Está en la página 1de 32

UNIVERSIDAD ABIERTA PARA

ADULTOS

ESCUELA DE CIENCIAS JURIDICAS Y POLITICAS

CARRERA DE:

Licenciatura en Derecho
TEMA:
Tarea III

PRESENTADO POR:

Seferino Díaz
MATRÍCULA:
15-4410

ASIGNATURA:
Practica Juridica 3

FACILITADOR:
Pedro Pablo Hernández Ramos (PHD).

Santiago de los Caballeros


República Dominicana
viernes, 25 de enero 2019
Introducción.
En esta tercera tarea de practica jurídica 3 estaremos conociendo más a fondo lo
que son los incidentes de la instancia. Podemos argumentar que mediante la
demanda el litigante persigue la reparación, anulación, ejecución de un contrato.
Aunque el fin podrá variar de cada situación en particular .Sean estas medidas
ejecutorias o medidas conservatorias. Ese objeto se reclama en virtud de un
fundamento jurídico el cual es su causa. Objeto y causa son dos elementos del
proceso a los cuales llamamos elementos objetivos. Como mencionamos
anteriormente con su demanda, el litigante tiende hacia un fin: reparación,
anulación, ejecución de un contrato. Imposible enumerar de modo total este fin
perseguido el cual dependerá de casa situación en particular. El objeto perseguido
es de naturaleza variable. A veces solo se persiguen medidas conservatorias. Otras
veces, la situación jurídica fue objeto de decisión y solo se persiguen medidas
ejecutorias. El objeto del proceso no quiere decir que se persiga en todo caso unas
cosas materiales. El objeto del proceso puede tercer marcado carácter
extramatrimonial, no importa, quemen cierto sentido, este ligado a algo material. Así
tenemos que la propiedad no se confunde con el objeto sobre el cual ella se ejerce.
Que será el objeto de la demanda es lo que el demandante reclama como demanda
principal, reconvencional o interviniente. El objeto del litigio se determina por las
pretensiones respectivas de las partes.
Objetivos específicos.
Conocer e informar acerca de los incidentes de la instancia y sus procedimientos.
Espacio para enviar tarea No. 3
Distinguido participante:

Consulte la bibliografía básica de la unidad y demás fuentes


complementarias del curso; luego realice la actividad que se describe a
continuación:

Realice un esquema acerca de los incidentes de la instancia y un cuadro


comparativo en el que indique en qué consiste cada uno.
Incidentes de las instancias.

Demandas
incidentales Demandas en
intervención

Reconvencional Adicional Provisional Voluntaria Forzosa

Las excepciones procesales Las excepciones de los


incidentes

De Litis De conexidad De
dependencia incompetencia

Excepciones de nulidad

De forma De fondo

Las excepciones
dilatorias
Suspensión de la instancia. Extinción de la instancia Conexidad y listisdependencia.

Por el sobreseimiento y la Puede ser suspendida o Artículo 31. La excepción de


radiación sanciona la falta de interrumpida dependiendo conexidad puede ser propuesta en
diligencia de las partes en el las circunstancias. todo estado de causa, salvo a ser
cumplimiento de los actos del descartada si ella ha sido
procedimiento. Interrupción: existe una promovida tardíamente con una
modificación de la situación intención dilatoria.
de las partes o de sus
representantes por ejemplo Artículo 35.- La nulidad de los
La incompetencia mortis causa etc. actos de procedimiento puede ser
promovida por las partes. invocada a medida que estos se
Suspensión: se da cuando cumplen; pero ella estará cubierta
Artículo 3.- Si se pretende ocurren fenómenos ajenos si quien la invoca ha hecho valer,
que la jurisdicción apoderada a las partes o sus con posterioridad al acto criticado,
es incompetente, la parte que representantes.
promueva esta excepción defensas al fondo y opuesto un
debe, a pena de Perención: extingue el medio de inadmisión sin promover
inadmisibilidad, motivarla y procedimiento de la la nulidad.
hacer conocer en todos los instancia pero no la acción.
La nulidad de los actos por
casos ante cuál jurisdicción
ella demanda que sea Prescripción: aniquila el irregularidad de fondo.
llevado. Artículo 4.- El Juez derecho de la acción, no Artículo 39.- Constituyen
puede, en la misma hay renovación de irregularidades de fondo que
sentencia, pero por instancia. afectan la validez del acto. La falta
disposiciones distintas,
La aquiescencia: esta de capacidad para actuar en
declararse competente y puede ser expresa o justicia. En el proceso como
estatuir sobre el fondo delimplícita. representante, ya sea de una
litigio, salvo poner persona moral, ya sea de una
previamente a las partes en persona afectada de una
mora de concluir sobre el incapacidad de ejercicio. La falta
fondo, en una próxima de capacidad o de poder de una
audiencia a celebrarse en un persona que asegura la
plazo que no excederá de 15 representación de una parte en
días, a partir de la audiencia. justicia. Artículo 40.- Las
excepciones de nulidad fundadas
en el incumplimiento de las reglas
Las excepciones de nulidad de fondo relativas a los actos de
procedimiento, pueden ser
propuestas en todo estado de
Artículo 40.- Las excepciones causa, salvo la posibilidad para el
de nulidad fundadas en el juez de condenar a daños y
incumplimiento de las reglas perjuicios a quienes se hayan
de fondo relativas a los actos abstenido con intención dilatoria,
de procedimiento, pueden ser de promoverlas con anterioridad.
propuestas en todo estado de
causa, salvo la posibilidad
para el juez de condenar a
daños y perjuicios a quienes
se hayan abstenido con
intención dilatoria, de
promoverlas con anterioridad.
Redacte una demanda de intervención voluntaria y otra en intervención
forzosa, cumpliendo con las formalidades legales.

ACTO NO._______________/
CIVIL. CITACION, DEMANDA EN INTERVENCION FORZOSA EN RELACION A
LA DEMANDA PRINCIPAL EN DAÑOS Y PERJUICIOS, y DEMANDA
ADICIONAL A LA DEMANDA PRINCIPAL.-

...En la ciudad de Santo Domingo, República Dominicana, a los veinticinco ( 25) días
del mes de JULIO del año DOS MIL DIECISIETE (2017); actuando a requerimiento
de la LICDO.SEFERINO DÍAZ VALERIO., abogado de los Tribunales de la
República Dominicana, mayor de edad, portadora de la Cédula de Identidad y
Electoral No. 048-0078398-9, respectivamente, debidamente matriculados en el
Colegio de Abogados, con estudio profesional abierto en la Avenida Aniana Vargas
No. 12 de la ciudad de Bonao, Provincia Monseñor Nouel, R. D., y Ad-Hoc en la
Avenida 27 de Febrero No. 205, Edificio Boyero II, Suite No. 205, Ensanche Naco,
Distrito Nacional, República Dominicana, lugares donde mis requerientes hace
formal elección de domicilio para todos los fines y consecuencias legales del
presente acto, actuando en calidad de abogada y apoderada especial de la señora
MARIA MERCEDES SANTIAGO, dominicana, mayor de edad, Portadora de la
cedula de identidad y electoral No. 402-2487261-0, domiciliado y residente en la
Avenida Aniana Vargas No. 12, Ciudad de Bonao, Provincia Monseñor Nouel, R.D.,
por si y su hija menor MARIYERLIN PEÑA MERCEDES, conforme acta No. 000957,
libro 00005, Folio 0157, declarada en fecha 28 del mes de octubre del 2014.-
...YO, PLUTARCO GOMEZ SALCEDO
__________________________________________________________________
__________________________________________________________________
__________________________________________________________________
__________________________________________________________________
__________________________________________________________________
__________________________________________________abajo firmado;

...Expresamente y en virtud del anterior requerimiento me he trasladado dentro de


mi jurisdicción y de manera sucesiva: 1) Ala Av. Pedro Henríquez Ureña 152
Santo Domingo, D.N., que es donde tiene su domicilio y asiento social la compañía
CONSORCIO CIBAO-SUR, y una vez allí, hablando personalmente con
____________________________________________________, según me lo
declaró y quien me dijo ser
___________________________________________________ de mi requerida y
tener calidad para recibir el presente acto;- 2) A La calle Federico Geraldino No. 29,
Santo Domingo, que es donde tiene su domicilio y asiento social la empresa
CONSTRUCTORA RIZEK Y ASOCIADOS, S.R.L, y una vez allí, hablando
personalmente con
____________________________________________________, según me lo
declaró y quien me dijo ser
___________________________________________________ de mi requerida y
tener calidad para recibir el presente acto;3) A la Av. John F. Kennedy 1, Santo
Domingo, que es donde tiene su Domicilio y asiento social la empresa, SEGUROS
SURA S.A., y una vez allí, hablando personalmente con
____________________________________________________, según me lo
declaró y quien me dijo ser
___________________________________________________ de mi requerida y
tener calidad para recibir el presente acto; 4) A la Av. Lope de vega No. 13, plaza
Progreso Business Center, Suite 403, Ensanche Naco, Santo Domingo, que es
donde tiene su Domicilio el LICDO. SAMUEL ORLANDO PEREZ R., abogado
constituido y apoderado especial de la empresa CONSTRUCTORA NORBERTO
ODEBRECHT, S.A., en virtud del Acto No. 170/2016, de fecha 18 de Marzo del
2016 Instrumentado por el Ministerial Kelvin Rosario del Rosario, Alguacil Ordinario
de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Departamento Judicial de Santo
Domingo, R. D., y una vez allí, hablando personalmente con
______________________________, según me lo declaró y quien me dijo ser
___________________________ de mi requerido y tener calidad para recibir el
presente acto;

