Está en la página 1de 11

AGENCIA D3-DIÁLOGO PARA EL MUSICAL

NOTAS DE PRODUCCIÓN

Productos EBV 2014 que necesita para el musical


• EBV Agencia D3 CD para Escolares (#005557445, $11.49)
o Recurso CD 3. Música: Ayudas y letra
• EBV Agencia D3 Manual para líder de escolares (#005557451, $4.99)
o Partitura para las canciones diarias se encuentran en las páginas siguientes: Agencia D3,
págs. 12-13; Jesús es Hijo de Dios, págs. 22-23; Más que un hombre bueno, págs. 38-39;
Perdonados, págs. 54-55; ¡Él vive!, págs. 79-71; Él es Rey, págs. 86-87
• EBV Agencia D3 DVD de coreografía (#005609452, $19.99)

LA HISTORIA

Los agentes de la Agencia D2 se reúnen para su revisión mensual de casos para decidir qué
investigaciones perseguir. Después de compartir algunos casos típicos, descubren una Crisis de Triple
Amenaza D3 que puede afectar su propia existencia. El equipo no está seguro si están listos para el
desafío, pero se mueven hacia adelante para contestar la gran pregunta: “¿Es Jesús quien la Biblia dice
que es?”

Personajes:
Agente J (Jaime): Líder del equipo, especialista en el desarrollo de los casos y trabajo del equipo en
general.

Agente E (Elena): Historiadora, especialista en investigación histórica y estadísticas

Agente S (Samuel): Especialista en operaciones secretas y recopilación de información

Agente L (Ulisa): Entrevistas, especialista en recopilación de inteligencia de varias personas

Agente Doble S (Sebastián): Respaldo técnico, especialista en investigación y uso de artefactos para las
investigaciones.

NOTA: Al final de la escena 6, los agentes revelan sus nombres de acuerdo a sus iniciales. Asegúrese de
asignar un nombre de acuerdo al actor que reclutó (niña o niño): Agente J: Jaime o Julia. Agente E: Elena
o Esteban. Agente S: Samuel o Susana; Agente U: Ulisa o Ulises. Agente Doble S: Sebastián o Sandra

VESTUARIO
• El coro debe vestir ropa oscura, con gafas para usar cuando no estén cantando.
• Los actores deben vestir casual, con sombreros y gafas para una apariencia de agentes secretos.
• Cada personaje también debe llevar una mochila para esconder sus artículos de investigación

1
DISEÑO DEL ESCENARIO

Cada escena toma lugar en el Salón de Estrategia D3, el cual es un lugar secreto para la Agencia. El salón
debe incluir áreas dónde sentarse (sofás o sillas) y varias entradas. Para efectos adicionales, pueden
añadir otros objetos que den un aspecto de misterio o intriga. (Ésta es una gran oportunidad para buscar
en lugares de almacenaje cosas que han guardado que pensaron que no usarían nunca más.) Algo que
pueden usar es un pizarrón grande (para borrar en seco (whiteboard)).

ESCENA 1: LA CRISIS DE TRIPLE AMENAZA D3

El Agente J ya está sentado en el sofá. Los otros cuatro agentes deben entrar de diferentes maneras
actuando como si se estuvieran asegurando que nadie los vio entrar. Una vez se han sentado, diríjalos a
quitarse los sombreros y las gafas a la misma vez. Ésta es la clave para iniciar el diálogo.

Agente J: Bienvenidos a Salón de estrategia, agentes. ¿Están seguros que nadie los siguió? Recuerden—
mantener nuestras identidades secretas nos permite investigar más completamente. (Los agentes
asienten con la cabeza.) Está bien, entonces, comencemos con el lema de la Agencia D3.

Todos: (Con voces militantes y los movimientos con las manos usadas en la canción Agencia D3)
¡DESCUBRE! ¡DECIDE! ¡DEFIENDE!

