Está en la página 1de 39

Seminario Integrador

Departamento de Ingeniería Eléctrica

Identificación del estudiante.

Nombres y apellidos. Lenis Antonio Marín Galvis


Documento de identidad. 71557264
Teléfono. 3136548665
Semestre académico. 10
E-mail. lenis.marin@udea.edu.com
Fecha de inicio de
actividades.
Fecha de entrega de la 25/08/19
propuesta.

Identificación del estudiante.

Nombres y apellidos. Julio Oscar García Márquez


Documento de identidad. 1063151607
Teléfono. 3003420288
Semestre académico. 10
E-mail. Julio.garcisa@udea.edu.co
Fecha de inicio de
actividades.
Fecha de entrega de la 25/08/19
propuesta.

Identificación del asesor (U. de A.).

Nombres y apellidos. Jaime A Valencia V


Teléfono. 219 85 96
Oficina. 19-443
E-mail. Jalejandro.valencia@udea.edu.co
ANÁLISIS, DISEÑO Y SIMULACIÓN DE SISTEMA SOLAR FOTOVOLTAICO PARA
SUMINISTRO ELÉCTRICO EN APOYO A PROGRAMA NUTRICIONAL EN LA
ESCUELA RURAL EL CARDONAL, RIOSUCIO (CHOCÓ) – COLOMBIA.

1. Introducción

Los avances en las tecnologías utilizadas para la producción de energía eléctrica, han
crecido enormemente últimas décadas. Este desarrollo, ha sido impulsado por una
serie de factores como la preocupación por el deterioro del medioambiente asociada
al calentamiento global y el interés de las compañías productoras de energía eléctrica
en diversificar su oferta.

Las llamadas energías alternativas son en la actualidad uno de los principales focos
de investigación y desarrollo tecnológico, debido a que no producen contaminantes
durante el proceso de transformación de energía comparadas con los procesos
tradicionales, ente ellas se pueden mencionar la energía eólica y la energía solar, esta
última ha tomado gran relevancia debido a que se aprovecha una fuente gratuita y
casi infinita de energía como el sol, por lo cual resulta altamente atractiva. Según la
KPMG “Los inversores de todo el mundo realizaron 406 inversiones en energías
renovables a gran escala en 2017, valoradas colectivamente en aproximadamente
40.100 millones de euros (49.500 millones de dólares), pero la energía solar crecerá
más en términos de capacidad que cualquier otra tecnología de energía limpia en la
próxima media década” (pv-magazine, febrero 21, 2018).

Una de las principales ventajas de la generación fotovoltaica, es que, a diferencia de


las plantas convencionales, no requiere de una infraestructura demasiado robusta
para su implementación, además que no requiere estar conectada a la red. El planeta
recibe de la luz del sol una energía al año de 1,6 Millones de kWh, donde sólo el 40%
es aprovechable, esta cifra corresponde a una proporción superior a la que es
consumida a nivel mundial, porque es una fuente descentralizada, limpia e inagotable.
(Secretaría de Energía de Argentina, 2008).

El impacto que ha generado la utilización de energías limpias como la solar


fotovoltaica, de manera controlada en los últimos años, ha permitido el desarrollo de
sistemas de transformación, almacenamiento y distribución, económicos y
especializados, según la necesidad del usuario, es por esta razón que resulta
altamente conveniente utilizar este tipo de sistemas de generación de electricidad en
zonas rurales o no interconectadas a la red. El coste de generación eléctrica con
energía solar fotovoltaica ha caído un 73% desde el año 2010, y lo seguirá haciendo,
según un análisis de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA).

La Organización de Naciones Unidas considera el acceso a servicios energéticos de


calidad como elemento fundamental para la reducción de la pobreza, precisando que
pese a las altas tasas de urbanización en América Latina y el Caribe casi 30 millones
de personas aún carecen de energía eléctrica, y de estas, 21,4 millones son pobres
(el 71%), demostrando que la ausencia de servicios eléctricos se relaciona de manera
directa con la pobreza (CEPAL et al, 2009).
Alrededor del mundo se ha demostrado el potencial de los sistemas de energía solar
en proyectos de electrificación rural, especialmente para servicios sociales y
comunales, la agricultura y otras actividades productivas capaces de repercutir
significativamente en el desarrollo rural. Esto se da en gran medida gracias a la
constante disminución de sus precios, así como por la experiencia obtenida en su
aplicación para otros sectores (Van, 2000). Además, son muy convenientes para
zonas rurales, donde la demanda de energía es dispersa y la conexión a la red es a
menudo más costosa (UPME, 2005).

En la actualidad, una gran cantidad de comunidades en el territorio nacional, carecen


del acceso al servicio de energía eléctrica, esto debido en parte a que se encuentran
en zonas muy alejadas a las cuales es difícil acceder. Por lo cual, una alternativa muy
atractiva, para dar servicio de energía eléctrica en estas zonas, es la implementación
de sistemas fotovoltaicos, con la finalidad de satisfacer las necesidades primordiales
de estas comunidades.

Una de las los principales necesidades a satisfacer, es la conservación de alimentos,


especialmente, para los programas de alimentación complementaria en las escuelas,
en nuestro caso la escuela EL Cardonal ubicada en el municipio de Riosucio
departamento del Chocó. En Colombia hay un potencial energético solar, que tiene un
promedio diario multianual de 4,5%kWh/m2 dentro del territorio nacional (Galvis y
Gutiérrez, 2013). Con esta finalidad y para aprovechar este potencial, se diseñara una
instalación fotovoltaica de acuerdo a las características de la zona y necesidades
requeridas por la escuela. Además, dicho diseño será validado mediante software
especializado para verificar el cumplimiento de las condiciones requeridas.

2. Objetivos

2.1 Objetivo general


Verificar mediante un modelo computarizado de un sistema solar fotovoltaico,
la satisfacción de las necesidades de energía eléctrica básicas de la escuela
rural El Cardonal, municipio de Riosucio (Choco), para la conservación de
alimentos en apoyo a plan nutricional para estudiantes y otras necesidades
básicas de la institución
2.2 Objetivos específicos

 Determinar el potencial solar en la escuela El Cardonal registrando los valores


de radiación de la zona de estudio y establecer las condiciones meteorológicas
en el sector.
 Diseñar un sistema solar fotovoltaico de acuerdo a las características de
radiación y los requerimientos eléctricos de la escuela El Cardonal, para lograr
condiciones óptimas de refrigeración para los víveres del plan nutricional de los
alumnos.
 Verificar el diseño del sistema solar fotovoltaico a través de su modelado con
el software pvsol y PVSYST, para verificar la efectividad del modelo ante
diferentes condiciones de radiación.

3. MARCO TEÓRICO

Las energías alternativas renovables son aquellas que, a diferencia de las


convencionales, usan como fuente de generación recursos que la naturaleza
suministra de fuentes prácticamente inagotables en relación al tiempo de vida del
hombre en el planeta. Se producen de manera continua y tienen su origen en los
procesos ambientales y atmosféricos naturales: el sol, el viento, el curso de agua,
la descomposición de la materia orgánica, el movimiento de las olas en la superficie
del mar y el calor interior de la tierra. Principalmente están clasificadas en: solar
fotovoltaica, solar térmica, eólica, geotérmica, biomasa, mareomotriz, undimotriz,
biomásica y de hidrógeno (Hernández, 2006).

La producción de electricidad mediante fuentes alternativas es un punto


fundamental en el desarrollo energético sostenible mundial, ya que su uso puede
asegurar el suministro de energía a mediano y largo plazo en condiciones
medioambientales aceptables sin agotamiento de los recursos para generaciones
futuras (Gutiérrez, 2002).

El efecto fotovoltaico fue descubierto por el físico francés Edmound Becquerel en


1839, al observar que ciertos materiales producían pequeñas cantidades de
corriente eléctrica al exponerlos a la luz. Cincuenta años después Willoughby
Smith descubrió el efecto fotovoltaico en sólidos y posteriormente W. Adams y R.
Day produjeron la primera célula fotovoltaica de selenio; sin embargo, el fenómeno
es explicado a principios del siglo XX por Albert Einstein, basando su concepto de
fotoelectricidad en los trabajos previos formulados por Max Planck (Gonzáles,
2009).

