Está en la página 1de 5

1

Impuesto de Primera Categoría

Tasa de Primera Categoría


2
3

Tasa de Primera Categoría 1

Como se recordará, hasta antes de la entrada en plena vigencia de la Reforma Tributaria


del año 2014, lo que ocurrió el 1 de enero de 2017, la ley de la renta tenía solo una tasa general
de primera categoría, siendo ella aplicable respecto de todos los contribuyentes sujetos a dicho
gravamen, ya sea que declarasen sus rentas efectivas mediante contabilidad o que tributasen en
base a regímenes presuntivos de renta o acogidos a alguno de los regímenes especiales
establecidos en los artículos 14 bis, 14 ter o 14 quáter de la ley del ramo, como también a las
personas que debían pagarlo, en calidad de tributo único a la renta, sobre las ganancias a que
se refería el inciso segundo del número 8º del artículo 17 de dicha ley, en su texto vigente hasta
el 31 de diciembre de 2016.

En la actualidad, desde el 1 de enero de 2017, conviven dos alícuotas del impuesto de


primera categoría: una, que podríamos llamar general, del 25%, y otra, la especial, del
25,5% por el año comercial 2017 y del 27% a partir del año comercial 2018, aplicable
exclusivamente a los contribuyentes que estén acogidos a la letra B) del artículo 14 de la ley de
la renta, el llamado régimen semi integrado.

Haciendo un pequeño resumen de los últimos cambios que ha experimentado la tasa del
impuesto que nos ocupa, antes de entrar de lleno a las modificaciones que al respecto incorporó
la ley N° 20.780 (D.O. 29.9.14), sobre Reforma Tributaria, es preciso recordar que el N° 7) del
artículo 1° de la ley N° 20.630 (D.O. 27.9.12), que perfecciona la legislación tributaria, modificó
la norma legal citada, sustituyendo el porcentaje "17%" contenido en ella por "20%".

De conformidad con ese mismo número 7), dicha modificación rigió a partir de la entrada
en vigencia de la modificación introducida por el número 17) del artículo 1° de la misma ley, esto
es, a partir del 1 de enero de 2013. Empero, según la parte final del mismo N° 7), ella regirá
"respecto del Impuesto de Primera Categoría que deba declararse y pagarse a contar
del año tributario 2013".

Asimismo, es importante recordar que las normas transitorias de la citada ley N° 20.630
reglaban la aplicación de la tasa del 20% en ciertas situaciones especiales, específicamente las
que se contemplan en la letra c) del artículo primero transitorio de dicha ley, a saber:

- La tasa del impuesto de primera categoría en carácter de único establecido en el


artículo 17 N° 8) de la ley de la renta será de un 20% respecto de las rentas generadas a contar
del 1 de septiembre de 2012, y

- Igual tasa se aplicará respecto del impuesto de primera categoría que deba pagarse
con motivo del término de giro del contribuyente que se haya producido a partir también del 1 de
septiembre de 2012.

Conviene tener presente igualmente que, de acuerdo a lo establecido por el artículo 1°


de la ley Nº 20.455 (D.O. 31.7.10), la tasa del impuesto de primera categoría fue aumentada
1
Ficha actual preparada por nuestro autor, Sr. Gonzalo Araya I., Actualizada al 30.10.2017.
4

transitoriamente -del 17% vigente en esa oportunidad- por los años comerciales 2011 y 2012, a
20% y 18,5%, respectivamente.

Por consiguiente, durante el año comercial 2012 estuvo vigente la tasa del 18,5%, la que
continuó aplicándose -salvo para los dos casos señalados precedentemente- hasta el 31 de
diciembre de 2012. De este modo, en dicho año comercial hubo una superposición de tasas del
impuesto de primera categoría, toda vez que en la práctica rigió durante dicho año la tasa del
18,5%, sin perjuicio que a contar del 1 de septiembre de 2012 comenzó a regir para los dos
casos puntuales en referencia la tasa del 20%, dispuesta por el N° 7) del artículo 1° de la ley N°
20.630, que rigió con propiedad desde el 1 de enero de 2013, con el añadido que para el año
tributario 2013 se aplicó esta última tasa y no la del 18,5%. 2

Ahora bien, la precitada ley N° 20.780, sobre Reforma Tributaria, mediante el número
10) de su artículo 1°, modifica el encabezamiento del artículo 20 de la ley de la renta, a contar
del año calendario 2017, dejando su texto como sigue:

"Establécese un impuesto de 25% que podrá ser imputado a los impuestos global
complementario y adicional de acuerdo con las normas de los artículos 56, N° 3 y 63. En el caso
de los contribuyentes sujetos a las disposiciones de la letra B) del artículo 14 , el impuesto
será de 27%. En ambos casos, el impuesto se determinará, recaudará y pagará sobre:...."

No obstante ello, de acuerdo con los artículos cuarto y vigesimoprimero transitorios de la


mencionada ley N° 20.780, la primera de dichas normas establece una gradualidad en la
aplicación de la tasa de primera categoría, hasta llegar a los guarismos antes referidos, de
acuerdo con la siguiente tabla:

Por consiguiente, las rentas afectas al impuesto de primera categoría, atribuidas,


percibidas o devengadas durante todo o parte del año comercial 2017, cuyo impuesto debe
declararse y pagarse como regla general dentro del mes de abril del año 2018, se afectarán con
la tasa general del 25%, o la tasa especial del 25,5%, en el caso que el contribuyente tribute
de acuerdo a la letra B) del artículo 14.
2
Cabe precisar que el N° 1) del artículo 4° de la ley N° 20.630 derogó, a contar del 1 de enero de 2013, la letra b)
del artículo aquí citado, que disponía el aumento transitorio al 18,5% para las rentas que se percibieran o
devengaran durante el año calendario 2012.
5

Finalmente, a manera de resumen, se incluye un cuadro que muestra los cambios que
ha sufrido y los que sobrevendrán -en virtud de lo preceptuado por el artículo cuarto transitorio
de la ley N° 20.780- la tasa en referencia, desde la implantación del D.L. Nº 824: