Está en la página 1de 2

1.

Trata de personas

1.1. Definición.
Según el protocolo de las naciones unidas para prevenir, reprimir y sancionar la trata de

personas, especialmente mujeres y niños, la trata de personas es la acción de captar, trasladar

o acoger personas usando el uso de la fuerza u otras formas de coacción al rapto, fraude,

engaño, abuso de poder o situación de vulnerabilidad para que una persona tenga la autoridad

de explotarla de diferentes formas, ya sean trabajos forzados, esclavitud , servidumbre,

extracción de órganos, explotación sexual, entre otros. (O.N.U., 2019).

Figura 1. Propósitos de la trata de personas.

1.2. Diferencia con el Tráfico ilícito de migrantes.


El tráfico de migrantes es una práctica muy común de explotación en el mundo y esta se

diferencia de la trata de personas principalmente por una característica, el consentimiento.


En el tráfico ilícito, los migrantes conocen las condiciones peligrosas a las que se

expondrán y se arriesgan a ser explotados sabiendo las posibles consecuencias y lo aprueban.

En la trata de personas, las víctimas no decidieron nunca someterse a tal explotación o en

algunos casos, las personas aceptan en primera instancia pero son coaccionadas y el

consentimiento pierde su valor. (O.N.U., 2019).

1.3. Trata de personas en el Perú.


Aunque en el Perú se desconoce el número exacto de víctimas de trata, del 2009 al 2017

se registraron 5793 denuncias según datos del Misterio de Interior. La trata de personas se da

principalmente en ciudades como Lima, Piura, Puno, Arequipa y distintas ciudades de la

selva nacional y las víctimas son generalmente mujeres y niños que son sometidos a trabajos

forzados en fábricas, campo, minas o son explotados sexualmente.

La Ley Nº 28950 Contra la trata de personas y el Tráfico ilícito de migrantes busca detectar

las mafias y proteger a las víctimas. Misma que dispone que la venta de niños, mendicidad,

explotación sexual y extracción o tráfico de drogas deben ser sancionados con pena privativa

de la libertad de hasta 35 años. (C.H.S.A., 2018).