Está en la página 1de 65

Capítulo Primero

LOS INTERDICTOS O JUICIOS POSESORIOS SUMARIOS


SUMARIO: I. Generalidades; II. La querella de amparo; III. La querella
de restitución; IV. La querella de restablecimiento; V. La denuncia de obra
nueva; VI. La denuncia de obra ruinosa; VII. Los interdictos especiales.

I. Generalidades Y como en la vida jurídica la situa-


ción ordinaria o normal de las cosas se
851. Fuentes legales. Los interdictos reputa verdadera, fácil es advertir enton-
se hallan reglamentados en el Título IV del ces que el legislador se vio en la necesi-
Libro III del Código de Procedimiento Civil, dad de proteger al poseedor mediante
o sea, en los artículos 549 al 583. estas acciones posesorias.
Sin embargo, estos preceptos no cons- Con todo, la protección legal del po-
tituyen la única fuente legal de los in- seedor fue aún más allá; pues las accio-
terdictos, por cuanto es necesario rela- nes posesorias, a su vez, se tramitan en
cionarlos con los artículos 916 al 950 del conformidad a un procedimiento suma-
Código Civil, Títulos XIII y XIV, del rio y especial denominado interdicto.
Libro II, los que versan, respectivamente, Llámanse, por consiguiente, interdic-
sobre las acciones posesorias y algunas tos o juicios posesorios sumarios aquellos pro-
acciones posesorias especiales. cedimientos especiales contemplados en
la legislación procesal y destinados a ha-
852. Conceptos previos. Recordemos cer valer las acciones posesorias estable-
que la posesión es la tenencia de una cosa cidas por la ley civil.
determinada con ánimo de señor o due- Los conceptos posesión, acciones po-
ño, sea que el dueño o el que se da por sesorias e interdictos forman, pues, una
tal tenga la cosa por sí mismo, o por otra trilogía consecuencial e indisoluble.
persona que la tenga en lugar y a nom- Vale la pena también hacer notar que
bre de él; y que el poseedor es reputado no hay consenso en la doctrina acerca de
dueño mientras otra persona no justifica la etimología de la palabra interdicto. Unos
serlo (art. 700 CC). piensan que deriva de “interdictus”, vo-
En consecuencia, si bien la posesión cablo con que se distinguía en Roma las
es un hecho, se derivan de ella importan- órdenes especiales del pretor; otros esti-
tes consecuencias jurídicas; como ser, la man que deriva de “interdicere”, que sig-
presunción del derecho de dominio an- nifica prohibir, porque este carácter
tes señalada. De allí que el legislador haya presentaban los primeros edictos; y otros,
amparado este hecho mediante acciones por fin, creen que proviene de la palabra
especiales, que reciben el nombre de accio- “interino”, puesto que es innegable que
nes posesorias. los interdictos también presentan este ca-
Sin embargo, las acciones posesorias rácter de transitoriedad.
sólo tienen por objeto conservar o recu-
perar la posesión de bienes raíces o de 853. Clases y objeto de los interdic-
derechos reales constituidos en ellos; o tos. Los interdictos se clasifican en: que-
bien, ejercer otros derechos especiales rella de amparo, querella de restitución,
sobre esta misma clase de bienes querella de restablecimiento, denuncia de
(arts. 916 y siguientes, y 930 y siguien- obra nueva, denuncia de obra ruinosa e
tes, CC). interdicto especial.

11
Mario Casarino Viterbo

Cada uno de estos interdictos tiene sesoria de obra ruinosa no prescribe mien-
un objeto diverso. tras haya justo motivo de temer el daño
Así la querella de amparo se intenta para (art. 950, inc. 2°, CC);
conservar la posesión de bienes raíces o d) Por regla general amparan al po-
de derechos reales constituidos en ellos; seedor de bienes raíces o de derechos
la querella de restitución, para recuperar esta reales constituidos en ellos; pero, por ex-
misma posesión; la querella de restablecimien- cepción, también protegen al mero tene-
to, para obtener el restablecimiento en la dor (art. 928, inc. 1°, CC); y
posesión o mera tenencia de los mismos e) En ellas no se tomará en cuenta
bienes, cuando dicha posesión o mera te- el dominio que por una o por otra parte
nencia ha sido violentamente arrebatada; se alegue. Con todo, podrán exhibirse tí-
la denuncia de obra nueva, para impedir tulos de dominio por comprobar la pose-
una obra nueva; la denuncia de obra ruino- sión, pero sólo aquellos cuya existencia
sa, para impedir que una obra ruinosa o pueda probarse sumariamente; ni valdrá
peligrosa cause daño; y el interdicto espe- objetar contra ellos otros vicios o defec-
cial, para hacer efectiva cualquiera de las tos, que los que puedan probarse de la
acciones posesorias especiales que enu- misma manera (art. 923 CC).
mera el Título XIV, Libro II, del Código
Civil (art. 549 CPC). 855. Características de los interdic-
tos. En cambio, las características más
854. Características de las acciones sobresalientes que presentan los inter-
posesorias. Las características más sobre- dictos en la legislación procesal civil son
salientes que presentan las acciones po- las siguientes:
sesorias en la legislación civil son las a) No se tomará en cuenta el fuero
siguientes: de que gocen las partes para determinar
a) Tienen por objeto conservar o re- la jerarquía, clase o categoría del tribunal
cuperar la posesión de bienes raíces o de llamado a conocer de ellos (art. 133 COT);
derechos reales constituidos sobre ellos b) Se reputarán siempre de mayor
(art. 916 CC). En consecuencia, no hay cuantía, cualquiera que sea el valor de
acciones posesorias para conservar o re- los bienes a que se refieran, o sea, que
cuperar la posesión de bienes muebles; conocerá siempre de ellos un juez de le-
b) Para poder instaurar una acción tras (art. 143, parte 1ª, COT);*
posesoria se requiere haber estado en po- c) Será juez competente para cono-
sesión tranquila y no interrumpida un año cer de ellos el juez de letras del territorio
completo en el bien o derecho de que se jurisdiccional en que estuvieren situados
trata (art. 918 CC); los bienes a que se refieren. Si ellos, por
c) Por regla general prescriben en un su situación, pertenecen a varios territo-
año contado según la clase de acción po- rios jurisdiccionales, será competente el
sesoria. Así, en la acción posesoria que juez de cualquiera de éstos (art. 143
tiene por objeto conservar la posesión, el COT).**
año se cuenta desde el acto de molestia o
embarazo inferido a ella; en la acción po-
sesoria que tiene por objeto recuperar la * Modificación introducida por el art. 9° del DL
N° 2.416 de 13 de diciembre de 1978, publicado en
posesión, desde que el poseedor anterior el Diario Oficial de 10 de enero de 1979; y por la
la ha perdido (art. 920, incs. 1° y 2°, CC); Ley N° 18.176 de 13 de octubre de 1982, publicada
y en la acción posesoria que tiene por en el Diario Oficial de 25 del mismo mes y año. Ac-
objeto impedir una obra nueva, desde que tualizado Depto. Derecho Procesal Universidad de
la obra queda terminada (art. 950, inc. 3°, Chile.
** Modificación introducida por la Ley N° 18.969
CC). Por excepción la acción posesoria de 10 de marzo de 1990, que sustituyó dicho artícu-
de restablecimiento prescribe en seis me- lo 143. Actualizado Depto. Derecho Procesal Univer-
ses (art. 928, inc. 2°, CC); y la acción po- sidad de Chile.

12
Manual de Derecho Procesal

d) Son juicios posesorios sumarios, cios”. El artículo 950, inciso 1°, de ese
vale decir, breves y concentrados, porque mismo cuerpo de leyes, termina estable-
su tramitación se reduce a la presenta- ciendo: “Las acciones concedidas en este
ción de la querella, a la celebración de Título para la indemnización de un daño
un comparendo de contestación y de sufrido, prescriben para siempre al cabo
prueba y al pronunciamiento de la sen- de un año completo”.
tencia; Cabe, ahora, preguntarse ¿puede el
e) Son juicios declarativos, especiales y querellante deducir en el interdicto, fue-
de aplicación particular. Declarativos, por- ra de la acción posesoria que le competa,
que la sentencia se limita a declarar dere- la de indemnización de perjuicios por los da-
chos; especiales, porque en su estructura ños sufridos en razón de la conducta del
difieren sensiblemente de los ordinarios; querellado?
y de aplicación particular, porque su cam- El problema no es de fácil solución;
po de actuación está restringido a los ca- y, al respecto, dos doctrinas se han diseña-
sos expresamente señalados en la ley; do en nuestra jurisprudencia.
f) La apelación se halla sometida a ré-
Según unos, la respuesta debe ser afir-
gimen especial, porque se concede, por
mativa. Se fundan, en primer término,
regla general, sólo en el efecto devoluti-
en los preceptos del Código Civil antes
vo, y, por excepción, en ambos (art. 550
transcritos y, en seguida, en el artículo 563
CPC); y
del Código de Procedimiento Civil, que
g) Cualquiera que sea la sentencia
deja a salvo en favor del condenado por la
que en ellos recaiga, deja siempre a salvo
sentencia que recaiga en una querella po-
a los que resulten condenados el ejercicio
sesoria el ejercicio de la acción ordinaria
de la acción ordinaria que corresponda con
que corresponda, pudiendo comprender-
arreglo a derecho, salvo las excepciones
se en dicha acción el resarcimiento de
legales (arts. 563, 564, 569, 570, 576 y 581
las costas y de los perjuicios que haya pa-
CPC).
gado o que se le haya causado con la
querella en referencia.
856. La indemnización de perjuicios
y los interdictos. Los hechos que pertur- Según otros, la acción de indemniza-
ban la posesión de los bienes raíces o de ción de perjuicios debe ser de lato cono-
los derechos reales constituidos en ellos, cimiento, porque la diversa redacción
a veces, embarazan dicha posesión; otras experimentada por el actual artículo 551
veces, hacen que se pierda o que se nos del Código de Procedimiento Civil, de-
despoje de ella; pero, en la mayoría de muestra que los interdictos no pueden
los casos, también esos hechos causan da- servir para intentar una acción semejan-
ños o perjuicios al poseedor. te. En efecto, en un comienzo, en dicho
El derecho del poseedor a exigir que precepto se señaló, como requisitos de la
se le indemnice por aquellos daños o per- querella, el que si el querellante pedía
juicios se halla claramente establecido en indemnización por el daño sufrido, lo es-
la legislación civil. Así, el artículo 921 del pecificara; en seguida, se agregó que el
Código Civil dice: “El poseedor tiene de- querellante podía además pedir la fija-
recho para pedir que no se le turbe o ción del monto o cuantía del daño; y,
embarace su posesión o se le despoje de terminándose, por último, con suprimir
ella, que se le indemnice del daño que toda referencia a esta indemnización de
ha recibido, y que se le dé seguridad con- perjuicios. Esta conducta del legislador,
tra el que fundadamente teme”. El ar- pues, se concluye, comprueba que su in-
tículo 926 de ese Código agrega: “El que tención fue eliminar el problema de los
injustamente ha sido privado de la pose- daños o perjuicios experimentados por
sión, tendrá derecho para pedir que se le el poseedor de entre los objetivos de los
restituya, con indemnización de perjui- interdictos.

13
Mario Casarino Viterbo

857. La prueba de la posesión. Den- que sólo él da derecho, como ser, el cor-
tro de las características más sobresalien- te de maderas, la construcción de edifi-
tes de las acciones posesorias señalábamos cios, etc. (art. 925 CC).
la de que, para poder entablarlas, se re- Otros estiman que la posesión de los
quiere haber estado en posesión tranqui- derechos reales constituidos sobre inmue-
la y no interrumpida un año completo bles, incluido el dominio, se acredita por
(art. 918 CC). medio de la correspondiente inscripción
Y tanto es así que, como más adelan- (art. 924 CC); y que la prueba de los he-
te tendremos oportunidad de verlo, esta chos positivos, a que sólo da derecho el
circunstancia deberá ser expresada por dominio, sirve únicamente para acredi-
el querellante en su libelo como requisi- tar la posesión del suelo no inscrito y los
to formal del mismo. demás derechos reales también no inscri-
Es del caso preguntarse ¿cómo prueba tos (art. 925 CC).
el querellante esta posesión?; o sea ¿de Por último, una tercera opinión sostie-
qué medios se valdrá para acreditar esta ne que es exacto afirmar que la posesión
fundamental circunstancia? de los bienes raíces y de los derechos rea-
Éste es otro de los problemas que pre- les constituidos en ellos que se hallen ins-
sentan los interdictos y que ha dividido la critos, se prueba mediante la correspon-
opinión de nuestros autores y la jurispru- diente inscripción (art. 924 CC), y que la
dencia nacional. Los artículos 924 y 925 posesión de los bienes raíces y de los de-
del Código Civil contienen la clave del rechos reales constituidos en ellos no ins-
asunto. critos, se acredita mediante actos mate-
En efecto: riales de posesión (art. 925 CC); pero, se
El primero de estos preceptos dispo- agrega, hay que probar también posesión
ne: “La posesión de los derechos inscri- material, cuando la inscrita tiene menos
tos se prueba por la inscripción, y de un año, cuando para poseer se invoca
mientras ésta subsista, y con tal que haya un título no traslaticio de dominio, cuan-
durado un año completo, no es admisi- do los títulos de dominio se sobreponen,
ble ninguna prueba de posesión con que etc.
se pretenda impugnarla”. En resumen, en presencia de esta ar-
El segundo agrega: “Se deberá pro- dua discusión doctrinaria y jurispruden-
bar la posesión del suelo por hechos po- cial, la práctica aconseja acreditar en los
sitivos, de aquellos a que sólo da derecho interdictos posesión inscrita y material del
el dominio, como el corte de maderas, la derecho en que pretendemos ser prote-
construcción de edificios, la de cerramien- gidos, so pena de correr el riesgo del re-
tos, las plantaciones o sementeras, y otros chazo del interdicto, según sea el criterio
de igual significación, ejecutados sin el del juzgador.
consentimiento del que disputa la pose-
sión”. 858. Régimen de las apelaciones. El
Frente a estas disposiciones legales, artículo 550 del Código de Procedimien-
las opiniones de los autores y de la juris- to Civil dispone: “Las apelaciones en los
prudencia se dividen, lo mismo que ante juicios posesorios se concederán sólo en
el problema del papel que desempeña la el efecto devolutivo, salvo que la ley ex-
posesión en relación con el régimen de presamente las mande otorgar en am-
la propiedad inscrita. bos efectos o que el fallo apelado no dé
Así, según unos, la posesión de los de- lugar al interdicto; y en todo caso, su tra-
rechos reales constituidos sobre inmuebles mitación se ajustará a las reglas estableci-
se acredita por medio de la correspon- das para los incidentes”.
diente inscripción; exceptuando el domi- En consecuencia, las apelaciones en
nio (art. 924 CC), que se prueba mediante los juicios posesorios tienen reglas propias
hechos positivos de posesión del suelo a en cuanto a sus efectos y a su tramitación.

14
Manual de Derecho Procesal

En relación a sus efectos, la regla ge- 860. Requisitos formales de la que-


neral es que las apelaciones se concedan rella. El que intente una querella de am-
sólo en el efecto devolutivo; y ello, en paro debe expresar en su demanda un
razón de la celeridad que debe informar doble grupo de formalidades legales: a) las
la tramitación de los interdictos. La regla circunstancias enumeradas en el artícu-
general anterior, a su vez, sufre dos ex- lo 254 del Código de Procedimiento Ci-
cepciones, o sea, que en dos casos las ape- vil; y b) las circunstancias enumeradas
laciones se conceden en ambos efectos: en el artículo 551 de ese mismo Código
a) Cuando la ley expresamente las (art. 551, inc. 1°, CPC).
mande otorgar en ambos. Ejemplo: en la Las primeras han sido ya objeto de
denuncia de obra nueva, cuando la sen- nuestro estudio, y las damos por repro-
tencia ordena la demolición (art. 569, ducidas. Las segundas, en cambio, son
inc. 4°, CPC); y en la denuncia de obra las siguientes:
ruinosa, sin perjuicio de las medidas de 1ª Que personalmente o agregando
precaución y en igual evento (art. 575 la de sus antecesores, ha estado el que-
CPC); y rellante en posesión tranquila y no inte-
b) Cuando el fallo apelado no dé lu- rrumpida durante un año completo del
gar al interdicto. derecho en que pretende ser amparado
El fundamento de estas excepciones (art. 551, N° 1°, CPC);
consiste, en el primer caso, en que, de 2ª Que se le ha tratado de turbar o
concederse sólo en el efecto devolutivo molestar su posesión o que en el hecho
la apelación, se haría después imposible se le ha turbado o molestado por medio
poder cumplir la sentencia que acogiera de actos que expresará circunstancialmen-
dicho recurso; y en el segundo, en que si te (art. 551, N° 2°, CPC);
la sentencia niega lugar al interdicto, nada 3ª Que si pide seguridades contra el
hay que cumplir. daño que fundadamente teme, especifi-
En cuanto a la tramitación de la apela- que las medidas o garantías que solicita
ción, en todo caso, se ajustará a las reglas contra el perturbador (art. 551, inc. 2°,
de los incidentes. En otras palabras, cual- CPC); y
quiera que sea la clase del interdicto, las 4ª Cuáles son los medios probatorios de
conclusiones a que llegue la sentencia ape- que intenta valerse el querellante, expre-
lada, o la parte litigante que ha interpues- sándolos concretamente; y, si son decla-
to el recurso, lo cierto es que, una vez raciones de testigos, el nombre, profesión
ingresados los autos al tribunal de alza- u oficio y residencia de éstos (art. 551,
da, se ordena traerlos de inmediato en inc. 3°, CPC).
relación. La primera exigencia es una formali-
dad habilitante para el ejercicio de la ac-
ción posesoria consagrada por el derecho
II. La querella de amparo de fondo (art. 918 CC); la segunda, cons-
tituye el fundamento de hecho de la
859. Concepto. La querella de ampa- querella y, como tal, debe expresarse cir-
ro es el interdicto o juicio posesorio su- cunstanciadamente y tenerse especial cui-
mario que se intenta para conservar la dado en probarlo; la tercera, queda al
posesión de bienes raíces o de derechos arbitrio del querellante incluirla o no,
reales constituidos en ellos (art. 549, pero, en caso afirmativo, ha de preocu-
N° 1°, CPC). parse de especificar debidamente las ta-
Su objeto, pues, es preciso y determi- les seguridades; ejemplos: multas, arrestos,
nado; conservar la posesión, indistinta- etc.; y, por fin, la exigencia de indicar los
mente, de dos clases de cosas: de los medios de prueba y, si se trata de testi-
bienes raíces y de los derechos reales cons- gos, su correspondiente individualización,
tituidos en ellos. es de tal trascendencia, que su omisión