La comercialización de células semiconductoras de silicio surge entre 1955 y 1975


con fines espaciales y militares, dando lugar a la evolución de los procesos de
fabricación y el tratamiento de los materiales, en ese momento con una eficiencia
alrededor del 10 % y con un costo muy elevado. Solamente a partir de 1975 la
tecnología fotovoltaica es empleada en la industria y en mínima parte en el ámbito
doméstico; para el 2007, el rendimiento de la célula en el mejor de los casos
alcanza el 30 %, pero su precio, aunque está bajando considerablemente, sigue
siendo elevado (Gonzales, 2009).

La distribución temporal de energía solar varía en relación a la insolación máxima


diaria y a la atenuación generada por la atmósfera que atraviesa. En promedio el
47 % de la radiación incidente sobre la atmósfera terrestre alcanza la superficie del
planeta, distribuida en un 31 % de manera directa y un 16 % de forma dispersa; el
restante 53 %, es reflejado hacia el espacio exterior o absorbido en la atmósfera
(Joachín, 2008). La irradiación calculada arriba de la atmósfera alcanza el valor de
1 360 Watt por metro cuadrado (1,360 kW/m2), valor denominado constante solar,
mientras en la superficie terrestre se asume un valor estándar de 1 000 W/m2 en
incidencia perpendicular a la superficie a mediodía y con cielo totalmente
despejado.

La energía solar se considera una de las energías menos contaminantes desde el


punto de vista ambiental, además de fácil instalación y mantenimiento, puede ser
descentralizada y ubicarse en el lugar de consumo, donde no produce emisiones
de ningún tipo, sin embargo, durante su producción se dan pasos de cuidado
especial por su alto potencial de contaminación. Dadas sus características
benéficas y su actual desarrollo tecnológico, así como una importante reducción
en sus costos, hace que aumente la cantidad de posibles usuarios, asumiendo un
papel fundamental dentro del marco de las energías renovables (Gutiérrez, 2002).

La energía solar fotovoltaica dependiendo del tipo de aplicación, costos y


rendimientos esperados, utiliza distintos materiales como el silicio amorfo, silicio
cristalino, el teluro de cadmio o CIGS, aunque se sigue investigando en materiales
y configuraciones que aumenten el rendimiento de la célula (Gonzáles, 2009).
Consiste en la conversión directa de la energía solar en energía eléctrica mediante
células fotovoltaicas, estas, son láminas semiconductoras de silicio dopado, con la
propiedad que, al incidir radiación solar sobre ellas, se produce una diferencia de
potencial (en la junta del semiconductor tipo p con el tipo n), que genera una
corriente de electrones, que se aprovecha en forma de electricidad en un circuito
externo o carga (Hernández, 2006).

La corriente continua DC, generada por los módulos fotovoltaicos se transforma


en corriente alterna AC, a través de un inversor y puede ser inyectada a la red
(obteniendo una retribución económica), o de forma aislada para generar
pequeñas cantidades de electricidad en zonas alejadas de la red de transporte y
auto consumida de manera directa, por ejemplo para sacar agua de un pozo
mediante un motor eléctrico, o siendo almacenada en acumuladores para usarse
posteriormente en iluminación y aparatos eléctricos (Hernández, 2006).

Los sistemas aislados al no estar conectados a la red eléctrica, están equipados


con baterías de acumulación para la energía producida, en relación a que a
menudo la demanda de energía se concentra en las horas de la tarde y nocturnas
(Martínez, 2011).

Generalmente un sistema solar fotovoltaico está compuesto por paneles solares,


acumuladores, regulador de carga, inversor, convertidor y controlador para
conexión a red eléctrica y resistencias de pérdidas (Guasch, 2003). Su diseño
consiste en encontrar el ángulo de inclinación óptimo de los módulos fotovoltaicos,
el área del conjunto de módulos, la capacidad de las baterías que mejor se adaptan
a la demanda eléctrica y la distribución de radiación solar en el sitio (Zanesco et
al, 2004).

En Colombia, por su cercanía al Ecuador terrestre, el diseño requiere ángulos


pequeños y no se ve muy afectado por la variación de la duración de la luz diurna.
Se utiliza, para el primer parámetro un ángulo (mirando al sur) igual a los grados
de latitud del sitio, y para el segundo valor se toma generalmente el promedio de
12 horas diarias de luz solar.

3.1 PROYECTOS DE ENERGÍA SOLAR EN INSTITUCIONES EDUCATIVAS

Existen escuelas en las áreas rurales especialmente en los países en vía de


desarrollo, que no cuentan con energía eléctrica y para las cuales, el acceso a
esta, generaría grandes beneficios para los niños que se educan en ellas. En la
mayoría de los casos, con costos subsidiados o pagados por el Gobierno local con
un espíritu social dentro de planes de reducción de la pobreza y mejorar la
educación, especialmente en las zonas más necesitadas.

Dentro de los programas de energía solar fotovoltaica desarrollados en el mundo,


cuya generación está dirigida a instituciones educativas, se destacan:

• El proyecto nacional de escuelas solares de Australia, el cual busca reducir el


impacto del cambio climático, mediante sistemas de energía solar y recolección de
aguas lluvia. Adicionalmente los proyectos pueden incluir pequeñas turbinas de
viento, hidroeléctricas de poca capacidad, sistemas solares de agua caliente y
eficiencia energética en iluminación, ventiladores de techo, sensores,
temporizadores y termostatos, puertas automáticas y tragaluces, entre otros
(Department of Industry, 2013).

• El proyecto desarrollado por Ministerio de Educación de Malasia tiene como


objetivo electrificar los salones de clase, el laboratorio de computación, la caseta
de vigilancia y la sala de maestros, de las instituciones rurales que no cuentan con
conexión a la red eléctrica. Seleccionó 78 escuelas rurales en las cuales se han
instalado sistemas híbridos, de energía solar fotovoltaica con sistemas
tradicionales de generación diésel, para reducir el uso de este combustible fósil
(Muhaimin, 2010).

3.2 SOFTWARE PARA MODELACIÓN DE SISTEMAS SOLARES


Mediante el modelado se puede evaluar cómo sería el desempeño de un sistema
en condiciones similares a las reales, además, con la posibilidad de modificar los
distintos parámetros y variables que intervienen, lo que permite analizar el
comportamiento del sistema ante diversos escenarios.
Entre los programas desarrollados para simular sistemas solares destacados por
su amplio rango de aplicaciones (Lalwani, 2010), se encuentran:

• PVsyst, elaborado por el Institute of Environmental Sciences (ISE) – University of


Geneva (Suiza), es un modelo para la simulación de sistemas conectados a la red,
sistemas autónomos y aplicaciones DC-grid. Además, este sistema tiene la ventaja
de manejar su interfaz en inglés, francés, alemán, español e italiano (Lalwani,
2010).

• Solar Pro, creado por Laplace System Co., Ltd. (Japón), analiza el efecto de
sombras en cualquier objeto, permite hacer ensayos de la curva I-V de los
módulos, calcula la cantidad de electricidad generada respecto a la ubicación de
la ceda solar (latitud y longitud) y las condiciones de la atmósfera, adicionalmente
genera un análisis financiero del sistema (Lalwani, 2010).

4. Metodología

Se consultará información acerca de los antecedentes que ha tenido este tipo de


proyectos en diferentes partes del mundo, haciendo énfasis en aplicaciones en el
entorno nacional. Para la realización de esta consulta se recurrirá a buscadores
bibliográficos de ciencia e ingeniería disponibles en la universidad, revistas
científicas y artículos de publicación tales como: IEEE, Scopus, Science Direct,
Science, etc. Además, se tendrá en cuenta información suministrada por
proveedores de los equipos requeridos en páginas web y catálogos.

Se realizará una revisión de los diferentes tipos de software que pueden utilizarse
para dimensionar el panel fotovoltaico (generación del proyecto), de acuerdo con
la demanda y la ubicación de la instalación.

Se caracterizarán las variables de la demanda tales como: potencia, voltaje,


corriente, factor de potencia (fp), frecuencia, etc.

Con base en la caracterización de las variables eléctricas y de acuerdo con la


potencia que se puede generar, se hará el respectivo cálculo de los elementos y
dispositivos eléctricos que se utilizarán, tales como: calibre de conductores,
tableros de distribución, equipos de protección, inversores, etc.

De acuerdo a la disponibilidad de software, se analizará mediante simulaciones el


comportamiento del sistema junto con la disponibilidad del recurso con el que se
cuenta para la generación de energía eléctrica (energía solar fotovoltaica), y de
esta forma, poder tomar decisiones respecto al servicio que se pretende ofrecer.
A partir de esta herramienta, también se podrá tener una idea de los resultados
esperados y verificar el adecuado funcionamiento del sistema, así como realizar
avances sin necesidad de tener una implementación física.

