Está en la página 1de 8

¿Cuáles son los principios que informan la tributación internacional?

Publicado el 25 de Julio 2018 a las 12:16 PM

Sin estos principios, una inversión justa y neutral resultaría imposible para las empresas,
generándose así un impedimento importante para el desarrollo del país.

Romper las barreras limítrofes en el mundo empresarial significa expandir los negocios y abarcar
otros mercados. Sin embargo, para lograrlo hay que tener en cuenta la tributación internacional y
sus principios, pues sin ellos una compañía podría caer en faltas a las normas con las que cuenta
cada país. Una de estas infracciones es, por ejemplo, la doble imposición tributaria.

De acuerdo con Walker Villanueva, docente del Diploma en Tributación Internacional y Precios de
Transferencia de ESAN, existen dos principios básicos. Estos son el principio de residencia
(defendido por los países ricos del mundo o exportadores de capital) y el principio de fuente
(defendido por países en vías de desarrollo o importadores de capital). Ambos se negocian en los
convenios para evitar la doble imposición.

1. Principio de residencia. Sostiene que "el impuesto a la renta se debe pagar en el país en donde
las empresas operan, en donde se han constituido o en donde residen", señala el especialista.
Además, las compañías que radican en un territorio reciben los servicios del Estado: seguridad
interna, seguridad jurídica, entre otros.

2. Principio de fuente. "Las organizaciones que no residen en determinado territorio deben pagar
el impuesto a la renta en dicho país. Esto ocurre en caso específico de que su riqueza sea generada
en el mismo lugar en donde operan", indica Villanueva.

Principios básicos de tributación internacional

Por otro lado, se pueden mencionar algunos principios básicos con los que el Estado y las
empresas deben ser consecuentes. Esto con la finalidad de mejorar los negocios internacionales o
las operaciones en mercados en distintos lugares del mundo. Entre los principales figuran:

1. La equidad entre los Gobiernos. Los Estados tienen la gestión ética y justa en cuanto a la
distribución del impuesto. El objetivo es que la mayor parte de este permanezca en el país en
donde se generan los ingresos.

2. El principio de la neutralidad. La tributación no tiene que funcionar como un criterio absoluto


para la compañía o inversionista al momento de definir en qué lugar invertirán finalmente. Los
Estados deben promover las inversiones que traigan resultados positivos para sus territorios y no
obstaculizarlas. Por otro lado, no deben existir favores ni diferencias para una u otra organización.

3. Mecanismos de prevención ante la evasión fiscal. Es uno de los de mayor importancia, pues
dicta las normas concretas para evitar el uso de vacíos legales que utilizan algunas empresas para
evitar impuestos. Existen reglas y medidas para que los Gobiernos e instituciones reguladoras
trabajen en conjunto.
4. Promoción de relaciones comerciales que beneficien a ambas partes. Las políticas, normas,
prácticas y modelos de comunicación de un país deben orientarse a favorecer la inversión. Sobre
todo aquella que es capaz de crear empleos, infraestructura y generar desarrollo.

Finalmente, cabe mencionar que los principios de tributación internacional pueden cambiar -
aunque no constantemente- y adTRIBUTACIÓN INTERNACIONAL

Los retos derivados del actual entorno económico han derivado en una aceleración del proceso de
globalización de las empresas a través del incremento de las exportaciones, las inversiones
directas y alianzas estratégicas así como de los procesos de multilocalización empresarial. Con
todo ello, se han incrementado sustancialmente el número, relevancia y tipología de transacciones
intra-grupo tanto en el ámbito nacional como internacional.

En paralelo a este entorno económico complejo, los contribuyentes se enfrentan a unas


autoridades fiscales con un creciente nivel de sofisticación, un marco jurídico-fiscal en continua
evolución, y por último pero no menos importante un nivel de comunicación y colaboración entre
las distintas autoridades fiscales nacionales inédito hasta ahora derivado del proyecto BEPS, (Base
Erosion and Profit Shifting) liderado por la OCDE.