15
Mario Casarino Viterbo

implica la pérdida total del derecho a ren- En estos casos, si el querellado no se


dirla. ha hecho parte en primera instancia an-
En resumen, en la querella de ampa- tes del pronunciamiento de la sentencia
ro se terminará pidiendo que en definitiva definitiva, se pondrá ésta en conocimien-
se la acoja, ordenando hacer cesar las tur- to del defensor de ausentes, quien podrá
baciones o molestias de que somos vícti- deducir y seguir los recursos a que haya
ma, y señalando, al mismo tiempo, las lugar (art. 553, inc. 2°, CPC).
medidas de seguridad que tendrá que
otorgar el perturbador en caso que incu- 862. El comparendo. Como se ha ex-
rra nuevamente en semejantes atentados. presado, debe celebrarse el quinto día
hábil a contar desde la notificación del
861. Resolución que recae en la que- querellado. Habrá, por consiguiente, que
rella y su notificación. Presentada la que- esperar que transcurra este plazo para que
rella, señalará el tribunal el quinto día la audiencia de contestación y prueba se
hábil después de la notificación al quere- lleve a efecto.
llado, para una audiencia, a la cual debe- Llamamos la atención acerca de que
rán concurrir las partes con sus testigos y el juez no puede fijar, para estos efectos,
demás medios probatorios (art. 552, una audiencia determinada: debe orde-
inc. 1°, CPC). nar que el comparendo se realice dentro
En consecuencia, la primera providen- del quinto día, a contar desde la última
cia deberá ser: “Valparaíso, 30 de marzo notificación, que normalmente será la del
de 1985. Por interpuesta la querella de querellado; y, al mismo tiempo, de que
amparo, vengan las partes a comparendo este plazo no sufre variación alguna, cual-
de contestación y prueba, con sus testi- quiera que sea el lugar en donde haya
gos y demás medios probatorios, a la au- sido notificado el querellado, o sea, que
diencia del quinto día hábil después de no existe el aumento del término de em-
la última notificación, a las 15 horas. Juez. plazamiento a que aluden los artículos 258
Secretario”. y 259 del Código de Procedimiento Civil.
Desde el momento en que se trata de Tres razones, a nuestro juicio, abo-
la primera resolución recaída en un ne- nan esta última afirmación:
gocio judicial, debe notificarse personal- a) El artículo 552 del Código de Pro-
mente al querellado; pero, en el caso del cedimiento Civil es perfectamente claro
artículo 44, se hará la notificación en la en orden a que la audiencia, a la cual
forma indicada en el inciso 2° de dicho deben concurrir las partes con sus testi-
artículo, aunque el querellado no se en- gos y demás medios probatorios, debe
cuentre en el lugar del juicio (art. 553, efectuarse el quinto día hábil después de
inc. 1°, CPC). la notificación del querellado; y es sabi-
En otras palabras, esta primera reso- do que cuando el sentido de la ley es
lución se notifica al querellado personal- claro, no se desatenderá su tenor literal,
mente, sea en forma personal propiamente a pretexto de consultar su espíritu;
dicha, sea personal de conformidad al ar- b) En los casos en que el legislador
tículo 44, sea personal por avisos. Sin em- ha querido que el término de emplaza-
bargo, para la práctica de la notificación miento sufra aumento, lo ha establecido
personal en conformidad a lo preceptua- expresamente; ejemplo: art. 683 del Có-
do en el artículo 44, basta acreditar cuál digo de Procedimiento Civil; y
es la morada del querellado, sin necesi- c) La historia fidedigna del estable-
dad de probar, además, que se encuentra cimiento de la ley así también lo demues-
en el lugar del juicio, todo ello como ma- tra, porque, al establecer como fecha de
nera de evitar que, mediante la fuga de la audiencia el quinto día hábil después
aquél, pudiere entorpecer su pronto y le- de la notificación del querellado, lo hizo
gal emplazamiento. con la intención de que aquella tuviere

16
Manual de Derecho Procesal

una fecha cierta y el juicio no sufriere De todo lo obrado en la audiencia se


prolongaciones innecesarias. levantará acta, expresándose con claridad
Ahora bien, el comparendo tendrá lu- y precisión lo expuesto por las partes y
gar con sólo la parte que asista (art. 552, las pruebas presentadas (art. 560 CPC).
inc. 2°, CPC); lo cual significa que se lle-
vará a efecto en rebeldía del querellante 863. La prueba testimonial. Las re-
o del querellado, según el caso, pues la glas establecidas para el examen de los tes-
ausencia de uno u otro, en caso alguno tigos y para sus tachas en el párrafo 3°,
frustra la audiencia a la cual fueron opor- Título XI, del Libro II del Código de Pro-
tunamente citados. cedimiento Civil, son aplicables a la que-
En ella, cada parte expondrá lo conve- rella de amparo, en cuanto no aparezcan
niente a su derecho; o sea, el querellante modificadas por los artículos preceden-
ratificará su querella y el demandado la tes (art. 559, parte 1ª, CPC).
contestará, oponiendo las excepciones En consecuencia, nos interesa cono-
que creyera convenirle y pidiendo su re- cer cuáles son las reglas especiales consig-
chazo. nadas por el legislador en la querella de
En seguida, el tribunal recibirá las prue- amparo acerca de los testigos y de sus
bas que las partes deseen proporcionar, tachas. Estas reglas, a nuestro juicio, son
pues no hay que olvidar que la audiencia las siguientes:
es de contestación y prueba (art. 552, a) En cuanto a la oportunidad para pre-
inc. 1°, CPC). Por consiguiente, no exis- sentar las listas de testigos: mientras el que-
te el trámite de recepción de la causa a rellante debe incluirla en su escrito de
prueba, con señalamiento de los hechos querella (art. 551, inc. 3°, CPC), el quere-
substanciales y pertinentes controvertidos llado deberá entregarla en secretaría y se
al tenor de los cuales aquélla deba ser agregará al proceso, por lo menos antes
rendida, como acontece de acuerdo con de las doce del día que preceda al designa-
las reglas generales. do para la audiencia (art. 554, inc. 1°, CPC);
La oportunidad, pues, que tienen las b) En cuanto a los testigos que pue-
partes para rendir pruebas, no es otra que den ser examinados: no solamente po-
en la audiencia respectiva, con lo cual se drán ser interrogados los testigos que
modifican fundamentalmente las reglas figuren en dichas listas; sino, además,
generales que, sobre estos particulares, aquellos que las partes de común acuer-
estudiamos en el juicio ordinario de ma- do determinen (art. 554, inc. 2°, CPC);
yor cuantía. c) En cuanto al número de testigos: cada
Claro está que si el medio probato- parte sólo puede presentar hasta cuatro
rio, por su naturaleza, no permite llevar- testigos sobre cada uno de los hechos que
lo a cabo de inmediato bastará con que deben ser acreditados (art. 555 CPC);
la parte lo solicite, y el tribunal decretará d) En cuanto al interrogatorio de los tes-
lo que corresponda. Ejemplo: el quere- tigos: se les examinará acerca de los he-
llado pide que el querellante preste con- chos mencionados en la demanda; y de
fesión judicial y éste no se encuentra en los que indiquen las partes en la audien-
la audiencia. Será suficiente que entre- cia, si el tribunal los estima pertinentes
gue el pliego conteniendo las posiciones (art. 556 CPC);
y el tribunal fijará un nuevo comparendo e) En cuanto al examen de los testigos:
para absolverlas. no se podrá en ningún caso hacer el exa-
Entre los medios probatorios de que pue- men de los testigos por otro tribunal que
den valerse las partes en los interdictos el que conozca de la querella, vale decir,
sobresale la prueba testifical; la cual, en que aquí no entra en juego la jurisdicción
atención a que está sometida a importan- delegada, cualquiera que sea el lugar de
tes reglas especiales, será objeto de estu- la residencia de los testigos (art. 559, par-
dio particular más adelante. te 2ª, CPC);

17
Mario Casarino Viterbo

f) En cuanto a las tachas: deberán 865. Los recursos. La sentencia defini-


oponerse a los testigos antes de su exa- tiva de primera instancia recaída en la que-
men; y si no puede rendirse en la misma rella de amparo será susceptible de
audiencia la prueba para justificarlas y el casación en la forma y de apelación.
tribunal lo estima necesario para resolver La casación en la forma no suspende el
el juicio, señalará una nueva audiencia cumplimiento de la sentencia; y si el de-
con tal objeto, la que deberá verificarse mandado es el recurrente, no podrá exi-
dentro de los tres días subsiguientes a la gir del querellante el otorgamiento de
terminación del examen de los testigos fianza de resultas para entrabar dicho
de la querella (art. 557 CPC); y cumplimiento (art. 773, inc. 2°, del CPC).
g) En cuanto a las audiencias: cuando En cuanto a los efectos de la apelación,
no alcance a rendirse toda la prueba en dependerán de los resultados de la que-
una sola audiencia, continuará el tribu- rella: si la sentencia acoge el interdicto,
nal recibiéndola en los días hábiles in- la apelación se concederá sólo en el efec-
mediatos hasta concluir; con lo cual se to devolutivo, o sea, siempre se cumple;
hace innecesario reclamar de entorpeci- a la inversa, si la sentencia rechaza el in-
miento y pedir la fijación de nuevas au- terdicto, la apelación se concederá en
diencias, puesto que éstas se hallan ambos efectos, pues nada hay que ejecu-
señaladas por el solo ministerio de la ley tar o cumplir (art. 550, parte 1ª, CPC).
(art. 558 CPC). No olvidemos que, en todo caso, la
tramitación del recurso de apelación se
864. La citación para oír sentencia y ajustará a las reglas establecidas para los
la sentencia definitiva. Concluida la au- incidentes (art. 550, parte 2ª, CPC).
diencia de prueba, el tribunal en el mis- La sentencia definitiva de segunda ins-
mo acto citará a las partes para oír tancia recaída en la querella de amparo,
sentencia, la que deberá dictar de inme- por el contrario, será susceptible de casa-
diato, o, a lo más, en el plazo de los tres ción en la forma y de casación en el fondo.
días subsiguientes (artículo 561 CPC).* Ambos recursos, como sabemos, no
Si se da lugar a la querella, se conde- suspenden la ejecución de la sentencia re-
nará en costas al demandado. En el caso currida; y si el recurrente es el querella-
contrario, al actor (art. 562 CPC). do, no podrá exigir del querellante el
Se establece así una clara excepción a otorgamiento de fianza de resultas, pues
los principios generales sobre la condena- este derecho le está expresamente vedado
ción en costas; puesto que sabemos que, por el legislador (art. 773, inc. 2°, del CPC).
en conformidad a ellos, aun cuando una En resumen, observemos que los efec-
parte haya sido totalmente vencida en el tos de los recursos que pueden interpo-
juicio, puede, con todo, el tribunal eximir- nerse en contra de la sentencia definitiva
la del pago de las costas, cuando aparezca pronunciada en las querellas posesorias
que ha tenido motivos plausibles para liti- de amparo están dirigidos a obtener su
gar, sobre lo cual debe hacer declaración pronto cumplimiento, no obstante la exis-
expresa en la resolución (art. 144 CPC). tencia de recursos pendientes, como ma-
En la querella de amparo, en cambio, nera también de conseguir una pronta
la suerte de las costas está sellada con los protección en la posesión que pretende-
resultados de la querella: si obtuvo el ac- mos conservar.
tor, se condenará en las costas al deman-
dado; a la inversa, si obtiene el demandado, 866. Reserva de la acción ordinaria.
se condenará en costas al actor. Esta materia se halla consagrada en el ar-
tículo 563 del Código de Procedimiento
Civil, cuando dice: “Cualquiera que sea
* Artículo sustituido por el artículo 1°, N° 59, la sentencia, queda siempre a salvo a los
de la Ley N° 18.705, de 24 de mayo de 1988. que resulten condenados el ejercicio de

18
Manual de Derecho Procesal

la acción ordinaria que corresponda con por vía ordinaria, en cuyo caso, por ex-
arreglo a derecho, pudiendo compren- presa disposición del legislador, se ha de-
derse en dicha acción el resarcimiento jado campo abierto para ejercer la acción
de las costas y perjuicios que hayan paga- ordinaria que corresponda con arreglo a
do o que se les hayan causado con la derecho.
querella. No será admisible ninguna otra Nos hallamos, pues, ante un caso simi-
demanda que tienda a enervar lo resuel- lar al de la reserva de derechos del juicio
to en el interdicto”. ejecutivo; pero con la gran diferencia que,
Ahora bien, ¿qué ha querido señalar mientras este último requiere de petición
el legislador al establecer semejante regla? de parte y de resolución del tribunal, la
A nuestro juicio, esclarecer el alcance reserva de la acción ordinaria en los inter-
de la cosa juzgada derivada de la sentencia dictos opera de pleno derecho, o sea, sólo
recaída en la querella posesoria frente a por el ministerio de la ley.
una nueva demanda en que se pretenda
alterar lo primitivamente resuelto.
Así, cualesquiera que sean los resulta- III. La querella de restitución
dos a que se haya llegado en la sentencia
recaída en el interdicto de amparo, deja el 867. Concepto. La querella de resti-
camino abierto al condenado para que pue- tución es el interdicto o juicio posesorio
da deducir por la vía ordinaria la acción sumario que se intenta para recuperar la
que, en conformidad a derecho, crea con- posesión de bienes raíces o de derechos
venirle, aun a riesgo de llegar a contrariar reales constituidos en ellos (art. 549,
lo resuelto en la primitiva sentencia. N° 2°, CPC).
Todavía más: en la nueva demanda Su objeto es también preciso y deter-
puede también solicitarse la devolución de minado; recuperar la posesión, indistin-
las costas y perjuicios que se hayan paga- tamente, de dos clases de cosas: de los
do con motivo de la querella de amparo o bienes raíces y de los derechos reales cons-
que se hayan causado con tal motivo. tituidos en ellos.
Se trata, como se ve, de una reserva de
derecho para accionar por la vía ordinaria 868. Requisitos formales de la que-
sin el temor de que se pueda oponer la rella. El que intente una querella de res-
excepción de cosa juzgada; reserva que no titución debe expresar en la demanda un
requiere de petición de parte ni de decla- doble grupo de formalidades legales: a) las
ración judicial alguna, o sea, que se halla circunstancias enumeradas en el artícu-
establecida sólo por el ministerio de la ley. lo 254 del Código de Procedimiento Ci-
Sin embargo, lo resuelto en la senten- vil; y b) las circunstancias enumeradas en
cia definitiva recaída en una querella de el artículo 551 de ese mismo Código.
amparo, no podríamos pretender alterar- Las primeras han sido ya objeto de
lo mediante el ejercicio de una nueva que- nuestro estudio, y las damos por repro-
rella fundada en iguales hechos. A ella se ducidas. Las segundas, en cambio, son
opondría la excepción de cosa juzgada, en las siguientes:
conformidad a las reglas generales; y, ade- 1ª Que personalmente o agregando
más, lo prescrito en el inciso final del pre- la de sus antecesores, ha estado en pose-
cepto que comentamos, o sea, que “no será sión tranquila y no interrumpida durante
admisible ninguna otra demanda que tien- un año completo del derecho en que pre-
da a enervar lo resuelto en el interdicto”. tende ser restituido (art. 551, N° 1°, CPC);
Por consiguiente, las sentencias pro- 2ª Que ha sido despojado de la pose-
nunciadas en las querellas de amparo, por sión por medio de actos que indicará clara
regla general, como ocurre con toda clase y precisamente (art. 551, inc. 4°, CPC); y
de sentencias, producen cosa juzgada; sal- 3ª Que piensa valerse de tales y cua-
vo frente a una nueva demanda deducida les medios probatorios; y si se trata de testigos,

19
Mario Casarino Viterbo

los individualizará mediante el nombre, miento Civil; y b) las enumeradas en el


profesión u oficio y residencia de éstos artículo 551 de ese mismo Código.
(art. 551, inc. 3°, CPC). Las primeras han sido ya objeto de
La querella de restitución contendrá, nuestro estudio, y las damos por repro-
pues, como petición consignada a la con- ducidas. Las segundas, en cambio, son
clusión, que en definitiva se la acoja, con- las siguientes:
denando al demandado a restituir la 1ª Que personalmente es poseedor o
posesión del bien raíz o del derecho real mero tenedor del bien o derecho real en
en él constituido, según el caso. que pretende ser restablecido (art. 551,
inc. 1°, CPC);
869. Procedimiento. Todo cuanto he- 2ª Que se le ha arrebatado por medio
mos dicho en la querella de amparo respec- de la violencia dicha posesión o mera te-
to de la resolución que recae en la querella, nencia (art. 551, inc. 5°, CPC); y
su notificación, el comparendo de contesta- 3ª Que piensa valerse de tales o cua-
ción y prueba, las reglas especiales acer- les medios de prueba; y, si se trata de testigos,
ca de la prueba testifical, la sentencia los individualizará mediante el nombre,
definitiva, sus recursos, y la reserva de dere- profesión u oficio y residencia de éstos
cho para la vía ordinaria, se aplican a la (art. 551, inc. 3°, CPC).
querella de restitución.
872. Procedimiento. Todo cuanto he-
mos dicho en la querella de amparo respec-
IV. La querella de restablecimiento to de la resolución que recae en la querella,
su notificación, el comparendo de contesta-
870. Concepto. La querella de resta- ción y prueba, las reglas especiales acer-
blecimiento es el interdicto o juicio pose- ca de la prueba testifical, la sentencia
sorio sumario que se intenta para obtener definitiva y sus recursos, se aplican a la
el restablecimiento en la posesión o en la querella de restablecimiento.
mera tenencia de los bienes raíces o de
los derechos reales constituidos en ellos, 873. Reserva de derechos. La senten-
cuando dicha posesión o mera tenencia cia pronunciada en la querella de resta-
hayan sido violentamente arrebatadas blecimiento deja a salvo a las partes, no
(art. 549, N° 3°, CPC). sólo el ejercicio de la acción ordinaria en
Esta querella, por consiguiente, pro- conformidad al artículo 563, sino también
tege tanto la posesión como la mera tenen- el de las acciones posesorias que les co-
cia, cuando ellas han sido violentamente rrespondan (art. 564 CPC).
arrebatadas, ya de los bienes raíces, ya de Se trata, en consecuencia, de una do-
los derechos reales constituidos en ellos. ble reserva de derechos:
Difiere, pues, fundamentalmente de las a) Para poder ejercitar la acción pose-
anteriores, que sólo estaban destinadas a soria que le competa; ejemplo: una que-
proteger la posesión, en que también vela rella posesoria de restitución; y
por la mera tenencia y en que la pérdida b) Para poder ejercitar la acción ordi-
de la posesión o de la mera tenencia debe naria que, con arreglo a derecho, pudie-
haberse producido por actos de violencia re corresponderle; ejemplo: una acción
del perturbador. reivindicatoria.