Por último, se hará un informe, donde se presentarán los resultados obtenidos


tanto en el diseño como en la simulación.

5. Cronograma de Actividades

Tabla 1. Cronograma de actividades


Semanas
N Actividad
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16
1 Consulta de información X X X X
2 Revisión de software X X X
3 Caracterización del sistema X X X X X
4 Pre-diseño X X X X X
5 Simulaciones X X X X
6 Informe X X

6. Resultados Esperados

Se espera obtener un informe, en el cual quede plasmado los resultados obtenidos


tanto en la simulación como en la investigación bibliográfica, conforme a los objetivos
previamente planteados.

7. Presupuesto
Tabla 2. Gastos de materiales y varios
Descripción Cantidad Valor Unidad Valor Total
Computador 2 1.200.000*25% 900.000
Gastos de papelería 1 50.000 50.000
Transporte 2 415.000 1.245.000
Total gastos de materiales y varios $ 2.195.000

Tabla 3. Gastos de Personal


Descripción No Horas Valor Unidad Valor Total
Estudiante 1 192 20.000 3.840.000
Estudiante 2 192 20.000 3.840.000
Asesor 16 50.000 800.000
Total gastos de personal $ 12.320.000
8. Marco legal

Con la finalidad de presentar un proyecto sostenible y que cumpla con las


exigencias técnicas y lega les requeridas, resulta importante conocer de manera
básica algunas de las normas y leyes por las cuales se rigen las instalaciones
fotovoltaicas en nuestro país Colombia.

8.1. Leyes

El congreso de Colombia promulgó en mayo 14 de 2014, “La ley No. 1715, por
medio de la cual se regula la integración de las energías renovables no
convencionales al sistema energético nacional”.

8.2 Normas técnicas

El ICONTEC (Instituto Colombiano de Normas Técnicas) ha publicado varias


normas que aplican en el diseño y construcción de instalaciones solares
fotovoltaicas y que serán tenidas en cuenta en este diseño:

- Definiciones: Las definiciones relacionadas con las instalaciones solares


fotovoltaicas se tratan en las normas NTC 2775 y NTC 1736.

- Paneles solares: Las características y las especificaciones para los paneles


solares fotovoltaicos e tratan en la norma NTC 2883. 74

- Baterías: Las características y las especificaciones para las baterías solares


fotovoltaicas se tratan en las normas NTC 2959 y NTC 5287.

- Instalaciones: Las características y las especificaciones para las instalaciones


solares fotovoltaicas se tratan en las normas GTC 114 y NTC 2050.

Guía Técnica Colombiana 114 (GTC114). Especificaciones de Sistemas


Fotovoltaicos para Suministro de Energía Rural Dispersa en Colombia.

ARTÍCULO2.2.3.3.2.2.3.6, Decreto 1623 de 2015 “Estándares de calidad de


sistemas aislados individuales. El MME establecerá los estándares de calidad
mínimos que deben cumplir los sistemas aislados individuales para garantizar la
prestación del servicio. Los estándares incluyen la calidad del servicio y, en los
casos en los que las inversiones se hagan con recursos públicos, las
especificaciones técnicas mínimas de los equipos. El promedio de generación de
estas soluciones será igual o menor al consumo básico de subsistencia.”
Adoptada para Colombia bajo la norma NTC 5899-1 de 2011.
Adoptada para Colombia bajo Norma NTC 5899-2 de 2011.
Paneles expuestos a atmósferas húmedas altamente corrosivas, como los
ambientes marinos.

8.3 Requisitos elementos.

8.3.1Paneles Fotovoltaicos:

Deben cumplir con las especificaciones contempladas en la norma IEC-61730 de


2009, sobre seguridad en módulos fotovoltaicos, ésta norma está dividida en dos
partes, en la IEC 61730- 1(norma NTC 5899-1 de 2011) requisitos para la
construcción y la IEC 61730-212 requisitos para las pruebas. Dependiendo del tipo
de panel a instalar, la normatividad técnica aplicable es así:
i. Paneles de Silicio Cristalino: norma NTC 2883 de 2006.
ii. Paneles fotovoltaicos de película delgada (Thin Film): norma NTC 5464 de 2010.
iii. Paneles en condiciones especiales13: norma NTC 5512 de 2013.

8.3.2 Regulador de Carga Solar:

Se debe cumplir con la norma NTC6016 de 2013, la cual define los requisitos de
comportamiento y rendimiento de los controladores de carga de batería y todas las
que apliquen para estos reguladores.
Inversores:
Para Artefactos electrodomésticos y similares: norma NTC2183 de 2014 y
NTC5759 de 2010, que establecen las pautas de medida de rendimiento de los
acondicionadores de potencia usados en los sistemas fotovoltaicos aislados y en
los conectados a la red eléctrica.

8.3.4 Baterías:

Se debe cumplir la norma NTC 5287 de 2009, la cual suministra la información


necesaria referente a los requisitos de las baterías que se utilizan en los sistemas
solares fotovoltaicos y de los métodos de ensayo típicos utilizados para verificar la
eficiencia de las baterías.
Para el cumplimiento de las normas anteriormente enunciadas, se debe justificar
estos requisitos mediante la presentación del certificado emitido por algún
laboratorio acreditado por el ILAC (International Laboratory Accreditation
Cooperation).

En todos los casos se deben buscar proveedores que garanticen los estándares
de calidad y seguridad de los productos, mediante la certificación de cumplimiento
de normas mínimas y todos los elementos debe tener su respectivo etiquetado en
el que se incluya el fabricante y los parámetros del equipo.
9. Marco teórico y Conceptual.

9.1 La radiación solar en Colombia.

Colombia está ubicada en un lugar privilegiado en cuanto a la energía solar


recibida durante todo el año, dado que está localizada sobre la línea ecuatorial y
no tiene grandes cambios de estaciones; todas las épocas del año son muy
parecidas, la duración de los días y las noches es similar y por lo tanto la incidencia
de los rayos solares es prácticamente constante durante todos los días del año.

El “Atlas de Radiación Solar de Colombia”, es un documento oficial elaborado en


conjunto entre el UPME y el IDEAM en el año 2005, contiene información básica,
teórica y práctica, de las radiaciones solares incidentes en todas las regiones
colombianas. El atlas consta de un cuerpo principal con mapas de los niveles de
radiación solar global, brillo solar, radiación UV y niveles de ozono en cada una de
las regiones de Colombia; y de varios anexos que tratan temas relacionados con
los conceptos, la medición y la evaluación de la radiación solar.

De acuerdo con el IDEAM, Colombia recibe un promedio diario de 4,5 kWh/m2 de


energía solar, lo que equivale a una insolación promedio anual de 1643 kWh/m2.
La región que más potencial solar tiene es la Guajira, con un promedio diario de 6
kWh/m2, le siguen en su orden, la Costa Atlántica, Orinoquía, Amazonía, región
Andina y la Costa Pacífica con un promedio diario de 3,5 kWh/m2.

Tabla 4. Promedio de insolación anual en Colombia (kWh/m2).


Fuente: Atlas de Radiación Solar en Colombia.

REGIÓN KWh/m2
AÑO
Guajira 2190
Costa Atlántica 1825
Orinoquía 1643
Amazonía 1551
Andina 1643
Costa Pacífica 1278

Figura 1. Promedio multianual de radiación solar en Colombia (kWh/m2).


Fuente: Atlas de Radiación Solar en Colombia
Figura2 Radiación solar departamento de Choco.
Fuente https://power.larc.nasa.gov/data-access-viewer/

9.2 Irradiación solar

La radiación emitida por el sol es consistente, teniendo en cuenta esto existen


variaciones significativas de la radiación en la superficie terrestre, ello se debe a la
órbita de la tierra y el albedo de ciertas áreas (Stapleton & Neill, 2012).
Es importante cuantificar la cantidad de radiación solar para así estimar el potencial
de energía que se tendría de la instalación. La cantidad de energía solar recibida
por un área durante un día se le denomina insolación y se mide en kWh/m2dia
En la Figura 3 se observa el área bajo la curva azul, se puede llevar a un área
aproximadamente cuadrada conformada por la sumatoria del área bajo la curva
sobre la unidad de 1000 w/m2 conocida como horas de sol pico o HSP (Stapleton
& Neill, 2012).
Con las HSP es posible identificar la energía generada por un arreglo fotovoltaico
al multiplicar la potencia instalada por las HSP.

