Está en la página 1de 5

LUNA DE COSECHA

Esta luna de septiembre tiene la particularidad de ser “Luna de la Cosecha”. Ocurre en


la luna llena más próxima al equinoccio otoñal. La apariencia es de una luna más grande
de lo habitual, con una tonalidad dorada ó amarillenta. Es un efecto óptico resultado de
su posición cercana al horizonte.

Antiguamente esta Luna de Cosecha era aprovechada por los agricultores para, gracias a
su luz, extender un poco más la jornada de trabajo, ya que esta es la época de la última
cosecha. También se la conoce como “Luna de Vino” ó “Luna cantarina”.

Una luna llena normal sale casi después de que se pone el sol pero al día siguiente lo
hará 50 minutos más tarde de la puesta de sol. En cambio, con la luna de la cosecha, la
salida de ésta se producirá cada vez más solo al ponerse el sol durante varios días
seguidos siendo la única luna que permanece visible durante toda la noche.

La luna de la cosecha se eleva por encima de los campos pelados, tan rellena y redonda
como una calabaza. Los rastrojos del trigo brillan a través de la luz de la luna mientras
que las plantaciones de maíz se agitan adoptando una postura de adoración. Los árboles
siguen conservando sus hojas, pero el aire empieza a hacerse cada vez más helado y
éstas parecen brillar iluminadas por el oro del otoño. Muy pronto se recogerán las
cosechas y los árboles empezarán a perder sus hojas. Por la noche, el cielo está muy
claro y lleno de estrellas pero, por la mañana, las nubes quizás oculten la tierra. Esta
noche se respira paz, pero el cambio está en el aire. El momento
del triunfo es el principio de la pérdida.

Tradicionalmente, también, se ha representado la Luna de


Cosecha con colores rojizos y anaranjados, estos colores se deben
por un lado a su posición cercana al horizonte, debida a la cual la
luz proveniente del astro atraviesa una cantidad mucho mayor de
atmósfera, que dispersa el componente azul (dispersión de
RayLeigh) y por otro al polvo y la tierra acumulados en el aire y la
atmósfera que afectan al color del satélite debido a que este se
encuentra más bajo y más cerca del horizonte.

Objetivo: Compartir, Abundancia. Es la luna llena que está más cercana a Mabon. Esta
luna permite a los granjeros más horas de luz lunar para cosechar. La puede utilizar para
llamar por favores o para tener más protección.

Durante la Luna de la cosecha agradecemos a la Madre Tierra los bienes que nos otorga.
Es época de compartir los regalos que nos ha dado la Naturaleza en esta última cosecha
y de ser previsores y guardar para la época invernal. Es tradicional decorar la casa y el
altar con colores otoñales (anaranjados, rojizos, amarillos, marrones…) y hojas secas,
calabazas, bellotas, uvas… u otros frutos y elementos naturales típicos de esta época del
año.
Como todos los Esbats esta es una noche propicia para la meditación y los rituales.

La magia en la luna de la cosecha es una magia llena de luz, creatividad y posibilidades.


Es una luna de frenética actividad más que de celebración, una fase de crear cambios,
cambios de hábitos, formas de pensar… Esa luz nos muestra distintas posibilidades de
mirar un asunto. Cuando acabemos el duro trabajo de recogida de granos, nos
encontraremos con abundancia y prosperidad así que será un tiempo muy adecuado
para ser conscientes de la abundancia que con trabajo podemos generar y seguir
trabajando para que durante el invierno preparemos la cosecha del año siguiente.

Conocida también como Luna del vino, la Luna cantarina o la Luna de la llamada del
alce. Otros nombres con los que se conoce a la Luna de Cosecha son: «Luna de Vino»,
«Luna del Ciervo» o «Singing Moon» (que viene a significar «Luna Cantora», ya que en
esta época es tradicional lanzar nuestros cantos al viento en agradecimiento por los
dones que la Naturaleza nos ha otorgado).

En esta época del año el Caldero toma una importancia determinante. Es el caldero de la
transformación, el vientre de la Diosa que genera nueva vida, cambios y transmutación.
Allí reposa el Rey Rojo, herido, para restaurarse él y restaurar la tierra. Mientras los
árboles y la vegetación van cambiando del verde al rojo sangre y al dorado, nosotros
volvemos nuestra mirada hacia dentro donde comenzará la vigilia por los ancestros que
vuelven a transitar los caminos sagrados del Arte. Tiempo de volver a encender el candil
de noche y honrar a los espíritus luminosos que habitan nuestras casas y nuestros
campos.

MITOLOGIA

En la mitología y en las antiguas creencias nórdicas esta era la luna más poderosa del
año y durante esta noche se bendecían las cosechas para que fueran abundantes.
Cercano a Mabon, es la época en la que el Dios se está muriendo, y regresará al vientre
de la Diosa, para renacer en Yule. Éste es el viaje de renovación y renacimiento.

En diversas culturas celebran reuniones, festivales y rituales que se encuentran


intrínsecamente relacionados con estas lunas.