Agente J: Hace tiempo que no nos reunimos, así que vamos a repasar algunos de los posibles casos.
¿Quién quiere ir primero? (El Agente S levanta su mano.) Sí, Agente S.

Agente S: Gracias, Agente J. Ya que me especializo en misiones de reconocimiento y operaciones


secretas, escuché de un ministerio de niños donde las meriendas desaparecen con regularidad. Algunos
piensan que hay una plaga de ratones pero otro piensan que pueden ser adolescentes hambrientos. Yo
creo que debemos establecer vigilancia para ver qué encontramos.

Agente E: Yo tengo un caso que no es tan urgente como confuso.

Agente J: Sí, ¿Agente E?

Agente E: Bueno, ya que me especializo en investigación histórica y estadísticas, he escuchado de


muchos niños que no tienen idea por qué las iglesias tienen placas con nombres de personas pegadas
por todas partes. Me imagino que puedo llevar al Agente L conmigo para entrevistar a algunas personas
en la iglesia, y con un poco de investigación descubriremos el misterio de la abundancia de placas.

Agente L: Puedo hacer eso. Me gustaría ayudar con eso.

Agente Doble S: (Sacando un teléfono celular) Aunque no tengo un caso que presentar, he estado
trabajando en algunas aplicaciones que nos ayudarán a recopilar información y detectar patrones más
eficientemente. Me gustaría unirme al Agente S con el caso de las meriendas desaparecidas. (Los
agentes se ponen de pie y comienzan a formar equipos.)

2
Agente J: Esperen un minuto. Tengo un caso que puede requerir de todos nosotros. Creo que es una
crisis de triple amenaza D3. (Todos los agentes suspiran asustados)

El resto de los agentes: ¿UNA CRISIS DE TRIPLE AMENAZA D3?

Agente J: (Con un pedazo de papel en la mano) Este caso puede amenazar nuestra existencia. Por favor,
siéntense mientras leo lo que escuché hace poco--¡en la iglesia! Este niño le dijo a sus amigos: “He
estado viniendo a la iglesia toda mi vida y parece que escuchamos lo mismo una y otra vez. Quiero creer
en Dios, pero no estoy seguro acerca de Jesús. ¿Cómo sé que Jesús es quien la Biblia dice que Él es?”
(El diálogo se apresura para demostrar interés de parte de los agentes.)

Agente S: Sin creer en Jesús, lo que hacemos no tiene significado.

Agente L: ¡Ésta es una crisis de triple amenaza D3! ¿Cómo podemos descubrir, decidir, y defender la
esperanza que tenemos en Jesús? ¿Cosas que sucedieron hace 2,000 años atrás?

Agente Doble S: ¡No creo que tenga una aplicación para eso!

Agente E: Hay un problema más grande aquí. He estado investigando recientemente y los resultados no
son buenos. Aunque más y más personas se reúnen para cosas como eventos deportivos y conciertos,
menos y menos personas se reúnen en las iglesias. ¡Ésta situación enfatiza una epidemia más grande!

Agente J: Entonces, ¿quién está conmigo?

TODOS: (Mirándose unos a otros primero, gritan-) ¡Nosotros!

Agente J: Entonces, ¡a trabajar! (Los agentes se ponen sus sombreros y las gafas y salen discretamente)

CANCIÓN: AGENCIA D3

ESCENA 2: LA EVIDENCIA SE ACUMULA

Esta vez, todos los agentes entran misteriosamente, mirando alrededor sospechosamente, excepto por el
Agente S. Asegúrese que cada agente entra de una manera diferente que la escena anterior. El Agente S
debe estar escondido en alguno lugar detrás del sofá u otro objeto. Una vez todos los agentes (excepto el
Agente S) se hayan sentado y quitado sus sombreros y gafas, el diálogo puede comenzar.

Agente Doble S: ¿Dónde está el Agente S?

Agente S: (Salta enfáticamente) Estoy aquí. (Los agentes actúan sorprendidos.) Estoy practicando mis
destrezas de vigilancia.

