Está en la página 1de 2

PREDICADO

Es el conjunto de palabras que se agrupan en torno a uno de los dos núcleos de la


oración, el verbo. Es un elemento necesario de la sentencia gramatical, es decir,
es indispensable para que la oración tenga sentido. Siempre está formado por un
verbo en forma personal y cumple la función de núcleo del predicado (o cópula, en
las oraciones atributivas); el resto de los elementos que acompañan al verbo
dependerán del tipo de oración que estemos analizando. Podemos distinguir dos
tipos básicos de predicados en las oraciones simples:

 Atributo: Formados por un verbo copulativo (o semicopulativo) y un


predicado nominal. El sujeto se relaciona semánticamente de forma directa
con el atributo, que es lo que se dice de él; el verbo apenas tiene
significado: sólo sirve de enlace (o cópula) entre el sujeto y el atributo. A
veces, este tipo de predicados pueden llevar otros complementos.
 Predicado verbal: Formados por un verbo no copulativo (que cumple la
función de núcleo del predicado) y sus posibles complementos.

Ejemplo
El niño corrió alrededor de la plaza
Los alumnos aprendieron la lección
Jorge es abogado
Faltaste a clase otra vez
Iremos de vacaciones por toda Europa
La abuela dejó prendida la televisión toda la noche
Saluda a tus parientes
Daniel y Franco olvidaron una valija en el aeropuerto
Salió por la avenida principal
El delincuente fue apresado horas después

SUJETO
Es una clase de argumentos verbales o sintagmas requeridos por los verbos
finitos no impersonales en las lenguas nominativo-acusativas y, por tanto, es uno
de los elementos destacados de la mayoría de oraciones en esas lenguas. En las
lenguas ergativas frecuentemente se sigue usando el término sujeto para el único
participante de una intransitiva, aunque su funcionamiento sintáctico (elisiones,
cambio de diátesis) en cierto modo es opuesto a como funcionan los sujetos en
lenguas nominativo-acusativas.

En las predicaciones intransitivas, el sujeto es el único participante de la


predicación verbal, por lo que en este tipo de predicaciones y desde el punto de
vista semántico o lógico el sujeto designa el objeto, animal, persona o cosa
abstracta de la cual la oración es una predicación.

Semánticamente, el sujeto puede tener muchos papeles temáticos diferentes:


agente, paciente, experimentador, causa, etc. Morfológicamente puede tomar
diversos casos nominativo, absolutivo, ergativo, etc. Sintácticamente, según el
análisis generativista más reciente, se considera que ocupa la posición sintáctica
de especificador del sintagma oracional o sintagma de tiempo.

En las lenguas con concordancia desinencial entre verbo y participante sujeto,


como es el caso del español, se reconoce el sujeto como el núcleo del sintagma
nominal que suele concordar en número, y casi siempre en persona, (en algunas
lenguas también en género), con el núcleo del sintagma verbal o nominal
predicativo.

Dado el comportamiento extraño del "sujeto" en las lenguas ergativas, desde el


punto de vista de los hablantes de lenguas nominativo-acusativas, una
terminología más adecuada habría sido hablar de argumento interno y argumento
externo para describir sintácticamente el comportamiento de las oraciones
transitivas. En ambos tipos de lenguas las oraciones intransitivas tienen solamente
argumento externo o "sujeto".

EJEMPLO:

1. El ser humano es al menos millón y medio más antiguo de lo que se creía.

2. El castillo está protegido por guardias.

3. El planeta es más viejo de lo que creíamos.

4. Araceli suele mentir demasiado.

5. Efraín tenía mucho sueño.

6. El gato maúlla bajo la luna.

7. El helicóptero se estrelló.

8. El ladrón se robó la televisión.

9. El perro está comiendo croquetas.

10. El radio suena muy alto.