo especificada en la Guía, la cual se basa en la
identificación de los tipos de usos en el AI. Para cada tipo de uso identificado se debe asignar el valor
1. En caso de no existir se asigna un valor igual a 0. El valor final es la sumatoria de los usos
identificados (ver Tabla 4.11).

Tabla 4.11 Valoración del río y su ecosistema de acuerdo a los tipos de usos antrópicos que se
desarrollan dentro del AIA

Fuente: SEA (2016).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
24
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
4.4.2. Especies en categoría de conservación en el AIA

La caracterización de las especies en el AIA, se realizó de acuerdo a la matriz de valoración sugerida


en la Tabla 4.12. Esta matriz considera distintos escenarios o combinaciones posibles, en función de
la presencia de especies clasificadas según su estado de conservación, nativas que no están
clasificadas según su estado de conservación y especies introducidas. Cabe mencionar que la
valoración se fundamenta en el principio de valorar más aquellos ambientes con especies
clasificadas en categorías más críticas, seleccionando el par de especies que sean más restrictivas
(una para cada fila y columna).

Tabla 4.12 Valoración ecológica del río en función de la presencia de especies nativas clasificadas
según su estado de conservación, especies nativas no clasificadas y especies introducidas en el
AIA

Fuente: SEA (2016).

4.4.3. Calidad físico química del agua del río en el AIA

La valoración de la calidad del cuerpo de agua es compleja ya que pueden existir diferentes aspectos
a considerar, tales como su grado de intervención, la calidad natural del agua, existencia de
propiedades intrínsecas que son sitio específico a un río o al tramo del río, entre otros. Lo anterior
hace difícil establecer un criterio de calidad general con fines de valorar si el río a ser intervenido
por un proyecto merece o no más valor para asegurar su protección.

A pesar de la existencia de la Norma Secundaria de Calidad del Agua para la cuenca del río Valdivia
(Decreto N°1/2017 MMA), se clasificaron los valores y concentraciones de los parámetros
fisicoquímicos en base a la Tabla 4 “Clasificación fisicoquímica de un cuerpo de agua según rangos
de valores de los parámetros seleccionados” (Tabla 4.13) propuesta en la Guía (SEA 2016). La norma
no se consideró, ya que, las áreas de vigilancia se limitan a los cauces principales ubicados en la
parte baja de la cuenca (río Valdivia, Cruces, Calle Calle y San Pedro) y no a la parte alta (fluvio-
lacustre). Esta clasificación sólo se realizó considerando las estaciones de muestreo enmarcadas en
el AI.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
25
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Tabla 4.13 Clasificación fisicoquímica de un cuerpo de agua según rangos de valores de
parámetros seleccionados

(1) NCh 1.333 Of78. Requisitos de Calidad del Agua para Diferentes Usos
Fuente: SEA (2016)

Una vez clasificada la calidad del agua en base a tabla descrita anteriormente, se realizó la valoración
fisicoquímica del río en AI, según la Tabla 4.14.

Tabla 4.14 Valoración fisicoquímica del río en el AI

Fuente: SEA (2016)

4.4.4. Valoración conjunta de la calidad del sistema

La valoración final de la calidad del sistema es la sumatoria de los valores obtenidas para cada uno
de los tres aspectos descritos anteriormente: a) usos antrópicos, b) especies en categoría de
conservación y c) calidad físico química del agua del río. El nivel máximo de valoración para la calidad
del sistema está definido entre los valores 7 y 9; los valores comprendidos entre 3 y 6 se han
considerado como una valoración media; y entre 0 y 2 como valoración baja. En la Tabla 4.15 se
detallan las clases finales de valoración conjunta de la calidad del sistema.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
26
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Tabla 4.15 Valoración conjunta de la calidad del sistema

Fuente: SEA (2016).

4.5. Valoración de la alteración hidromorfológica


Para valorar el nivel de alteración hidromorfológica que puede tener el proyecto hidroeléctrico
sobre el sistema, se han considerado tres aspectos: a) Alteración del hidrograma producto de la
magnitud de captación, b) Alteración de la temporalidad del hidrograma producto de la operación
del proyecto hidroeléctrico y c) Alteración en el gasto sólido producto de las obras hidráulicas que
componen el proyecto hidroeléctrico, las cuales pueden alterar en menor o mayor medida la
movilidad y disponibilidad de sedimentos en el río.

4.5.1. Alteración del hidrograma producto de la magnitud de captación

El índice de alteración de la magnitud del hidrograma se determinó como la razón entre el caudal
asociado a la máxima potencia instalada de la central hidroeléctrica, es decir, el máximo caudal
turbinable, y el caudal medio anual del río en régimen actual.

Según los rangos del índice, se definieron 4 niveles de alteración esperada, los cuales se muestran
en la Tabla 4.16.

Tabla 4.16 Clases de alteración de la magnitud hidromorfológica esperada producto de la


operación de la central

Simbología: IAHM se define como la razón entre el caudal máximo turbinable (QMT) y el caudal medio anual (QMA) en
régimen actual.Fuente: SEA (2016).

4.5.2. Alteración de la temporalidad del hidrograma

Para la determinación de la alteración de la temporalidad del hidrograma se analizó si existe un


desfase en la temporalidad de los caudales altos y bajos a nivel mensual (o a escala intranual), siendo
el caso más extremo cuando se invierte completamente el hidrograma. De acuerdo a lo definido en
la Guía, la alteración del hidrograma se realizó mediante la identificación del tipo de bocatoma.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
27
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
De esta forma, se definieron 4 niveles de alteración de la temporalidad del hidrograma a nivel
mensual (ver Tabla 4.17) de acuerdo al tipo de bocatoma incorporada en la central hidroeléctrica,
ya sea por la naturaleza de su diseño o las limitaciones técnicas en su operación.

Tabla 4.17 Valoración del impacto esperado en la temporalidad del hidrograma a nivel mensual
o intranual de acuerdo al tipo de obra de captación del proyecto hidroeléctrico

Fuente: SEA (2016).

4.5.3. Alteración en el gasto sólido

Es importante considerar la alteración del gasto sólido para mantener la morfología del cauce. Por
ejemplo, en ríos con una gran cantidad de arrastre de sedimentos, ya sea en la columna de agua o
en el fondo, cualquier alteración en su dinámica producirá impactos sobre la morfología fluvial y,
por lo tanto, también en la disponibilidad y diversidad de hábitat fluvial y ribereño.

La valoración se realizó de acuerdo a la información recopilada en la caracterización hidrológica e


hidromorfológica, de esta manera se clasificó el tramo de río de cada AIA de acuerdo a su morfología
en planta y a su régimen hidrológico, como se muestra en la Tabla 4.18.

Tabla 4.18 Valoración de la potencial alteración del gasto sólido producto de la central
hidroeléctrica

Fuente: SEA (2016).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
28
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
4.5.4. Valoración conjunta de la alteración hidromorfológica

Finalmente, la valoración de la alteración hidromorfológica esperada producto del proyecto es la


sumatoria de los valores obtenidas para cada uno de los tres aspectos descritos anteriormente:
alteración del hidrograma producto de la magnitud de captación; alteración de la temporalidad del
hidrograma; y alteración en el gasto sólido. El nivel máximo de alteración hidromorfológica está
definido entre los valores 7 y 9; los valores comprendidos entre 3 y 6 se han considerado como una
alteración media; y entre 0 y 2 como una alteración baja. La Tabla 4.19 resume los niveles finales de
valoración conjunta de la alteración hidromorfológica del sistema.

Tabla 4.19 Valoración conjunta de la alteración hidromorfológica esperada por el proyecto

Fuente: SEA (2016).

4.6. Elección del método


En esta etapa se seleccionó y desarrolló el método apropiado en función de las valoraciones descrita
con anterioridad. Para ello, se han considerado los métodos propuestos en la Guía

Los grupos de métodos factibles a implementar son:

• Método QDGA: es el que aplica la Dirección General de Aguas, de acuerdo al Reglamento


de Caudal Ecológico Mínimo vigente, para el otorgamiento de nuevos derechos. Se define
QDGA como aquel régimen de caudal ambiental calculado en el AI, de acuerdo al citado
reglamento, como si se tratase de la solicitud de un nuevo derecho, pero sin la acotación
superior del 20% del caudal medio anual. Si bien este es un método hidrológico, para efectos
de esta guía se considera el QDGA como una categoría independiente.
• Métodos Hidrológicos: métodos que consideran la variabilidad estacional del río y que es
estimada en base a un conjunto de estadísticos o “variables” que son capaces de replicar la
variabilidad estacional del río. A modo de ejemplos se pueden mencionar el Método de
Aproximación por Rangos de Variabilidad o Range of Variability Approach (sigla en inglés,
RVA) (Richter et al., 1996, 1997) y el Método del Caudal Básico de Mantenimiento (QBM)
(Palau, 1994; Palauy Alcázar, 2010).
• Métodos Hidráulicos: métodos que consideran la relación entre un parámetro hidráulico y
el caudal para una sección considerada como crítica. Los parámetros más utilizados son el
perímetro mojado, la profundidad, la velocidad, esfuerzo de corte, entre otros.
• Métodos de Simulación Hidráulica: métodos que consideran la implementación de un
Modelo Hidráulico (en una o dos dimensiones, 1D o 2D), donde se imponen restricciones
hidráulicas a cumplir para satisfacer requerimientos mínimos de habitabilidad o de
conectividad en el tramo de estudio.
• Métodos de Simulación del Hábitat Físico: métodos que consideran la implementación de
Modelos de Simulación del Hábitat Físico (1D o 2D), donde se evalúa la cantidad de hábitat
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
29
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
disponible, o pérdida de hábitat para cada una de las especies producto de la regulación del
caudal.

De esta forma se utilizó la matriz de doble entrada presentada en la Guía, en la cual se identifican
los grupos de métodos que se consideraron para el estudio de regímenes de caudal ambiental, de
acuerdo a la valoración de la calidad del sistema y la valoración de la alteración hidromorfológica
esperada, como se muestra en la Tabla 4.20.

Tabla 4.20 Identificación del grupo de métodos adecuados a implementar en el estudio de


caudales ambientales

Leyenda: La identificación del grupo de métodos adecuados a implementar en el estudio de caudales ambientales
considera la valoración de la calidad del sistema y la alteración hidromorfológica esperada producto de la operación del
proyecto hidroeléctrico. Fuente: SEA (2016).

4.6.1. Selección de especie objetivo y actividad antrópica

La selección de las especies objetivo y/o actividad antrópica se basó en la caracterización ecológica,
la caracterización de las zonas ribereñas y la caracterización antrópica. A partir de esta
caracterización, se definieron criterios para su selección, como el nivel de impacto identificado sobre
cada especie y actividad, estado de conservación de las especies, importancia de la especie en la
trama trófica, relevancia de las zonas ribereñas, importancia de las actividades antrópicas y su
dependencia con el caudal.

4.6.2. Determinación del método a utilizar

En las secciones anteriores se ha identificado el grupo de métodos a implementar y las especies


objetivo y actividades antrópicas que son consideradas.

La selección final del método se realizó de acuerdo a lo planteado en la Guía, utilizando el cuadro
de la Figura 4.6, en el cual se resume la idoneidad de un determinado método para satisfacer los
requerimientos en función de las características hidromorfológicas del río (bloque A), la especie
objetivo seleccionada a partir de la elección de organismos, una zona ribereña o los usos antrópicos
identificados en el AI (bloques B-C). Además, en el bloque D se indican los métodos con los cuales
podría implementarse la estacionalidad del régimen de caudal ambiental, las crecidas ordinarias
(flushing flows) o el transporte de sedimentos. Es conveniente verificar que la elección del método
sea acorde a su conceptualización ecológica y a las especies objetivo seleccionadas (bloque E).
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
30
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 4.6 Cuadro de ajuste en la aplicabilidad de los distintos métodos analizados, según tipo de
río, elección de especie objetivo, actividades o usos antrópicos, consideración de la variabilidad
estacional y conceptualización ecológica

Simbología: Macro=Macroescala, Meso=Mesoescala, Micro=Microescala, N/A=No es posible aplicarlo técnicamente,


N/R=No es recomendable su implementación, P/I=Puede implementarse con variaciones en el método original, NO=No
se debe implementar en ningún caso, y (*) Altas pendientes y macrorrugosidad.

Fuente: SEA (2016).

4.7. Método hidráulico


4.7.1. Salida a terreno

Se realizó una salida a terreno entre los días 6 y 10 de marzo de 2018, en la cual se obtuvo la
información de batimetría e hidrometría necesaria para la implementación del perímetro mojado.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
31
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
En primer lugar, se realizó un recorrido de toda el área de influencia para realizar una identificación
de los mesohábitat presentes y su patrón de alternancia.

Considerando que se implementó el método del perímetro mojado, se obtuvieron las condiciones
hidráulicas de escurrimiento en secciones transversales asociadas a mesohábitat de tipo “rápido”,
ya que es en este tipo de mesohábitat en donde la variación del caudal influye mayormente sobre
este parámetro hidráulico.

La batimetría se realizó mediante una estación total marca Geomax Zipp 20 y los aforos se realizaron
mediante un flujómetro electromagnético modelo Flat 801 marca Valeport. Los equipos utilizados
se muestran en la Figura 4.7.

Figura 4.7. Equipos utilizados en la batimetría (izquierda) y en el aforo (derecha)

Fuente: sitio web: http://dmc.com.co/ y http://www.gserentals.co.uk.

El aforo se realizó mediante el método de los puntos el cual consiste en dividir (o discretizar) una
sección transversal en celdas (Kondolf 2003) como se aprecia en la Figura 4.8.

Figura 4.8 Discretización de un perfil transversal en celdas

Fuente: modificado de Kondolf (2003).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
32
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Las celdas se definen en terreno y su número no es constante, sino que depende del ancho del río y
la irregularidad del relieve; ya que las celdas son definidas por cada punto en donde se midió la
profundidad, y al igual que en la batimetría, este procedimiento busca describir de la mejor manera
el terreno.

Posteriormente se midieron las velocidades a diferentes profundidades en cada celda definida. En


caso que la profundidad fuese menor que 0,45 m la velocidad se obtuvo mediante la medición de la
velocidad a una profundidad igual a 0,6 veces la profundidad total de la celda. En caso que la
profundidad estuviera comprendida entre 0,45 y 0,75 m entonces la velocidad media de la columna
de agua se determinó mediante la medición de las velocidades a una profundidad de 0,2 y 0,8 veces
la profundidad total de la celda. Finalmente, en caso que la profundidad fuese mayor a 0,75 m se
realizaron mediciones a 0,2, 0,6 y 0,8 veces la profundidad total de la celda.

Cada una de las mediciones de velocidad en terreno se realizó durante 30 segundos, según lo
recomendado por Kondolf (2003). Obteniendo la velocidad media de cada celda a partir de la media
ponderada por el área de las velocidades y áreas respectivas medidas en cada una de las celdas.

El caudal total en la sección se obtuvo mediante la suma de los caudales de cada celda definida
como se muestra en la siguiente fórmula:
𝑤

𝑄 = ∑𝑢 ∗ 𝑎
0

Donde:

• Q: Caudal total en 𝑚3 /𝑠
• u: velocidad media de la subsección en m/s
• a: área de la subsección en 𝑚2
• w: ancho del perfil, se refiere a que la suma de todas las celdas debe cubrir el ancho total
del perfil, el cual es denotado por las láminas de agua izquierda y derecha.
Los datos medidos en terreno se utilizaron como información de entrada para un modelo hidráulico.

4.7.2. Determinación del perímetro mojado

A partir de la sección transversal y del caudal circulante, se determinó empíricamente el coeficiente


de Manning asociado a dicha sección transversal. La ecuación de Manning se muestra en la siguiente
fórmula:
1
𝑄= ∙ 𝐴 ∙ 𝑅ℎ 2/3 ∙ 𝑆 1/2
𝑛
Donde:

• 𝑄: Caudal total en 𝑚3 /𝑠
• 𝑅ℎ : radio hidráulico en m.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
33
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
• 𝑛: coeficiente de Manning
• 𝐴: área de escurrimiento en 𝑚2
• 𝑆: pendiente de la línea de energía

Siguiendo los lineamientos entregados en la Guía (pág 80) se utilizó la ecuación de Manning para
determinar el perímetro mojado a diversos caudales de escurrimiento. A partir de la fórmula que se
indica a continuación, se logró obtener una relación grafica caudal versus perímetro mojado (Q vs
P).
𝐴
𝑅ℎ =
𝜒

Donde:

• 𝑅ℎ : radio hidráulico en m.
• 𝐴: área de escurrimiento en 𝑚2
• 𝜒: perímetro mojado en m.

4.8. Simulación del hábitat físico


4.8.1. Salida a terreno

Se realizó una campaña de terreno entre los días 6 y 10 de mayo 2018. En dicha campaña se obtuvo
la información de batimetría e hidrometría requerida para la implementación del modelo de
simulación del hábitat físico que sustenta el modelo para la determinación del caudal ambiental en
el AIA2.

En primer lugar, se realizó un recorrido de toda el área de influencia para realizar una identificación
de los mesohábitat presentes y su patrón de alternancia.

Con esto se definió un subtramo representativo de la ocurrencia de dichos mesohábitat y que


tuviese una longitud en torno a 1,5 a 2 veces la longitud del patrón de alternancia de mesohábitat
rápidos y lentos, según lo expresado en la Guía.

Se definió un subtramo con una longitud igual a 148 metros, en el cual se definieron 20 perfiles
transversales. La ubicación del tramo se muestra en la Figura 4.9.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
34
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 4.9 Ubicación del subtramo en estudio para la implementación del modelo de simulación
del hábitat físico para el AIA2

Fuente: elaboración propia.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
35
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
De estos perfiles, 9 presentan mesohábitat tipo “lento” y 11 eran del tipo “rápidos”. El detalle se
muestra en la Tabla 4.21.

Tabla 4.21 Tipo de mesohábitat asociados a los perfiles transversales

Perfil Rápidos Lento


1 X
2 X
3 X
4 X
5 X
6 X
7 X
8 X
9 X
10 X
11 X
12 X
13 X
14 X
15 X
16 X
17 X
18 X
19 X
20 X
Fuente: elaboración propia.

La batimetría se realizó mediante una estación total marca Geomax Zipp20 y los aforos se realizaron
mediante un flujómetro electromagnético modelo Flat 801 marca Valeport. Los equipos utilizados
se muestran en la Figura 4.10.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
36
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 4.10 Equipos utilizados en la batimetría (izquierda) y en el aforo (derecha)

Fuente: sitio web: http://www.kssinc.biz y http://www.gserentals.co.uk.

El procedimiento en terreno fue el siguiente: en primer lugar, se definieron las secciones


transversales mediante el hincado de dos varillas de fierro corrugado, con el fin de utilizarlas como
puntos de referencia. Posteriormente se realizó la medición de la batimetría de la sección definida
por dichas varillas, marcando todos los puntos en donde se producían cambios en la pendiente
transversal de modo de representar de la manera más fiel posible su morfología. Además se
registraron las láminas de agua, identificando la altura de ella y el perímetro mojado.

Para realizar el aforo se utilizó el método de los puntos el cual consiste en dividir (o discretizar) una
sección transversal en celdas (Kondolf 2003) como se aprecia en la Figura 4.11.

Figura 4.11 Discretización de un perfil transversal en celdas

Fuente: Modificado de Kondolf (2003).

Las celdas se definen en terreno y su número no es constante, sino que depende del ancho del río y
la irregularidad del relieve; ya que las celdas son definidas por cada punto en donde se midió la
profundidad, y al igual que en la batimetría, este procedimiento busca describir de la mejor manera
el terreno.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
37
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Posteriormente se midieron las velocidades a diferentes profundidades en cada celda definida. En
caso que la profundidad fuese menor que 0,45 m la velocidad se obtuvo mediante la medición de la
velocidad a una profundidad igual a 0,6 veces la profundidad total de la celda. En caso que la
profundidad estuviera comprendida entre 0,45 y 0,75 m entonces la velocidad media de la columna
de agua se determinó mediante la medición de las velocidades a una profundidad de 0,2 y 0,8 veces
la profundidad total de la celda. Finalmente, en caso que la profundidad fuese mayor a 0,75 m se
realizaron mediciones a 0,2, 0,6 y 0,8 veces la profundidad total de la celda.

Cada una de las mediciones de velocidad en terreno se realizó durante 30 segundos, según lo
recomendado por Kondolf (2003). Obteniendo la velocidad media de cada celda a partir de la media
ponderada por el área de las velocidades y áreas respectivas medidas en cada una de las celdas.

El caudal total en la sección se obtuvo mediante la suma de los caudales de cada celda definida
como se muestra en la siguiente fórmula:
𝑤

𝑄 = ∑𝑢 ∗ 𝑎
0

Donde:

• Q: Caudal total en 𝑚3 /𝑠
• u: velocidad media de la subsección en m/s
• a: área de la subsección en 𝑚2
• w: ancho del perfil, se refiere a que la suma de todas las celdas debe cubrir el ancho total
del perfil, el cual es denotado por las láminas de agua izquierda y derecha.
Los datos medidos en terreno se utilizaron como información de entrada para un modelo
hidráulico.

4.8.2. Calibración

El modelo hidráulico fue desarrollado en el software PHABSIM, este modelo es ampliamente


aceptado en Chile para la implementación de la simulación del hábitat físico en río con pendientes
menores a 10%.

Para calibrar el modelo se determinaron los coeficientes de rugosidad de Manning que ajustaran la
cota de la lámina de agua simulada a la cota de la lámina de agua observada medida en terreno. Se
aceptó como buena la calibración, si la diferencia entre la lámina de agua observada y la lámina de
agua simulada es menor a 5 cm.

Posteriormente, se validó el modelo ingresando un caudal mayor, corroborando que los valores de
Manning cumplieran con los requerimientos impuestos por este nuevo caudal.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
38
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
4.8.3. Simulación

Con el modelo calibrado se simuló una serie de 16 caudales con valores desde 0,21 m3/s hasta 5
m3/s, incluyendo el caudal de calibración de 0,33 m3/s.

Una vez realizada la simulación, se extrajeron los resultados de Hábitat Potencial Útil (HPU) versus
el caudal, obteniendo las curvas de habitabilidad para cada una de las especies objetivo. A partir de
estas curvas se obtuvieron los requerimientos ambientales considerando el mantenimiento de un
50% de hábitat potencial idóneo (HPI) para las especies Galaxias maculatus y Trichomycteurus
areolatus. En cuanto a la especie Aplochiton zebra se decidió mantener un 60% del HPI dado su
estado de conservación (En Peligro de extinción). Los criterios utilizados se desarrollan en el punto
5.6 (selección de la especie objetivo) del presente informe.

4.9. Determinación de requerimientos ambientales


Los requerimientos ambientales fueron determinados en base a los requerimientos hidráulicos y/o
de preferencias de hábitat para las especies objetivo seleccionadas. Estos requerimientos fueron
recopilados de información científica, tanto nacional como internacional. La información recopilada
se basó en los textos científicos que se muestran en la Tabla 4.22

Tabla 4.22 Referencias bibliográficas utilizadas para la determinación de los requerimientos


hidráulicos para las especies objetivo

Especie objetivo Referencia bibliográfica


Aplochiton zebra Ficha de Aplochiton zebra que se sometió al Reglamento de Clasificación Ambiental
García A., J. González y E. Habit. 2012. Caracterización del hábitat de peces nativos en
el río San Pedro (cuenca del Río Valdivia, Chile). Gayana Especial: 36-44.
Lattuca ME., D. Brown, L. Castiñeira, M. Renzi, C. Luizon, J. Urbanski y V. Cussac. 2008.
Reproduction of landlocked Aplochiton zebra Jenys (Pisces, Galaxiidae). Ecology of
Freshwater Fish: 1-12.
Habit E., P. Piedra, D.E. Ruzzante, S.J. Walde, M.C. Belk, V.E. Cussac, J. González y N.
Colin. 2010. Changes in the distribution of native fishes in response to introduced
species and other anthropogenic effects. Global Ecology and Biogeography 19 (5): 697-
710.
Valdovinos C., E. Habit, A. Jara, P. Piedra, J. González y J. Salvo. 2012. Dinámica espacio-
temporal de 13 especies de peces nativos en un ecotono lacustre-fluvial de la Cuenca
del río Valdivia (Chile). Gayana Especial 45-58
García A., J. González y E. Habit. 2012. Caracterización del hábitat de peces nativos en
el río San Pedro (cuenca del Río Valdivia, Chile). Gayana Especial: 36-44.
Trichomycterus areolatus Ficha de Trichomycterus areolatus que se sometió al Reglamento de Clasificación
Ambiental (Gesam Consultores, s/a)
Montoya G., A. Jara, K. Solis-Lufí, N. Colin y E. Habit. 2012. Primeros estadíos del ciclo
de vida de peces nativos del Río San Pedro (cuenca del Río Valdivia, Chile). Gayana
Especial: 86-100.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
39
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Valdovinos C., E. Habit, A. Jara, P. Piedra, J. González y J. Salvo. 2012. Dinámica espacio-
temporal de 13 especies de peces nativos en un ecotono lacustre-fluvial de la Cuenca
del río Valdivia (Chile). Gayana Especial 45-58
Manríquez A., L. Huaquín, M. Arellano y G. Arratia. 1988. Aspectos reproductivos de
Trichomycterus areolatus Valenciennes, 1846 (Pisces: Teleostei: Siluriformes) en río
Angostura, Chile. Studies on Neotropical Fauna and Environment Vol. 23(2): 89-102
García A., J. González y E. Habit. 2012. Caracterización del hábitat de peces nativos en
el río San Pedro (cuenca del Río Valdivia, Chile). Gayana Especial: 36-44.
Arratia G. 1983. Preferencias de hábitat de peces siluriformes de aguas continentales
de Chile (Fam. Diplomystidae y Trichomycteridae). Studies on Neotropical Fauna and
Environment 18:4, 217-237.
Peredo-Parada M. et al. 2015. Curvas de preferencia para especies ícticas nativas
“Incorporación de la variabilidad hidrológica en la determinación del caudal ecológico”.
Proyecto CORFO: 12BPC2-13421. Universidad de Santiago de Chile, Chile.
Galaxias maculatus Ficha de G. maculatus que se sometió al Reglamento de Clasificación Ambiental
Campos H. 1970. Galaxias maculatus (Jenyns) en Chile, con especial referencia a su
reproducción. Boletín del Museo Nacional de Historia Natural de Chile 31:5-20.
García A., J. González y E. Habit. 2012. Caracterización del hábitat de peces nativos en
el río San Pedro (cuenca del Río Valdivia, Chile). Gayana Especial: 36-44.
Habit E. y P. Victoriano. 2012. Composición, origen y valor de conservación de la
Ictiofauna del río San Pedro (Cuenca del río Valdivia, Chile). Gayana Especial: 10-23.
Valdovinos C., E. Habit, A. Jara, P. Piedra, J. González y J. Salvo. 2012. Dinámica espacio-
temporal de 13 especies de peces nativos en un ecotono lacustre-fluvial de la Cuenca
del río Valdivia (Chile). Gayana Especial 45-58.
Piedra P., E. Habit, A. Oyanedel, N. Colin, K. Solis-Lufí, J. González, A. Jara, N. Ortiz y R.
Cifuentes. 2012. Patrones de desplazamiento de peces nativos en el Río San Pedro
(cuenca del Río Valdivia, Chile). Gayana Especial: 59-70.
Campos H. 1979. Avance en el estudio sistemático de la familia Galaxiidae
(Osteichthyes: Salmoniformes). Arch. Biol. Med. Exp. 12 : 107-118.
Colin N., P. Piedra y E. Habit. 2012. Variaciones espaciales y temporales de las
comunidades ribereñas de peces en un sistema fluvial no intervenirdo: Río San Pedro,
cuenca del río Valdivia. Gayana Especial: 24-35.
Montoya G., A. Jara, K. Solis-Lufí, N. Colin y E. Habit. 2012. Primeros estadíos del ciclo
de vida de peces nativos del Río San Pedro (cuenca del Río Valdivia, Chile). Gayana
Especial: 86-100.
Peredo S. y C. Soarzo. 1994. Actividad gonádica estacional de Galaxias maculatus
(Jenyns, 1842) en el río Cautín, IX Región, Chile. Boletín de la Sociedad de Biología de
Concepción, Chile 65:64-70.
Peredo-Parada M. et al. 2015. Curvas de preferencia para especies ícticas nativas
“Incorporación de la variabilidad hidrológica en la determinación del caudal ecológico”.
Proyecto CORFO: 12BPC2-13421. Universidad de Santiago de Chile, Chile.
Aegla sp. Fichas de especies que se someten al Reglamento de Clasificación Ambiental
Jara C. 1977. Aegla rostrata n. sp., (Decapoda, Aeglidae), nuevo crustáceo dulceacuícola
del Sur de Chile, Studies on Neotropical Fauna and Environment 12:2, 165-176.
Comunidad de Orth D. J. y O. E. Maughan. 1983. Microhabitat preferences of benthic fauna in a
macroinvertebrados woodland stream. Hydrobiologia, 106, 157-168.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
40
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Jowett I., J. Richardson, B. Biggs, C. Hickey y J. Quinn. 1991. Microhabitat preferences
of benthic invertebrates and the development of generalized Deleatidium spp. habitat
suitability curves, applied to four New Zealand rivers, New Zealand Journal of Marine
and Freshwater Research, 25:2, 187-199.
Fierro P., C. Bertrán, M. Mercado, F. Peña-Cortés, J. Tapia. E. Hauenstein y L. Vargas.
2012. Benthic macroinvertebrates assemblages as indicators of water quality applying
a modified biotic index in a spatio-seasonal context in a coastal basin of Southern Chile.
Revista de Biología Marina y Oceanografía 47(1): 23-33.
Mérigoux S. y S. Dolédec. 2004. Hydraulic requirements of stream communities: a case
study on invertebrates. Freshwater Biology 49: 600-613.
Graca M., P. Pinto, R. Cortes, N. Coimbra, S. Oliveira, M. Morais, M. JOÃO y J. Malo.
2004. Factors Affecting Macroinvertebrate Richness and Diversity in Portuguese
Streams: a Two-Scale Analysis. Internat. Rev. Hydrobiol. 89(2):151-164.
Lamouroux N., S. Mérigoux, S. Dolédec y T. Snelder. 2013. Transferability of hydraulic
preferences models for aquatic macroinvertebrates. River Research and Applications
29: 933-937.
Mérigoux S, N. Lamouroux, J-M. Olivier y S. Dolédec. 2009. Invertebrate hydraulic
preferences and predicted impacts of changes in discharge in a large river. Freshwater
Biology 54:1343-1356
Jowett IG. 2003. Hydraulic constraints on habitat suitability for benthic invertebrates in
gravel-bed rivers. River Research and Applications 19:495-507.
Lobos M. 2014. Variación temporal de los grupos funcionales alimentarios de
macroinvertebrados acuáticos en la cuenca del río Boldo, Región de la Araucanía, Chile.
Tesis de Grado para optar el Título Profesional de Biólogo Marino. Universidad Austral
de Chile. 86p.
González S., Y. Ramírez, A. Meza y L. Días. 2012. Diversidad de macroinvertebrados
acuáticos y calidad de agua de quebradas abastecedoras del Municipio de Manizales.
Bol. Cient. Mus. Hist. Nat. Univ. Caldas 16(2):135-148.
Villanueva M. y F. Chanamé. 2016. Análisis de la biodiversidad de macroinvertebrados
bentónicos del río Cunas mediante indicadores ambientales, Junín-Perú. Scientia
Agropecuaria 7 (1): 33-44.
Oyandel A., C. Valdovinos, M. Azócar, C. Moya, G. Mancilla, P. Pedreros y R. Figueroa.
2008. Patrones de distribución espacial de los macroinvertebrados bentónicos de la
cuenca del río Aysén (Patagonia chilena). Gayana 72(2): 241-257.
Fuente: elaboración propia.