871. Requisitos formales de la que-


rella. El que intente una querella de V. La denuncia de obra nueva
restablecimiento debe expresar en la de-
manda un doble grupo de formalidades 874. Concepto. La denuncia de obra
legales: a) las circunstancias enumeradas nueva es el interdicto o juicio posesorio
en el artículo 254 del Código de Procedi- sumario que se intenta para impedir la

20
Manual de Derecho Procesal

ejecución de una obra de semejante na- Normalmente, el denunciante en su


turaleza (art. 549, N° 4, CPC). parte petitoria solicitará que desde luego se
No cualquiera obra nueva es suscepti- ordene la suspensión provisional de la obra
ble de ser denunciada. En efecto, según denunciada y que, en definitiva, se acoja
la ley civil, hay obras nuevas denunciables y la denuncia, condenando al demandado a
no denunciables. Estas últimas constituyen que suspenda indefinidamente la construc-
la regla general. Luego, es del caso seña- ción de la obra nueva en referencia.
lar qué obras nuevas presentan el carácter Decimos normalmente, por cuanto el
de denunciables y, por consiguiente, cuá- denunciante también puede pedir, junto
les pueden ser objeto de una denuncia con lo anterior, que se ordene la demoli-
tendiente a impedir su ejecución. ción de la obra; pero a este derecho nos
Son obras nuevas denunciables: referiremos más adelante.
a) Las que se tratan de construir so-
bre el suelo de que se está en posesión 876. Resolución que recae en la de-
(art. 930, inc. 1°, CC); nuncia y su notificación. Se trata de una
b) Las que construidas en el predio sir- resolución compleja, pues consta de diver-
viente embarazan el goce de una servidum- sas partes. En efecto, presentada la de-
bre constituida en él (art. 931, inc. 1°, CC); manda para la suspensión de una obra
c) Las construcciones que se tratan nueva denunciable, el juez decretará:
de sustentar en edificio ajeno, no estan- a) La suspensión provisional de dicha
do sujeto a tal servidumbre (art. 931, obra;
inc. 2°, CC); y b) La toma de razón del estado y cir-
d) Las obras voladizas que atraviesan cunstancias de la misma;
el plano vertical de la línea divisoria de dos c) El apercibimiento al que la esté ejecu-
predios, aunque no se apoyen sobre el pre- tando con la demolición o destrucción, a
dio ajeno, ni den vista, ni viertan aguas- su costa, de lo que en adelante se haga; y
lluvias sobre él (art. 931, inc. 3°, CC).* d) La citación de denunciante y de-
En consecuencia, solamente esta últi- nunciado a una audiencia que deberá lle-
ma clase de obras dan origen al interdicto varse a efecto dentro del quinto día hábil
de obra nueva. Así también lo demuestra a contar desde la notificación de este úl-
la frase: “Presentada la demanda para la timo, debiendo en ella presentarse los
suspensión de una obra nueva denuncia- documentos y demás medios probatorios
ble...” (art. 565 CPC). en que las partes funden sus pretencio-
nes (art. 565 CPC).
875. Requisitos formales de la denun- La suspensión provisional de la obra
cia. A diferencia de lo acontecido con las nueva tiene por objeto impedir que el
querellas de amparo, de restitución y de denunciado continúe en su ejecución,
restablecimiento, nada ha estatuido la ley mientras no se resuelva en el interdicto
sobre el particular. si tiene o no derecho a ello.
En consecuencia, en la redacción de La toma de razón del estado y circuns-
la denuncia de obra nueva, no habrá más tancias de la misma se efectuará por me-
remedio que ajustarse a las prescripciones dio de un Ministro de fe –en este caso,
generales, o sea, a los requisitos contenidos por el Receptor– y permite constatar esta
en el artículo 254 del Código de Procedi- diligencia si el denunciado ha violado o
miento Civil, aplicables en virtud de lo pre- no la orden de suspensión provisional.
ceptuado en el artículo 3° de este Código. El apercibimiento al que está ejecutan-
do la obra con la demolición o destruc-
ción, a su costa, de lo que en adelante se
* Véase Ley N° 3.133 que se inserta en el Apén- haga, es una medida de coerción para
dice del Código de Aguas. Actualizado Depto. De- que la orden de suspensión provisional
recho Procesal Universidad de Chile. sea respetada.

21
Mario Casarino Viterbo

Y, por fin, la citación a comparendo es de contestación y prueba; y la oportu-


tiene por objeto escuchar la defensa del nidad para suministrarlas, no es otra que
denunciado y recibir las pruebas, de cual- el comparendo mismo.
quiera especie que sean, y que quieran Sin embargo, el legislador ha hecho
suministrar las partes en apoyo de sus de- especial referencia; en este caso de la de-
rechos. nuncia de obra nueva, a tres clases de
Esta primera resolución debe ser no- medios probatorios y en los sentidos que
tificada a las siguientes personas: pasan a expresarse:
a) Al denunciado, a fin de emplazarlo a) Documentos: establece que deben
al juicio; y, desde el momento en que la presentarse por las partes en la audien-
ley no tiene regla especial al respecto, cia ya referida (art. 565, parte final, CPC);
deberá practicársele esta notificación per- b) Testigos: dispone que si las partes
sonalmente (art. 40 CPC); y quieren rendir prueba testimonial se suje-
b) Al que esté dirigiendo o ejecutando la tarán a lo prevenido a este respecto en el
obra; y, como se trata de un tercero, la párrafo 2° de este Título (art. 568, inc. 1°,
notificación podrá efectuársele personal- CPC). En otras palabras, la prueba testi-
mente o por cédula (art. 56 CPC). Esta monial se regirá por todo cuanto hemos
notificación tiene por objeto dar cumpli- dicho dentro de la querella de amparo,
miento a la orden de suspensión provisio- en especial, en cuanto a la oportunidad
nal de la obra, la que se respetará aun para presentar las correspondientes listas,
cuando todavía no se haya notificado al o sea, el denunciante en la denuncia y el
denunciado. Estimamos que si el denun- denunciado por lo menos antes de las doce
ciado mismo es el que está dirigiendo o del día que preceda al designado para la
ejecutando la obra, la segunda notificación audiencia (arts. 551 y 554 CPC); y
es enteramente superflua (art. 566 CPC). c) Informe pericial: ordena que si al-
guna de las partes lo pide, y en concepto
877. El comparendo. Hemos dicho del tribunal son necesarios conocimien-
que se celebra dentro del quinto día hábil tos periciales, se oirá el dictamen de “un
después de la notificación del denuncia- perito”, que se expedirá dentro de un
do sin que intervenga la tabla de empla- “breve plazo” que aquél señalará (art. 568,
zamiento, por las mismas razones que inc. 2° CPC).
expresamos al referirnos a igual audien-
cia en la querella de amparo. 878. La citación para oír sentencia y la
El juez tampoco podría fijar una au- sentencia definitiva. “Concluida la audien-
diencia determinada, puesto que la ley le cia de prueba o presentado que sea el dic-
señala una fórmula enteramente diversa, tamen del perito, en su caso, el tribunal
cual es, el quinto día hábil después de la citará a las partes a oír sentencia, la que
notificación del demandado (art. 565, par- deberá dictar en el plazo de los tres días
te final, CPC). subsiguientes (artículo 569, inc. 1°, CPC).*
Aunque la ley no lo dice, este compa- En la sentencia, el tribunal fatalmen-
rendo se llevará a efecto con sólo la parte te tendrá que decidirse por una u otra
que asista, en conformidad a las reglas ge- de estas conclusiones:
nerales; y en él cada parte expondrá lo a) Acoger la denuncia de obra nueva,
conveniente a su derecho, o sea, el de- ratificando la suspensión provisional de la
mandante ratificará su denuncia y el misma que oportunamente había decre-
demandado la contestará, oponiendo las tado, vale decir, transformando la suspen-
excepciones o defensas que creyere con- sión de provisional en definitiva; o
venirle, pidiendo el rechazo de aquélla.
En seguida, el tribunal recibirá las
pruebas que las partes deseen producir en * Inciso sustituido por el artículo 1°, N° 60, Ley
apoyo de sus derechos, pues la audiencia N° 18.705, de 24 de mayo de 1988.

22
Manual de Derecho Procesal

b) Rechazar la denuncia de obra nue- 880. Reserva de la acción ordinaria.


va, mandando alzar la suspensión provisio- Cualesquiera que sean los resultados de
nal de la misma que oportunamente había la sentencia definitiva, lo cierto es que,
decretado, o sea, haciendo desaparecer en todo caso, dejan a salvo al vencido el
el obstáculo legal que impidió al denun- ejercicio de la acción ordinaria que le
ciado continuar con la ejecución de su competa, para que se declare el derecho
obra (art. 569, inc. 2°, parte 1ª, CPC). de continuar la obra o de hacerla demo-
En todo caso, la sentencia llevará con- ler (art. 569, inc. 2°, parte 2ª, CPC).
denación de costas (art. 569, inc. 5°, CPC). En otras palabras, si el vencido es el
Quiere decir esto que si se acoge la de- denunciante, siempre podrá ejercer, por
nuncia, se condenará en costas al denun- la vía ordinaria, la acción tendiente a ob-
ciado; y, a la inversa, si se rechaza la tener la demolición de la obra ejecutada
denuncia, se condenará en costas al actor. por el denunciado, sin que este último
pueda oponerle la excepción de cosa juz-
879. Los recursos. La sentencia defini- gada emanada del fallo definitivo recaí-
tiva de primera instancia que se pronuncie do en el interdicto.
en la denuncia de obra nueva será sus- A la inversa, si el vencido es el de-
ceptible de los recursos de casación en la nunciado, siempre podrá también ejercer,
forma y de apelación. por la vía ordinaria, la acción tendiente a
La casación en la forma sabemos que obtener que se declare su derecho de con-
no suspende la ejecución de la sentencia tinuar la obra, no pudiendo el denuncian-
recurrida; y que si el recurrente es el de- te, en este nuevo juicio, oponerle la ex-
nunciado, no podrá exigir del denuncian- cepción de cosa juzgada emanada de la
te el otorgamiento de fianza de resultas sentencia recaída en el interdicto, que
para que éste pueda hacer ejecutar la sen- ordenaba precisamente la suspensión de-
tencia (art. 773, inc. 2°, del CPC). finitiva de aquélla.
En cuanto a los efectos de la apelación, Se trata, por consiguiente, de una re-
estarán condicionados a los resultados de serva de derecho establecida sólo por el
la denuncia: si la sentencia la acoge, el ministerio de la ley, o sea, que no requiere
recurso se concederá sólo en el efecto de petición de parte interesada, ni de re-
devolutivo, o sea, se cumple, no obstante solución judicial expresa al respecto.
estar pendiente la apelación; y si la sen-
tencia la rechaza, el recurso se concede- 881. Derechos del denunciante en re-
rá en ambos efectos, o sea, aquélla no lación a la obra nueva. Son varios y a
puede cumplirse pendiente la apelación manera de recapitulación podemos seña-
y, por consiguiente, la suspensión provi- lar los siguientes:
sional de la obra continuará en plena vi- a) Pedir la suspensión provisional de la
gencia (art. 550 CPC). obra nueva denunciada: esta petición la
No olvidemos que, en todo caso, la formulará en la parte petitoria de su de-
tramitación del recurso de apelación se nuncia o en un otrosí de la misma, y el
ajustará a las reglas establecidas para los tribunal la decreta desde luego, con sólo
incidentes (art. 550 CPC). constatar que se trata de una obra nueva
La sentencia definitiva de segunda ins- denunciable (art. 565 CPC);
tancia, en cambio, sólo será susceptible b) Pedir la suspensión definitiva de la
de los recursos de casación en la forma y obra nueva denunciada: este derecho lo
en el fondo, los que no suspenden la eje- ejercerá en la parte petitoria de su de-
cución de la sentencia e impiden al de- nuncia y constituirá, por consiguiente, el
mandado solicitar del demandante fianza objeto mismo del interdicto, ya que éste,
de resultas si éste deseare llevar a efecto en tal caso, tiende a impedir una obra
dicho cumplimiento (art. 773, inc. 2°, del nueva. El tribunal se pronunciará acerca
CPC). de esta petición de suspensión definitiva

23
Mario Casarino Viterbo

en la sentencia y, en caso de aceptarla, a) Pedir autorización para hacer en la


expresará su decisión manifestando que obra lo que sea absolutamente indispen-
ratifica la suspensión provisional decreta- sable a fin de que no se destruya lo edifi-
da (art. 569, inc. 2°, CPC); cado: este derecho lo ejercerá, como se
c) Pedir la demolición de la obra nue- comprende, una vez suspendida provisio-
va denunciada: este derecho se halla con- nalmente la obra y mientras esté pendien-
sagrado en el inciso 3° del artículo 569 te el interdicto. Para que el denunciado
del Código de Procedimiento Civil. La pueda ejecutar semejantes trabajos es ne-
forma dubitativa empleada en dicho pre- cesaria la autorización previa del tribu-
cepto, para señalar la oportunidad en que nal que está conociendo de la denuncia.
semejante derecho puede ser ejercido por Éste procederá de plano, o, en caso de
el denunciante, ha hecho pensar a algu- duda, y para mejor proveer, oyendo el
nos que dicha oportunidad es durante dictamen de un perito nombrado por él,
todo el curso del juicio. el cual no podrá ser recusado, y se pro-
No compartimos esta opinión, y esti- nunciará sobre la autorización con la ur-
mamos que si el denunciante desea que gencia que el caso requiera (art. 567
se ordene además la demolición de la CPC);
obra, deberá pedirlo en su correspondien-
b) Pedir autorización para continuar
te denuncia. Esta petición de demolición,
la obra nueva denunciada: este otro dere-
por consiguiente, pasará a formar parte
cho lo ejercerá el denunciado en caso
del asunto controvertido en la denuncia;
que la sentencia recaída en el interdicto
y, para que pueda ser acogida, se requie-
lo acoja, o sea, ratifique la suspensión pro-
re que el denunciante demuestre al tri-
visional de la obra oportunamente decre-
bunal que el mantenimiento aun tempo-
tada. Dada su excepcional importancia,
ral de la obra le ocasiona grave perjuicio
su ejercicio está condicionado a la con-
y que dé suficiente caución para respon-
currencia de las siguientes circunstancias:
der por los resultados del juicio ordina-
1ª Que el denunciado acredite que
rio (art. 569, inc. 3°, CPC). En este caso,
de la suspensión de la obra se le siguen
si la sentencia ordena la demolición, será
graves perjuicios;
apelable en ambos efectos (arts. 550 y 569,
2ª Que dé caución suficiente para res-
inc. 4°, CPC); y
ponder de la demolición de la obra y de
d) Pedir la demolición de la obra nue-
la indemnización de los perjuicios que
va en vía ordinaria: este derecho lo ejer-
de continuarla pueden seguirse al con-
cerá el denunciante en el evento que su
tendor, en caso que a ello sea condenado
denuncia sea rechazada; pues, como ya
por sentencia firme; y
hemos visto, en todo caso la sentencia
3ª Que al mismo tiempo de pedir di-
recaída en la denuncia de obra nueva deja
cha autorización deduzca demanda ordi-
a salvo al vencido el ejercicio de la ac-
naria para que se declare su derecho a
ción ordinaria que le competa para que
continuar la obra (art. 570, inc. 1°, CPC).
se declare su derecho de hacerla demo-
En consecuencia, esta autorización se
ler (art. 569, inc. 2°, CPC).
solicitará del juez que conozca de la de-
manda ordinaria tendiente a que se de-
882. Derechos del denunciado en re-
clare el derecho del denunciado a
lación a la obra nueva. La posición del
continuar con la obra; y constituirá un in-
denunciado será diametralmente opues-
cidente dentro del nuevo juicio (art. 570,
ta a la del denunciante y, por consiguien-
inc. 2°, CPC); y
te, todos sus esfuerzos tenderán a que a
la obra nueva se le dé pronta y total ter- c) Pedir por vía ordinaria, que se de-
minación. clare su derecho a continuar la obra: este
Al respecto, el legislador le ha confe- derecho lo ejercerá el denunciado en el
rido los siguientes derechos: evento que la denuncia sea acogida, o

24
Manual de Derecho Procesal

sea, que ratifique la suspensión provisio- Empero, algunos piensan que esto úl-
nal de la obra; pues, sabemos que en todo timo escapa al objetivo o finalidad del in-
caso la sentencia recaída en la denuncia terdicto que vamos a tratar, por ser materia
de obra nueva deja a salvo al vencido el de juicio de lato conocimiento; opinión
ejercicio de la acción ordinaria que le que, por nuestra parte, no compartimos,
competa (art. 569, inc. 2°, CPC). en razón de que no hay inconveniente de
orden legal alguno que impida solicitar la
caución, como subsidiaria de las peticio-
VI. La denuncia de obra ruinosa nes sobre demolición o enmienda de una
obra ruinosa o peligrosa.
883. Concepto. La denuncia de obra
ruinosa es el interdicto o juicio posesorio 884. Titulares de la denuncia de obra
sumario que se intenta para impedir que ruinosa. En atención a que el ejercicio
una obra ruinosa o peligrosa cause daño de este interdicto no sólo interesa a los
(art. 549, N° 5°, CPC). particulares amenazados por el daño que
Su origen arranca de los artículos 932, causen los edificios ruinosos o peligrosos
933, 934 y 935 del Código Civil. o los árboles mal arraigados o expuestos
El primero de estos preceptos dispo- a ser derribados, sino también a la socie-
ne: “El que tema que la ruina de un edifi- dad en general, el legislador autorizó a
cio vecino le depare perjuicio, tiene las municipalidades y a cualquiera persona
derecho de querellarse al juez para que se del pueblo para interponer denuncia de
mande al dueño de tal edificio derribarlo, obra ruinosa en favor de los caminos, pla-
si estuviere tan deteriorado que no admi- zas u otros lugares de uso público, y para
ta reparación; o para que, si la admite, se la seguridad de los que transitan por ellos
le ordene hacerla inmediatamente; y si el (art. 948, inc. 1°, CC).
querellado no procediere a cumplir el fa- Y para dar un mayor aliciente al ejer-
llo judicial, se derribará el edificio o se cicio de esta acción popular, agregó que
hará la reparación a su costa. Si el daño siempre que a consecuencia de ella “haya
que se teme del edificio no fuere grave, de demolerse o enmendarse una cons-
bastará que el querellado rinda caución trucción, o de resarcirse un daño sufri-
de resarcir todo perjuicio que por el mal do, se recompensará al actor, a costa del
estado del edificio sobrevenga”. querellado, con una suma que no baje
Y el último de ellos agrega: “Las dis- de la décima, ni exceda a la tercera parte
posiciones precedentes se extenderán al de lo que cueste la demolición o enmien-
peligro que se tema de cualesquiera cons- da, o el resarcimiento del daño; sin per-
trucciones; o de árboles mal arraigados, juicio de que si se castiga el delito o
o expuestos a ser derribados por casos de negligencia con una pena pecuniaria, se
ordinaria ocurrencia”. adjudique al actor la mitad” (art. 948,
En resumen, la denuncia de obra rui- inc. 2°, CC).
nosa puede tener por objeto pedir:
a) La demolición o enmienda de una 885. Requisitos formales de la denun-
obra ruinosa o peligrosa; cia. A diferencia de lo acontecido con las
b) El afianzamiento o la extracción querellas de amparo, restitución y resta-
de árboles mal arraigados o expuestos a blecimiento, nada ha estatuido la ley so-
ser derribados por casos de ordinaria ocu- bre estos requisitos.
rrencia; y En consecuencia, en la redacción de
c) El otorgamiento de una caución la denuncia de obra ruinosa, no habrá
por parte del querellado para resarcir otro camino que ajustarse a los requisitos
todo perjuicio que por el mal estado del formales de toda demanda señalados en
edificio sobrevenga, si el daño que se teme el artículo 254 del Código de Procedi-
del mismo no fuere grave. miento Civil, aplicable en este caso a vir-

