Está en la página 1de 5

LA IDENTIDAD DE NUESTRO GRUPO

OBJETIVO

Revisar nuestras experiencias de vida grupal y entender que


ellas son una invitación a fortalecer nuestra identidad de grupo
juvenil cristiano.

MOTIVACION

El animador inicia el tema, proponiendo escuchar "Tema del


adiós al grupo" de Luis Enrique Ascoy.

TEMA DEL ADIOS AL GRUPO


Luis Enrique Ascoy

Yo siempre te querré
y aunque mi guitarra llore, yo cantaré
fuiste luz en mi camino
"fuerza de mi ser
me ayudaste cuando yo te necesité.
Yo siempre te querré
y aunque no se realmente donde fallé
fue la falta de experiencia
o tal vez inmadurez
y es que yo te quise tanto que te dañé

Quiero recordarte tal y cual fuiste


ayer reunidos entre 20 y 26
Quiero yo gritarte
que jamás te olvidaré
y tal vez una mañana pueda volver

Yo siempre te querré
Y a pesar de todo nunca me arrepentiré
Hiciste bien a mucha gente
Que tenia oculto el sol
Y ahora nadie detendrá
Lo que se inició

Quiero recordarte tal y cual fuiste


ayer reunidos entre 20 y 26
Quiero yo gritarte
que jamás te olvidaré
y tal vez una mañana pueda volver

El animador invita luego a dialogar libremente sobre las


siguientes preguntas:

¿Qué experiencia describe el autor?


¿Que nos quiere expresar con la letra?
¿Te identificas con la letra del canto?

Comentan libremente mientras el animador orienta el diálogo


sobre la idea de la experiencia grupal como una aventura
maravillosa.

DESCRIPCION DE LA EXPERIENCIA

El animador invita a realizar un ejercicio. Reparte a cada uno


hojas en blanco y pide que la dividan con una línea horizontal.
En la parte superior coloque los momentos más significativos e
importante de la experiencia grupal. En la parte inferior, los más
difíciles que han vivido en la experiencia grupal.

Luego pide que cada uno lea lo escrito a los demás. Luego que
en tríos respondan a las siguientes preguntas:

¿Qué elementos encontramos en común?


¿Qué es lo que más identifica nuestra experiencia grupal?

El animador recoge los comentarios y presenta el siguiente


aporte:

En nuestra experiencia grupal hemos vivido momentos bastante


significativos, que reflejan la búsqueda de amistad, capacidad
de relacionarse, el Autoconocimiento, etc.

Al inicio del grupo cada uno ha expresado intereses y


necesidades muy personales que buscamos satisfacer, una
manera de pensar, de ser, de actuar, de celebrar, de vivir. Sin
embargo, como han pasado los meses hemos ido entrando en
una manera muy peculiar de ser en el grupo, un lenguaje
común, un sentir común, sin disminuir la individualidad de cada
cual. Esto a definido nuestra identidad de grupo.

ANÁLISIS DE LA EXPERIENCIA

El animador propone para este momento un ejercicio. Pide que


se reúnan en grupos de 4 y respondan las siguientes preguntas:

¿Cuáles son las causas que impiden vivir realmente como un


grupo juvenil cristiano?
¿Qué elementos favorecen el fortalecimiento de nuestra
identidad cristiana?

El animador recoge en un pápelografo lo trabajado en los


grupos y presenta el siguiente aporte:
Nuestra experiencia en el grupo no es eterna. Es un periodo
corto pero maravilloso, llena de muchos momentos
significativos como conflictivos. El grupo es una propuesta para
los jóvenes, para vivir nuestra dimensión comunitaria y
cristiana, por ello nuestro nombre, nuestro apostolado, está de
alguna forma sustentado en la experiencia de Cristo y la forma
como queremos hacerlo presente en nuestra vida cotidiana.

En la experiencia comunitaria también vivimos un proceso en el


cual construimos nuestra identidad grupal. Estamos llamados a
vivir la experiencia grupal a imagen de la experiencia de los
Apóstoles; este es nuestro paradigma. Ellos sentían como Jesús los
educaba, acompañaba, reprendía, al mismo tiempo que
descubrían paulatinamente la verdad y el compromiso.

Es importante siempre tomar en cuenta que como grupo juvenil


cristiano hay algo que nos caracteriza e identifica.

 Nuestra referencia explícita a Cristo en nuestra vida


comunitaria

 La capacidad del discernimiento para obrar según la


voluntad de Dios en nuestra vida cotidiana

 El sentido de pertenencia a la Iglesia y el compromiso como


miembros de ella para la evangelización de los otros
jóvenes.

Sin embargo podemos encontrar también elementos que


favorecen y otros que dificultan la experiencia de identidad
grupal:

 Lo que favorece desarrollar nuestra identidad como grupo:


 El acompañamiento adecuado del animador o
acompañante del grupo, que oriente nuestra acción desde
una perspectiva cristiana.
 Revisión permanente de nuestra vocación como cristianos.
 Desarrollar una permanente formación que respete las
dimensiones personal, grupal, social y cristiana.
 Tener objetivos claros en el grupo, saber hacia donde
caminamos

Lo que dificulta desarrollar nuestra identidad grupa/:

 La dejadez y falta de compromiso por parte de los


animadores para acompañar la experiencia comunitaria.
 Las actitudes autoritarias de parte de quien conduce el
grupo
 Improvisación en cuanto a la formación.
 La poca participación y corresponsabilidad de los miembros
en la conducción del grupo
 El proceso acelerado que puede quemar etapas o el
proceso lento que puede terminar en la indiferencia,
pasividad y poca participación.

DISCERNIMIENTO CRISTIANO

El animador propone para este momento reflexionar sobre el


texto que nos relata la experiencia de la primera comunidad
cristiana: Hechos de los Apóstoles 2,42-47

"Acudían asiduamente a la enseñanza de los


apóstoles, a la convivencia, a la fracción del pan
ya las oraciones. Toda la gente sentía un santo
temor, ya que los prodigios y señales milagrosas
se multiplicaban por medio de los apóstoles.
Todos los que habían creído vivían unidos;
compartían todo cuanto tenían, vendían sus
bienes y propiedades y repartían después el
dinero entre todos según las necesidades de cada
uno. Todos los días se reunían en el Templo con
entusiasmo, partían el pan en sus casas y
compartían sus comidas con alegría y con gran
sencillez de corazón. Alababan a Dios y se
ganaban la simpatía de todo el pueblo; y el Señor
agregaba cada día a la comunidad a los que
quería salvar."

Después de escuchar la lectura se pide que cada uno escoja un


símbolo que represente lo más significativo de su experiencia
grupal y lo presente en el momento de la oración como
compromiso personal y grupa!. Se termina con el canto "Juntos
como hermanos"
JUNTOS COMO HERMANOS

Juntos como hermanos


miembros de una Iglesia,
vamos caminando.
al encuentro del Señor.
Un largo caminar,
por el desierto bajo el sol,
no podemos avanzar
sin la ayuda del Señor.
Unidos al rezar,
unidos en una canción,
viviremos nuestra fe
con la ayuda del Señor