Figura 3. Representación de las horas de sol pico (HSP)

Las superficies obtienen mayores niveles de irradiación si son perpendiculares a


la dirección del sol, pero debido a que la posición del sol varia a lo largo del día y
la latitud de un lugar es constante, es indispensable conocer los conceptos de
ángulo de inclinación y acimut con el fin de posicionar adecuadamente los paneles
solares y obtener la mayor cantidad de irradiación.

9.3 Radiación solar.

Gran cantidad de energía solar llega al planeta tierra después de recorrer, por el
espacio, una distancia de 150 millones de kilómetros a una velocidad de 300 mil
km/s, en un tiempo de 8 minutos y 18 segundos aproximadamente. Radiaciones
electromagnéticas (fotones) de diferentes frecuencias y longitudes de onda
atraviesan la atmósfera y alcanzan la superficie terrestre. Las radiaciones u ondas
electromagnéticas que se reciben del sol, solo una porción del espectro solar, entre
0,290 μm y 2,5 μm, se clasifican en: ultravioletas, de alta frecuencia, se encargan
de la fotosíntesis; luz visible entre las frecuencias del rojo y violeta; y las infrarrojas,
de baja frecuencia que transportan calor. A cada porción del espectro solar que
llega le corresponde un tanto de la energía que llega al exterior de la atmósfera: a
la franja ultravioleta le corresponde el 7%, a la luz visible un 47,3% y a la región
infrarroja el 45,7% (Atlas de Radiación Solar en Colombia).
10. tipología

Una instalación fotovoltaica genera energía eléctrica para consumos de corriente


continua y alterna mediante un depósito de energía. La instalación debe alimentar
las cargas conectadas durante las horas con superior radiación solar y en el mismo
instante cargar los acumuladores. La energía producida por los módulos
fotovoltaicos es de corriente continua (CC) y se debe transformar en corriente
alterna (CA) utilizando un inversor. Las perdidas energéticas son importantes para
el rendimiento de cada elemento de una planta fotovoltaica y establecer sus
características (Vega y Ramírez, 2014).

Se definen los siguientes términos con el fin de tener una mejor comprensión.

- Radiación directa, es la radiación que no sufre ninguna atenuación en su


trayecto, en general, esto ocurre en los días soleados; la radiación directa en
un día soleado puede llegar a los 1000W/m2.

- Radiación difusa, es la radiación que debe atravesar nubes, partículas de agua,


polvo, y smog, y que por lo tanto llegan bastante atenuadas a la superficie
terrestre; se considera que en un día muy nublado la radiación recibida solo
alcanza 100W/m2, es decir el 10% de lo que correspondería a un día soleado.

- -El albedo corresponde a una relación entre la energía incidente y la energía


reflejada en cualquier superficie de la tierra. El albedo de la nieve es alto y
puede llegar a 90%; en cambio el albedo del lodo tiene un valor bajo, 5%, esto
significa que gran cantidad de la energía incidente es absorbida por el agua y
la tierra que lo forman. Los valores más comunes que se encuentran para el
albedo están entre el 10% y el 30%.

- - Irradiancia solar. Corresponde a una medida de potencia, es la cantidad de


radiaciones solares que inciden en un área en un instante determinado, en el
caso de las aplicaciones fotovoltaicas es conveniente utilizar la potencia en
vatios por unidad de área (W/m2); la máxima Irradiancia solar ocurre en la zona
ecuatorial, durante el verano, a las 12 del día, según se puede observar en la
figura siguiente. La irradiancia recibida en un lugar de la tierra depende de la
época del año, de la hora y de las condiciones atmosféricas del sitio.

Figura 4. Curvas de irradiación solar a las 12 GMT en varios lugares del mundo.
Fuente: http://www.meteoexploration.com/figures/insolSN.png

Medición de la irradiancia y de la insolación. Existen muchos tipos de instrumentos


para medir la potencia y la energía solar incidente; en las estaciones de medición
meteorológicas se requieren instrumentos, con excelente precisión y exactitud,
para medir los diferentes tipos de radiaciones, la irradiancia y la insolación. Ya para
aplicaciones prácticas y comunes se utilizan el piranómetro y/o el solarímetro.

Figura 5. Piranómetro común, mide la irradiancia en un lugar (W/m2).


Fuente: http://www.gisiberica.com/solarimetros/RD460.jpg

En mucha de la literatura existente al respecto, se utilizan indistintamente los


términos piranómetro y solarímetro para medir la potencia solar incidente en un
punto, pero de acuerdo con las definiciones dadas por el Ideam, el piranómetro
mide la potencia (irradiancia) y el solarímetro sirve para medir la energía solar
recibida en un punto de la tierra (insolación). El solarímetro también es llamado
heliógrafo.

Figura 6. Solarímetro Campbell-Stokes, mide la insolación (Wh/m2).


Fuente: Atlas de Radiación Solar en Colombia.8

10.1 Efecto fotoeléctrico.

El efecto fotoeléctrico fue descubierto por Edmond Becquerel en 1839 y sustentado


en 1921 por Albert Einstein.
En la naturaleza existen materiales con electrones libres en su última órbita que
pueden ser excitados y salir del átomo si reciben suficiente energía del exterior. El
efecto fotoeléctrico consiste en la emisión de electrones a partir de la aplicación de
radiaciones electromagnéticas sobre alguna superficie o cuerpo con electrones
libres en su última órbita.
Si un rayo de luz es dirigido hacia la superficie de un metal, puede suceder que,
un fotón choque con un electrón, lo desprenda y libere del metal; de esta forma,
para algunos arreglos y bajo ciertas condiciones se puede generar un flujo de
electrones o corriente eléctrica y este fenómeno es el que se denomina efecto
fotovoltaico.

Figura 7. Diagrama del efecto fotoeléctrico.


Fuente: http://www.canaldeciencias.com/2014/01/18

La energía requerida para retirar un electrón de un átomo, depende del material;


hay materiales conductores, semiconductores y aislantes. El fenómeno se rige por
las siguientes leyes y expresiones matemáticas:

- El número de fotoelectrones emitidos depende de la intensidad de la radiación


incidente, si se conservan el metal y la frecuencia de la radiación.

- Para que un metal dado pueda liberar fotoelectrones se requiere aplicar


radiaciones electromagnéticas de una frecuencia mínima, conocida como
frecuencia de corte o frecuencia umbral.

- La energía cinética adquirida por el fotoelectrón depende de la frecuencia de la


radiación recibida, es independiente de la intensidad de la radiación.
- La emisión del fotoelectrón es instantánea sin que se haya lugar a retrasos por la
absorción de energía (comportamiento de onda).

Figura 8. Efectos de la frecuencia e intensidad de la radiación.


Fuente: http://www.canaldeciencias.com/2014/01/18
Para describir cuantitativamente el efecto fotoeléctrico, Albert Einstein, basado en
la teoría y ecuación de Max Planck, planteó en 1905; que la energía transportada
por el fotón absorbido, es igual a la energía utilizada en el desprendimiento del
electrón, más la energía cinética del fotoelectrón emitido; la ecuación es la
siguiente, (CORTIJO).

𝐸𝐹𝑜𝑡ó𝑛= ∅+ 𝐸𝑘 o, ℎ𝑓= ∅+ 𝐸𝑘 donde,

𝐸𝐹𝑜𝑡ó𝑛=ℎ𝑓 Energía del fotón que choca (Ecuación de Max Planck),

ℎ Constante de Max Planck,


𝑓 Frecuencia del fotón absorbido
∅ Función de trabajo o valor mínimo para que se desprenda el fotoelectrón
𝐸𝑘 Energía cinética del fotoelectrón liberado

10.2 Efecto fotovoltaico.

Se funda en el efecto fotoeléctrico. Si a un material, con un campo eléctrico local,


se le aplica una radiación electromagnética y en sus extremos se observa una
diferencia de potencial eléctrico (voltaje), se dice que está ocurriendo el efecto
fotovoltaico.
Ya que la energía que contienen los fotones de la luz solar es capaz de liberar
electrones de los átomos de silicio, se han fabricado muchos arreglos, con este
elemento, para obtener y aplicar el efecto fotovoltaico, como es el caso de las
celdas solares.
La mayoría de células solares comerciales se fabrican con una placa de silicio
dopada con átomos positivos en una de sus caras y con átomos negativos en la
otra, generalmente, con boro y fósforo, de tal forma que se obtiene un elemento
con dos semiconductores y una unión PN con un campo eléctrico. En el momento
que la celda recibe luz solar se producen los efectos fotoeléctrico y fotovoltaico
haciendo que se ilumine el bombillo de la figura.