25
Mario Casarino Viterbo

tud de lo preceptuado en el artículo 3° De todo lo obrado se levantará acta,


del mismo Código. en la que se harán constar las opiniones
Normalmente, el denunciante en la o informes periciales, las observaciones
parte petitoria de su denuncia solicitará que, conducentes que hagan los interesados y
en definitiva, se acoja, ordenando ya la lo que acerca de ello note el juez que
demolición o enmienda de la obra ruino- practica la diligencia.
sa o peligrosa de que se trate, o bien la Empero, cuando el reconocimiento
extracción o afianzamiento de los árboles, haya de practicarse a más de cinco kiló-
según el caso, y, en subsidio, para el caso metros de distancia de los límites urba-
de obras ruinosas o peligrosas, que el que- nos de la población en que funciona el
rellado otorgue una caución para respon- tribunal, podrá éste cometer la diligen-
der de todo perjuicio, si el daño que se cia al juez inferior que corresponda o a
teme no fuere estimado grave por el juez. otro ministro de fe, quienes procederán
No olvidemos que si la denuncia es asociados del perito que el tribunal desig-
puesta en actividad, a virtud de acción ne y en la forma anteriormente señalada
popular, también deberá pedirse en ella (art. 571, inc. 2°, CPC).
que se declare el derecho a recompensa, re- En este último caso podrá el tribunal
servando la facultad de discutir acerca de que conoce de la causa, antes de dictar
su cuantía después de la ejecución del sentencia, disponer que la diligencia de
fallo (art. 582 CPC). reconocimiento se rectifique o amplíe en
los puntos que estime necesario (art. 572,
886. Resolución que recae en la de- inc. 2°, CPC).
nuncia y su notificación. Presentada la
denuncia de obra ruinosa, el tribunal la 887. La citación para oír sentencia y
proveerá ordenando la práctica de una la sentencia definitiva. Con el solo méri-
inspección personal, a la mayor brevedad, to de la inspección personal del tribunal
de la construcción o árboles denuncia- practicada a la construcción o a los árbo-
dos, con la ayuda de un perito nombrado les denunciados, el tribunal en el acto
también por él mismo (art. 571 CPC). citará a las partes a oír sentencia, la que
Esta resolución deberá ser notificada deberá dictar de inmediato o en el plazo
al denunciado en conformidad a lo que de los tres días subsiguientes (art. 572,
dispone el Título VI del Libro I, o sea, inc. 1°, CPC).*
personalmente, y en cualesquiera de sus En la sentencia definitiva el juez ten-
formas; pero, en el caso del artículo 44, drá forzosamente que optar entre estas
se hará la notificación en la forma indi- dos soluciones:
cada en el inciso 2° de dicho artículo, a) Denegar lo pedido por el quere-
aunque el querellado no se encuentre en llante; o
el lugar del juicio (arts. 553 y 573 CPC). b) Decretar la demolición, enmienda,
Si el denunciado no se ha hecho par- afianzamiento o extracción a que haya
te en primera instancia antes del pronun- lugar (art. 572, inc. 1°, CPC).
ciamiento de la sentencia definitiva, se Al decidir lo controvertido, deberá
pondrá ésta en conocimiento del defensor también considerar el tribunal si hay al-
de ausentes, quien podrá deducir y seguir guna petición subsidiaria sobre caución del
los recursos a que haya lugar (arts. 553 y querellado o alguna petición de derecho
573 CPC). a recompensa y de reserva en lo que se re-
Ahora bien, la inspección personal del fiere a su cuantía, a fin de no incurrir en
tribunal se llevará a efecto con la asisten- ninguna omisión a este respecto.
cia de las partes que concurran, pudien-
do incluso, cada una de ellas, si lo estiman
conveniente, asociarse para este acto de * Artículo sustituido por el artículo 1°, N° 61,
un perito (art. 571 CPC). Ley N° 18.705, de 24 de mayo de 1988.

26
Manual de Derecho Procesal

A falta de disposiciones especiales A contrario sensu, la sentencia que


acerca de condenación en costas, habrá rechace la denuncia de obra ruinosa, deja a
que ceñirse a las reglas generales. salvo a la parte vencida el derecho de
ejercer en vía ordinaria la acción que crea
888. Medidas urgentes de precaución. convenirle.
En la misma sentencia que ordena la de-
molición, enmienda, afianzamiento o ex- 891. Ejecución de la sentencia que aco-
tracción, puede el tribunal decretar desde ge el interdicto. Dispone el inciso 1°, par-
luego las medidas urgentes de precaución que te final, del artículo 932 del Código Civil:
considere necesarias, y además que se eje- “Si el querellado no procediere a cumplir
cuten dichas medidas, sin que de ello pue- el fallo judicial, se derribará el edificio o
da apelarse (art. 574 CPC). se hará la reparación a su costa”.
Se trata, por consiguiente, de una
889. Los recursos. La sentencia defini- prestación de hacer y, aun en el silencio
tiva de primera instancia pronunciada en de la ley civil, la sentencia se habría eje-
la denuncia de obra ruinosa es suscepti- cutado en idéntica forma frente a lo que
ble de los recursos de casación en la forma prescribe el artículo 235, N° 5° del Códi-
y de apelación. go de Procedimiento Civil acerca del cum-
La apelación se concederá en ambos efec- plimiento de las sentencias que ordenan
tos, sea que se deniegue lugar al interdic- la ejecución o destrucción de una obra
to (art. 550 CPC), sea que se acoja material.
(art. 575 CPC); y, en todo caso, se tramita- También, una vez ejecutado el fallo,
rá como los incidentes (art. 550 CPC). habrá que determinar prudencialmente
Por su parte, la sentencia definitiva de la cuantía de la recompensa que pudiere
segunda instancia será susceptible de ser corresponderle al actor popular, dentro
atacada por medio de los recursos de ca- de los límites señalados por el artículo 948
sación en la forma y en el fondo. del Código Civil, oyendo en audiencia ver-
Es de advertir que los recursos de bal a los interesados (art. 582 CPC).
casación interpuestos ya contra la senten-
cia de primera instancia, ya contra la de 892. Medidas administrativas o de po-
segunda, si bien en principio no debie- licía. Todo cuanto hemos dicho respecto
ran suspender la ejecución de estos fa- de la denuncia de obra ruinosa es sin
llos, lo cierto es que impiden la ejecución perjuicio de las medidas administrativas o
de lo resuelto, cuando se acoge el inter- de policía a que haya lugar según las le-
dicto, en razón de que su cumplimiento yes (art. 583 CPC).
haría imposible llevar a efecto la senten-
cia que se dicte de acogerse el recurso,
o sea, la sentencia que en tal caso de- VII. Los interdictos especiales
secharía el interdicto (art. 773, inc. 2°,
del CPC) 893. Concepto. Los interdictos espe-
¿Cómo podríamos volver a construir ciales son los juicios posesorios sumarios
un edificio demolido, o bien, a plantar que se intentan para hacer efectivas las
nuevamente árboles que ya fueron arran- demás acciones posesorias especiales que
cados...? enumera el Título XIV, Libro II del Có-
digo Civil (art. 549, N° 6°, CPC).
890. Reserva de la acción ordinaria. Sin embargo, después de las reformas
Cuando se dé lugar al interdicto, no se introducidas al Código Civil por la Ley
entenderá reservado el derecho de ejer- N° 9.909, de 28 de mayo de 1951, en lo
cer en vía ordinaria ninguna acción que referente a las acciones posesorias espe-
tienda a dejar sin efecto lo resuelto ciales, y a la aprobación del Código de
(art. 576 CPC). Aguas, por el DFL N° 1.122 de 29 de oc-

27
Mario Casarino Viterbo

tubre de 1981, modificado por las Leyes ejecutadas en el predio vecino y que den
N° 18.373, de 29 de diciembre de 1984, vista a las habitaciones, patios o corrales
N° 18.377, de 24 del mismo mes y año y de su propio predio, si entre dichas obras
N° 18.405, de 20 de abril de 1985,* el y el predio del actor no interviene, a lo
objeto de los interdictos especiales, a nues- menos, una distancia de tres metros, me-
tro juicio, ha variado. didos entre el plano vertical de la línea
En efecto, para ser más exactos, de- más sobresaliente de la referida ventana,
bemos definir hoy día los interdictos es- balcón, etc., y el plano vertical de la línea
peciales, diciendo que son aquellos juicios divisoria de los dos predios, siendo am-
posesorios sumarios que se intentan para: bos paralelos, y no siéndolos, aplicando
a) Ejercitar las acciones sobre suspen- la misma medida a la menor distancia
sión de las obras de que tratan los artícu- entre ellos (art. 878 CC).
los 874, 875 y 878 del Código Civil, Ahora bien, estas tres acciones pose-
relacionados con las servidumbres lega- sorias especiales se someten al procedimien-
les de luz y vista (art. 580 CPC); to establecido por la ley procesal civil para
b) Ejercitar las acciones posesorias es- el caso de la denuncia de obra nueva, o sea,
peciales que contemplan los artículos 941 a las normas señaladas en los artículos 565
y 942 del Código Civil (art. 579, inc. 1°, al 570 del Código de Procedimiento Civil
CPC); y (art. 580 CPC).
c) Ejercitar las acciones posesorias es-
peciales sobre aguas, que contempla el 895. Acciones posesorias especiales
Título IX, Libro I del Código de Aguas contempladas en los artículos 941 y 942
(arts. 577 y 579, inc. 1°, CPC). del Código Civil. Son las siguientes:
a) la que tiene el dueño de una casa
894. Acciones posesorias especiales para impedir que cerca de sus paredes haya
relacionadas con las servidumbres de luz depósito o corrientes de agua, o materias
y vista. Se trata de las acciones consagra- húmedas que puedan dañarla, como asi-
das en los artículos 874, 875 y 878 del mismo, para impedir que se planten ár-
Código Civil, que son las siguientes: boles a menor distancia que la de quince
a) la que tiene el codueño para pedir decímetros, u hortalizas o flores a menor
que se suspenda la construcción de toda distancia que la de cinco decímetros
ventana o tronera en una pared mediane- (art. 941 CC); y
ra, sin su consentimiento (art. 874 CC); b) la que tiene el dueño del suelo
b) la que tiene el propietario de un para exigir que se corte la parte exceden-
predio para pedir la suspensión de toda obra te de las ramas de un árbol si las extien-
destinada a dar luz a una propiedad veci- de sobre dicho suelo, sin perjuicio de su
na, si dicha obra no se ajusta a las condi- derecho a cortar él mismo las raíces si
ciones legales, a saber: 1ª Que la ventana éstas también penetran en su suelo
esté guarnecida de rejas de hierro, y de (art. 942 CC).
una red de alambre, cuyas mallas tengan Ahora bien, ambas acciones posesorias
tres centímetros de abertura o menos; y se sujetarán al procedimiento establecido en
2ª que la parte inferior de la ventana diste los artículos 571, 572, 573 y 574 del Códi-
del suelo de la vivienda a que da luz tres go de Procedimiento Civil, o sea, al de la
metros a lo menos (art. 875 CC); y denuncia de obra ruinosa; pero con exclu-
c) la que tiene el propietario de un sión de lo preceptuado en los artículos 575
predio cerrado o no, para pedir la sus- y 576 de ese Código (art. 579, inc. 1°, CPC).
pensión de las obras consistentes en ven- En otros términos, estas acciones po-
tanas, balcones, miradores, o azoteas, sesorias, si bien se ajustan en su tramita-
ción a la denuncia de obra ruinosa,
reconocen en ella dos importantes excep-
* Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. ciones:

28
Manual de Derecho Procesal

1ª Las apelaciones se concederán sólo nes contenidas en los Títulos XIII y XIV
en el efecto devolutivo, salvo que el fallo del Libro II del Código Civil”. A su vez,
apelado no dé lugar al interdicto (art. 550 el artículo 180 de ese mismo Código agre-
CPC); y ga que “las acciones posesorias se regirán
2ª Las sentencias que se dicten dejan por las disposiciones del Código de Pro-
a salvo su derecho a las partes para dedu- cedimiento Civil”.
cir en vía ordinaria las acciones que por Ahora bien, las acciones posesorias
la ley les correspondan (art. 581 CPC). sobre aguas antes señaladas son las si-
Si al ejercitarse la acción posesoria guientes:
contemplada en el artículo 941 del Códi- a) la que tienen los perjudicados con
go Civil, el denunciado pretende asilarse la construcción de estacadas, paredes u
en la excepción contemplada en el inciso otras labores que tuerzan la dirección de
final de ese mismo precepto, o sea, que las aguas corrientes, de manera que se
la plantación de los árboles, flores u hor- derramen sobre el suelo ajeno, o esta-
talizas haya precedido a la construcción cándose lo humedezcan, o priven de su
de las paredes, se dará a esta excepción beneficio a los predios que tienen dere-
la tramitación de un incidente y se recibirá cho de aprovecharse de ellas, para pedir
a prueba, sin perjuicio de practicarse por que se deshagan o modifiquen dichas
el tribunal la correspondiente inspección obras y que se resarzan los perjuicios
(arts. 578, inc. 1°, y 579, inc. 2°, CPC). (art. 123 C. Aguas, ex-art. 936 CC);
Para recibir esta prueba, el tribunal b) la acción posesoria anterior se po-
señalará la audiencia correspondiente al drá ejercer no solamente cuando se funde
quinto día hábil después de la última no- en obras nuevas, sino también en las ya
tificación y a ella deberán concurrir las hechas, mientras no haya transcurrido
partes con sus testigos y demás medios tiempo bastante para constituir un dere-
probatorios. Dicha audiencia tendrá lu- cho de servidumbre; pero ninguna pres-
gar con sólo el interesado que asista cripción se admitirá a favor de las obras
(arts. 578, inc. 2°, y 579, inc. 2°, CPC). que corrompan el aire y lo hagan conoci-
La parte que quiera rendir prueba tes- damente dañoso (art. 124 C. Aguas, ex-
timonial deberá entregar en secretaría, art. 937, inc. 1°, CC, y art. 937, inc. 2°, CC);
para que se agregue al proceso antes de c) la que tienen los dueños de las he-
las doce del día que preceda al de la au- redades que son perjudicadas con el esta-
diencia, una lista de los testigos de que camiento o alteración del curso de las
piense valerse, con expresión del nom- aguas producido por el cieno, piedras, pa-
bre, profesión u oficio y residencia. Son los u otras materias que acarrea o deposi-
aplicables en este caso las disposiciones ta, para pedir que el dueño de la heredad
de los artículos 555 al 561* (arts. 578, incs. en que ha sobrevenido el embarazo, sea
3° y 4 °, y 579, inc. 2°, CPC). obligado a removerlo, o les permita a ellos
hacerlo, de manera que se restituyan las
896. Acciones posesorias especiales cosas al estado anterior. El costo de la lim-
sobre aguas. El Código de Aguas dedica pia o desembarazo se repartirá entre los
el Título IX, del Libro I, a las acciones dueños de todos los predios a prorrata
posesorias sobre aguas. El artículo 128 del del beneficio que reporten del agua
mencionado cuerpo de leyes establece (art. 126 C. Aguas, ex-art. 939 CC); y
que “en lo demás regirán para las accio- d) la que tiene el dueño de un pre-
nes posesorias sobre aguas las disposicio- dio para que se le resarza el perjuicio sufri-
do y para que en el caso de reincidencia
se le pague el doble de lo que el perjui-
* Inciso final del artículo 578, modificado por cio importare, en caso que el dueño del
el artículo 1°, N° 62, Ley N° 18.705, de 24 de mayo predio vecino que se sirve de las aguas,
de 1988. por negligencia, al darle salida, no se pre-

29
Mario Casarino Viterbo

ocupa que no se derramen en el predio digo de Aguas– en tal caso, se dará a esta
vecino (art. 127 C. Aguas, ex-art. 940 CC). oposición la tramitación de un incidente, y
También hemos dicho que las accio- se recibirá a prueba, sin perjuicio de practi-
nes posesorias sobre aguas se regirán por carse la inspección por el tribunal (art. 578,
las disposiciones del Código de Procedi- inc. 1°, CPC).
miento Civil (art. 180 C. Aguas); y dentro En cuanto a la acción posesoria so-
de estas últimas encontramos los artícu- bre aguas contemplada en el artículo 127
los 577 y 578, los cuales, si bien se remi- del Código del ramo, en atención a su
ten, a su vez, a los artículos 936 y 937 del naturaleza que solamente persigue el pago
Código Civil, dichas referencias, hoy día, de perjuicios, deberá tramitarse en con-
deben entenderse respecto de los artícu- formidad al procedimiento sumario estable-
los 123 y 124 del Código de Aguas, puesto cido en el Título XI, del Libro III, del
que aquéllos se encuentran suprimidos. Código de Procedimiento Civil (art. 177
En consecuencia, somos de opinión C. Aguas).
que las acciones posesorias sobre aguas
contempladas en los artículos 123, 124 y 897. Titular de la acción y derecho
126 del Código del ramo, se tramitarán de recompensa. Estos interdictos especia-
en conformidad a las disposiciones de la les también podrán ser ejercidos por las
denuncia de obra ruinosa; pero con dos ex- municipalidades y por cualquiera persona del
cepciones: pueblo en favor de los caminos, plazas u
a) Las apelaciones se concederán sólo otros lugares de uso público, y para segu-
en el efecto devolutivo, salvo la deducida ridad de los que transitan por ellos; y, en
en contra del fallo que niegue lugar al caso de prosperar, ordenándose la demo-
interdicto, que deberá serlo en ambos lición o enmienda de una obra, o el pago
(arts. 550 y 557 CPC); y de perjuicios, el actor popular tendrá de-
b) Las sentencias que se dicten dejarán recho de recompensa, a costa del denun-
a salvo su derecho a las partes para deducir ciado (art. 948 CC).
por vía ordinaria las acciones que por la Si este derecho de recompensa es re-
ley les correspondan (arts. 577 y 581 CPC). clamado en el interdicto, se pronunciará
Si por parte del querellado se alega que sobre él la sentencia que acoja la deman-
el interdicto no es admisible por haber da; pero su cuantía se fijará prudencial-
transcurrido tiempo bastante para consti- mente, después de su ejecución, oyendo
tuir un derecho de servidumbre –pues a los interesados (art. 582 CPC).
aquél puede intentarse no sólo en contra
de las obras nuevas, sino también de las ya 898. Medidas administrativas o de po-
hechas, mientras no haya transcurrido licía. Todo cuanto hemos dicho anterior-
tiempo bastante para constituir dicho de- mente, se entiende sin perjuicio de las
recho de servidumbre, en conformidad a medidas administrativas o de policía a que
lo preceptuado en el artículo 252 del Có- haya lugar según las leyes (art. 583 CPC).

