Está en la página 1de 1

La norma ISO 9000 define auditado como “organización que es auditada” y define Cliente de la

auditoría como la “Organización o persona que solicita una auditoría”. El informe elaborado en
el proceso de auditoría se entrega al cliente de la auditoría (y no necesariamente al auditado).

En función de quién es el cliente de la auditoría y quién es el auditor podemos diferenciar tres


tipos básicos de auditorías, denominadas como de primera, de segunda y/o de tercera parte, en
función de la relación que se mantiene por parte del auditado.

En las auditorías de primera parte el cliente de la auditoría y el auditor pertenecen a la misma


organización. Se realizan por, o en nombre de, la propia organización para fines internos y
puede constituir la base de la autodeclaración de la conformidad de una organización. Son
auditorías internas.

En las auditorías de segunda parte el cliente de la auditoría no es la organización auditada,


aunque el auditado se somete a la misma. Se llevan a cabo por partes que tienen un interés en
la organización, tal como los clientes, o por otras personas en su nombre. Son auditorías
externas.

En las auditorías de tercera parte, el cliente de la auditoría es la organización auditada, pero el


auditor no pertenece a la misma sino que es una organización independiente externa. Tales
organizaciones proporcionan la certificación o el registro de conformidad. Son auditorías
externas.