El silicio es un material semiconductor, muy abundante en la naturaleza, sin


embargo, no se encuentra en estado puro y su uso requiere de procesos
complejos.
Posición del módulo fotovoltaico.

Figura 9. Diagrama del efecto fotovoltaico


http://www.engineering.com/portals/0/images/pvenergy.gif

La posición de los paneles solares se puede especificar mediante dos


coordenadas angulares:

- Orientación o ángulo acimutal (∝): Es el ángulo formado por la proyección sobre


el plano horizontal de la perpendicular a la superficie del módulo y el meridiano
del lugar. La orientación sur del módulo fotovoltaico se corresponde con el
origen y toma el valor 0°, la orientación oeste vale 90°, la orientación norte vale
180° y la orientación este vale 270° (Mascarós, 2015).

- Inclinación o ángulo de elevación (𝛃): Es el ángulo formado por la superficie del


módulo fotovoltaico y el plano horizontal. Su valor es 0° para módulos en
posición horizontal, y 90° para módulos en posición vertical. En instalaciones
fijas este ángulo se fija en función de la latitud del lugar. (Mascarós, 2015).

La mayor cantidad de energía que pueden absorber los paneles solares se dan
cuando estos se encuentran ubicados de forma perpendicular a los rayos del sol,
en algunas aplicaciones los paneles solares no se encuentran fijos, por lo tanto, su
inclinación se modifica en función de la estación del año en la que se aproveche
de mejor manera la energía proveniente del sol.
Para el caso de aplicaciones donde se tengan paneles ubicados en posiciones fijas
o estáticas como es el caso de este estudio, se debe encontrar la posición optima
de los paneles. Para el hemisferio norte, se recomienda instalar los paneles
fotovoltaicos orientados hacia el sur considerando un ángulo de acimut óptimo de
0°, mientras para el hemisferio sur, se recomienda instalarlos orientados hacia el
norte con un ángulo de acimut óptimo de 180° (Mascarós, 2015).
Para determinar la inclinación óptima se utilizará una expresión que resulta del
análisis de los cálculos de irradiación solar global horizontal para distintas
inclinaciones en distintas latitudes como lo indica la ecuación 1.

Ecuación 1
βopt=3.7+0.69 |𝜑|

Donde:
βopt= Inclinación óptima para maximizar la captación de energía anual en grados
sexagesimales.
φ=Latitud del lugar en grados sexagesimales.
A continuación, en la Figura 10 se representa gráficamente las dos posiciones
angulares de los paneles solares.

Figura 10. Posición Angular panel.


Fuente: (Mascarós, 2015)

Cabe aclarar que no siempre se utilizan estos criterios para ubicar la posición de
los paneles, posiblemente en muchos casos vendrá impuesta por la disposición de
los tejados o la estructura donde se piensan ubicar.

11. Configuraciones básicas de instalaciones solares

Los sistemas de instalación solar a nivel residencial se podrían dividir en sistemas


híbridos (Azaza & Wallin, 2017) o sistemas más sencillos conformados por
sistemas conectados a la red con y sin almacenamiento (Ratnam, Weller, & Kellett,
2015a) o sistemas aislados (Goswami, 2015).
11.1 Sistemas solares aislado o autónomos.

Son los denominados “Stand Alone Systems”, este tipo de sistemas están
diseñados para operar independiente de la red eléctrica y aptos en algunos casos
para soportar cargas en corriente continua o alterna. Este sistema cuenta con
baterías o sistemas de almacenamiento que se encargan de servir como depósito
de energía durante el día. La disponibilidad de suministro de energía de la batería
está controlada por un regulador, en la Figura 6 se puede observar una
representación gráfica de este este esquema de configuración. Este sistema está
compuesto básicamente por:
- Arreglo de paneles fotovoltaicos.
- Baterías
- regulador de carga e inversor.
-
Sus principales ventajas son (Thomas, Deblecker, & Ioakimidis, 2016):
- Están exentos de los fallos de la red y no hay dependencia de las compañías
suministradoras.
- Generalmente son instalaciones con larga vida.
- No se consume combustibles fósiles para generar electricidad.
-
Desventajas están asociadas a (Sampaio & González, 2017):
- Rendimiento es bajo cuando se tienen periodos de baja radiación solar.
- Si el banco de baterías llegase a fallar, los usuarios se quedan sin servicio.

Figura 11. Esquema de funcionamiento de una instalación solar fotovoltaica.


Fuente: http://www.soliclima.es/fotovoltaica-aislada

12. Componentes generales de un sistema solar

12.1 Módulos fotovoltaicos


El potencial de la energía solar, ha atraído la inversión de gobiernos y empresas
de todo el mundo. Son más los laboratorios que trabajan para mejorar la eficiencia
y crear células solares más potentes enfocándose en el desarrollo de nuevos
materiales y métodos de fabricación (Sangster, 2014).

Un panel solar está conformado por varias pequeñas células que están
interconectadas entre sí en modo serie o en paralelo. Dependiendo de este tipo de
conexiones es que se pueden tener paneles solares de diferentes niveles de
tensión y corriente generadas. Los paneles solares son fabricados generalmente
con materiales semiconductores, el semiconductor más usado es el silicio y para
mejorar su grado de conductividad se le hace un proceso de dopaje en el cual se
mezcla con otros elementos.

El Silicio es el material más usado para el proceso de fabricación de las células


fotovoltaicas, de los cuales se derivan los paneles de silicio monocristalinos y
policristalinos, siendo los más utilizados y mayor comercializados a nivel mundial
(Stapleton & Neill, 2012).

En general, para aplicaciones prácticas, el material más utilizado en la fabricación


de celdas fotovoltaicas es el silicio por su abundancia y por su costo.
Un módulo o panel solar se construye ensamblando, adecuadamente, varias
células solares para, de esta forma, obtener voltajes y corrientes que se puedan
aprovechar en el funcionamiento de instalaciones y equipos eléctricos. En general,
para la construcción de un panel solar se utilizan celdas conectadas en serie,
comercialmente se pueden encontrar paneles de 12 V, con 30, 33, 36 y 72 celdas.
Cada panel solar es la unidad elemental de una instalación solar fotovoltaica, su
tipo depende de las células con las que se fabrica.
Un panel solar está compuesto por las siguientes partes:

- Caja metálica para contener las celdas y elementos eléctricos.


- Placa con filas de celdas solares, soldadas y conectadas eléctricamente.
- Tapa transparente construida en material especial resistente a la intemperie.
- Marco metálico para instalación a la intemperie

12.1.1 Tipos de paneles.

- Silicio monocristalino
-
Estas células son las más eficientes y generalmente las más caras, su coste inicial
puede ser compensado con una mayor potencia ya que en comparación con las
otras tecnologías es altamente eficientes, los paneles fotovoltaicos fabricados con
este tipo de células poseen eficiencias de alrededor del 19 % (Stapleton & Neill,
2012).
Figura 12. Panel solar monocristalino de 300 W.
Fuente: http://www.yinglisolar.com/al/products/monocrystalline/

- Silicio policristalino

A diferencia del silicio monocristalino, estas células se fabrican mediante moldeo


en bloques de silicio fundido, de modo que no se hacen a partir de lingotes de un
único cristal de silicio si no de un compuesto de muchos pequeños cristales que
van creciendo en orientaciones aleatorias a medida que se va solidificando el
material, sin embargo, esta técnica es menos costosa y más fácil de implementar
(Stapleton & Neill, 2012).

Figura 13. Celda solar monocristalina y policristalina respectivamente


http://www.maharishisolar.com/Images/Cells2.jpg

Figura 14. Panel solar policristalino de 275 W.


Fuente: http://www.yinglisolar.com/al/products/multicrystalline/

- Células solares de película delgada


Estas células solares son de películas delgadas que permiten su disposición sobre
áreas extensas, esta tecnología ha sido objeto de investigación debido a que son
menos costosos de fabricar que las células solares cristalinas, se han obtenido
bajo objeto de investigación eficiencias de alrededor de 20.1 % mientras en el
ámbito comercial se hallan células con eficiencias que están entre el 6% y el 12%
(Stapleton & Neill, 2012)

12.1.2 Los materiales más comunes

- Silicio Amorfo (a-Si, Silicio aún, pero en forma diferente).


- Telururo de cadmio (CdTe).
- Cobre indio galio y selenio (CIS o CIGS).

Figura 15. Estructura cristalina del cuarzo (SiO2).