30
Manual de Derecho
Capítulo Procesal
Segundo
LOS JUICIOS ESPECIALES DEL CONTRATO
DE ARRENDAMIENTO
SUMARIO: I. Generalidades; II. El juicio de desahucio; III. El juicio de restitución de la
cosa arrendada por la expiración del tiempo estipulado para la duración del arrendamiento,
o por la extinción del derecho del arrendador; IV. El juicio de terminación inmediata del
contrato de arrendamiento en los casos expresamente señalados por el legislador; V. El
juicio de terminación inmediata del contrato de arrendamiento por falta de pago de la
renta; VI. El juicio destinado a atajar el mal uso o la deterioración del fundo arrendado
exigiendo fianza u otra seguridad competente, y aun en casos graves, para hacer cesar
inmediatamente el arriendo; VII. El juicio sobre terminación del contrato de arrendamiento
de servicios inmateriales; VIII. El derecho legal de retención en favor del arrendador;
IX. El derecho legal de retención en favor del arrendatario; X. El juicio relativo a los
contratos de arrendamiento de bienes raíces urbanos; XI. El juicio relativo a los contratos
de arrendamiento de predios rústicos.

I. Generalidades de febrero de 1982, la que fija normas


especiales sobre arrendamiento de pre-
899. Fuentes legales. Los juicios es- dios urbanos.*
peciales del contrato de arrendamiento
se hallan reglamentados en el Título VI 900. Clases de juicios especiales del
del Libro III del Código de Procedimien- contrato de arrendamiento. En atención
to Civil, o sea, en los artículos 588 al 616. a la innegable importancia económica y
Estos preceptos, a su vez, están modi- social del contrato de arrendamiento y,
ficados o complementados por las siguien- al mismo tiempo, a su carácter esencial-
tes disposiciones: mente transitorio, el legislador debió
a) Decreto Ley N° 964, de 12 de abril considerar procedimientos judiciales es-
de 1975, cuyo texto refundido, coordina- peciales para el ejercicio de determina-
do y sistematizado se fijó por Decreto Su- dos derechos emanados del referido
premo de Vivienda y Urbanismo N° 357, contrato, a riesgo de ser ilusorios si no
de 2 de junio de 1978, publicado en el los establecía.
Diario Oficial de 22 de agosto del mismo Estos juicios o procedimientos espe-
año, que señala los procedimientos a que ciales son los siguientes:
deben sujetarse los conflictos derivados a) El de desahucio (arts. 588 al 596
de los contratos de arrendamiento de bie- CPC);
nes raíces urbanos; b) El de restitución de la cosa arrenda-
b) Decreto Ley N° 993, de 21 de abril da por la expiración del tiempo conveni-
de 1975, publicado en el Diario Oficial do para la duración del arrendamiento,
de 24 del mismo mes, que señala los pro- o por la extinción del derecho del arren-
cedimientos a que deben sujetarse los con- dador (art. 604 CPC);
flictos a que den origen los contratos de c) El de terminación inmediata del con-
arrendamiento de predios rústicos; trato de arrendamiento en los casos expre-
c) Decreto Ley N° 1.505, de 14 de ju- samente señalados por el legislador
nio de 1976, publicado en el Diario Ofi- (arts. 607 al 610 CPC);
cial de 25 de junio del mismo año, que d) El de terminación inmediata del con-
fija normas sobre arrendamiento y lanza- trato de arrendamiento por falta de pago de la
miento de viviendas; renta (art. 611 CPC);
d) Ley N° 18.101, de 7 de enero de
1982, publicada en el Diario Oficial
* El procedimiento contemplado en la Ley
N° 31.178, de 29 de enero del mismo año, N° 18.101, que fija normas especiales sobre arren-
con las rectificaciones salvadas en la edi- damiento de predios urbanos, fue modificado por
ción N° 31.183, del mismo Diario, de 4 Ley N° 19.866, de 11 de abril de 2003.

31
Mario Casarino Viterbo

e) El destinado a atajar el mal uso o 901. Características generales de los


deterioración del fundo arrendado, exigien- juicios especiales del contrato de arren-
do fianza u otra seguridad competente, y damiento. Las características más sobre-
aun en casos graves, para hacer cesar el salientes de esta clase de juicios son las
arriendo (art. 612 CPC); siguientes:
f) El de terminación del contrato de a) Son de la competencia de los jue-
arrendamiento de servicios inmateriales ces de letras (en única instancia cuya
(art. 613 CPC);* y cuantía no exceda de 10 UTM y en pri-
g) El destinado a hacer valer el derecho mera instancia cuando excedan de dicha
legal de retención que la ley concede en cantidad) (art. 45 COT); y de los jueces
favor del arrendador o del arrendatario, de Policía Local en las ciudades compues-
según el caso (arts. 597, 598 y 599 CPC). tas de una o más comunas en que no
Sin embargo, no todos los derechos tenga el asiento de sus funciones un Juez
emanados del contrato de arrendamien- de letras, siempre que aquéllos sean abo-
to, al ser ejercitados judicialmente, pue- gados (en única instancia hasta $ 3.000)
den encasillarse en los anteriores juicios (art. 14 letra A, Ley N° 15.231).*
o procedimientos especiales. De ahí que b) El valor de lo disputado se deter-
se sostenga, y con razón, que las acciones minará en conformidad a la siguiente re-
emanadas del contrato de arrendamien- gla: en los juicios de desahucio o de
to, que no tengan señalada en la ley una restitución de la cosa arrendada, por el
tramitación especial, deberán ajustarse al monto de la renta o del salario conveni-
procedimiento ordinario o al sumario, según do para cada periodo de pago; y en los
corresponda. de reconvenciones, por el monto de las
Claro está que como la mayoría de rentas insolutas (art. 125 COT);
estas acciones requieren de un procedi- c) Son juicios declarativos, especiales y
miento rápido para que sean eficaces, a de aplicación particular. Declarativos, por-
falta de norma especial, el legal y ade- que la sentencia se limita a declarar o
cuado a que deben ajustarse en su trami- reconocer derechos controvertidos; espe-
tación será el sumario. ciales, porque su estructura difiere abier-
Los juicios especiales del contrato de tamente de los procedimientos ordinarios;
arrendamiento antes señalados, son los y de aplicación particular, porque su cam-
que contempla el Código de Procedimien- po de actuación está expresamente seña-
to Civil; pero, fuera de ellos, existen otros lado en la ley para casos también particu-
dos más en la legislación especial, de ma- lares;
yor importancia práctica que aquéllos por d) Su tramitación es muy breve y con-
su objeto y campo de aplicación. centrada, puesto que se reduce a la inter-
Tales son: a) el juicio relativo a los posición de la demanda, la notificación
contratos de arrendamiento de bienes raí- del demandado, la celebración de un
ces urbanos; y b) el juicio relativo a los comparendo, en que se oye a las partes y
contratos de arrendamiento de predios se reciben todas las pruebas de rigor, y al
rústicos. pronunciamiento de la sentencia defini-
tiva, en el más corto espacio de tiempo
posible;
e) Las apelaciones de las sentencias en
que se ratifique el desahucio o se ordene
* Este artículo no tiene aplicación en el caso el lanzamiento, las que den lugar a la
del art. 1989 del Código Civil, que fue derogado retención, las que dispongan la restitu-
por el art. 174 del Decreto con Fuerza de Ley
N° 178, de 13 de mayo de 1931, del Ministerio del
Trabajo; ni en el caso del art. 2009 del Código Ci-
vil, cuando los servicios a que éste se refiere dan * Actualizado Depto. Derecho Procesal Univer-
lugar a un contrato de trabajo. sidad de Chile.

32
Manual de Derecho Procesal

ción de la cosa arrendada, y las que den mi arrendador me desahucia el día 20, el
lugar a la terminación del arrendamien- aviso de un mes sólo produce efecto des-
to, sólo serán apelables en el efecto devo- de el primero del próximo mes.
lutivo, y el recurso se tramitará como en Sin embargo, tratándose del arrenda-
los incidentes (arts. 606 y 614 CPC); miento de casas, almacenes u otros edifi-
f) Las sentencias que en ellos se pro- cios, el desahucio en los casos en que
nuncien dejan a salvo a las partes el ejer- tenga lugar deberá darse con anticipación
cicio de las acciones ordinarias a que tengan de un periodo entero de los designados
derecho, sobre las mismas cuestiones re- por la convención o la ley para el pago
sueltas por aquéllas (art. 615 CPC); y de la renta (art. 1976 CC); y del arrenda-
g) Para iniciar la gestión de desahu- miento de predios rústicos, con la antici-
cio o cualquier juicio de arrendamiento, pación de un año (art. 1985 CC).
el demandante deberá acompañar, junto
con presentar su demanda, el recibo de con- 903. Clases de desahucio. El desahu-
tribuciones correspondiente al último se- cio se clasifica en judicial y extrajudicial,
mestre o un certificado de la Dirección según si se hace con o sin intervención
de Impuestos Internos que indique el ava- de los tribunales de justicia (art. 588,
lúo de la propiedad en que incide la ges- inc. 1°, CPC).
tión o juicio, sin cuyo requisito el juez no Desahucio judicial, por consiguiente, es
dará curso a la demanda (art. 3°, Ley el que se efectúa por intermedio o a tra-
N° 9.910, de 22 de mayo de 1951). vés de los tribunales de justicia; y desahu-
cio extrajudicial, por el contrario, el que
se hace de cualquier modo, sin interven-
II. El juicio de desahucio ción alguna de los órganos judiciales.
La clasificación anterior tiene suma
902. Concepto. Se define el desahu- importancia, por la diversa forma o mane-
cio como la noticia anticipada de la vo- ra como se practican cada uno de estos
luntad de cualesquiera de las partes para desahucios y el diverso procedimiento que
poner término al contrato de arrenda- se sigue con uno y otro; si bien ambos
miento. desahucios, a la postre, producen idénti-
Ahora bien, el desahucio tiene lugar: cos efectos legales.
a) Cuando no se ha fijado tiempo
para la duración del arriendo; o 904. El desahucio judicial. Desde lue-
b) Cuando habiéndose fijado, este go, se efectúa notificando al arrendador o
tiempo no es determinado por el servicio arrendatario de conformidad al artícu-
especial a que se destina la cosa arrendada lo 553 el decreto en que el juez manda
o por la costumbre (art. 1951, inc. 1°, CC). poner en conocimiento de uno u otro la
Por regla general, la anticipación con noticia anticipada a que se refiere el ar-
que debe darse la noticia de la voluntad tículo 1951 del Código Civil (art. 588,
de poner término al contrato de arrien- inc. 3°, CPC).
do, o sea, el desahucio, será ajustándose Por consiguiente, la parte contratan-
al periodo o medida de tiempo que regu- te interesada en poner término al arren-
la los pagos. En consecuencia, si se arrien- damiento mediante desahucio judicial se
da a tanto por día, semana, mes, el presentará por escrito ante el tribunal res-
desahucio será respectivamente de un día, pectivo, pidiendo que ordene poner en
de una semana, de un mes (art. 1951, conocimiento de la otra su voluntad de
inc. 2°, CC); y empezará a correr al mis- poner término a dicho contrato y la fe-
mo tiempo que el próximo periodo cha en que, también a su juicio, debe
(art. 1951, inc. 3°, CC). entenderse terminado.
Ejemplo: si arriendo un inmueble por El tribunal accederá a esta presenta-
meses, digamos de primero a primero, y ción y deberá ser notificada personalmen-

33
Mario Casarino Viterbo

te al desahuciado; pero, en caso que no ción al desahucio será: “Santiago, 30 de


fuere habido y sea necesario notificarlo julio de 1985. Por formulada reclamación
de conformidad al artículo 44, bastará con al desahucio, vengan las partes a compa-
acreditar cuál es su morada sin que sea rendo para la audiencia del quinto día
necesario también probar que se encuen- hábil después de la última notificación, a
tra en el lugar del juicio (arts. 553 y 588, las 15 horas, con sus medios de prueba.
inc. 3°, CPC). Juez. Secretario”.
En otras palabras, la notificación del En atención a que se trata de una
desahucio judicial se efectúa del mismo resolución que ordena la comparecencia
modo que en las querellas de amparo, personal de las partes, y a falta de dispo-
destitución y restablecimiento. sición especial al respecto, se notificará por
Una vez notificado el contratante a cédula (art. 48 CPC). Por el contrario, la
quien se le ha dado desahucio, puede forma de notificación de la resolución que
adoptar dos actitudes, según creyere con- recae en la reclamación, contemplada en
veniente a su derecho: reclamar del de- el artículo 591 del Código de Procedi-
sahucio, o no. miento Civil, por su finalidad, que no es
Estas diversas actitudes influyen en la otra que poner en conocimiento perso-
tramitación que, en seguida, experimen- nal de la parte que ha dado el desahucio
tará el juicio; y debemos, por lo tanto, el hecho de haber sido reclamado, como
analizarlas separadamente. se comprende, es propia del desahucio ex-
trajudicial.
905. El desahuciado reclama. La re- La audiencia señalada tendrá lugar con
clamación al desahucio sólo podrá enta- sólo la parte que concurra; pero si ha de
blarse dentro de los diez días subsiguientes rendirse prueba testimonial, se procederá
a la noticia del desahucio (art. 590 CPC). de conformidad con lo dispuesto en los
Este plazo, en consecuencia, presen- artículos 554 al 560, inclusive (art. 592
ta las siguientes características: CPC). En otras palabras, el comparendo
a) Se cuenta desde la notificación del se llevará a efecto en rebeldía del inasis-
desahucio; tente; y si se desea rendir prueba testi-
b) Es legal y, por consiguiente, no es monial, se ajustará en todo a las reglas
susceptible de prórroga (art. 67 CPC); especiales ya estudiadas dentro de las que-
c) Es fatal, dada la expresión “den- rellas de amparo, restitución y restableci-
tro de” empleada por el legislador al es- miento (ver N° 863).
tablecerlo y, por consiguiente, el derecho La referencia de los artículos 592 al
a oponerse al desahucio se extinguirá por 554 del Código de Procedimiento Civil
su solo vencimiento (art. 64 CPC); y demuestra, pues, que la oportunidad
d) Es de días, y por hallarse estableci- para presentar lista de testigos en el jui-
do en el Código de Procedimiento Civil, cio de desahucio, para ambas partes, no
se entenderá suspendido durante los fe- puede ser otra que antes de las doce
riados (art. 66 CPC). del día que preceda al designado para
Una vez presentada la reclamación al la audiencia.
desahucio por el arrendador o el arren- Como se trata de una actuación judi-
datario, según el caso, el tribunal citará a cial, habrá que dejar constancia escrita
las partes para la audiencia del quinto día en el proceso del comparendo realizado
hábil después de la última notificación, a (art. 61 CPC) en un acta, en la que, por
fin de que concurran con sus medios de expresa disposición de la ley, se mencio-
prueba y expongan lo conveniente a sus narán con brevedad las alegaciones de
derechos (art. 589 CPC). las partes, a más de las pruebas acompa-
Esta audiencia, en consecuencia, es ñadas (art. 593, parte 1ª, CPC).
de contestación y de prueba a la vez; y la Sin otro trámite, el tribunal citará a
manera de proveer el escrito de reclama- las partes a oír sentencia, la que dictará

34
Manual de Derecho Procesal

inmediatamente, o a más tardar dentro Esta última opinión se fundamenta en


de tercero día (art. 593).* el artículo 595 del Código de Procedi-
En dicha sentencia definitiva el tribu- miento Civil, el cual comienza disponien-
nal tendrá que optar entre estas dos solu- do “Si, ratificado el desahucio...”; y,
ciones: además, en la historia fidedigna del esta-
a) Desechar la reclamación, mantenien- blecimiento de la ley, de la que se infiere
do el desahucio y designando, al mismo la necesidad de cumplir con el trámite
tiempo, el día en que deba hacerse la de la ratificación.
restitución de la cosa arrendada; o Ahora bien, cualquiera que sea la opi-
b) Acoger la reclamación, declarando sin nión que se adopte, lo cierto es que el
lugar el desahucio. tribunal debe dictar sentencia definitiva y,
¿Cuándo adoptará uno u otro camino? por lo que respecta a las actitudes que
Desechará la reclamación si aparece in- aquel debe adoptar, nuevamente se divi-
terpuesta fuera del plazo legal, o si los den las opiniones de los intérpretes. En
fundamentos en que se apoya no son le- efecto:
gales, o si no resultan probados; la acoge- a) Según unos, en este caso, la sen-
rá en caso contrario (art. 594 CPC). tencia debe desestimar el desahucio por
El día para la restitución de la cosa cuanto nadie puede ser creído bajo su
arrendada será el mismo señalado por la sola palabra, ya que la existencia y condi-
parte que da el desahucio, si aún no hu- ciones del contrato de arrendamiento, al
biere llegado y, en caso contrario, el que que se pretende poner término median-
prudencialmente señale el tribunal. Ejem- te desahucio, aparecerían acreditadas con
plo: dentro de tercero día a contar de la la mera afirmación del desahuciante; y a
notificación de la sentencia. éste no le quedaría otro camino que el
ejercicio posterior de la acción ordinaria
906. El desahuciado no reclama. Esta correspondiente; y
situación se producirá cuando la parte no- b) Según otros, es cierto que en prin-
tificada de desahucio, llámese arrendata- cipio nadie puede ser creído bajo su sola
rio o arrendador, deja transcurrir el plazo palabra, pero esta regla tiene excepciones,
de diez días señalado en el artículo 590 y una de ellas la constituye precisamente
del Código de Procedimiento Civil para este caso, en el cual al desahuciado se le
oponerse a este desahucio judicial, sin ha- ha dado la oportunidad legal para opo-
cerlo. nerse bajo el apercibimiento o riesgo de
Acerca de la manera como continúa que, al no hacerlo, el desahuciante ratifi-
adelante el negocio judicial de que se tra- que el desahucio y el tribunal, en definiti-
ta, se han formulado dos opiniones mani- va, tenga que darlo por aceptado; a todo
fiestamente divergentes: lo cual se agrega que no es posible colo-
a) Según unos, en este caso, el de- car en mejor situación al litigante rebelde
sahuciante debe limitarse a pedirle al tri- que al que comparece a defenderse, tra-
bunal que dicte de inmediato sentencia tándose, sobre todo, de un juicio tan sui
definitiva, sin más trámite; y géneris como es el de desahucio.
b) Según otros, tan pronto ha venci- En consecuencia, de acuerdo con este
do el plazo de diez días, sin haberse for- último criterio –que es el que comparti-
mulado reclamación, el desahuciante mos– la sentencia definitiva tendrá que
debe pedir que se tenga por “ratificado” dar por ratificado el desahucio y designar,
el desahucio y que se dicte sentencia de- al mismo tiempo, el día en que deba ha-
finitiva, sin más trámite. cerse la restitución de la cosa arrendada.

