Está en la página 1de 9

Desarrollo

1. Conducción de la corriente eléctrica

- En 1 vaso de 250 mililitros agregar 150 Mililitros de H₂O destilada e introducir los
electrodos.
- Conectar a la corriente el enchufe y observar si la bombilla enciende, tomar nota de la
intensidad.

2. Solubilidad y tipo de enlace

- En un tubo de ensayo colocar unos cristales de sustancia “A” y añadir solución “B”
- Agitar y observar si se disuelve A en B

A B A B
NaCl H₂O CH₃COOH H₂O
CuSO₄ H₂O CCL₄ H₂O
NaOH H₂O CICLOHEXANO H₂O
Azúcar H₂O Éter etílico H₂O
HCl H₂O Aceite H₂O
Butanol H₂O Aceite Butanol
1. Conducción de la corriente eléctrica

Las disoluciones que conducen la corriente eléctrica se denominan electrolitos. La conducción de


la corriente eléctrica se efectúa debido a la presencia de iones en disolución., al introducir un par
de electrodos en la disolución y activar la corriente eléctrica se da una migración de los iones hacia
el electrodo negativo o positivo, dependiendo de la carga del ion. Al llegar al electrodo, los iones
reciben o entregan uno o más electrones; esta migración iónica y la remoción o entrega de
electrones en los electrodos es la base del mecanismo de conducción iónica.
Los electrolitos fuertes conducen muy bien la corriente eléctrica debido a que se ionizan o disocian
al 100 por ciento en la disolución. Además, los electrolitos débiles tienen una conductividad
menor, ya que se ionizan en forma parcial con un porcentaje de ionización menor o igual a 40 por
ciento cuando se disuelven en agua. Al mismo tiempo, son sustancias moleculares que en su forma
pura no actúan como electrolitos, pero en disolución acuosa sí lo hacen debido a la ionización en
el medio acuoso. Las sustancias que disueltas en agua no conducen la electricidad se denominan
no electrolitos.

En la práctica numero 1 se utilizaron las siguientes disoluciones con la finalidad de determinar la


fuerza de los electrolitos presentes en la disolución y así medir el nivel de luminosidad en la
bombilla.

1- Alcohol etílico
2- Formaldehido
3- NH+NO3
4- Metanol
5- Sulfato cúprico
6- Acido Clorhídrico
7- Cloruro de Sodio
8- Agua de la llave
9- Aceite

Conectamos el equipo en la toma eléctrica más cercana y procedimos a abrir el primer frasco de
las disoluciones metiendo los electrodos del equipo, en el fondo del envase cuidando el no chocar
los electrodos entre sí, observamos luminosidad en algunas de las disoluciones y discutimos su
nivel de luminosidad y la clasificamos entre baja, media y alta.

Este proceso lo repetimos en todas las disoluciones dadas asegurándonos de limpiar los electrodos
con agua después del análisis de cada disolución.
Resultados

Disolución Intensidad Intensidad Intensidad Observaciones Muestra


baja Media Alta
Alcohol NO ENCENDIO Figura 1
etílico
Formaldehido ENCENDIO Figura 2

NH+NO₃ ENCENDIO Figura 3

Metanol NO ENCENDIO Figura 4

Sulfato ENCENDIO Figura 5


Cúprico
Acido ENCENDIO Figura 6
Clorhídrico
Cloruro de ENCENDIO Figura 7
Sodio
Agua de la NO ENCENDIO Figura 8
llave
Aceite NO ENCENDIO Figura 9

Figura 1 Figura 2 Figura 3


Figura 4 Figura 5 Figura 6

Figura 7 Figura 8 Figura 9


2. Solubilidad y tipos de enlaces

Solubilidad

Otra propiedad física que permite conocer el tipo de enlace es la solubilidad. Los compuestos con
enlace iónico son solubles en agua y los que tienen enlace covalente se disuelven en otros
compuestos covalentes. Esta propiedad tiene varias excepciones, la fundamental es que las
sustancias que tienen moléculas con muchos átomos de oxígeno y que no son macromoléculas son
solubles en agua porque los átomos de oxígeno se unen con los átomos de hidrógeno del agua.

Prácticamente todos los compuestos formados con elementos situados a la derecha de la tabla
periódica tienen enlaces covalentes. En la vida corriente serían todas las pinturas, disolventes,
grasas, hidrocarburos, azúcar, alcohol, etc.

Tipos de enlace

- Enlace iónico.

Es el enlace que se da entre elementos de electronegatividades muy diferentes. Se produce una


cesión de electrones del elemento menos electronegativo al más electronegativo y se forman los
respectivos iones positivos (los que pierden electrones) y negativos (los átomos que ganan los
electrones).
Este tipo de enlace suele darse entre elementos que están a un extremo y otro de la tabla
periódica. O sea, el enlace se produce entre elementos muy electronegativos (no metales) y
elementos poco electronegativos (metales).

- Enlace covalente

Es el enlace que se da entre elementos de electronegatividades altas y muy parecidas, en estos


casos ninguno de los átomos tiene más posibilidades que el otro de perder o ganar los electrones.
La forma de cumplir la regla de octeto es mediante la compartición de electrones entre dos
átomos.
Cada par de electrones que se comparten es un enlace, este tipo de enlace se produce entre
elementos muy electronegativos (no metales) los electrones que se comparten se encuentran
localizados entre los átomos que los comparten.

