Está en la página 1de 1

LOS ERRORES, LOS INTENTOS, LAS DUDAS.

La arquitectura debe ir más allá de tener un sentido de lo real, y de conocer las necesidades y los
comportamientos de la geografía y la cultura del lugar en el que se encuentra, debe buscar lugares
capaces de ser habitados ya que tienen una gran cantidad de factores supremamente relevantes y
que “nos regale la gracia de la sorpresa”. La arquitectura no solo debe basarse en lo físico y lo
visual, también debe expresarnos emociones y hacernos dejar de lado los prejuicios, debe servir
no solo para la sociedad y la historia sino también para el hombre y sus sentidos.