...LES HE NOTIFICADO a mis requeridos, CONSORCIO CIBAO SUR,


CONSTRUCTORA RIZEK Y ASOCIADOS, S.A., SEGUROS SURA S.A. y el
LICDO. SAMUEL ORLANDO PEREZ R., en calidad de abogado de la
CONSTRUCTORA NORBERTO ODEBRECHT, S.A., que mi requeriente, MARIA
MERCEDES SANTIAGO, por medio del presente acto LE CITA y EMPLAZA a
comparecer el día MIERCOLES, que contaremos a VEINTITRES (23) del mes de
AGOSTO del año DOS MIL DIECISIETE (2017), a las nueve horas de la mañana
(9:00am) en sus atribuciones civiles, por ante la QUINTA SALA DE LA CÁMARA
CIVIL Y COMERCIAL DEL JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA DEL DISTRITO
NACIONAL, sito en el Palacio de Justicia ubicado en el Centro de los Héroes de
Constanza, Maimón y Estero Hondo, el cual se encuentra ubicado en las calles
“Juan de Dios Ventura Simó” e “Hipólito Herrera Billini”, del Sector Feria del Distrito
Nacional, en especial a CONSORCIO CIBAO SUR, CONSTRUCTORA RIZEK Y
ASOCIADOS, S.A., SEGUROS SURA S.A., comparecer constituyendo abogado,
citación y emplazamiento que se le efectúa a mis requeridos a los fines de conocer
la presente demanda en intervención forzosa a la demanda Principal interpuesta
mediante el Acto No. 0328/2016, de fecha 26 de Febrero Del 2016, del Ministerial
Armando A. Santana Mejía, Alguacil de Estrado del Juzgado de Paz Especial de
Transito del Distrito Nacional, contentivo de la demanda en daños y
perjuiciosinterpuesta por mis requerientes a Constructora Rizek y Asociados, SRL,
demanda en intervención forzosa realizada a través del presente acto que persigue
los fines que a continuación exponemos:

I. RELATO DE LOS HECHOS.


POR CUANTO: A que en fecha Seis (06) del mes de Febrero del año Dos Mil
Dieciséis (2016), siendo la 07:30 PM aproximadamente, mientras mi esposo
YERSON RAMON PEÑA ALMONTE, transitaba en su motocicleta, con el señor
DANIEL CASTILLO ALMANZAR por la Autopista Duarte en dirección Sur-Norte,
por debajo del elevado de Piedra Blanca, Monseñor Nouel; se encontró con una
abertura (HOYO) en la vía pública, hecha desmedidamente por las empresas
CONSORCIO CIBAO SUR, CONSTRUCTORA RIZEK Y ASOCIADOS, S.A.,
SEGUROS SURA S.A. y CONSTRUCTORA NORBERTO ODEBRECHT, S.A., en
cuyo lugar, mis requeridos no tenían ningún tipo de señalización, iluminación, ni
adoptó ninguna medida de seguridad para evitar accidentes tanto con los peatones
así como con los vehículos que transiten por dicha vía; provocando en consecuencia
que mi esposo, el señor YERSON RAMON PEÑA ALMONTE, al llegar a dicha parte
afectada por las reparaciones a efectuar por mis requeridos, pues este perdiera el
control de su motocicleta y cayera al pavimento, donde resultó lesionado seriamente
y por desgracia el conductor de dicha motocicleta, mi esposo y padre de mi hija,
falleció al impactar con uno de los postes de las lámparas que están instalando en
dicha zona, la cual no tenía ni siquiera la lámpara instalada, lo que indica que no
tenía iluminación.-

POR CUANTO: A que las demandantes, señoraMARIA MERCEDES SANTIAGO y


su hija MARIYERLIN PEÑA MERCEDES, resultaron con daños morales y
materiales producto de la muerte de su esposo – padre producto del accidente de
que se trata, conforme se puede advertir en el acta de defunción y acta de
nacimiento, la cual se aporta como elemento justificativo de la calidad que ostenta
el demandante.-

POR CUANTO: a que las demandantes, la señora MARIA MERCEDES SANTIAGO


y su hija MARIYERLIN PEÑA MERCEDES, perdió la vida de su concubino el señor
YERSON RAMON PEÑA ALMONTE y padre de su hija, conductor y propietario
de la motocicleta producto del accidente que sucedió por la negligencia,
inadvertencia e imprudencia cometida por mi requerida al no señalizar de ninguna
manera la excavación donde ocurrió el accidente.

POR CUANTO: A que entrando en análisis profundo de los acontecimientos y de la


forma en que se encontraba colocada la excavación (hoyo) realizada por las
empresas CONSORCIO CIBAO SUR, CONSTRUCTORA RIZEK Y ASOCIADOS,
S.A., SEGUROS SURA S.A. y CONSTRUCTORA NORBERTO ODEBRECHT,
S.A., sin ningún tipo de señalización ni iluminación, que pueda advertir a cualquier
persona que existe un peligro más adelante, nos hace fácil descubrir de manera
clara cuál fue la causa que provocó dicho accidente y por vía de consecuencia cual
fue la razón principal en la que perdió la vida mi esposo y padre de mi hija el señor
YERSON RAMON PEÑA ALMONTE, y el señor DANIEL CASTILLO ALMANZAR
con graves lesiones.

POR CUANTO: A que dicha excavación (hoyo) o abertura, fue hecha el mismo día
06 de febrero del año 2016, lo que indica, o sea, en momentos que había claridad,
en consecuencia, al no poder terminarlo el mismo día, debieron realizar todas las
acciones encaminadas a recubrir la parte afectada, señalizarla e iluminarla para
evitar accidentes y no lo hicieron, es tan evidente la falta, negligencia e
inadvertencia de mis requeridos, que ni siquiera pusieron una lata con combustible
encendida, como en múltiples ocasiones hemos visto en las calles o lugares donde
se hacen trabajos que no han sido concluidos, para advertir a los transeúntes que
existe peligro adelante; lo cual hace más que evidente responsable a mi requeridos
de haber provocado la muerte a mi esposo y padre de mi hija el señor YERSON
RAMON PEÑA ALMONTE, quien conducía dicha motocicleta.

POR CUANTO: A que la forma en que se realizó la excavación, en horas de la tarde


y el hecho de no tener señalizaciones y dejar tirados en plena vía pública, todos los
escombros y residuos arenosos, ha sido la causa principal de la ocurrencia del
lamentable accidente que dejó al conductor de la motocicleta fallecido.-

II. DEL DERECHO.

A) De la intervención forzosa.

POR CUANTO: En nuestro ordenamiento procesal se instituye la figura procesal de


llamar en intervención forzosa a cualquier tercero que pueda resultar responsable o
tener su actuación comprometida y que le pueda ocasionar consecuencias jurídica
frente a la demanda introductiva de instancia que haya impulsado el demandante, y
de manera pues que pueda hacer uso de su derecho defensa, conforme al debido
proceso.

POR CUANTO: En ocasión de la intervención forzosa los artículos 339 al 341 del
Código de Procedimiento Civil, establecen lo siguiente:
“Art. 339.- La intervención se formará por medio de escrito que
contenga los fundamentos y conclusiones, y del cual se dará
copia a los abogados de las partes en causa, así como de los
documentos justificativos.
Art. 340.- La intervención no podrá retardar el fallo de la causa
principal, cuando ésta se halle en estado”.

POR CUANTO: En el caso que nos ocupa, el hecho que dio origen a la presente
demanda, nace de una irregularidad en materiales y descuido en advertir el peligro a
la ciudadanía, derivado de la reconstrucción y mejoramiento de la carretera Cibao-Sur.

POR CUANTO: A que no sólo la empresa CONSTRUCTORA NORBERTO


ODEBRETCH, S.A., fue la responsable de ese proyecto de reconstrucción y
mejoramiento de la carretera, sino que también participaron la CONSTRUCTORA
RIZEK Y ASOCIADOS, SRL, bajo el CONSORCIO CIBAO-SUR, por lo tanto son
las empresas responsables de la construcción del elevado sobre el cruce del
Municipio de Piedra Blanca, Provincia Monseñor Nouel, tramo en el cual se
encontraba el trabajo sin concluir y sin la debida advertencia para evitar peligro y
garantizar el libre tránsito y seguridad ciudadana.
POR CUANTO: A que los contratistas de una obra son los responsables de todos
los daños y perjuicios que sean causados a terceras personas, en consecuencia,
éstos se presumen guardianes de los trabajos que ejecutan y del mantenimiento de
las medidas de seguridad para evitar accidentes y se establece una responsabilidad
Civil de pleno derecho por el hecho de la cosa una inanimada, lo que implica que
se debe responder por los daños causados por las cosas y trabajos que están bajo
su cuidado y ejecución.

