Está en la página 1de 8

PROFUNDIZA EN LA TÉCNICA Y EXPLORA TU CREATIVIDAD

DIRIGIDO A: ​todo tipo de público interesado al conocer y experimentar las técnicas antiguas de fotografía. No
es requisito haber realizado el curso de cianotipia básico.

DESCRIPCIÓN
La cianotipia es una técnica fotográfica, inventada a mediados de siglo XIX por John Herschel, con la
que obtenemos unas imágenes de una bella y característica tonalidad azul.
La cianotipia es un procedimiento fotográfico monócromo, que consigue una copia del original en un color azul
de Prusia, llamado cianotipo. Los cianotipos, en la actualidad, únicamente se utilizan en el ámbito artístico.

Este proceso fotográfico está íntimamente relacionado con la botánica, puesto que el primer libro de la historia
publicado íntegramente con imágenes fotográficas es un herbario de algas realizado por la británica Anna Atkins
con esta técnica.
Utilizada en un principio de un modo científico y técnico para el registro y la clasificación, fue acogida
posteriormente por los primeros fotógrafos y desarrollada con fines artísticos y pictorialistas desde finales del
siglo XIX hasta la actualidad.

En este taller avanzado, invitaremos al alumnado a desarrollar un proyecto personal basado en la


cianotipia y con la posibilidad de utilizar técnicas de otras disciplinas artísticas, como el dibujo, pintura,
collage, etc.​ Después de repasar a paso el proceso y la preparación de soportes, exploraremos posibilidades
para plantear un proyecto personal. El alumnado podrá experimentar y hacer pruebas con diferentes materiales
para lo que recolectaremos materiales vegetales del jardín y realizaremos fotogramas. Superada esta primera
fase de experimentación con una puesta en común de todo lo aprendido, cada participante trabajará, con ayuda
de las profesoras, en su propio proyecto que acabará con una presentación final. Del que se trata, en definitiva,
es de facilitar ​un taller personalizado que permita a cada participante explorar el máximo de soluciones y
posibilidades creativas que la técnica de la cianotipia brinda.

PROGRAMA DEL CURSO


PRIMERA JORNADA
- Presentación del curso
- Repaso del proceso: materiales necesarios, fórmulas y procesado
- Propuestas para plantear un proyecto personal
- Preparación de soportes - Técnicas de aplicación de emulsión sobre papel.
- Preparación de negativos - Creación de cianotipos a partir de negativos fotográficos, texturas dibujos y
plantas.
SEGUNDA JORNADA
- Pruebas con diferentes materiales
- Recolección de plantas u otros objetos para la realización de fotogramas
- Solarización y revelado
- Tintados
- Puesta en común y presentación final

Para desarrollar esta técnica necesitamos:


citrato férrico amoniacal 50g
ferrocianuro potásico 24g
agua destilada
papel encolado
cristal para hacer de prensa y mantener juntos el negativo y el papel sensibilizado.

En primer lugar diluimos cada uno de los químicos en dos botellas de 200 ml cada una (el citrato dará al agua un
color verde moho, mientras que el ferrocianuro la coloreará de naranja claro). A continuación cogemos el mismo
volumen de cada una de las soluciones y las mezclamos bien en otro recipiente aparte cuidándonos muy bien de
que ninguna gota de la solución A contamine la solución B (sólo mezclamos la solución de trabajo que vayamos
a utilizar, las botellas grandes no pueden mezclarse bajo ningún concepto). El siguiente paso es mojar el papel
con la mezcla y dejar secar.

Una vez seco, colocaremos el negativo escogido encima del papel fotosensible y y encima de este un cristal o
placa de vidrio que haga de prensa. A continuación lo expondremos a la luz ultravioleta. El tiempo de exposición
depende de la intensidad del sol en ese momento por lo que puede variar. En mi caso los tiempos fueron de
cuatro minutos para los negativos más ligeros y diez minutos para los más densos (más contrastados). Es
importante destacar que el papel sensibilizado SÓLO reacciona a la luz UV, por lo que podemos preparar el
papel bajo luz artificial sin ningún problema

Expirado el tiempo de exposición, desmontamos el cristal y el negativo y lavamos el papel que en ese momento
será de un color grisáceo azulado con agua fría. Concretamente haremos tres lavados con agua fría de cinco
minutos cada uno. La magia sucede a los pocos segundos de sumergir el papel en agua cuando ese color
indefinido que veíamos al acabar la exposición se convierte en un azul fuerte precioso.

Una vez se hayan secado, ya tendremos listos nuestros cianotipos :)

SOPORTES
Las cianotipias se pueden desarrollar en distintos soportes (papel, cartulina, tela, madera, piedra…). Únicamente
es necesario que sean porosos para que absorban bien la solución. Los más recomendados son los soportes
resistentes al agua.
Para aplicar la emulsión podemos utilizar diversas herramientas, pinceles esponja o pinceles normales, porque
el trazo de nuestra emulsión otorgara una alta carga expresiva.