En el caso de las especies ícticas incorporadas en la simulación del hábitat físico, y partir de la
información científica disponible, se determinó cual criterio definido en la Guía (pág. 90) se ajusta
mejor a las características de cada especie.

Para la Aegla sp. y la comunidad de macroinvertebrados, los requerimientos hidráulicos fueron


traspasados a variables hidráulicas factibles de implementar en un método hidráulico.

A partir de los requerimientos ambientales de cada especie objetivo, se generó un único caudal para
todo el AIA para cada especie objetivo. Este caudal fue considerado como el caudal que satisface los
requerimientos ambientales y/o hidráulicos definidos para cada especie objetivo.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
41
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

4.10. Régimen de caudal ambiental


4.10.1. Caudal mínimo intranual

Para poder generar este régimen de caudal ambiental, se consideraron los periodos biológicamente
significativos de las especies objetivo. Los periodos biológicamente significativos fueron
determinados de una revisión bibliográfica. Análogamente, también se consideraron las fechas de
realización de las actividades antrópicas para determinar un caudal ambiental que las satisfaga.

Considerando los caudales que satisfacen los requerimientos ambientales, tanto de las especies
objetivo como de las actividades, se determinó un único caudal mínimo intranual considerando los
siguientes requerimientos que se detallan a continuación:

Para la comunidad de macroinvertebrados:

• Priorizar la cantidad de hábitat disponible para los macroinvertebrados, entendiéndose


como el Perímetro mojado, en los meses de estiaje.
• Priorizar una mayor abundancia y diversidad de macroinvertebrados en el resto del año,
procurando mantener al menos una profundidad de 35 cm.

Para Aplochiton zebra:

• Mantener a lo menos un 60% del hábitat potencial idóneo (HPI) durante el periodo de
desove, comprendido desde julio a septiembre. Aunque, Andrade et al (s/a) establece que
el periodo de desove comienza en marzo y podría extenderse hasta inicios de primavera,
por lo que este criterio puede extenderse a otros meses también.

Para Galaxias maculatus:

• Mantener a lo menos un 50% del hábitat potencial idóneo (HPI) durante el periodo de
desove (julio a enero).

Para Trichomycterus areolatus:

• Mantener a lo menos un 50% del hábitat potencial idóneo (HPI) durante el periodo de
desove (octubre a diciembre).
• Mantener a los menos un 50% del hábitat potencial idóneo (HPI) para los adultos de mayo
a septiembre.

Para Aegla sp.:

• Mantener profundidades iguales o mayores a 35 cm.

4.10.2. Evaluación de alternativas

Este ítem corresponde a la comparación entre el hábitat potencial útil o perímetro mojado, según
corresponda, de los caudales correspondientes a cada área de importancia ambiental bajo dos
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
42
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
condiciones: situación con proyecto (caudal ambiental propuesto) y sin proyecto (caudales medios
mensuales).

Los escenarios fueron construidos considerando los registros históricos mensuales recopilados en
la caracterización hidrológica de este estudio y considerando la operación futura del proyecto
hidroeléctrico, bajo la mantención del caudal ambiental correspondiente.

Con esta evaluación de alternativas, se obtuvo el caudal ambiental que cumpla con los criterios
definidos del requerimiento ambiental definido para cada especie objetivo.

4.10.3. Crecidas ordinarias interanual

Las crecidas ordinarias se obtuvieron del informe “Anexo 05. Hidrología. Proyecto Hidroeléctrico El
Mañío (reingreso)” (IG Ambiental, 2017a). En dicho informe se obtuvieron las crecidas para distintos
periodos de retorno mediante métodos indirectos.

Dada la componente pluvial del río Conquil, se estimó que las crecidas asociadas a periodos de
retorno de 2 años se asocian a los eventos de flushing flows, y las crecidas para un periodo de
retorno de 5 años, se asocian a la mantención de vegetación ribereña. La mantención de vegetación
ribereña es relevante en este estudio debido a las siguientes razones:

1) Presencia de especies vegetacionales clasificadas como Preocupación menor y Casi


Amenazada (Saxegothaea conspicua) (más detalles en el capítulo 5.1.8.1Plantas riparianas).
2) Aporte de detritos como base de la cadena trófica del ecosistema fluvial.
3) Generación de microhábitat para las especies acuáticas (sombra, troncos caídos, estructura
para desove de peces) y posaderos para las aves que se alimentan de peces (Martín
pescador).

Debido a la ausencia de información sobre los requerimientos hidrodinámicos para las especies
vegetacionales y en general para la vegetación ribereña, se siguió lo recomendado en la Guía de
Caudal Ambiental (según punto 2.3.1.2 de la Guía).

4.10.4. Validación hidrológica

Finalmente, considerando el caudal ambiental propuesto y el funcionamiento del sistema fluvial


obtenido a través del diagrama unifilar y a la regla de operación del proyecto, se realizó la validación
hidrológica del caudal ambiental. La regla de operación consistió en definir los rangos mínimos y
máximos de caudales para poder operar las turbinas de cada Minicentral que compone el proyecto
hidroeléctrico.

En primer lugar, se obtuvo los caudales medios mensuales durante todo el período que se tuviera
registro. Estos caudales se compararon con el caudal mínimo turbinable, tanto para El Mañío
Superior como inferior, los cuales son 0,07 m3/s y 0,53 m3/s, respectivamente.

Esta validación hidrológica se realiza con el objeto de evaluar de acuerdo a los caudales históricos
estimados cuántas veces no se alcanzó el mínimo turbinable dentro de este período de tiempo (en
otras palabras, evaluar cuántos meses no hubiese sido posible generar en caso que la central
hubiese estado operando). También, se determinó el caudal remanente una vez operando la central,
el cual correspondió al caudal ambiental en caso que el caudal medio mensual no fuera capaz de
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
43
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
cubrir el máximo caudal turbinable más el caudal ambiental, y a la diferencia entre el caudal medio
mensual y la suma del caudal máximo turbinable con el caudal ambiental.

4.11. Propuesta de caudal ambiental


Una vez realizada la validación hidrológica del régimen de cauda ambiental, se propone el caudal
ambiental que deberá respetarse en el Área de Influencia y aquel que debe ser liberado por el
proyecto hidroeléctrico El Mañío en cada una de sus minicentrales que lo componen.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
44
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

5. RESULTADOS

5.1. Caracterización del sistema fluvial


Dentro de la caracterización del sistema fluvial, se debe realizar una caracterización de los
componentes de hidrología, morfología, fisicoquímica, ecología, zonas ribereñas y actividades
antrópicas.

5.1.1. Caracterización hidrológica

El río Conquil presenta un régimen principalmente pluvial. Debido a que esta cuenca no presenta
estaciones fluviométricas, los caudales medios mensuales fueron obtenidos a partir de una
transposición de caudales con las estaciones Caunahue, Nilahue y Liquiñe de los caudales medios
diarios (ERH 2018)

A partir de dicha información se obtuvieron los caudales medios mensuales para las 5 captaciones
que presenta este proyecto hidroeléctrico. Dichos caudales se muestran en la Tabla 5.1.

Tabla 5.1 Caudales asociados a una probabilidad de excedencia igual a 50% para las captaciones
que componen el proyecto hidroeléctrico El Mañío

Mes Caudal asociado a probabilidad excedencia igual a 50% (m3/s)


Mañío Mañío Secundaria Secundaria Secundaria
superior Inferior 1 2 3
Abril 0,74 1,20 0,03 0,05 0,07
Mayo 2,02 3,28 0,09 0,13 0,20
Junio 2,96 4,81 0,13 0,19 0,29
Julio 2,57 4,18 0,11 0,16 0,25
Agosto 2,42 3,93 0,11 0,15 0,24
Septiembre 1,92 3,12 0,09 0,12 0,19
Octubre 1,40 2,27 0,06 0,09 0,14
Noviembre 1,21 1,97 0,05 0,08 0,12
Diciembre 1,17 1,90 0,05 0,07 0,11
Enero 0,52 0,85 0,02 0,03 0,05
Febrero 0,35 0,56 0,02 0,02 0,03
Marzo 0,42 0,68 0,02 0,03 0,04
Fuente: ERH (2018).

De la tabla anterior se observa que los mayores caudales ocurren entre junio y agosto y la época de
estiaje es finalizando la temporada estival (febrero). El caudal medio anual para el mañío Superior
es igual a 1,48 m3/s, mientras que para el Mañío Inferior, el caudal medio anual es igual a 2,4 m3/s.
Para las captaciones secundarias 1, 2 y 3, los caudales medios anuales son 0,07 m3/s, 0,09 m3/s y
0,14 m3/s, respectivamente.

Los registros de caudales generados fueron ajustados a una función de distribución de


probabilidades (ERH, 2018). Los caudales medios mensuales asociados a distintos periodos de
retorno para Mañío Superior, Mañío Inferior y las tres captaciones secundarias, se muestran en las

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
45
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Tabla 5.2, Tabla 5.3, Tabla 5.4, Tabla 5.5 y Tabla 5.6. Las curvas de variación estacional respectivas,
se muestran en las Figura 5.1 y Figura 5.2.

Tabla 5.2 Caudales medios mensuales en río Conquil para el Mañío Superior asociados a
distintos probabilidad de excedencia (Pexc)

Mes Pexc 5% Pexc 10% Pexc 20% Pexc 50% Pexc 85% Pexc 95%
Abril 2.03 1.78 1.26 0.74 0.45 0.3
Mayo 3.31 3.22 2.95 2.02 0.83 0.51
Junio 6.25 5.45 4.34 2.96 1.85 1.53
Julio 4.97 4.62 3.74 2.57 1.86 1.19
Agosto 3.58 3.12 2.93 2.42 1.76 1.61
Septiembre 2.7 2.62 2.58 1.92 1.33 1.2
Octubre 2.18 2.06 1.95 1.4 0.9 0.77
Noviembre 2.43 2.15 1.88 1.21 0.89 0.55
Diciembre 2.07 1.93 1.69 1.17 0.42 0.32
Enero 1 0.8 0.69 0.52 0.4 0.23
Febrero 0.87 0.73 0.59 0.35 0.22 0.2
Marzo 0.9 0.7 0.58 0.42 0.25 0.21
Fuente: ERH (2018).

Tabla 5.3 Caudales medios mensuales en río Conquil para el Mañío Inferior asociados a distintos
probabilidad de excedencia (Pexc)

Mes Pexc 5% Pexc 10% Pexc 20% Pexc 50% Pexc 85% Pexc 95%
Abril 3.3 2.9 2.05 1.2 0.72 0.49
Mayo 5.38 5.24 4.81 3.28 1.34 0.82
Junio 10.17 8.87 7.05 4.81 3.01 2.5
Julio 8.08 7.51 6.08 4.18 3.03 1.94
Agosto 5.82 5.07 4.76 3.93 2.87 2.62
Septiembre 4.39 4.26 4.19 3.12 2.17 1.95
Octubre 3.55 3.35 3.17 2.27 1.46 1.26
Noviembre 3.95 3.5 3.06 1.97 1.44 0.9
Diciembre 3.37 3.15 2.74 1.9 0.69 0.52
Enero 1.63 1.3 1.11 0.85 0.66 0.37
Febrero 1.42 1.19 0.95 0.56 0.36 0.32
Marzo 1.47 1.14 0.94 0.68 0.41 0.35
Fuente: ERH (2018).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
46
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Tabla 5.4 Caudales medios mensuales en Captación secundaria 1 asociados a distintos
probabilidad de excedencia (Pexc)

Mes Pexc 5% Pexc 10% Pexc 20% Pexc 50% Pexc 85% Pexc 95%
Abril 0.09 0.08 0.06 0.03 0.02 0.01
Mayo 0.15 0.14 0.13 0.09 0.04 0.02
Junio 0.28 0.24 0.19 0.13 0.08 0.07
Julio 0.22 0.2 0.17 0.11 0.08 0.05
Agosto 0.16 0.14 0.13 0.11 0.08 0.07
Septiembre 0.12 0.12 0.11 0.09 0.06 0.05
Octubre 0.1 0.09 0.09 0.06 0.04 0.03
Noviembre 0.11 0.1 0.08 0.05 0.04 0.02
Diciembre 0.09 0.09 0.07 0.05 0.02 0.01
Enero 0.04 0.04 0.03 0.02 0.02 0.01
Febrero 0.04 0.03 0.03 0.02 0.01 0.01
Marzo 0.04 0.03 0.03 0.02 0.01 0.01
Fuente: ERH (2018).

Tabla 5.5 Caudales medios mensuales en Captación secundaria 2 asociados a distintos


probabilidad de excedencia (Pexc)

Mes Pexc 5% Pexc 10% Pexc 20% Pexc 50% Pexc 85% Pexc 95%
Abril 0.13 0.11 0.08 0.05 0.03 0.02
Mayo 0.21 0.2 0.19 0.13 0.05 0.03
Junio 0.4 0.35 0.27 0.19 0.12 0.1
Julio 0.31 0.29 0.24 0.16 0.12 0.08
Agosto 0.23 0.2 0.19 0.15 0.11 0.1
Septiembre 0.17 0.17 0.16 0.12 0.08 0.08
Octubre 0.14 0.13 0.12 0.09 0.06 0.05
Noviembre 0.15 0.14 0.12 0.08 0.06 0.03
Diciembre 0.13 0.12 0.11 0.07 0.03 0.02
Enero 0.06 0.05 0.04 0.03 0.03 0.01
Febrero 0.06 0.05 0.04 0.02 0.01 0.01
Marzo 0.06 0.04 0.04 0.03 0.02 0.01
Fuente: ERH (2018).

Tabla 5.6 Caudales medios mensuales en Captación secundaria 3 asociados a distintos


probabilidad de excedencia (Pexc)

Mes Pexc 5% Pexc 10% Pexc 20% Pexc 50% Pexc 85% Pexc 95%

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
47
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Abril 0.2 0.17 0.12 0.07 0.04 0.03


Mayo 0.32 0.31 0.29 0.2 0.08 0.05
Junio 0.61 0.53 0.42 0.29 0.18 0.15
Julio 0.48 0.45 0.36 0.25 0.18 0.12
Agosto 0.35 0.3 0.29 0.24 0.17 0.16
Septiembre 0.26 0.26 0.25 0.19 0.13 0.12
Octubre 0.21 0.2 0.19 0.14 0.09 0.08
Noviembre 0.24 0.21 0.18 0.12 0.09 0.05
Diciembre 0.2 0.19 0.16 0.11 0.04 0.03
Enero 0.1 0.08 0.07 0.05 0.04 0.02
Febrero 0.08 0.07 0.06 0.03 0.02 0.02
Marzo 0.09 0.07 0.06 0.04 0.02 0.02
Fuente: ERH (2018)

Figura 5.1 Curva de Variación Estacional en río Conquil para Mañío Superior (izq.) y Mañío
Inferior (der)

Fuente: basado en ERH (2018)

Figura 5.2 Curva de Variación Estacional en río Conquil para captación secundaria 1 (izq.) y
captación secundaria 2 (der) y Captación secundaria 3 (abajo)

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
48
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Fuente: basado en ERH (2018).

Las crecidas diarias asociadas a distintos periodos de retorno se muestran en la Tabla 5.7. Estas
crecidas fueron obtenidas de los estudios hidrológicos realizados para este proyecto hidroeléctrico.

Tabla 5.7 Caudales de crecida (m3/s) para diferentes períodos de retorno

T (años) Mañío Superior Mañío Inferior Secundaria 1 Secundaria 2 Secundaria 3


2 30 41 0.57 0.44 1.22
5 38 51 0.75 0.58 1.61
10 42 57 0.86 0.66 1.85
20 46 64 0.98 0.75 2.09
50 50 77 1.11 0.85 2.38
100 53 86 1.23 0.94 2.62
Fuente: IG Ambiental (2017a), IG Ambiental (2017b).

El sector en donde se emplazará el proyecto hidroeléctrico El Mañío, se ubica en el río Conquil, sobre
el cual confluyen por el oriente 2 pequeñas y 1 quebradas por el poniente, denominadas como
Quebrada 1, Quebrada 2, y Quebrada 3, respectivamente. Las quebradas fueron identificadas en la
salida a terreno (marzo 2018). Todos los afluentes al río Conquil identificados en el área de
Influencia, han sido descritos como cursos de agua de origen pluvial. El Diagrama Unifilar se muestra
en la Figura 5.3

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
49
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.3 Diagrama unifilar del Río Conquil y sus quebradas en el Área de Influencia del
proyecto Hidroeléctrico El Mañío.

Fuente: elaboración propia.

En el AI no existen extracciones que estén asociadas a derechos de agua, ni tampoco a restituciones


ajenas al proyecto hidroeléctrico. Por lo tanto, solo se consideraron los tres afluentes menores
descritos anteriormente.

5.1.2. Caracterización morfológica

a) Caracterización a macroescala.

De acuerdo a lo expuesto en el estudio hidrológico para la Minicentral Hidroeléctrica El Mañío(IG


Ambiental, 2017a), el cual fue incluido como antecedente de este estudio, el río Conquil es afluente
al lago Panguipulli y nace en un cordón montañoso ubicado al sur de dicho lago.

A partir de un Modelo Digital de Elevación, se construyó un perfil longitudinal del río Conquil en el
AI (Figura 5.3)

Figura 5.4 Perfil longitudinal del río Conquil en al Área de Influencia

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
50
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

500

400
Altura (m)

300

200

100

0
0 1000 2000 3000 4000 5000 6000
Distancia (m)

Fuente: Elaboración propia

En el perfil longitudinal se aprecia que las pendientes son altas y similares, en torno a 5%, en casi
todo el largo del tramo comprendido en el Área de Influencia, mostrando un tramo homogéneo.

De acuerdo a la salida a terreno, el río Conquil es unicauce con presencia de macrorrugosidad. Según
la clasificación de Rosgen (1994), el río Conquil es del tipo A2, es decir, es un río unicauce con baja
sinuosidad, dominado por bolones (Figura 5.5).

Figura 5.5 Características hidromorfológicas del río Conquil en el Área de Influencia del proyecto
El Mañío.

Fuente: elaboración propia.

b) Caracterización a mesoescala.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
51
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
En el área de influencia del proyecto hidroeléctrico predominan las zonas unicauces de rápidos con
pendientes moderadas a fuertes y aguas turbulentas, asociado al cordón montañoso ubicado en la
ribera sur del lago Panguipulli, que de acuerdo a la clasificación de Montgomery y Buffington (1997)
el patrón hidromorfológico corresponde al tipo step-pool.

En el área de influencia, se ubican 3 saltos de agua (Figura de ubicación de los saltos). Entre la
captación de Mañío Superior y el Salto N°3, se aprecia la presencia de mesohábitat rápidos y lentos,
con mayor predominancia de Unidades hidromorfológicas tipo rápidos. El tipo de mesohábitat
rápido se caracteriza por presentar material granular grandes y medianos (bolones y cantos
rodados) y velocidades de escurrimientos elevadas (Figura 5.6). Los mesohábitat tipo lento, se
caracterizan principalmente por procesos de erosión localizados dado por alguna obstrucción al
flujo (vertedero) generado por el mismo material granular presente (Figura 5.6).

Figura 5.6 Tipos de Unidades hidromorfológicas (mesohábitat) presentes en el río Conquil desde
la captación de Mañío Superior y el Salto N°3 en el Área de Influencia. Mesohábitat rápidos
(izquierda). Mesohábitat lento (derecha).

Fuente: elaboración propia

El patrón de alternancia de estos dos tipos de mesohábitat en el AI es del orden de 3:1, es decir, la
longitud de los mesohábitat rápidos es tres veces mayor que a longitud de los mesohábitat lentos.

A partir del salto N°3 y la restitución de Mañío Inferior, la pendiente disminuye a 0,8%, con lo cual
la morfología del río presenta una sinuosidad mayor, menor velocidad media y una predominancia
de mesohabitat tipo lentos. Según la clasificación de Montgomery y Buffington (1997), el patrón
hidromorfológico es del tipo rifle-pool.

Figura 5.7 Tipos de Unidades hidromorfológicas (mesohábitat) presentes en el río Conquil desde
el Salto N°3 hasta la restitución de Mañío Inferior en el Área de Influencia. Mesohábitat rápidos
(izquierda). Mesohábitat lento (derecha).
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
52
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Fuente: elaboración propia

Para el caso de las quebradas asociadas a las captaciones Secundarias 1, 2 y 3, las pendientes son
elevadas, en torno a 7%. Para las tres quebradas, el patrón hidromorfológico es de alta pendiente,
unicauce y elevadas velocidades, presentando un patrón de alternancia de mesohábitat tipo
Cascada y step-pool.

Figura 5.8 Tipos de Unidades hidromorfológicas (mesohábitat) presentes en las Quebradas


pertenecientes al Área de Influencia. Mesohábitat rápidos asociados a Quebrada 1 (izquierda).
Mesohábitat rápidos asociadas a Quebrada 2 (derecha). Mesohábitat rápidos asociadas a
Quebrada 3 (inferior)

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
53
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Fuente: elaboración propia.

5.1.3. Caracterización fisicoquímica

En la Tabla 5.8 se muestran los valores de los parámetros medidos en terreno. De acuerdo con la
NCh 1.333/87 Numeral 6: Requisitos del Agua para Riego, los valores observados de pH en las
estaciones E4 y CS2 están fuera del rango permisible (5,5-9,0). No obstante, los valores de pH
medidos en laboratorio a 25°C fueron menores a los observados, por lo que estuvieron en norma.

En cuanto a la temperatura, esta se mantuvo entre los 8,1 y 9,2°C, por lo que según la NCh 1.333/87:
Requisitos para aguas destinadas a vida acuática, el río Conquil cumpliría con la norma, ya que la
temperatura no varió en más de 3 ºC. Así también con el oxígeno disuelto, el cual resultó ser mayor
que el valor mínimo de 5 mg/l establecido en dicha norma.

Tabla 5.8 Valores de pH, Temperatura (T°), Conductividad Eléctrica (CE) y Oxígeno Disuelto (OD)
medidos in situ

Estaciones T° OD CE
Ubicación pH
muestreo (ºC) (mg/l) (μS/cm)
Ubicado aguas arriba
de las obras de azud y
captación de C.H.
E-1 8,64 8,1 7,80 14,1
Mañío Superior y aguas
abajo de las principales
obras del Proyecto.
Ubicado aguas arriba
del Sector de Acopio
Nº3 y aguas abajo del
E-2 Sector de Acopio Nº1, 8,78 8,8 7,06 25,0
Sector de Acopio Nº2 y
de la instalación de
Faenas.
Ubicado aguas arriba
E-3 8,92 9,1 7,38 19,7
del Sector de Acopio
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
54
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Nº1 y aguas abajo de
las obras de Cantera
Roca
Ubicado en el extremo
Norte (E), aguas arriba
E-4 9,4 8,8 7,86 26,1
de las obras del
Proyecto
Ubicado entre los
puntos E-2 y E-1, aguas
C-S2 9,01 9,2 7,29 140,1
arriba del Sector de
Acopio Nº3
Fuente: IG AmbientalInerco (2018b)

Respecto a la clasificación del agua para su uso en riego según los niveles de conductividad y sólidos
disueltos totales, el agua del río Conquil se clasifica como “Agua con la cual generalmente no se
observan efectos perjudiciales”, puesto que la conductividad específica tuvo valores menores a 750
μs/cm (C ≤ 750) y los Sólidos Disueltos Totales valores menores a 500 mg/l (S ≤ 500).

En la Tabla 5.9 se observa que todos los parámetros analizados en laboratorio, a excepción del sodio
porcentual (%), se encuentran bajo los límites máximos permisibles por la NCh 1.333/87: Requisitos
del Agua para Riego. Los límites de sodio porcentual fueron excedidos en cuatro de las cinco
estaciones de muestreo (E1, E2, E4 y CS2).

Tabla 5.9 Resultados de laboratorio de calidad de aguas y comparación con NCh.1.333/87 Agua
para uso en Riego.

MÁXIMO
PARÁMETROS UN. E1 E2 E3 E4 CS2 PERMITIDO NCh.
1.333/87
Aluminio mg/L <0,5 <0,5 <0,5 <0,5 <0,5 5,0
Arsénico mg/L <0,001 <0,001 <0,001 <0,001 <0,001 0,1
Bario mg/L <0,1 <0,1 <0,1 <0,1 <0,1 4,0
Berilio mg/L <0,01 <0,01 <0,01 <0,01 <0,01 0,1
Boro mg/L 0,06 0,05 0,04 0,06 0,06 0,75
Cadmio mg/L <0,01 <0,01 <0,01 <0,01 <0,01 0,01
Cianuro mg/L <0,02 <0,02 <0,02 <0,02 <0,02 0,2
Cloruro mg/L <5 <5 <5 <5 <5 200
Cobalto mg/L <0,05 <0,05 <0,05 <0,05 <0,05 0,05
Cobre mg/L <0,01 <0,01 <0,01 <0,01 <0,01 0,2
Conductividad
μs/cm 18 20 21 20 18 -
específica (a 25ºC)
pH (25 ºC) - 6,6 7,2 7,8 7,3 7,6 -
Cromo mg/L <0,05 <0,05 <0,05 <0,05 <0,05 0,1
Fluoruro mg/L <0,5 <0,5 <0,5 <0,5 <0,5 1,0
Hierro mg/L 0,24 0,08 0,07 0,10 0,24 5,0
Litio mg/L <0,01 <0,01 <0,01 <0,01 <0,01 2,5
Manganeso mg/L <0,01 <0,01 <0,01 <0,01 <0,01 0,2

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
55
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
MÁXIMO
PARÁMETROS UN. E1 E2 E3 E4 CS2 PERMITIDO NCh.
1.333/87
Mercurio mg/L <0,0005 <0,0005 <0,0005 <0,0005 <0,0005 0,001
Molibdeno mg/L <0,005 <0,005 <0,005 <0,005 <0,005 0,01
Níquel mg/L <0,05 <0,05 <0,05 <0,05 <0,05 0,2
Plata mg/L <0,01 <0,01 <0,01 <0,01 <0,01 0,2
Plomo mg/L <0,05 <0,05 <0,05 <0,05 <0,05 5
Razón Adsorción
- 0,4 0,3 0,2 0,3 0,4 -
Sodio (RAS)
Selenio mg/L <0,001 <0,001 <0,001 <0,001 <0,001 0,02
Sodio Porcentual % 48,8 39 33 38,8 48,8 35
Sólidos disueltos
mg/L 30 8 <5 17 30 -
totales
Sulfato mg/L <10 <10 <10 <10 <10 250
Vanadio mg/L <0,1 <0,1 <0,1 <0,1 <0,1 0,1
Zinc (Cinc) mg/L <0,01 <0,01 <0,01 <0,01 <0,01 2,0
Voles en rojo indican no cumplimiento de la Norma. Fuente: IG AmbientalInerco (2018)

Según la NCh 1.333/87: Requisitos del Agua para Riego, el límite máximo de coliformes fecales es
de 1000 NMP/100 mL. Entonces, la concentración de coliformes fecales obtenida en las estaciones
de muestreo cumple con dicha norma (Tabla 5.10).