POR CUANTO: A que según Certificación expedida por la Superintendencia de


Seguros, en fecha 02 de junio del 2017, se comprobó que la compañía SEGUROS
SURA, S.A., emitió la póliza de Responsabilidad Civil No. RCBA-19285, a nombre
de la CONSTRUCTORA RIZEK Y ASOCIADOS, S.A.

POR CUANTO: Así las cosas y ante la eventualidad de que CONSTRUCTORA


RIZEK Y ASOCIADOS, SRL, y CONSORCIO CIBAO-SUR, pueda salir o resultar
perjudicada del indicado apoderamiento, se impone llamarlo en intervención forzosa
para que participe en la instrucción hacer de cara al proceso, los reparos y
observaciones de lugar, en razón de su condición de empresas responsables de la
construcción, así como plantear las excepciones, tanto en el orden atributivo como
funcional que se hicieren necesarios y en lo que a sus intereses respecta, señalando
a este respecto la mejor doctrina y jurisprudencia en cuanto a este tipo de intervención
lo siguiente:

250.- a) INTERVENCIÓN PRINCIPAL O AGRESIVA.- De ordinario,


el proceso consiste en la disputa por un derecho que sostienen
el demandante y el demandado. Cuando en esa discusión
judicial interviene un tercero extraño a las partes y reclama para
sí la atribución del derecho en controversia o, solicita una
decisión condenatoria a su favor y en contra de alguna de las
partes en causa, existe la intervención principal o agresiva. Es,
por ejemplo, el caso de quien demanda en distracción durante
el curso de un procedimiento de embargo inmobiliario. (Juan
Manuel Pellerano Gómez, Guía del Abogado, tomo II, Volumen II,
página 38)

CONSIDERANDO, que, por su parte, la intervención, que es el


acto procesal por el que un tercero entra a participar en un
proceso pendiente, puede ser voluntaria o forzosa y que la
primera, esto es, la intervención voluntaria, como la que
hiciera en su oportunidad la parte hoy recurrida, puede ser
principal o accesoria; que es accesoria la intervención cuando
ella apoya las pretensiones de una de las partes, esto es, si se
limita a sostener y defender la posición de una de ellas; en
cambio, es principal la intervención voluntaria, cuando los
efectos que de ella se derivan están ligados a la idea de que el
interviniente somete al juez una pretensión que le es propia y
por sí misma autónoma con relación a la del demandante
originario, porque a ella no la puede afectar el desistimiento,
la aquiescencia o la transacción a las cuales puede proceder
el demandante originario; que de igual manera, en lo que
respecta a su pretensión, el interviniente voluntario principal
puede ejercer todas las vías de recurso que le están abiertas
de la misma forma como si él hubiera hecho una demanda
inicial, sin importar que el demandante original se abstenga de
ejercer una de ellas; que siendo principal la intervención
voluntaria de la empresa Faro Francés Viejo, S. A., en el
proceso abierto con motivo de la demanda en partición de los
bienes relictos por el finado Ramón Guzmán Medina, de la que
se ha hablado, ya que dicha intervención se encaminaba a
sustentar una pretensión que le era propia y que consistía en
oponerse a la reclamación de la viuda y los herederos del
decujus respecto a 7, 370 acciones que éste poseía en el
capital accionario de la citada razón social, intervención que,
por su independencia, no podía ser afectada ni por el
desistimiento de acción ni por la transacción que con el fin de
poner fin a la litis entre ellos convinieron los demandantes y
demandados originales

CONSIDERANDO, que a consecuencia del desistimiento del


recurso de apelación incidental incoado por la esposa
superviviente común en bienes y los herederos de Ramón
Guzmán Medina, Héctor Bolívar Guzmán Acosta y Nieves
Dominicana Guzmán Acosta, contra la sentencia No. 43 del 30
de marzo de 1993, que ordenó la partición, dictada por el
Juzgado de Primera Instancia del Distrito Judicial de María
Trinidad Sánchez, por haberse formalizado un acuerdo
transaccional con los demás herederos del decujus el 28 de
febrero de 1995, como se ha dicho, la Cámara Civil y Comercial
de la Corte de Apelación de San Francisco de Macorís, una vez
apoderada, por su sentencia del 2 de junio de 1995, se limitó a
dar acta del desistimiento y a declarar sin efecto la
intervención voluntaria de Faro Francés Viejo, S. A., sin
aquella haber resuelto el fondo de la apelación, como
erróneamente afirma la Corte a-qua, de lo cual realmente no
estaba apoderada;

CONSIDERANDO, que de todo lo expuesto precedentemente,


esta Suprema Corte de Justicia, en su rol de Tribunal de
Casación, ha podido establecer que la intervención voluntaria
principal de Faro Francés Viejo, S. A., no podía ser declarada
sin efecto por el hecho de un desistimiento que en nada la
afectaba, ya que la intervención intentada por la indicada
compañía contenía una pretensión que le era propia y
autónoma, independiente del recurso de apelación incidental
de la viuda del finado Ramón Guzmán Medina y sus hijos, así
como del acuerdo transaccional celebrado entre éstos y los
demás herederos del decujus; que al no existir, en relación con
el proceso examinado, ningún otro acto de procedimiento
posterior a la sentencia del 2 de junio de 1995, que dejó vigente
el proceso respecto de la intervención voluntaria de la
empresa Faro Francés Viejo, S. A., como lo afirma la propia
Corte a-qua en su sentencia, ni desistimiento del recurso de
apelación principal, resulta forzoso admitir como fecha de
inicio del plazo de la perención la de la decisión del 2 de junio
de 1995; que al producirse la demanda en perención el 29 de
noviembre de 2002, es decir, siete (7) años, cuatro (4) meses y
veintisiete (27) días de haber cesado los procedimientos con
la citada sentencia de homologación del 2 de junio de 1995, el
plazo prohibitivo de tres (3) años que establece la ley para
poder intentarla, se encontraba ventajosamente vencido, por
lo que la referida demanda en perención fue incoada dentro de
los términos de la ley y, por tanto, no podía ser declarada
inadmisible;

CONSIDERANDO, que al quedar vigente el proceso en cuanto


a la apelación de Faro Francés Viejo, S. A., y su intervención
voluntaria principal, el acta dada del desistimiento y la
declaratoria de dejar sin efecto esa intervención, derivada de
aquella, únicas decisiones adoptadas por la sentencia del 2 de
junio de 1995, ésta no podía, como lo entendió la Corte a-qua,
crear un vínculo indisoluble entre las partes de la sentencia, ni
beneficiarse de la autoridad de la cosa juzgada, toda vez que
las decisiones que se limitan a dar acta y a homologar una
situación sin resolver ninguna contestación entre las partes,
no queda revestida de esa autoridad, por lo que la sentencia
recurrida debe ser casada, sin necesidad de examinar el
primer medio del recurso; que por todo lo expuesto procede
acoger el medio examinado y propuesto por los recurrentes,
por haber incurrido la Corte a-qua en la violación de los textos
legales invocados.

Por tales motivos: Primero: Casa… (S.C.J, Salas Reunidas, 3 de


junio de 2009, decisión número 4, B.J. 1183, páginas 90, 91 y 92)

POR CUANTO: A que de su parte, y en lo referente a la intervención, ya sea forzosa,


ya sea voluntaria, la más respetada doctrina y fundada jurisprudencia nos expresan
lo siguiente:
“La intervención no es más que toda contestación incidental que
interviene en ocasión y en el curso de una demanda principal,
para agregarse a ella, suspender la marcha, modificar la
solución o hasta descartarla completamente.” (Papón, G., en
Dalloz, Repertoire de procedure civil et commerciale. Incident, No. 1).

“La intervención voluntaria no puede tener lugar en estrados


mediante la presentación de simples conclusiones (Amiens, 21
de mayo de 1872, S. 72, 2.35); admitiéndose que sólo en caso de
extrema urgencia –que no es el caso de la especie-, “la intervención
puede ser formulada mediante simples conclusiones en
estrados, a condición de que estas sean por escrito”. (Civil 28 de
octubre de 1935, D. H. 1935. 21). Igualmente que las conclusiones
tomadas verbalmente en estrados son inoperantes (Cremieu, L,
en DallozEnciclopedieJuridique, Repertoire de Procedure civil et
commerciale. Interventión, No. 7).

