Está en la página 1de 5

Universidad Nacional de Córdoba

Facultad de Filosofía y Humanidades

Escuela de Letras

Licenciatura en Letras Modernas

Cátedra: Literatura Española I

Profesor titular: Lic. René Vijarra

Trabajo Práctico N°2 La Celestina

Augusto Maximiliano Miguez


1.- En este primer punto, tomé como eje temático “el amor y la pasión” que atraviesa toda la
tragicomedia de Calisto y Melibea. Por otra parte, he seleccionado a un personaje (Calisto o
Calixto, dependiendo de la edición de la obra teatral) para poder desglosar o, más bien,
desarrollar la consigna asignada para este trabajo práctico.

A través de la lectura de la tragicomedia, podemos visibilizar varios rasgos de Calisto e


inducir algunos otros. Según Sempronio, Calisto es un hombre ingenioso, hermoso, con
gracia, grandeza en sus miembros, fuerza, ligereza y, también, como un hombre adinerado.

Por otro lado, se puede inducir, como mencionamos antes, otros rasgos de Calisto: una pasión
desmesurada y una clara terquedad. Por su parte, podemos notar que Calisto es un personaje
artificial, ya que a lo largo y ancho de la tragicomedia no se logra ver que este personaje
afronte o sufra problemas reales. Es un personaje más bien literario.

Continuando con parte de la consigna, analizamos anteriormente los rasgos distintivos de


Calisto, pero lo que corresponde ahora es desarrollar el eje temático con relación a este
personaje.

La reacción de Calisto ante el rechazo de Melibea generó que este busque desenfrenadamente
un medio para poder consensuar su amor con Melibea. Se puede ver como la reacción brusca
por tener el amor de Melibea provoca diversos problemas y conflictos en su entorno; el amor
que siente Calisto por Melibea, lo llevó al punto de no dormir pensando en ella, de encerrarse
en su habitación, de perder la noción del tiempo y del espacio y de hasta blasfemar contra la
religión cristina. Claramente lo último es completamente visible cuando en el Acto Primero,
en un diálogo con Sempronio, Calisto le dice "Melibea soy y a Melibea adoro y en Melibea
creo y a Melibea amo” (I, 59). Podemos citar un momento en que Calisto estaba ciego por
el amor de Melibea:

Pármeno. - ¿Señor?

Calisto. - ¿Es muy noche? ¿Es hora de acostar?

Pármeno. - ¡Más ya es, señor, tarde de levantar! (…)

Sempronio. - Olvida, Señor, un poco a Melibea y verás la claridad. Que con la mucha,

Que en su gesto contemplas, no puedes ver de encandelabro, como perdiz con la calderuela. (VII, 163)
Una de las reacciones más notables y destacables en este punto, sería la pérdida de la lealtad
de Pármeno hacía Calisto. Ante el inminente desprecio de Calisto por las advertencias de
Pármeno, provoca que su sirviente vaya perdiendo su fidelidad hacia él hasta finalmente dejar
de serlo cuando Celestina le engaña con una de sus prostitutas, Areúsa.

También sería preciso nombrar otro hecho fundamental que desencadenó un causa-efecto en
la tragicomedia: entregarle una cadena (o collar) de oro a Celestina por lo que había realizado
con Melibea. Resulta a fin de cuentas en el asesinato de Celestina por parte de Sempronio y
la ejecución de este y Pármeno.

En la siguiente cita se presenta una ampliación retórica (uno de los recursos de la lengua) por
parte de Calisto en un diálogo con Melibea en el Acto X:

Calisto. –(…) ¿En quién hallaré yo fe? ¿Adonde hay verdad? ¿Quién carece de engaño?

¿Adonde no moran falsarios? ¿Quién es claro enemigo? ¿Quién es verdadero amigo? (…).

(X, 197).

2.- El parlamento seleccionado para esta actividad corresponde al Acto XIV. En este Acto
aparecen los personajes de Melibea, Lucrecia, Sosia, Tristán y Calisto, el encuentro de estos
personajes se debe, principalmente, a un encuentro nocturno entre Calisto y Melibea.

Melibea estaba afligida por la tardanza de Calisto por lo que habla con Lucrecia. Aparece
Calisto acompañado de Sosia y Tristán. Más tarde todos se retiran a sus posadas y Calisto se
lamenta por el corto período que pasó junto a su amada.

Calisto. - ¡O mi señora y mi vida! Que jamás pensé en tu ausencia ofenderte. Que parece

que tengo en poca estima la merced que me has dado. No quiero pensar en enojo, no

quiero tener yo con la tristeza amistad. ¡O bien sin comparación! ¡O insaciable contentación!

(XIV, 221).

a) En el acto XIV, se pueden ver como se utilizan varias técnicas dramáticas, como, por
ejemplo: diálogos Oratorios, diálogos largos y diálogos breves. También presenta
acotaciones enunciativas y apartes.
c) Ocurre un momento de tensión en este acto que transcurre a partir de un diálogo entre
Calisto y Melibea. Esta tensión se presenta fundamentalmente al manifestarse,
implícitamente, la sugerencia de Calisto a Melibea de consentir el coito entre ambos. Puede
expresarse esta tensión por medio de un parlamento de Melibea que lo dice en un aparte, cito:

Melibea. - (…) [Bástate, pues ya soy tuya, gozar de lo exterior, de esto que es propio fruto

de amadores; no me quieras robar el mayor don que la natura me ha dado] .

(XIV, 216).

A partir de esto, Calisto al final del Acto XIV da un cierre a todo con un monologo que
expresa los lamentos de Calisto por haberse ido tan pronto del encuentro con Melibea.

3.- Para este punto quiero recalcar y establecer el carácter del personaje de Calisto en la
tragicomedia de Fernando de Rojas.

Calisto, como personaje en la tragicomedia, presenta, principalmente, una pasión demasiado


grande que provoca muchos conflictos, no sólo a él mismo, sino a los otros personajes más
cercanos a él. Concluimos en que la obsesión de Calisto genera que, en toda la tragicomedia,
presente constantemente pérdidas en la noción del tiempo y espacio e, inclusive, no dormir
durante días.
Bibliografía:

• Rojas, Fernando de (1994) La celestina o la tragicomedia de Calisto y


Melibea. Grandes Obras de la Literatura Universal (GOLU). Edtorial
Kapelusz. Capital Federal, Argentina.
• Lida, María Rosa (1962) Dos obras maestras españolas: “El libro del
buen amor y La Celestina”. Eudeba, Buenos Aires.