Agente J: Buen trabajo, Agente S. Equipo, vamos a escuchar lo que tenemos. ¿Agente Doble S?

3
Agente Doble S: Como saben, me especializo en servicios técnicos. Debido a esto, he tomado un
enfoque diferente. He investigado todo lo que he podido acerca del conocimiento científico durante el
tiempo de Jesús, y la capacidad para ayudar a las personas con heridas y enfermedades.

Agente L: ¿Qué tiene que ver eso con Jesús?

Agente Doble S: Qué bueno que preguntas. Al repasar los relatos de las enfermedades, condiciones e
incapacidades que Jesús sanó, no hay explicación en cuanto a cómo todas estas sanidades ocurrieron
excepto que Jesús tuviera poderes sanadores sobrenaturales.

Agente L: Esto va de acuerdo con los informes de testigos acerca de Jesús y lo que las personas—aún las
personas hoy día—dicen acerca de Él. Los testimonios personales acerca de Jesús comenzaron cuando Él
estuvo en la tierra. Hay millones y millones de personas que han testificado y continúan testificando
acerca de Jesús.

Agente S: Deben escuchar lo que las personas dicen cuando piensan que nadie los está escuchando. Aun
cuando las personas están solas, hay muchos que con regularidad leen la Biblia, oran a Dios, y pasan
tiempo hablando unos con otros acerca de Él. Si Jesús no fuera importante, ¿por qué tantas personas
hablan con Él y acerca de Él en privado?

Agente E: Ése es un buen punto. Investigando un poco más, descubrí que hay cientos de profecías
escritas acerca de Jesús cientos de años antes de que Él naciera. Las personas que las escribieron eran
conocidas como profetas. Eran personas que hablaban con Dios y escuchaban a Dios, y entonces les
decían a las personas lo que Dios estaba diciendo.

Agente J: Todo esto es muy interesante. ¿Hay algo más?

Agente L: También hay el testimonio de Dios Mismo. Cuando Juan el Bautista bautizó a Jesús, Dios dijo:
“Éste es mi hijo”. Juan más tarde testificó que Jesús fue enviado para quitar el pecado del mundo.

Agente S: Sí, mi tía Matilde fue bautizada cuando ella tenía 9 años y todavía testifica acerca de Jesús a
las personas en la tienda, la gasolinera, su restaurante preferido, donde le arreglan el pelo, cuando
camina con su perro…

Agente E: ¡Sí! Y esto llevó a Jesús referirse a Sí mismo, y siendo conocido como…

TODOS: El Hijo de Dios

Agente J: Entonces--¿Qué DECIDIERON de acuerdo a la evidencia?

Agente Doble S: No hay manera de que nadie excepto el Hijo de Dios sanara tantas enfermedades.

Agente L: No hay manera de que tantas personas testifiquen acerca de Jesús a menos que Él sea el Hijo
de Dios.

Agente S: Y, no hay manera de que tantas personas pasen tanto tiempo en privado hablando con Jesús y
acerca de Jesús a menos que Él sea el Hijo de Dios.

4
Agente E: Y, no es posible que Jesús pudiera cumplir tantas profecías anunciadas cientos de años antes
de su nacimiento a menos que Él sea el Hijo de Dios.

Agente J: ¡Estamos de acuerdo!

CANCIÓN: JESÚS ES HIJO DE DIOS

ESCENA 3: UN PROBLEMA
Los agentes nunca salen de la Sala de estrategia. Esta escena es una continuación de la escena anterior.
Esta vez, haga que los agentes cambien de posición con regularidad, según se emocionan más y más
ante lo que están descubriendo.

Agente E: He encontrado un problema con la evidencia.

Agente J: ¿Un problema?

Agente E: Sí—hay personas que descubrieron lo mismo que nosotros y decidieron que Jesús es real,
pero que simplemente fue un hombre bueno.

Agente L: ¿Qué significa eso, un hombre bueno? Lo que unas personas consideran bueno no siempre va
con lo que yo pienso que es bueno.