En el equipo de Fiscalidad Internacional creemos que este nuevo escenario exige ofrecer
un asesoramiento dirigido a atender las necesidades reales de Negocio a través de la innovación
y la anticipación a los cambios del entorno. Para ello, hemos creado un nuevo equipo integrado
por expertos en precios de transferencia y fiscalidad internacional que trabajan conjuntamente
para ofrecer una visión y experiencia global a nuestros clientes.

Con este objetivo en KPMG ofrecemos a nuestros clientes un catálogo de servicios que abarca
todo el ciclo del proceso de toma de decisiones derivadas del entorno internacional actual:

 Servicios dirigidos a identificar riesgos potenciales y posibles oportunidades como


consecuencia de los cambios producidos en el nuevo entorno. Como ejemplo, hemos
desarrollado mecanismos de tratamiento de información global para conocer en tiempo
real que cambios que se están produciendo a nivel internacional, sus efectos en el negocio
de nuestros clientes y las posibles medidas a tomar (BEPS Diagnosis). Asimismo,
ofrecemos talleres de trabajo sectoriales con equipos mixtos (KPMG – Cliente) para
detectar necesidades específicas del negocio y desarrollar soluciones a medida (BEPS
Scanner).

 Servicios dirigidos a definir e implementar las medidas adecuadas para atacar los
potenciales riesgos derivados de los cambios regulatorios a nivel global o materializar las
oportunidades detectadas. Entre otros servicios hemos desarrollado a nivel global en
KPMG metodologías de trabajo enfocadas en apoyar la toma de decisiones y definición de
políticas fiscales sobre un análisis cualitativo y cuantitativo de la cadena de generación de
valor del negocio desde una perspectiva fiscal. (Value Chain Analysis).

 Servicios dirigidos al adecuado cumplimiento de las nuevas obligaciones fiscales y en


materia de precios de transferencia del nuevo marco jurídico internacional. Para ello
utilizamos procesos avanzados de análisis que profundizan en los aspectos cualitativos del
negocio y, desde un punto de vista cuantitativo, van más allá de los análisis económicos
tradicionales para obtener un mayor grado de certidumbre en los resultados (TP
QUANTUM).

En relación con servicios específicos en esta área, ofrecemos a nuestros clientes, entre otros, los
siguientes :

 Asesoramiento global a nuestros clientes con proyección internacional dirigido a detectar


las oportunidades de optimización fiscal e identificar los riesgos de incurrir en una
imposición excesiva.

 Evitar situaciones de doble imposición internacional que pudieran derivarse del actual
proyecto BEPS (Base Erosion and Profit Shifting) liderado por la OCDE, identificando
asimismo aquellas posibles oportunidades de eficiencia fiscal que puedan derivarse de
BEPS.

 Contamos con el Latin American Business Center/ Spanish Latam Desk, desde donde se
coordinan los servicios de asesoramiento fiscal de alta calidad prestados por la red de
KPMG en ese área.

 Contamos asimismo con un US Desk en Londres con más de 30 profesionales, que nos
permite atender con los mejores recursos y la máxima disponibilidad las diversas
cuestiones de fiscalidad estadounidense planteadas por nuestros clientes.

 Nuestros profesionales de tributación internacional colaboran estrechamente con los


equipos de fusiones y adquisiciones para proporcionar a nuestros clientes un completo
asesoramiento y un servicio conjunto y coordinado en estas situaciones de especial
trascendencia.

aptarse a las nuevas tendencias gubernamentales o empresariales. Los países ajustan sus reglas
para ayudar a las compañías a invertir de forma justa y rentable, pero sin descuidar el desarrollo
local.

¿Qué son y cómo funcionan los paraísos fiscales?

Quizá uno de los episodios más sonados en los últimos años ha sido el de los Panamá Papers, un
escándalo que estalló en el 2016 en el que se filtraron al menos 11 millones de documentos sobre
compañías y personas que ocultaban su dinero en estos sitios para evadir impuestos. Se estima
que al menos 1.191 de los implicados son colombianos.