Tabla 5.10 Coliformes Fecales v/s Límite Máximo Permitido NCh Nº 1.333

LÍMITE MÁXIMO PERMITIDO


PUNTO COLIFORMES FECALES UNIDAD
NCH. Nº 1.333/87
E1 17,0
E2 46,0
E3 17,0 NMP/100 mL ≤ 1.000
E4 32,0
CS2 140,0
Fuente: IG AmbientalInerco (2018b)

5.1.4. Caracterización ecológica

5.1.4.1 Fauna íctica

En la campaña de muestreo realizada en noviembre de 2015 no se capturaron ejemplares de peces


(Tabla 5.11), debido, probablemente, a la disminución de zonas de refugio para los peces producto
del aumento del caudal, y con ello, el aumento de la corriente, disminución de pozones y menor
disponibilidad de alimento (baja densidad de macroinvertebrados, entre 21 y 172 ind/m 2) (IG
Ambiental, 2015). No obstante, en las campañas realizadas en 2016 y 2017 se registraron en total
seis especies ícticas: Oncorhynchus mykiss (Trucha arcoíris), Percichthys trucha (Perca trucha),
Trichomycterus areolatus (Bagre chico), Galaxias maculatus (Puye), Galaxias platei (Puyén grande),
Aplochiton taeniatus (Peladilla) y Aplochiton zebra (Peladilla) (Tabla 5.11).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
56
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Tabla 5.11 Presencia de fauna íctica en las estaciones de muestreo

Estaciones de muestreo por campaña Coordenadas geográficas


Descripción
2015 2016 2017 Norte Este
Captación Secundaria (intersección eje del - CS1 - 5.596.484 734.188
proyecto y vertiente) Negativa
Captación Secundaria (intersección eje del - CS2 CS2 5.597.445 735.066
proyecto y vertiente) Negativa Negativa
Captación Secundaria (intersección eje del - CS3 - 5.598.572 735.780
proyecto y vertiente) Negativa
Intersección Río Conquil con vertiente - CS1-Río - 5.596.414 734.310
Captación Secundaria Positiva
Intersección Río Conquil con vertiente - CS2-Río - 5.598.332 735.027
Captación Secundaria Negativa
Intersección Río Conquil con vertiente - CS3-Río - 5.598.621 735.699
Captación Secundaria Negativa
CH Mañío Superior (Sector Captación) E1 E1 E1 5.596.015 734.230
Negativa Positiva Positiva
CH Mañío Superior-Inferior (280 m. aprox. E3 E2 E2 5.598.429 735.311
aguas arriba captación MI) Negativa Negativa Positiva
CH Mañío Inferior (restitución MI) E5 E3 E3 5.599.223 736.185
Negativa Positiva Positiva
Estación de control (desembocadura río E4 E4 E4 5.599.491 736.129
Conquil 200 m. al lago Panguipulli) Negativa Positiva Negativa
Punto Intermedio E2 - - 5.597.978 734.351
Negativa
- - - E5 5.599.543 736.085
Negativa
- - - CS3 5.597.801 736.322
Negativa
(-): indica que no se muestreó en las coordenadas señaladas. Coordenadas UTM, Datum WGS 84, Huso 18s. Fuente:
Modificado con base en IG Ambiental (2015, 2017d) e INERCO (2018a).

Respecto a los registros de peces colectados durante las campañas del 2016 y 2017, éstos se
registraron solo en las estaciones emplazadas en el río Conquil y no en sus afluentes. De las
campañas realizadas en 2016 y 2017, en primavera 2016 se registró una mayor abundancia de peces
(13 individuos), mientras que en verano de 2016 se registró la menor (5 ind.), y en todas las
campañas se registraron tres especies, a excepción de la campaña verano 2016 donde se registraron
dos (Figura 5.9). La especie más abundante en el área de estudio fue la especie introducida O. mykiss
con un total de 26 registros, seguido por las especies nativas A. zebra y P. trucha con cuatro registros,
y por último, T. areolatus y G. maculatus con un registro (Figura 5.9).

Durante la campaña de verano del 2016, solo se registró la especie introducida O. mykiss en las
estaciones E1 (Captación) y E3 (punto de restitución Mañío Inferior), ambas estaciones
comprendidas en el área de influencia del caudal ambiental. En la campaña siguiente (invierno
2016), se registró la presencia de O. mykiss en E1 y CS1-Río. Por otro lado, en la estación E4 (estación
Control, cercana a la desembocadura del río Conquil y fuera del área de influencia del caudal
ambiental), se registró la presencia de las especies nativas Percichthys trucha y Aplochiton zebra. En
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
57
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
primavera de 2016, se registró a O. mykiss en E1 (captación) y en E4 (control), mientras que en la
estación E3 (restitución Mañío Inferior) se registró a O. mykiss, Percichthys trucha, y por primera vez
a la especie nativa Galaxias maculatus (Figura 5.9 y Tabla 5.12).

En tanto, en la campaña de invierno 2017 (Figura 5.9 y Tabla 5.13), se registró a la especie O. mykiss
en las estaciones E1, E2 y E3. Mientras que en esta última (E3, restitución) se registró por primera
vez a la especie nativa Trichomycterus areolatus, y por segunda vez en el río a Aplochiton zebra,
aunque una estación más agua arriba que en el registro anterior (E4, invierno 2016), por lo que, está
descrita dentro del área de influencia del caudal ambiental.

En la campaña de primavera de 2017, se registraron 5 especies de ictiofauna, de las que 4 resultaron


ser nativas. Las especies nativas fueron Trichomycterus areolatus, Aplochiton taenatius, Galaxias
platei y Percichthys trucha, mientras que la especie introducida fue Oncorhyncus mykiss. Estas
fueron exclusivamente cuantificadas en el río Conquil. Durante este muestreo, se registró una
captura total de 60 individuos, los que fueron recolectados en dos fases de muestreo, uno diurno y
otro nocturno. Cabe destacar que durante los muestreos nocturnos la abundancia aparente de
ictiofauna fue menor que la registrada en los muestreos diurnos.

La especie que presentó mayor abundancia dentro de las estaciones, durante la campaña de
primavera de 2017, fue O. mykiss, presentándose en las estaciones E1, E2, E3, E4 Y E5, estando en
esta última presente en los muestreos diurnos como nocturnos. Continuando con el criterio de
abundancia, le siguen las especies P. trucha y T.areolatus, donde la primera concentró su
abundancia en la estación E3 y la segunda se observó en las estaciones E4 y E5.

Por otra parte, de acuerdo con la longitud de los individuos capturados de la especie O. mykiss, estos
corresponderían al estadio de vida de juveniles, a excepción de un adulto en la estación E1 (invierno
2017). Los individuos capturados de Percichthys trucha, también corresponden a juveniles, a
excepción de un adulto en la estación E3 (primavera 2016). En cambio, los ejemplares de Aplochiton
zebra correspondieron al estadio de adulto, al igual que el único ejemplar capturado de
Trichomycterus areolatus, el que era o estaba próximo a ser un adulto. Por último, el único ejemplar
de Galaxias maculatus correspondió a un juvenil (Tabla 5.12 y Tabla 5.13).

Cabe señalar que las especies nativas: Aplochiton zebra, Aplochiton taeniatus, Trichomycterus
areolatus, Percichthys trucha, Galaxias platei y Galaxias maculatus, se encontraron en las estaciones
emplazadas en la parte baja del río Conquil (E3 y E4) durante los muestreos de invierno y primavera,
siendo E3 parte del área de influencia del caudal ambiental.

De las especies capturadas en AI del caudal ambiental, O. mykiss es una especie introducida e
invasora, Percichthys trucha junto con Galaxias maculatus son especies nativas clasificadas como
Preocupación Menor para el área de estudio, estando bajo una categoría de mayor amenaza desde
la región del Maule al norte (Casi Amenazada y Vulnerable, respectivamente). Galaxias platei es otra
especie nativa que está catalogada como Preocupación menor, siendo su distribución desde la
región de los Ríos hacia el sur. Trichomycterus areolatus, Aplochiton taeniatus y Aplochiton zebra
son las especies que presentan un mayor nivel de amenaza en el AI, la primera clasificada como
Vulnerable y las otras dos En Peligro, por lo que Aplochiton taeniatus y Aplochiton zebra tienen un
mayor riesgo a la extinción (Tabla 5.15).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
58
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.9 Peces capturados por campaña (2016-2017)

CS3
Primavera 2017
CS2
E5
E4
E3
E2
E1

CS3
Invierno 2017

CS2
E5
E4
E3
E2
E1

CS1-Río
Primavera 2016

CS3
CS2
CS1
E4
E3
E2
E1

CS1-Río
CS3
Invierno 2016

CS2
CS1
E4
E3
E2
E1

CS2-Río
CS3-Río
CS1-Río
CS3
CS2
Verano 2016

CS1
E4
E3
E2
E1
0 2 4 6 8 10 12 14 16 18
Número de individuos
G. platei A. taeniatus T. areolatus A. zebra P. trucha G. maculatus O. mykiss

Fuente: elaboración propia con base en IG Ambiental (2017a, 2018).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
59
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Tabla 5.12 Parámetros morfométricos para cada especie registrada en las campañas del 2016

Campaña Estación Especie N X Peso (g) X Long (cm) CPUE Índice K


Verano 2016 CS1 SR 0 - - - -
CS2 SR 0 - - - -
CS3 SR 0 - - - -
CS1-Río SR 0 - - - -
CS2-Río SR 0 - - - -
CS3-Río SR 0 - - - -
E1 Oncorhynchus 4 8.65 ± 8,98 6,6 ± 3,3 0,84 0,0175
mykiss
E2 SR 0 - - - -
E3 Oncorhynchus 1 0,65 3,6 0,12 0,014
mykiss
E4 SR 0 - - - -
Invierno CS1 SR 0 - - - -
2016 CS2 SR 0 - - - -
CS3 SR 0 - - - -
CS1-Río Oncorhynchus 2 10 ± 6,19 8,15 ± 2,19 0,24 2,014
mykiss
CS2-Río NM 0 - - - -
CS3-Río NM 0 - - - -
E1 Oncorhynchus 4 5,95 ± 3,56 6,77 ± 1,31 0,48 0,4156
mykiss
E2 SR 0 - - - -
E3 SR 0 - - - -
E4 Percichthys trucha 2 1 ± 0,035 3,65 ± 0,07 0,24 0,020
Aplochiton zebra 1 4,15 - 0,12 0,01
Primavera CS1 SR 0 - - - -
2016 CS2 SR 0 - - - -
CS3 SR 0 - - - -
CS1-Río SR 0
CS2-Río NM 0 - - - -
CS3-Río NM 0 - - - -
E1 Oncorhynchus 1 11,59 9 0,12 0,016
mykiss
E2 SR 0 - - - -
E3 Oncorhynchus 6 0,23 ± 0,14 2,4 ± 0,41 1,08 0,72
mykiss
Percichthys trucha 2 0,7 ± 0,007 25,1 ± 31 0,24 0,012
Galaxias maculatus 1 0,97 4 0,12 0,015
E4 Oncorhynchus 3 0,17 ± 0,03 2,4 ± 0,1 0,36 0,0125
mykiss
N:número de individuos, X: promedio, CPUE: Captura por unidad de esfuerzo, Índice K= condición, SR: Sin Registro, NM:
No Muestreado. Fuente: Elaborado con base en IG Ambiental (2017a).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
60
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Tabla 5.13 Parámetros morfométricos para cada ejemplar registrado en la campaña de invierno
de 2017

Campaña Estación Especie Longitud (cm) Peso (g) Kc


Invierno E1 Oncorhynchus mykiss 18,3 71,2 1,16
2017
Oncorhynchus mykiss 8,2 5,38 0,98
E2
Oncorhynchus mykiss 7,3 3,51 0,90
Trichomycterus areolatus 5,5 1,41 0,85
Aplochiton zebra 7,5 2,77 0,66
Aplochiton zebra 5,8 1,55 0,79
E3
Aplochiton zebra 6,7 2,03 0,67
Oncorhynchus mykiss 6,1 2,4 1,06
Oncorhynchus mykiss 6,5 2,93 1,07
E4 SR - - -
E5 SR - - -
CS2 SR - - -
CS3 SR - - -
SR: Sin Registro. Fuente: INERCO (2018a).

Tabla 5.14Parámetros morfométricos para cada ejemplar registrado en la campaña de


primavera de 2017
Campaña Estación Especie Longitud (cm) Peso (g) Kc

Primavera E1 Oncorhynchus mykiss 11,6 17,84 0,97


2017
E2 Oncorhynchus mykiss 10,74 15,78 1,00

Oncorhynchus mykiss 2,87 0,06 0,05

E3 Aplochiton taeniatus 6,97 3,07 0,90

Percichthys trucha 4,41 0,98 1,09

Oncorhynchus mykiss 3,2 0,1 0,31

E4 Galaxias platei 7,7 3,7 0,81

Trichomycterus areolatus 6,2 1,71 0,60

Trichomycterus areolatus 2,7 0,03 0,05


E5
Oncorhynchus mykiss 8,77 3,97 0,56

CS2 SR - - -

CS3 SR - - -

SR: Sin Registro. Fuente: INERCO (2018a).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
61
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Tabla 5.15 Origen y estado de conservación de los peces colectados en el AI

Especie Nombre Origen Estado de Decreto


común conservación
Oncorhynchus mykiss Trucha arcoiris Introducida - -
Percichthys trucha Perca trucha Nativa Preocupación menor DS 19 MMA 2012
Trichomycterus areolatus Bagre chico Nativa Vulnerable DS 51 MINSEGPRES 2008
Galaxias maculatus Puye Nativa Preocupación menor DS 19 MMA 2012
Galaxias platei Puyén Grande Nativa Preocupación menor DS 38 MMA 2015
Aplochiton zebra Peladilla Nativa En Peligro D.S. 33 MMA 2011
Aplochiton taeniatus Peladilla Nativa En Peligro DS 33 MMA 2011
(-) no aplica al ser una especie introducida. Fuente: elaboración propia.

5.1.4.2 Macroinvertebrados

Los resultados del estudio realizado por IG Ambiental (2017f) indican que invierno de 2015 se
registraron 15 taxa, siendo la clase Insecta el grupo dominante con 14 taxa. Los ordenes más
representados fueron: Plecoptera (33%), Diptera (20%), Ephemeroptera y Trichoptera (13%).
Mientras que en primavera de 2015, aumentó la cantidad de taxa a 22, siendo la clase Insecta el
grupo dominante con 19 taxa. A diferencia de la campaña de invierno, en primavera se registró un
taxa de la clase Malacostraca (familia Aeglidae) y los ordenes más representativos fueron:
Trichoptera y Diptera (23%), Plecoptera (18%), Ephemenoptera y Coleoptera (9%) (ver composición
taxonómica en Tabla 5.16).

En invierno de 2016 se muestrearon ocho de los diez sitios de muestreo, registrándose un total de
23 taxa, siendo la clase Insecta la de mayor dominancia, con 22 taxa, seguido por la clase Hirudinea
con una taxa. Los órdenes más representados fueron: Diptera (30%), Trichoptera y Plecoptera (22%).
Mientras que en primavera de 2016, se registraron 29 taxa, con dominancia de la clase Insecta con
22 taxa, siendo los ordenes Diptera (20%), Plecoptera (20%) y Trichoptera (17%) los más
representados (IG Ambiental, 2017f).

En invierno de 2017 se registraron 10 taxa, siendo los ordenes Plecoptera (40%) y Diptera (30%) los
más representados (INERCO, 2018a).

Tabla 5.16 Composición taxonómica de la comunidad de macroinvertebrados por campaña

Inv. Prim. Inv. Prim. Inv.


Phylum Clase Orden Familia Género - Especie
2015 2015 2016 2016 2017
Hirudinea Hirudinea Indet. - - X X -
Annelida
Oligochaeta Oligochaeta Indet. - - - X -
Amnicolidae Littoridina sp. X X - - -
Mollusca Gastropoda Mesogastropoda Hydrobiidae - - - X -
Planorbidae - X - - -
Malacostraca Decapoda Aeglidae X X - X -
Crustacea Isopoda Jarinidae - - - X -
Athropoda
Ellipura Collembola - - - X -
Chelicerata Acari Acari Indet. - - - X -
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
62
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Leptophebiidae X X X X X
Ephemeroptera
Baetidae Andesiops sp. X X X X X
Megaloptera Corydalidae X X X -
Austroperlidae X X X X
Gripopterygidae X X X X X
Diamphipnoidae Diamphipnoa sp. X X X X X
Plecoptera
Perlidae X X X X -
Eusthenidae X X X X X
Notonemouridae - - - X -
Hydropsichidae Smicridea sp. X X X X X
Hydrobiosidae - X X X -
Helicophidae - X X X -
Trichoptera
Leptoceridae X X X X -
Insecta
Hydroptilidae - X - X -
Polycentropodidae - X - -
Psephenidae X X X X -
Coleoptera
Elmidae Elmis sp. - X X X -
Chironomidae
Chironomidae indet. X X X X X
Limoniidae Limoniidae indt. - X X X -
Athericidae - - X X -
Diptera Blephariceridae - X X - -
Empididae - - X - X
Tipulidae X X X X X
Simulidae Simulium sp. X X X X -
Ceratopogonidae - - - X -
X: presencia del taxa, (-): ausencia del taxa. Fuente: elaborado con base en IG Ambiental (2017f) e INERCO
(2018a).

Durante la campaña de invierno de 2015, en las estaciones E3 y E1 fue donde se registraron las
mayores abundancias de macroinvertebrados (149 ind/m2 y 172 ind/m2 respectivamente), mientras
que en la estación E4 fue donde se registró la menor abundancia (21 ind/m2). Así también, las
estaciones E1 y E3 presentaron las mayores riquezas de especies (12 y 9 taxa, respectivamente),
mientras que en E2 se registró la menor con 5 taxa. No obstante, las estaciones E1 y E4 resultaron
ser las estaciones con mayor diversidad específica de macroinvertebrados, siendo E3 la de menor
diversidad (Figura 5.10) (IG Ambiental, 2017f).

Los taxa dominantes durante la campaña de invierno de 2015 en E1 fueron: Hydropsichidae,


Leptophebiidae y Baetidae concentrando el 78% de la varianza total. Mientras que en E2 fue
Leptophebiidae con el 76% de la varianza, en E3 fueron: Leptophebiidae y Hydropsichidae (con un
68 y 15% de la abundancia total), y en E4, Leptophebiidae con el 61% (IG Ambiental, 2017f).

Figura 5.10 Parámetros comunitarios calculados para cada estación de muestreo, invierno 2015

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
63
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Fuente: IG Ambiental (2017f)

En la campaña de primavera de 2015, se muestrearon dos estaciones de muestreo, E3 y E4, de las


cuales E3 resultó ser la de mayor abundancia (769 ind/m2 vs 232 ind/m2) y riqueza (19 taxa vs 15
taxa), aunque la diversidad fue la misma para ambas estaciones (Figura 5.11).

Los taxa dominantes en E3 fueron: Chironomidae, Hydroptilidae y Tipulidae concentrando el 85%


de la abundancia total, mientras que en E4 fueron: Limoniidae y Tipulidae sumando el 60% de la
abundancia.

Figura 5.11 Parámetros comunitarios calculados para cada estación de muestreo, primavera
2015

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
64
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Fuente: IG Ambiental (2017f)

En la campaña de invierno de 2016 se muestrearon ocho estaciones de muestreo, de las cuales E1


presentó una mayor abundancia de macroinvertebrados (573 ind/m2), seguida por las estaciones
E4, CS1 y CS1-Río con abundancias por sobre los 300 ind/m2, siendo las estaciones E3 y CS3 las de
menor abundancia con valores menores a 50 ind/m2. Respecto a la riqueza de taxa, CS1-Río fue la
estación que mostró una mayor riqueza con 17 taxa, seguida por CS1 y E1, con 15 y 13 taxa,
respectivamente. La menor riqueza se observó en la estación E2 con 7 taxa y en la estación CS3 con
6 taxa (ver Figura 5.12) (IG Ambiental, 2017f).

De acuerdo con el índice de Diversidad de Shannon, la estación con mayor diversidad fue CS1,
seguida por E1, CS1-Río, E3 y CS3, por último, la estación con menor diversidad fue CS2 (ver Figura
5.12) (IG Ambiental, 2017f).

Los taxa dominantes de cada estación se indican en la Tabla 5.17 junto con los porcentajes de
contribución a la abundancia total de los taxa dominantes. Cabe señalar que los taxa dominantes
más frecuentes entre las estaciones de muestreo fueron Leptophebiidae y Chironomidae.

Figura 5.12 Parámetros comunitarios calculados para cada estación de muestreo, invierno 2016

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
65
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Fuente: IG Ambiental (2017f).

Tabla 5.17 Taxa dominantes por estación de muestreo, invierno 2016

Taxa CS1 CS2 CS3 CS1-Río E1 E2 E3 E4


Leptophebiidae X X X X - X - -
Chironomidae X - - - X X X X
Baetidae X - - X - - - -
Simuliidae - X - - - - - -
Diamphipnoidae - X X - - - - -
Hydropsychidae - - X - X - - X
Limoniidae - - - - - - X -
% contribución 82% 64% 88% 92% 86% 87% 81% 91%
X: taxa dominante, (-): taxa no dominante. Fuente: elaborado con base en IG Ambiental (2017f).

Durante el muestreo de primavera de 2016, se registró la mayor densidad de macroinvertebrados


en la estación E2 (895 ind/m²) y las menores densidades en las estaciones E3 y CS3 (162 y 111
ind/m², respectivamente). No obstante, la riqueza varió de 16 a 20 taxa, siendo las estaciones E1 y
CS1 las de mayor riqueza, y CS3 la de menor riqueza. En cuanto al índice de Diversidad de Shannon,
las estaciones más diversas fueron E1, CS1 y CS3, mientras que la estación con menos diversidad fue
CS2.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
66
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
En cuanto a los taxa dominantes en cada estación de muestreo (Tabla 5.18), se observa que el taxa
Chironomidae es la más frecuente, seguida por Leptophebiidae, por lo que son las familias que
representan un mayor porcentaje de contribución a la abundancia total de macroinvertebrados.

Figura 5.13 Parámetros comunitarios calculados para cada estación de muestreo, primavera
2016

Fuente: IG Ambiental (2017f)

Tabla 5.18 Taxa dominantes por estación de muestreo, primavera 2016

Taxa CS1 CS2 CS3 CS1-Río E1 E2 E3 E4


Leptophebiidae X - - X - X X X
Leptoceridae - - - - - X X -
Chironomidae X X X X X X X X
Baetidae X - - X X - - X
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
67
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Hydropsychidae - X - - X - - -
Limoniidae - X - - - - - -
Hydrobiosidae - - X - - - - -
Tipulidae - - - - - - - X
% contribución 63% 68% 45% 46% 82% 75% 90% 90%
X: taxa dominante, (-): taxa no dominante. Fuente: elaborado con base en IG Ambiental (2017f).

Durante el muestreo de invierno de 2017, se registró la mayor abundancia de macroinvertebrados


en la estación E1, seguida por las estaciones E4 y E3, mientras que la menor abundancia se registró
en la estación CS2. En cuanto a la riqueza de taxa, en la estación E4 se registró la mayor, seguida
por la estación E1, mientras que en la estación CS2 se registró la menor riqueza.

Los taxa más dominantes en cada estación de muestreo se indican en la Tabla 5.19 junto con el
porcentaje de contribución a la abundancia total de macroinvertebrados. Cabe señalar que el taxa
Chironomidae fue el taxa dominante más frecuente de las estaciones.

Figura 5.14 Parámetros comunitarios calculados para cada estación de muestreo, invierno 2017

Fuente: elaborado con base en INERCO (2018a).

Tabla 5.19 Taxa dominantes por estación de muestreo, invierno 2017

Familia E1 E2 E3 E4 CS2
Leptophlebiidae - X X - -
Baetidae X - - - -
Austroperlidae - X - - -
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
68
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Hydropsichidae X - - - -
Chironomidae X X X X X
Tipulidae - - X -
% contribución 73% 74% 68% 40% 46%
X: taxa dominante, (-): taxa no dominante. Fuente: elaborado con base en INERCO (2018a).

En general, se observa que la riqueza y densidad de macroinvertebrados es mayor en primavera que


en invierno, lo que puede estar asociado a la disminución del caudal. No obstante, la densidad de
macroinvertebrados en la campaña de invierno de 2017 fue bastante elevada en comparación a las
otras campañas de invierno (al menos dos veces mayor).

Dentro de las familias comprendidas en estos muestreos, es de importancia destacar a la familia


Aeglidae, puesto que 16 de las 20 especies (18 especies y dos subespecies) presentes en Chile son
endémicas del país. Además, de las pancoras presentes en Chile, dos se encuentran Extintas, tres se
encuentran En Peligro y nueve están Vulnerables (Jara et al., 2006). Si bien, en los muestreos
realizados no se identificaron las especies presentes en el río Conquil, se sabe que se distribuyen en
la parte baja del río, entre las estaciones E3 y E4, según los siguientes antecedentes:

En el muestreo de invierno de 2015, se registró al taxa Aeglidae en la estación E4, observándose una
densidad de 2,67 ind/m2. Posteriormente, en la campaña de primavera de 2015, se volvió a registrar
al taxa en la estación E4, observándose una densidad de 21,33 ind/m2. También, se registró al taxa
en la estación E3, durante el muestreo de primavera de 2016, observándose una densidad de 5,3
ind/m2. Los últimos registros del taxa, ocurrieron en el muestreo de invierno de 2017, en las
estaciones E3 y E4, registrándose una abundancia promedio de 2 ind/m2 y 2,4 ind/m2,
respectivamente (IG Ambiental, 2017f; INERCO, 2018).

5.1.5. Anfibios

Durante las campañas realizadas en 2016 y 2017 se realizó el muestreo de anfibios tanto en los
cursos de agua como fuera de estos. Los anfibios registrados corresponden a Eupsophus roseus
(sapo rojo), especie endémica catalogada como Vulnerable (D.S N°41/12 MMA), y Pleurodema thaul
(sapito de cuatro ojos), especie Casi Amenazada (D.S N°41/12 MMA). Cabe señalar que los anfibios
no se capturaron en los cursos de agua asociados al área de influencia, ya que se registraron en los
ambientes de bosques sobre la hojarasca y charcos de agua.

Según Núñez y Garín (2010) Eupsophus roseus habita en los bosques húmedos entre la hojarasca y
en terrenos selváticos inundados. También (Veloso y Núñez, 2003 citado por Núñez y Garín, 2010),
establece que E. roseus habita bajo los troncos cercanos a aguadas y arroyos. Sus primeros estadios
de vida transcurren en pequeños charcos de agua (IUCN, 2010). Por ende, no es una especie
dependiente de los ríos y esteros cuando se encuentra en un ambiente húmedo con abundante
hojarasca y troncos.

El hábitat de Pleurodema thaul se describe como terrestre y acuático, encontrándose comúnmente


en los bosques de Nothofagus, aunque también en estepas, pastizales y zonas de transición. Los
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
69
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
adultos se encuentran entre la vegetación terrestre, debajo de los troncos y de las rocas. Sus
primeros estadios de vida se desarrollan en todo tipo de cuerpos de agua, prefiriendo charcos o
cuerpos de agua poco profundos (IUCN, 2015). Por lo que tampoco es una especie dependiente de
los ríos y esteros cuando se encuentra en un ambiente húmedo con abundante hojarasca y troncos.

5.1.6. Aves

Durante las campañas realizadas en 2016 y 2017 se realizó el muestreo de aves en zonas de cauce
y en zonas alejadas de éstos. En estos muestreos se registraron dos especies de aves asociadas al
río Conquil, las que fueron avistadas cercanas a la restitución 1. Estas especies son: Cinclodes
patagonicus chilensis (churrete) y Megaceryle torquata (Martín pescador). Ambas especies son
nativas y no han sido evaluadas por el Comité de Clasificación de Especies. Cinclodes patagonicus
chilensis es una especie que se encuentra asociada a casi todas las partes donde hay agua, desde la
zona costera hasta unos 2000 m.s.n.m., puesto que se alimenta de invertebrados provenientes del
suelo, rocas, desechos, y riberas de los cursos y cuerpos de agua. Además, nidifica en excavaciones
hechas en barrancos, cortes y orillas escarpadas de ríos.

Megaceryle torquata es una especie que se encuentra en las bahías, y en los cursos y cuerpos de
agua de aguas tranquilas y claras rodeadas de árboles, puesto que se alimenta de peces (de hasta
20 cm), de anfibios, insectos y cangrejos. Nidifican en túneles que construyen cercanos a los ríos,
lagos o ensenadas.

5.1.7. Mamíferos

En cuanto a la presencia de mamíferos asociados a los cursos de agua del área de influencia del
caudal ambiental, no se registró la presencia de Lontra provocax (Huillín), solo se registró la
presencia de la especie invasora Neovison vison (Visón) en la parte baja del río Conquil.