907. Los recursos. La sentencia defini-


* Artículo sustituido por el artículo 1°, N° 63, tiva de primera instancia, que tiene por ra-
Ley N° 18.705, de 24 de mayo de 1988. tificado el desahucio y fija día para la

35
Mario Casarino Viterbo

restitución de la cosa arrendada, lo mis- En consecuencia, mientras la senten-


mo que la que declara sin lugar el des- cia que ratifica el desahucio y ordena res-
ahucio, serán susceptibles de los recursos tituir una cosa mueble arrendada se
de casación en la forma y de apelación. ejecuta en conformidad a las reglas gene-
El recurso de casación en la forma no rales; la que ratifica el desahucio y orde-
suspenderá la ejecución de la sentencia, na restituir una cosa inmueble arrendada,
sin que el demandado vencido pueda exi- se cumple mediante un procedimiento
gir del demandante fianza de resultas, por especial llamado lanzamiento.
estarle vedado este derecho expresamen- Según Escriche, lanzamiento es el
te por el legislador (art. 773, inc. 2°, del despojo ordenado y ejecutado por man-
CPC). dato judicial, arrojando a alguno de la
En cuanto al recurso de apelación, será posesión o tenencia por ministerio de la
necesario distinguir si la sentencia ratifi- justicia. Para nosotros, en cambio, es el
ca el desahucio o, por el contrario, lo procedimiento especial señalado por el
deniega: en el primer caso, el recurso se Código del ramo para obtener el cumpli-
concederá sólo en el efecto devolutivo y miento de la sentencia que acoge el de-
se tramitará como en los incidentes; en sahucio y ordena restituir la finca o cosa
el segundo, a contrario sensu, la apela- inmueble arrendada.
ción se concederá en ambos efectos
Dictada, pues, la sentencia que da lu-
(art. 606 CPC).
gar al desahucio y que ordena restituir el
La sentencia definitiva de segunda ins-
inmueble arrendado, se pide el corres-
tancia será susceptible de casación en la
forma y, si ha sido pronunciada por Cor- pondiente lanzamiento, no obstante la
te de Apelaciones, será susceptible, ade- interposición de recursos; puesto que,
más, de casación en el fondo; pero estos como hemos visto, tanto la apelación
recursos no suspenderán la ejecución de como la casación se conceden sólo en el
la sentencia, ni autorizarán al vencido efecto devolutivo (arts. 606 y 773, inc. 2°,
para exigir del vencedor la correspondien- del CPC).
te fianza de resultas (arts. 767 y 773, Acogida esta solicitud por el tribunal,
inc. 2°, del CPC). debe ser notificada al arrendatario retar-
dado en el cumplimiento de la senten-
908. La ejecución de la sentencia de- cia, por cédula (arts. 48 y 595 CPC). Esta
finitiva. Al respecto se hace un claro dis- notificación implica requerimiento judi-
tingo según sea la clase del bien sobre el cial, y, en consecuencia, desde ese mo-
cual versaba el arrendamiento y que la mento queda aquél constituido en mora,
sentencia ordena restituir. no obstante haber precedido el desahu-
En efecto: cio (art. 1949 CC), con las consecuencias
a) Si el arrendatario desahuciado re- legales consiguientes.
tarda la restitución de la cosa mueble arren- Y si aun se resiste, se procede mate-
dada, se procederá a la ejecución de la rialmente al lanzamiento, o sea, desalojan-
sentencia, de conformidad a las reglas ge- do al arrendatario de la finca arrendada
nerales, esto es, mediante el auxilio de la mediante el auxilio de la fuerza pública,
fuerza pública (arts. 235, N° 1°, y 596 tanto en lo que se refiere a su persona,
CPC); y cuanto a los bienes muebles con que lo
b) Si ratificado el desahucio, llega el hubiere amoblado, guarnecido o provis-
día señalado para la restitución sin que to, a su costa.
el arrendatario haya desalojado la finca No olvidemos, en todo caso, que la
arrendada, éste será lanzado de ella a su sentencia que ordena el lanzamiento sólo
costa, previa orden del tribunal notifica- será apelable en el efecto devolutivo, y la
da en la forma establecida por el artícu- apelación se tramitará como en los inci-
lo 48 (art. 595 CPC). dentes (art. 606 CPC).

36
Manual de Derecho Procesal

909. El desahucio extrajudicial. Es sin necesidad de acreditar que se encuen-


aquel que se efectúa, como su nombre lo tra en el lugar del juicio. La razón de
indica, sin intervención de la justicia. ser de esta notificación personal, al que
La prueba del desahucio extrajudicial hizo el desahucio, no es otra que se tra-
se sujetará a las reglas generales del ta a su respecto de la primera que se
Título XXI, Libro IV, del Código Civil y a practica dentro de una gestión judicial,
los procedimientos que establece el Có- cuya iniciación, además, ha debido ig-
digo del ramo (art. 588, inc. 2°, CPC). norar (art. 40 CPC).
Desde el momento en que se trata de En estos casos, si la persona que ha
un hecho, puede probarse por cualesquie- dado el desahucio no se ha hecho parte
ra de los medios de prueba que contem- en la primera instancia antes del pronun-
pla la ley para acreditarlo en juicio, ciamiento de la sentencia definitiva, se
incluso por medio de testigos, pues no pondrá ésta en conocimiento del defensor
existen limitaciones legales al respecto de ausentes, quien podrá deducir y seguir
(art. 341 CPC). los recursos a que haya lugar (art. 591,
Pero el desahucio extrajudicial se da parte 2ª, CPC).
con el objeto de que produzca un resul- Si la reclamación aparece interpuesta
tado práctico útil, cual es, que el arren- fuera del plazo, o si los fundamentos en
datario desahuciado restituya la cosa
que se ha apoyado no son legales, o no
mueble o inmueble arrendada al arren-
resultan comprobados, será desechada por
dador. ¿Cómo se obtiene, pues, esta fina-
el tribunal, manteniéndose el desahucio
lidad?
A nuestro juicio, será necesario dis- extrajudicial y designándose en la misma
tinguir según sea la actitud que asuma el sentencia el día en que deba hacerse la
contratante a quien se ha notificado ex- restitución de la cosa arrendada (art. 594,
trajudicialmente de desahucio, esto es, si inc. 1°, CPC).
dentro del término legal deduce o no re- En caso contrario, se acogerá la recla-
clamación: mación y se declarará sin lugar el de-
a) Sabemos que el término para recla- sahucio extrajudicial de que se trate
mar del desahucio, sea judicial o extraju- (art. 594, inc. 2°, CPC).
dicial, es dentro de los diez días subsi- Esta sentencia definitiva será suscep-
guientes a la noticia del desahucio, o sea, tible de los mismos recursos y se cumplirá
de la fecha en que fue dada (art. 590 en idéntica forma que la pronunciada
CPC). dentro de la gestión a que ha dado ori-
Si dentro de este plazo el desahucia- gen el desahucio judicial, de suerte que
do extrajudicialmente reclama ante la jus- es innecesario insistir sobre ello; y
ticia, el tribunal proveerá la reclamación b) En cambio, si el contratante de-
citando a las partes a una audiencia para sahuciado extrajudicialmente guarda dis-
dentro del quinto día hábil después de la creto silencio dentro del término legal que
última notificación, a fin de que concu- tenía para reclamar de esta noticia anti-
rran con sus medios de prueba y expon- cipada de poner término al arriendo, al
gan lo conveniente a sus derechos contratante que ha dado el desahucio no
(art. 589 CPC). le queda otro camino que recurrir a los
La reclamación se notificará al que tribunales de justicia; y ¿qué pedirá al res-
hace el desahucio en la forma que dis- pecto?
pone el artículo 553 (art. 591, parte 1ª, A nuestro juicio, deberá solicitar que
CPC). En otras palabras, la solicitud que se tenga por ratificado el desahucio extra-
contiene la reclamación y su correspon- judicial y como éste se prueba en confor-
diente proveído serán notificadas perso- midad a las reglas generales del derecho y
nalmente al que dio el desahucio, y si se a los procedimientos establecidos por el
practica de conformidad al artículo 44, Código de Procedimiento Civil (art. 588,

37
Mario Casarino Viterbo

inc. 2°, CPC), el tribunal proveerá seme- III. El juicio de restitución de la cosa
jante presentación, citando a las partes arrendada por la expiración del tiempo
interesadas a una audiencia para dentro estipulado para la duración
del quinto día hábil después de la última del arrendamiento, o por la extinción
notificación, a fin de que concurran con del derecho del arrendador
sus medios de prueba y expongan lo con-
veniente a sus derechos. 911. Objeto y campo de aplicación
Esta resolución se notificará personal- de este juicio. Dispone el inciso 1° del
mente al arrendador o arrendatario de- artículo 604 del Código de Procedimien-
sahuciado, según el caso (art. 40 CPC); y to Civil, que “el procedimiento estableci-
la audiencia estará destinada fundamen- do en este párrafo (alude al juicio de
talmente a que la persona que ha dado desahucio) se observará también cuando
el desahucio extrajudicial lo acredite por se exija la restitución de la cosa arrenda-
los medios legales de prueba que corres- da por la expiración del tiempo estipula-
pondan, si desea que el tribunal, en defi- do para la duración del arrendamiento,
nitiva, tenga por ratificado el desahucio o por la extinción del derecho del arren-
extrajudicial y fije día para la restitución dador”.
de la cosa arrendada. Agrega el artículo 605 que “cuando
La sentencia definitiva que ratifique el la terminación del arrendamiento resul-
desahucio extrajudicial, o lo declare sin te de sentencia judicial, en los casos pre-
lugar, será también susceptible de los mis- vistos por la ley, podrá adoptarse el
mos recursos y se cumplirá en idéntica for- procedimiento del artículo anterior o el
ma que la pronunciada dentro de la que corresponda para la ejecución de di-
gestión a que dio origen el desahucio ju- cha sentencia, a elección de la parte a
dicial. quien ella favorezca”.
En consecuencia, el objeto preciso y
910. Reserva de la acción ordinaria. determinado de este juicio especial del
Sea que la sentencia definitiva se haya contrato de arrendamiento es pedir la res-
pronunciado dentro de una gestión de titución de la cosa arrendada, llámese
desahucio judicial, que se haya pronun- mueble o inmueble; y el fundamento de
ciado dentro de una gestión de desahu- esta petición puede consistir en:
cio extrajudicial, que mantenga o ratifique a) La expiración del tiempo estipulado
el desahucio, o que lo declare sin lugar, para la duración del arrendamiento. Ejem-
lo cierto es que dicha sentencia no priva- plo: arriendo por tres años y vencido el
rá a las partes del ejercicio de las acciones plazo exijo la restitución de la cosa arren-
ordinarias a que tengan derecho, sobre dada; la simplicidad de la petición y de
las mismas cuestiones resueltas por aqué- su fundamento sólo requieren de un jui-
lla (art. 615 CPC). cio especial, breve y sencillo, como el que
En otras palabras, esta sentencia se estamos analizando (art. 1950, N° 2°, CC);
cumple y no puede ser modificada den- b) La extinción del derecho del arrenda-
tro de la gestión judicial en que fue pro- dor. Ejemplo: el arrendador era usufruc-
nunciada; pero no hay inconveniente tuario y el usufructo se extingue por
legal alguno para que por la vía ordina- vencimiento del plazo por el cual fue
ria se discuta entre las mismas partes idén- constituido; luego el propietario tiene
tica cuestión ventilada en el juicio de derecho a exigir del arrendatario la res-
desahucio. titución de la cosa arrendada. El arren-
Constituye este caso, en consecuen- dador vende la cosa arrendada y el nuevo
cia, un claro ejemplo de lo que llamába- dueño no está obligado a respetar el
mos en su oportunidad cosa juzgada arrendamiento; luego, este último pue-
formal. de pedir del arrendatario la restitución

38
Manual de Derecho Procesal

de la cosa arrendada (arts. 1950, N° 4°, artículo 604 del Código de Procedimien-
1958 y 1961 CC); to Civil, del mismo modo que si se trata-
c) La dictación de una sentencia judi- ra de la terminación del contrato por la
cial de la que resulte la terminación del arren- expiración del término estipulado para
damiento, en los casos previstos por la ley su duración.
(art. 1950, N° 4°, CC). Éste es otro modo
de terminación del contrato de arrenda- 912. Su procedimiento. Este juicio es-
miento que obliga al arrendatario a resti- pecial del contrato de arrendamiento se
tuir la cosa arrendada al arrendador. Si tramita como el juicio de desahucio, salvo
no lo hace, este último puede valerse del pequeñas modificaciones.
juicio o procedimiento que estamos tra- En la demanda se pedirá la restitución
tando. La sentencia judicial que declara de la cosa arrendada y se invocará, ade-
expirado el arriendo ha podido pronun- más, su correspondiente fundamento, o
ciarse en cualquier clase de juicio, sea sea, la expiración del tiempo estipulado
ordinario o sumario, y el arrendador fa- para la duración del arrendamiento, la
vorecido con ella podrá exigir la restitu- extinción del derecho del arrendador, la
ción de la cosa arrendada de acuerdo con dictación de una sentencia que declare
el procedimiento señalado en el artícu- terminado el arriendo, o el evento del
lo 604 del Código de Procedimiento Ci- pacto comisorio ipso facto, todo ello, se-
vil, o en conformidad a las reglas gún el caso.
generales sobre ejecución de sentencias, El tribunal ordenará poner esta deman-
a su elección; o sea, de acuerdo a los da en conocimiento del demandado;
artículos 231 y siguientes de este Código. quien, notificado en conformidad al artícu-
Es evidente que este último camino le lo 553 del Código de Procedimiento Ci-
será más fácil y expedito, pues le permiti- vil, tendrá el plazo de diez días para
rá recuperar la cosa arrendada mediante oponerse a dicha restitución; continuando
el simple auxilio de la fuerza pública; y el juicio adelante lo mismo que si se tra-
d) No obstante, la jurisprudencia ha tara del desahucio judicial (art. 604,
agregado un cuarto caso en que puede inc. 2°, CPC).
ser utilizado este juicio especial de arren- Cuando se trate de bienes inmuebles, la
damiento: nos referimos a la terminación misma sentencia que deseche la reclama-
del arrendamiento producido por la estipula- ción ordenará además el lanzamiento, si
ción de un pacto comisorio con la cláusula de está vencido el plazo del contrato; salvo
terminación “ipso facto”. que existan retenciones decretadas a fa-
El pacto comisorio consiste en esti- vor del arrendatario por no haberse otor-
pular expresamente que el no pago de la gado las cauciones a que se refiere el
renta de arrendamiento convenida hace artículo 600 (art. 604, inc. 3°, CPC).
cesar el correspondiente contrato. Como De donde se deduce que este juicio
se ve, es la condición resolutoria ordina- puede iniciarse preventivamente, esto es,
ria que puede pactarse válidamente en antes de estar vencido el plazo estipula-
todo contrato bilateral, la que una vez do para la duración del arrendamiento; y
cumplida opera de pleno derecho, esto a fin de tener de antemano una senten-
es, sin declaración judicial previa. cia firme que ordene restituir la cosa
Si a la estipulación anterior agrega- arrendada al momento del vencimiento
mos que la resolución se producirá ipso de dicho plazo; faltando sólo pedir y de-
facto, con mayor razón producido el even- cretar el lanzamiento, si de bienes inmue-
to del no pago de la renta, deberá enten- bles se tratare.
derse resuelto el arrendamiento de pleno La sentencia que disponga la restitución
derecho; y puede, por consiguiente, exi- de la cosa arrendada sólo será apelable en
girse la restitución de la cosa arrendada, el efecto devolutivo; y la apelación se tra-
en conformidad a lo preceptuado en el mitará como en los incidentes (art. 606

39
Mario Casarino Viterbo

CPC). A contrario sensu, si la sentencia Ahora bien, ¿en cuáles casos se utilizará
acoge la reclamación, o sea, niega lugar este procedimiento especial?
a la restitución de la cosa arrendada, será Contesta la interrogación la parte pri-
apelable en ambos efectos. mera del artículo 607 del Código de Pro-
En cuanto a la casación, en conformi- cedimiento Civil, al decir: “Cuando la ley
dad a las reglas generales, no suspenderá autorice al arrendador para pedir la ter-
la ejecución de la sentencia recurrida; y minación inmediata del arrendamiento,
el vencido no podrá exigir del vencedor como en los casos previstos por los artí-
fianza de resultas para poder cumplirla, culos 1972 y 1973 del Código Civil, seña-
ya que este derecho le está vedado al de- lará el tribunal la audiencia...”.
mandado en los juicios de desahucio, y Este precepto, de sencilla apariencia,
el que estamos tratando se tramita como ha dado origen a diversas interpretaciones
este último (art. 773, inc. 2°, del CPC). en su aplicación práctica; porque se discu-
No hay que olvidar que la sentencia te arduamente en doctrina y ante la juris-
no privará a las partes del ejercicio de las prudencia de nuestros tribunales sobre el
acciones ordinarias a que tengan derecho campo de aplicación de este juicio.
sobre las mismas cuestiones resueltas por En efecto, tres opiniones se han formu-
aquélla (art. 615 CPC). lado al respecto:
a) Unos piensan que este juicio se apli-
ca única y exclusivamente a los dos casos
IV. El juicio de terminación inmediata señalados por el artículo 607 del Código
del contrato de arrendamiento en los casos de Procedimiento Civil, o sea, a los casos
en que la terminación inmediata del
expresamente señalados por el legislador
arriendo se funde en lo dispuesto en los
artículos 1972 y 1973 del Código Civil
913. Objeto y campo de aplicación
El primero de estos preceptos autori-
de este juicio. El objeto de este juicio es- za al arrendador para pedir la termina-
pecial del contrato de arrendamiento es ción inmediata del arrendamiento cuando
pedir al tribunal que declare inmediata- el inquilino es negligente en el cumpli-
mente terminado el contrato de arrien- miento de sus obligaciones de mantener
do, o sea, lo que el actor pretende es que las paredes, los pavimentos y demás par-
el contrato expire, por medio de senten- tes interiores del edificio medianamente
cia judicial obtenida a través de un pro- aseados, de mantener limpios los pozos,
cedimiento rápido y especial (art. 1950, acequias y cañerías y de deshollinar las
N° 4°, CC). chimeneas.
El fundamento de la petición de termi- El segundo, en cambio, autoriza al
nación del arriendo será el incumplimiento arrendador para expeler al inquilino
por parte del arrendatario de determina- cuando empleare la casa o edificio en un
das obligaciones que le impone el con- objeto ilícito, o cuando teniendo facul-
trato, siempre y cuando ella no sea el tad para subarrendar, subarriende a per-
pago de la renta; pues, en tal caso, el sonas de notoria mala conducta, las que,
arrendador tendría que recurrir a otro en este caso, podrán ser igualmente ex-
juicio especial, al cual nos referiremos más pelidas;
adelante. b) Otros consideran que este juicio es-
Junto con pedir la terminación inme- pecial se aplica nada más que a aquellos
diata del arriendo, fundada, como hemos casos en que la legislación civil, por ex-
dicho, en la infracción por parte del arren- presa disposición, autoriza al arrendador
datario de determinadas obligaciones que para pedir la “terminación inmediata” del
le impone el contrato, se solicitará tam- arriendo.
bién, consecuencialmente, la restitución Tal sería el caso del artículo 1979 del
de la cosa arrendada. Código Civil que autoriza al arrendador