La Luna de Cosecha («Harvest Moon») cuyo nombre


procede de los países nórdicos. En la mitología y antiguas
creencias nórdicas esta era la Luna más poderosa del año
y durante esta noche el dios Locki bendecía las cosechas
para que fueran abundantes

Como todos los esbats, es una noche propicia para la


meditación y los rituales.

Todo lo que has trabajado en el año ya ha dado frutos. Es


el momento de recoger la cosecha que la Diosa te
entrega y hacer el recuento de las bendiciones en tu vida.
Agradece y comparte las bendiciones de la Madre Tierra
con otros. Es época de compartir los regalos que nos ha dado la naturaleza en esta
última cosecha y de ser previsores y guardar para la época del frío.

Deidades para esta celebración:

-Demeter/Ceres
-Diana/Artemisa
-Cerridwen
-Freya
-Loki
-Tlaloc
-Iyatiku
-Ataentsic
-Quetzalcoatl
-Shen Nong

CORRESPONDENCIAS

Colores: Blanco, plateado, rojos, anaranjados, amarillos

Inciensos: canela, loto, sándalo, ámbar, pachuli, almizcle

Cristales: citrino, crisolita dirección

Plantas: roble, haya, arce, ciruelo, cerezo, espino, violetas, pensamientos, crisantemos,
avellanos

Animales: serpiente, chacal, ibis, gorrión, lobo

Palabras clave: compartir, abundancia, agradecimiento

Frutos: Calabazas, Naranjas, Granadas, Higos, Uvas, Avellanas, Bellotas, Castañas,


Trigo, Semillas en general

Elemento: Agua

Divinidades: Deméter/Ceres, Diana/Artemisa, Cerridwen, Horta, Freya, Loki, Tlaloc,


Iyatiku, Atira, Ataentsic, Centeocíhuatl, Shen NongAnimales:

Árboles: avellanos, alerce, la bahía.

Animales: serpientes, chacal.

Aves: ibis, el gorrión.


Flujo de potencia: el descanso después del trabajo, el equilibrio de la Luz y la
Oscuridad, Organizar. Limpie y enderece el desorden físico, mental, emocional y
espiritual.

El maíz, las calabazas, las habas y el arroz salvaje, los alimentos principales de los indios
están listos para cosechar en este mes.

HECHIZO DE PURIFICACION Y PROTECCION AL HOGAR

Realizaremos primero nuestro círculo de protección y llamaremos a nuestros guías de


luz, maestros, ángeles, ancestros, etc.… Podemos hacer esto en pócima o quemando
encima de un carboncillo, como nos sea mejor. Primero vamos a purificar y después
protegeremos el espacio.

Para purificar, usaremos: Artemisa, Romero, Tomillo.


Despertamos los espíritus de las plantas y ponemos sobre un carboncillo encendido
mientras decimos en forma de canto, las veces necesarias multiplicadas por tres.

«Sabias y mágicas hierbas, que con vuestro cuidado, y vuestra sabiduría, mi


hogar este purificado.
»

Una vez hecho esto, iremos recorriendo nuestra casa de arriba abajo utilizando nuestra
pluma para hacer llegar el humo por todas partes, de los más alejado a la puerta
principal, pasando por paredes, techos, armarios abiertos, cajones, podemos aprovechar
para donar lo que ya no utilizaremos y reconvertir las camisetas que no se pueden
aprovechar en bolsitas olorosas, en trapos para limpiar, en cuerdas etc.… Iremos
dejando abierto en cada habitación la ventana para que vaya saliendo todo lo que es
negativo o viejo y ya no debe estar.
Para protección usaremos: Salvia, Canela y Hierbabuena.
Despertamos los espíritus de las plantas y ponemos sobre un carboncillo encendido
mientras decimos en forma de canto.

«Hierbabuena, Salvia y canela, con vuestra mágica acción, hago de mi hogar


un espacio de protección.»

En esta ocasión recorreremos nuestra casa de la entrada hacia la parte más alejada y de
abajo a arriba, en este caso serán las veces necesarias multiplicadas por nueve.

Despedimos a nuestros guías y maestros pidiendo se queden junto a nosotros por si los
requerimos después, ponemos una velita en el altar para honrar a nuestra Madre y al
Padre.
AMULETOS PARA PROTECCION DEL HOGAR

Cogeremos una cebolla, y la separaremos por sus hojas, las pondremos a secar al sol,
una vez secas las ponemos en el hogar para protegerlo.

Una ramita de Eneldo encima de la puerta de entrada, evitará que entre en nuestra casa,
personas con malas intenciones y sentimientos como la envidia.

Colgar un coco entero dentro de su hogar le genera protección.

Colgar Muérdago en la puerta de casa, ventanas nos ayuda a que no entren «seres
nocivos» desde el astral en nuestro hogar.

Limones, cebollas y ajos enteros y/o cortados absorben la toxicidad de las emociones
más densas, enfermedad, negatividad, etc.

Intereses relacionados