POR CUANTO: A que no es sino en la dirección de lo antes señalado que la doctrina


de nuestra Corte de Casación se orienta en la siguiente orbita:
CONSIDERANDO, que en lo que respecta al único medio en
que se fundamenta el recurso, esta Sala Civil de la Suprema
Corte de Justicia ha sustentado el criterio, reiterado en la
ocasión, que el artículo 339 del Código de Procedimiento Civil
determina las condiciones necesarias a los fines de intervenir
voluntariamente en el curso de una instancia; que, en virtud de
dicha disposición legal, la intervención no puede proponerse
por primera vez mediante conclusiones en audiencia, sino
mediante una instancia motivada dirigida al juez apoderado del
caso y notificada al demandante y al demandado o mediante
notificación a los abogados cuando hayan sido constituidos;

CONSIDERANDO, que, en principio, las partes procesales se


encuentran identificadas desde el momento del apoderamiento
del órgano judicial, no obstante, es posible que ese proceso
que se desarrolla inter partes, previamente determinadas
mediante el acto que apertura la acción, perturbe el derecho o
lesione intereses de personas que no han sido citadas a
comparecer, pero que deben ser protegidas; que, en ese
sentido, nuestro ordenamiento jurídico consagra en los
artículos 337 al 341 del Código de Procedimiento Civil, como
una protección a favor de esos terceros, ajenos a la
controversia judicial, la posibilidad de que intervengan
voluntariamente en el proceso; que tomando en consideración
que las partes originarias, demandante y demandado, son las
que han impulsado el proceso, la actuación de dichos
intervinientes debe ser regulada a fin de impedir que la
inmutabilidad del proceso, delimitada por las partes originales,
sea alterada y evitar, además, dilaciones en el desarrollo de la
causa; (S.C.J. -1era sala- 12 de mayo de 2010, decisión número
21, B.J. No. 1194, página 331).
CONSIDERANDO, que, en ese sentido, de la lectura del artículo
339 se advierte que si bien la intervención debe ser introducida
por un simple acto del cual se dará copia a los abogados de
las partes en causa y que contendrá los fundamentos y
conclusiones, su depósito en la secretaría del tribunal
apoderado de la litis en la cual se pretende intervenir, debe ser
hecho en el curso del proceso y antes del cierre de los debates;
que, en efecto, al consagrar el artículo 338 del Código de
Procedimiento Civil, que el juez puede estatuir respecto a
dicha demanda incidental, “ya sea previo al fondo de la
contestación, si hubiere lugar, o conjuntamente con el”, está
dejando claramente establecido que las demandas
incidentales, como la de la especie, no pueden ser formadas
más que en ocasión de una instancia principal ya interpuesta
y aún en curso; que esa exigencia se consolida aún más de la
simple lectura de alguna de las acepciones del vocablo
“intervenir”, el cual significa “interceder o tomar parte en un
asunto”; que, además, el artículo 340 del texto legal citado
consagra, expresamente, que “la intervención no podrá
retardar el fallo de la causa principal, cuando ésta se halle en
estado”; que, en virtud de lo expuesto, la corte a-qua actuó
correctamente al confirmar la decisión de primer grado, que
descartó del debate la intervención voluntaria formulada por
Félix Antonio Matos, luego del cierre de los debates y,
consecuentemente, al declarar inadmisible el recurso de
apelación por él interpuesto; (S.C.J. -1era sala-civil- 17 de
noviembre de 2010, decisión número 39, B.J. No. 1200, páginas
368 y 369).

POR CUANTO: De conformidad a lo expuesto precedentemente, y no obstante


se trata de una intervención forzosa accesoria a las pretensiones en contra de
la demandada principal, sin embargo, al considerar que una eventual sentencia
de cara a las pretensiones del demandante puede lesionar los intereses de
Constructora Rizek, SRL y Consorcio Cibao-Sur, es por lo que se realiza la
presente demanda en intervención para tutelar su defensa

b) RESPONSABILIDAD POR LA COSA INANIMADA.

POR CUANTO: A que el artículo 1384 del Código Civil expresa:


“No solamente es uno responsable del daño que causa un hecho suyo,
sino también del que se causa por hechos de las personas de quien se
debe responder o de las cosas que estaban bajo su cuidado. Los amos
y comitentes, lo son del daño causado por sus criados y apoderados
en las funciones en que estén empleados.” (El subrayado y la negrita es
nuestra).-
POR CUANTO: A que el hoyo, desechos y escombros que fueron depositados en
los contenes, aceras y calles, como propinación de los trabajos de construcción de
ese tramo y la no señalización del peligro, para advertir a terceros del riesgo,
presentaba un comportamiento anormal, de allí su participación activa, lo cual será
demostrado en la instrucción del proceso.

POR CUANTO: A que los sucesos mencionados anteriormente causaron golpes y


heridas al señor DANIEL CASTILLO ALMANZAR y la muerte a mi esposo padre
de mi hija el conductor de la motocicleta el señor YERSON RAMON PEÑA
ALMONTE, por lo que los mismos deben ser retenido como causa del daño y
perjuicio producido, ya que ocupar las vías públicas, sin ninguna señalización ni
iluminación, colocando de los materiales, desechos y escombros, sin señales
preventivas al público, denota de mi requerido en su calidad de guardiana de dicha
obra en remodelación, con lo cual se cumple con lo establecido por la doctrina de
que para la aplicación del artículo 1384, Párr. 1ero. Del Código Civil no basta una
intervención cualquiera de la cosa, sino que es preciso que esa intervención sea
activa. (Dr. Jorge Subero Isa. Tratado Práctico de Responsabilidad Civil
Dominicana. Op. Cit. Pág. 171).

POR CUANTO: A que el guardián sobre el cual recae la responsabilidad del hecho
de las cosas inanimadas, es la persona que tiene el USO, CONTROL Y
DIRECCIÓN de esas cosas, por consiguiente los responsables de esa construcción
que ya hemos señalado constituyen las personas que tenían el uso, control y
dirección de ese hoyo y los materiales próximo al mismo, por los cuales sucediera
el indicado accidente.

 DE LA RESPONSABILIDAD POR NEGLIGENCIA.

POR CUANTO: A que el artículo 1383 del Código Civil, establece:


“cada cual es responsable del perjuicio que ha causado, no solamente por un
hecho suyo, sino también por su negligencia o imprudencia.”

POR CUANTO: A que los hechos así narrados han ocurrido por la imprudencia,
negligencia, inobservancia y falta de la empresa demandada, al no tomar las
medidas permanentes, preventivas y prudentes para evitar actos de esta
naturaleza; y muy especialmente por su inobservancia a las reglas o precauciones
elementales destinadas a asegurar la protección del público contra posibles
accidentes;

POR CUANTO: El Consorcio Cibao-Sur, la Constructora Rizek y Asociados, SRL,


y Constructora Norberto Odebretch con las actuaciones antes indicadas en el relato
de los hechos de la presente demanda han cometido una negligencia en perjuicio
mi requeriente, lo que se traduce en daños morales y materiales que deben
proceder a compensar.
POR CUANTO: Mi requerida ha violado una obligación lato sensu en contra de mis
requeridos, por tanto este último se constituye en acreedor de la reparación de esa
obligación.

POR CUANTO: Según los Arts. 1382 y 1383 del Código Civil se están en falta
cuando se causa a otra persona un perjuicio ilícito, sea a sabiendas y
voluntariamente, sea por imprudencia o negligencia. Y si bien la
comprobación de los hechos que se invoquen para establecer la falta es de
la soberana apreciación de los jueces del fondo, corresponde a la Corte de
Casación verificar si esos hechos ya indicados por dichos jueces
constituyen, en derecho, una falta. (S.C.J. 31 agosto 1938, B.J. No. 337, página
456, citada por Gómez, Manuel Ubaldo, Opus. Cit. Vol. II, No. 1767, página No.
114).

POR CUANTO: A que los elementos constitutivos de la responsabilidad civil que nos
ocupa, regida por las ya señaladas disposiciones legales, tienen perfecta aplicación
en el caso de la especie, si tomamos en cuenta que ha habido: A) Una imprudencia
y falta no intencional; B) Un perjuicio moral y material, y C) Una relación de
causa a efecto entre la falta culposa y el perjuicio sufrido. Estos tres elementos
están perfectamente caracterizados en el caso de la especie, conforme la doctrina
que profesa la Suprema Corte de Justicia, a lo largo de su vasta labor jurisprudencial
y la doctrina imperante.

 Para aplicar ambos supuestos de responsabilidad civil.

