Está en la página 1de 1

¿Qué recomendaciones sugiere para alcanzar el punto de equilibrio?

R:

En primera instancia asumiendo el papel de analista financiera la identificación de


las variables que afectan el funcionamiento de la empresa hasta el punto interferir
en el cumplimiento de las metas establecidas, es la primera de las acciones a
realizar debido que con ella determinamos los puntos que la empresa exhibe
falencias o fortaleza para luego trabajar en ellas, la identificación de todo los
costos en que la empresa incurre para desempeñar su actividad económica
independientemente que sean directos e indirectos, asimismo es necesario
identificar los gastos que intervienen en el proceso productivo de la empresa, de
esta manera para maniobrar apropiadamente el punto de equilibrio es necesario
conocer la relación del volumen de producción con respecto a los costos, logrando
alcanzar una reducción de los costos de producción y arcando a producir los
mismos niveles de producción, por su parte el gasto, el cual, guarda una estrecha
relación con las ventas, por lo tanto, para controlar los gastos es importante que
se desarrolle un monitoreo los rubros claves en forma semanal o mensual,
tomando de tal manera las medidas correspondientes al análisis de las
desviaciones en los registros correspondientes al gasto.

Por lo tanto, producir la misma cantidad o un margen mayor con menores costos o
aumentar las ventas sin incurrir en mayores gastos, son las medidas en mi
consideración de mayor pertinencia para lograr alcanzar un punto de equilibrio
óptimo.

¿Qué tipo de apalancamiento sería el más recomendable?

Analizando mediante una balanza el beneficio que puede traer y el riesgo a su vez
que corre la empresa al incurrir en alguno de los diversos tipos de
apalancamiento, el que mayor bienestar al mediado plazo puede traer para la
empresa siempre y cuando sea manejado de idónea es el apalancamiento
operativo, debido que al sustituir los costos variables por costos fijos podemos
generar variaciones positivas

en la que a medida que se produce más cantidades de productos, menor será el


costo por unidad; de tal forma que el incremento en las ventas inducirá un
incremento de los costos variables, pero no de los costes fijos, siendo entonces el
crecimiento de los costes totales menor que el de los ingresos.
Por lo tanto, como consecuencia de todo esto, el beneficio sufrirá un aumento
mayor que si no existiera el apalancamiento operativo.