Pero, ¿qué son, por qué son tan populares los paraísos fiscales y por qué suelen asociarse con una
práctica ilegal?

Alejandro Useche, profesor de la Escuela de Administración de la Universidad del Rosario, explica


que un paraíso fiscal es un territorio para el cual se han definido características que atraen
inversión extranjera mediante beneficios tributarios.
Algunas de esas características a las cuales Useche hace referencia son: el secreto financiero (el de
los clientes que llevan sus dineros a estos lugares), la libertad de movimiento de los dineros.

Orlando Villabona, profesor de la Universidad Nacional y vocero de la red Justicia Tributaria en


Colombia, dice que las ventajas que ofrecen estos países radican en la exención total o una
reducción considerable en el pago de impuestos y de los costos que acarrean las transacciones
bancarias.

Sin embargo, esto en esencia no es ilegal. Lo que es considerada una práctica delictiva es utilizar
estos lugares para lavar dinero, eludir impuestos y esconder la procedencia de activos o flujos de
dinero.

“En términos teóricos (los paraísos fiscales) no se configuran como una práctica ilegal. Cada país
tiene la independencia de fijar sus normas tributarias. Sin embargo, en la práctica pueden
promover la elusión. Si una persona tiene grandes capitales y vive en un país con unos impuestos
muy elevados, puede esconder su dinero allí para no tributar”, afirma Wilson Rodríguez, profesor
de la Escuela Internacional de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de La
Sabana.

Es conocido que existe la obligación de declarar los activos que se tiene tanto en el país de origen
como en el extranjero. En ese sentido, depositar dinero en paraísos fiscales no es delito. Lo que no
está bien es no declararlo frente a las autoridades competentes.

¿Cómo surgen los paraísos fiscales?

Históricamente el origen de los paraísos fiscales suele situarse desde la antigüedad. En un artículo
de la BBC se reseña que estos lugares fueron muy importantes para la estabilidad del Imperio
Romano, el cual premiaba a las ciudades y pueblos que les fueran fieles dándoles el beneficio de
no cobrarles impuestos.

También se asocia la idea de que los piratas guardaban los botines que obtenían en saqueos en
diferentes islas del Caribe. Sin embargo, una explicación más reciente y contemporánea de lo que
ha ocurrido con estos lugares tiene que ver con la naturaleza económica que tienen estos países.

Wilson Rodríguez dice que los países paraísos fiscales no suelen tener un aparato productivo
fuerte. Por eso recurren al sistema financiero para atraer la inversión extranjera. Este puede ser el
caso de Islas Caimán o las Islas Vírgenes.

No obstante, hay otros, como Suiza que durante su historia política ha tenido una posición neutral
en la configuración de sus relaciones internacionales. Incluso, esa situación también se traslada a
la economía, ya que este país es reconocido por su hermetismo financiero.

Alejandro Useche hace hincapié en que no son solo países dedicados exclusivamente a esta
práctica. En Estados Unidos, por ejemplo, Delaware suele ser considerado como paraíso fiscal ya
que en este sitio e las personas que no son de allí suelen tener beneficios tributarios por llevar su
dinero.

“La gente piensa que llevar su dinero a paraísos fiscales o a cuentas offshore (fondos creados en el
extranjero) es una fórmula mágica. Pero aunque exista el secreto financiero, las autoridades
levantan el velo en estos lugares para poner foco sobre las cuentas y evitar que se oculte dinero
del narcotráfico o del terrorismo”.

¿Qué es el Índice de Secreto Financiero?

Tax Justice Network, una red dedicada a tratar temas relacionados con la tributación y los
impuestos, hace cada año un ranking basado en el Índice de Secreto Financiero, el cual contempla
las jurisdicciones de secreto que se establecen en las leyes y el sistema financiero en cada país.