POR CUANTO: A que los magistrados jueces del orden judicial, son soberanos, a
la hora de apreciar el daño, como el perjuicio moral o material sufrido, e imponer
los montos indemnizatorios, por lo que es preciso a los fines del presente trabajo,
dejar establecido lo siguiente:

DAÑOS Y PERJUICIOS.- Apreciación del perjuicio y de la indemnización.-


Materia contractual y materia delictual: diferencia.- Los jueces del fondo
gozan de un poder discrecional para apreciar la importancia del perjuicio
causado por un cuasi-delito y para determinar el monto de la
indemnización que debe acordarse a la víctima. En materia contractual,
el monto de la indemnización está a veces previsto en el contrato; y
cuando no, el mismo contrato puede suministrar bases para el avalúo,
de modo que la Corte de Casación puede examinar si las bases
admitidas por los jueces del fondo son ó no las que ellos debían admitir.
En ese caso, en efecto, debe respetarse el contrato y la fijación de la
indemnización no es una pura cuestión de hecho sustraída al control de
la Corte de Casación. En cambio, en materia delictual ó cuasi-delictual,
y especialmente en ciertos casos, el perjuicio experimentado por la
víctima puede no ser de orden exclusivamente pecuniario, para cuyo
avalúo pueden existir bases que los jueces del fondo estén obligados a
adoptar. En cuanto a la medida de la indemnización, si la regla, tanto en
materia contractual como en materia delictual ó cuasi-delictual, es que
la indemnización debe ser proporcionada al perjuicio, cuando este
resulta, como ocurre en materia de delitos o cuasi-delitos, de elementos
complejos, no de elementos únicamente materiales y fácilmente
apreciables en dinero, el poder de los jueces del fondo tiene mayor
amplitud y la apreciación del perjuicio así como el avalúo de la
reparación se dejan a su experiencia y discreción, sobre todo cuando el
monto de la reparación que sea justa dependerá de las circunstancias
particulares de cada caso, que es materia de hecho. (S.C.J. 25 de agosto
de 1933, B.J. número 277, página 15); (ML, UB. GOMEZ, Hijo, Opus. Cit.
Volumen I, numeral 421, páginas 86 y 87).

Apreciación soberana del daño, de la falta y de la indemnización. En materia


de daños y perjuicios resultantes de un cuasi-delito, los jueces del fondo
aprecian soberanamente la existencia de la falta, la del daño y la cuantía
de la indemnización. (S.C.J. 31 de mayo de 1929, B.J. número 226, página
22; S.C.J. 19 de mayo de 1933, B.J. número 274, página 6). (ibid, numeral
422, páginas 87).

“CONSIDERANDO, que en el desarrollo de su segundo medio, el


recurrente alega en síntesis, que si bien se reconoce a los jueces del
fondo un poder soberano para apreciar el monto de los daños y
perjuicios experimentados por un reclamante, la cantidad fijada como
reparación por dichos daños debe estar suficientemente motivada para
que su monto se corresponda con la realidad de los hechos y de los
perjuicios sufridos por el reclamante.

CONSIDERANDO, que la fijación de una indemnización de los daños y


perjuicios morales y materiales que resultan de la devolución de
cheques, constituye un hecho de la soberana apreciación de los jueces
del fondo; que esta apreciación escapa a la censura de la Corte de
Casación”. (S.C.J. primero (1º) de diciembre de 1999, decisión No. 1, Boletín
Judicial 1069, páginas 119 y 120).

POR CUANTO: De igual forma, debo indicar que uno de los mayores perjuicios
ocasionados con la muerte del señor YERSON RAMON PEÑA ALMONTE es la
PERDIDA DE LA OPORTUNIDAD que le pertenece a su hija MARIYERLIN
PEÑA MERCEDES, de tener su padre, compartir con él, tener su apoyo, su
autoridad, que la represente al momento de casarse, y que vele siempre por su
cuidado, así como tener moralmente el apoyo, soporte y sustento de su padre.

 De la solidaridad de pleno derecho entre los demandados:


CONSORCIO CIBAO SUR, CONSTRUCTORA RIZEK Y ASOCIADOS,
S.A., y CONSTRUCTORA NORBERTO ODEBRECHT, S.A.

POR CUANTO: De conformidad con el contrato de ejecución de obra para el diseño,


construcción y gestión del financiamiento para la reconstrucción y mejoramiento de
la carretera Cibao-Sur, los responsables de ese proyecto, cuya ejecución irregular
de los trabajos ha permitido el accidente que da nacimiento a la presente demanda,
constituyen las empresas CONSORCIO CIBAO SUR, CONSTRUCTORA RIZEK Y
ASOCIADOS, S.A., y CONSTRUCTORA NORBERTO ODEBRECHT, S.A.

POR CUANTO: El artículo 1200 del Código Civil establece lo siguiente:


“Art. 1200.- Hay solidaridad por parte de los deudores, cuando están obligados a
una misma cosa, de manera que cada uno de ellos pueda ser requerido por la
totalidad, y que el pago hecho por uno, libre a los otros respecto del acreedor”.

POR CUANTO: A que si bien es cierto, que por efecto del artículo 1202 del Código
Civil, la solidaridad no se presume, no menos cierto es que la labor jurisprudencial
ha creado “las obligaciones in solidum”.

POR CUANTO: La solidaridad de pleno derecho de las obligaciones que nacen de


un delito o cuasi delito es una creación jurisprudencial tanto de Francia como
República Dominicana, como una fórmula de proteger a las víctimas en los casos
que varios autores han participado en la comisión de un daño; en materia de
Responsabilidad Civil delictual y cuasi delictual, existe una solidaridad de pleno
derecho (Boletín Judicial No. 888 página 3060, Sentencia de fecha 26 Noviembre
1984; Sentencia del 20 de mayo del 1998, Boletín Judicial No. 1050 Volumen 1
Página 162; Sentencia de fecha 22 Marzo del 2000, Boletín Judicial No. 1071).

POR CUANTO: Bajo estas consideraciones debe aplicarse la solidaridad de pleno


derecho en el caso de marras para los autores del daño, esto es “CONSORCIO
CIBAO SUR, CONSTRUCTORA RIZEK Y ASOCIADOS, S.A., y
CONSTRUCTORA NORBERTO ODEBRECHT, S.A.”

 Del interés judicial.


POR CUANTO: A que en lo concerniente a mantener el valor del dinero en el tiempo
relativo a los montos apreciados por los jueces para la compensación de los daños
solicitados y que no se vea afectado por efecto de la devaluación de la moneda en
el tiempo que pueda subsistir el proceso judicial, los tribunales judiciales no se
ponían de acuerdo en cuanto a la indemnización complementaria dispuesta en el
artículo 1153 del Código Civil, al establecer que por efecto de la derogación por la
ley monetaria y financia del interés legal del 1% que disponía la orden ejecutiva No.
312, entonces no existía interés legal ni tampoco se trataba de interés convencional.
POR CUANTO: A que sin embargo, el rol de nuestra Suprema Corte de Justicia de
interpretar las normas legales y mantener la unificación del criterio judicial, como
consagra la ley de casación, hizo posible que en fecha 19 de Septiembre del 2012
la segunda sala civil estableciera el interés judicial, como interés compensatorio
para evitar los efectos de la devaluación de la moneda en el tiempo, utilizando un
interés promedio de las tasas activas del Banco Central.
POR CUANTO: Entrando propiamente a la materia objeto del alcance de esta
apelación, deberíamos indicar que en nuestro derecho existe el principio de
reparación integral del daño como corolario de la responsabilidad civil, el cual ha
sido admitido en la jurisprudencia y doctrina.

POR CUANTO: En virtud del principio de la reparación integral del daño el


acreedor de la obligación está obligado a reparar el daño en su totalidad y en
conjugación al daño recibido, debiendo repararlo y retornando la situación como si
nada hubiese sucedido. Conforme establece Corral Talciani, “El principio general es
que la reparación debe ser completa: debe repararse todo el daño que sea como
consecuencia del hecho ilícito”1. Este principio, acogido como dogma en gran parte
de los sistemas jurídicos de orientación francesa, implica que la violación
del alterum non laedere o del incumplimiento contractual conlleva el
restablecimiento del equilibrio por la irrupción del daño en la tranquilidad de que
hasta entonces gozaba la víctima. Así, la afectación de la persona en todas sus
dimensiones (material, corporal, social y sentimental), y sin que exista un
fundamento jurídico para ello, impone devolver al afectado a la misma situación en
que se encontraba previo al suceso, tratando de borrar la sombra de lo acontecido
(reparación in natura) o de compensar a la víctima mediante el equivalente
pecuniario tomando en cuenta todos los chefs de daño sufrido.

POR CUANTO: En este sentido, derivado del principio de reparación integral del
daño exigimos su cumplimiento en el caso de la especie, y se disponga la aplicación
de un interés judicial consistente en un 2.5% de interés mensual desde el día de la
demanda hasta la total ejecución de la sentencia.

POR CUANTO: A que toda persona que sucumbe en justicia debe ser condenada
al pago de las costas del procedimiento, las cuales pueden distraerse en provecho
de los Abogados que afirmen estarlas avanzando en su totalidad (artículo 130 y 133
del Código de Procedimiento Civil).

 DEL DESAPODERAMIENTO DEL PRIMER ABOGADO Y


APODERAMIENTO DE NUEVO ABOGADO.