Agente S: Lo sé, lo sé. Me paso diciéndole a mi mamá que es bueno para mí darle los frijoles a mi
hámster (ratón). Ella no está de acuerdo.

Agente J: No estoy seguro de lo que el Agente E quiere decir.

Agente Doble S: La tecnología nos ofrece un buen ejemplo de esto. Mucho de la tecnología es bueno
pero las personas la usan para asuntos egoístas, ilegales y dañinos. Ha sido usada para lastimar a
muchas personas tanto como para ayudarnos.

Agente L: Veo esto todo el tiempo cuando hablo con personas. Todo el mundo parece tan bueno, pero
hasta las personas en la iglesia hablan mal de otros. Hasta las personas buenas a veces pueden portarse
mal. ¡Pero, Jesús NUNCA pecó!

Agente E: ¡Es verdad! Él nunca pecó. Las personas se maravillaban ante la sabiduría de Sus enseñanzas.
Cuando las personas estaban enfermas, Él las sanó. Cuando tenían hambre, Él las alimentó. Hasta hubo
un grupo de personas que iban a condenar a una mujer, pero Jesús escogió perdonarla.

Agente J: Eso me parece mucho más que ser bueno.

Agente Doble S: Me parece que muchas personas tratan de ser buenas, pero no tienen la misma
definición de lo que significa ser bueno.

5
Agente L: Con Jesús, Él no estaba tratando de ser bueno. Él estaba demostrando quién Él era. Primero,
Él quiso mantener oculta Su verdadera identidad. Pero, durante Su ministerio, no era secreto que Él era
mucho más que un hombre bueno.

Agente E: Él ES Sanador. Él ES Proveedor. Él ES Salvador. (Escriba las palabras claves mientras las dice en
una pizarra, si tienen una.)

Agente S: Sí, Él no estaba tratando de hacer que las personas fueran su fanaticada, Él tampoco estaba
tratando de convertirse en rey.

Agente Doble S: ¡Él estaba demostrándonos el camino a Dios! Esto significa que Él no era BUENO. ¡Él era
Dios!

Agente E: Y si Jesús vive en mí, entonces tengo el poder para ser más que bueno, también.

Agente J: Definitivamente estamos en el camino correcto, y hemos descubierto mucho acerca de la


VIDA de Jesús. Buen trabajo, agentes. Nos reuniremos aquí mañana. (Los agentes se ponen los
sombreros y las gafas y salen disimuladamente.)

CANCIÓN: MÁS QUE UN HOMBRE BUENO

ESCENA 4: VIDA A TRAVÉS DE LA MUERTE


Los agentes entran el salón de estrategia en una manera nueva, creativa y sigilosa. El Agente S ya está
en el salón, simulando estar dormido. Una vez se quitan los sombreros y las gafas, el diálogo puede
comenzar.

Agente Doble S: Voy a despertar al Agente S. (Trata de despertar al Agente S varias veces)

Agente S: (Después de 3 o más intentos, salta del sofá) ¡Estoy vivo!

Agente J: Muy gracioso Agente S. Vamos a resumir…

Agente E: Basándonos en la evidencia hasta ahora, Jesús es mucho más que simplemente un hombre
bueno. La única conclusión es que Él es el Hijo de Dios.

Agente L: Hasta ahora la evidencia nos dice acerca de la vida de Jesús, pero hay personas que no creen
que Él murió como la Biblia lo dice. Al hablar con tantas personas como pude, hay un grupo que no
parece importarle. Ellos aceptan lo poco que saben acerca de Jesús y toman decisiones basados en muy
poca evidencia.

Agente J: ¿Qué nos dicen los hechos?

Agente Doble S: Como lo demostró el Agente S, es muy difícil fingir estar muerto.

6
Agente E: Debido a que fue parte del plan de Dios para Jesús, Su muerte es tan parte de la historia como
todo lo que Él hizo mientras estuvo aquí en la tierra. Las profecías anunciaron la muerte de Jesús mucho
antes de su nacimiento. Jesús mismo le dijo Sus discípulos que Él tenía que morir para cumplir la
promesa de Dios de salvarnos y proveer perdón por nuestros pecados.