Básicamente este índice establece qué tanto secreto hay en un país para develar la información de
los países que allí llevan su dinero. A mayor puntuación, más secreta serán las leyes para proteger
los datos de estas personas.

Para el año 2018, Suiza fue el país con puntaje de confidencialidad, luego se posicionó Estados
Unidos, y en tercer y cuarto lugar están Islas Caimán y Hong Kong, respectivamente

Qué son los paraísos fiscales y cómo funcionan

Los paraísos fiscales son países y territorios con baja o nula tributación. La Administración Pública
lucha contra el fraude fiscal que suponen determinadas acciones con ellos.

Conoce las medidas que España tiene implementadas, cómo se crea una sociedad offshore y
cuáles son tus obligaciones si te relacionas con paraísos fiscales.

Se considera “paraíso fiscal” a aquellos países y territorios que tienen una tributación muy baja, o
incluso nula, garantizando con su propia legislación la opacidad fiscal y tributaria.

Esto provoca que distintas personas y/o sociedades establezcan allí su domicilio fiscal y se
beneficien de determinadas ventajas fiscales de las que no podrían disfrutar en su país de origen.

Las principales características de los paraísos fiscales son:

 Tributación nula o muy reducida: no existe para inversores extranjeros, que cumplen
determinados requisitos, tributación análoga al Impuesto de la Renta de las Personas
Físicas (IRPF), Impuesto de Sociedades (IS), Impuesto de la Renta de No Residentes (IRNR),
o los tipos aplicables son muy bajos.

 Normativa fiscal muy flexible.

 Existencia de un Sistema Normativo Dual. Es decir, coexiste diferente normativa para


inversores extranjeros y residentes.

 No hay intercambio informativo y se contempla una normativa estricta sobre el secreto


bancario.
 Opacidad: los propietarios de las sociedades no tienen que figurar en Registros Públicos y
pueden estar representados por testaferros.

El escenario habitual para la proliferación de las llamadas “sociedades offshore”.

Qué es una sociedad offshore

Son sociedades mercantiles, generalmente, con residencia en un país o territorio considerado


“paraíso fiscal”, fundadas por un no residente y que se constituyen a través de abogados y
agentes acreditados en jurisdicción específica, que se encargan desde la redacción de los
estatutos de la sociedad a su registro.

Sus características básicas son:

 Se constituyen en 48 horas y por un importe mínimo.

 Constituidas, normalmente, en territorios de baja o nula tributación por un no residente


en dicho territorio y exentas de impuestos.

 Constituidas por abogados y agentes acreditados en jurisdicción offshore.

 No operan económicamente en el país en que se domicilian.

La finalidad es clara: ahorrar en impuestos pues normalmente tan solo tienen que hacer frente a
una licencia.

Tener dinero en un paraíso fiscal o crear una sociedad offshore no es ilegal. Lo que constituye un
delito es la elusión del pago de impuestos.

RENTA MUNDIAL

Se denomina renta mundial a la utilización de la fuente como criterio prioritario, entendido como
reconocimiento del derecho del país fuente a gravar esos bienes en primer término y con
discrecionalidad, sin perjuicio de las limitaciones que puedan convenirse en los tratados para
evitar la doble tributación, y a gravar subsidiariamente las rentas de fuente extranjera,
reconociendo los créditos por impuesto pagado en el extranjero en virtud del principio de la
fuente, cabe destacar que el 22 de Octubre de 1999, según Gaceta Oficial Nº 5390, se emitió el
decreto – Ley de a Reforma parcial de la Ley de Impuesto Sobre la Renta, en el
cual establecieron los lineamientos para la aplicación de la normas sobre Renta mundial,
Ganancias de Capitales, Régimen de transparencia fiscal internacional y régimen de precios de
transparencia. Cabe destacar que, el <<Vacation Legis>> contemplado en la mencionada ley,
término el 31 de Diciembre de 2000. en tal sentido, estas entraron en vigencia a partir del 01 de
Enero de 2001.

Así mismo, un principio relevante es el principio de territorialidad de la renta, el cual fue


aplicado en el proceso de reforma de la Ley de Impuesto Sobre La Renta que tomó lugar en
el 1999, incluyéndose como eventos gravables tanto los de fuente territorial como los
de fuente extraterritorial.

El régimen de renta mundial establece que “salvo disposiciones en contrario de la


presente Ley, toda persona natural o jurídica residenciada o domiciliada en Venezuela,
pagará impuestos sobre sus rentas de cualquier origen, sea que la causa, o la fuente de
ingresos esté situada dentro del país o fuera de él”.

Según este nuevo sistema adoptado en la ley de reforma, las personas naturales residentes y
las personas jurídicas domiciliadas tributarán por la totalidad de sus
enriquecimientos obtenidos dentro o fuera del país. Igualmente, los
establecimientos permanentes o base fijas de personas jurídicas o naturales no domiciliadas o
no residentes tributarán por los enriquecimientos mundiales atribuibles a ese
establecimiento permanente o base fija, eligiendo a los países latinoamericanos por en ellos
existe una baja imposición adquiriendo carácter de gravedad, está política es
igualmente aconsejable para desestimular indirectamente la extracción de capitales hacia el
paraíso fiscal o hacia las jurisdicciones de baja imposición fiscal

La implementación de un sistema tributario global de rentas, origina en la mayoría de los caso


un problema de doble tributación internacional debido a la superposición de poderes
tributarios y a la adopción por parte de los países de diferentes criterios de sujeción fiscal
o de Interpretaciones distintas en cuanto al origen económico de una renta, por esas razones
Venezuela ha firmado convenios internacionales para evitar la doble imposición.

Este método consiste fundamentalmente, en imputar a la cuota tributaria originada en el


país el monto del impuesto pagado en el exterior limitado por la proporción que representa el
enriquecimiento de fuente extrajera respecto del total del enriquecimiento de fuente
territorial, esto es la determinación del monto máximo a acreditar dependerá de la fracción de
la tarifa que corresponda a dicha proporción.

LOS CONTRIBUYENTES OBLIGADOS A DECLARAR RENTA MUNDIAL

En materia de contribuyentes sujetos al sistema de renta mundial, el segundo párrafo de la Ley


de Impuesto Sobre la Renta es el que extendió el alcance de imposiciones a la renta en Venezuela
a rentas obtenidas de servicios prestados en el exterior o bienes situados fuera de Venezuela en
este sentido citamos en mencionado párrafo a continuación:

Los sujetos pasivos son:

1. Los residenciados o domiciliados en Venezuela

2. No residentes o no domiciliados, siempre que se cause o la fuente de sus enriquecimientos


esté dentro del país, aun cuando no tengan establecimiento permanente o base fija en
Venezuela

3. Residenciados o domiciliados en el extranjero, con establecimiento permanente o base


fija en el país, las cuales tributarán exclusivamente por los ingresos de fuente nacional o
extrajera atribuibles directamente de dicho establecimiento o base fija.
DETERMINACIÓN DE LA RENTA

El monto del impuesto acreditable proveniente de fuentes extranjeras, no podrá exceder la


cantidad que resulte de aplicar la tarifas establecidas en el Titulo III de la Ley de Impuesto Sobre
la Renta, al total del enriquecimiento neto global del ejercicio que se trate, n la proporción que el
enriquecimiento neto de fuente extrajera represente del total dicho
enriquecimiento neto global.

En el caso de los enriquecimientos grabados o impuesto proporcionales en los


términos establecidos en la Ley de impuesto sobre la renta el mono del impuesto acreditable no
podrá exceder del impuesto sobre la renta que hubiese correspondido pagar en Venezuela pro
esto enriquecimientos.

Para determinar el monto de impuesto acreditable efectivamente pagado en el extranjero


deberá aplicarse el tipo de cambio vigente para el momento que se produzca el pago de impuesto
en el extranjero calculado conforme a lo previsto de la Ley del Banco Centra de Venezuela