POR CUANTO: Es preciso indicar que el abogado actuante en la demanda


introductiva de instancia ha realizado un desapoderamiento en el cual expresó que
no tenía interés en seguir llevando el presente proceso, por lo que se procedió
apoderar nuevo abogado, motivos por los que se le notifica adjunto al presente
proceso: el desapoderamiento otorgado por el Lic. José Reyes Acosta, en fecha 11
de mayo del 2017, y el poder cuota Litis otorgado a la LIC. ARACELIS ROSARIO,
el cual adjunto a la presente demanda se notifica copia del indicado poder,
debidamente legalizado y registrado, a los fines de que mis requeridos tengan
conocimiento el mismo, y tengan pendiente lo siguiente: a) Que cualquier actuación
concerniente a la presente demanda en daños y perjuicios o cualquier decisión o
actuación de cualquier índole deben consultarla y realizarla con los abogados
apoderados especiales que figuran en el cuerpo de la presente demanda, b)Que en
todo momento deben respetar el Poder Cuota Litis que le fuera otorgado por mis
requerientes a sus apoderados, por lo tanto cualquier transacción, desistimiento o
acuerdo debe firmarse únicamente por sus abogados apoderados especiales
indicados; c) Que cualquier menosprecio a los términos de la presente notificación
y poder cuota litis lo hará responsable de los daños y perjuicios que pudieran
derivarse por el menosprecio a los términos de la presente notificación.

POR CUANTO: Que la parte demandante oferta los documentos en que sustenta
sus alegatos, los cuales son:
1) Acto No. 0328/2016, de fecha 26 del mes de Febrero del año Dos Mil
Dieciséis (2016), del Ministerial Armando A. Santana Mejía, Alguacil de
Estrado del Juzgado de Paz especial de Transito del Distrito Nacional,
Contentivo a la Demanda en Responsabilidad Civil.-
2) Acto No. 170/2016, de fecha 18 del mes de Marzo del año Dos Mil Dieciséis
(2016), del Ministerial Kelvin Rosario del Rosario, Alguacil Ordinario de la
Cámara Penal de la Corte de Apelación del Dto. Judicial de Santo Domingo.
3) Contrato de ejecución de obra entre El Estado Dominicano , consorcio cibao-
sur, constructora Norberto Odebretch, s.a. y constructora Rizek de fecha 25
del mes de Enero del año dos mil doce (2012)
4) Certificación de 01 del mes de Junio del año Dos Mil Diecisiete (2017),
expedida por la superintendencia de Seguros.
5) Quince (15), fotografías del lugar de los hechos.
6) Acta policial No. 057/16, de fecha 09 del mes de Febrero del año dos mil
Dieciséis (2016), expedida por la Autoridad Metropolitana de Transporte.
7) acta defunción de fecha 16 del mes de Mayo del año dos mil Diecisiete
(2017), expedida por la Oficialía del Estado Civil de la 1ra Circunscripción de
Piedra Blanca.
8) Acta de nacimiento de MARIYERLIN PEÑA MERCEDES.
9) Desapoderamiento de fecha 11 del mes de Mayo del año dos mil diecisiete
(2017), Instrumentado por el Lic. Patricio Felipe de Jesús.-
10) Poder cuota litis, de fecha 16 del mes de Mayo del año dos mil Diecisiete
(2017), instrumentado por el Lic. Patricio Felipe de Jesús.-

...POR TALES RAZONES y por las demás que mi requeriente se reserva para
hacerlas valer cuando y donde fuere de lugar, y en virtud de los artículos 1384 del
Código Civil, 130 y 133 del Código de Procedimiento Civil, así como su reglamento
de aplicación, lo establecido por la doctrina y la jurisprudencia al respecto, oiga mi
requerido a mis requerientes PEDIR y al Tribunal debidamente apoderado de la
presente demanda FALLAR:

PRIMERO: Que sea declarada buena y válida en cuanto a la forma y al fondo, la


demanda en daños y perjuicios incoada por la señora MARIA MERCEDES
SANTIAGO y su hija MARIYERLIN PEÑA MERCEDES, en contra del
CONSORCIO CIBAO SUR, CONSTRUCTORA RIZEK Y ASOCIADOS, S.A.,
SEGUROS SURA S.A. y CONSTRUCTORA NORBERTO ODEBRECHT, S.A., por
su regularidad procesal.
SEGUNDO: CONDENAR solidariamente a las empresas CONSORCIO CIBAO
SUR, CONSTRUCTORA RIZEK Y ASOCIADOS, S.A., y CONSTRUCTORA
NORBERTO ODEBRECHT, S.A., al pago de una INDEMNIZACIÓN ascendente a
la suma de RD$20,000,000.00, (VEINTE MILLONES DE PESOS ORO
DOMINICANOS CON 00/100) a favor de la niña MARIYERLIN PEÑA MERCEDES,
por los daños morales recibidos al perder a su padre, producto del accidente
referido; indemnización por su dualidad de responsabilidad al tener bajo su
guarda y cuidado el hoyo y material de construcción en las vías públicas, y su
negligencia al dejar las mismas sin ninguna señalización e iluminación para
alertar a la ciudadanía, lo que provocó el accidente donde falleció su padre el
señor YERSON RAMON PEÑA ALMONTE.

TERCERO: CONDENAR solidariamente a las empresas CONSORCIO CIBAO


SUR, CONSTRUCTORA RIZEK Y ASOCIADOS, S.A., y CONSTRUCTORA
NORBERTO ODEBRECHT, S.A., al pago de una INDEMNIZACIÓN ascendente a
la suma de RD$15,000,000.00, (QUINCE MILLONES DE PESOS ORO
DOMINICANOS CON 00/100) a favor de MARIA MERCEDES SANTIAGO, por los
daños morales recibidos al perder a su concubino, producto del accidente referido;
indemnización por su dualidad de responsabilidad al tener bajo su guarda y
cuidado el hoyo y material de construcción en las vías públicas, y su
negligencia al dejar las mismas sin ninguna señalización e iluminación para
alertar a la ciudadanía, lo que provocó el accidente donde falleció su
concubino el señor YERSON RAMON PEÑA ALMONTE.

CUARTO: DISPONER que la sentencia a intervenir sea DECLARADA común y


oponible a la compañía SEGUROS SURA, S.A., entidad que emitió la póliza de
responsabilidad civil No. RCBA-19285 a nombre de CONSTRUCTORA RIZEK Y
ASOCIADOS, S.A., para respaldar el contrato de ejecución de obra que une a las
empresas CONSORCIO CIBAO SUR, CONSTRUCTORA RIZEK Y ASOCIADOS,
S.A., y CONSTRUCTORA NORBERTO ODEBRECHT, S.A.

QUINTO: CONDENAR a las empresas CONSORCIO CIBAO SUR,


CONSTRUCTORA RIZEK Y ASOCIADOS, S.A., y CONSTRUCTORA
NORBERTO ODEBRECHT, S.A., al pago de un interés judicial aplicado al monto
de indemnización apreciado por los jueces de fondo y consistente en una tasa
mensual de dos punto cinco por ciento (2.5%), contados a partir de la fecha de la
introducción de la demanda.-

SEXTO: CONDENAR a las empresas CONSORCIO CIBAO SUR,


CONSTRUCTORA RIZEK Y ASOCIADOS, S.A., SEGUROS SURA S.A. y
CONSTRUCTORA NORBERTO ODEBRECHT, S.A., al pago de las costas, y
ordenar su distracción en provecho del LICDO SEFERINO DÍAZ VALERIO,
Abogado que afirma estarlas avanzando en su totalidad. BAJO LAS MÁS
AMPLIAS E ILIMITADAS RESERVAS DE DERECHO Y ACCION;-
...I para que mis requeridos, a las empresas CONSORCIO CIBAO SUR,
CONSTRUCTORA RIZEK Y ASOCIADOS, S.A., SEGUROS SURA S.A. y
CONSTRUCTORA NORBERTO ODEBRECHT, S.A., no pretenda alegar
ignorancia del presente acto, así se lo he notificado y le he dejado una copia fiel y
exacta del mismo en manos de la persona con quien afirmo haber hablado,
conteniendo copia del poder cuota litis otorgado por la señora MARIA MERCEDES
SANTIAGO, a favor del LICDO. SEFERINO DÍAZ VALERIO, debidamente
firmadas, selladas y rubricadas por mí, alguacil que certifica y da fe. Costos
RD$_____________________.-