Fuente: http://www.xtal.iqfr.csic.es/Cristalografia/archivos_01/a-cuarzo.gif

Para realizar una comparación entre las diferentes tecnologías de los paneles es
necesario tener en cuenta principalmente los siguientes factores:

- Eficiencia (𝛈𝐩𝐯): Es la relación de la salida de energía eléctrica de una célula


solar a la energía luminosa incidente sobre la célula solar. La eficiencia se
calcula dividiendo la potencia de salida de una célula en su punto máximo de
potencia sobre su área superficial. (Hallam & Contreras, 2015).

- Vida útil (𝐕𝐮𝐩𝐯): Este indicador hace referencia al tiempo de duración en el cual
el módulo fovoltaico será capaz de producir efectivamente potencia, de la tal
manera que al final de su vida útil efectiva sin que su caída en la producción
sea inferior al 20 % (Said, EL-Shimy, & Abdelraheem, 2015).

- Factor de degradación: Indica la disminución de la potencia de salida del panel


solar a lo largo del tiempo (Jordan & Kurtz, 2013).

A continuación, en la Tabla 5 se hace un resumen con algunas de las


características más relevantes de las células solares usadas para la fabricación de
los paneles fotovoltaicos.

Tabla 5. Comparación de tecnologías solares.


Fuente: (Hallam & Contreras, 2015; Said et al., 2015; Stapleton & Neill, 2012)
Características técnicas de un panel fotovoltaico

Material de Eficiencia Factor de Vida útil


la Célula de la célula degradaci Max.
fotovoltaica (𝛈𝐩𝐯) ón (𝐝) (𝐕𝐮𝐩𝐯)
Silicio 14-20 % 0,36 % 41 años
Monocristal
ino
Silicio 13-15 % 0,7 % 30 años
Policristalin
o
Película 6-9 % 1,1 % 15 años
delgada
(Silicio
amorfo)
Película 9-11 % 0,55 % 21 años
delgada
(CdTe)
Película 10-12 % 1,2 % 12 años
delgada
(CIS/CIGS)

Las características técnicas y el comportamiento de un panel fotovoltaico se


determinan tomando, para una radiación solar de 1000 W/m2 a una temperatura
de 25° C, los siguientes parámetros eléctricos:

- Voltaje en vacío, Vca: Es el voltaje que se mide en los terminales del panel en
circuito abierto.

- Corriente de cortocircuito, Icc: Corresponde a la corriente que genera panel


cuando se cortocircuitan sus terminales.
- Potencia nominal o potencia pico, Wp: Es la máxima potencia que puede generar
el panel a una carga conectada a sus terminales. Corresponde a la mayor área
obtenida para el producto de V x I.

- Voltaje nominal o voltaje pico, Vp: Es el voltaje que se presenta en el panel para
la máxima potencia o potencia pico.

- Corriente nominal o corriente pico, Ip: Es la corriente que se presenta en el panel


para la máxima potencia o potencia pico.

- Eficiencia nominal o eficiencia de conversión, : Es la relación entre la máxima


potencia generada por un panel, cuando recibe una radiación de 1000 W/m2, y la
potencia recibida por el área del panel, ƞ= Wp/Wr.

- Factor de forma, Ff: Este parámetro nos muestra la relación entre la potencia pico
y la potencia teórica calcula con el producto de Icc x Vca, Ff = Wp/ Icc x Vca.

Los parámetros eléctricos nominales de un panel fotovoltaico corresponden a una


radiación de 1000 W/m2 a una temperatura de 25° C, existen curvas que permiten
visualizar estos parámetros y el comportamiento de las variables que caracterizan
un panel.

Figura 16. Curva I – V, de un panel solar.


Fuente: I.E.F.P.S. SAN JORGE

los puntos de máxima potencia, PMP, para diferentes valores de radiación solar se
ven en la figura 17.

Figura 17. Puntos de máxima potencia en un panel.


Fuente: I.E.F.P.S. SAN JORGE.

Figura 18. Efectos de la temperatura en un panel.


Fuente: I.E.F.P.S. SAN JORGE.

12.2 Inversores

El inversor convierte la electricidad de una fuente de corriente continua a una


alterna que coincide con el voltaje, la frecuencia y fase de interconexión de la red
para garantizar la seguridad y la fiabilidad (Sangster, 2014).

EL tipo de inversor, su capacidad y sus prestaciones se escogen de acuerdo al


tipo de instalación y conexión, pero para ambos casos se busca que los inversores
estén diseñados especialmente para determinar constantemente el punto óptimo
de generación de potencia sobre la curva de generación característica de los
paneles solares. Considerando los esquemas de conexión posibles para las
instalaciones solares a nivel residencial, se presentan los siguientes tipos
principales de inversores a utilizar:

12.2.1 Inversores de conexión a la Red.

Estos inversores poseen las siguientes características (Sangster, 2014):

- Funcionamiento totalmente sincrónico con la red

- Arranque y sincronización automáticos en presencia de insolación suficiente.

- Apagado automático en ausencia de insolación.

- Desconexión ante fallos de alimentación.

- Poseer aislamientos eléctricos a través de transformador.


- Seguimiento de potencia máximo sin problemas para un rango amplio de
potencia.

- No sufrir daños frente a exposición de voltajes de entrada durante pequeños


lapsos de tiempo.

- Protección contra sobretensiones en los lados de corriente alterna y directa.

- Bajo consumo de energía reactiva de la red eléctrica.

Estos inversores no poseen la capacidad de controlar la dinámica de carga y


descarga de una batería.

12.2.2 Inversores para sistemas aislados o híbridos.

Se considerarán este tipo de inversores, porque pueden funcionar para sistemas


aislados y sistemas que consideren el uso de baterías, Integrando el regulador de
carga dentro de sus funciones, son programables y por tanto flexibles frente a
posibles expansiones (Reiter et al., 2015). En los sistemas aislados, se busca
principalmente que los inversores tengan las siguientes características (Sangster,
2014):

Poseen las siguientes características además de las que poseen los inversores de
conexión a la red.
- Señal de salida sinusoidal con baja distorsión armónica.

- Protección contra sobretensiones por apagado de aparados con cargas


inductivas.

- Capacidad de sobrecarga durante pequeños lapsos de tiempo.

- Capacidad de entregar corrientes elevadas durante pequeños lapsos de


tiempo.

- Frecuencia de salida estable de acuerdo a la red.

- Alta eficiencia incluso cuando se tiene baja carga.

También se puede considerar un inversor y un regulador para el caso de sistemas


que posean baterías y además estén conectados a la red, solo que habría que
considerar un equipo por aparte que es el regulador de carga.

12.2.3 Tipos de conexión.


Existen dos tipos básicos de conexión de reguladores; el regulador tipo serie y el
regulador tipo paralelo o shunt, que a su vez se encuentran en diferentes versiones
según su funcionamiento durante los diferentes ciclos o etapas de carga de las
baterías (carga, absorción, flotación e igualación).

- Regulador tipo paralelo


Los reguladores en paralelo se caracterizan porque tienen, respectivamente, sus
elementos activos en paralelo y sus elementos pasivos en serie con la carga; su
funcionamiento consiste en reducir o recortar el voltaje de entrada (de la fuente de
alimentación) y entregar, a la carga, un voltaje de salida más o menos constante;
los regulares en paralelo no tienen capacidad de elevar el voltaje de entrada. El
elemento activo del regulador paralelo se encarga de ajustar permanentemente el
voltaje de entrada al voltaje requerido por la carga, a continuación, se muestran un
esquema y un circuito elemental en los cuales se puede apreciar el principio de
funcionamiento de los reguladores paralelo.

Figura 19. Esquema y circuito elemental de un regulador paralelo.


Fuente: http://www.academia.edu/6492937/

Como se apreciar en la figura 19, en el circuito elemental, la resistencia R y el


diodo Zener disipan mucha energía, haciendo que la eficiencia de este circuito sea
muy mala; adicional, las regulaciones de línea y de carga son muy bajas. Por
ejemplo, si se resuelve el circuito para un “VI” igual a 8-12 Vcc, una carga que
consume 100 mA y que requiere un “Vo” igual a 5 Vcc se encuentra que la
eficiencia es igual al 22%, mientras que la regulación de carga es igual al 8 % y la
regulación de línea es igual al 31 %.