5.1.8. Caracterización zona de ribera

5.1.8.1 Plantas riparianas

Según el estudio de vegetación ripariana (IG Ambiental, 2017g) en la estación E1 el lecho del río
tenía un ancho aproximado de 10 a 15 metros y el ancho de la zona ripariana 5 metros. La
vegetación descrita corresponde a un bosque maduro del tipo forestal siempreverde, el cual se
caracterizó por tener tres estratos, los cuales se detallan en la Tabla 5.20. En esta estación se
registraron 10 especies vegetales, de la cuales el Mañio (Saxegothaea conspicua) está en categoría
Casi Amenazada, y otras nueve especies están en Preocupación Menor.

Tabla 5.20 Caracterización de la formación vegetal de la zona ripariana de la estación E1

Estrata Especies Cobertura


Arbóreo (>20m) Coigüe (Nothofagus dombeyi) 70%
Ulmo (Eucryphia cordifolia)
Mañío (Saxegothaea conspicua)
Tepa (Laureliopsis philippiana)

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
70
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Leñoso bajo o arbustivo Quila (Chusquea quila) 50%
Pitrilla (Myrceugenia planipes)
Arrayán (Luma apiculata)
Arrayán macho (Rhaphithamnus
spinosus)
Maqui (Aristotelia chilensis)
Chilco (Fuchsia magellanica)
Herbáceo Costilla de vaca (Blechnum chilense) 10%
Palmilla (Lophosoria quadripinnata)
Fuente: elaborado con base en IG Ambiental (2017g).

En la estación E2, el lecho del río tiene un ancho aproximado de 20 metros, y la vegetación ripariana
se describe como renoval abierto del tipo forestal roble-raulí-coigüe. En la Tabla 5.21 se encuentra
la caracterización de la formación vegetal, la cual está compuesta por tres estratas y 17 especies, de
las cuales 11 se encuentran clasificadas como Preocupación Menor, y dos son introducidas (mora, y
hierba mora) (IG Ambiental, 2017g).

Cabe señalar que la ribera derecha se encuentra con una pérdida de la continuidad de la vegetación
ripariana producto del desarrollo actividades antrópicas, entre ellas, ganadería (presencia de fecas
y huellas de ganado bovino), caminos de tránsito vehicular, presencia de un puente, y presencia de
especies invasoras (mora y hierba mora) (IG Ambiental, 2017g).

Tabla 5.21 Caracterización de la formación vegetal de la zona ripariana de la estación E2

Estrata Especies Cobertura


Arbóreo Roble (Nothofagus obliqua) 40%
Coigüe (Nothofagus dombeyi)
Ulmo (Eucryphia cordifolia)
Olivillo (Aextoxicon punctatum)
Arrayán (Luma apiculata)
Fuinque (Lomatia ferruginea)
Leñoso bajo o arbustivo Quila (Chusquea quila) 50%
Maqui (Aristotelia chilensis)
Mora (Rubus constrictus)
Avellanillo (Lomatia dentata)
Chupón (Greigia sphacelata)
Herbáceo Hierba mora (Prunella vulgaris L.) 20%
Orquídeas (Chloraea sp)
Quilquil (Blechnum hastatum)
Costilla de vaca (Blechnum chilense)
Palmilla (Lophosoria quadripinnata)
Fuente: elaborado con base en IG Ambiental (2017g).

En la estación E3, el lecho del río tiene un ancho aproximado de 25 a 30 metros, y la zona ripariana
tiene un ancho de dos metros. La vegetación se describe como renoval abierto del tipo forestal
roble-raulí-coigüe. En esta formación se distinguen dos estratas, la arbórea y la arbustiva, puesto
que la herbácea presentó una escasa cobertura vegetal, siendo representada por una sola especie

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
71
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
(Tabla 5.22). En total se registraron 12 especies vegetales, de las cuales nueve están catalogadas
como Preocupación Menor, y dos son introducidas (IG Ambiental, 2017g).

Cabe señalar, que también en esta estación se evidencia una pérdida de la continuidad de la
vegetación ripariana producto del ganado bovino, expansión de la pradera, y la presencia de
especies invasoras (mora, hierba mora y pino radiata) (IG Ambiental, 2017g).

Tabla 5.22 Caracterización de la formación vegetal de la zona ripariana de la estación E3

Estrata Especies Cobertura


Arbóreo Coigüe (Nothofagus dombeyi) 50%
Roble (Nothofagus obliqua)
Pinus radiata
Leñoso bajo o arbustivo Quila (Chusquea quila) 70%
Maqui (Aristotelia chilensis)
Mora (Rubus constrictus)
Avellanillo (Lomatia dentata)
Chupón (Greigia sphacelata)
Pilo-pilo (Sophora cassioides)
Arrayán (Luma apiculata)
Chaura (Gaultheria mucronata)
Herbáceo Quilquil (Blechnum hastatum) -
Fuente: elaborado con base en IG Ambiental (2017g).

5.1.9. Caracterización antrópica

El proyecto se emplaza al interior de una propiedad privada, denominada Fundo Conquil, y para
acceder al área del proyecto se debe hacer a través del predio Hijuela de Pelumpén, ambos sitios
son propiedad del Titular del proyecto, por lo que no existe libre acceso al río. Para acceder al predio
se hace a través de la carretera T-411 hasta llegar a Playa Monje, de ahí se continúa por un camino
de ripio en dirección sur-este hasta Hijuela de Pelumpén, cruzando este predio se llega al Fundo
Conquil, en donde se emplazará el proyecto.

Las localidades más cercanas al área del proyecto son Neltume y Pancul, la primera ubicada a una
distancia euclidiana de 10 km, cruzando el lago Panguipulli en el sector Bahía El Peligro. La segunda,
ubicada a 13 km (en línea recta), entorno a la ruta T-39 a unos 11 km de Panguipulli en dirección sur
oeste. En ambos casos, no existen vías directas de acceso terrestre al área de emplazamiento del
proyecto.

De acuerdo con el Informe de Medio Humano (IG Ambiental, 2017h) y de Arqueología (Pavez, 2017),
en el área del proyecto no se registran manifestaciones culturales ni sitios significativos para la etnia
mapuche. Así también, no se desarrollan actividades turísticas u otras actividades asociadas al río,
como tampoco existen poblaciones o grupos humanos permanentes en el sector que hagan uso del
río.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
72
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

5.2. Caracterización del proyecto


El proyecto hidroeléctrico El Mañío está compuesto por dos minicentrales dispuestas en serie
(Mañío Superior y Mañío Inferior). La Minicentral Mañío Superior capta agua del río Conquil (Mañío
Superior) y de las quebradas 1 (Captación Secundaria 1) y quebrada 2 (Captación Secundaria 2). La
restitución de Mañío Superior se realiza alrededor de 1050 metros aguas arriba de la Minicentral
ubicada aguas abajo (Mañío Inferior). Ésta última capta aguas del río Conquil (Mañío Inferior) y de
la quebrada 3 (Captación secundaria 3).

La bocatoma de Mañío Superior es una barrera transversal de hormigón con una compuerta
desripiadora. La captación está diseñada para un caudal igual a 2,75 m3/s. Las coordenadas de la
bocatoma se muestran en la Tabla 5.23

La bocatoma de Mañío Inferior también es una barrera transversal de hormigón con una compuerta
desripiadora. Esta captación está diseñada para un caudal igual a 4,0 m3/s. Las coordenadas de la
bocatoma se muestran en la Tabla 5.23

Para las tres captaciones secundarias se diseñaron bocatomas tipo tirolesa, con un caudal de diseño
igual a 0,45, 0,75 y 0,35 m3/s para las captaciones 1, 2 y 3, respectivamente. Las coordenadas de las
bocatomas se muestran en la Tabla 5.23.

La restitución de la Minicentral El Mañío Superior es un canal de hormigón armado que descarga


directamente al río Conquil. Similar solución presenta la restitución de la Minicentral El Mañío
Inferior. Las coordenadas de las restituciones se muestran en la Tabla 5.23.

Tabla 5.23 Ubicación de los puntos de captación y restitución asociados al proyecto


hidroeléctrico El Mañío

Obra Ubicación Coordenadas geográficas


Este Norte
Captación Mañío Superior 734.270 5.595.912
Secundaria 1 734.310 5.596.414
Secundaria 2 735.066 5.597.445
Mañío Inferior 735.547 5.598.535
Secundaria 3 735.738 5.598.572
Restitución Mañío Superior 735.542 5.598.485
Mañío Inferior 736.239 5.599.280
Coordenadas UTM, Datum WGS 84, Huso 18s
Fuente: IG Ambiental (2017c)

La Minicentral El Mañío Superior quedará compuesta por una turbina tipo Pelton de eje vertical.
Esta turbina presenta un caudal de diseño de 2,75 m3/s. La Minicentral el Mañío Inferior quedará
compuesta por dos turbinas tipo Francis de eje horizontal. El caudal de diseño es de 2,70 y 1,30
m3/s, respectivamente. Los detalles de las turbinas de ambas minicentrales se muestran en la Tabla
5.24.

Tabla 5.24 Características de las turbinas que componen la Minicentral Hidroeléctrica

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
73
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Turbina Tipo de Caudal de Caudal mínimo
turbina diseño (m3/s) de turbinación
Mañío Superior Pelton 2,75 0,07
Mañío Inferior Francis 1 2,70 -
Mañío Inferior Francis 2 1,30 0,53
Fuente: basado en información entregada por el mandante

5.3. Identificación de las Áreas de Importancia Ambiental


5.3.1. Área de importancia ecológica

Considerando la caracterización hidromorfológica y ecológica del AI, se pudieron distinguir cinco


área de importancia ecológica (AIE).

• AIE 1: corresponde al tramo del río Conquil superior, comprendida entre la captación del
Mañío Superior y el salto de agua N° 3. En donde se aprecia la presencia del mesohábitat
step-pools, con zonas de rápidos y lentos, con predominancia de rápidos. Así también, a lo
largo del tramo, se evidencia que el sustrato dominante es de bolones y cantos rodados. En
cuanto a las especies descritas en este tramo, solo estuvo presente la especie introducida
O.mykiss (Trucha arcoíris) y la comunidad de macroinvertebrados.

• AIE 2: a pesar de que el área influencia del caudal ambiental, según la Guía (SEA, 2016) acaba
en la restitución de Mañío Inferior, se considerará como AIE al tramo del río Conquil
comprendida entre el salto de agua N°3y la desembocadura del río Conquil en lago
Panguipulli, puesto que, este tramo se describe como una unidad heterogénea de hábitat
con presencia de especies nativas y amenazadas. Es en esta secuencia, donde se evidencia
la colecta de peces nativos y la mayor riqueza acuática del AI. El mesohábitat predominante
es del tipo lento (lento somero), el sustrato predominante corresponde a cantos rodados,
la pendiente del cauce disminuye y aumenta la sinuosidad.

Las quebradas secundarias en las cuales se emplazará una bocatoma, presentan características
morfológicas similares. Si bien las quebradas secundarias 1 y 2 presentan un caudal medio menor a
la quebrada 3, esta última no presenta comunidades acuáticas distintas a las dos primeras.

• AIE 3: corresponde al tramo del afluente secundario CS1 comprendido entre la captación
CS1 y su confluencia con el río Conquil (superior). Presenta un patrón de alternancia de
mesohábitat tipo cascada y escalón-pozas, caracterizada por su alta pendiente, bajo caudal,
y predominancia de bolones y cantos rodados. En cuanto a la presencia de especies, solo se
registró la presencia de la comunidad de macroinvertebrados.
• AIE 4: corresponde al tramo del afluente secundario CS2 comprendido entre la captación
CS2 y su confluencia con el río Conquil (superior). Presenta un patrón de alternancia de
mesohábitat tipo cascada y escalón-pozas, caracterizada por su alta pendiente y
predominancia de cantos rodados. En cuanto a la presencia de especies, solo se registró la
presencia de la comunidad de macroinvertebrados.
• AIE 5: corresponde al tramo del afluente secundario CS3 comprendido entre la captación
CS3 y su confluencia con el río Conquil (inferior). Presenta un patrón de alternancia de
mesohábitat tipo escalón-pozas, caracterizada por su alta pendiente, bajo caudal, y
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
74
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
predominancia de cantos rodados y sustrato fino. En cuanto a la presencia de especies, solo
se registró a la comunidad de macroinvertebrados.

5.3.2. Área de usos antrópicos

Como se señaló anteriormente, en el área de influencia del caudal ambiental, no se realizan


actividades asociadas al río ni a sus tributarios. Además, se establece que los predios en donde se
emplaza el proyecto y por dónde se accede a éste, son de propiedad privada de los titulares del
proyecto. Por lo tanto, no se asocian áreas de usos antrópicos (AUA) relevantes para el área de
influencia del Proyecto Hidroeléctrico El Mañío (Reingreso).

En consecuencia, se identificaron cinco Áreas de Importancia Ambiental, comprendidas por las


respectivas Área de Importancia Ecológica. Un resumen de las AIA identificadas y su disposición
espacial se muestran en la Tabla 5.25 y Figura 5.15, respectivamente.

Tabla 5.25 Áreas de Importancia Ambiental identificadas para el Proyecto Hidroeléctrico El


Mañío (Reingreso)

Área de Importancia Ambiental Cuerpo de agua Delimitación


AIA 1 Río Conquil Entre Captación de Mañío Superior y Salto de Agua N°3
AIA 2 Río Conquil Entre Salto de Agua N°3 y desembocadura río Conquil
AIA 3 Quebrada 1 Entre Captación secundaria 1 y confluencia al río Conquil
AIA 4 Quebrada 2 Entre Captación secundaria 2 y confluencia al río Conquil
AIA 5 Quebrada 3 Entre Captación secundaria 3 y confluencia al río Conquil
Fuente: elaboración propia.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
75
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.15 Área de Importancia Ambiental definida para el Proyecto Hidroeléctrico El Mañío
(Reingreso)

Fuente: elaboración propia.


Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
76
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

5.4. Valoración del sistema fluvial


En este capítulo se entrega la valoración de las componentes que permiten seleccionar el tipo de
método para cada una de las Áreas de Importancia Ambiental identificadas.

5.4.1. Valoración de la calidad del sistema en el AIA1

La calidad del sistema en el AIA se determina como la suma de los puntajes de cada uno de los
siguientes componentes: “usos antrópicos en el AIA”, “especies en categoría de conservación en el
AIA” y “calidad fisicoquímica del agua del río en el AIA”.

5.4.1.1 Valoración de los usos antrópicos en el AIA 1

Dado que no se registró ningún uso antrópico relevante en el área de importancia ambiental 1 (AIA
1), ya sea estético o recreacional, la valoración correspondiente al componente “usos antrópicos en
el AIA” de acuerdo a la Tabla 4.11 es 0.

5.4.1.2 Especies en categoría de conservación en el AIA 1

En relación a la valoración ecológica del AIA 1 en función de las especies presentes, no se registraron
especies ícticas nativas ni en categoría de conservación, solo se registró la especie exótica O. mykiss.
Por lo que, la presencia de la comunidad de macroinvertebrados le otorgaría valor ecológico a esta
AIA. Por ende, según la Tabla 4.12, la valoración de este componente es 0.

5.4.1.3 Calidad fisicoquímica del agua del río en el AIA 1

Para la calidad fisicoquímica del AIA 1, debido a que la Norma Secundaria de Calidad Ambiental de
la Cuenca del río Valdivia no contempla áreas de vigilancia para ríos similares al Conquil, los valores
de los parámetros fueron ajustados de acuerdo con la Guía (SEA, 2016) (Tabla 4.13) y valorados
según la Tabla 4.14. En la Tabla 5.26 se indica la clasificación fisicoquímica asociada a los valores
obtenidos en la estación E2 para cada parámetro.

Tabla 5.26 Clasificación fisicoquímica por parámetro en la AIA 1

Parámetros Clase
Oxígeno disuelto Clase 2
Conductividad eléctrica Clase 1
pH Clase 1, clase 2 y clase 3
DBO5 -
Turbidez -
Aceites y grasas -
Coliformes fecales Clase 2 y clase 3
Fuente: elaboración propia.

De acuerdo a la asignación de las clases según cada uno de los parámetros, se observa una mayor
frecuencia de la clase 2 (3 ocurrencias). Con esto, la valoración fisicoquímica del AIA 1 es igual a 2.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
77
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
5.4.1.4 Valoración conjunta de la calidad del sistema en el AIA 1

El nivel de valoración conjunta de la calidad del sistema en el AIA 1 es igual a 3, correspondiente a


una valoración Media (Tabla 5.27).

Tabla 5.27 Valoración conjunta de la calidad del sistema en el AIA 1

Componente Valoración
Usos antrópicos 0
Especies en categoría de conservación 0
Calidad fisicoquímica del agua 2
Total 2
Fuente: elaboración propia.

5.4.1. Valoración de la calidad del sistema en el AIA 2

5.4.1.1 Valoración de los usos antrópicos en el AIA 2

Dado que no se registró ningún uso antrópico relevante en el área de importancia ambiental 2 (AIA
2), ya sea estético o recreacional, la valoración correspondiente al componente “usos antrópicos en
el AIA” de acuerdo a la Tabla 4.11 es 0.

5.4.1.2 Especies en categoría de conservación en el AIA 2

En relación a la valoración ecológica del AIA 2, se constató la presencia de especies ícticas nativas
en estado de conservación: Percichthys trucha, Galaxias platei y Galaxias maculatus clasificadas
como Preocupación Menor, Trichomycterus areolatus clasificada como Vulnerable y Aplochiton
taeniatus y Aplochiton zebra como En Peligro. Además, se identificó la presencia de una especie de
Aegla indeterminada, probablemente clasificada con Preocupación Menor.

Entonces, de acuerdo con Tabla 4.12, y tomando en consideración las tres especies más
amenazadas: Aplochiton zebra, Aplochiton taeniatus y Trichomycterus areolatus, la valoración de
este componente es igual a 3.

5.4.1.3 Calidad fisicoquímica del agua del río en el AIA 2

La calidad fisicoquímica del agua en el AIA 2, se clasificó de acuerdo con la Guía (SEA, 2016) (Tabla
4.13) y se valoró según la Tabla 4.14. En la Tabla 5.28 se indica la clasificación fisicoquímica asociada
a los valores obtenidos en la estación E3 para cada parámetro.

Tabla 5.28 Clasificación fisicoquímica por parámetro en la AIA 2

Parámetros Clase
Oxígeno disuelto Clase 2
Conductividad Clase 1
pH Clase 1, clase 2 y clase 3
DBO5 -
Turbidez -
Aceites y grasas -
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
78
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Coliformes fecales Clase 2 y clase 3
Fuente: elaboración propia.

De acuerdo a la asignación de las clases según cada uno de los parámetros, se observa una mayor
frecuencia de la clase 2 (3 ocurrencias). Con esto, la valoración fisicoquímica del AIA 2 es igual a 2.

5.4.1.4 Valoración conjunta de la calidad del sistema en el AIA 2

El nivel de valoración conjunta de la calidad del sistema en el AIA 2 es igual a 5, correspondiente a


una valoración Media (Tabla 5.29), siendo el componente “Especies en categoría de conservación”
el que obtuvo la mayor valoración.

Tabla 5.29 Valoración conjunta de la calidad del sistema en el AIA 2

Componente Valoración
Usos antrópicos 0
Especies en categoría de conservación 3
Calidad fisicoquímica del agua 2
Total 5
Fuente: elaboración propia.

5.4.2. Valoración de la calidad del sistema en el AIA 3, 4 y 5

5.4.2.1 Valoración de los usos antrópicos en las AIA 3, 4 y 5

Dado que no se registró ningún uso antrópico relevante en las áreas de importancia ambiental
asociadas a los afluentes secundarios (AIA 3, 4 y 5), ya sea estético o recreacional, la valoración
correspondiente al componente “usos antrópicos en el AIA” de acuerdo a la Tabla 4.11 es 0 para
cada una de las AIA.

5.4.2.2 Especies en categoría de conservación en las AIA 3, 4 y 5

En los afluentes secundarios no se registraron especies ícticas, ni tampoco otras especies


dependientes del curso de agua. Por lo que solo se considera la presencia de la comunidad de
macroinvertebrados.

Entonces, de acuerdo con Tabla 4.12, y considerando solo a la comunidad de macroinvertebrados,


la valoración de este componente es igual a 0.

5.4.2.3 Calidad fisicoquímica del agua en las AIA 3, 4 y 5

Debido a que solo se muestreó la calidad del agua en el cauce secundario CS2 y no en los cauces CS1
y CS3, se asumió que la calidad del agua del agua en estos tres afluentes es similar, ya que la
intervención antrópica es escasa en el sector, al igual que el origen geológico de las subcuencas.

Los valores de los parámetros de la estación CS2 fueron clasificados en clases de acuerdo con la Guía
(SEA, 2016) (Tabla 4.13) y la clase más frecuente fue valorada según la Tabla 4.14.

En la Tabla 5.30 se indica la clasificación fisicoquímica asociada a los valores obtenidos en la estación
CS2 para cada parámetro.
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
79
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Tabla 5.30 Clasificación fisicoquímica por parámetro en las AIA 3, 4 y 5

Parámetros Clase
Oxígeno disuelto Clase 2
Conductividad Clase 1
pH Clase 1, clase 2 y clase 3
DBO5 -
Turbidez -
Aceites y grasas -
Coliformes fecales Clase 2 y clase 3
Fuente: elaboración propia.

De acuerdo a la asignación de las clases según cada uno de los parámetros, se observa una mayor
frecuencia de la clase 2 (3 ocurrencias). Con esto, la valoración fisicoquímica de las AIA 3, 4 y 5 es
igual a 2.

5.4.2.4 Valoración conjunta de la calidad del sistema en las AIA 3, 4 y 5

El nivel de valoración conjunta de la calidad del sistema en las AIA 3, 4 y 5 es igual a 2,


correspondiente a una valoración Baja (Tabla 5.31).

Tabla 5.31 Valoración conjunta de la calidad del sistema en el AIA 1

Componente Valoración
Usos antrópicos 0
Especies en categoría de conservación 0
Calidad fisicoquímica del agua 2
Total 2
Fuente: elaboración propia.

5.4.3. Valoración de la alteración hidromorfológica en el AIA 1

Para valorar la alteración hidromorfológica se valoró la alteración del hidrograma producto de la


magnitud de la captación, la alteración de la temporalidad del hidrograma y la alteración en el gasto
sólido.

5.4.3.1 Alteración del hidrograma producto de la magnitud de captación en el


AIA 1

Para la alteración del hidrograma producto de la magnitud de la captación se tiene un caudal de


diseño de 2,75 m3/s y un caudal medio anual de 1,48 m3/s. De acuerdo con la Tabla 4.16, la
extracción de caudal es mayor al 70% del caudal medio anual. De esta forma la valoración de la
alteración de la magnitud hidrológica esperada es considerada como Alta alteración, con valor igual
a 3.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
80
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
5.4.3.1 Alteración de la temporalidad del hidrograma en el AIA 1

Por otra parte, la bocatoma existente (barreras transversales fijas con perfil Creager de 3,8 m)
provocaría laminación de crecidas ordinarias. Según la tabla “Valoración del impacto esperado en la
temporalidad del hidrograma a nivel mensual o intranual de acuerdo al tipo de obra de captación
del proyecto hidroeléctrico” de la Guía (SEA, 2012), la valoración del impacto es igual a 2.

5.4.3.1 Alteración en el gasto sólido en el AIA 1

La alteración del gasto sólido se evaluó de acuerdo al tipo de régimen hidrológico en que se
encuentra el río y a la caracterización morfológica en planta. En este caso corresponde a un cauce
tipo unicauce con pendientes altas y régimen pluvial, con lo que el nivel potencial de alteración
(según la Guía) es media, correspondiéndole un valor igual a 2.

5.4.3.1 Valoración conjunta de la alteración hidromorfológica esperada en el


AIA 1

La suma de los puntajes de la valoración conjunta de la alteración hidromorfológica esperada por el


proyecto resulta igual a 7, con una valoración Alta (Tabla 5.32).

Tabla 5.32 Valoración conjunta de la Alteración hidromorfológica en el AIA 1

Componente Valoración
Alteración del hidrograma 3
Alteración de la temporalidad del hidrograma 2
Alteración en el gasto sólido 2
Total 7
Fuente: elaboración propia.

5.4.1. Valoración de la alteración hidromorfológica en el AIA 2

5.4.1.1 Alteración del hidrograma producto de la magnitud de captación en el


AIA 2

Para la alteración del hidrograma producto de la magnitud de la captación se tiene un caudal de


diseño de 4,0 3/s y un caudal medio anual de 2,4 m3/s. De acuerdo con la Tabla 4.16, la extracción
de caudal es mayor al 70%% del caudal medio anual. De esta forma la valoración de la alteración de
la magnitud hidrológica esperada es considerada como Alta alteración, con valor igual a 3.

5.4.1.2 Alteración de la temporalidad del hidrograma en el AIA 2

Por otra parte, la bocatoma existente (barreras transversales fijas con perfil Creager de 3,8 m)
provocaría laminación de crecidas ordinarias. Según la tabla “Valoración del impacto esperado en la
temporalidad del hidrograma a nivel mensual o intranual de acuerdo al tipo de obra de captación
del proyecto hidroeléctrico” de la Guía (SEA, 2016), la valoración del impacto es igual a 2.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
81
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
5.4.1.3 Alteración en el gasto sólido en el AIA 2

La alteración del gasto sólido se evaluó de acuerdo al tipo de régimen hidrológico en que se
encuentra el río y a la caracterización morfológica en planta. En este caso corresponde a un cauce
tipo unicauce con pendientes bajas a medias y régimen pluvial, con lo que el nivel potencial de
alteración (según la Guía) es leve, correspondiéndole un valor igual a 1.

5.4.1.4 Valoración conjunta de la alteración hidromorfológica esperada en el


AIA 2

La suma de los puntajes de la valoración conjunta de la alteración hidromorfológica esperada por el


proyecto resulta igual a 7, con una valoración Alta (Tabla 5.33).

Tabla 5.33 Valoración conjunta de la Alteración hidromorfológica en el AIA 2

Componente Valoración
Alteración del hidrograma 3
Alteración de la temporalidad del hidrograma 2
Alteración en el gasto sólido 1
Total 6
Fuente: elaboración propia.

5.4.2. Valoración de la alteración hidromorfológica en el AIA 3, 4 y 5

A continuación se presenta la valoración de la alteración hidromorfológica de los cauces


secundarios, por componente, entendiendo que son cauces con características y comportamiento
similares, siendo diferente la magnitud de los caudales.

5.4.2.1 Alteración del hidrograma producto de la magnitud de captación en el


AIA 3, 4 y 5

En la Tabla 5.34 se muestran los datos empleados para determinar el índice de alteración del
hidrograma. Cabe señalar que los datos de caudal de diseño utilizados corresponden al caudal de
diseño de cada bocatoma.

Para cada AIA, la valoración de la alteración del hidrograma fue alta, correspondiendo al valor 3.

Tabla 5.34 Cálculo del Índice de alteración del hidrograma para los cauces secundarios

AIA Caudal de Caudal medio Índice de Valoración Valor


diseño (m3/s) anual (m3/s) alteración (%)
AIA 3 (CS1) 0,45 0,04 >70% Alta 3
AIA 4 (CS2) 0,75 0,06 >70% Alta 3
AIA 5 (CS3) 0,35 0,1 >70% Alta 3
Fuente: elaboración propia.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
82
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
5.4.2.2 Alteración de la temporalidad del hidrograma en el AIA 3, 4 y 5

Debido a que las bocatomas que se utilizarán en estos cauces secundarios son del tipo tirolesa, se
establece que estas obras generan una baja alteración de la temporalidad del hidrograma, ya que
no presentan obras frontales que limiten el paso de las crecidas. Por ende el valor del impacto para
estas AIA es igual a 1.

5.4.2.3 Alteración en el gasto sólido en el AIA 3, 4 y 5

De acuerdo con la tabla de “Valoración de la potencial alteración del gasto sólido producto de la
central hidroeléctrica” (SEA, 2016), los cauces secundarios corresponden al potencial nivel de
alteración Media, ya que son ríos de origen pluvial con pendientes altas. Por lo que la valoración
correspondiente para cada AIA es 2.

5.4.2.4 Valoración conjunta de la alteración hidromorfológica esperada en el


AIA 3, 4 y 5

En la Tabla 5.35 se indican los resultados de la valoración de la alteración hidromorfológica para


cada AIA, asociada a la sumatoria de los valores obtenidos por componente.

La valoración conjunta de la alteración hidromorfológica de cada AIA corresponde al nivel de


alteración media.

Tabla 5.35 Valoración conjunta de la alteración hidromorfológica de las AIA 3, 4 y 5

AIA Componente 1 Componente 2 Componente 3 Total


AIA 3 (CS1) 3 1 2 6
AIA 4 (CS2) 3 1 2 6
AIA 5 (CS3) 3 1 2 6
Fuente: elaboración propia.

5.5. Elección del método


La elección del tipo de método se basó en la Tabla 11 “Identificación del grupo de métodos
adecuados a implementar en el estudio de caudales ambientales” de la Guía la cual se muestra en
la Figura 5.16.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
83
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.16 Identificación del grupo de métodos adecuados a implementar en el estudio de
caudales ambientales

Fuente: SEA (2016).

5.5.1. Elección del método AIA 1

De acuerdo con la Figura 5.16, y los resultados obtenidos de la valoración conjunta de la calidad del
sistema y de la valoración conjunta de la alteración hidromorfológica del AIA 1, con los valores 2 y 7
respectivamente, corresponde utilizar un método de simulación hidráulica o métodos hidrológicos.

