Está en la página 1de 5

CIBERCULTURA

Leidy Dayana Zemanate Calderón


Código: 1.002.861.530

Cibercultura (403037_19)

Universidad Nacional Abierta y a Distancia


Programa: psicología
El Bordo Cauca, 17 de junio del 2019
Realice dos participaciones argumentada en el Foro 1 Unidad 1:
fase 1 - Identificación de Conceptos.

Para la primera participación: analice la siguiente afirmación:

En el Enjambre, en la página 8. El autor afirma:

“Roland Barthes define la esfera privada como “esa zona del espacio, del tiempo, en la que no

soy una imagen, un objeto”. Visto así, habríamos de decir que no tenemos hoy ninguna esfera

privada, pues no hay ninguna esfera donde yo no sea ninguna imagen, donde no haya ninguna

cámara.

1. Explique en sus palabras a qué se refiere el autor cuando indica que la vida privada

es “esa zona del espacio, del tiempo, en la que no soy una imagen, un objeto”.

El autor desde mi punto de vista quiere decir que las personas en las redes sociales o en cualquier

medio de comunicación virtual, no tiene respeto por sí mismo y menos por las personas que lo

rodean ya que mantener la privacidad se ha vuelto complicado en redes sociales por el simple

hecho de que subimos o que “publicamos” (para el público-para todos) nuestra vida diaria,

quedando así expuestos a la falta de privacidad de las tecnología en esta época de era digital.

2. ¿en qué momento los individuos en las redes sociales se convierten en imágenes en

objetos?

En el mismo momento en el que deciden publicar su vida, exponiéndose y mostrando todo

lo que realizan en su día a día, con tan solo abrir Facebook o WhatsApp, por ejemplo, una

persona puede darse cuenta si alguien terminó con su pareja, si inició una nueva relación,

si está feliz, si está triste, si lo despidieron del trabajo, si consiguió un trabajo nuevo, si

viajó, si hizo deporte, si está “en forma”, o incluso se puede saber qué come y hasta en qué
restaurante. Si esa persona decide publicarlo, por supuesto, por eso es tan importante dar

un uso adecuado y prudente a nuestras redes sociales,

3. Indique al final de su participación a modo de conclusiones 3 recomendaciones para

proteger su vida privada en las redes sociales o internet.

Las Redes Sociales se han instalado en nuestras vidas con determinación, aportándonos

relaciones sociales que ayudan incluso a cubrir necesidades básicas del ser humano. Sin

embargo, la dinámica con la que actúan y las formas de uso de quienes participamos de

ellas generan efectos no deseables relacionados con la privacidad.

 Proteger personalmente los datos.

Este es un aspecto clave. Los datos (imágenes, informaciones…) aunque en muy diferentes

formas, suelen tener origen en uno mismo. Ése es el primer filtro. Parece evidente, pero decimos

demasiadas cosas de nosotros mismos sin reflexionar sobre su oportunidad en diferentes momentos

o contextos. Por eso es necesario crear consciencia y evitar publicar imágenes o información

detallada de nuestra vida y saber a qué personas agregamos a nuestra lista de contactos.

 Conocer y configurar de manera detallada las opciones de privacidad.

Se trata de un consejo clave, pero, en general, mal asumido. Enseñar a configurar las opciones

de privacidad es importante, pero considero que lo fundamental es ayudar a conocer cómo

funcionan y los efectos posibles de una mala configuración, así como las limitaciones de estas

opciones.

 Mantener una actitud proactiva en la defensa de los datos propios.

En las redes sociales son demasiado abundantes los datos que unas personas aportan sobre las

demás y es, por desgracia y en especial en la adolescencia, muy común que lo hagan de manera
inconsciente, negligente, compulsiva o incluso temeraria. Frente a esto se ha de mantener una

actitud proactiva en defensa de la privacidad y ello supone tres acciones:

1.informar a los demás sobre nuestro criterio al respecto.

2. supervisar lo que se publica de nosotros.

3. ejercer, si es preciso, nuestro derecho a eliminarlos.

El etiquetado en las fotografías es un ejemplo muy ilustrativo.

4. Pregunta (Segundo punto a analizar).

Para la segunda participación a realizar en el Foro 1 Unidad 1: fase 1 - Analice la siguiente

afirmación de la autora: Albornoz, en el texto Cibercultura y las nuevas nociones de privacidad.

Pág. 49. Afirma:

“El juego de información” y la construcción de la imagen que queremos presentar a los demás

empieza por el ofrecimiento de grandes cantidades de datos sobre el sujeto: su foto en el registro,

los álbumes que se cuelgan en línea para compartirlos con otros, los comentarios que los

interesados envían y permanecen en el perfil del usuario y que pueden, por ende, ser leídos por

cualquier visitante. Sin ninguna percepción por parte del sujeto, los límites de su privacidad

empiezan a desdibujarse. Cualquier usuario en la vida real jamás entregaría a extraños en la calle

fotos de su familia o fotos personales, por ejemplo. Pero en línea, lo hace constantemente sin

mantener relación con sus conductas fuera de Internet. Ningún usuario se pregunta por las reglas

de participación en las redes sociales, simplemente participa. Las nuevas formas de representación

que estamos presenciando en Internet, están contándonos cómo los cibernautas están modificando

nociones que fuera de ese espacio parecen no cambiar. Este punto de quiebre entre el mundo real

y el virtual se hace evidente cuando analizamos las nociones de privacidad que circulan en el
ciberespacio y su contraposición fuera de la internet. Indique en sus palabras a que se refiere

Albornoz con la afirmación:” Este punto de quiebre entre el mundo real y el virtual... " Argumente

su respuesta presentado un análisis crítico reflexivo.

Albornoz hace referencia a analizar las paradojas de las nuevas nociones de privacidad que la

cibercultura parece estar configurando, desde una aproximación sociológica del ciberespacio. En

donde fuera de las redes fuera somos cada vez más celosos y cuidamos al máximo nuestra

privacidad y reclamamos nuestros derechos ante las nuevas políticas globales de prevención del

terrorismo, mientras que en los mundos virtuales vamos perdiendo la capacidad de distinguir entre

lo público y lo privado que tanto valoramos fuera de ellos.