Está en la página 1de 9

Universidad de San Carlos

Facultad de Agronomía

Área de Ciencias

Subárea de Ciencias Biológicas

Fisiología Vegetal

Aux.

Informe de práctica 2. Características de la Fotosíntesis.

INTRODUCCIÓN:

Los fotosintetizadores como las plantas y bacterias absorben dióxido de carbono


contenido en el aire, y a través de la acción de la luz solar producen glucosa y otros
compuestos químicos que son vitales para que estos organismos sobrevivan en el
medio que les rodea. Estos organismos mediante los hidratos de carbono realizan
funciones de almacenamiento de energía hace como funciones estructurales.
Durante la práctica se realizaron montajes de café, gramíneas y suculentas, con el
objeto de conocer y diferenciar los diferentes tejidos que los vuelven distintos en
cuanto a su fotosíntesis, además de la verificar la presencia de almidón en hojas de
geranio.
OBJETIVOS:

GENERAL:

- Conocer el metabolismo fotosintético de las plantas superiores

ESPECÍFICOS:

- Conocer el proceso fotosintético puede separarse en dos reacciones:


luminosa y oscura.
- Cuantificar el CO2 que se incorpora a la Ribulosa fosfato por RuBPC/O.

MARCO TEÓRICO:

Mediante la temperatura y la concentración de CO2 son factores que afectan la


respiración mitocondrial. Fotorrespiración y fotosíntesis. La fotosíntesis es un
proceso fundamental que ocurrente en la obtención de materia orgánica vegetal,
paralelamente ocurre un proceso respiratorio que afecta el balance de carbono y
acumulación de la materia orgánica, se estudia a la respiración mediante dos
componentes; la respiración mitocondrial la que es netamente independiente a la
luz, donde se da una liberación de energía que se encuentra almacenada en los
productos de la fotosíntesis (carbohidratos), y el otro proceso denominado
fotorrespiración, este proceso es dependiente a la luz volviéndose un competente
de la fotosíntesis, provocando una disminución del 50% de los productos de la
fotosíntesis. La planta utiliza la fotorrespiración para el mantenimiento y crecimiento,
además de ser un mecanismo que libera energía fotoquímica que protege a la hoja
de una posible fotoxidación (Mosquera–Sánchez, Riaño-Herrera, Arcila-Pulgarín, &
Ponce-Dávila, 1999).
FOTORRESPIRACIÓN:

La discusión sobre la rubisco se centra en su acción como carboxilasa (fijación de


CO2). Como indica su nombre, la enzima puede actuar como una oxigenasa
sustituyendo el CO2 por el O2 como sustrato.

Algunas plantas se han adaptado al aparentemente desperdiciado proceso de


fotorrespiración, al desarrollar una ruta opcional para fijar CO2. Esta ruta se
descubrió en las plantas tropicales tales como la caña de azúcar, el maíz y el sorgo
por los bioquímicos australianos, Marshall Hatch y Rodger Slack. La ruta, que ahora
se conoce como Hatch-Slack, comienza con la incorporación de CO2 en fosfoenol
piruvato en lugar de ribulosa 1,5-bifosfato. Como en esta ruta se forman
intermediarios de cuatro carbonos (oxaloacetato y malato), a veces se le conoce
como la ruta de C4 y las plantas que la utilizan se llaman plantas C4. (Aquellas que
solo utilizan el ciclo de Calvin son plantas de C3, así llamadas porque el primer
metabolito de la fijación de CO2, el 3-fosfoglicerato, contiene 3 átomos de carbono.
Las plantas C3 incluyen al trigo y a muchas otras que crecen en los climas
templados del mundo). En las plantas C4, la ruta de Hatch-Slack está ligada al ciclo
de Calvin. El CO2 producido por descarboxilación de malato lo vuelve a fijar la
rubisco en la ribulosa 1,5-bifosfato. Observe que las dos rutas combinadas se
encuentran en distintas células, las células mesófilas y las de cubierta leñosa. Las
primeras producen malato, el cual se transporta a las células de la capa leñosa
donde se descarboxila. El CO2 producido se utiliza en el ciclo de Calvin. Los
intermediarios de la ruta C4 transportan con mucha eficiencia el CO2 a las células
que catalizan la reducción y asimilación del CO2 (Boyer, 2000).