5.5.2. Elección del método AIA 2

De acuerdo con la Figura 5.16, y los resultados obtenidos de la valoración conjunta de la calidad del
sistema y de la valoración conjunta de la alteración hidromorfológica del AIA 2, con los valores 7 y 6
respectivamente, corresponde utilizar el método de simulación del hábitat físico.

5.5.3. Elección del método AIA 3, 4 y 5

De acuerdo con la Figura 5.16, y los resultados obtenidos de la valoración conjunta de la calidad del
sistema y de la valoración conjunta de la alteración hidromorfológica de los AIA 3, 4 y 5, con los
valores 2 y 6 respectivamente, corresponde utilizar el método hidrológico.

5.6. Selección de la especie objetivo


La selección de las especies objetivo se basó, principalmente, en la caracterización ecológica de la
fauna, ya que no se evidenciaron áreas de uso antrópico en el AI, ni tampoco especies vegetales
dependientes del curso de agua, puesto la alta pluviosidad de la zona de estudio no evidencia un
gradiente de vegetación desde el cauce hacia tierras altas, por lo que las especies registradas están
presentes tanto en la ribera como en las laderas.

Para la selección de la especie objetivo por área de importancia ambiental, se emplearon los
siguientes criterios:
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
84
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
1) Presencia de especies de fauna íctica amenazada (en estado de conservación Peligro Crítico,
En Peligro y Vulnerable)
2) Presencia de especies de fauna íctica nativa
3) Presencia de especies no ícticas nativas dependientes del curso de agua
4) Presencia de macroinvertebrados

Como se señaló anteriormente (capítulo 5.3.1), en las AIA 1, 3, 4 y 5 no hay especies ícticas de interés
(nativas) y/o en estado de conservación para incluirlas como especie objetivo en este estudio. Sin
embargo, se registró la presencia de una comunidad de macroinvertebrados. Por ende, en estas
áreas de importancia ambiental la especie objetivo corresponde a la comunidad de
macroinvertebrados, como taxa relevante para representar al ecosistema fluvial.

Con respecto al AIA 2, se registraron dos especies ícticas en estado de conservación En Peligro, una
en catalogadas como Vulnerable, además de otras tres especies icticas nativas clasificadas como
Preocupación Menor. También, como fauna acompañante del muestreo de macroinvertebrados, se
registró la presencia del taxa Aegla sp., aunque no se determinó la especie.

• En Peligro: Aplochiton zebra, Aplochiton taenitatus


• Vulnerable: Trichomycterus areolatus
• Preocupación Menor: Galaxias maculatus, Galaxias platei, Percichthys trucha y Aegla sp.

Se determinó que para la AIA 2, la principal especie objetivo corresponde a la especie pelágica
Aplochiton zebra, como segunda especie objetivo se consideró a la especie bentónica
Trichomycterus areolatus, como tercera especie objetivo se consideró a la especie pelágica Galaxias
maculatus, y por último se consideró a Aegla sp..

En cuanto a Percichthys trucha, no se consideró como especie objetivo puesto que, de las especies
nativas encontradas en el área de estudio, es la que se encuentra menos amenazada a nivel
nacional, además, su hábitat, periodo de desove, entre otros, es similar a Galaxias maculatus, así
también, la información disponible sobre el comportamiento reproductivo y estadios de vida es más
escasa.

Las especies Aplochiton zebra y Aplochiton taeniatus, además de compartir estado de conservación
(ambas en peligro), también comparten hábitat, distribuidos principalmente en playas litorales de
lagos y en rápidos profundos (García et al., 2012).

Por otra parte, la especie Glaxias platei no solo comparte categoría de conservación con Galaxias
maculatus, sino que tambien hábitat, prefiriendo ambos hábitat tipo poza, ya sean someras,
profundas o temporales (García et al., 2012).

A continuación, se profundizará en la caracterización del hábitat de las especies objetivo a evaluar,


especialmente, los requerimientos hidráulicos de los estadios de vida más sensibles, con el fin de
dar sustento a las modelaciones que se desarrollarán a posteriori de la valoración del sistema fluvial.

5.6.1. Trichomycterus areolatus

El bagre se ha descrito como especie bentónica que habita en sectores de montaña o ritron,
distribuyéndose según su edad en distintas zonas del río (Arratia, 1983). A mayores tallas los
individuos prefieren corrientes más rápidas y de mayor profundidad, mientras que a menores tallas,
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
85
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
prefieren sectores ribereños de escasa corriente y menor profundidad o pozones, en donde los
individuos aparecen “escondidos” bajo los bolones o en la vegetación subacuática. Así también, se
encuentra en el litoral de los lagos, donde desembocan pequeños afluentes, escondido entre la
arena y la grava (Manríquez et al., 1988; Gesam Consultores, s/a).

Valdovinos et al. (2012) desarrolló un estudio de la ictiofauna del río San Pedro, entre la
desembocadura del lago Riñihue y su confluencia con el río Quinchilca, abarcando un tramo de 40
km. En este estudio se muestrearon 35 sitios de forma mensual durante el 2006, y durante el 2007
(enero-febrero, junio-agosto y diciembre) y 2008 (enero-marzo), siendo el muestreo dirigido a
ambientes ribereños someros y profundos (hasta un metro) con velocidades de corriente entre 0,1
y 1 ms-1, ya que es donde se encuentran la mayoría de los peces de los sistemas fluviales
(Arunachalam 2000 citado por Valdovinos et al., 2012). El método empleado para la captura de
peces fue la pesca eléctrica. Como resultado, se evidenció que T. areolatus presenta sus máximas
abundancias y juveniles del año en el periodo de primavera/verano, principalmente en enero-
febrero, siendo una de las principales especies en ocupar el canal del río en el periodo de estiaje. Si
bien, se registró a la especie a lo largo de todo el tramo, su abundancia fue aumentando hacia aguas
abajo, siendo más abundante hacia la confluencia con el río Quinchilca, tramo de río aluvial con
secuencia de pozones y rápidos, y una mayor interacción con la planicie de inundación (de hasta
600 m de ancho).

García et al. (2012), en el río San Pedro, observaron que T. areolatus presentó una mayor
abundancia en el hábitat rápido somero (profundidades entre 0,65±0,24 m y velocidades entre
0,39±0,31 ms-1), mientras que las menores tallas se registraron en las pozas temporales formadas
en la llanura de inundación. Cabe señalar que todos los individuos capturados eran juveniles.

Manríquez et al. (1988) estudió la reproducción del T. areolatus con individuos colectados en el río
Angostura (Chile). Como resultado definieron que los adultos sexualmente maduros son aquellos
cuya longitud total está entre los 50 y 60 mm. Los adultos evidenciaron un incremento de sus
gónadas desde julio, siendo máximo en octubre y decreciendo abruptamente en diciembre,
observándose el desove entre octubre y diciembre, aunque siempre se observaron ovocitos
maduros. Por ende, se postuló que esta especie presenta un desarrollo ovárico asincrónico, con un
periodo reproductivo largo y probablemente con varios desoves durante cada estación
reproductora.

Montoya et al. (2012) postulan que en el río San Pedro, el desove ocurre entre octubre y diciembre
(coincidente con Manríquez et al., 1988), ya que hallaron hembras con ovocitos maduros entre
septiembre y diciembre y mayores abundancias de larvas a fines de diciembre. Las larvas o alevines
se encontraron en ambientes de pozas someras con sustrato de arcilla o fango.

A partir de la revisión bibliográfica, se construyó una tabla con la temporalidad de los estadios de
vida de T. areolatus (ver Tabla 5.36).

Tabla 5.36 Cuadro resumen de los estadios de vida de T. areolatus en cauces

Verano Otoño Invierno Primavera


ENE. FEB. MAR. ABR. MAY. JUN. JUL. AGO. SEP. OCT. NOV. DIC.
Desove
Alevines Alevines
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
86
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Juveniles Juveniles
Adultos
Fuente: elaboración propia.

Esta especie se encuentra bajo la categoría de conservación Vulnerable, por lo cual presenta un
elevado riego de amenaza. Las principales amenazas actuales y potenciales de esta especie son:
depredación por especies introducidas, aumento de sólidos de arrastre por deforestación y
extracción de áridos, fragmentación y artificialización del hábitat por construcción de centrales
hidroeléctricas y canales de riego. Este último, sin un manejo apropiado, ha resultado en la
desecación de tramos ríos y con ello, el aumento de la mortalidad de peces (Gesam Consultores,
s/a).

En cuanto a estudios de curvas de preferencia de hábitat de T. areolatus, Peredo-Parada et al. (2015)


elaboraron curvas de preferencia para cinco especies con base en registros tomados en tres tramos
(de 500 m) de río: río Bureo (región del Bío Bío), río Caivico (región de la Araucanía) y río Pichico
(región de Los Ríos). Para ello, realizaron los muestreos a través de pesca eléctrica y observación
mediante buceo. Con los datos obtenidos de 74 individuos, adultos y juveniles, se elaboraron las
curvas de preferencia de velocidad (Figura 5.17), profundidad (Figura 5.18) y sustrato (Figura 5.19).

En la Figura 5.17 se evidencia una mayor preferencia por las velocidades bajas, con un máximo
entorno a los 0,7 m/s, mientras que a velocidades mayores la preferencia disminuye
constantemente hasta velocidades cercanas a los 1,7 m/s.

Figura 5.17 Curva de preferencia de Velocidad media para T. areolatus, río Pichico

Fuente: Peredo-Parada et al. (2015)

En la Figura 5.18 se evidencia la preferencia de T. areolatus hasta profundidades cercanas a los 65


cm, demostrando una preferencia máxima a los 25 cm aproximadamente.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
87
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Figura 5.18 Curva de preferencia de Profundidad para T. areolatus, ríos Caivico y Pichico

Fuente: Peredo-Parada et al. (2015)

En la Figura 5.19 se muestran preferencias para los sustratos de tipo gravas, cantos rodados y
bolones, siendo este último el que más prefieren. Como se señaló anteriormente, los individuos de
esta especie se esconden debajo de los bolones, en la zona muerta de los torrentes, pasando la
mayor parte del tiempo en el lecho (bentos) del río.

Figura 5.19 Curva de preferencia de sustrato para T. areolatus, ríos Caivico y Pichico

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
88
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

1,0
0,9
0,8
0,7
0,6

Preferencia
0,5
0,4
0,3
0,2
0,1
0,0
1 2 3 4 5 6 7 8
Clases de sustrato

Clases de sustrato, 1: limo, 2: arenas, 3: gravillas, 4: gravas, 5: cantos rodados, 6: bolones, 7: bloques y 8: roca madre.
Fuente: Peredo-Parada et al. (2015)

5.6.2. Aplochiton zebra Jenyns, 1842

A. zebra es una especie diádroma, presente en la zona de ritrón de los ríos conectados a lagos y en
el litoral de los lagos (Campos et al., 1984). Su distribución se extiende desde la región del Bío Bío
hasta la región de Magallanes (Andrade et al., s/a).

El periodo de desove de A. zebra, está descrito en marzo y se cree que el proceso reproductivo
puede extenderse hasta principios de la primavera (Andrade et al., s/a). En un estudio desarrollado
por Lattuca et al. (2008), en el lago Lacar (Argentina), se registraron huevos de A. zebra en la
desembocadura de un río tributario, a 60 cm de profundidad, durante los meses de julio y agosto.
Los adultos escogen zonas de poca corriente para desovar, siendo la desembocadura de los ríos y
los desagües de lagos, los ambientes en dónde se registran con mayor frecuencia los huevos y los
juveniles.

Los juveniles habitan en ambientes someros con rápidos y después, se mueven a lagos o a las zonas
profundas de los lagos, en donde habitan los adultos (Habit et al., 2010). Los juveniles se convierten
en adultos cuando alcanzan aproximadamente los 56 mm de largo.

En el estudio realizado por Valdovinos et al. (2012) en el río San Pedro, A. zebra fue la segunda
especie con menos registros (N=18), registrándose la mayor abundancia en primavera,
específicamente en octubre, en la zona de desagüe del lago Riñihue (abarcando 1,5 km del río San
Pedro). La segunda mayor abundancia se registró en diciembre, registrándose individuos de 60 mm,
menor que el tamaño de los individuos colectados en los meses restantes (80 mm aprox.). Cabe
señalar que no se registró a la especie desde marzo hasta julio, y que los individuos colectados
corresponden al estadio de adulto.

De los 18 individuos capturados, 14 se hallaron el ambiente de pozas someras, tres en rápidos


someros y uno en pozas temporales. El ambiente de poza somera se describe con profundidades
entorno a los 0,30m ± 0,12m y velocidades de 0,05 ms-1 ± 0,05 ms-1. Mientras que el ambiente rápido
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
89
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
somero se describe con profundidades de 0,65m ± 0,24 m y velocidades de 0,39m ± 0,31m. En
cuanto a las pozas temporales, no se especifican sus características, solo se establece que son
aquellas zonas sobre la planicie de inundación donde el agua fluye lento durante las crecidas (García
et al., 2012).

A partir de la revisión bibliográfica, se construyó una tabla con la temporalidad de los estadios de
vida de A. zebra (ver Tabla 5.37).

Tabla 5.37 Cuadro resumen de los estadios de vida de A. zebra en cauces

Verano Otoño Invierno Primavera


ENE. FEB. MAR. ABR. MAY. JUN. JUL. AGO. SEP. OCT. NOV. DIC.
Desove
Juveniles
Fuente: elaboración propia.

La Peladilla es una especie nativa en categoría de conservación En Peligro. Sus principales amenazas
actuales y potenciales tienen relación con la presencia de salmónidos introducidos, los cuales
compiten y depredan a esta especie. Así también, su hábitat es alterado por la fragmentación y
artificialización producto de la instalación de centrales hidroeléctricas y la canalización de los cursos
de agua (Andrade et al., s/a).

5.6.3. Galaxias maculatus

G. maculatus es una especie diádroma que forma poblaciones migratorias, y que también, establece
poblaciones residentes o landlocked (encerradas), por lo que se encuentra en diversos hábitats de
río y zonas litorales de lagos, aunque, se describe como una especie típica de potamon de ríos
(García et al., 2012). En el río San Pedro, se distribuye de forma continua desde el desagüe del lago
Riñihue hasta el río Calle-Calle (Habit y Victoriano, 2012). Piedra et al. (2012) sugiere que existen
dos poblaciones: una de gran tamaño y baja movilidad o residente del lago Riñihue, y otra de menor
tamaño y menos móvil residente del río San Pedro.

Esta especie, cuando se encuentra en agua dulce, vive en ambientes lénticos y lóticos. Las
poblaciones encerradas de los lagos desovan en las zonas litorales desde comienzos de primavera
hasta otoño y las poblaciones de río desde la mitad de invierno a primavera, observándose
ocasionalmente también en verano (Peredo y Sobarzo, 1994). Se ha evidenciado que a mayor
temperatura o claridad del agua, hay una mayor abundancia de hembras maduras.

Las poblaciones dulceacuícolas en lagos, presentan migraciones locales y desovan sobre las raíces
de plantas que quedan sumergidas temporalmente por los deshielos de primavera, por lo que la
crianza de los alevines también se desarrolla en las planicies de inundación. Montoya et al. (2012)
registró huevos en pozas someras formadas principalmente en las planicies de inundación, a una
profundidad promedio de 30 cm, en zonas con escasa o nula corriente, con sustrato fino y
abundante vegetación sumergida y emergida. Los huevos fueron avistados en dos períodos del año,
entre noviembre y enero, y entre julio y septiembre.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
90
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Montoya et al. (2012) estudió los primeros estadios de vida de G. maculatus. Observó que los huevos
eclosionan a los dos o tres días, obteniéndose el estadio larval vitelino. Esta fase duró siete días,
hasta cuando eclosionaron las larvas. Las larvas midieron entre 6 y 7 mm. Los juveniles o cristalinos
pasan a ser adultos a los 5,8 cm, aunque las hembras maduran desde los 4,8 cm. En poblaciones
diádromas los juveniles se encuentran en el mar, y luego de 6 meses migran a los ríos para alcanzar
la madurez y reproducirse. Para el río San Pedro, se barajan tres posibles orígenes de los juveniles:
1) los juveniles provienen de la población del lago, ya que la abundancia disminuye desde el lago
Riñihue hacia aguas abajo, 2) podrían provenir de los ambientes estuarinos o potamales (río Calle-
Calle) a alcanzar la madurez dada su naturaleza diádroma, y 3) existe una población landlocked del
sistema fluvial (no del lago, ni del mar), ya que se observaron juveniles durante todo el año en el río.

En el estudio desarrollado por García et al. (2012) en el río San Pedro, se evidenció que los hábitats
más utilizados por la especie fueron las pozas, especialmente, las pozas temporales. Se registraron
las mayores tallas (8 cm aprox.) en el hábitat de rápidos profundos y menores tallas (3 cm aprox.)
en el sector de playa del lago Riñihue. Según Colin et al. (2012) G. maculatus es una de las especies
más abundantes durante la época de caudales altos, encontrándose con mayor frecuencia en las
planicies de inundación, ambiente donde se reproduce. Valdovinos et al. (2012) registró la presencia
de la especie durante todos los meses, observando una mayor abundancia en julio y en los tramos
de río de baja pendiente y velocidad.

A partir de la revisión bibliográfica, se construyó una tabla con la temporalidad de los estadios de
vida de G. maculatus (Tabla 5.38).

Tabla 5.38 Cuadro resumen de los estadios de vida de G. maculatus en cauces

Verano Otoño Invierno Primavera


ENE. FEB. MAR. ABR. MAY. JUN. JUL. AGO. SEP. OCT. NOV. DIC.
Desove
Alevines Alevines
Juveniles
Adultos
Fuente: elaboración propia.

Galaxias maculatus está clasificada dentro de la categoría de conservación Preocupación menor


desde las regiones del Bío Bío al sur, y desde la región del Maule al norte, está clasificada como
Vulnerable. Sus principales amenazas actuales y potenciales, tienen relación con la depredación por
especies introducidas, contaminación de los cauces, disminución de caudales, además de la
fragmentación y artificialización del hábitat por la construcción de represas, lo que interferiría con
sus ciclos migratorios (Gesam Consultores, s/a).

En cuanto a estudios de curvas de preferencia de hábitat de T. areolatus, Peredo-Parada et al.


(2015), con los datos obtenidos de 184 individuos, adultos y juveniles (tallas de 5 a 8 cm), elaboraron
las curvas de preferencia de velocidad (Figura 5.20), profundidad (Figura 5.21) y sustrato (Figura
5.22), asociado a tres tramos de río (de 500 m): río Bureo (región del Bío Bío), río Caivico (región de
la Araucanía) y río Pichico (región de Los Ríos).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
91
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
En la Figura 5.20 se evidencian preferencias hasta velocidades cercanas a los 0,3 ms-1, siendo las
velocidades bajas las que obtienen mayores preferencias, observándose un máximo cercano a los 0
ms-1. Como se señaló anteriormente, esta especie prefiere los hábitats de pozas, los cuales se
caracterizan por tener nulas o bajas velocidades.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
92
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.20 Curva de preferencia de Velocidad media para Galaxias maculatus

Fuente: Peredo-Parada et al. (2015)

En la Figura 5.21 se muestran las preferencias del puye hacia las distintas profundidades del curso
de agua. Se puede observar que las preferencias aumentan hacia los 30 cm de profundidad y
disminuyen hacia los 80 cm, observándose la máxima preferencia a los 30 cm.

Figura 5.21 Curva de preferencia de Profundidad para Galaxias maculatus

Fuente: Peredo-Parada et al. (2015)

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
93
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
En la Figura 5.22 se muestran las preferencias de la especie hacia los distintos tipos de sustrato. En
ella se observa la preferencia por variadas clases de sustrato, siendo mayor la preferencia por los
cantos rodados, y en segundo lugar, por los bolones. Los hallazgos en sustrato más fino, podría
deberse a sitios reproductivos (pozas temporales).

Figura 5.22 Curva de preferencia de sustrato para Galaxias maculatus

1,0
0,9
0,8
0,7
Preferencia

0,6
0,5
0,4
0,3
0,2
0,1
0,0
1 2 3 4 5 6 7 8
Clases de sustrato

Clases de sustrato, 1: limo, 2: arenas, 3: gravillas, 4: gravas, 5: cantos rodados, 6: bolones, 7: bloques y 8: roca madre.
Fuente: Peredo-Parada et al. (2015)

5.6.4. Aegla sp.

Dado que no se identificó a nivel de especie el individuo registrado en el área de estudio, se optó
por incorporar en esta caracterización, a las especies cuya distribución conocida abarcara al río
Conquil o a los cauces asociados al lago Panguipulli.

De acuerdo con la distribución de las especies del género Aegla, obtenida a partir de las fichas de
antecedentes de cada especie a ser evaluada por el Comité de Evaluación de Especies, se obtuvo
que las siguientes especies tienen una alta probabilidad de estar presentes en la parte baja del río
Conquil, correspondiente al AIA 2:

• Aegla denticulata denticulata (especie en Preocupación Menor)


• Aegla araucaniensis (endémica y en categoría Preocupación Menor)
• Aegla rostrata (endémica y en categoría Preocupación Menor)
• Aegla abtao (especie en Preocupación Menor)

Aegla denticulata denticulata junto con A. araucaniensis, habitan comúnmente en arroyos y


riachuelos, ocupando los depósitos de fango y detritos orgánicos en remansos y revesas de la
corriente, hacia las orillas del cauce. Mientras que A. rostrata se encuentra más frecuentemente en
los lagos, aunque esporádicamente se encuentra en los cursos de agua. Por otra parte, A. abtao en
condiciones de simpatría y sintopía con A. denticulata y A. araucaniensis, manifiesta una dominancia
competitiva por el sustrato, relegando a las otras especies hacia las orillas del cauce, donde el
sustrato es más bien arenoso y/o fangoso, ya que A. abtao prefiere el sustrato de ripio y bolones

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
94
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
presentes comúnmente en el centro del cauce, donde la corriente es mayor. No obstante, los
juveniles de A. abtao prefieren las zonas marginales del cauce donde la velocidad de la corriente es
reducida, aunque siguen prefiriendo el sustrato duro, mezclado con materia orgánica.

La dieta de las pancoras es omnívora, puesto que comen macroinvertebrados, caracoles, choritos
de agua dulce, microalgas, y carroña animal, también, se ha registrado que son detritívoras, por lo
que se alimentan de restos vegetales.

Respecto a la reproducción de estas especies, el periodo de apareamiento y desove de A. abtao está


descrito para el periodo de estiaje, entre fines de febrero y marzo. Mientras que la incubación de
los huevos se extiende hasta fines de septiembre o mediados de octubre, cuando ocurre la eclosión
y liberación de los juveniles (Tabla 5.39).

Cabe señalar que los huevos de las pancoras se encuentran adheridos al abdomen de las hembras,
hasta que eclosionan, por lo que no hay riesgo de quedar “colgados” ante las variaciones del caudal.

Tabla 5.39 Cuadro resumen de los estadios de vida de A. abtao en cauces

Verano Otoño Invierno Primavera


ENE. FEB. MAR. ABR. MAY. JUN. JUL. AGO. SEP. OCT. NOV. DIC.
Apareamiento y desove A. abtao Incubación Eclosión-juveniles
Fuente: elaboración propia.

El periodo reproductivo de A. araucaniesis pareciera ser que es durante todo el año, puesto que,
Jara (1980) capturó hembras ovíferas en enero, abril, junio, septiembre, octubre y noviembre.

En cuanto a A. rostrata, son escasos los antecedentes respecto a los aspectos reproductivos. Jara
(1977) registró hembras ovíferas en tres lagos de la cuenca del río Valdivia en el mes abril. La de
menor tamaño midió 29 mm.

5.6.5. Macroinvertebrados

Si bien, la información sobre preferencias de hábitat en comunidades bentónicas es amplia a nivel


internacional, no se evidenciaron estudios sobre preferencias de hábitat de comunidades
bentónicas en Chile, y menos aún, para cada estación del año. De esta forma, no es posible asegurar
la adaptabilidad de este tipo de curvas a familias y tipos de río chilenos, particularmente al río
Conquil debido a su elevada pendiente. Sin embargo, sí se recopiló información sobre
requerimientos hidráulicos.

Las diferentes condiciones hidráulicas del río a mesoescala permiten que exista una amplia gama de
hábitats para los macroinvertebrados. Desde aquellos hábitats donde la fuerza hidráulica es de baja
magnitud con un bajo nivel de oxigenación, facilitando la deposición del alimento en el lecho, hasta
los que tienen un alto estrés hidráulico con altos niveles de oxigenación, pero que conllevan una
mayor circulación y disponibilidad de alimento en la columna de agua (Oyandel et al., 2008).

La distribución de las taxa en el río se ve influenciada, principalmente, por el tipo de sustrato,


profundidad, velocidad del flujo, y esfuerzo de corte, entre otros (Mérigoux et al., 2013; Oyandel et
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
95
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
al., 2008; Graca et al., 2004; Mérigoux y Dolédec, 2004), evidenciando un patrón de distribución
según el grupo trófico funcional de las taxa. Pues, los recolectores y depredadores habitan más en
ambientes de poza y, los ramoneadores y filtradores en ambientes de rápidos.

Fierro et al. (2012) estudiaron durante un año la comunidad de macroinvertebrados en el río Boroa,
también ubicado en una cuenca costera de la región de La Araucanía. Los órdenes más
representativos fueron Ephemeroptera, Diptera y Plecoptera. En cuanto a las variaciones
estacionales mostradas en la riqueza y abundancia de macroinvertebrados se infiere un
comportamiento cíclico, en donde la máxima riqueza y abundancia se presenta en verano, y la
mínima en invierno, con valores intermedios en primavera y otoño.

En un estudio desarrollado en la zona central de Portugal se registraron 102 taxa, donde cerca del
80% de los taxa pertenecieron a los grupos: Mollusca, Plecoptera, Beatidae (Ephemeroptera),
Ephemeroptera, Leptophlebiidae (Ephemeroptera), Chironomidae, Simuliidae y Oligochaeta, (Graca
et al., 2004). Estas taxa fueron más recurrentes en profundidades menores de 30 cm (Figura 5.23),
pero no se pudo identificar un patrón de distribución por grupo funcional. Así también, no se
evidenciaron diferencias significativas entre los muestreos de macroinvertebrados realizados en
primavera tardía (caudales elevados) e inicios de otoño (Graca et al., 2004).

Figura 5.23 Relación entre la cantidad de taxa y la profundidad en ríos de la zona central de
Portugal

Fuente: Graca et al. (2004)

En cuatro ríos de Nueva Zelanda: Clutha, Mangles, Mohaka, y Waingawa, Jowett et al. (1991)
evidenciaron una mayor abundancia de taxa en ríos con profundidades menores de 0,75m en
sustratos de grava o más gruesos. Los Chironomidos mostraron una preferencia por profundidades
medias de 0,39m y velocidades bajas a moderadas, de 0 a 0,75 m/s, promediando 0,6 m/s (Figura
5.24). Cabe señalar que en dicha investigación no se analizó la variación estacional de
macroinvertebrados.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
96
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.24 Abundancia relativa de Chironomidae (densidad del taxón en un punto de muestreo
dividida por la densidad máxima muestreada en ese río) con la velocidad del agua, profundidad
e índice del sustrato de 334 sitios.

Fuente: Jowett et al. (1991)

En Glover Creek, Oklahoma (USA), la biomasa de las taxa muestreadas (Ephemeroptera, Diptera,
Plecoptera, entre otras) presentaron diferencias significativas entre las estaciones de año y de un
año a otro, aunque, no se evidenció un patrón estacional común entre las taxa (Orth y Maughan,
1983). Chironomidae obtuvo una mayor biomasa en profundidades de 29 cm (cv=30) y velocidades
de 17 cm/s (cv=80), con números de Froude en torno a 0,11 (cv=94). En general, las condiciones
óptimas para la diversidad de macroinvertebrados se estimó en 34 cm de profundidad y una
velocidad de 60 cm/s (Figura 5.25) (Orth y Maughan, 1983).

Figura 5.25 Relación parabólica significativa entre la diversidad de macroinvertebrados


bentónicos y la profundidad y velocidad

Fuente: Orth y Maughan (1983).

Si bien en varios estudios se evidenció una mayor riqueza y diversidad de taxa durante el periodo
de estiaje en comparación al periodo de lluvias: Perú (Villanueva y Chanamé, 2016), Panamá (J. del
C. Guinard et al., 2013), Colombia (González et al., 2012) y, Chile (región de la Araucanía; Lobos,

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
97
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
2014; Fierro et al., 2012), las preferencias hidráulicas en base a la profundidad y velocidad del flujo
variaron de una especie o taxa a otra, pudiendo variar dentro del mismo río.

Jowett (2003) y Mérigoux et al. (2009) sugieren que los modelos realizados con los esfuerzos de
corte muestran un alto nivel de transferibilidad, ya que las condiciones hidráulicas cercanas al lecho
explican mejor los factores que regulan la densidad de macroinvertebrados.

Mérigoux y Dolédec (2004) muestrearon la comunidad de macroinvertebrados en primavera y


otoño en el río Ardeche (sur de Francia). En su estudio sugieren que los esfuerzos de corte regulan
la composición y abundancia de la comunidad bentónica, ya que, durante el periodo de estiaje el
esfuerzo de corte fue menor favoreciendo a los macroinvertebrados colectores-filtradores y
colectores-recolectores, al contrario del periodo de crecidas, donde el esfuerzo de corte fue mayor,
produciendo una mayor remoción de los individuos hacia aguas abajo. También, en Dolédec et al.
(2007) y Lamouroux et al. (2013) pudieron desarrollar modelos de preferencia (de esfuerzo de corte)
por especie y taxa en ríos de Alemania, con caudales medios desde 0,1 m3s-1 a 11,9 m3s-1.

