Está en la página 1de 17

HISTORIA DE LA

ARQUITECTURA IV
UNIDAD 3: CONCEPTOS Y ELEMENTOS
PREHISPÁNICOS
CLASE 3 POR:
A R Q . A A R O N RU I Z W V I L L A D O
MTRO EN ADMINISTRACION
D E L A C O N S T RU C C I O N .
UNIDAD 3:
Conceptos Y Elementos Prehispánicos
3.1 Conceptos y elementos prehispánicos que perduran en el virreinato.
Enfocada principalmente en edificios religiosos católicos, debido a la necesidad de evangelizar la llamada Nueva
España. Destruyeron numerosos templos prehispánicos con lo que pretendían erradicar las costumbres religiosas
politeístas que se basaban en Dioses simbolizados en elementos naturales.
En varios sitios con arquitectura colonial encontraremos, ruinas de lugares de rito prehispánico. Las nuevas
ciudades fundadas eran edificadas sin tomar mucho en cuenta ni respetar las características del lugar.
El trazo era reticular, con numerosas plazas y monumentos, la iglesia se colocaba al centro de la ciudad, dándole
jerarquía con respecto a las demás edificaciones.
La escasez de mano de obra calificada y a la ausencia de materiales adecuados, no fue posible seguir fielmente los
cánones de los estilos establecidos mencionados anteriormente, lo cual obligó a combinar nuevos procesos
constructivos con nuevos materiales.
La de la cultura indígena y europea dio como resultado la extraordinaria riqueza del siglo XVI , los indígenas
aportaroa técnicas de dominio de los recursos naturales como aglutinantes y colorantes.
La fusión de estas culturas dieron como resultado conjuntos arquitectónicos que se componían de :
Atrio rodeado por muros, cruz atrial, capilla abierta, capillas posas sacristía, convento y huerta.
3.2 El sentido del espacio abierto como antecedente del atrio.

Se denomina capilla abierta, o capilla de indios, a una capilla construida con un lado abierto, casi
siempre sin techo, una solución arquitectónica realizada por los frailes mendicantes en el siglo XVI como
forma de atender a la gran cantidad de indígenas a evangelizar después de la Conquista. Tenían la
función de un presbiterio externo al de la nave principal de la iglesia, ocupando el atrio como nave al aire
libre.
El atrio, en este sentido, es una especie de patio con pórticos en sus alrededores. En los antiguos templos
romanos, todas las personas podían acceder al atrio, mientras que solo los fieles tenían la entrada
permitida al interior de la construcción.
La integración significó el desarrollo de una nueva tipología tanto en arquitectura como en urbanismo, estas
propuestas la originaron las órdenes religiosas franciscana, agustina y dominicana.
El hecho que los indígenas estuvieran acostumbrados a venerar sus divinidades desde la exterioridad de los
edificios templarios siéndole vedado entrar en ellos, creaba una grave dificultad de poder reunirlos en la
interioridad de capillas e iglesias. A la desconfianza indígena se sumaba además la peligrosidad de recibir en un
espacio cerrado a una población muchas veces hostil.
La solución preservando los espacios tradicionales de los edificios religiosos cristianos, el atrio frontal se
transformó en un espacio de reunión de medidas mucho mayores al que se le asignó la función de ser una gran
nave abierta, limitado en sus bordes por muros de cierta altura , almenados especialmente en los comienzos y con
un portal de arcos. Fue este una iglesia americana puesto que “sirvió a una función muy especial la plaza-iglesia”
CRUCES ATRIALES:
Construcciones conventuales mexicanas de cruces creadas por los frailes
mendicantes en los atrios de las iglesias
están colocadas sobre una peano o zócalo; poseen únicamente el rostro de
Cristo, una cartela con la leyenda INRI en su parte posterior, el
señalamiento de los 3 clavos en manos y pies de Cristo y la talla de los
símbolos de la Pasión, como los clavos, un gallo cantando sobre la
columna de la pasión, el cilicio de azote, la corona de espinas, entre otros.
Decoración de tipo fitomorfo, con enormes flores de lis y otros detalles en
los que es perceptible la mano del escultor indígena.
Plateresco
Se vio enriquecida por los artesanos indígenas, al incluir símbolos prehispánicos con una decoración a base
de guías vegetales, guirnaldas y grotescos en los marcos de las ventanas y puertas, al igual que las columnas
y pilastras, medallones con bustos humanos y columnas balaustradas, algunas ventanas del coro utilizaron
rosetones góticos.
Barroco
Comprendió del siglo XVII y XVIII el baroco sobrio se caracterizo por decoración vegetal en las juntas
de puertas y arcos. Columnas divididas en 3 secciones decoradas con estrías verticales
Con grecas y zig-zag cornisas con modulaciones y remetimientos
Barroco estípite o churrigueresco
Su recargada ornamentación extrema de guirnaldas, jarrones, flores y angelitos recubrían fachadas enteras
Ultrabarroco
Es la deformación de los elementos arquitectonicoa clásico, baroco y churrigueresco alcanzo su perfección
técnica en el modelado de estuco y el tallado en madera.
Renacentista
Al iniciarse la colonización, la arquitectura que se desarrolló principalmente fue de signo
religioso: por orden real, el primer edificio que se debía construir en cualquier nueva ciudad
debía ser una iglesia. Durante la primera mitad del siglo XVI fueron las órdenes religiosas
las encargadas de la edificación de numerosas iglesias en México, preferentemente un tipo de
iglesias fortificadas, en un conjunto almenado con iglesia, convento, un atrio y una capilla
abierta
A mediados de siglo se empezaron a construir las primeras grandes catedrales, como las de
México, Puebla y Guadalajara. Se sigue por lo general la planta rectangular con testero
plano.
En cuanto a arquitectura civil, las nuevas ciudades construidas por los colonizadores
españoles siguieron planimetrías inspiradas en el clásico modelo reticulado, trazadas según las
ordenanzas reales, que estipulaban la forma y extensión de la plaza mayor, el ancho y
orientación de las vías públicas y la distribución de las manzanas de casas, dispuestas en
forma de damero.
Barroco
La arquitectura barroca colonial se caracteriza por una profusa
decoración (, que resultará exacerbada en el llamado “ultrabarroco”.
En Ciudad de México, la arquitectura civil alcanzó cotas de gran lujo y
ostentación, con la construcción de grandes palacios de los ricos magnates
del negocio minero
Surge el elemento estípite, ya sea aislado o adherido
al paño del retablo
[pilastra-estípite].
El estilo evoluciona, para convertirse en
plenamente ornamental. es un “horror al vacío”
Elementos como pirámides y prismas truncados,
paralelepípedos, medallones, guirnaldas y ramos,
son motivos frecuentes.
Adornos esculpidos a base de vegetales, sobre
fondos geométricos, son temas de diseño recurrentes.
Aparecen las columnas salomónicas, así
como los trabajos de “yesería” en el interior
de los templos.
Se caracteriza por cubrir cada espacio y
área de los edificios con relieves de
argamasa, yeso, color, oro, o lo que sea
posible, en un intento de derroche de lujo,
imaginación y fantasía.
UNIDAD 4:
MARCO GEOGRÁFICO
CULTURAL
4.1 Marco geográfico cultural.
Los conceptos de regiones y de división
territorial eran entonces imprecisos y
dependían más de cómo se ocupaban las
regiones que de una delimitación clara y
premeditada: las conquistas y los
avances militares y los religiosos, para
evangelizar las zonas más pobladas y
las capitulaciones de la Corona le
deban un principio de orden.
4.5 El criollismo y su repercusión cultural