Tipo de papel
Para realizar fotografías de alta calidad es muy importante elegir el papel adecuado. Debemos comprar un papel
resistente que no se rompa después de un tratamiento largo en agua. El más adecuado es el papel de acuarela
o papel de grabado.
Es importante tener en cuenta el grosor, un papel fino se puede deshacer con facilidad. También es muy
importante la fórmula química del papel, que influye en gran medida en la permanencia de la imagen. Además,
hay que tener en cuenta que la mayoría de los papeles artísticos tienen un lado «bueno» y otro «malo», la parte
buena es más suave y de mejor calidad.
Existen papeles con textura lisa y rugosa: la fotografía en una superficie lisa aparece nítida, mientras que la
fotografía en papel rugoso es suave y difusa, de apariencia difuminada. También tenemos que prestar atención
a la capacidad de absorción: si el papel es demasiado absorbente, la imagen puede ser borrosa, pero si el papel
no es bastante absorbente se pueden formar charcos de emulsión; en este caso, la imagen presentará un
aspecto desigual.
Si se quiere realizar un taller económico, se pueden utilizar cartulinas normales. Existen en el mercado
numerosos tipos de papel artísticos, por lo que lo más recomendable es que realicemos primero una prueba
para ver el resultado.

Piedras
Es recomendable elegir piedras claras o casi blancas. De esta manera, podemos conseguir una imagen mucho
más pronunciada que en las piedras manchadas u oscuras.
Una vez aplicada la emulsión, y estando completamente seca, ponemos sobre la piedra el negativo y lo
prensamos con una placa de vidrio. Si queremos utilizar plantas, objetos o recortes de cartulina, la envolvemos
con film transparente

NEGATIVOS
Aunque se puede usar esta técnica para hacer fotogramas, por ejemplo, poniendo sobre el papel unas plumas
de ave, plantas u objetos, lo que más impresiona a los participantes es obtener una fotografía. Para esto hay dos
métodos: utilizar un negativo de buen tamaño o utilizar lo que se conoce como internegativo, que no es más que
una imagen pasada a negativo en blanco y negro e impresa sobre acetato transparente.
Antes de nada, escogeremos las imágenes que queramos convertir en cianotipos y las invertiremos para
conseguir un negativo en blanco y negro del tamaño deseado (este paso se puede hacer con un software de
edición fotográfica). El paso final es imprimirlas en transparencias, ya sea en casa o en un centro de impresión.
Es importante que la calidad de impresión del acetato sea buena, porque si tiene grano o trama se verá en el
cianotipo resultante.

PROCESO PASO A PASO::


Tendremos preparados todos los materiales necesarios para el trabajo.
Comenzaremos mezclando la misma cantidad de ambas soluciones, A y B. Podemos utilizar tapones pequeños
o jeringuillas marcadas como A y B también.

Al mezclar estas dos soluciones obtenemos una emulsión sensible a la luz. La mezcla tiene poca duración por lo
que es mejor utilizarla toda para aprovecharla. Podemos emulsionar papel que guardaremos en una carpeta
opaca para otras ocasiones. Trabajaremos en un lugar con poca luz para que no se estropeen los cianotipos.
Aplicamos la emulsión sobre el soporte (puede ser papel, piedra, tela…).

Podemos utilizar una brocha o rodillo utilizando muy poca cantidad y extendiéndola muy bien. Lo ideal es no
empapar el papel sino «pintarlo», por lo que vamos cargando ligeramente la brocha y extendiendo de cada vez
en pasadas largas y suaves, hasta que tengamos todo el papel pintado de manera uniforme, sin formar charcos
ni dejar calvas. También puede dar un resultado muy estético dar pinceladas o brochazos de forma desigual sin
completar todo el papel.

El químico ahora es de color amarillo por lo que es muy sencillo de extender. Una vez sensibilizado cada papel
hay que dejarlos secar bien en algún sitio donde no les dé nada de luz solar.

Una vez bien secos los soportes colocamos sobre ellos objetos o negativos realizando nuestra composición.
Utilizaremos un marco que tenga pinzas para sujetar la madera y el cristal para evitar que el viento pueda
moverlos y fijar así mejor la imagen.
Prepararemos un «sándwich»: primero ponemos la base del marco, encima el papel sensibilizado, sobre éste
ponemos el negativo, los objetos o las plantas… y cubrimos todo con un cristal, para prensarlo y que quede
bien pegado al papel.
Para sacar nuestra composición a la luz solar podemos taparla con nuestro cuerpo o con una cartulina negra.
Exponemos la fotografía a la luz ultravioleta de una lámpara o del sol. Es más atractivo utilizar la luz solar
porque usar lámparas rompe un poco la magia del proceso, pero son útiles si se quiere realizar con mal
tiempo. Los tiempos de exposición varían:

PRIMAVERA VERANO OTOÑO INVIERNO


SOLEADO 4-5 min 1 min 7-8 min 15 min

NUBLADO 9 min 4-5 min 15 min 30 min

Cuando veamos que el color ha cambiado de ese tono amarillento del principio, primero a un color azulado y
después a un tono grisáceo, sabremos que las sales férricas han cumplido su función.
Expirado el tiempo de exposición, desmontamos el cristal y el negativo y revelamos la cianotipia en agua en una
cubeta.
El revelado es lo más sencillo, se prepara una cubeta grande con agua, se sumerge el papel y dejamos unos
minutos mientras movemos el papel de vez en cuando. Se disuelven así las sales férricas sobrantes. Irá
apareciendo la coloración azul característica, (ferricianuro ferroso) que es insoluble en agua, y se queda
permanentemente fijada al soporte, es casi mágico.
El lavado habrá terminado cuando haya desaparecido el velo amarillento y las partes que estaban cubiertas
recuperen el tono original del papel.

Si el resultado no queda muy contrastado podemos utilizar un poco de agua oxigenada directamente sobre la
cianotipia, para subir el color, y aclarar después.

Opcionalmente podemos darle un golpe de contraste que a la vez oscurece un poco el tono azul: en la misma
cubeta con agua limpia echamos un chorro de agua oxigenada, removemos y sumergimos el papel durante unos
pocos segundos. Veremos cómo delante de nuestros ojos el tono azul se oscurece dando más contraste a toda
la imagen.
Unos segundos es suficiente, sacamos, damos el último lavado y dejamos secar. No se debe tener prisa, estos
procesos requieren paciencia y los mejores resultados se obtienen probando, errando y corrigiendo, es decir,
experimentando.

Pondremos las cianotipias a secar en una cuerda de tender con pinzas al aire libre y a la sombra, o podemos
utilizar un secador. Si utilizamos soportes muy pesados podemos ponerlos en el suelo al aire libre y siempre a la
sombra.

Hay que tener mucho cuidado con no contaminar un químico con el otro ya que se echarían a perder. Por ello lo
ideal es utilizar dos j e r i n g u i l l a s d i f e r e n t e s y etiquetarlas bien, así como los botes de los químicos.
El papel sensibilizado tiene poca vida útil, lo ideal es usarlo en cuanto esté seco. Si queremos utilizarlo días
después debemos asegurarnos que no le dé nada de luz y Guardarlo en una carpeta opaca e incluso dentro de
un armario.
Los cianotipos son bastante perdurables, pero se pueden degradar si se exponen a la luz solar directa, por lo
que si se quieren poner en una pared o balda lo ideal es buscar un sitio donde no puedan recibir luz solar
directa.
Al poner a secar las cianotipias pueden gotear y manchar por lo que podemos colocar unos periódicos para
evitar manchas.
Si manchamos nuestra ropa tanto con la emulsión como en el lavado no se quitará la mancha por lo que es
conveniente que especialmente el profesional que enseñe el taller lleve una bata.
VIRADOS
Existen una gran variedad de fórmulas de virados, el problema de muchas es la permanencia en el tiempo.

*Virado al café

Solución A (blanqueador)
Amoníaco 10 ml.
Agua 1000 ml.

Solución B
Ácido Tánico 20 a 50 grs.
Agua 1000 ml.

El efecto blanqueador del Amoníaco necesariamente bajará la densidad de los tonos más claros. Es
recomendable sobreexponer ½ a 1 punto.
El ácido tánico tenderá a manchar un poco las luces, oscureciendo el tono del papel. Esto se puede minimizar
dejando la impresión el mínimo tiempo posible en la solución de ácido tánico (un minuto, máximo dos).

1 Después de humedecer la copia por unos 5 minutos en agua, sumergir la impresión en la solución de
Amoníaco hasta que se descoloree (1 a 3 minutos) y directamente pásela a la solución de ácido tánico, déjela
reposar hasta que logre el tono deseado.

*Virado al Café Rojizo y sombra Gris azulada oscura

Solución A
Ácido Tánico 36 grs.
Agua destilada 1000 cc.

Solución B
Sodio Carbonato 18 grs.
Agua destilada 1000 cc.

Solución C
Agua Oxigenada 30 vols 30 cc
Agua destilada 1000 cc.

1 Sumergir la impresión en solución A aproximadamente 1 minuto.


2 Lavar por 30 segundos en agua corriente.

Es importante el lavado entre baños para evitar la contaminación de los químicos y alargar su duración.

3 Sumergir en solución B, 15 a 20 segundos.

Cuando el baño B se pone oscuro, descartar. Su duración es de 30 a 40 imágenes de 20x25 cms. Si se alterna
la aplicación, dura sólo para 10 ó 15 impresiones.

4 Lavar por 30 segundos.


5 Sumergir en solución C, hasta que tome el tono deseado.
Este último paso incrementa la intensidad del azul, aumentando el contraste de la impresión. Se puede poner
primero el Carbonato Sodio y después el Ácido Tánico o viceversa. Además se pueden alternar varias veces o
aplicar en forma selectiva con pinceles o bolitas de algodón.
Las proporciones químicas se pueden alterar con confianza. Si se quiere tener más control en el proceso de
blanqueado, se puede diluir el baño B. Teniendo en cuenta el rápido efecto blanqueador de la solución B (Sodio
Carbonato) y su continuidad luego de quitar la impresión de la solución, resulta necesario retirar la impresión un
poco antes de visualizar el tono deseado y detener el baño con el lavado con agua. Errar en lo conservador es
fácil de solucionar, ya que se puede aplicar nuevamente por más tiempo, el exceso no se puede solucionar.

6 Finalmente es necesario lavar la impresión al menos por 15 minutos, idealmente 30 minutos, para eliminar los
químicos residuales del soporte y deje secar.

*Virado al Té

El té contiene ácido tánico y su efecto reduce el color azul a un azul grisáceo y tiñe las luces de un color té (café
rojizo claro). Es una buena opción para motivos en que se desea tener tonos mas cálidos por su sencillez.

1 Preparar una solución concentrada de té (no se recomienda la marca Earl Grey)


2 Dejar reposar la impresión hasta obtener el tono deseado
3 Lavar con agua corriente por 15 minutos y deje secar

*Virado al Negro A

Solución A.
Dektol 4 partes.
Agua 1 parte.

Solución B
Ácido tánico 30 a 50g
1000 cc. de agua

1 Sumergir la impresión 5 minutos en agua corriente

2 Pasarla a una bandeja con la solución A.

Mientras más concentrada la solución de Dektol mayor es el efecto. El azul se lavará.

3 Cuando la imagen esté casi completamente desvanecida o blanqueada, lavar la impresión en agua por dos
minutos.
4 Sumergir en solución B 4 a 5 minutos. La imagen se convertirá en negro humo.
5 Lavar por 30 minutos en agua corriente y dejar secar.

*Virado al Negro B

Solución A
Ácido nítrico 3 gotas.
Agua destilada 1000 cc.

Solución B
Sodio Carbonato 14g
Agua destilada 160 ml.
Solución C
Acido Gálico 14g
Agua Destilada 160 ml.

1 Humedecer la impresión por5 min en agua.


2 Sumergir la impresión en la solución A por 2 minutos.
3 Lavar la impresión por 5 minutos.
4 Sumergir en solución B hasta que la imagen desaparezca y luego emerja como naranja clara.
5 Lavar la impresión 5 minutos.
6 Sumergir en solución C. El color negro surge rápidamente.
7 Lavar la impresión 30 minutos en agua corriente y dejar secar.

*Virado parcial Azul/Gris

Solución A
3 gotas Ácido Nítrico
1 litro de agua

Solución B
Una pizca de Sódio Carbonato
1 litro de agua destilada

Solución C
25 grs. Ácido Tánico.
1 litro de agua.

1 Permita que el Cyanotipo madure un par de días.


2 Remojar la impresión 5 minutos antes de virar.
3 Sumergir la impresión en solución A, 2 minutos.
4 Lavar 5 minutos en agua corriente.
5 Sumergir en solución B hasta que se produzca un virado parcial amarillo.
6 Lavar impresión 5 minutos.
7 Sumergir en solución C hasta notar colores grises y azules.
8 Al lograr el tono deseado, sacar la impresión y lavar en agua corriente 20 minutos
9 Dejar secar.

-Variación para lograr Rojo

Solución D
Una pizca de Sodio Carbonato.
1 litro de agua.

Luego del paso 8, sumergir en solución D hasta que el color rojo aparezca. Luego lavar por 30 minutos en agua
corriente y dejar secar.
*Virado al Púrpura

Solución A
60 ml. Amoníaco
1 litro de agua

Solución B
10 grs. Ácido Gálico o Pyrogálico.
1 litro agua destilada.

1 Sumergir la impresión en agua 5 minutos.


2 Sumergir en solución A hasta blanquear.
3 Lavar de 30 a 60 segundos en agua corriente.
Virar en solución B
4 Lavar en agua 40 a 60 minutos.

También podría gustarte