Si bien se reconoce la relevancia de este tipo de variables, en Chile, no existen estudios que
determinen el valor del esfuerzo de corte mínimo o máximo asociados al establecimiento de la
comunidad de macroinvertebrados.

En resumen, la riqueza y abundancia de las taxa de macroinvertebrados se ven maximizadas en


profundidades cercanas a los 35 cm y en velocidades cercanas a los 0,6 m/s, por lo que, serían
condiciones a considerar para la modelación de los macroinvertebrados.

5.7. Determinación del método


De acuerdo al grupo de métodos obtenidos en la valoración de la calidad del sistema y de la
alteración hidromorfológica para cada AIA; además teniendo en cuenta la especie objetivo
seleccionada para cada AIA, los métodos implementados y detalles sobre su implementación se
detalla a continuación.

En el AIA1, si bien, el grupo de métodos sugerido es la simulación hidráulica o métodos hidrológicos,


se desecharon ambos métodos debido a lo estipulado en el cuadro XXX de la Guía. Esto debido a las
condiciones morfológicas y de difícil acceso al río (altas pendientes en las riberas), lo cual impide la
obtención de secciones transversales en el río para la implementación de un modelo hidráulico. Por
otra parte, no se considera oportuno implementar un método hidrológico debido a que la
información hidrológica disponible no es información histórica medida en el río, sino que fue
generada a partir de cuencas vecinas. Como método alternativo se implementó el método hidráulico
de multisección, el cual cumple con los mismos requisitos que el método de simulación hidráulica
según la Figura 13 de la Guía (pág. 54). Considerando que se seleccionó a la comunidad de
macroinvertebrados como especie objetivo, se implementó el método multisección con el
perímetro mojado como variable.

En las AIA3, AIA4 y AIA5, se implementó el método hidráulico considerando el perímetro mojado
por las mismas condiciones explicadas en la AIA 1. (ver Fig. 13, Pág. 54, SEA 2016) para los meses de
estiaje, y el método hidráulico (profundidad mínima de 35 cm) para los meses restantes.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
98
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Para el AIA 2, se implementó el método de simulación de hábitat físico dada la riqueza de especies
ícticas nativas que presenta esta AIA.

5.8. Método Hidráulico


Como se mencionó anteriormente, en el AIA1, se implementó el método de multisección
considerando 3 secciones transversales (Conquil 1, Conquil 2 y Conquil 3, ubicadas hacia aguas
abajo, respectivamente) ubicadas a lo largo de esta AIA. En las AIA 3, AIA4 y AIA5 se implementó el
método hidráulico del perímetro mojado. La ubicación de estas secciones se muestra en la Figura
5.26.

Para estas tres AIA, la metodología utilizada en terreno para la obtención necesaria fue la misma y
se detalla a continuación.

5.8.1. Salida a terreno

Debido a la presencia del afluente secundario CS1 y a la longitud de la AIA1, se midió el perímetro
mojado junto con el caudal en tres secciones transversales de la AIA1, mientras que en las AIA
asociadas a los cauces secundarios, se midió el perímetro mojado y el caudal solo en una sección.

La ubicación de las secciones transversales en donde se determinó el perímetro mojado para las
condiciones de escurrimiento se indica en la Figura 5.26.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
99
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.26 Ubicación de los perfiles para la determinación del perímetro mojado para cada AIA

Fuente: Elaboración propia.


Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
100
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
En la Tabla 5.40 se indican los caudales observados en cada sección junto con el perímetro mojado
respectivo, los que fueron utilizados para obtener el coeficiente de rugosidad de Manning.

Tabla 5.40 Valores del coeficiente de Manning obtenidos según valores observados

AIA Caudal Perímetro Coeficiente de


Medición
asociada (m3/s) mojado (m) Manning (n)

Conquil1 AIA 1 0,3060 12,149 0,333


Conquil2 AIA 1 0,3660 5,729 0,17
Conquil3 AIA 1 0,2976 6,292 0,187
CS1 AIA3 0,0078 1,015 0,76
CS2 AIA4 0,0147 2,34 0,42
CS3 AIA5 0,00205 0,311 0,099
Fuente: Elaboración propia.

En la Tabla 5.40 se puede apreciar que, los coeficientes de Manning observados, son bastante
elevados en comparación a la tabla de coeficientes señalados por la literatura tradicional (Ven T,
Chow, 1963), puesto que, el valor máximo de este coeficiente (según Ven Te Chow, 1963) para
cauces naturales es n=0,2, atribuyéndosele a planicies de inundación con sauces densos, rectos y en
verano. No obstante, los valores observados en Conquil, Conquil2, Conquil 3 y CS2, responden a la
dominancia del sustrato tipo canto rodado y bolones en los cauces respectivos durante la época de
estiaje, por lo que la rugosidad u oposición al flujo es elevada. Así también, ocurrió en los cauces
secundarios CS1 y CS3, puesto que, el caudal observado fue tan bajo que la hojarasca y el sustrato
significaron una gran resistencia al flujo.

Las curvas resultantes que relacionan el perímetro mojado con el caudal de cada sección se
muestran a continuación:

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
101
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.27 Curva de perímetro mojado vs caudal en la sección Conquil 1

25

20
Perimetro mojado (m)

15

10

0
0,00 0,50 1,00 1,50 2,00 2,50 3,00 3,50 4,00 4,50

Caudal (m3/s)

Fuente: Elaboración propia.

Figura 5.28 Curva de perímetro mojado vs caudal en la sección Conquil 2

18

16

14
Perímetro mojado (m)

12

10

0
0,00 0,50 1,00 1,50 2,00 2,50 3,00 3,50 4,00 4,50

Caudal (m3/s)

Fuente: elaboración propia.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
102
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.29 Curva de perímetro mojado vs caudal en la sección Conquil 3

18

16

14

12
Perimetro mojado(m)

10

0
0,00 0,50 1,00 1,50 2,00 2,50 3,00 3,50 4,00 4,50 5,00
Caudal (m3/s)

Fuente: elaboración propia.

Figura 5.30 Curva de perímetro mojado vs caudal en la sección CS1

3,5

2,5
Perimetro mojado (m)

1,5

0,5

0
0 0,02 0,04 0,06 0,08 0,1 0,12
Caudal (m3/s)

Fuente: elaboración propia.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
103
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.31 Curva de perímetro mojado vs caudal en la sección CS2

4,5

4
Perimetro mojado (m)

3,5

2,5

1,5

0,5

0
0 0,02 0,04 0,06 0,08 0,1 0,12 0,14
Caudal (m3/s)

Fuente: elaboración propia.

Figura 5.32 Curva de perímetro mojado vs caudal en la sección CS3

2,5

2,25

1,75
Perimetro mojado (m)

1,5

1,25

0,75

0,5

0,25

0
0 0,02 0,04 0,06 0,08 0,1 0,12 0,14 0,16 0,18
Caudal (m3/s)

Fuente: elaboración propia.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
104
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
En términos generales, se aprecia que a medida que aumenta el caudal, aumenta el perímetro
mojado, lo cual corrobora el tipo unicauce. Sin embargo, se observa que para caudales bajos, un
aumento marginal o pequeño del caudal se traduce en un aumento importante del perímetro
mojado; y a mayores caudales, un aumento del caudal se traduce en un aumento menor del
perímetro mojado.

5.9. Simulación del hábitat físico


5.9.1. Salida a terreno

En el Área de Importancia Ambiental 2 ubicada en el sector aguas abajo del salto 3, se implementó
un modelo de simulación del hábitat en 1D utilizando el software PHBSIM. El modelo tiene 20
perfiles transversales con una longitud de tramo igual a 148 metros, cumpliendo con lo establecido
en la Guía de Caudal Ambiental del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA, 2016). En la Figura 5.33
se puede apreciar la disposición en planta de cada una de los perfiles transversales.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
105
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.33 Perfiles transversales modelados para la central Mañío inferior

Fuente: elaboración propia.

5.9.1. Calibración

Los valores de Manning resultantes de la calibración para un caudal de 0,33 m3/s se presentan en la
Tabla 5.41.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
106
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Tabla 5.41 Valores del coeficiente de Manning por perfil transversal y ajuste (diferencia) de la
calibración en cada uno de los perfiles

Coeficiente Cota lámina Cota lámina


Perfil
de Manning de agua de agua Diferencia
transversal
(n) observada simulada
1 0,030 159,970 159,967 -0,003
2 0,070 160,040 159,999 -0,041
3 0,080 160,140 160,104 -0,036
4 0,135 160,270 160,224 -0,046
5 0,050 160,290 160,246 -0,044
6 0,250 160,360 160,327 -0,033
7 0,440 160,600 160,553 -0,047
8 0,100 160,720 160,665 -0,050
9 0,250 160,740 160,719 -0,021
10 0,500 160,840 160,776 -0,050
11 0,230 160,840 160,780 -0,047
12 0,030 160,780 160,780 0,000
13 0,030 160,770 160,780 0,010
14 0,030 160,790 160,780 -0,010
15 0,030 160,780 160,780 0,000
16 0,150 160,880 160,819 -0,049
17 0,080 160,880 160,841 -0,039
18 0,150 160,930 160,877 -0,053
19 0,070 160,940 160,889 -0,050
20 0,120 160,980 160,929 -0,050
Fuente: elaboración propia.

Como se observa en la tabla anterior los valores del coeficiente de Manning son elevados en
comparación a lo descrito por Ven Te Chow en su libro “Hidráulica de Canales Abiertos” (1963).

Robert Jarrett en 1984 publica un estudio donde estudia las distintas características
hidromorfológicas de varios ríos, en el cual estima valores para Manning del orden de 0,15, de igual
forma Andrew Marcus en 1992 presenta un artículo donde evalúa distintos métodos para estimar
el número de Manning, como resultado logro obtener valores de hasta 0,18 que si bien aún están
por debajo de algunos de los Manning utilizados en el modelo validan el hecho que la resistencia
del lecho es mayor a la expuesta en la literatura para ríos con pendientes pronunciadas y gran
cantidad de macrorugosidades, las que generan mayores pérdidas singulares que un río con
asperezas relativas menores, en consecuencia, estas pérdidas singulares deben ser modeladas a
través de su incorporación en pérdidas friccionales, es decir, a través del coeficiente de Manning,
haciendo que este coeficiente incremente su valor con respecto al definido en la literatura (los
valores de los coeficientes de Manning definidos en la literatura están definidos para ríos con

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
107
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
asperezas relativas bajas). En consecuencia, el coeficiente de Manning en estos casos, se compone
de un valor asociado a la pérdida friccional y además por un valor elevado asociado a muchas
pérdidas singulares que genera la macrorugosidad existente.

Sin embargo, y a pesar que el modelo muestra valores del coeficiente de Manning por sobre lo
señalado en la literatura (según ya se discutió), el modelo hidráulico presenta un buen
comportamiento en la calibración, por tanto, la simulación de un rango de caudales en torno a la
calibración y la validación puede ser considerada como legítima.

5.9.2. Simulación

En la Tabla 5.42 se presentan los caudales simulados y en la Figura 5.34 se presenta el perfil
longitudinal con las láminas de agua simuladas con dichos caudales.

Tabla 5.42 Caudales simulados

Caudal (m3/s)
0,21
0,30
0,33
0,60
0,70
0,90
1,20
1,90
2,00
2,30
3,10
3,30
3,90
4,20
4,80
5,00
Fuente: elaboración propia,

En la Figura 5.34 se presenta el perfil longitudinal con los caudales simulados, los cuales
corresponden a las líneas azules. La línea negra inferior es el lecho del río, y a su vez la línea negra
superior continua es el nivel de la ribera derecha, y la línea negra segmentada es el nivel de la ribera
izquierda.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
108
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.34 Perfil longitudinal con láminas de agua simulada para los distintos caudales

Fuente: elaboración propia.

La imagen de las profundidades asociadas a distintos caudales se ve reflejada en la Figura 5.35, en


particular se aprecia lo que ocurre con el perfil transversal N°3. El resto de los perfiles se muestran
en el Apéndice A.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
109
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.35 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil
transversal N°3

Fuente: elaboración propia.

De la figura anterior, se aprecia en una línea superior la lámina de agua simulada para el caudal de
5 m3/s y, con una línea roja inferior la lámina de agua simulada para el caudal de 0,21 m3/s.

5.10. Determinación de requerimientos ambientales


5.10.1. Comunidad de macroinvertebrados

De acuerdo con la revisión bibliográfica realizada en el capítulo 5.6, se determinó que para la
comunidad de macroinvertebrados se mantendrá una profundidad mínima de 35 cm desde mayo a
noviembre, ya que es la profundidad promedio donde se ha registrado una mayor abundancia y
riqueza de macroinvertebrados, mientras que en los meses de estiaje (diciembre a abril) se buscó
mantener un perímetro mojado como un proxy a la mantención de un hábitat mínimo (Figura 5.36).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
110
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.36 Temporalidad de los criterios utilizados para la definición del requerimiento
ambiental para la comunidad de macroinvertebrados.

Fuente elaboración propia

El uso de ambos criterios se debe a que el caudal ambiental debe variar de acuerdo con el régimen
hidrológico del río (hidrograma). De esta forma, durante el periodo donde los caudales disminuyen
naturalmente (estiaje), el caudal ambiental también será menor, pero se mantendrá el caudal
mínimo óptimo, el cual indica el punto de quiebre en donde las pequeñas variaciones del caudal
empiezan a afectar en mayor magnitud al perímetro mojado, y por ende a la disponibilidad de
hábitat para los macroinvertebrados. En cambio, cuando los caudales son más altos (fuera del
periodo de estiaje), el cual ambiental también será mayor, puesto que se determinó mantener una
profundidad mínima de 35 cm, idóneo para la comunidad de macroinvertebrados, ya que el esfuerzo
de corte será menor que a mayores caudales.

A continuación se muestra parte de la revisión bibliográfica que permitió establecer los criterios
definidos anteriormente:

• Fierro et al. (2012) sugieren un comportamiento cíclico de la riqueza y abundancia de


macroinvertebrados, en donde la máxima riqueza y abundancia se presenta en verano, y la
mínima en invierno, con valores intermedios en primavera y otoño.
• Graca et al. (2004) observaron que las taxa Mollusca, Plecoptera, Beatidae, Ephemeroptera,
Leptophlebiidae, Chironomidae, Simuliidae y Oligochaeta, fueron más recurrentes en
profundidades menores de 30 cm.
• Jowett et al. (1991) observaron que los Chironomidos mostraron una preferencia por
profundidades medias de 0,39 m y velocidades bajas a moderadas, de 0 a 0,75 m/s,
promediando 0,6 m/s.
• Orth y Maughan (1983) observaron que la taxa Chironomidae obtuvo una mayor biomasa
en profundidades de 29 cm, y que en general, las condiciones óptimas para la diversidad de
macroinvertebrados se dan a 34 cm de profundidad y a una velocidad de 60 cm/s.
• Mérigoux y Dolédec (2004) sugieren que los esfuerzos de corte regulan la composición y
abundancia de la comunidad bentónica, ya que, durante el periodo de estiaje el esfuerzo de
corte fue menor, favoreciendo a los macroinvertebrados, y durante el periodo de crecidas
el esfuerzo de corte fue mayor, aumentando la remoción de macroinvertebrados.

En Conquil 1, el punto de quiebre de la curva de perímetro mojado vs caudal se observó para un


caudal de 0,1126 m3s-1(marcador color rojo en la Figura 5.37), mientras que para el requerimiento
de profundidad mínima, el caudal se estimó en 0,1977 m3s-1 (marcador color verde en la Figura 5.37).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
111
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.37 Caudales que satisfacen los requerimientos ambientales para la sección Conquil 1

25

20
Perimetro mojado (m)

15

10

0
0,00 0,50 1,00 1,50 2,00 2,50 3,00 3,50 4,00 4,50

Caudal (m3/s)

Marcador rojo indica el caudal que satisface el requerimiento del perímetro mojado. Marcador verde indica el caudal
que satisface el requerimiento de profundidad mínima. Fuente: elaboración propia.

En Conquil 2, el punto de quiebre de la curva de perímetro mojado vs caudal se observó para un


caudal de 0,1793 m3s-1(marcador color rojo en la Figura 5.38), mientras que para el requerimiento
de profundidad mínima, el caudal se estimó en 0,2735 m3s-1 (marcador color verde en la Figura 5.38).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
112
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.38 Caudales que satisfacen los requerimientos ambientales para la sección Conquil 2

18

16

14
Perímetro mojado (m)

12

10

0
0,00 0,50 1,00 1,50 2,00 2,50 3,00 3,50 4,00 4,50

Caudal (m3/s)

Marcador rojo indica el caudal que satisface el requerimiento del perímetro mojado. Marcador verde indica el caudal
que satisface el requerimiento de profundidad mínima. Fuente: elaboración propia.

En Conquil 3, el punto de quiebre de la curva de perímetro mojado vs caudal se observó para un


caudal de 0,127 m3s-1(marcador color rojo en la Figura 5.39), mientras que para el requerimiento de
profundidad mínima, el caudal se estimó en 0,2976 m3s-1 (marcador color verde en la Figura 5.39).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
113
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.39 Caudales que satisfacen los requerimientos ambientales para la sección Conquil 3

18

16

14

12
Perimetro mojado(m)

10

0
0,00 0,50 1,00 1,50 2,00 2,50 3,00 3,50 4,00 4,50 5,00
Caudal (m3/s)

Marcador rojo indica el caudal que satisface el requerimiento del perímetro mojado. Marcador verde indica el caudal
que satisface el requerimiento de profundidad mínima. Fuente: elaboración propia.

En la sección CS1, el punto de quiebre de la curva de perímetro mojado vs caudal se observó para
un caudal de 0,0027 m3s-1(marcador color rojo en la Figura 5.40), mientras que para el
requerimiento de profundidad mínima, el caudal se estimó en 0,05 m3s-1 (marcador color verde en
la Figura 5.40). Cabe señalar que hay meses de crecidas en donde los caudales medios mensuales
no superan los 0,05 m3s-1, por lo que para estos meses se aplicó el requerimiento de perímetro
mojado considerando el segundo quiebre de la curva perímetro mojado vs caudal. Bajo este último
requerimiento, el caudal estimado es de 0,0128 m3s-1 (marcador color celeste en la Figura 5.40).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
114
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.40 Caudales que satisfacen los requerimientos ambientales para la sección CS1

3,5

2,5
Perimetro mojado (m)

1,5

0,5

0
0 0,02 0,04 0,06 0,08 0,1 0,12
Caudal (m3/s)

Marcador rojo y celeste indican el caudal que satisface el requerimiento del perímetro mojado para el periodo de estiaje
y de crecidas, respectivamente. Marcador verde indica el caudal que satisface el requerimiento de profundidad mínima.
Fuente: elaboración propia.

En Conquil CS2, el punto de quiebre de la curva de perímetro mojado vs caudal se observó para un
caudal de 0,0058 m3s-1(marcador color rojo en la Figura 5.41), mientras que para el requerimiento
de profundidad mínima, el caudal se estimó en 0,1332 m3s-1. No obstante, al igual que en los otros
afluentes secundarios, el caudal estimado es mayor que los caudales medios mensuales, por lo que
se optó por utilizar el requerimiento del perímetro mojado correspondiente al segundo quiebre de
la curva de perímetro mojado vs caudal, por lo que el caudal resultante corresponde a 0,02 m3s-1
(marcador color verde en la Figura 5.41).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
115
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.41 Caudales que satisfacen los requerimientos ambientales para la sección CS2

4,5

4
Perimetro mojado (m)

3,5

2,5

1,5

0,5

0
0 0,02 0,04 0,06 0,08 0,1 0,12 0,14
Caudal (m3/s)

Los marcadores rojo y verde indican los caudal que satisfacen el requerimiento del perímetro mojado, para el periodo de
estiaje y periodo de crecidas, respectivamente. Fuente: elaboración propia.

En CS3, el punto de quiebre de la curva de perímetro mojado vs caudal se observó para un caudal
de 0,001 m3s-1(marcador color rojo en la Figura 5.42), mientras que para el requerimiento de
profundidad mínima, el caudal se estimó en 0,2694 m3s-1. No obstante, el caudal medio mensual no
supera los 0,18 m3s-1, por lo que cumplir con el segundo requerimiento no es factible. Ante esto, se
optó por considerar el segundo quiebre de la curva de perímetro mojado vs caudal, en el cual se
observa un caudal de 0,015 m3s-1 (marcador color verde en la Figura 5.42).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
116
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.42 Caudales que satisfacen los requerimientos ambientales para la sección CS3

2,5

2,25

1,75
Perimetro mojado (m)

1,5

1,25

0,75

0,5

0,25

0
0 0,02 0,04 0,06 0,08 0,1 0,12 0,14 0,16 0,18
Caudal (m3/s)

Los marcadores rojo y verde indican los caudal que satisfacen el requerimiento del perímetro mojado, para el periodo de
estiaje y periodo de crecidas, respectivamente. Fuente: elaboración propia.

5.10.2. Galaxias maculatus

La especie Galaxias maculatus se encuentra en agua dulce pudiendo vivir en ambientes lénticos y
lóticos, permitiendo a las poblaciones dulceacuícolas de lagos realizar migraciones locales. Esta
especie está clasificada dentro de la categoría de conservación Precocupación menor desde las
regiones del Bío Bío al sur, y desde la región del Maule al norte, está clasificada como vulnerable.
Los hábitat más utilizados por G. maculatus corresponden a pozas, especialmente, las pozas
temporales. Para la determinación del caudal ambiental se utilizó la curva de preferencia presentada
en la Figura 5.43, en esta se puede observar una clara preferencia para velocidades hasta los 0,3 ms-
1
siendo las velocidades bajas las que obtienen mayores preferencias, observándose un máximo
cercano a los 0 ms-1. Como se señaló anteriormente, esta especie prefiere los hábitats de pozas, los
cuales se caracterizan por tener nulas o bajas velocidades. En lo que respecta a las preferencias de
profundidades, se aprecia que las preferencias aumentan hacia los 30 cm y disminuye hacia los 80
cm, teniendo su máxima preferencia a las 30 cm.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
117
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.43 Curva de preferencia para Galaxias maculatus adulto

Fuente:

Fuente: Peredo-Parada et al. (2015)

De la simulación de hábitat físico se obtuvo la siguiente curva de habitabilidad para esta especie
(Figura 5.44).

Figura 5.44 Curva de habitabilidad de Galaxias maculatus obtenida de la simulación de hábitat


físico

3000,0
2500,0
2000,0
HPU (m2/km)

1500,0
1000,0
500,0
0,0
0 1 2 3 4 5
Caudal (m3/s)

Fuente: elaboración propia.

De la Figura 5.44 se observa que el Hábitat Potencial Útil (HPU) tiene sus mayores valores para
caudales bajos, además, tiene un decrecimiento pronunciado una vez alcanzado el Hábitat Potencial
Idóneo (HPI)a los 0,21 m3/s.

A continuación, se presenta el HPU bajo condiciones medias de escurrimiento, es decir, se


determinó el porcentaje, con respecto al HPI (Hábitat Potencial Idóneo), que actualmente ocurre en
condiciones medias de escurrimiento. Para ello se evaluó el hidrograma anual con las curvas de
habitabilidad respectivas. Dichas condiciones medias de HPU se muestran en la Figura 5.45.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
118
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.45 HPU bajo condiciones naturales, estimados como porcentaje de HPI para los
caudales medios mensuales

100%
90%
80%
70%
60%
% HPI

50%
40%
30%
20%
10%
0%
Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic

Fuente: elaboración propia.

De la gráfica anterior, se puede concluir que bajo condiciones medias de escurrimiento, en el mes
de enero, la especie Galaxias maculatus presenta un Hábitat Potencial Útil (HPU) cercano a un 75%
del máximo HPU determinado en la curva de habitabilidad (Figura 5.44), es decir, un 75% del Hábitat
Potencial Idóneo. Análogamente, en febrero se mantiene un 90% del HPI; en marzo un 82% del HPI
y así para todos los meses restantes.

En términos generales, se aprecia que G. maculatus presenta los mayores HPU en meses de estiaje
(enero, febrero y marzo), los cuales disminuyen en invierno cuando los caudales son mayores.

5.10.3. Trichomycterus areolatus

El Trichomycterus areolatus es una especie bentónica que habita sectores de montaña o ritrón. Los
individuos que tienen una mayor talla prefieren corrientes más rápidas y de mayor profundidad,
mientras que a menores tallas, prefieren sectores ribereños de escasa corriente y menor
profundidad o pozones. Se define que los adultos sexualmente maduros son aquellos cuya longitud
total está entre los 50 y 60 mm. Esta especie se encuentra bajo la categoría de conservación
Vulnerable, por lo cual presenta un elevado riego de amenaza. Para la determinación del caudal
ambiental se utilizó la curva de preferencia presentada en la Figura 5.46 donde se aprecia una mayor
preferencia por las velocidades bajas, con un máximo entorno a los 0,7 ms-1, mientras que a
velocidades mayores la preferencia disminuye constantemente hasta velocidades cercanas a los 1,7
ms-1. En cuanto a las profundidades se evidencia la preferencia hasta profundidades cercanas a los
65 cm, demostrando una preferencia máxima a los 25 cm aproximadamente

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
119
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.46 Curva de preferencia para Trichomycterus areolatus.

Fuente: Peredo-Parada et al. (2015)

De la simulación del hábitat físico se obtuvo la siguiente curva de habitabilidad (Figura 5.47).

Figura 5.47 Curva de habitabilidad para Trichomycerus sp. obtenida de la simulación de hábitat
físico

8000,0
7000,0
6000,0
HPU (m2/km)

5000,0
4000,0
3000,0
2000,0
1000,0
0,0
0 1 2 3 4 5
Caudal (m3/s)

Fuente: elaboración propia.

De la Figura 5.47 se observa que el Hábitat Potencial Útil (HPU) tiene sus mayores valores para
caudales medios, además, tiene un crecimiento gradual hasta el Hábitat Potencial Idóneo (HPI) a los
3,3 m3/s, decreciendo de igual forma pasado este valor.

A continuación, se presenta el HPU bajo condiciones medias de escurrimiento, es decir, se


determinó el porcentaje, con respecto al HPI (Hábitat Potencial Idóneo), que actualmente ocurre
bajo un régimen hidrológico medio. Para ello se evaluó el hidrograma medio anual con las curvas de
habitabilidad respectivas. Dichas condiciones medias de HPU se muestran en la Figura 5.45.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
120
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.48 HPU bajo condiciones naturales, estimada como porcentaje del HPI para los caudales
medios mensuales

100%
90%
80%
70%
60%
% HPI

50%
40%
30%
20%
10%
0%
Ene Feb Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic.

Fuente: elaboración propia.

De la gráfica anterior, se puede concluir que bajo condiciones medias de escurrimiento, en el mes
de enero, la especie Trichomycterus sp. presenta un Hábitat Potencial Útil (HPU) cercano a un 70%
del máximo HPU determinado en la curva de habitabilidad (Figura 5.47), es decir, un 70% del Hábitat
Potencial Idóneo. Análogamente, en febrero se mantiene un 58% del HPI; en marzo un 63% del HPI
y así para todos los meses restantes.

En términos generales, se aprecia que Trichomycterus sp. presenta los mayores HPU en meses de
otoño e invierno (mayo a septiembre), los cuales disminuyen en época de estiaje cuando los
caudales son menores.

5.10.4. Aplochiton zebra

Aplochiton zebra es una especie diádroma presente en la zona de ritrón de los ríos conectados a
lagos y en el litoral de los lagos. Su distribución se extiende desde la región del Bío Bío hasta la región
de Magallanes. Su periodo de desove es entre marzo hasta finales de primavera. Los juveniles
habitan en ambientes someros con rápidos moviéndose a lagos o zonas profundas de los lagos
cuando son adultos. La Peladilla es una especie nativa en categoría de conservación En Peligro. Sus
principales amenazas actuales y potenciales tienen relación con la presencia de salmónidos
introducidos, los cuales compiten y depredan a esta especie. Para la determinación del caudal
ambiental se utilizó la curva de preferencia presentada en la Figura 5.49.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
121
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.49 Curva de preferencia para Aplochiton zebra

Fuente: elaboración propia.

De la simulación de hábitat físico se obtuvo la siguiente curva de habitabilidad (Figura 5.50).

Figura 5.50 Curva de habitabilidad para Aplochiton zebra obtenida de la simulación de hábitat
físico

2500,0

2000,0
HPU (m2/km)

1500,0

1000,0

500,0

0,0
0 1 2 3 4 5
Caudal (m3/s)

Fuente: elaboración propia.

En la Figura 5.50 se observa que el Hábitat Potencial Útil (HPU) tiene sus mayores valores para
caudales bajos, además, tiene un decrecimiento gradual pasado su peak a los 0,6 m3/s.

A continuación, se presenta el HPU bajo condiciones medias de escurrimiento, es decir, se


determinó el porcentaje, con respecto al HPI (Hábitat Potencial Idóneo), que actualmente ocurre en
condiciones medias de escurrimiento. Para ello se evaluó el hidrograma anual con las curvas de
habitabilidad respectivas. Dichas condiciones medias de HPU se muestran en la Figura 5.51.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
122
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura 5.51 HPU bajo condiciones naturales, estimada como porcentaje de HPI para los caudales
medios mensuales.