40
Manual de Derecho Procesal

para hacer cesar “inmediatamente” el artículo 553 (art. 608 CPC). En otras pa-
arriendo, en casos graves, cuando el co- labras, la demanda se notificará al deman-
lono o arrendatario rústico no goza del dado personalmente; y, en caso de serlo
fundo como buen padre de familia; y personal de conformidad al artículo 44,
c) Por último, hay quienes sostienen que bastará con acreditar cuál es su morada,
la terminación del arrendamiento por me- sin que sea necesario probar que tam-
dio de este juicio especial puede obtener- bién se halla en el lugar del juicio.
se no sólo cuando el legislador la autoriza Tendrá lugar la audiencia con sólo el
“inmediatamente”, o sea, valiéndose de esta interesado que asista (art. 607, inc. 1°,
palabra, sino también cuando emplea ex- CPC). Por consiguiente, la ausencia del
presiones equivalentes; y, todavía más, cuan- demandante o del demandado no frus-
do opera la condición resolutoria tácita tra el comparendo, el cual se llevará a
envuelta en todo contrato bilateral, vale efecto en rebeldía del inasistente.
decir, por infracción del arrendatario a cua- Si ha de rendirse prueba testimonial, se
lesquiera de sus obligaciones, naturalmen- procederá con arreglo a lo establecido
te siempre que no sea la de pagar la renta en los dos últimos incisos del artículo 578
convenida, que origina, como ya lo hemos (art. 607, inc. 2°, CPC). Quiere esto sig-
expresado, otro juicio especial. nificar que las listas de testigos serán pre-
La primera opinión la rechazamos, por sentadas por las partes antes de las doce
cuanto la simple lectura del artículo 607 del día que preceda al comparendo y que
del Código de Procedimiento Civil per- todo cuanto hemos expresado acerca de
mite apreciar que la referencia a los ar- la prueba testimonial en las querellas po-
tículos 1972 y 1973 del Código Civil es sesorias le será también aplicable a este
meramente ilustrativa, o sea, por vía de nuevo juicio especial (ver N° 863).
ejemplo; y la tercera, por ser demasiado Cuando el tribunal lo estime necesa-
amplia y no cuadrar con el objeto preci- rio podrá, antes de dictar sentencia, nom-
so y determinado de este juicio, cual es brar un perito que informe sobre los
pedir la terminación inmediata del arrien- hechos alegados o practicar una inspec-
do en los casos expresamente señalados ción personal (art. 609 CPC).
por el legislador. Terminada la audiencia o practicadas
Pensamos que la segunda doctrina es las diligencias antes indicadas, el tribu-
la que se ajusta más a la letra y al espíritu nal citará de inmediato a las partes a oír
de la legislación procesal civil; pero, al sentencia, la que deberá dictar dentro de
mismo tiempo, dejando en claro que la tercero día (artículo 610 CPC).*
acción de terminación del arriendo si no Si la sentencia da lugar a la termina-
es inmediata, en virtud de disposición ción del arrendamiento, sólo será apela-
expresa del legislador civil, podrá venti- ble en el efecto devolutivo; y el recurso
larse ya en procedimiento ordinario, ya se tramitará como en los incidentes
en procedimiento sumario, según su es- (art. 614 CPC). A contrario sensu, si la
pecial naturaleza. sentencia niega lugar a la demanda, será
apelable en ambos efectos; y el recurso se
914. Su procedimiento. Presentada la tramitará en la forma ordinaria.
demanda de terminación inmediata del Los recursos de casación no suspen-
arriendo, señalará el tribunal la audiencia derán la ejecución de la sentencia recu-
del quinto día hábil después de la notifi- rrida; y la parte vencida tampoco podrá
cación del demandado, a fin de que con- exigir de la vencedora el otorgamiento
curran las partes con sus medios de de fianza de resultas, porque dentro de
prueba y expongan lo conveniente a su
derecho (art. 607, inc. 1°, CPC).
Es aplicable a la notificación de la de- * Artículo sustituido por el artículo 1°, N° 19,
manda, en este caso, lo dispuesto por el Ley N° 18.882, de 20 de diciembre de 1989.

41
Mario Casarino Viterbo

la expresión “los de desahucio” también de la renta, dará derecho al arrendador,


se comprenden los juicios de terminación después de dos reconvenciones, entre las cua-
inmediata del arrendamiento. les medien a lo menos cuatro días, para
Para justificar esta última afirmación hacer cesar inmediatamente el arriendo,
los tribunales han recurrido a la historia si no se presta seguridad competente de
fidedigna del establecimiento de la ley; y que se verificará el pago dentro de un
ella nos demuestra que el actual artícu- plazo razonable, que no bajará de treinta
lo 773 del Código de Procedimiento Civil días” (art. 1977 CC).
fue tomado de la Ley de Enjuiciamiento En consecuencia, este otro juicio es-
Civil española, en la que los juicios de pecial de arrendamiento tiene por objeto
desahucio son sinónimos de todos nues- obtener su terminación inmediata, median-
tros juicios especiales del contrato de te sentencia judicial, fundado en la falta
arrendamiento. de pago de la renta o precio convenido,
Por último, las sentencias que se pro- y siempre que el contrato verse sobre ca-
nuncien en conformidad a este juicio o sas, almacenes u otros edificios
procedimiento especial no privarán a las Pero, al ejercitarse esta acción, podrá
partes del ejercicio de las acciones ordina- deducirse también la de cobro de las rentas
rias a que tengan derecho sobre las mis- insolutas en que aquélla se funde, y la de los
mas cuestiones resueltas por aquéllas consumos de luz, gas, energía eléctrica, agua
(art. 615 CPC). potable, riego u otras prestaciones análo-
gas que se adeuden (art. 611, inc. 2°, CPC).
Todavía más: demandadas estas pres-
V. El juicio de terminación inmediata taciones, se entenderán comprendidas en la
del contrato de arrendamiento por falta acción las de igual naturaleza a las recla-
de pago de la renta madas que se devenguen durante la tra-
mitación del juicio hasta la expiración del
915. Objeto y campo de aplicación plazo que se haya fijado para la restitu-
de este juicio. Entre las obligaciones que ción o para el pago (art. 611, inc. 4°, CPC).
el contrato de arrendamiento impone al Si no existieran estas disposiciones,
arrendatario sobresale la de pagar el pre- el arrendador tendría que haber cobra-
cio o renta convenida (art. 1942, inc. 1°, CC). do las rentas y demás prestaciones en el
Si el arrendatario no cumple con esta juicio ordinario correspondiente. El hecho
obligación sobreviene la condición reso- de comprenderse, además el cobro de las
lutoria tácita que va envuelta en todo prestaciones que se devenguen entre la
contrato bilateral, consistente en no cum- interposición de la demanda y la expira-
plirse por uno de los contratantes lo pac- ción del plazo que se haya fijado para la
tado, y que autoriza al otro contratante restitución o para el pago, es un ejemplo
para pedir la resolución del contrato o típico de acción y de sentencia sobre con-
el cumplimiento del mismo, en ambos dena futura.
casos con indemnización de perjuicios
(art. 1489 CC). 916. Su procedimiento. Cuando la ter-
Esta acción resolutoria, en los contratos minación del arrendamiento se pida por
de tracto sucesivo, como es el de arren- falta de pago de la renta, de conformi-
damiento, equivale a su terminación; y, en dad a lo dispuesto por el artículo 1977
atención a que no tiene señalada en la del Código Civil, la segunda de las recon-
ley una tramitación especial, se ajustará venciones a que dicho artículo se refiere
al procedimiento ordinario o sumario, según se practicará ocurriendo al tribunal res-
corresponda. pectivo, el que citará a las partes a una
Sin embargo, tratándose del arrien- audiencia inmediata y procederá en lo de-
do de casas, almacenes u otros edificios, más con arreglo a lo establecido en los
“la mora de un periodo entero en el pago artículos precedentes, o sea, en confor-

42
Manual de Derecho Procesal

midad al juicio especial de terminación ne una triple finalidad: reconvenir por se-
inmediata del contrato de arrendamien- gunda vez al demandado a objeto de que
to anteriormente analizado (art. 611, pague las rentas adeudadas, o bien, de
inc. 1°, CPC). que otorgue seguridades competentes; es-
El legislador parte, pues, de la base cuchar las alegaciones de las partes, en
que la primera reconvención a que alude el especial la defensa del demandado; y, por
artículo 1977 del Código Civil se ha efec- fin, recibir las pruebas que las partes de-
tuado extrajudicialmente, y que la segun- seen ofrecer y rendir.
da deberá hacerse ante el tribunal Así también quedó claramente esta-
respectivo; de suerte que si el arrendata- blecido en la historia fidedigna de la ley;
rio no paga la renta adeudada o no da pues se pensó que al efectuar la segun-
seguridades de pago, y el arrendador da reconvención en la audiencia, se le
prueba la efectividad de haberse efectua- permitiría al demandado pagar las ren-
do la primera reconvención, el tribunal tas, o, por lo menos, ofrecer segurida-
declarará terminado inmediatamente el des de pago, las que podrían también
arrendamiento y fijará fecha para la resti- ser discutidas por el actor, y, en definiti-
tución de la cosa arrendada. va, ser apreciadas por el juez en orden a
Sin embargo, en la práctica, siempre su suficiencia.
la primera reconvención se efectúa por in- La sentencia rechazará la demanda de
termedio de la justicia, para precaver di- terminación inmediata del arrendamien-
ficultades posteriores de prueba. En to, sea porque no se logró probar el con-
consecuencia, el juicio comienza por soli- trato, en caso de haber sido desconocido
citud del arrendador en la que pide se por el arrendatario, sea porque este últi-
ordene practicar al arrendatario moroso mo pagó las rentas insolutas, o bien pres-
la primera reconvención de pago, a lo tó seguridades competentes de pago a
cual el tribunal accede. Esta primera re- juicio del juez.
convención la realiza el Receptor; y, por En caso contrario acogerá la deman-
ser la primera notificación que se practi- da, esto es, declarará inmediatamente ter-
ca en el proceso, se efectúa personalmen- minado el contrato de arrendamiento y
te (art. 40 CPC). fijará fecha de restitución de la cosa arren-
Una vez transcurridos cuatro días dada; y en el evento de que el arrendador
(art. 1977 CC), el arrendador presentará también hubiere comprendido en su de-
una nueva solicitud, en la que pedirá que manda el cobro de las rentas insolutas, de
se ordene practicar al arrendatario mo- los consumos y demás prestaciones análo-
roso la segunda reconvención de pago. El tri- gas, también la sentencia deberá contener
bunal la proveerá, citando a las partes a expresa declaración sobre estas peticiones.
una audiencia para dentro del quinto día Cuando la sentencia definitiva dé lu-
hábil después de la notificación del de- gar a la terminación del arrendamiento,
mandado. Esta resolución, en confor- sólo será apelable en el efecto devolutivo;
midad a las reglas generales, se notificará y el recurso se tramitará como en los inci-
a las partes por cédula (art. 48 CPC). dentes (art. 614 CPC). A contrario sensu,
Se trata de una audiencia de contesta- la que niegue lugar a la terminación del
ción y de prueba que se regirá en todo por arrendamiento, será apelable en ambos
lo que ya hemos expuesto, al tenor de los efectos; y el recurso se tramitará en la for-
artículos 607, 608, 609 y 610 del Código ma ordinaria.
de Procedimiento Civil; pero, como la se- Los recursos de casación no suspen-
gunda reconvención de pago aún no se derán la ejecución de la sentencia recu-
ha efectuado al arrendatario, la audien- rrida; y la parte vencida no podrá exigir
cia se comenzará practicando el tribunal del vencedor el otorgamiento de fianza
al demandado dicha reconvención. de resultas, por las mismas razones da-
Esta audiencia, por consiguiente, tie- das al tratar esta materia dentro del an-

43
Mario Casarino Viterbo

terior juicio especial de arrendamiento 918. Su procedimiento. Cualquiera de


(art. 773 CPC). las dos acciones antes señaladas que de-
Las sentencias que se pronuncien en duzca el arrendador de predio rústico en
conformidad a este juicio o procedimien- contra del arrendatario o colono, será
to especial, no privarán a las partes del substanciada en conformidad al procedi-
ejercicio de las acciones ordinarias a que miento sumario; o sea, al procedimiento
tengan derecho sobre las mismas cuestio- especial señalado en los artículos 680 al
nes resueltas por aquéllas (art. 615 CPC). 692 del Código de Procedimiento Civil,
que ya conocemos.
La sentencia que da lugar a la termi-
VI. El juicio destinado a atajar nación del arrendamiento sólo será ape-
el mal uso o la deterioración del fundo lable en el efecto devolutivo; y el recurso
arrendado exigiendo fianza u otra se tramitará como en los incidentes
seguridad competente, y aun (art. 614 CPC). A contrario sensu, en los
en casos graves, para hacer cesar demás casos, la apelación se concederá en
inmediatamente el arriendo ambos efectos; y su tramitación se ajustará
a las reglas generales.
En cuanto a la casación, de acuerdo a
917. Objeto y campo de aplicación
las reglas generales, no suspenderá la eje-
de este juicio. El artículo 1979 del Códi-
cución de la sentencia recurrida; y el ven-
go Civil establece que “el colono o arren-
cido no tendrá derecho a exigir del
datario rústico es obligado a gozar del
vencedor fianza de resultas, por tratarse de
fundo como buen padre de familia; y si un juicio de desahucio, en conformidad a
así no lo hiciere, tendrá derecho el arren- la interpretación histórico-jurisprudencial
dador para atajar el mal uso o la deterio- oportunamente señalada (art. 773 CPC).
ración del fundo, exigiendo al efecto Las sentencias que se pronuncien, en
fianza u otra seguridad competente, y aun todo caso, no privarán a las partes del
para hacer cesar inmediatamente el ejercicio de las acciones ordinarias a que
arriendo, en casos graves”. tengan derecho sobre las mismas cuestio-
Por otra parte, el artículo 612 del Có- nes resueltas por aquéllas (art. 615 CPC).
digo de Procedimiento Civil prescribe que
“el arrendador que pretenda hacer uso
de los derechos concedidos por el artícu- VII. El juicio sobre terminación
lo 1979 del Código Civil, se ajustará a lo del contrato de arrendamiento de servicios
establecido en el Título XI de este Libro inmateriales
sobre procedimiento sumario”.
De donde se desprende que los obje- 919. Objeto y campo de aplicación
tos de este juicio especial del arrenda- de este juicio. Dispone el artículo 613 del
miento son dos: Código de Procedimiento Civil, que “en
a) Exigir por parte del arrendador al los casos de los artículos 1989 y 2009 del
arrendatario de predio rústico, fianza u Código Civil, la terminación del arrenda-
otra seguridad competente; o miento se someterá a las disposiciones del
b) Pedir la terminación inmediata del artículo 604”.
contrato de arrendamiento de predio rús- Ahora bien, el artículo 1989 del Có-
tico, en casos graves. digo Civil trata de la terminación del con-
En ambos casos, el fundamento de las trato de arrendamiento de criados do-
acciones deducidas será el mal uso o de- mésticos, disposición que se encuentra
terioración del fundo por parte del arren- derogada tácitamente por las pertinentes
datario, esto es, en suma, la infracción a del Código del Trabajo; de suerte que la
su más elemental obligación de gozar de referencia a dicho precepto es legalmen-
aquél como buen padre de familia. te inoperante.

44
Manual de Derecho Procesal

En cuanto al artículo 2009 del Códi- sobre las mismas cuestiones resueltas por
go Civil, versa sobre la terminación del aquéllas (art. 615 CPC).
contrato de arrendamiento de servicios
inmateriales; y sobre el particular dispo-
ne que a esta clase de contratos puede VIII. El derecho legal de retención
ponérsele fin cuando se quiera, o con el en favor del arrendador
desahucio que se hubiere estipulado.
Pero como la mayoría de los contra- 921. Concepto. La principal obliga-
tos de arrendamiento de servicios inma- ción que pesa sobre el arrendatario es la
teriales, hoy día, frente a la legislación de pagar el precio o renta del arrenda-
social constituyen verdaderos contratos de miento (art. 1942, inc. 1°, CC).
trabajo, su terminación se halla reglamen- Ahora bien, para la seguridad de este
tada por el Código del ramo; y la manera pago y de las indemnizaciones a que ten-
de pedirla será en conformidad a las nor- ga derecho, podrá el arrendador retener to-
mas que en él se contienen y no a las del dos los frutos existentes de la cosa
juicio especial que estamos tratando. arrendada, y todos los objetos con que el
En resumen, este juicio especial tie- arrendatario la haya amoblado, guarneci-
ne por objeto pedir la terminación de aque- do o provisto, y que le pertenecen, a me-
llos contratos de arrendamiento que nos de prueba en contrario (art. 1942,
versen sobre servicios inmateriales que no inc. 2°, CC).
se hallan reglamentados por el Código Pero para que sea eficaz el derecho
del Trabajo; en otras palabras, de aque- de retención que en ciertos casos conce-
llos arrendamientos de servicios inmate- den las leyes, es necesario que su pro-
riales que no constituyen efectivamente cedencia se declare judicialmente a peti-
contratos de trabajo. ción del que pueda hacerlo valer; en este
caso, del arrendador cuyo arrendatario
920. Su procedimiento. La termina- es moroso en el pago del precio o renta
ción de estos contratos de arrendamiento convenida, o le adeuda determinadas in-
se ajustará a lo dispuesto en el artícu- demnizaciones originadas por el mismo
lo 604 del Código de Procedimiento Ci- arriendo (art. 545, inc. 1°, CPC).
vil; y como esta disposición se remite, a Cabe, entonces, preguntar ¿cuál es el
su vez, al juicio de desahucio, a la postre, procedimiento que tiene el arrendador para
quiere decir que este otro juicio especial obtener que se declare en su favor el de-
se ajustará al procedimiento señalado para recho legal de retención antes indicado?
esta última clase de juicios.
La sentencia que dé lugar a la termi- 922. Su procedimiento. La verdad es
nación del arrendamiento será apelable que nada ha dispuesto expresamente el
sólo en el efecto devolutivo; y el recurso legislador sobre el particular.
se tramitará en conformidad a los inci- Empero, en conformidad al espíritu
dentes (art. 614 CPC). A contrario sensu, general de la legislación, a nuestro jui-
en los demás casos, la apelación se conce- cio, este derecho legal de retención pue-
derá en ambos efectos. de solicitarse por vía de acción principal, o
En cuanto a la casación, no suspende- por vía de incidente.
rá la ejecución de la sentencia recurrida; Si es por vía de acción principal, podrá
y el vencido no podrá exigir del vence- deducirse aisladamente o en unión de
dor fianza de resultas por las razones tan- otra acción; y, en ambos casos, el proce-
tas veces dadas (art. 773 CPC). dimiento será el ordinario, el sumario o
No hay que olvidar, en todo caso, que el especial, según corresponda.
las sentencias que se pronuncien no pri- Por el contrario, si es por vía inciden-
varán a las partes del ejercicio de las ac- tal, este derecho legal de retención reves-
ciones ordinarias a que tengan derecho tirá el carácter de una medida precautoria,