(Para esta parte del diálogo, los Agentes pueden pegar láminas en un pizarrón según presentan la
evidencia. Por ejemplo: Una lámina de la cruz en el centro, una lámina de un hombre rico cuando se
refieran a Jesús de Arimatea, una lámina de un soldado romano, la tumba, los clavos, la corona de
espinas, y así por el estilo.)

Agente L: Entonces están los relatos de los testigos de cientos de personas que presenciaron la muerte
de Jesús en la cruz. Después que Jesús murió, un centurión dijo: “Verdaderamente este hombre era el
Hijo de Dios”.

Agente S: Hubo un hombre llamado José de Arimatea, quien proveyó un lugar para sepultar el cuerpo
de Jesús. José envolvió el cuerpo de Jesús en lienzos de lino y lo colocó en la tumba.

Agente Doble S: Después que Jesús fue colocado en la tumba, una gran roca fue colocada en la entrada
para que nadie pudiera entrar otra vez. La roca era tan grande que se necesitaban varias personas para
moverla. Debido a que se habían compartido tantas historias acerca de Jesús en aquel tiempo, los
romanos colocaron guardias a la entrada de la tumba para asegurarse que el cuerpo de Jesús
permaneciera sepultado.

Agente J: Bueno. Hemos compartido lo ha sido descubierto. ¿Qué han decidido?

Agente E: Dios nos dijo acerca de la muerte de Jesús y Jesús mismo habló acerca de Su propia muerte.

Agente L: Hubo personas que le vieron morir.

Agente S: Un hombre usó su propia tumba para sepultar a Jesús. Todos estos detalles fueron escritos y
documentados para que sepamos acerca de ellos hoy.

Agente Doble S: Hasta los romanos participaron asignando unos guardias para vigilar la tumba. ¿Cómo
pudo Dios hablar de esto, Jesús habló de esto, cientos de testigos lo vieron, un hombre ofreció un lugar
para poner el cuerpo, y los guardias protegieron la tumba si Jesús no hubiera muerto en realidad?
(Coloque una lámina de dos guardias al lado del pizarrón.)

Agente L: Descubrir todo esto me ha entristecido mucho, pensando en todo lo que Jesús hizo para
salvarnos de nuestros pecados.

Agente E: Y, ¿qué hemos hecho para merecer ser salvos?

Agente J: No es lo que hemos hecho para merecerlo. Es lo que Dios ofrece--¡Su perdón!

Agente S: ¡Esto nos demuestra cuánto Dios nos ama!

Agente J: Pero el caso todavía no está cerrado. Sabemos que Jesús murió. Pero, realmente ¿qué sucedió
después?

7
CANCIÓN: PERDONADOS

ESCENA 5: ¿VIVO DE VERDAD?


(Los agentes nunca salieron del Salón de estrategia. Esta escena es una continuación de la escena
anterior. Nuevamente, los agentes cambian de posiciones con regularidad, según se emocionan más y
más por lo que van descubriendo. Puede usar el pizarrón otra vez en esta escena si está usando uno.)

Agente J: Queda por responder una última pregunta acerca de Jesús--¿Está Jesús vivo de verdad?

Agente E: Sabemos que Él es el Hijo de Dios. Sabemos que murió en la cruz.

Agente S: Sabemos que es difícil fingir estar muerto. ¡Pero es IMPOSIBLE fingir estar vivo!

Agente L: Aquí es donde la historia se pone verdaderamente interesante. Los informes de los testigos
decían una cosa, pero las declaraciones oficiales de los líderes judíos y romanos decían otra.