DOY FE
EL ALGUACIL
Redacte una demanda en perención de instancia y otra en extinción de
instancia.
…ACTO NO._______________
MATERIA: CIVIL.
ESPECIE: DEMANDA EN PERENCIÓN DE INSTANCIA ABIERTO RELATIVA AL
RECURSO DE APELACIÒN INTERPUESTO A TENOR DEL ACTO NO. 1524-
2012, DE FECHA 20 DE DICIEMBRE DEL 2012 DEL MINISTERIAL JOSE A.
VALERIO en CONTRA DE LA SENTENCIA CIVIL NO. 365-12, DE FECHA 18
ABRIL DEL 2012.
...En la ciudad de Bonao, Provincia Monseñor Nouel, República Dominicana, a los
______________________ ( ) días del mes de SEPTIEMBRE del año DOS
MIL DIECISIETE (2017); actuando a requerimiento de los señores
LICDOS.SEFERINO DÍAZ VALERIO.Y ALLENDE J. ROSARIO TEJADA,
dominicanos, mayores de edad, Abogados de los tribunales de la República,
portadores de las Cédulas de Identidad y Electoral Nos. 048-0078398-9 y 048-
0082725-7, con estudio profesional común abierto en la Avenida Aniana Vargas No.
12, del Municipio de Bonao, Provincia de Monseñor Nouel, R.D. ¨Edificio Dr. Roberto
Rosario¨; y ad-hoc en la Ave. Imbert casi esquina Colón No. 60, La Vega, R.D.; lugar
donde mis requerientes hacen formal elección de domicilio para todos los fines y
consecuencias legales del presente acto, quienes actúan en representación del
señor MARIANO DE JESUS FERNANDEZ, dominicano, mayor de edad, titular de
la cédula de identidad y electoral No.048-0055726-8, domiciliado y residente en la
calle General Cabral No. 13, del Municipio de Bonao, Provincia Monseñor Nouel,
R.D., quien hacen elección de domicilio en el domicilio profesional de sus Abogados
Constituidos y Apoderados Especiales indicados.
...YO,_____________________________________________________________
__________________________________________________________________
__________________________________________________________________
__________________________________________________________________
__________________________________________________________________
__________________________________________________________________
__________________________________________________________________
_______________________, abajo firmado;

...EXPRESAMENTE y en virtud del anterior requerimiento me he trasladado dentro


de los límites de mi Jurisdicción: ÚNICO: A la _____________________________,
Municipio de Bonao, Provincia Monseñor Nouel, R.D., que es donde tiene su estudio
profesional abierto el LIC. MARTIN FRAGOSO VASQUEZ, Abogado constituido
y apoderado especial del señor PEDRO RAMIREZ SANCHEZ, FIDEL SOSA
MEJIA Y AUTOSEGUROS, S.A., en virtud al Acto No. 1524/2012, de fecha 20
de Diciembre del 2012, del Ministerial Luis Mariano Hernández Valentín,
Alguacil Ordinario del Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes del Distrito
Judicial de Monseñor Nouel, R.D., y una vez allí, hablando personalmente con
__________________________________________________, según me lo
declaró y quien me dijo ser _____________________________________ de mi
requerido y tener calidad para recibir el presente acto;

...LE HE NOTIFICADO a mí requerido, el LIC. MARTIN FRAGOSO VASQUEZ, en


su indicada calidad de Abogado constituido y apoderado especial del señor
PEDRO RAMIREZ SANCHEZ, FIDEL SOSA MEJIA Y AUTOSEGUROS, S.A., en
virtud al Acto No. 1524/2012, de fecha 20 de Diciembre del 2012, del Ministerial
Luis Mariano Hernández Valentín, Alguacil Ordinario del Tribunal de Niños,
Niñas y Adolescentes del Distrito Judicial de Monseñor Nouel, R.D., que mis
requerientes por medio del presente acto les CITA Y EMPLAZA para que conforme
fuere de derecho y en el improrrogable plazo de la octava (8va) franca de ley, más
el plazo en razón de la distancia, si procede, comparezca a las nueve horas de la
mañana (9:00a.m.), por ante la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación
del Departamento Judicial de La Vega, R.D., ubicada en la esquina formada por las
calles, García Godoy y Monseñor Nouel, La Vega, R.D., a los fines y motivos
siguientes:

II. HECHOS.

POR CUANTO: En fecha (23) del mes de Mayo del año Dos Mil Nueve (2009), el
señor PEDRO RAMIREZ SANCHEZ, quien conducía un carro, Marca Toyota,
modelo 1993, Color Blanco, Placa No. A257696, chasis 4T1SK12E1PU214981;
propiedad de PEDRO RAMIREZ SANCHEZ, mientras este transitaba por la calle
Luperón en dirección, de este a oeste y al llegar a la calle Duarte, y para cruzar la
intersección con la calle Duarte y al no tomar las medidas de lugar para continuar la
marcha a la motocicleta conducida por el señor MARIANO DE JESUS
FERNANDEZ, y a raíz de esto resultó este señor con lesiones físicas y materiales.

POR CUANTO: Producto del hecho indicado, el señor MARIANO DE JESUS


FERNANEZ demandó civilmente en procura de la compensación de los daños
recibido a las personas indicadas como responsables, y al efecto la cámara Civil y
Comercial del Distrito Judicial de Monseñor Nouel dictó la Sentencia Civil No. 365-
12, dictada en fecha 18 de Abril del 2012, cuya parte dispositiva establece lo
siguiente:

POR CUANTO: La sentencia antes indicada fue recurrida en apelación por AUTO
SEGUROS, S.A., PEDRO RAMIREZ SANCHEZ Y FIDEL SOSA MEJIA mediante el
Acto No. 1524-2012, de fecha 20 de Diciembre del 2012, notificada por el ministerial
José A. Valerio, alguacil estrados del tribunal especial de Tránsito grupo 2, Distrito
Judicial Monseñor Nouel, R.D., y celebrada la última audiencia el 1º de Mayo del
año 2013.

POR CUANTO: Desde la fecha de 1º de Mayo del 2013 hasta la actualidad este
expediente no ha registrado ninguna actividad procesal, lo que se traduce en un
desinterés de la parte que promoviera la instancia abierta con motivo del Recurso
de Apelación por lo que su inacción debe sancionarse con la figura jurídica
dispuesta al efecto, esto es la perención del recurso de apelación.
POR CUANTO: En tal virtud, habiendo transcurrido un espacio de tres (03) años y
seis (06) meses sin que se haya efectuado ningún acto procesal relacionado con
ésta instancia, lo que habilita a mi requeriente actuando en nombre y
representación de MARIANO DE JESUS FERNANDEZ, a realizar la demanda en
perención de instancia que se desarrolla mediante este acto.

III. DEL DERECHO.

POR CUANTO: Los artículos 397, 400 y 401 del Código de Procedimiento Civil,
establecen lo siguiente:

¨Art. 397.- Toda instancia, aunque en ella no haya habido constitución de


abogado, se extinguirá por cesación de los procedimientos durante tres años.
Este plazo se ampliará a seis meses más, en aquellos casos que den lugar a
demanda en renovación de instancia, o constitución de nuevo abogado.

Art. 400.- Se pedirá la perención por acto de abogado a abogado, a menos


que este último haya muerto, o esté en interdicción, o suspenso, desde el
momento en que aquélla se hubiera contraído.-

Art. 401.- La perención no extingue la acción: produce solamente la extinción


de procedimiento, sin que se pueda, en ningún caso, oponer acto alguno del
procedimiento extinguido, ni apoyarse en él. En caso de perención, el
demandante principal será condenado en todas las costas del procedimiento
del fenecido¨.

POR CUANTO: Los elementos que configuran la perención de instancia se reúnen


en el caso que se trata, habida cuenta que 1) existe inactividad procesal en la
instancia abierta con motivo del recurso de apelación interpuesto por la parte
demandada en perención; 2) que esta inactividad procesal desde la última fecha del
procedimiento hasta la fecha de la demanda en perención supera el perìodo de tres
años que es el tiempo establecido por el legislador para que se pueda solicitar la
perención; 3) Que exista una solicitud formal mediante acto de abogado a abogado
requiriendo la perención de la instancia, pues en esta materia no opera de pleno
derecho.

POR CUANTO: Que conforme a los establecido anteriormente en el caso que nos
ocupa ha quedado evidenciado que el señor PEDRO RAMIREZ SANCHEZ, FIDEL
SOSA Y AUTO SEGUROS, S.A., ha mostrado desinterés en el presente proceso,
por haber superado inclusive el plazo descrito en la ley, sin haber realizado en más
de tres (3) años actividad procesal alguna relacionada a la instancia de que se
trata, siendo más que procedente la declaración de perención de la instancia
contenida en el acto No. 1524/2012, de fecha 20 de Diciembre del año 2012, del
Ministerial José A. Valerio C., Alguacil de Estrado del Tribunal especial de transito
Grupo del Municipio de Bonao, Distrito Judicial Monseñor Nouel, R.D., relativa al
Recurso de Apelación interpuesto por los señores PEDRO RAMIREZ SANCHEZ,
FIDEL SOSA Y AUTO SEGUROS, S.A., contra la Sentencia Civil No. 365/2012,
de fecha 18 de abril del 2012, dictada por la Cámara Civil y Comercial del Juzgado
de Primera Instancia del Distrito Judicial de Monseñor Nouel, R.D.