SÍNTESIS DE CARBOHIDRATOS POR EL CICLO DE CALVIN:

Las plantas verdes utilizan el ATP y el NADPH para incorporar CO2, una forma
inorgánica de carbono, en moléculas orgánicas simples con las que se construyen:
glucosa, sacarosa, almidón y otros carbohidratos. Estas reacciones metabólicas se
llaman “reacciones oscuras”, porque no participa directamente la luz, únicamente
los productos de los procesos fotosintéticos (ATP y NADPH). Las reacciones
específicas que se llevan a cabo incluyen la formación de nuevos enlaces carbono-
carbono (fijación de carbono), partiendo de CO2 y reducción posterior del CO2
incorporado a nivel de carbohidratos (aldehído y alcohol). Las reacciones se
presentan como individuales, pero todas concuerdan con un panorama más amplio
de una ruta metabólica conocida como el ciclo de Calvin. Al dividir todos los
procesos en cuatro etapas, se entienden mejor las reacciones y la importancia de
cada una de ellas (Boyer, 2000).
PRUEBAS PARA LA PRESENCIA DE GLUCOSA:

Con varios tipos de grupos funcionales presentes en una solución acuosa de un


carbohidrato (grupos hidroxilo, hemiacetal o hemicetal, aldehído o cetona) se
pueden esperar varias reacciones químicas y determinados productos.

PRUEBA DE FEHLING O BENEDICT (OXIDACIÓN – REDUCCIÓN):

La ruptura metabólica completa de la glucosa en CO2 y H2O es un proceso que


implica varios pasos oxidativos. Las reacciones de oxidación de carbohidratos se
pueden ilustrar con cualquiera de las formas de cadena abierta o cíclica que están
en equilibrio. Estas reacciones, usando cadena abierta, son una demostración más
sencilla, porque el grupo funcional más susceptible a la oxidación es el grupo
aldehído, lo cual produce un grupo ácido carboxílico. Muchos agentes oxidantes,
incluido el reactivo de Tollens (complejo de plata amoniacal, AgNH3) o el ión cúprico
(Cu2+), se utilizan para identificar la presencia de azúcares reductores. Los
azúcares reductores son aquellos que contienen un grupo aldehído libre y son
capaces de reducir iones metálicos en solución. La forma de cadena abierta del
aldehído actúa como agente reductor. La oxidación de la estructura cíclica
(hemiacetal) da lugar a un ácido carboxílico; sin embrago, este grupo funcional se
cicla con uno de los grupos hidroxilo del azúcar y forma una lactona o éster cíclico
(Boyer, 2000).

La reducción del grupo aldehído o cetona de un carbohidrato también tiene una gran
importancia biológica. La reducción del grupo aldehído de la glucosa produce
sorbitol, un agente endulzante. Las enzimas que catalizan las reacciones de
oxidación-reducción en la célula, utilizan las coenzimas NADH o NADPH para llevar
a cabo las reacciones de reducción de los carbohidratos. Otras de las formas
reducidas de los carbohidratos son los desoxiazúcares, aquellos que carecen de
grupos hidroxilo. Uno de los más importantes es la 2-desoxirribosa, un componente
del ADN. Se produce por reducción del grupo hidroxilo en el C2 de la ribosa, un
proceso que elimina el grupo hidroxilo y lo reemplaza por hidrógeno. Los
desoxiazúcares son sintetizados en la célula por reducción empleando el cofactor
NADPH con enzimas denominadas óxido-reductasas, o, más comúnmente,
deshidrogenasas (Boyer, 2000).
MATERIAL Y EQUIPO:

- Porta objetos - HCL concentrado


- Cubre objetos - Lugol
- Estereoscopio - NaCO3
- Microscopio - Beacker
- Hojas de afeitar
- Duroport para soporte del
corte - Tubos de ensayo
- Estufa
- Cajas Petri - .pipetas de 5 ml
- Papel aluminio
- Planta de geranio - - hojas de coleo
- Agua destilada
- Azúcar o sacarosa pura - Etanol 95%
- Tubos de ensayo
- Bulbo de cebolla brotado a - Hoja de gramínea.
la luz
- Solución de Fehling 1 y 2 - Hoja de café y suculentas.

METODOLOGÍA:

ESTRUCTURA DE LA HOJA:

- Se realizaron cortes transversales finos de cada tipo de hoja que fueron


proporcionadas.

- Se colocaron en porta objetos

- Se observaron en el microscopio

NECESIDAD DE LA CLOROFILA EN LA FOTOSÍNTESIS:

- Se colocó una planta de geranio con hojas muy variegadas, - Se tomó una de las
hojas y se puso a hervir, luego se extrajo la clorofila con etanol a 95 grados caliente.

- Se agregó lugol diluido, para detectar almidón de asimilación.

FORMACIÓN DE AZÚCARES Y CONVERSIÓN A ALMIDÓN:

- Se colocó 5 ml de solución de sacarosa en un tubo de ensayo, luego se le agregó


una gota de HCl concentrado, se calentó hasta que la solución comenzó a hervir,
luego se le agregó NaCO3, para neutralizar la solución, se le agregó 2ml de fehling
1 y 2ml de fehling 2 consecutivamente, nuevamente se comenzó a calentar y la
solución se torno de un color anaranjado fuerte.

- Se cortó un trozo de 3ml de largo al brote verde de un bulbo de cebolla (Allium


cepa) y se colocó dentro de un tubo de ensayo al cual se le agregó la solución
fehling 1 5ml y fehling 5ml, consecutivamente.

- Se calentó hasta que se comenzó a observar que el trozo de brote verde se tornaba
anaranjado en sus extremos donde se le había realizado el corte.

- Luego se realizó la prueba de la presencia de almidón, se utilizó una planta de


geranio.

- Esta hoja se puso a hervir en agua, luego se colocó a hervir en alcohol hasta que
esta se tornó de un color blanquecino, luego esta se colocó en una caja Petri, se
cubrió con una solución de lugol durante 2 a 5 minutos, se observó como la hoja de
geranio se tornó de un color oscuro.

- Se dejó una hoja de la misma planta de geranio cubierta a la mitad por papel
aluminio, y luego la planta se expuso a la luz, 24 horas después se realizó la misma
prueba que a la hoja anterior.
CONCLUSIONES:
El metabolismo fotosintético que poseen las plantas C3, es el mas frecuente en
planta superiores, además de ser el metabolismo que a través del tiempo se define
como primitivo, siendo este realizado por plantas inferiores, por lo que las especies
arbóreas poseen este tipo de fotosíntesis, por lo que dentro de este grupo existe
una gran homogeneidad en cuanto a su metabolismo, esto no ocurre en las plantas
C4 y CAM, estas se diferencian por las enzimas de carboxilantes de los ácidos
orgánicos sintetizados. En las plantas C4 existe la distinción de las formadoras de
malato y de aspartato esto depende de la relación de actividades de las enzimas
deshidrogenasa málica que es dependiente del NAD y AAT (Medina, De Bifano, &
Delgado, 1976).

La fase luminosa de la fotosíntesis, los fotones y energía luminosa se camparán


mediante moléculas de clorofila que se sitúan en los cloroplastos además de otros
pigmentos como xantofilas y carotenoides, también absorben la energía lumínica,
el flojo de electrones se da a través de los fotosistemas I y II, formando ATP y
NADPH, las que asimilan el CO2, tales electrones que llegan al fotosistema II
dividen a la molécula de agua produciendo oxigeno molecular. En la fase obscura,
la energía capturada es la utilizada para la reducción de carbohidratos un total de 8
fotones por molécula de CO2, se utiliza la energía química de NADPH y ATP. Por
ende las reacciones en la fase obscura solo suceden si existe un suministro de ATP
y NADPH, sin embargo este suministro generado en reacciones nocturnas
mantendrá el PCR en un tiempo corto después de mantener a las plantas en
obscuridad (Activa & España).

El total de CO2 que se va incorporando en la Ribulosa Fosfato por medio de la


Ribulosa 1.5 bifosfato carboxilasa/oxigeno, es un 50% de la enzima que constituye
a la proteína de las estomas del cloroplasto. Y como primeros productos de la
incorporación de CO2 es de dos moléculas estables de glicerato 3 fosfato (Activa &
España).
1. BIBLIOGRAFÍA:

Activa, R. F., & España, E. 2. FOTOSÍNTESIS A NIVEL DE HOJA 2.1.


INFLUENCIA DE FACTORES FÍSICOS. 2.1. 1. LUZ.
Boyer, R. (2000). Conceptos en bioquímica: International Thomson Editores.
Medina, E., De Bifano, T., & Delgado, M. (1976). Diferenciación fotosintética en
plantas superiores. Interciencia, 1(2), 96-103.
Mosquera–Sánchez, L. P., Riaño-Herrera, N. M., Arcila-Pulgarín, J., & Ponce-
Dávila, C. A. (1999). Fotosíntesis, respiración y fotorrespiración en hojas de
café Coffea sp. Cenicafé, 50(3), 215-221.