Está en la página 1de 5

1 Introducción

Los elementos esenciales para las plantas son 17 incluyendo O, H y C provenientes de


H2O, CO2 y aire, los demás corresponden a los nutrientes minerales, los cuales, según la
cantidad absorbida por la planta, se clasifican en macronutrientes y micronutrientes. Los
macronutrientes son nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio, azufre, los cuales se
encuentran en el tejido de las plantas en concentraciones superiores a 0,1%, con base en la
masa seca. Los micronutrientes son requeridos en los tejidos de las plantas en
concentraciones menores a 100 µg/g de masa seca. Con estos elementos y la luz del sol, las
plantas son capaces de sintetizar todos los compuestos que necesitan. Sin embargo, otros
elementos minerales, son considerados beneficiosos porque son esenciales para algunas
especies de plantas bajo ciertas condiciones (31).

El calcio (Ca) es uno de los tres nutrientes secundarios, junto con el magnesio (Mg) y el
azufre (S), que requieren las plantas para crecer vigorosamente. Aunque no son nutrientes
primarios, tales como el nitrógeno (N), el fósforo (P) y el potasio (K), no se debe confundir
el término “secundario” en el sentido de menor importancia comparado con un nutriente
primario. Los nutrientes secundarios son esenciales para el crecimiento óptimo de la planta,
pero se necesitan en menor cantidad que los nutrientes primarios

Función del calcio


El calcio, en la forma de pectato de calcio, es responsable de mantener unidas las paredes
celulares de las plantas. Cuando el calcio es deficiente, los tejidos nuevos tales como: las
puntas de las raíces, las hojas jóvenes y las puntas de los brotes a menudo presentan un
crecimiento distorsionado debido a la formación incorrecta de la pared celular. El calcio
también se utiliza para activar ciertas enzimas y enviar señales que coordinan ciertas
actividades celulares.

Deficiencia de calcio
El calcio no es un elemento móvil dentro de la planta. Por lo que la planta depende del
proceso de transpiración para que las raíces absorban el calcio de la solución del sustrato
(que contiene el calcio necesario). El calcio es transportado al nuevo crecimiento donde se
usa el calcio; el exceso de vapor de agua escapa a través de los orificios de las hojas
llamados estomas. Cualquier cosa que desacelere la transpiración, como la humedad alta o
las temperaturas frías, puede provocar deficiencia de calcio, aún cuando los niveles de
calcio sean normales en el sustrato.

Las partes de la planta que transpiran poca agua, es decir, las hojas jóvenes y los frutos,
manifestarán primero la deficiencia de calcio. La pudrición apical de los tomates es un caso
clásico de la deficiencia de calcio. La deficiencia de calcio puede surgir si los niveles en la
solución nutritiva son menores de 40 a 60 ppm o si los niveles de potasio, magnesio o sodio
están demasiado altos.
La deficiencia de calcio causa necrosis en el borde de las hojas de la flor de Pascua."

Toxicidad del calcio


La toxicidad del calcio ocurre rara vez. Los altos niveles de calcio pueden competir con la
absorción de magnesio y potasio, causando la deficiencia de estos.

Fuente de calcio - Agua


Todas las fuentes de agua suministran algo de calcio. Por regla general, el agua de los
pozos profundos o de la mayoría de las regiones no costeras de Norteamérica tiene
suficiente calcio para el crecimiento normal del cultivo, mientras que el agua de pozo poco
profundo, en regiones costeras, la lluvia, los lagos, los ríos o los estanques generalmente
tienen niveles insuficientes de calcio.

Forma absorbida:
Ca+ + Nutriente esencial en las paredes de las células como pectato cálcico;
mantiene la integridad de la membrana y forma parte de la enzima α-amilasa ï Muy
importante en la regulación del pH, fortalece las raíces ï Regula la absorción de
nutrientes ï Elemento de baja movilidad en el xilema y menor aún vía floema.

La característica esencial del calcio es su ausencia de movilidad en la planta a tal


punto que, en el mismo vegetal, es posible observar simultáneamente hojas viejas
que han acumulado concentraciones elevadas en calcio y hojas jóvenes que
presentan signos de deficiencia.
La carencia se manifiesta en los órganos jóvenes principalmente hojas; en los
frutos, una mala nutrición cálcica es la causa de enfermedades fisiológica como la
necrosis apical del tomate. ï Una toxicidad producirá deficiencia ya sea de Mg o K
La Absorción de Calcio y su Movilidad en la
Planta
La absorción del calcio por la planta es pasiva y no requiere una fuente de energía. El calcio
se transporta por la planta principalmente a traves del xilema, junto con el agua. Por lo tanto,
la absorción del calcio, está directamente relacionada con la proporción de transpiración de la
planta.