Agente Doble S: Sí, si Jesús murió en realidad, entonces Sus seguidores tuvieron que haber hecho un
esfuerzo muy coordinado para: distraer a los soldados romanos, mover la roca, remover el cuerpo de
Jesús, poner la roca en su sitio frente a la tumba. Y, ¡TODO esto tenía que suceder mientras los
discípulos estaban escondidos temiendo por sus vidas!

Agente J: ¡Exactamente! Así que, ¿qué sabemos?

Agente E: Sabemos que las mujeres regresaron a la tumba el primer día de la semana, y que estaba
vacía.

Agente L: Sabemos que los ángeles aparecieron a las mujeres y les dijeron que Jesús había resucitado de
los muertos. ¡Ángeles!

Agente S: Sabemos que las mujeres corrieron, y les dijeron a los discípulos de Jesús todo lo que habían
descubierto. Entonces, cuando Pedro regresó a la tumba, encontró los lienzos de lino tal y como habían
sido envueltos alrededor del cuerpo de Jesús.

Agente J: Pero, ¿qué tal de los informes de que Jesús no había resucitado de los muertos? ¿Cómo
podemos estar seguros de que Jesús derrotó la muerte?

Agente S: Tengo dos palabras para ti-- ¡EL CUERPO! Si Jesús no regresó de los muertos, entonces todo lo
que los líderes judíos y romanos tenían que hacer era presentar el cuerpo y decir: “¡Ahí está!”

Agente E: Es verdad. El cuerpo que había sido colocado en la tumba y vigilado por los soldados ya no
estaba allí.

Agente Doble S: Y lo mejor de todo es—sabemos que Jesús se apareció a Sus discípulos: Él caminó con
ellos, habló con ellos. Hasta comió con grupos de personas después de resucitar de los muertos. Hay

8
cientos de personas que PRESENCIARON estas experiencias y les dijeron a otras personas y hasta
escribieron acerca de ellas.

Agente S: ¡Excelente punto! Y, aunque ellos pudieron haber muerto, las personas ya no tuvieron miedo
de hablar de todo lo que habían visto.

Agente E: ¡Su temor fue reemplazado por una fe inquebrantable! ¡Ellos habían estado con JESÚS!

Agente L: La evidencia claramente apunta al hecho de que Jesús está vivo. ¡Él derrotó la muerte!

Agente J: Estoy de acuerdo. La evidencia es abrumadora de que Jesús es quien la Biblia dice que Él es. Él
es el Hijo de Dios. Él murió en la cruz como pago por nuestros pecados. Él resucitó de los muertos para
que, al creer en Él, podamos ser salvos de nuestros pecados.

Agente S: Parece que hemos cerrado el caso. (Los agentes sonríen y se felicitan unos a otros, excepto por
el Agente J.)

Agente J: Entonces, ¿por qué más personas no creen en Jesús? ¿Por qué algunas personas que crecen
escuchando acerca de Jesús en la iglesia, dan la espalda? (Hablando despacio) Hay algo de este caso que
nos falta.

Agente Doble S: Bueno, tal vez las personas tienen miedo de algo. Tal vez las personas están buscando
en el lugar equivocado, como las personas en el tiempo de Jesús que no lo encontraron en la tumba.

Agente E: Estamos en el camino correcto. Pero una cosa es inconfundible--¡Jesús está VIVO!

CANCIÓN: ÉL VIVE

ESCENA 6: NO MÁS SECRETO


Esta escena es una continuación de la anterior. Los agentes están dispersos por el Salón de estrategia.

Agente J: Tengo algo que confesar. (Los agentes miran al Agente J.) No compartí toda la información
que tenía acerca de este caso.

Agente S: ¿A qué te refieres?

Agente J: La conversación que mencioné fue una que escuché. El niño diciendo todas esas cosas acerca
de no creer en Jesús era mi hermanito. Pensar que mi propio hermano está creciendo sin saber cuánto
Dios lo ama quebró mi corazón. No podía creer que él se sintiera de esa manera.

Agente E: Cuando lo piensas, pasamos mucho tiempo investigando casos dentro de muchas iglesias,
asumiendo que todos saben acerca de Jesús.

