Está en la página 1de 3

Ludopatía y relaciones familiares

La palabra juego tiene un significado especifico de acuerdo con el libro, pero

dependiendo del contexto en el que se este utilizando puede variar el mismo, este

puede variar de acuerdo a la cultura, el lugar al que pertenezca una persona y

también dependiendo del tipo de familia en el que se utilice.

Existen diferentes tipos de juegos, entre ellos juegos de azar, que por su mismo

titulo estos juegos van a depender de la suerte o al menos es lo que coloquialmente

se cree, de igual forma existen los juegos de técnica, que básicamente son aquellos

que va a depender de las habilidades que tenga el individuo que los practique, los

juegos de competencia son aquellos que donde se puede ganar algo del interés

para el participante.

Sin embargo estos juegos que al parecer pueden ser inofensivos se puede convertir

en una clasificación de juego patológico que de acuerdo con el DSM-III el juego

patológico como un trastorno del control de impulsos que se caracteriza por tres

síntomas esenciales. Primero comienza el fracaso por no poder resistir el impulse

o deseo de contener el impulse, por consiguiente se presenta una sensación

creciente de tensión antes de llevar acabo el acto y al final una experiencia de placer

al consumar la actividad. De acuerdo a los rasgos de acuerdo con el manual también

podrimos estar hablando de una adicción en la clasificación ADICCION SIN

CONSUMO DE SUSTACIAS NOCIVAS.

Así como existe una clasificación de tipos de juegos también el autor nos permite

conocer una clasificación de los tipos de jugadores y sus características, por

ejemplo el jugador social es aquel que tiene alguna actividad de las ya mencionadas
en ocasiones o reuniones con amigos o familiares y lo hace por entretenimiento. El

jugador profesional es aquel que lo hace consciente y no deja nada al azar, el

jugador patológico y el jugador problema son aquellos que no logran contener el

impulse de jugar y tienen menos control sobre sus decisiones e involucran una

situación económica.

El problema de una situación de jugador compulsivo empieza a generar problemas

emocionales a nivel personal y también a nivel familiar afectando así las relaciones

familiares. Estos problemas emocionales y sociales pueden causar aun mas

problemas a nivel orgánico generando en la persona situaciones psicóticas y

problemas de control de impulsos que pueden agravarse en diferentes

enfermedades como la ansiedad crónica, alucinaciones, problemas de consumo de

alcohol entre otros.

Desde un punto de vista especifico, la ludopatía puede tener diferentes ramas de

exploración que pudieran darnos una explicación de cómo se presenta y quizá hasta

crear un patrón de síntomas a parecientes y el tiempo en el que se presente, si bien

es cierto desde un enfoque sistémico, todos los perteneciente a un sistema tienen

un rol y cuando uno de los miembros presenta un problema como este, vale la pena

evaluar diferentes puntos como la personalidad del sistema, su forma de

relacionarse, su historia, su estilo de vida y socioeconómico, sin embargo de

acuerdo con el autor y en experiencia los motivos por los que se puede presenta la

ludopatía puede variar extensamente, desde una historia familiar que contenga

miembros anteriores con este problema y bajarlo hasta un nivel social y cultural.

Desde un punto muy personal un autor que me gustaría resaltar es a Minuchin pues

de acuerdo con su modelo estructural, permite realizar un análisis aparentemente


sencillo pero con una guia muy especifica, pues si bien es cierto que este problema

de juego patológico tiene que ver con la falta de control de impulsos, también puede

tener una raíz que con este modelo permite ver que desde la historia de la familia

identificando que tan común son los limites y jerarquías en un sistema son

sustentables así como también las fronteras son importantes pues ayudan a regular

las interacciones entre los miembros.

En años reciente la terapia familiar ha ido en aumento y este tipo de problemas no

es la excepción pues de acuerdo con el autor la terapia familiar es vital para un

tratamiento de es tipo, ya que permite el involucramiento de todos los miembros así

como detectar los problemas derivados del juego. El análisis del impacto emocional

que tiene la aparición de un problema como este y que los miembros asuman su rol

permite establecer una estructura clara y que todos los sujetos se responsabilicen

de su partición o la ausencia de ella, que evidentemente en el transcurso de la

terapia todo es importante y tomado en cuenta principalmente para el paciente

identificado.