Está en la página 1de 2

AUTOBIOGRAFIA.

1996, se acercaba el nuevo siglo y era una época muy difícil para las personas del campo,
además de padres estrictos y con métodos educativos que hoy en día son considerados
maltrato, Ricardo Sánchez y Mónica castro deciden encaminarse en una aventura amorosa
contra toda aceptación por parte de sus familias, de allí surgió un embarazo no deseado
que por poco le cuesta a mi madre su bachillerato y fue causa de lo que les voy a contar a
continuación.

Mi madre dejo su hogar a los 14 años para empezar a trabajar porque así lo decidió mi
abuela, estudiaba y en el tiempo libre se desempeñaba como empleada de servicio
interna , así lograba tener empleo y vivienda, continuo así hasta los 17 y fue esta la edad
en que conoció a mi padre, nací el 14 de noviembre de 1996 en un pequeño pueblo de
Santander llamado San Vicente de Chucurí con el nombre de Duwan Alexander Sánchez
Castro, a partir de ese momento mi madre tuvo que dejar la escuela diurna y comenzó a
estudiar en la nocturna, logrando trabajar más para poder costear mis necesidades dado
que mi padre decidió no apoyarnos.

Las cosas comenzaron a mejorar luego de que mi madre se graduó del bachillerato, me
quedaba viviendo con mi abuela en el campo y ella me hacía llegar las cosas que
necesitara, fue duro para ella alejarse de mi pero todo esto cambio cuando recibimos
apoyo por parte de un enamorado de mi mama, gracias a él pudimos superar muchos
obstáculos, encaminarnos a un nuevo futuro y en su honor llevo su nombre, Alexander.

Cuando cumplí 5 años de edad mi madre decidió dejar el pueblo en busca de nuevas
oportunidades, así partimos en un viaje hasta barranquilla, llegamos donde un conocido
de la familia quien le abrió las puertas y nos recibió en su negocio y hogar, allí comencé mi
primaria llegando a cursar 5to, a medida que fue pasando el tiempo fue surgiendo una
relación entre mi madre y Oscar, quien fue el que nos recibió en un principio, decidieron
empezar a formar una familia y en el 2004 quedó embarazada de mi hermana Laura Nalia.

Volvimos a mudarnos, esta vez a la ciudad de Santa Marta a un barrio llamado altos de
nueva Bethel en la localidad de Gaira para montar un nuevo negocio y poder sacar esta
nueva familia adelante, empezaron desde cero a construir una tienda y poco a poco
fueron creciendo, lograron comprar un terreno y edificar su sueño en él, fue difícil
volverme a adaptar a una nueva ciudad y conseguir nuevos amigos, continué estudiando
hasta que me gradué de la primaria en el colegio Simón Bolívar y así comencé una nueva
etapa.
AUTOBIOGRAFIA.

En el año 2009 nueve se unió un nuevo integrante a la familia, mi hermana menor Karol
Melissa, fue un momento de gran felicidad para todos, en mi familia un nuevo miembro ya
sea humano o animal siempre será bien recibido, por otro lado no me estaba destacando
mucho en mis estudios y tenía dificultades para llevarme bien en el colegio, en muchas
ocasiones fui expulsado y tenía una conducta de maleante, tanto así que muchas personas
me habían pronosticado un destino trágico.

Cuando logre graduarme del bachillerato en el 2015 lo hice con honores, ya era una
persona totalmente distinta y la perseverancia de mi madre logro hacer efecto en mí,
incluyéndome excelentes valores que hoy le agradezco, de alguna manera logre
recompensarla graduándome como el mejor ICFES de mi promoción, esto para ella y para
mí fue de mucho orgullo y felicidad, gracias a esto también opto por seguirme brindando
educación.

En 2016 decidí entrar a la universidad del magdalena logrando aprobar con éxito el
examen de admisión, aun no tenía claro que quería para mi vida porque en mi
adolescencia nunca me tome el tiempo para pensarlo, así que opte por ingeniería
electrónica, lo que creí que me llamaba más la atención, en segundo semestre me di
cuenta por algunos compañeros que estudiaban enfermería o medicina el cómo me
gustaba escuchar lo que daban en sus clases y fue cuando encontré mi camino.

Deje la universidad y busque eso que tanto quería, aunque por miedo a equivocarme de
nuevo decidí hacer en primera instancia un Tecnólogo en enfermería en 2017, pude
graduarme con éxito en 2019 y además en el camino descubrí la vocación que tengo para
el cuidado y la atención de las personas, el sentido humanizado que tanto se ha perdido,
de inmediato emprendí la búsqueda de un título profesional ya que quiero ser el primero
en obtener uno en mi familia.

A mediados del 2019 volví a ingresar a la universidad del magdalena, esta vez mediante la
modalidad ICFES, saque provecho de mi puntaje para asegurarme un cupo, me alegro
mucho recibir la noticia de que había pasado e iba a poder continuar con mis sueños y
proyecto de vida, mi madre me sigue brindando su apoyo incondicional para la educación
y espero poder recompensarlo algún día, actualmente me encuentro en este punto de mi
vida, cursando primer semestre de enfermería profesional.