Los criollos anhelaban el poder que se les había negado por el sólo hecho de haber nacido en América.
El criollismo fue un movimiento social y cultural nacido de un sentimiento de pertenencia por los hijos de peninsulares nacidos en
territorio americano y que surgió en el siglo XVII, gracias a la consolidación de las ideas ilustradas.
ORIGEN
La palabra criollo fue utilizada para nombrar a los hijos de españoles y españolas nacidos en América. Originalmente fue un concepto
utilizado por los portugueses para describir a los hijos de los esclavos negros empleados por los afincados y que habían nacido en
territorio americano, posteriormente el concepto fue utilizado para nombrar a los hijos de portugueses nacidos en las colonias. Así
también, las colonias francesas también aplicaron este término así como también a los hijos nacidos de la unión entre mulatos franceses y
esclavas negras.
MOTIVACIONES
En Nueva España, el criollismo se expandió al interior de las órdenes religiosas ya que la
mayor parte de ellas estaba constituidas por criollos, siendo destacada la labor desarrollada
por los jesuitas, quienes fueron los máximos propulsores de las ideas ilustradas que se vieron
reflejadas en el arte y letras novohispanas, y que se transformaron en un antecedente de la
lucha por la independencia de México.
Las principales motivaciones del criollismo se basaban en la promoción social y política de los
criollos. Desde un principio, los hijos de los conquistadores se vieron desfavorecidos con la
emisión de la cédula real de 1542, mediante la cual el rey Felipe II promulgó las Leyes
Nuevas que limitaban el traspaso como herencia de las encomiendas a las futuras
generaciones.
El primer movimiento criollo fue sofocado rápidamente y se originó como respuesta a estas leyes emitidas por la corona y fue un pequeño
alzamiento organizado por los hijos de Hernán Cortés quienes propusieron liberar a la Nueva España de la antigua.
Lo anterior se sumó a la imposibilidad de acceder a cargos de importancia los cuales eran asignados a españoles peninsulares que
normalmente viajaban hacia América por breves periodos de tiempo con el solo fin de cumplir con el rol asignado por la Corona.
ASCENSO
Los criollos dieron origen a una oligarquía económica y social en Nueva España gracias a la acumulación de capital mediante el ejercicio del
comercio, la minería y la compra de terrenos. utilizaron como método de ascenso social, los matrimonios estratégicos que les aseguraron el
poder y mantenerse cercanos a los círculos nobles.
También lograron introducirse en los cargos públicos una vez que estos fueron puestos a las ventas a partir de 1591 con la monopolización de
los cabildos. Llegaron a acceder al cargo de oidor de la Audiencia en 1687, mediante el cual adquirieron prestigio social y el ennoblecimiento
anhelado que les permitió a acceder e ingresar al cerrado círculo de la nobleza castellana. Lo anterior les permitió hacerse de la mayor parte
de los ayuntamientos de Nueva España, ejerciendo un importante control político y social.
En el siglo XVIII, las ideas ilustradas irrumpieron con fuerza, sobre todo aquellas relativas al progreso, esto caló hondo en el ideario criollo
y sirvió de plataforma a la futura exaltación criolla que se produciría en las décadas finales de este siglo.
Tras la imposición de las Reformas Borbónicas y el arribo de los funcionarios españoles que venían a
ejecutar las transformaciones del aparato político y burocrático, los criollos dieron una fuerte resistencia.
La ivnasión napoleónica a España y el consiguiente apresamiento del rey, la posterior derogación de la
Constitución de las Cortes de Cádiz que negó la igualdad entre criollos y españoles se transformaron en
la causa de un estallido mucho más potente del criollismo.
Los criollos comenzaron a hacerse llamar americanos y negaron aceptar el liderazgo de la corona
española, dando origen a los conflictos por la independencia que surgieron durante el siglo XIX en toda
América y de los cuales, Nueva España no estuvo exenta.