100%
90%
80%
70%
60%
% HPI

50%
40%
30%
20%
10%
0%
Ene Feb Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic.

Fuente: elaboración propia.

De la gráfica anterior, se puede concluir que bajo condiciones medias de escurrimiento, en el mes
de enero, la especie Aplochiton zabra presenta un Hábitat Potencial Útil (HPU) cercano a un 95% del
máximo HPU determinado en la curva de habitabilidad (Figura 5.50), es decir, un 95% del Hábitat
Potencial Idóneo. Análogamente, en febrero se mantiene un 98% del HPI; en marzo un 96% del HPI
y así para todos los meses restantes.

En términos generales, se aprecia que A. zebra presenta los mayores HPU en meses de estiaje
(enero, febrero y marzo), los cuales disminuyen en invierno cuando los caudales son mayores.

A través de la información recopilada para cada especie objetivo se establecen los siguientes
criterios para el requerimiento ambiental en base a la mantención de un porcentaje del HPI para
cada especie objetivo:

1- Galaxias maculatus: se establece un 50% del HPI.


2- Trichomycterus aerolatus: se establece un 50% del HPI.
3- Aplochiton zebra: se establece un 60% del HPI.

Cada uno de estos porcentajes establecidos de HPI no generan un impacto importante en la


habitabilidad natural de cada especie. La determinación de un 60% del HPI para el Aplochiton zebra
se debe a que tiene un estado de conservación de Peligro. Para alcanzar un 50% del HPI para la
especie Galaxias maculatus se debe mantener un caudal de 0,11 m3/s lo que significaría un
remanente de caudal aceptable para el funcionamiento de las turbinas según los caudales medios
mensuales reportados. En cuanto a la especie Trichomycterus aerolatus el caudal necesario para
mantener un 50% del HPI es de 0,42 m3/s. Finalmente para el Aplochiton zebra se debe mantener
un caudal de 0,14 m3/s para conseguir un 60% de HPI.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
123
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
5.10.5. Aegla sp.

De acuerdo con la revisión bibliográfica realizada en el capítulo 5.6.4, no se obtuvieron valores


asociados a parámetros hidráulicos que permitan determinar los requerimientos ambientales
exclusivamente para el taxa. No obstante, el género Aegla se considera parte de la comunidad de
macroinvertebrados, por lo que se consideró el requerimiento ambiental de profundidad mínima
igual a 35 cm.

A continuación, se presenta un punteo de los antecedentes que respaldan el requerimiento


señalado (adicionales a los señalados para la comunidad de macroinvertebrados):

• Las especies en cuestión habitan comúnmente en arroyos y riachuelos, por lo que prefieren
cursos de agua poco profundos y de baja corriente.
• Las especies se distribuyen segregadas en el cauce según el sustrato, A. abtao prefiere los
bolones y cantos rodados, mientras que A. denticulata y A. araucaniensis quedan relegadas
al sustrato arenoso y/o fangoso. Por lo que, el caudal debe permitir que se mantenga una
mayor corriente al centro del cauce (mayor abundancia de bolones) y menores corrientes
hacia las orillas (mayores depósitos de arena y fango) para que las especies sigan
conviviendo.
• El taxa se reproduce casi todo el año y los huevos se encuentran adheridos al abdomen de
las hembras, por lo que no se evidencian estadios sensibles que pudiesen verse afectados
por una disminución del caudal.

Ya que solo se registró la presencia del taxa Aegla en AIA 2, se determinó el caudal necesario para
satisfacer el requerimiento de profundidad mínima de 35 cm para cada uno de los perfiles
estudiados.

Tabla 5.43 Caudales asociados al requerimiento de profundidad mínima por perfil

Perfil Caudal (m3/s)


1 0,65
2 1,2
3 1,55
4 0,42
5 1,1
6 0,12
7 <0,11
8 0,21
9 <0,11
10 <0,11
11 <0,11
12 <0,11
13 <0,11
14 <0,11
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
124
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Perfil Caudal (m3/s)


15 <0,11
16 0,49
17 >0,6
18 0,18
19 0,18
20 0,42
Fuente: elaboración propia.

5.11. Régimen de caudal ambiental


A partir de los requerimientos ambientales determinados para cada una de las especies objetivos,
se determinó un régimen de caudal ambiental, similar a un hidrograma el cual presenta variación
mensual. Este régimen de caudal ambiental se determinó combinando todos los requerimientos
ambientales manteniendo los periodos biológicamente significativos de cada especie, desarrollados
en el punto 5.6 del presente estudio.

A continuación se desarrollan los dos aspectos necesarios para determinar el régimen de caudal
ambiental propuesto por la Guía: Caudal mínimo intranual y Régimen de crecidas.

5.11.1. Caudal mínimo intranual

De acuerdo al requerimiento ambiental y a los periodos biológicamente significativos, se determinó


el caudal ambiental mínimo para cada AIA.

5.11.1.1 AIA 1

De acuerdo con los requerimientos ambientales determinados para la mantención de la comunidad


de macroinvertebrados: 1) perímetro mojado para el periodo de estiaje y 2) profundidad mínima de
35 cm en los meses de crecidas, se estimó el caudal asociado a cada requerimiento, por mes, y para
cada sección de la AIA1. En la Tabla 5.44 se muestra el caudal ambiental mínimo para la comunidad
de macroinvertebrados en cada sección evaluada del AIA 1. En ella se pueden apreciar caudales más
bajos durante el período de estiaje y caudales más altos para los meses restantes o de crecidas,
siguiendo el comportamiento natural del régimen de caudales.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
125
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Tabla 5.44 Caudal mínimo mensual que satisface los requerimientos ambientales para cada
sección del AIA 1

Caudal (m3/s)
Mes
Conquil 1 Conquil 2 Conquil 3
Enero 0,1126 0,1793 0,1271
Febrero 0,1126 0,1793 0,1271
Marzo 0,1126 0,1793 0,1271
Abril 0,1126 0,1793 0,1271
Mayo 0,1977 0,2735 0,2976
Junio 0,1977 0,2735 0,2976
Julio 0,1977 0,2735 0,2976
Agosto 0,1977 0,2735 0,2976
Septiembre 0,1977 0,2735 0,2976
Octubre 0,1977 0,2735 0,2976
Noviembre 0,1977 0,2735 0,2976
Diciembre 0,1126 0,1793 0,1271
Fuente: elaboración propia.

En la Tabla se puede observar que los caudales mínimos mensuales asociados a cada sección
resultaron diferentes entre sí, siendo que son secciones distribuidas en un tramo de 750 m
aproximadamente. Los caudales más elevados se observaron en la sección Conquil 3 durante el
periodo de crecidas, mientras que, para el periodo de estiaje, se observaron los mayores caudales
en la sección Conquil 2.

Entonces, dado que la sección Conquil 3 es la que se encuentra más aguas abajo y la que obtuvo un
mayor caudal mínimo, el caudal ambiental del AIA 1 quedará determinado por los caudales
resultantes en esta sección. (Tabla 5.45).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
126
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Tabla 5.45 Caudal ambiental mínimo para la comunidad de macroinvertebrados de la AIA 1

Mes Caudal (m3/s)


Enero 0,1271
Febrero 0,1271
Marzo 0,1271
Abril 0,1271
Mayo 0,2976
Junio 0,2976
Julio 0,2976
Agosto 0,2976
Septiembre 0,2976
Octubre 0,2976
Noviembre 0,2976
Diciembre 0,1271
Fuente: elaboración propia.

5.11.1.2 AIA 2

De acuerdo al requerimiento ambiental y a la habitabilidad resultante de la simulación de hábitat


físico, se determinó que para la especie Galaxias maculatus se debe mantener a lo menos un 50%
de porcentaje de hábitat potencial idóneo (HPI) al igual que para la especie Trichomycterus
areolatus, por último, para la especie Aplochiton zebra se determinó que se debía mantener a lo
menos un 60% del HPI dado su estado de conservación En Peligro. En la Tabla 5.46 se presenta la
evaluación de distintos caudales para la determinación del caudal ambiental, con base a lo
mencionado anteriormente. Por medio de los periodos biológicamente significativos se determinó
de forma mensual los estadios de mayor importancia de una especie u otra, estos se presentan en
la siguiente tabla donde los meses que son biológicamente significativos se observa el caudal
necesario para el requerimiento ambiental.

Tabla 5.46 Evaluación del régimen de caudales ambientales (m3/s) según periodos
biológicamente significativos y los requerimientos ambientales.

Ene. Feb. Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic.
Q Galaxias maculatus (m3/s) 0,11 0,11 0,11 0,11 0,11
Q Trichomycterus sp (m3/s) 0,42 0,42 0,42 0,42 0,42 0,42 0,42
3
Q Aplochiton zebra (m /s) 0,14 0,14 0,14 0,14
Qamb 0,14 0,11 0,11 0,11 0,42 0,42 0,42 0,42 0,42 0,14 0,14 0,14
Comprobación mantención de % de HPU
Galaxias maculatus %HPI 67% 52% 52% 52% 88% 88% 88% 88% 88% 67% 67% 67%
%HPUN 88% 57% 63% 79% 341% 605% 490% 436% 316% 151% 133% 129%

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
127
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Trichomycterus sp. %HPI 24% 19% 19% 19% 50% 50% 50% 50% 50% 24% 24% 24%
%HPUN 35% 33% 30% 24% 50% 55% 51% 51% 50% 25% 26% 26%

Aplochiton zebra %HPI 60% 47% 47% 47% 90% 90% 90% 90% 90% 60% 60% 60%
%HPUN 63% 48% 50% 49% 130% 168% 158% 149% 124% 67% 64% 64%
Q: caudal, Qamb: caudal ambiental, HPI: hábitat potencial idóneo, HPUN: hábitat potencial útil natural. Fuente:
elaboración propia.

En la tabla anterior se aprecia en color verde, amarillo y celeste los periodos biológicamente
significativos para cada una de las especies en estudio, además, se aprecia el caudal ambiental para
cada mes del año junto a los %HPI y %HPUN.

En cuanto al taxa Aegla, solo se evaluó si el caudal ambiental propuesto para la mantención de
ictiofauna es suficiente para mantener a la comunidad de macroinvertebrados. Para esto, se
compararon los valores de los caudales que satisfacen el requerimiento de la profundidad mínima
de 35 cm (por perfil) con los valores de los caudales ambientales propuestos.

En la Tabla 5.47 se muestran los perfiles en los cuales se satisface el requerimiento ambiental de 35
cm de profundidad mínima. A partir de la tabla se infiere que, el requerimiento ambiental se
cumpliría en el 40% de los perfiles durante todo el año; desde octubre a enero se cumpliría en el
45% de los perfiles; desde febrero a abril el requerimiento se cumpliría en el 40% de los perfiles;
desde mayo a septiembre el requerimiento se cumpliría en el 70% de los perfiles.

Por ende, dado que el taxa tiene una alta capacidad para desplazarse a través del cauce, ya sea bajo
el agua (preferentemente) o cerca de ésta (zona riparina), los individuos podrían desplazarse a
través de los perfiles en donde la profundidad es menor a 35 cm hacia los perfiles donde si se cumple
el requerimiento. Por ende, se considera que el caudal ambiental propuesto para las especies icticas
es suficiente para mantener a la comunidad de macroinvertebrados del AIA2.

Tabla 5.47 Profundidades mayores o iguales a 35 cm para Aegla sp. según el caudal ambiental
propuesto

Profundidad (m)
Perfil
0,14 m3s-1 0,11 m3s-1 0,42 m3s-1

1 0,22 0,2 0,29

2 0,17 0,15 0,22

3 0,19 0,17 0,23

4 0,29 0,28 0,35

5 0,22 0,2 0,27

6 0,36 0,34 0,46

7 0,47 0,44 0,6

8 0,3 0,28 0,4

9 0,45 0,43 0,55

10 0,69 0,67 0,81

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
128
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Profundidad (m)
Perfil
0,14 m3s-1 0,11 m3s-1 0,42 m3s-1

11 1,19 1,17 1,32

12 1,49 1,47 1,62

13 1,49 1,47 1,62

14 1,19 1,17 1,32

15 0,49 0,47 0,62

16 0,27 0,25 0,33

17 0,2 0,18 0,27

18 0,33 0,31 0,41

19 0,33 0,31 0,42

20 0,29 0,27 0,35


Fuente: elaboración propia.

5.11.1.3 AIA 3

Los requerimientos ambientales para mantener la comunidad de macroinvertebrados en la sección


CS1 fueron los siguientes:

• Mantener, al menos, el caudal asociado al primer quiebre de la curva de perímetro mojado


vs caudal en los meses de estiaje.
• Mantener, al menos, el caudal asociado a una profundidad mínima de 35 cm durante los
meses de crecidas.
• Mantener, al menos, el caudal asociado al segundo quiebre de la curva de perímetro mojado
vs caudal en los meses de crecidas, siempre y cuando el caudal asociado al requerimiento
de profundidad mínima sea mayor al caudal medio mensual

De acuerdo con requerimientos ambientales y con los resultados de la aplicación del método
hidráulico se obtuvieron los caudales ambientales mínimos para la mantención de la comunidad de
macroinvertebrados en el AIA 3.

En la Tabla 5.48 se pueden apreciar caudales más bajos durante el período de estiaje, los cuales
aumentan en la medida que se aproximan los meses más lluviosos, siguiendo el comportamiento
natural del régimen de caudales. Cabe señalar que, dado el bajo caudal natural de los afluentes
secundarios en los meses de mayo, octubre y noviembre, no se pudo satisfacer el requerimiento de
los 35 cm de profundidad, por lo que se optó por aplicar el método de perímetro mojado,
seleccionando de esta forma el segundo quiebre de la curva perímetro mojado vs caudal (Figura
5.30).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
129
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Tabla 5.48 Caudal ambiental mínimo para la comunidad de macroinvertebrados de la AIA 3

Mes Caudal (m3/s)


Enero 0,0027
Febrero 0,0027
Marzo 0,0027
Abril 0,0027
Mayo 0,0128
Junio 0,0500
Julio 0,0500
Agosto 0,0500
Septiembre 0,0500
Octubre 0,0128
Noviembre 0,0128
Diciembre 0,0027
En rojo se muestran los caudales asociados al segundo quiebre del perímetro mojado. Fuente: elaboración propia.

5.11.1.4 AIA 4

Los requerimientos ambientales para mantener la comunidad de macroinvertebrados en la sección


CS2 fueron los siguientes:

• Mantener, al menos, el caudal asociado al primer quiebre de la curva de perímetro mojado


vs caudal en los meses de estiaje.
• Mantener, al menos, el caudal asociado a una profundidad mínima de 35 cm durante los
meses de crecidas.
• Mantener, al menos, el caudal asociado al segundo quiebre de la curva de perímetro mojado
vs caudal en los meses de crecidas, siempre y cuando el caudal asociado al requerimiento
de profundidad mínima sea mayor al caudal medio mensual.

De acuerdo con requerimientos ambientales y con los resultados de la aplicación del método
hidráulico se obtuvieron los caudales ambientales mínimos para la mantención de la comunidad de
macroinvertebrados en el AIA 4.

En la Tabla 5.49 se muestra el caudal ambiental mínimo para la comunidad de macroinvertebrados


del AIA 4. En ella se pueden apreciar caudales más bajos durante el período de estiaje, los cuales
aumentan en el resto del año. Cabe señalar que dado el bajo caudal natural de este afluente
secundario entre los meses de mayo y noviembre, no se pudo satisfacer el criterio de los 35 cm de
profundidad, por lo que se optó por aplicar el método de perímetro mojado durante todo el año,
seleccionando de esta forma el segundo quiebre de la curva perímetro mojado vs caudal para los
meses de mayo a noviembre (Figura 5.31).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
130
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Tabla 5.49 Caudal ambiental mínimo para la comunidad de macroinvertebrados de la AIA 4

Mes Caudal (m3/s)


Enero 0,0059
Febrero 0,0059
Marzo 0,0059
Abril 0,0059
Mayo 0,0202
Junio 0,0202
Julio 0,0202
Agosto 0,0202
Septiembre 0,0202
Octubre 0,0202
Noviembre 0,0202
Diciembre 0,0059
En rojo se muestran los caudales asociados al segundo quiebre del perímetro mojado. Fuente: elaboración propia.

5.11.1.5 AIA 5

Los requerimientos ambientales para mantener la comunidad de macroinvertebrados en la sección


CS3 fueron los siguientes:

• Mantener, al menos, el caudal asociado al primer quiebre de la curva de perímetro mojado


vs caudal en los meses de estiaje.
• Mantener, al menos, el caudal asociado a una profundidad mínima de 35 cm durante los
meses de crecidas.
• Mantener, al menos, el caudal asociado al segundo quiebre de la curva de perímetro mojado
vs caudal en los meses de crecidas, siempre y cuando el caudal asociado al requerimiento
de profundidad mínima sea mayor al caudal medio mensual.

De acuerdo con requerimientos ambientales y con los resultados de la aplicación del método
hidráulico se obtuvieron los caudales ambientales mínimos para la mantención de la comunidad de
macroinvertebrados en el AIA 5.

En la Tabla 5.50 se muestra el caudal ambiental mínimo para la comunidad de macroinvertebrados


del AIA 5. En ella se pueden apreciar caudales más bajos durante el período de estiaje, los cuales
aumentan en el resto del año. Cabe señalar que dado el bajo caudal natural de este afluente
secundario entre los meses de mayo y noviembre, no se pudo satisfacer el requerimiento de los 35
cm de profundidad, por lo que se optó por aplicar el método de perímetro mojado durante todo el
año, seleccionando de esta forma el segundo quiebre de la curva perímetro mojado vs caudal para
los meses de mayo a noviembre (Figura 5.32).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
131
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Tabla 5.50 Caudal ambiental mínimo para la comunidad de macroinvertebrados de la AIA 5

Mes Caudal (m3/s)


Enero 0,0010
Febrero 0,0010
Marzo 0,0010
Abril 0,0010
Mayo 0,0151
Junio 0,0151
Julio 0,0151
Agosto 0,0151
Septiembre 0,0151
Octubre 0,0151
Noviembre 0,0151
Diciembre 0,0010
En rojo se muestran los caudales asociados al segundo quiebre del perímetro mojado. Fuente: elaboración propia.

5.11.2. Evaluación de alternativas

A continuación, se muestra la comparación entre los escenarios: Escenario1 (sin proyecto) y


escenario dos (con proyecto, es decir sometido a caudal ambiental) para cada AIA.

5.11.2.1 AIA 1

En la Figura 5.52 se puede observar la diferencia entre el perímetro mojado con proyecto (caudal
ambiental) y sin proyecto (caudales medios mensuales) asociado a la AIA 1.

Figura 5.52 Perímetro mojado, con y sin proyecto en el AIA 1

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
132
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

25

20
Perímetro mojado (m)

15

10

0
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
Año hidrológico

Sin proyecto Con proyecto

Fuente: elaboración propia.

5.11.2.2 AIA2

Para evaluar las diferencias entre la condición con proyecto y sin proyecto, se presenta el siguiente
gráfico (Figura 5.53) en donde se muestran los porcentajes de HPI para el caudal ambiental
(condición con proyecto) y el porcentaje de HPUN de los caudales medios mensuales (condición sin
proyecto) para todas las especies involucradas.

Figura 5.53 %HPI para condiciones naturales y para caudales ambientales propuestos.

100%
90%
80%
70%
60%
% HPI

50%
40%
30%
20%
10%
0%
Ene Feb Mar. Abr. May. Jun. Jul. Ago. Sep. Oct. Nov. Dic.

% HPI Galaxias maculatus % HPI Trichomycterus sp.


% HPI Aplochiton zebra %HPI Qmm Galaxias
%HPI Qmm Trychomycterus %HPI Qmm Aplochiton

Fuente: elaboración propia.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
133
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
5.11.2.3 AIA 3

En la Figura 5.54 se puede observar la diferencia entre el perímetro mojado con proyecto (caudal
ambiental) y sin proyecto (caudales medios mensuales) asociado a la AIA 1.

Figura 5.54 Perímetro mojado, con y sin proyecto en el AIA 3

3
Perímetro mojado (m)

2,5

1,5

0,5

0
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
Año hidrológico

Sin proyecto Con proyecto

Fuente: elaboración propia.

5.11.2.1 AIA 4

En la Figura 5.55 se puede observar la diferencia entre el perímetro mojado con proyecto (caudal
ambiental) y sin proyecto (caudales medios mensuales) asociado a la AIA 4.

Figura 5.55 Perímetro mojado, con y sin proyecto en el AIA 4

4,5
4
Perímetro mojado (m)

3,5
3
2,5
2
1,5
1
0,5
0
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
Año hidrológico
Sin proyecto Con proyecto

Fuente: elaboración propia.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
134
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

5.11.2.2 AIA 5

En la Figura 5.56 Figura 5.55se puede observar la diferencia entre el perímetro mojado con proyecto
(caudal ambiental) y sin proyecto (caudales medios mensuales) asociado a la AIA 5.

Figura 5.56 Perímetro mojado, con y sin proyecto en el AIA 5

2,5

2
Perímetro mojado (m)

1,5

0,5

0
0 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13
Año hidrológico
Sin proyecto Con proyecto

Fuente: elaboración propia.

5.11.3. Crecidas ordinarias

Dadas las características hidrológicas (régimen hidrológico) y morfológicas (alta pendiente,


macrorrugosidad y forma de la sección transversal) del río Conquil y sus afluentes, se estimó que las
crecidas asociadas a los periodos de retorno de 2 y 5 años, cumplen con realizar el arrastre de
sedimento (flushing flows) y de mantención de la vegetación ribereña.

Considerando que el régimen del río Conquil es principalmente pluvial, se estimó que ambas
crecidas deben ocurrir en los meses de mayor precipitación, es decir, entre junio y agosto. Las
crecidas asociadas a cada funcionalidad y su periodo de retorno asociado, se muestra en la Tabla
5.51.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
135
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Tabla 5.51 Magnitud de la crecida, periodo de retorno asociado, mes de ocurrencia y
funcionalidad asociada como parte de la componente interanual del caudal ambiental para cada
AIA

Área de Crecida Tr Mes de ocurrencia Funcionalidad


Importancia (m3/s) (años)
Ambiental
AIA1 30 2 Junio, julio o agosto Flushing flow
38 5 Junio, julio o agosto Mantención vegetación ribereña
AIA2 41 2 Junio, julio o agosto Flushing flow
51 5 Junio, julio o agosto Mantención vegetación ribereña
AIA3 0.57 2 Junio, julio o agosto Flushing flow
0.75 5 Junio, julio o agosto Mantención vegetación ribereña
AIA4 0.44 2 Junio, julio o agosto Flushing flow
0.58 5 Junio, julio o agosto Mantención vegetación ribereña
AIA5 1.22 2 Junio, julio o agosto Flushing flow
1.61 5 Junio, julio o agosto Mantención vegetación ribereña
Fuente: Adaptado de IG Ambiental (2017a).

En consecuencia, la componente interanual del régimen de caudal ambiental presenta dos


componentes. La primera es una crecida asociada al arrastre de sedimentos, la cual debiese ocurrir
una vez cada dos años, entre los meses de junio y agosto, inclusive. La segunda componente es una
crecida para mantener la vegetación de ribera, la cual debiese ocurrir una vez cada 5 años, entre los
meses de junio y agosto, inclusive.

5.11.4. Validación hidrológica

Como se comentó en la metodología, se realizó una validación hidrológica para cada captación de
agua en ambas minicentrales hidroeléctricas del proyecto El Mañío.

Esta validación solo involucra el análisis hidrológico de los caudales medios la operación del
proyecto hidroeléctrico, la inclusión del derecho de aguas con los expedientes administrativos ND-
401-1335 y ND-1401-1346 existentes entre captación y restitución de Mañío Superior. Por lo tanto,
corresponden a derechos de agua que se sitúan en el AIA1. El Balance hídrico para esta situación es
abordado en la observación N° 2 de la Adenda 2.

Los resultados de la validación hidrológica para la captación Mañío Superior (Figura 5.57), muestra
que el caudal ambiental (Qamb) propuesto siempre puede ser cumplido en dicha captación. Se
aprecia el caudal circulante en el río Conquil (Qrem) aguas abajo de la captación es mayor en un
9,9% de los meses al caudal ambiental propuesto.

En la captación secundaria 1, la validación hidrológica (Figura 5.58) muestra que en un 14,4% de los
meses analizados el caudal medio mensual (Qmm) es menor al caudal ambiental (Qamb) propuesto
para esta AIA y por lo tanto, no hubiese sido posible realizar extracción en esta captación. Además,
se aprecia que, dado el caudal de diseño de esta captación y al caudal extraido en la captación
principal de Mañío Superior, el caudal remanente (Qrem) posterior a la extracción es mayor al

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
136
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
caudal ambiental en 11,9% de los meses analizados, para el resto de los meses, el caudal remanente
es igual al caudal ambiental.

En la captación secundaria 2, la validación hidrológica (Figura 5.59) muestra que en un 4,5% de los
meses analizados el caudal medio mensual (Qmm) es menor al caudal ambiental (Qamb) propuesto
para esta AIA y por lo tanto, no hubiese sido posible realizar extracción en esta captación. Además,
se aprecia que, dado el caudal de diseño de esta captación y al caudal extraído en la captación
principal de Mañío Superior y en la captación secundaria 1, el caudal remanente (Qrem) posterior a
la extracción es mayor al caudal ambiental en 38,8% de los meses analizados, para el resto de los
meses, el caudal remanente es igual al caudal ambiental propuesto.

En términos generales, y dada la configuración de operación de la Minicentral Hidroeléctrica El


Mañío Superior, el cumplimiento del caudal ambiental es cercano al 90%, siendo la captación
secundaria 1 en donde se evidencia una mayor frecuencia un incumplimiento del caudal ambiental
debido a que el caudal medio mensual es menor al caudal ambiental para dicho mes. Esto induce a
que esta Minicentral permite su turbinación un 99,7% de los meses analizados.

Los resultados de la validación hidrológica para la captación Mañío Inferior (Figura 5.60), muestra
que el caudal ambiental (Qamb) propuesto siempre puede ser cumplido en dicha captación. Se
aprecia el caudal circulante en el río Conquil (Qrem) aguas abajo de la captación es mayor en un
9,9% de los meses al caudal ambiental propuesto

En la captación secundaria 3, la validación hidrológica (Figura 5.61) muestra que en un 14% de los
meses analizados el caudal medio mensual (Qmm) es menor al caudal ambiental (Qamb) propuesto
para esta AIA y por lo tanto, no hubiese sido posible realizar extracción en esta captación. Además,
se aprecia que, dado el caudal de diseño de esta captación, el caudal remanente (Qrem) posterior a
la extracción solo es superior al caudal ambiental un 0,3% de los meses analizados.

En términos generales, y dada la configuración de operación de la Minicentral Hidroeléctrica El


Mañío Superior, el cumplimiento del caudal ambiental es cercano al 90%, siendo la captación
secundaria 1 en donde se evidencia una mayor frecuencia incumplimiento del caudal ambiental
debido a que el caudal medio mensual es menor al caudal ambiental para dicho mes. Esto induce a
que esta Minicentral permite su turbinación un 99,7% de los meses analizados

En términos generales se aprecia que el caudal ambiental propuesto para cada una de las AIA puede
ser cumplido por la operación del proyecto hidroeléctrico. Solo en casos menores al 15% de los
meses analizados el caudal medio mensual en conjunto con el caudal mínimo de turbinación
correspondiente, no permite la operación de alguna de las dos centrales hidroeléctricas.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
137
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Figura 5.57 Hidrograma con Caudales medios mensuales (Qmm) desde 1988 al 2013, Caudal ambiental (Qamb) y Caudal remanente (Qrem) en
la bocatoma de Mañío Superior.

5
Caudal (m3/s)

0
ago.-88

feb.-92

ago.-95

feb.-99

ago.-02

feb.-06

ago.-09

feb.-13
may.-90

may.-97

may.-04

may.-11
nov.-93

nov.-00
mar.-89

jun.-94

jun.-01

nov.-07
sep.-92

mar.-96

sep.-99

mar.-03

jun.-08
sep.-06

mar.-10

sep.-13
ene.-88

oct.-89

ene.-95

oct.-96

ene.-02

oct.-03

ene.-09

oct.-10
dic.-90
jul.-91

dic.-97

dic.-04

dic.-11
abr.-93

jul.-98

abr.-00

jul.-05

abr.-07

jul.-12
Qmm Qamb Qrem

Fuente: elaboración propia

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
138
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Figura 5.58 Hidrograma con Caudales medios mensuales (Qmm) desde 1988 al 2013, Caudal ambiental (Qamb) y Caudal remanente (Qrem) en
Captación Secundaria 1.

0,4

0,3

0,3
Caudal (m3/s)

0,2

0,2

0,1

0,1

0,0
may.-89

may.-91

may.-93

may.-95

may.-97

may.-99

may.-01

may.-03

may.-05

may.-07

may.-09

may.-11

may.-13
sep.-88

sep.-90

sep.-92

sep.-94

sep.-96

sep.-98

sep.-00

sep.-02

sep.-04

sep.-06

sep.-08

sep.-10

sep.-12
ene.-88

ene.-90

ene.-92

ene.-94

ene.-96

ene.-98

ene.-00

ene.-02

ene.-04

ene.-06

ene.-08

ene.-10

ene.-12
Qmm Qamb Qrem

Fuente: elaboración propia.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
139
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Figura 5.59 Hidrograma con Caudales medios mensuales (Qmm) desde 1988 al 2013, Caudal ambiental (Qamb) y Caudal remanente (Qrem) en
Captación Secundaria 2.

