Está en la página 1de 2

Desarrollo de la mujer a través de los tiempos.

Debora mujer profetisa y juez de Israel

Un día Débora llama al juez Barac, y le dice: ‘Jehová ha dicho: “Toma 10.000 hombres y
llévalos al monte Tabor. Allí traeré a Sísara a ti. Y yo te daré la victoria tanto sobre él como
sobre su ejército.”’

Barac le dice a Débora: ‘Voy si tú vas conmigo.’ Débora va, pero le dice a Barac:
‘No tendrás honra por la victoria, porque Jehová dará a Sísara en manos de una mujer.’ Y
esto es lo que pasa.

Mujer con flujo de sangre. Lucas 8. 43: Y una mujer que había tenido un flujo de sangre
por doce años y que había gastado en médicos todo cuanto tenía[a], sin que nadie pudiera
curarla, 44 se acercó a Jesús por detrás y tocó el borde de Su manto, y al instante cesó el
flujo de su sangre. 45 Y Jesús preguntó: “¿Quién es el que Me ha tocado?” Mientras todos lo
negaban, Pedro dijo, y los que con él estaban[b]: “Maestro, las multitudes Te aprietan y Te
oprimen.”
46 PeroJesús dijo: “Alguien Me tocó, porque me di cuenta de que había salido poder de
Mí.” 47 Al
ver la mujer que ella no había pasado inadvertida, se acercó temblando, y
cayendo delante de El, declaró en presencia de todo el pueblo la razón por la cual Lo había
tocado, y cómo al instante había sido sanada. 48 Y El le dijo: “Hija, tu fe te ha sanado[c];
vete en paz.”

Esta mujer logró sacar algo de Jesús. Nos enseñó que debemos ser persistentes.

Mujer encorvada. Lucas 13:10: Un sábado Jesús estaba enseñando en una de las
sinagogas, 11 y estaba allí una mujer que por causa de un demonio llevaba dieciocho años
enferma. Andaba encorvada y de ningún modo podía enderezarse. 12 Cuando Jesús la vio, la
llamó y le dijo:
—Mujer, quedas libre de tu enfermedad.
13 Almismo tiempo, puso las manos sobre ella, y al instante la mujer se enderezó y empezó
a alabar a Dios.

Ella es ahora un instrumento de esperar en Dios. Una enseñanza para las generaciones
siguientes.
• Dios siempre tiene un plan para la mujer. Desde Eva, madre de todos los
vivientes hasta la actual, que puede al igual que todas estas mujeres dejarse
usar y encontrar el propósito de Dios con ella.
Solo resta creer que Dios sigue contando contigo mujer, y que en este tiempo
hay mucho por hacer y tu estas llamada a destacar en el ámbito que sea
necesario, tomada de la mano del Señor.