12.2.4 Regulador en serie.

Los reguladores serie se caracterizan porque sus elementos activos se encuentran


en serie con la carga y, al igual que el regulador paralelo, su funcionamiento
consiste en reducir o recortar el voltaje de entrada (de la fuente de alimentación) y
entregar, a la carga, un voltaje de salida más o menos constante; los regulares en
serie no tienen capacidad de elevar el voltaje de entrada. El elemento activo del
regulador serie es el transistor y por este circula la corriente de carga; por la
resistencia R y el zener (llamado elemento de referencia) circula la corriente base
del transistor. A continuación, se muestra un esquema y un circuito básico en los
cuales se puede apreciar el funcionamiento de los reguladores serie.

Figura 19. Esquema y circuito elemental de un regulador serie.


Fuente: Fuente: http://www.academia.edu/6492937/

12.3 Baterías

Debido a la variabilidad de los regímenes de carga y descarga de los sistemas


fotovoltaicos, se utilizan baterías denominadas estacionarias que sirven como
sistemas de alimentación, Las baterías para aplicaciones solares, permiten
satisfacer las demandas de energía inestable de la Red, ciclos de carga y descarga
y recargas irregulares. Existe en el mercado una variedad de tipos de baterías, las
consideraciones para elegir la correcta incluyen el costo, la vida útil, los ciclos, la
instalación y el mantenimiento. A continuación, se hará una breve evaluación de
las tecnologías más usadas para las instalaciones solares a nivel residencial, en
la Figura 7, se observan los tipos de baterías más comunes utilizados para
aplicaciones solares.

Figura 20. Tipos de batería para instalaciones solares.


Fuente: Jesse Mauricio Beltrán Soto: (Sangster, 2014)

12.3.1 Tipos de Baterías.

Baterías de Acido plomo


Son el tipo de baterías más empleadas en las energías alternativas, usadas
además de forma fiable en aplicaciones no conectadas a nivel mundial, este tipo
de baterías se pueden dividir en dos grupos;

- Inundado y Sellado: Son las baterías con más despliegue a nivel mundial, las
inundadas y selladas son las más baratas, pero requieren de mantenimientos
más frecuentes, necesitan operar en lugares ventilados debido a la producción
de gases inflamables y sufren de bajas profundidades de descarga (<20%),
ciclos de funcionamiento bajos (<500) y tiempos de vida limitados (3-4 años)
(IRENA, 2015).

- Válvula regulada (VRLA): Es la designación para las baterías recargables de


plomo-ácido de bajo mantenimiento, debido a su construcción, estas baterías
VRLA no requieren la adición regular de agua a las células. El diseño de estas
baterías tiene una relación más alta de potencia vs espacio ocupado, poseen
una capacidad de suministrar energía a una alta velocidad, aunque con poca
duración, generalmente se emplean frecuentemente en UPS y otras
aplicaciones de alta velocidad, dentro de este campo de baterías se encuentran
las baterías de plomo-ácido selladas (AGM) y las de Gel.

Figura 21. Batería tipo Gel - 12V, 100Ah, C100.


Fuente: http://www.tutiendasolar.es/img/prod/otros/Trojan-gel27.png

Baterías de Níquel Cadmio

Estas baterías se caracterizan por poseer rangos de temperatura más tolerantes


que las de ácido plomo convencional, se utilizan principalmente en instalaciones
fotovoltaicas que exigen de una vida útil extremadamente larga, situaciones en las
que se necesita absoluta estanqueidad a los gases o a temperaturas muy bajas.
son más costosas que las baterías de plomo y poseen la misma capacidad, pero
tienen el efecto de memoria en el cual se crean unos cristales en el interior de la
batería, generados por los procesos de carga sin esta encontrarse descargada,
reduciendo su capacidad (Sangster, 2014).
Baterías de Ion de litio

El mecanismo básico de este tipo de baterías es el transporte de un ion de litio


transportado hacia atrás y hacia adelante entre el cátodo y el ánodo durante la
carga y la descarga (Albright, 2016). Estas baterías poseen una alta densidad de
energía y potencia en comparación con otras baterías, además que son altamente
eficientes (80-90%).
Todas las células de litio son “Ciclo profundo”, por lo cual cuentan con la capacidad
de ser completamente cargadas y descargadas, teniendo en cuenta que la
duración de la batería aumentará significativamente si la profundidad de cada
descarga se limita solo al 80 %.

Dentro de este campo es muy común el uso de baterías de fosfato de hierro y litio
(LiFePO4 o LFP), ya que son las baterías de litio más seguras, no presentan
elevado sobrecalentamiento y su material no es toxico y contaminante con el medio
ambiente (Wang,X Adelmann, & Reindl, 2012).

Las baterías de litio para muchas aplicaciones han demostrado ser preferibles a
otros tipos de baterías, ya que poseen una mejor densidad de energía y potencia,
ciclos de vida y vida útil, a continuación, en la Figura 8 se puede observar que para
al menos los años 2013-2014 este tipo de baterías fueron las de mayor capacidad
instalada a nivel mundial sobre otro tipo de baterías.

Figura 22. Capacidad de potencia instalada (MW) en el sector eléctrico mundial por
tipo de baterías.
Fuente: (IRENA, 2015). 29
En la Tabla 6, se ve una breve comparación entre las baterías de ácido plomo y
las de ion de litio teniendo en cuenta algunos aspectos técnicos que se trataran a
continuación (Albright, 2012):
- Densidad de energía: Capacidad de almacenamiento de energía por unidad de
peso [Wh/kg].

- Ciclo de vida: El ciclo de vida de una batería está representado por la cantidad
aproximada de descargas a determinada profundidad de descarga o por sus
siglas en ingles DOD “Depth of discharge”, a descargas más profundas, menor
serán los ciclos que podrá realizar la batería y por tanto será menor su vida útil,
por ejemplo, para indicar que una batería posee mil ciclos de vida teniendo
descargas profundas solo hasta del 50 % se emplea la siguiente notación: 1000
@ 50 % DOD.

- Ventana de estado de carga (𝐃𝐎𝐃): Representa el DOD máximo recomendado


al cual se debería someter la batería para maximizar su vida útil [%].

- Eficiencia (𝛈𝐛) La eficiencia está en función de la demanda, en los datos


técnicos se entrega un porcentaje de eficiencia que es inversamente
proporcional al tiempo de entrega de energía de la batería, es decir; a mayor
exigencia de demanda de energía disminuye la eficiencia de la batería [%].

- Autodescarga(𝛔): Las baterías se descargan a un ritmo muy lento incluso así


no estén conectados a ningún equipo, cuanto más alta sea la temperatura del
sitio donde estén ubicadas, más rápido será este proceso. El porcentaje de
auto descarga recomendado para sistemas fotovoltaicos debe ser de 2 a 5 %
de la capacidad nominal por mes (Häberlin, 2012).

- Vida útil (𝐕𝐮𝐛): El tiempo de vida de una batería depende de los ciclos de carga
y la profundidad a la que se somete en las descargas, el cuidado y
mantenimiento y la temperatura a las que están sometidas, tanto las baterías
tipo VRLA de ácido de plomo y de litio requieren de poco o nulo mantenimiento
debido a que son selladas (Angenendt, Zurmühlen, Mir-Montazeri, Magnor, &
Sauer, 2016).

Es de resaltar que la siguiente tabla es una representación muy simplificada de


una comparación muy compleja (Albright, 2012) considerando todo el mercado de
las baterías.

Tabla 6. Comparación de tecnologías de baterías.


Fuente: Jesse Mauricio Beltrán Soto a partir de:(Bukhari, Maqsood, Baig, Ashraf, &
Khan, 2016; Häberlin, 2012; G.-B. Wang, Peng, & Huang, 1997).

Plomo VRLA-Plomo Litio


Acido Acido
Densidad de 30 40 250
energía
[Wh/kg]
Ciclo de vida 1200 @ 50 1500 @ 50 % 3000 @ 80 %
% DOD DOD DOD
Ventana de 50% 50% 80%
descarga
recomendada
(𝐃𝐎𝐃)
Auto 3 3 1
descarga (𝛔):
Vida útil 3 años 6 años 14 años
(𝐕𝐮𝐛):

13 Nivel de Potencia requerida.

Dado que las necesidades a suplir en la escuela son las más básicas y
principalmente enfocadas a la conservación de alimentos, se realiza una
caracterización de la demanda como si fuera una residencia pequeña
basándose en lo establecido para el diseño en la NTC2050.
Características.