0,5

0,4

0,4

0,3
Caudal (m3/s)

0,3

0,2

0,2

0,1

0,1

0,0
may.-89

may.-91

may.-93

may.-95

may.-97

may.-99

may.-01

may.-03

may.-05

may.-07

may.-09

may.-11

may.-13
sep.-88

sep.-90

sep.-92

sep.-94

sep.-96

sep.-98

sep.-00

sep.-02

sep.-04

sep.-06

sep.-08

sep.-10

sep.-12
ene.-88

ene.-90

ene.-92

ene.-94

ene.-96

ene.-98

ene.-00

ene.-02

ene.-04

ene.-06

ene.-08

ene.-10

ene.-12
Qmm Qamb Qrem

Fuente: elaboración propia.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
140
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Figura 5.60 Hidrograma con Caudales medios mensuales (Qmm) desde 1988 al 2013, Caudal ambiental (Qamb) y Caudal remanente (Qrem) en
la bocatoma de Mañío Inferior.

12,0

10,0

8,0
Caudal (m3/s)

6,0

4,0

2,0

0,0
may.-89

may.-91

may.-93

may.-95

may.-97

may.-99

may.-01

may.-03

may.-05

may.-07

may.-09

may.-11

may.-13
sep.-88

sep.-90

sep.-92

sep.-94

sep.-96

sep.-98

sep.-00

sep.-02

sep.-04

sep.-06

sep.-08

sep.-10

sep.-12
ene.-88

ene.-90

ene.-92

ene.-94

ene.-96

ene.-98

ene.-00

ene.-02

ene.-04

ene.-06

ene.-08

ene.-10

ene.-12
Qmm Qamb Qrem

Fuente: elaboración propia.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
141
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Figura 5.61 Hidrograma con Caudales medios mensuales (Qmm) desde 1988 al 2013, Caudal ambiental (Qamb) y Caudal remanente (Qrem) en
Captación Secundaria 3.

0,7

0,6

0,5
Caudal (m3/s)

0,4

0,3

0,2

0,1

0,0
may.-89

may.-91

may.-93

may.-95

may.-97

may.-99

may.-01

may.-03

may.-05

may.-07

may.-09

may.-11

may.-13
sep.-88

sep.-90

sep.-92

sep.-94

sep.-96

sep.-98

sep.-00

sep.-02

sep.-04

sep.-06

sep.-08

sep.-10

sep.-12
ene.-88

ene.-90

ene.-92

ene.-94

ene.-96

ene.-98

ene.-00

ene.-02

ene.-04

ene.-06

ene.-08

ene.-10

ene.-12
Qmm Qamb Qrem

Fuente: elaboración propia.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
142
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

5.12. Propuesta de un régimen de caudal ambiental


5.12.1. Mañío Superior

En base a la metodología expuesta y los criterios adoptados en este estudio, se determinó que el
caudal ambiental a para el Proyecto Hidroeléctrico El Mañío Superior es el que se muestra en la
Tabla 5.52.

Tabla 5.52 Régimen de caudal ambiental (m3/s)Mañío Superior

Mes AIA1 AIA3 AIA4


Enero 0,13 0,003 0,006
Febrero 0,13 0,003 0,006
Marzo 0,13 0,003 0,006
Abril 0,13 0,003 0,006
Mayo 0,30 0,013 0,020
Junio 0,30 0,050 0,020
Julio 0,30 0,050 0,020
Agosto 0,30 0,050 0,020
Septiembre 0,30 0,050 0,020
Octubre 0,30 0,013 0,020
Noviembre 0,30 0,013 0,020
Diciembre 0,13 0,003 0,006
Fuente: elaboración propia.

5.12.2. Mañío Inferior

En base a la metodología expuesta y los criterios adoptados en este estudio, se determinó que el
caudal ambiental a para el Proyecto Hidroeléctrico El Mañío Inferior es el que se muestra en la Tabla
5.53.

Tabla 5.53 Régimen de caudal ambiental (m3/s) Mañío inferior

Mes AIA2 AIA5


Enero 0,14 0,001
Febrero 0,11 0,001
Marzo 0,11 0,001
Abril 0,11 0,001
Mayo 0,42 0,015
Junio 0,42 0,015
Julio 0,42 0,015
Agosto 0,42 0,015
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
143
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

Mes AIA2 AIA5


Septiembre 0,42 0,015
Octubre 0,14 0,015
Noviembre 0,14 0,015
Diciembre 0,14 0,001
Fuente: elaboración propia.

El caudal ambiental propuesto en este estudio debe aplicarse para todos los años por igual, sin variar
en años secos o húmedos, siempre que las condiciones naturales lo permitan. Además deben
incluirse dos crecidas ordinarias de periodos de retorno de 2 y 5 años, las cuales están asociadas al
proceso de arrastre de sedimentos y a la mantención de la vegetación de ribera, respectivamente.
Las magnitudes de las crecidas asociadas a periodos de retorno de 2 y 5 años y el mes más probable
de ocurrencia por AIA se muestran en la tabla

Tabla 5.54 Tabla 5.54Magnitud de la crecida, periodo de retorno asociado, mes de ocurrencia y
funcionalidad asociada como parte de la componente interanual del caudal ambiental para cada
AIA

Área de Crecida Tr Mes de ocurrencia Funcionalidad


Importancia (m3/s) (años)
Ambiental
AIA1 30 2 Junio, julio o agosto Flushing flow
38 5 Junio, julio o agosto Mantención vegetación ribereña
AIA2 41 2 Junio, julio o agosto Flushing flow
51 5 Junio, julio o agosto Mantención vegetación ribereña
AIA3 0.57 2 Junio, julio o agosto Flushing flow
0.75 5 Junio, julio o agosto Mantención vegetación ribereña
AIA4 0.44 2 Junio, julio o agosto Flushing flow
0.58 5 Junio, julio o agosto Mantención vegetación ribereña
AIA5 0.72 2 Junio, julio o agosto Flushing flow
0.95 5 Junio, julio o agosto Mantención vegetación ribereña
Fuente: Adaptado de IG Ambiental (2017a).

6. DISCUSIÓN Y COMENTARIOS

El proyecto hidroeléctrico El Mañío considera la operación en serie de dos minicentrales: Mañío


Superior y Mañío Inferior. El Mañío Superior se ubica aguas arriba de la Minicentral Mañío Inferior.
Esta considera la extracción de aguas desde el río Conquil y dos quebradas secundarias. La central
Mañío Inferior capta las aguas del río Conquil, aguas debajo de la restitución de la Minicentral Mañío
Inferior. Esta Minicentral cuenta además con una captación secundaria.

Dada las características hidromorfológicas del río Conquil y la presencia de saltos de agua que
impedirían el flujo migratorio de los peces, solo se colectaron especies ícticas en las quebradas y en
el tramo afectado asociado a Mañío Superior. Las especies ícticas nativas presentes en el río Conquil
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
144
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
se encuentra aguas abajo del Salto N° (último hacia aguas abajo) hasta la desembocadura en el lago
Panguipulli. De esta forma, se identificaron 5 Áreas de Importancia Ambiental. AIA1 quedó definida
entre la bocatoma y Salto n°3; AIA2 quedó definido entre Salto N°3 y restitución de Mañío Inferior;
AIA3 entre la captación de la Quebrada Secundaria 1 y la confluencia al río Conquil; AIA4 entre la
captación de la quebrada secundaria 2 y la confluencia al río Conquil; y AIA5 entre la captación de
la quebrada secundaria 3 y la confluencia al río Conquil.

En las AIA3, AIA4 y AIA5 solo se colectaron especies ícticas introducidas con presencia de comunidad
de macroinvertebrados. En estas tres AIA hay ausencia de actividades antrópicas. Por otra parte, de
acuerdo a los valores de las concentraciones de los parámetros fisicoquímicos medidos en la
caracterización fisicoquímica se consideró que la calidad de las aguas es buena. Considerando estos
tres aspectos y de acuerdo al tipo de bocatoma, se implementó el método hidráulico de acuerdo a
los lineamientos de la Guía (SEA, 2016). La especie objetivo considerada en estas Áreas de
Importancia Ambiental, fue la comunidad de macroinvertebrados, con lo cual se optó por el método
de perímetro mojado para su implementación.

En el AIA1, solo se colectaron especies ícticas introducidas con presencia de comunidad de


macroinvertebrados. En estas tres AIA hay ausencia de actividades antrópicas. Por otra parte, de
acuerdo a los valores de las concentraciones de los parámetros fisicoquímicos medidos en la
caracterización fisicoquímica se consideró que la calidad de las aguas es buena. Considerando el tipo
de bocatoma, el grupo de método propuesto en la Guía (SEA, 2016). Sin embargo, este método no
fue posible de implementar debido al terreno de difícil y riesgoso acceso al río, lo cual impidió
obtener las secciones transversales necesarias para la implementación de un modelo hidráulico
robusto. Considerando esto, y teniendo en cuenta que la especie objetivo considerada fue la
comunidad de macroinvertebrados, se optó por implementar el método multisección para el
perímetro mojado. La implementación de este método para el perímetro mojado resulta ser más
adecuado que la simulación hidráulica, ya que el método del perímetro mojado debe implementarse
en secciones asociadas a mesohábitat tipo “rápido” (SEA, 2016; Gippel & Stewardson, 1998), con lo
cual se pudo seleccionar sólo secciones asociadas a este tipo de mesohábitat; en cambio, la
implementación de un modelo hidráulico obliga a incorporar secciones que pertenezcan a
mesohábitar tipo “lento”. De esta forma, es posible asegurar que la elección de este método
(multisección) está mejor orientado a la especie objetivo.

El AIA2 fue aquella que mayor riqueza presentó, con presencia de individuos de Galaxias maculatus,
Trichomycterus areolatus, Aplochiton zebra y Aegla sp. La totalidad de estas especies se encuentran
en algún estado de conservación. Considerando además que la calidad del agua es considerada
como buena, se implementó el método de simulación del hábitat físico. Las curvas de preferencias
para las especies G. maculatus y T. areolatus se obtuvieron de estudios realizados en ríos que
pertenecen a la misma cuenca y presentan condiciones hidromorfológicas similares a esta AIA. La
curva de preferencia de A. zebra fue construida a partir de información de estudios realizados en la
cuenca del río San Pedro.

El requerimiento ambiental fue determinado mediante recopilación de información científica, tanto


nacional como internacional

Para las comunidades de macroinvertebrados, este consistió en mantener un perímetro mojado


mínimo en periodos de estiaje (diciembre a abril) y manteniendo una profundidad de escurrimiento
en torno a los 35 cms. en época de mayor caudal (mayo a noviembre) con el fin de asegurar una
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
145
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
producción bentónica. De esta forma, y considerando los posibles criterios para determinar el
umbral de hábitat determinado en la Guía (ver punto 4.4.3, pág 90 de la Guía), se optó por fijar que
el caudal ambiental, debía mantener un perímetro mojado considerado como mínimo.

Para las especies ícticas, se utilizó un criterio de mantención de un porcentaje de Hábitat Potencial
útil, dando mayor porcentaje de conservación a aquella catalogada “en peligro”. Los periodos
biológicamente significativos, asociados a periodos de reproducción y estacionalidad de presencia
de distintos estadios de desarrollo se obtuvieron principalmente de literatura científica realizada
para la cuenca del río San Pedro. De esta forma, este estudio adquiera cierta robustez, puesto que
la información científica generada pertenece a la misma cuenca.

El método de simulación del hábitat se implementó con el software PHABSIM, ampliamente


utilizado para este tipo de estudios. La calibración entrega resultados satisfactorios, ya que pudo
implementarse de acuerdo a los criterios de ajuste establecidos. Si bien, los valores del coeficiente
de manning resultaron más altos que lo habitual en algunas secciones transversales, estos
concuerdan con lo expresado en la literatura científica para ríos con alta pendiente y macrorrugosos.

Se implementaron crecidas ordinarias para la mantención del transporte de sedimentos y para la


vegetación ribereña, las cuales fueron asociadas a periodos de retorno de 2 y 5 años,
respectivamente.

Como resultado se generó un caudal ambiental intranual con variación estacional en invierno y
verano, con un caudal de transición en primavera y otoño. De esta forma se asemeja el régimen
natural de caudales, ya que el río Conquil es principalmente pluvial con una pequeña componente
nival en primavera y caudales de estiaje en verano. A esto, se le incorporan las crecidas ordinarias
para periodos de retorno de 2 y 5 años.

El caudal ambiental intranual, fue sometido a una evaluación comparando las condiciones de
períemtro mojado y de hábitat físico, según el AIA que corresponda, para las condiciones medias de
escurrimiento y bajo el escenario de operación del proyecto hidroeléctrico.

Al régimen de caudal propuesto se realizó una validación hidrológica en donde se sometió a prueba
la implementación del caudal ambiental bajo los caudales medios mensuales estimados
considerando los caudales de turbinación de proyecto hidroeléctrico. Los resultados mostraron que
es posible la implementación del caudal ambiental, ya que solo en un 15% de los meses analizados
no es posible operar alguna de las dos minicentrales, lo cual limitaría su operación para dar
cumplimiento al caudal ambiental.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
146
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

7. CONCLUSIONES

El método implementado para la determinación del caudal Ambiental es el método de perímetro


mojado para las AIA asociadas las quebradas secundarias de ambas minicentrales, en donde se
impuso mantener un perímetro mojado mínimo para la mantención de comunidad de
macroinvertebrados permitiendo que este tramo produzca parte de la dieta de las especies nativas
presentes aguas abajo del área de influencia.

Para el AIA asociada la Minicentral Mañío Superior, se implementó el método de multisección


considerando el perímetro mojado como variable hidráulica. Al igual que para las AIA de las
quebradas secundarias, se impuso mantener un perímetro mojado mínimo para la mantención de
comunidad de macroinvertebrados permitiendo que este tramo produzca parte de la dieta de las
especies nativas presentes aguas abajo del área de influencia.

En el AIA asociado la Minicentral Mañío Inferior, se implementó el método de simulación del hábitat
físico manteniendo entre un 50% y un 60% del Hábitat Potencial Útil existente en cada mes. El caudal
ambiental para esta AIA se determinó considerando dichos requerimientos ambientales con la
estacionalidad necesaria para mantener los periodos reproductivos de las especies Aplochiton
zebra, Galaxias maculatus y Trichomycterus areolatus, las cuales fueron consideradas como especie
objetivo. Además se consideró que este caudal mantenga condiciones mínimas de profundidad para
Aegla sp.

De esta forma, el caudal ambiental propuesto para el proyecto hidroeléctrico El Mañío mantiene
condiciones favorables para las especies nativas ubicadas en el sector aguas bajo de Mañío Inferior
y mantiene condiciones para el desarrollo de comunidades de macroinvertebrados en el resto del
área de influencia. De esta forma el régimen de caudal ambiental propuesto se asemeja a la
condición del régimen hidrológico natural. (Tabla 7.1), manteniendo crecidas necesarias para la
mantención del arrastre de sedimentos y la conservación de la vegetación ripariana (Tabla 7.2)

Tabla 7.1 Régimen de caudal ambiental (m3/s)para el proyecto hidroeléctrico El Mañío

Mes AIA1 AIA2 AIA3 AIA4 AIA5


Enero 0,13 0,14 0,003 0,006 0,001
Febrero 0,13 0,11 0,003 0,006 0,001
Marzo 0,13 0,11 0,003 0,006 0,001
Abril 0,13 0,11 0,003 0,006 0,001
Mayo 0,30 0,42 0,013 0,020 0,015
Junio 0,30 0,42 0,050 0,020 0,015
Julio 0,30 0,42 0,050 0,020 0,015
Agosto 0,30 0,42 0,050 0,020 0,015
Septiembre 0,30 0,42 0,050 0,020 0,015
Octubre 0,30 0,14 0,013 0,020 0,015
Noviembre 0,30 0,14 0,013 0,020 0,015
Diciembre 0,13 0,14 0,003 0,006 0,001

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
147
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Tabla 7.2 Magnitud de la crecida, periodo de retorno asociado, mes de ocurrencia y
funcionalidad asociada como parte de la componente interanual del caudal ambiental para el
proyecto hidroeléctrico El Mañío

Área de Crecida Tr Mes de ocurrencia Funcionalidad


Importancia (m3/s) (años)
Ambiental
AIA1 30 2 Junio, julio o agosto Flushing flow
38 5 Junio, julio o agosto Mantención vegetación ribereña
AIA2 41 2 Junio, julio o agosto Flushing flow
51 5 Junio, julio o agosto Mantención vegetación ribereña
AIA3 0.57 2 Junio, julio o agosto Flushing flow
0.75 5 Junio, julio o agosto Mantención vegetación ribereña
AIA4 0.44 2 Junio, julio o agosto Flushing flow
0.58 5 Junio, julio o agosto Mantención vegetación ribereña
AIA5 1.22 2 Junio, julio o agosto Flushing flow
1.61 5 Junio, julio o agosto Mantención vegetación ribereña
Fuente: Adaptado de IG Ambiental (2017a).

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
148
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

8. REFERENCIAS

Andrade C., C. León y A. Fuentes. Sin Año. Ficha resumen de especie. Modificada por Secretaría
Técnica Comité de Clasificación de Especies. 4pp.

Arratia G. 1983. Preferencias de habitat de peces siluriformes de aguas continentales de Chile (Fam.
Diplomystidae y Trichomycteridae). Studies on Neotropical Fauna and Environment 18:4,
217-237.

Campos H, J Arenas, C Jara, T Gonsert y R Prins. 1984. Macrozoobentos y fauna íctica de las aguas
limnéticas de Chiloé y Aysén continentales (Chile). Medio ambiente (Valdivia, Chile) 7(1): 52-
64.

Campos H. 1970. Galaxias maculatus (Jenyns) en Chile, con especial referencia a su reproducción.
Boletín del Museo Nacional de Historia Natural de Chile 31:5-20.

Campos H. 1979. Avance en el estudio sistemático de la familia Galaxiidae (Osteichthyes:


Salmoniformes). Arch. Biol. Med. Exp. 12: 107-118.

Colin N., P. Piedra y E. Habit. 2012. Variaciones espaciales y temporales de las comunidades
ribereñas de peces en un sistema fluvial no intervenirdo: Río San Pedro, cuenca del río
Valdivia. Gayana Especial: 24-35.

EcoHyd. 2011. Consultoría Elaboración de una Guía Metodológica para el Cálculo del Caudal
Ecológico para Centrales Hidroeléctricas de Menos de 20 MW. Informe Final. Chile. 172 pp.

ERH. 2018 Informe de Caudales medios mensuales. Proyecto hidroeléctrico El Conquil. Informe
técnico.

Fierro P., C. Bertrán, M. Mercado, F. Peña-Cortés, J. Tapia. E. Hauenstein y L. Vargas. 2012. Benthic
macroinvertebrates assemblages as indicators of water quality applying a modified biotic
index in a spatio-seasonal context in a coastal basin of Southern Chile. Revista de Biología
Marina y Oceanografía 47(1): 23-33.

García A., J. González y E. Habit. 2012. Caracterización del hábitat de peces nativos en el río San
Pedro (cuenca del Río Valdivia, Chile). Gayana Especial: 36-44.Valdovinos C., E. Habit, A. Jara,
P. Piedra, J. González y J. Salvo. 2012. Dinámica espacio-temporal de 13 especies de peces
nativos en un ecotono lacustre-fluvial de la Cuenca del río Valdivia (Chile). Gayana Especial
45-58.

Gesam Consultores. s/a. Galaxias maculatus. Ficha resumen de especie Galaxias maculatus.
Elaborada para el Comité de Clasificación de Especies. 7pp.

Gesam Consultores. s/a. Trichomycterus areolatus. Ficha resumen de especie Trichomycterus


areolatus. Elaborada para el Comité de Clasificación de Especies. 9pp.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
149
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
González S., Y. Ramírez, A. Meza y L. Días. 2012. Diversidad de macroinvertebrados acuáticos y
calidad de agua de quebradas abastecedoras del Municipio de Manizales. Bol. Cient. Mus.
Hist. Nat. Univ. Caldas 16(2):135-148.

Graca M., P. Pinto, R. Cortes, N. Coimbra, S. Oliveira, M. Morais, M. JOÃO y J. Malo. 2004. Factors
Affecting Macroinvertebrate Richness and Diversity in Portuguese Streams: a Two-Scale
Analysis. Internat. Rev. Hydrobiol. 89(2):151-164.

Habit E. y P. Victoriano. 2012. Composición, origen y valor de conservación de la Ictiofauna del río
San Pedro (Cuenca del río Valdivia, Chile). Gayana Especial: 10-23.

Habit E., P. Piedra, D.E. Ruzzante, S.J. Walde, M.C. Belk, V.E. Cussac, J. González y N. Colin. 2010.
Changes in the distribution of native fishes in response to introduced species and other
anthropogenic effects. Global Ecology and Biogeography 19 (5): 697-710.

IG Ambiental, 2017a. Hidrologia Anexo 05 Hidrología. Proyecto Hidroeléctrico el Mañío (Reingreso).

IG Ambiental, 2017b. Anexo 05 Quebradas y atraviesos de cauces. Proyecto Hidroeléctrico el Mañío


(Reingreso).

IG Ambiental, 2017c. Capítulo I Descripción del proyecto. Proyecto Hidroeléctrico el Mañío


(Reingreso). 187pp.

IG Ambiental. 2017d. Informe Fauna Íctica, Proyecto Hidroeléctrico el Mañío.22pp.

IG Ambiental. 2017e. Anexo N°10. Complemento Línea Base Ictiofauna, 2018

IG Ambiental. 2017f. Informe Comunidad Bentónica, Proyecto Hidroeléctrico el Mañío. 58pp.

IG Ambiental. 2017g. Informe de Vegetación Ripariana, Proyecto Hidroeléctrico el Mañío


(Reingreso). 14p.

IG Ambiental. 2017h. Informe de Medio Humano, Proyecto Hidroeléctrico el Mañío. 21pp.

IG Ambiental. 2015. Informe Fauna Íctica. Proyecto Hidroeléctrico El Mañío. 9pp.

IG Ambiental. 2016. Informe de Fauna, Proyecto Hidroeléctrico el Mañío. 82pp.

INERCO. 2018a. Anexo N°10. Complemento Línea Base Ictiofauna. Adenda N°1 Proyecto
Hidroeléctrico El Mañío (Reingreso). 24p.

INERCO. 2018b. Anexo N° 11 Análisis de Calidad de Aguas. Adenda N°1. Declaración de Impacto
Ambiental del Proyecto Hidroeléctrico El Mañío (Reingreso).

IUCN SSC Amphibian Specialist Group. 2015. Pleurodema thaul. The IUCN Red List of Threatened
Species 2015: e.T57291A79813410. http://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2015-
4.RLTS.T57291A79813410.en.

Jara C. 1977. Aegla rostrata n. sp., (Decapoda, Aeglidae), nuevo crustáceo dulceacuícola del Sur de
Chile, Studies on Neotropical Fauna and Environment 12:2, 165-176.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
150
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Jara C., E. Rudolph y E. González. 2006. Estado de conocimiento de los malacostracos dulceacuícolas
de Chile. Gayana 70(1):40-49.

Jowett I., J. Richardson, B. Biggs, C. Hickey y J. Quinn. 1991. Microhabitat preferences of benthic
invertebrates and the development of generalized Deleatidium spp. habitat suitability
curves, applied to four New Zealand rivers, New Zealand Journal of Marine and Freshwater
Research, 25:2, 187-199.

Jowett IG. 2003. Hydraulic constraints on habitat suitability for benthic invertebrates in gravel-bed
rivers. River Research and Applications 19:495-507.

Lamouroux N., S. Mérigoux, S. Dolédec y T. Snelder. 2013. Transferability of hydraulic preferences


models for aquatic macroinvertebrates. River Research and Applications 29: 933-937.

Lattuca ME., D. Brown, L. Castiñeira, M. Renzi, C. Luizon, J. Urbanski y V. Cussac. 2008. Reproduction
of landlocked Aplochiton zebra Jenys (Pisces, Galaxiidae). Ecology of Freshwater Fish: 1-12.

Lobos M. 2014. Variación temporal de los grupos funcionales alimentarios de macroinvertebrados


acuáticos en la cuenca del río Boldo, Región de la Araucanía, Chile. Tesis de Grado para optar
el Título Profesional de Biólogo Marino. Universidad Austral de Chile. 86p.

Manríquez A., L. Huaquín, M. Arellano y G. Arratia. 1988. Aspectos reproductivos de Trichomycterus


areolatus Valenciennes, 1846 (Pisces: Teleostei: Siluriformes) en río Angostura, Chile.
Studies on Neotropical Fauna and Environment Vol. 23(2): 89-102.

Mérigoux S, N. Lamouroux, J-M. Olivier y S. Dolédec. 2009. Invertebrate hydraulic preferences and
predicted impacts of changes in discharge in a large river. Freshwater Biology 54:1343-1356.

Mérigoux S. y S. Dolédec. 2004. Hydraulic requirements of stream communities: a case study on


invertebrates. Freshwater Biology 49: 600-613.

Montoya G., A. Jara, K. Solis-Lufí, N. Colin y E. Habit. 2012. Primeros estadíos del ciclo de vida de
peces nativos del Río San Pedro (cuenca del Río Valdivia, Chile). Gayana Especial: 86-100.

Núñez H. y C. Garín. 2010. Ficha de antecedentes de la especie Eupsophus roseus. Museo de Historia
Natural. Modificada por Secretaría Técnica del Comité de Clasificación de Especies. 6p.

Orth D. J. y O. E. Maughan. 1983. Microhabitat preferences of benthic fauna in a woodland stream.


Hydrobiologia, 106, 157-168.

Oyandel A., C. Valdovinos, M. Azócar, C. Moya, G. Mancilla, P. Pedreros y R. Figueroa. 2008. Patrones
de distribución espacial de los macroinvertebrados bentónicos de la cuenca del río Aysén
(Patagonia chilena). Gayana 72(2): 241-257.

Pavez B. 2017. Informe de inspección arqueológica, Proyecto Hidroeléctrico el Mañío (Reingreso).


141pp.

Peredo S. y C. Soarzo. 1994. Actividad gonádica estacional de Galaxias maculatus (Jenyns, 1842) en
el río Cautín, IX Región, Chile. Boletín de la Sociedad de Biología de Concepción, Chile 65:64-
70.
Plataforma de Investigación EcoHyd
Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
151
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Peredo-Parada M. et al. 2015. Curvas de preferencia para especies ícticas nativas “Incorporación de
la variabilidad hidrológica en la determinación del caudal ecológico”. Proyecto CORFO:
12BPC2-13421. Universidad de Santiago de Chile, Chile.

Piedra P., E. Habit, A. Oyanedel, N. Colin, K. Solis-Lufí, J. González, A. Jara, N. Ortiz y R. Cifuentes.
2012. Patrones de desplazamiento de peces nativos en el Río San Pedro (cuenca del Río
Valdivia, Chile). Gayana Especial: 59-70.

Ruiz V. y& M. Marchant. 2004. Ictiofauna de aguas continentales chilenas. Universidad de


Concepción. Departamento de Zoología.

Ruiz VH, MT López, H Moyano, M Marchant (1993) Ictiología del alto Bío-Bío: Aspectos taxonómicos,
alimentarios, reproductivos y ecológicos una discusión sobre la Hoya. Gayana zoología
(Chile) 57 (1): 77-88.

SEA. 2016. Guía metodológica para la determinación del caudal ambiental para centrales
hidroeléctricas en el SEIA. Servicio de Evaluación Ambiental. 93 pp.

Veloso A., H. Núñez, J. Núñez y J. C. Ortiz. 2010. Eupsophus roseus. The IUCN Red List of Threatened
Species 2010: e.T57079A11565798. http://dx.doi.org/10.2305/IUCN.UK.2010-
2.RLTS.T57079A11565798.en.

Villanueva M. y F. Chanamé. 2016. Análisis de la biodiversidad de macroinvertebrados bentónicos


del río Cunas mediante indicadores ambientales, Junín-Perú. Scientia Agropecuaria 7 (1):
33-44.

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
152
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO

APENDICE A

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
153
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.1 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°1

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
154
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.2 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°2

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
155
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.3 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°3

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
156
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.4 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°4

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
157
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.5 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°5

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
158
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.6 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°6

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
159
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.7 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°7

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
160
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.8 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°8

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
161
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.9 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°9

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
162
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.10 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°10

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
163
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.11 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°11

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
164
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.12 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°12

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
165
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.13 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°13

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
166
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.14 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°14

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
167
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.15 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°15

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
168
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.16 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°16

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
169
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.17 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°17

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
170
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.18 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°18

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
171
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.19 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°19

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
172
CAUDAL AMBIENTAL PROYECTO HIDROELÉCTRICO EL MAÑÍO
Figura.20 Niveles de altura de agua para caudales extremos de simulación en el perfil N°20

Plataforma de Investigación EcoHyd


Villaseca 21, of 501, Ñuñoa
contacto@ecohyd.com
173