Las condiciones de humedad alta, frío y un bajo nivel de transpiracion pueden causar
deficiencia del calcio. El aumento de la salinidad del suelo suelo también podría causar
deficiencia de calcio, ya que disminuye la absorción de agua por la planta.
Dado que la movilidad del calcio en las plantas es limitada, la deficiencia de calcio aparece en
las hojas más jóvenes y en la fruta, porque tienen una tasa de transpiración muy baja. Por lo
tanto, es necesario tener un suministro constante de calcio para un crecimiento continuo.
La deficiencia del calcio es generalmente causada debido a una baja disponibilidad del
calcio o debido a un estrés hídrico que tiene como resultado bajas tasas de transpiración.

Los síntomas de deficiencia del calcio aparecen primero en las hojas y tejidos jóvenes e
incluyen hojas pequeñas y deformadas, manchas cloróticas, hojas ajadas y partidas,
crecimiento deficiente, retraso en el crecimiento de raíces y daños a la fruta.

Las Funciones del Calcio en las Plantas


El calcio es un nutriente esencial para las plantas. Algunos de sus funciones son:
 Promueve el alargamiento celular.
 Toma parte en la regulación estomática.
 Participa en los procesos metabólicos de absorción de otros nutrientes.
 Fortalece la estructura de la pared celular - el calcio es una parte esencial de la pared celular
de las plantas. Este forma compuestos de pectato de calcio que dan estabilidad a las paredes
celulares de las células.
 Participa en los procesos enzimáticos y hormonales.
 Ayuda a proteger la planta contra el estrés de temperatura alta - el calcio participa en la
inducción de proteínas de choque térmico.
 Ayuda a proteger la planta contra las enfermedades - numerosos hongos y bacterias
secretan enzimas que deterioran la pared celular de los vegetales.
 Investigaciones demostraron que un nivel suficiente de calcio puede reducir
significativamente la actividad de estas enzimas y proteger las células de la planta de invasión
de patógenos.
 Afecta a la calidad de la fruta.

Los Factores que Afectan la Disponibilidad del


Calcio a las Plantas
El calcio forma compuestos insolubles con otros elementos en el suelo, tales como el fósforo.
Calcio que se encuentra en la forma de compuesto insoluble no está disponible para la
planta.

Dado que el calcio es un ion con carga positiva, es absorvido en el suelo a la superficie de
arcilla y a las partículas orgánicas que están cargadas negativamente.

Los iones con carga positiva que se absorben a las partículas del suelo son llamados "iones
intercambiables", ya que pueden ser intercambiados por otros iones presentes en la solución
del suelo. Un análisis de suelo determina el nivel de iones intercambiables de calcio y no el
total de calcio en el suelo, debido a que el calcio intercambiable es la forma que está a
disponible para la planta.

Varios factores en el análisis del suelo pueden ayudar a evaluar la disponibilidad del calcio
para las plantas:
 El pH del suelo - por lo general los suelos con un pH más alto contienen más calcio
disponible.
 CIC - La capacidad de intercambio catiónico (un catión es un ion cargado positivamente).
Esta es una característica del suelo que describe la cantidad total de cationes intercambiables
que el suelo puede retener. Una mayor CEC indica una mayor capacidad del suelo para
absorber y retener el calcio y, por tanto, una disponibilidad mayor de calcio.
 Presencia de iones competidores - El calcio compite con otros iones cargados
positivamente, como el sodio (Na +), potasio (K +) y magnesio (Mg +2). La aplicación de una
cantidad mayor de estos iones puede disminuir la absorción de calcio por las plantas. Los
iones de sodio pueden reemplazar el calcio absorbido al suelo, dañar la estructura del suelo y
reducir la disponibilidad de calcio.
Otras reacciones del calcio en el suelo
La precipitación del calcio con el fósforo - cuando el calcio libre se acumula en la solución del
suelo (por ejemplo, cuando el pH del suelo es alto), el calcio tiende a formar compuestos
insolubles con el fósforo. En consecuencia, la disponibilidad del fósforo como la del calcio se
reduce significativamente.

Calcio estabiliza la estructura del suelo - el calcio es absorbido al suelo ayuda a la


estabilización de la estructura del mismo.

El sodio absorbido al suelo puede provocar un daño a la estructura del suelo. Un Suelo
danado por el efecto de sodio se desmenuza y se agrieta cuando se seca y se hincha cuando
se moja. El calcio reemplaza el sodio absorbido y previene daños a la estructura del suelo.

_http://www.fao.org/tempref/GI/Reserved/FTP_FaoRlc/old/prior/segalim/aup/pdf/6a
.pdf
https://www.smart-fertilizer.com/es/articles/calcium-in-plants