- Nivel de tensión: 120 Vac


- Frecuencia: 60 Hz
- Fases: monofásica
- Tipo de carga: Domiciliaria (Lineal, resistiva)
- Consumo de energía diario kWh/día: Tabla 7.

tiempo
Potencia Carga uso Consumo
nominal( Cantida instalada diario( Mes(Kwh/me
Equipo w) d (Kwh/dia) H) s)
iluminación 20 8 0,8 5 24
Nevera 250 3 7,5 10 225
microondas 820 1 0,82 1 24,6
computador 170 1 0,51 3 15,3
licuadora 300 1 0,03 0,1 0,9
otros 15 2 0,18 6 5,4
totales 9,84 295,2

14 Referencias bibliográficas

ALBRIGHT, G. (2016). A Comparison of Lead Acid to Lithium-ion in Stationary Storage


Applications Contributors :, (March).

ANGENENDT, G., ZURMÜHLEN, S., Mir-Montazeri, R., Magnor, D., & Sauer, D. U.
(2016). Enhancing Battery Lifetime in PV Battery Home Storage System Using
Forecast Based Operating Strategies.
Energy Procedia, 99(March), 80–88. https://doi.org/10.1016/j.egypro.2016.10.100

ATLAS DE RADIACIÓN SOLAR DE COLOMBIA,


https://biblioteca.minminas.gov.co/pdf/Atlas%20de%20radiaci%C3%B3n%20solar%2
0Colombia.pdf

AZAZA, M., & WALLIN, F. (2017). Multi objective particle swarm optimization of hybrid
micro-grid system: A case study in Sweden. Energy, 123, 108–118.
https://doi.org/10.1016/j.energy.2017.01.149
BLAIR, Nate; et al. System Advisor Model, SAM 2014.1.14: General Description.
NREL, 2014.

CORTIJO, Marco. Desarrollo Ejercicio Efecto Fotoeléctrico, 2013. {Vídeo en línea}.


{20 abril de 2016} disponible en:
https://youtu.be/8n96AUDg8ow

DEPARTMENT OF INDUSTRY, Australian Government. {En línea}. {07 mayo de


2013}. Disponible en http://ee.ret.gov.au/node/1294

GOSWAMI, D. Y. (2015). Principles of solar Engineering.

GUASCH MURILLO, Daniel. Modelado y análisis de sistemas fotovoltaicos. España,


2003. Trabajo de investigación (Tesis doctoral). Univrsitat politécnica de Catalunya.
Departament d'Enginyeria Electrònica.

GONZÁLEZ MARCELO, Raúl. Modelado y propuestas para el control de un lazo de


colectores cilindro parabólicos. España, 2009. Trabajo Fin de grado (Master en
Automática, Robótica y Telemática). Universidad de Sevilla. Departamento de
Ingeniería de Sistemas y Automática.

GUTIÉRREZ, José Antonio. La energía solar: situación y aplicaciones en el sector


agrario. En Dossier Nuevas Tecnologías. Vida rural (Oct 2002); p 34 – 45

HÄBERLIN, H. (2012). Photovoltaics: System Design and Practice. Photovoltaics:


System Design and Practice. https://doi.org/10.1002/9781119976998.

HALLAM, C. R. A., & CONTRERAS, C. (2015). Evaluation of the levelized cost of


energy method for analyzing renewable energy systems: A case study of system
equivalency crossover points under varying analysis assumptions. IEEE Systems
Journal, 9(1), 199–208. https://doi.org/10.1109/JSYST.2013.2290339.

HANKINS, Mark; JACKSON, Frank. Introducing PV in Solmali Oasis Town. En Home


power. No 82 (Abr-May, 2001); p. 22-28.

HERNÁNDEZ DOMÍNGUEZ, Sixto. Una inversión interesante que ayuda a combatir


el cambio climático la energía solar fotovoltaica. En Ciencia y medio ambiente. Antena
de telecomunicación. No 166 (Dic 2006); p 58-64.

IDEAM. (2014). Atlas Interactivo - Radiación IDEAM. Retrieved February 23, 2018,
from http://atlas.ideam.gov.co/visorAtlasRadiacion.html
IRENA. (2015). Battery Storage for Renewables : Market Status and Technology
Outlook. Irena, (January), 60.

I.E.F.P.S. SAN JORGE. Instalación y mantenimiento de sistemas solares


fotovoltaicos. Capítulo 1, tema 1-2: La célula fotovoltaica. {En línea}. {24 abril de 2016}
disponible en:
https://311cie.files.wordpress.com/2014/09/tema-1-2-la-celula-fotovoltaica.pdf

JOACHÍN BARRÍOS, Carmencita De Los Ángeles. Diseño de un sistema solar


fotovoltaico aislado, para el suministro de energía eléctrica a la comunidad rural buena
vista,San Marcos. Guatemala, 2008. Trabajo de grado (Ingeniera química).
Universidad de San Carlos de Guatemala. Facultad de Ingeniería

JORDAN, D. C., & KURTZ, S. R. (2013). Photovoltaic degradation rates - An


Analytical Review. Progress in Photovoltaics: Research and Applications, 21(1), 12–
29. https://doi.org/10.1002/pip.1182

LALWANI, Mahendra; KOTHARI, D.P.; SINGH, Mool. Investigation of Solar


Photovoltaic Simulation Softwares. En International journal of applied engineering
research, dindigul. Vol. 1, No 3 (2010)

MASCARÓS, V. (2015). Instalaciones Generadores Fotovoltaicas. (Paraninfo, Ed.).

MUHAIMIN MAHMUD, Abdul. Evaluation of the Solar Hybrid System for Rural
Schools in Sabah, Malaysia. En 2010 IEEE International Conference on Power and
Energy (PECon). (Nov – Dic, 2010); p. 628 – 633.

MARTÍNEZ ESPINOZA, Jean Daniel. Evaluación económica de un sistema


fotovoltaico en punta arenas con diseño de emulación de potencia suministrada por
paneles solares. Punta Arenas, Chile, 2011. Trabajo de investigación (Ingeniero de
ejecución en electricidad). Universidad de Magallanes. Facultad de Ingeniería.
Departamento de electricidad.

MUHAIMIN MAHMUD, Abdul. Evaluation of the Solar Hybrid System for Rural
Schools in Sabah, Malaysia. En 2010 IEEE International Conference on Power and
Energy (PECon). (Nov – Dic, 2010); p. 628 – 633.

REITER, E., Ardani, K., Edge, R., Reiter, E., Ardani, K., & Edge, R. (2015). Industry
Perspectives on Advanced Inverters for U . S . Solar Photovoltaic Systems : Grid
Benefits , Deployment Challenges , and Emerging Solutions Industry Perspectives on
Advanced Inverters for U . S . Solar Photovoltaic Systems : Grid Benefits , Deploy,
(September).
SAID, M., EL-Shimy, M., & Abdelraheem, M. A. (2015). Photovoltaics energy:
Improved modeling and analysis of the levelized cost of energy (LCOE) and grid parity
- Egypt case study. Sustainable Energy Technologies and Assessments, 9, 37–48.
https://doi.org/10.1016/j.seta.2014.11.003

SAMPAIO, P. G. V., & González, M. O. A. (2017). Photovoltaic solar energy:


Conceptual framework. Renewable and Sustainable Energy Reviews, 74(June 2016),
590–601. https://doi.org/10.1016/j.rser.2017.02.081

Sangster, A. J. (2014). Solar Photovoltaics. Green Energy and Technology, 194(4),


145–172. https://doi.org/10.1007/978-3-319-08512-8_7

Stapleton, G., & Neill, S. (2012). Grid-connected Solar Electric Systems, 17.

THOMAS, D., Deblecker, O., & Ioakimidis, C. S. (2016). Optimal design and techno-
economic analysis of an autonomous small isolated microgrid aiming at high RES
penetration. Energy, 116, 364–379. https://doi.org/10.1016/j.energy.2016.09.119

WANG, X., Adelmann, P., & Reindl, T. (2012). Use of LiFePO4 batteries in stand-alone
solar system. Energy Procedia, 25, 135–140.
https://doi.org/10.1016/j.egypro.2012.07.018

UPME (Unidad de planeación minero energética), 2005. Citado por Mundo Andino The
Andean World. {En línea}. {29 agosto de 2010}. Disponible en
http://www.mundoandino.com/Colombia/Renewable-energy-in-Colombia.

ZANESCO, Izete; MOEHLECKE, Adriano; SEVERO, Tiago C.; SANTOS JÚNIOR,


Silvio L. R.; ZENZEN, Eduardo A.; EBERHARDT, Dario. Implementação e análise de
sistemas fotovoltaicos autónomos. En Anais do X CONGRESSO BRASILEIRO DE
ENERGIA. Vol. 1, (Brasil, 2004); p 530 – 541.