Agente S: Y, aunque mi especialidad es operaciones secretas, hemos mantenido lo que hacemos en


secreto. Nuestro lema es: “DESCUBRE. DECIDE. DEFIENDE.” Las personas conocen ACERCA de nuestra
agencia, pero nadie sabe lo que nuestro lema significa o quiénes somos personalmente.

9
Agente L: ¡Eso es!

Agente J: ¿Qué es qué?

Agente L: ¡NOSOTROS es lo que nos falta! Soy la Agente L porque todos me llaman Lisa. Pero, ¿sabían
que en realidad mi nombre es Ulisa? Entonces, yo debo ser la Agente U.

Agente Doble S: ¿Qué?

Agente L: Eso nos hace Agentes J-E-S-U-S (Apuntando a cada agente como corresponda.) ¡La respuesta
está en nosotros mismos!

Agente S: ¿Quieres decir que tenemos que dejar de ser tan secretos? ¡Tenemos de dejar saber a otras
personas lo que sabemos acerca de J-E-S-U-S, Jesús!

Agente J: Saben, en realidad nunca me he sentado con mi hermanito para hablar acerca de Jesús.
Siempre asumí que mis padres o los maestros en la iglesia lo harían. Tal vez si él supiera que puede venir
a mí, entonces pudiéramos hablar acerca de algunas de las preguntas y dudas que él tiene.

Agente E: ¡Está decidido! Tenemos que dejar de ser una agencia secreta y comenzar a compartir
abiertamente con todas las personas que podamos. Esta gran evidencia acerca de Jesús no será
descubierta a menos que la compartamos. Y, podemos reclutar MÁS agentes, porque defender la
verdad acerca de Jesús no es solamente para los “expertos”. Requiere de todos nosotros. ¡Las historias
de Jesús en nuestras vidas HOY tienen que ser compartidas! ¡No tenemos que temer!

Agente J: (Da un paso al frente hacia la audiencia) Mi nombre ya no es Agente J. ¡Mi nombre es Jaime y
sé que Dios me ama tanto que envió a Jesús para salvarme!

Agente E: (Da un paso al frente hacia la audiencia) Mi nombre ya no es Agente E. ¡Mi nombre es Elena y
sé que Jesús pagó el precio por mi pecado y que, si creo en Él, puedo ser incluida en la familia de Dios,
ahora y para siempre!

Agente S: (Da un paso al frente hacia la audiencia) Mi nombre ya no es Agente S. ¡Mi nombre es Samuel
y sé que el amor y la aceptación que Jesús ofrece es para todos, no solamente para mí!

Agente L: (Da un paso al frente hacia la audiencia) Mi nombre ya no es Agente L, o Agente U. Mi


nombre es Ulisa y sé que se requiere que tú y yo compartamos el amor de Dios con un mundo que lo
necesita.

Agente Doble S: (Da un paso al frente hacia la audiencia) Mi nombre ya no es Agente Doble S. Mi
nombre es Sebastián y, al igual que el apóstol Pedro, sé que Jesús es quien la Biblia dice que es.

Jaime: Es tiempo de que vivamos lo que nuestro lema significa.

Todos los agentes: ¡DESCUBRE! ¡DECIDE! ¡DEFIENDE!

Agente J/Jaime: DESCUBRE lo que las Escrituras dicen acerca de Jesús.

10
Agente E/Elena: DECIDE confiar en Jesús basándote en la evidencia que se encuentra en la Palabra de
Dios.

Agente S/Samuel: DEFIENDE la esperanza que tienes en Jesús estando siempre listos para responder a
todo el que pregunte.

Lisa: (Mirando directo a la audiencia) Recuerda— ¡también se trata de ti! Digamos el lema juntos.

Todos: ¡DESCUBRE! ¡DECIDE! ¡DEFIENDE! (Lo repiten varias veces)

CANCIÓN: ÉL ES REY (Todo el coro se une a los personajes en el escenario para la última canción.)

11