POR CUANTO: Nuestra Alta Corte en aplicación de los artículos antes expuestos
que configuran la perención de instancia ha dispuesto lo siguiente:

“….Que no es contra la Sentencia de envío que opera la perención, sino


sobre la instancia de apelación, por lo que no importa que la Sentencia
dictada por la Corte de Casación tenga un carácter definitivo, pues al
pronunciarse, abre de nuevo, como ya se ha expresado, la instancia que dio
lugar a la Sentencia anulada, la que debe ser activada por la parte más
diligente;

Que en vista de que la perención de instancia no extingue la acción, sino el


procedimiento, tal como lo dispone el artículo 401 del Código de
Procedimiento Civil, nada obsta para que en grado de apelación, el
demandante original demande la perención de esa instancia, siempre que
en la misma él tenga la posición del recurrido, pues al anular
la perención todos los actos de dicha instancia, queda subsistente la
Sentencia apelada, dictada a su favor;

Que si bien, el tribunal indebidamente confirma la Sentencia impugnada, lo


que debió abstenerse de hacer por haber declarado perimida la instancia de
apelación, ese hecho no altera la situación jurídica creada con la declaratoria
de perención y no la invalida, porque, es una regla que sirve de base a
nuestro procedimiento de casación, que una Sentencia no puede ser anulada
sino cuando, en su disposición, se haya violado la ley, pues sería
evidentemente trastornador e injusto que debido a errores que no ejercen
verdadera influencia sobre el dispositivo se anulara un fallo y se privara
consecuentemente, de los beneficios de la situación, por este creada, a la
parte que lo hubiera obtenido;

Sentencia No. 18, 23-6-99, B. J. No. 1063, página 184.

POR CUANTO: Que es preciso indicar que la perención de instancia se solicita


formalmente mediante acto de abogado, sin embargo, no resulta ser una demanda
nueva per sé que deba recorrer los dos grados de jurisdicción puesto que la
demanda en perención se dirige únicamente en contra de la instancia abierta, que
tratándose en este caso de una instancia abierta con motivo de un Recurso de
Apelación la demanda en perención se dirige en contra de esta instancia
únicamente, subsistiendo la de sentencia dictada en primer grado.

POR CUANTO: A propósito de lo antes indicado del planteamiento de perención de


instancia en grado de apelación, la Suprema Corte de Justicia ha establecido:
“…Que no puede considerarse un demanda nueva en apelación el hecho de
que una demanda en perención de instancia se eleve en grado de
apelación, pues es lógico que si se persigue la perención de
esa instancia es ante esa jurisdicción donde se debe iniciar la demanda, tal
como ocurre en la especie;

Que en esta materia (laboral) no es necesario el ministerio de abogado razón


por la cual no se aplica la extensión del plazo previsto en el artículo 397 del
Código de Procedimiento Civil para los casos en que haya una nueva
constitución de abogados: que por idénticas razones la demanda
en perención no tiene que ser realizada mediante acto de abogado a
abogado, sino por acto entre las partes con la utilización de un profesional del
derecho si la parte demandante lo considera pertinente, pero no por un
imperativo de la ley;

Que la sentencia impugnada no podía entrar en el análisis de la sentencia de


primer grado, pues con la declaratoria de perención de la instancia de
apelación, el tribunal estuvo impedido de conocer del recurso de apelación
intentado contra dicha sentencia, la cual se mantuvo inalterable
independientemente de que contuviera algún vicio que la hiciera revocable y
que por efecto de la perención declarada escapaba de la facultad del Tribunal
a-quo.

Sentencia No. 8, 2-42-98, B.J.N. 1057, páginas 324-325.

POR CUANTO: La Jurisprudencia ha sido constante en establecer que la perención


de instancia se produce por la parte interesada que la convoca, pues la misma no
es de orden público, y por tanto no opera de pleno derecho, debiendo ser la parte
más diligente, que en ausencia de actividad procesal de su contraparte, realiza
dicha solicitud, en ese sentido la Suprema Corte de Justicia ha establecido que:

¨…es preciso observar que en sentido general, al no ser de orden público la


perención prevista en el Código de Procedimiento Civil, la misma debe ser
establecida y pronunciada por un Tribunal; que, en esa eventualidad,
corresponde a la parte interesada en prevalerse de tal perención, apoderar a
estos fines a la jurisdicción de alzada correspondiente, mediante un recurso
de apelación contra la sentencia dictada en efecto o reputada contradictoria,
y solicitar, antes de toda defensa al fondo, la perención de la sentencia
recurrida1¨.

POR CUANTO: Que toda parte que sucumba debe ser condenada al pago de las
costas del procedimiento, las cuales pueden distraerse en provecho de los
Abogados que afirmen estarlas avanzando en su totalidad (artículo 130 y 133 del
Código de Procedimiento Civil).
...POR TALES RAZONES y por las demás que tengáis a bien suplir con vuestro
elevado e idóneo criterio jurídico, el señor MARIANO DE JESUS FERNANDEZ, os
pide, muy respetuosamente, por órgano de su abogado constituido y apoderado
infrascrito, fallar de la siguiente manera:

PRIMERO: PRONUNCIAR y DECLARAR la perención de instancia relativa al


Recurso de Apelación interpuesto mediante el acto No. 1524/2012, de fecha 20 de
Diciembre del año 2012, del Ministerial José A. Valerio C., Alguacil de Estrado del
Tribunal especial de transito Grupo del Municipio de Bonao, Distrito Judicial
Monseñor Nouel, R.D., por los señores PEDRO RAMIREZ SANCHEZ, FIDEL
SOSA Y AUTO SEGUROS, S.A., en contra la Sentencia Civil No. 365/2012, de
fecha 18 de abril del 2012, dictada por la Cámara Civil y Comercial del Juzgado de
Primera Instancia del Distrito Judicial de Monseñor Nouel, R.D., por haber
transcurrido el plazo y condiciones establecido en el Art. 397, 400 y 401 del Código
de Procedimiento Civil Dominicano.

SEGUNDO: CONDENAR a los señores PEDRO RAMIREZ SANCHEZ, FIDEL


SOSA Y AUTO SEGUROS, S.A., al pago de las costas del procedimiento,
ordenando su distracción en provecho de los LICDOS.SEFERINO DÍAZ VALERIO.Y
ALLENDE J. ROSARIO TEJADA, quien afirma haberlas avanzado en su totalidad.

BAJO LAS MÁS AMPLIAS RESERVAS DE DERECHO Y ACCIONES.

...I para que mí requerido, LIC. MARTIN FRAGOSO VASQUEZ, en su calidad de


Abogado constituido y apoderado especial de los señores PEDRO RAMIREZ
SANCHEZ, FIDEL SOSA MEJIA Y AUTO SEGUROS, S.A., no pretenda alegar
ignorancia del presente acto, así se los he notificado y les he dejado una copia fiel
y exacta del mismo en manos de las personas con quienes afirmo haber hablado;
debidamente firmadas, selladas y rubricadas por mí, alguacil que certifica y da fe.
Costos RD$_____________________.-

DOY FE

EL ALGUACIL…

Nota: busque en merkalegal y otras páginas, acudí en persona a varias oficinas de


abogados y no fue posible conseguir los formularios de intervención voluntaria y
extinción de instancia. Por esa razón me sentí compelido a realizar las dos que
anteceden a esta nota, lo hago porque soy una persona de 50 años y tengo un alto
grado de responsabilidad.

Conclusión.
Como nos mencionamos en la introducción de esta tercera tarea de práctica jurídica
3, nos propusimos conocer e informa acerca de los que son los incidentes de la
instancia. Y el objeto se reclama en virtud de un fundamento jurídico el cual es su
causa. Objeto y causa son dos elementos del proceso a los cuales llamamos
elementos objetivos y lo que con su demanda persigue el litigante a saber
reparación, anulación, ejecución de un contrato. Imposible enumerar de modo total
este fin perseguido el cual dependerá de casa situación en particular. El objeto
perseguido es de naturaleza variable. Como mencionamos anteriormente en
ocasiones solo se persiguen medidas conservatorias o medidas ejecutorias. El
objeto del proceso no quiere decir que se persiga en todo caso unas cosas
materiales. El objeto del proceso puede tener marcado carácter extramatrimonial,
no importa, que en cierto sentido, este ligado a algo material. Así tenemos que la
propiedad no se confunde con el objeto sobre el cual ella se ejerce. Que será el
objeto de la demanda es lo que el demandante reclama como demanda principal,
reconvencional o interviniente. El objeto del litigio se determina por las pretensiones
respectivas de las partes. Es imperioso mencionar como lo establece en su libro
Procedimiento Civil Tomo II. Volumen I, Artagnan Pérez, que los incidentes relativos
a las instancias carecen de organización sincronizada tanto en el código civil
dominicano como en la ley 834 tiene más o menos claros algunos puntos. Por lo
que es difícil organizar los incidentes en un orden cronológico el cual sería ideal a
fin de memorizar, exponer y utilizarlos en las diferentes fases y eventualidades que
se presenta a lo largo del proceso.
Bibliografía

A fin de realizar esta tarea fueron consultadas de maneras muy exhaustivas


las importantes fuentes:

Código procedimiento civil dominicano.

Bufete jurídico Rosario & Rosario.

Ley-834-Modifica-Codigo-Procedimiento-Civil.

Pérez Méndez, Artagnan. Procedimiento Civil Tomo II. Volumen I. décimo


tercera Edición. Impresión Amigo del Hogar. Santo Domingo. 2014.

www.merkalegal/formularios.