- Enlace metálico

Es el enlace que se da entre elementos de electronegatividades bajas y muy parecidas, en estos


casos ninguno de los átomos tiene más posibilidades que el otro de perder o ganar los electrones.
La forma de cumplir la regla de octeto es mediante la compartición de electrones entre muchos
átomos. Se crea una nube de electrones que es compartida por todos los núcleos de los átomos
que ceden electrones al conjunto, este tipo de enlace se produce entre elementos poco
electronegativos (metales) los electrones que se comparten se encuentran des localizados entre
los átomos que los comparten.
Solubilidad de mezclas

En la práctica numero 2 se comenzó por tomar un tubo de ensayo y agregarle unos cristales de
sustancia “A” y a este Añadirles la solución “B” después, se agito y observamos si estos se
disolvían.

Este proceso fue repetido con todos las sustancias “A” mencionadas.

Resultados

Sustancia A Sustancia B Resultado/ Observaciones


Sal H₂O Se disolvió de manera rápida
al agitar
Sulfato de cobre H₂O Tardo en dividirse con el agua
quedando un poco de la
muestra en el fondo la cual fue
puesta a una mayor energía
para poder separarse
Dióxido de sodio H₂O Al comenzar a agitar se
detecto una reacción
exotérmica en crecimiento y
se necesito una mayor energía
para disolver
Azúcar H₂O Se disolvió de manera rápida
al agitar
Acido clorhídrico H₂O Se añadieron 5 gotas de acido
clorhídrico y 5 mililitros de H₂O
y se disolvió de manera rápida
y al momento de disolver se
formaron vapores
Butanol H₂O Al agitar se creó una capa de
precipitación en la parte
superior separando las 2
sustancias al agitar se necesito
una mayor energía, se disolvió
pero después de unos minutos
esta se volvió a separar
CH₃COOH H₂O Esta se disolvió de manera
sencilla
Aceite H₂O Se formo una capa de las 2
soluciones y no se disolvió
Aceite Butanol Se disolvió de manera rápida
al agitar
En esta fotografía podemos ver las Sustancias “A” En esta fotografía se muestra la reacción de la sal
antes del proceso de disolución y el sulfato de cobre al haberlo diluido en H₂0

Aquí se muestra la disolución del dióxido de Aquí se muestra el acido clorhídrico el cual se
sodio en el cual fue requerida mayor energía para diluyo pero al final formo vapores y el butanol
ser disuelto y tuvo una reacción exotérmica y el que creo creo una capa de precipitación la cual se
azúcar el cual fue más rápido de diluir pudo separar y al pasar de unos minutos se
separo
Observaciones

Se habla de una disolución acuosa (aq o ac) siempre que el disolvente (o el disolvente mayoritario,
en el caso de una mezcla de disolventes) es agua. El agua como disolvente es muy polar y forma
puentes de hidrógeno muy fuertes. Las disoluciones acuosas tienen una gran importancia en la
biología, desde los laboratorios de ciencia básica hasta la química de la vida, pasando por la
química industrial. Por la vasta cantidad y variedad de sustancias que son solubles en agua, esta se
denomina a veces disolvente universal.

Los compuestos iónicos (como el cloruro de sodio) son los más solubles en agua, mientras que los
compuestos covalentes suelen ser tan poco solubles como los metales insolubles.

Propiedades disolventes del agua

A veces se dice que el agua es el "solvente universal" gracias a su habilidad para disolver una
amplia gama de solutos. Sin embargo, este nombre no es completamente exacto, ya que existen
algunas sustancias (como los aceites) que no se disuelven bien en agua. De manera general, el
agua es buena para disolver iones y moléculas polares, pero mala para disolver moléculas no
polares. (Una molécula polar es aquella que es neutral, no tiene una carga neta, pero tiene una
distribución interna de cargas que forman una región parcialmente positiva y una región
parcialmente negativa).

El agua interactúa de manera diferente con sustancias polares y no polares debido a la polaridad
de sus propias moléculas. Las moléculas de agua son polares, con cargas parciales positivas en los
hidrógenos, una carga parcial negativa en el oxígeno y una estructura general angular. La
distribución desigual de cargas en la molécula del agua refleja la mayor electronegatividad, o
avidez de electrones, del oxígeno con respecto al hidrógeno: los electrones compartidos de los
enlaces O-H pasan más tiempo con el átomo de O que con los de H.
Discusión

En esta práctica entendimos lo bondadosa que pueden ser algunas sustancias como lo es el agua
ya que contiene muchas propiedades que hacen más sencilla la disolución y al mismo tiempo nos
damos cuenta de las propiedades de algunos reactivos, ya que estos al estar juntos pueden ayudar
a formar enlaces más fuertes en las soluciones.
Para que pueda haber una disolución las características de ambos compuestos son muy
importantes, el agua disuelve la mayoría de las sales, que generalmente son compuestos iónicos.
Cuando éstos compuestos se disuelven en agua, los iones que forman la sal se separan y son
rodeados por molécula de agua.

Pudimos observar los diferentes resultados de


electronegatividad y compararlos, entender el porqué
de la reacción y en que colaboran las diferentes
disoluciones.
El agua pura apenas trasmite la corriente eléctrica, pero
cuando tiene iones comúnmente llamados sales–
disueltos, sí es capaz de conducir la electricidad.
Cuantas más sales tenga un agua en solución mejor
conducirá la electricidad y mayor será su conductividad
eléctrica