45
Mario Casarino Viterbo

destinada a asegurar los resultados de la del arrendador para asegurar o garanti-


acción principal; ejemplo, de cobro de zar el pago de indemnizaciones deriva-
rentas insolutas, en cuyo caso se proce- das del contrato de arriendo (art. 545,
derá conforme a lo dispuesto en los ar- inc. 1°, CPC).
tículos 299, 300 y 302 (art. 545, inc. 2°, Ejemplo típico: cobro de indemnizacio-
CPC). nes por concepto de mejoras.
La sentencia que dé lugar a la reten-
ción sólo será apelable en lo devolutivo; y 925. Su procedimiento. Cuando el
la apelación se tramitará como en los in- arrendatario desahuciado reclame indem-
cidentes (art. 606 CPC). nizaciones, haciendo valer el derecho de
retención que otorga el artículo 1937 del
923. Medida provisional de orden po- Código Civil, deberá interponer su reclamo
licíaco. Si el arrendatario pretendiera bur- dentro del plazo de diez días que concede
lar el derecho de retención que concede el artículo 590 del presente Código; y se
al arrendador el artículo 1942 del Códi- tramitará y fallará en la misma forma que
go Civil, extrayendo los objetos a que la oposición al desahucio. El tribunal, sin
dicho precepto se refiere, podrá el arren- perjuicio de lo que establezca sobre el de-
dador solicitar el auxilio de cualquier fun- sahucio, resolverá si hay o no lugar a la
cionario de policía para impedir que se retención solicitada (art. 597 CPC).
saquen esos objetos de la propiedad arren- En otras palabras, la oportunidad que
dada. tiene el arrendatario para invocar el de-
El funcionario de policía prestará este recho de retención sobre la cosa arren-
auxilio sólo por el término de dos días; dada, para garantizarse del pago de
salvo que, transcurrido este plazo, le ex- determinadas indemnizaciones, tratándo-
hiba el arrendador copia autorizada de se del juicio de desahucio, será en el mis-
la orden de retención expedida por el mo plazo que tiene para oponerse a él,
tribunal competente (art. 598 CPC). esto es, dentro de diez días a contar des-
¿A qué orden se referirá esta disposi- de su notificación.
ción legal? Este derecho legal de retención se tra-
Evidentemente a la que expida el tri- mitará y fallará juntamente con la cues-
bunal con el carácter de medida precauto- tión principal, o sea, con el desahucio;
ria; o bien fallando el derecho legal de debiendo el tribunal pronunciarse, en de-
retención, cuando ha sido interpuesto finitiva, tanto sobre aquél, cuanto sobre
como acción principal. la retención solicitada.
El derecho legal de retención hecho
valer por el arrendatario en el juicio de
IX. El derecho legal de retención en favor desahucio no es propiamente fundamen-
del arrendatario to o motivo de oposición a este último;
pues bien puede el juez acoger ambos,
924. Concepto. En todos los casos en rechazar ambos, o aceptar solamente el
que se debe indemnización al arrendata- desahucio y denegar la retención.
rio, no podrá éste ser expelido o privado En la práctica suele existir confusión
de la cosa arrendada, sin que previamen- al respecto. Se fundamenta la oposición
te se le pague o se le asegure el importe al desahucio, invocando el arrendatario
por el arrendador (art. 1937, inc. 1°, CC). el derecho legal de retención de la cosa
Se trata, como se ve, de un verdadero arrendada, en circunstancias que, como
y legal derecho de retención; pero como ya se ha visto, él no enerva el desahucio:
tal, para que pueda ser eficaz, es necesa- sólo impide ejecutar la sentencia o retar-
rio que su procedencia se declare judi- darla.
cialmente a petición del que pueda hacerlo En efecto, si ratificado el desahucio y
valer, o sea, del arrendatario en contra llegado el momento de la restitución exis-

46
Manual de Derecho Procesal

te retención decretada en favor del arren- dad, o mejoras útiles cuyos materiales pue-
datario, y el arrendador no ha cauciona- den separarse y llevarse sin detrimento de
do el pago de las indemnizaciones debidas, la cosa arrendada, hasta aquí estudiadas,
no podrá éste pedir lanzamiento sin que aparecen dentro de la reglamentación del
previamente pague dichas indemnizacio- juicio de desahucio y, por consiguiente, son
nes o asegure su pago a satisfacción del aplicables sólo a esta clase de juicio espe-
tribunal (art. 600 CPC). cial del contrato de arrendamiento.
La sentencia que dé lugar a la reten- Sin embargo, en los juicios de restitu-
ción sólo será apelable en lo devolutivo; y ción de la cosa arrendada por la expiración
el recurso se tramitará como en los inci- del tiempo estipulado para la duración
dentes (art. 606 CPC). A contrario sensu, del arrendamiento, o por la extinción del
la que lo deniegue será apelable en ambos derecho del arrendador, también tienen
efectos. aplicación aquellas normas, desde el mo-
Los gastos hechos por el arrendatario mento en que esta última clase de juicios
en la cosa arrendada con posterioridad especiales se tramitan en conformidad al
al desahucio no le autorizarán para pedir procedimiento de desahucio (art. 604,
su retención (art. 599 CPC). CPC) y ninguna razón legal valedera exis-
te para excluirlas.
926. Labores o plantíos, o mejoras úti- Otro tanto podemos decir respecto
les. Si hay labores o plantíos que el arren- de los demás juicios especiales del contrato de
datario reclame como de su propiedad, arrendamiento, como ser los que reglamen-
o mejoras útiles cuyos materiales puede tan los artículos 607 y 611 del Código de
separar y llevarse sin detrimento de la Procedimiento Civil, en los cuales la ju-
cosa arrendada, se extenderá diligencia risprudencia ha aceptado que el arrenda-
expresiva de la clase, extensión y estado tario demandado puede pedir derecho
de las cosas reclamadas (art. 601, inc. 1°, legal de retención sobre la cosa arrenda-
CPC). da en los mismos términos y por iguales
Esta reclamación no será un obstáculo motivos que en los juicios de desahucio.
para el lanzamiento (art. 601, inc. 2°, CPC).
En seguida, se procederá al avalúo de
las labores, plantíos o materiales recla- X. El juicio relativo a los contratos de
mados, por peritos nombrados en la for- arrendamiento de bienes raíces urbanos
ma que expresa el artículo 414, o sea, en
la forma ordinaria (art. 602 CPC). 928. Fuentes legales. Tanto el Decreto
Practicada esta diligencia, podrá el Ley N° 964, de 12 de abril de 1975, como
arrendatario reclamar el abono de la can- la Ley N° 18.101, de 7 de enero de 1982,
tidad en que haya sido apreciado lo que contienen normas de derecho sustantivo
crea corresponderle, o que se le permita o de fondo acerca del contrato de arren-
separar y llevarse los materiales (art. 603, damiento de bienes raíces urbanos; igual-
inc. 1°, CPC). mente establecen reglas de competencia
Esta nueva reclamación se tramitará sobre los tribunales llamados a conocer de
como incidente (art. 603, inc. 2°, CPC). los juicios que se deriven de dichos con-
tratos y del procedimiento a observar en
927. El derecho legal de retención del esos mismos juicios. El procedimiento con-
arrendatario en función de los juicios es- templado en la Ley N° 18.101, que fija nor-
peciales del contrato de arrendamiento. mas especiales sobre arrendamiento de
Las normas sobre el derecho legal de re- predios urbanos, fue modificado por Ley
tención que puede invocar el arrendata- N° 19.866, de 11 de abril de 2003.*
rio cuando reclama indemnizaciones de
parte de su arrendador, o bien cuando
reclama labores o plantíos de su propie- * Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile.

47
Mario Casarino Viterbo

Al respecto, es necesario dejar en cla- Código Orgánico de Tribunales, para co-


ro que, si bien el artículo 25 de la Ley nocer en única o en primera instancia de
N° 18.101 deroga el Decreto Ley N° 964, los juicios a que se refiere este Título, sin
de 1975, sobre arrendamiento de bienes perjuicio de las atribuciones que compe-
raíces urbanos, es necesario citarlo como tan en la materia a los jueces de policía
fuente legal en esta materia, ya que el local que sean abogados”.*
artículo primero transitorio de la citada Recordemos que los jueces de letras
ley, hace aplicables las disposiciones del conocen de las causas de arrendamiento
Decreto Ley N° 964, de 1975, a los con- en única instancia cuya cuantía no exceda
tratos de arrendamiento de bienes raíces de 10 UTM y en primera instancia cuan-
urbanos celebrados con anterioridad a la do excedan de dicha cantidad (art. 45
vigencia de dicha ley, vale decir, al 29 de COT); y que los jueces de policía local
enero de 1982, entendiéndose subsisten- que sean abogados conocen de las causas
te en todas sus partes para tal fin.* de arrendamiento en única instancia has-
Asimismo, en materia de procedimien- ta $ 3.000 en las ciudades compuestas de
to, conforme con el inciso 2° del artícu- una o más comunas en que no tenga el
lo 1° transitorio de la Ley N° 18.101, se asiento de sus funciones un Juez de letras
sustanciarán y fallarán con arreglo a las (art. 14 letra A, Ley N° 15.231).**
disposiciones del DL N° 964 los siguien- Tratándose, ahora, de esta clase de jui-
tes juicios: cios en que el Fisco fuere parte o tuviere
a) Los juicios iniciados antes del 29 interés, conocerán siempre de ellos los Jue-
de enero de 1982 y que se encuentren ces de letras de asiento de Corte en pri-
actualmente pendientes; y mera instancia (art. 18 Ley N° 18.101). En
b) Los juicios que se promuevan en otros términos se trata de una regla espe-
el futuro y que digan relación con con- cial de competencia, en ciertos y deter-
tratos de arrendamiento celebrados an- minados juicios de hacienda, que prima
tes del 29 de enero de 1982.* sobre la norma general contenida en el
Por lo tanto, los juicios especiales del artículo 48 del Código Orgánico de Tri-
contrato de arrendamiento hasta aquí es- bunales; y que en suma se traduce en
tudiados, ante esta nueva legislación so- otorgarles competencia a los jueces letra-
bre los contratos de arrendamiento de dos con sede en la ciudad de asiento de
bienes raíces urbanos, han perdido, en Corte de Apelaciones, sin que tenga im-
gran medida, su aplicación e importan- portancia determinar si el Fisco es de-
cia prácticas, puesto que ella ahora que- mandante o demandado, y no pudiendo
da reducida a los juicios especiales de recurrirse al juez del domicilio del de-
contratos de arrendamiento que versen mandado, a menos que ello fuera proce-
sobre cosas muebles propiamente tales, dente a virtud de la regla especial de
locales comerciales o industriales, etc., o competencia antes señalada.**
sea, sobre todo aquello contrapuesto a Por último, ya que de reglas de com-
bienes raíces o inmuebles urbanos.* petencia se trata, es del caso recordar que
ninguna importancia tendrá el factor fue-
929. Competencia. Para saber con ro para determinar el tribunal llamado a
exactitud cuál es el tribunal llamado a conocer de esta clase de juicios, porque,
conocer de esta clase de juicios, es nece- según veremos más adelante, el procedi-
sario remitirnos al artículo 17 de la Ley miento a seguir es el sumario; y en esta
N° 18.101, que dispone: “Los jueces le-
trados de mayor cuantía serán competen-
tes, conforme a las reglas generales del
* Artículo 17 de la Ley N° 18.101 modificada
por art. 1° N° 7 de la Ley N° 19.866, de 11 de abril
de 2003.
* Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. ** Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile.

48
Manual de Derecho Procesal

última clase de juicios, no hay fuero para minado que implicara la entrega del uso y
los litigantes que venga a alterar la com- goce de un inmueble de aquellos de que
petencia normal de los tribunales llama- trataba la ley a cambio de una renta.*
dos a conocer de ellos (art. 133 COT).* 2) Aplicación de las leyes de procedimien-
to. Dentro de las disposiciones transito-
930. Objeto y campo de aplicación rias de la Ley N° 18.101, en especial en el
de este juicio. Para los efectos de un inciso 2° del artículo 1°, se establece la
cabal entendimiento de esta materia, es aplicación de las leyes de procedimiento,
necesario hacer la siguiente distinción: para lo cual es necesario distinguir entre:
1) Ámbito de aplicación de la Ley a) Juicios en tramitación al 29 de enero
N° 18.101; 2) Aplicación de las leyes de de 1982, los que se rigen por el Decreto
procedimiento; 3) Aplicación de la nue- Ley N° 964; b) Juicios posteriores al 29
va normativa en materia de arrendamien- de enero de 1982, pero relativos a con-
to; 4) Arrendamiento a los cuales no se tratos de arrendamiento anteriores a esa
aplica la Ley N° 18.101; 5) Normas de la fecha, se rigen por el Decreto Ley N° 964;
Ley N° 18.101 que regirán sólo respecto y c) Juicios de arrendamientos posterio-
de los contratos que se celebren en los res al 29 de enero de 1982 y relativos a
cuatro años siguientes al 29 de enero de contratos de arrendamiento posteriores
1982; y 6) Modificaciones introducidas a esa fecha, se rigen por la Ley N° 18.101.*
por la Ley N° 19.866. Sin perjuicio de lo expuesto anterior-
1) Ámbito de aplicación de la Ley mente, es necesario tener presente la nor-
N° 18.101. La Ley N° 18.101 contiene una ma del inciso 2° del artículo 2° de la Ley
normativa de carácter especial que rige N° 18.101, la que hace aplicables las nor-
el contrato de arrendamiento de bienes mas de procedimiento establecidas en el
raíces urbanos y que, supletoriamente, en Título III de la Ley N° 18.101 a los juicios
lo contenido en ella, hace jugar las dis- que se originen en relación con los con-
posiciones del Código Civil (Libro IV, tratos de: a) viviendas que se arrienden
Título XXVI, Arts. 1916 a 1977). Lo ante- por temporadas no superiores a tres me-
rior se desprende del artículo 1° de la ses, por periodos continuos o discontinuos,
Ley N° 18.101 que establece: “El contra- siempre que lo sean amobladas y para fi-
to de arrendamiento de bienes raíces ur- nes de descanso o turismo; y b) estaciona-
banos, entendiéndose por tales los mientos de automóviles y vehículos. En
ubicados dentro del radio urbano respec- cuanto a la legislación de fondo en los
tivo, se regirá por las disposiciones espe- dos casos anteriormente señalados, no se
ciales de esta ley y, en lo no previsto en rigen por la Ley N° 18.101, por estable-
ella, por el Código Civil. cerlo así expresamente el inciso 1° del
La misma norma se aplicará a los artículo 2° de la citada ley.
arrendamientos de viviendas situadas fue- Por su parte, el procedimiento con-
ra del radio urbano, aunque incluyan te- templado en la Ley 18.101 fue modifica-
rreno, siempre que su superficie no do por la Ley N° 19.866. de 11 de abril
exceda de una hectárea”. de 2003, norma que no dispuso reglas
Al respecto, existe una diferencia sus- especiales relativas a su vigencia y aplica-
tancial en cuanto al ámbito de aplicación ción, motivo por el cual rigen plenamen-
entre la Ley N° 18.101 y el DL N° 964, te las disposiciones de los artículos 22 y
toda vez que la primera se aplica sólo al 24 de la Ley Sobre Efecto Retroactivo de
arrendamiento de bienes raíces urbanos, las Leyes, conforme los cuales las leyes
y el segundo se aplicaba en general a todo concernientes a la sustanciación y rituali-
acto o contrato fuese nominado o inno- dad de los juicios prevalecen sobre las

* Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. * Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile.

49
Mario Casarino Viterbo

anteriores desde el momento en que de- (art. 2° transitorio, N° 11, letra a); II) In-
ben empezar a regir, pero los términos muebles construidos conforme al Decreto
que hubieren empezado a correr y las con Fuerza de Ley N° 2, de 1959, o la Ley
actuaciones y diligencias que ya estuvie- N° 9.135 (art. 2° transitorio, N° 1, letra d);
ren iniciadas se regirán por la ley vigente III) Viviendas cuyo avalúo para los efectos
al tiempo de su iniciación.* del pago de impuesto territorial sean su-
periores a 406 UF; y IV) Inmuebles desti-
3) Aplicación de la nueva normativa en
nados a locales comerciales o industriales,
materia de arrendamiento. Para los efectos
oficinas, teatros y cines, y, en general, a
de un cabal entendimiento, es necesario
actividades lucrativas.*
hacer una triple distinción: a) Contratos
de arrendamiento de bienes raíces urba- 4) Arrendamiento a los cuales no se apli-
nos celebrados con anterioridad al 29 de ca la Ley N° 18.101. Esta materia se en-
enero de 1982, continuarán regidos por cuentra reglamentada en el artículo 2° de
la ley antigua, esto es, por las disposicio- la Ley N° 18.101 que establece: “Esta ley
nes del Decreto Ley N° 964, de 1975, el no se aplicará a los siguientes bienes raí-
que se entenderá subsistente en todas sus ces urbanos: 1. Predio de cabida superior
partes para tal fin; b) Contratos de arren- a una hectárea y que tenga aptitud agrí-
damiento de bienes raíces urbanos que cola, ganadera o forestal o estén destina-
se celebren durante los cuatro años si- dos a ese tipo de explotación; 2. Inmue-
guientes a la fecha de publicación de la bles fiscales; 3. Viviendas que se arrienden
Ley N° 18.101, esto es, entre el 29 de ene- por temporadas no superiores a tres me-
ro de 1982 y el 30 del mismo mes del ses, por periodos continuos o disconti-
año 1986, se regirán por la Ley N° 18.101, nuos, siempre que lo sean amobladas y
incluyendo además las normas relativas a para fines de descanso o turismo; 4. Ho-
rentas y garantía contenidas en los 10 pri- teles, residenciales y establecimientos si-
meros numerales del artículo 2° transito- milares, en las relaciones derivadas del
rio de dicha ley; y c) Contratos de hospedaje; 5. Estacionamiento de auto-
arrendamiento de bienes raíces urbanos móviles y vehículos;* 6. Las viviendas re-
que se celebren a partir del 30 de enero gidas por la Ley N° 19.281.**
de 1986, se regirán también por la Ley Todos estos inmuebles, no obstante
N° 18.101, pero a ellos no se les aplica- tener el carácter de urbanos, no se rigen
rán las disposiciones del artículo 2° tran- por la Ley N° 18.101, ni por el Decreto
sitorio, las que desde ese momento Ley N° 964, sino por lo que pacten las
perderán todas su vigencia.* partes libremente y en silencio de éstas
Finalmente, y en relación con los con- se aplican en forma supletoria las dispo-
tratos de arrendamiento de bienes raíces siciones contenidas en el Código Civil; y*
urbanos que se celebren durante el cua- 5) Normas de la Ley N° 18.101 que regi-
drienio enero de 1982 y enero de 1986, es rán sólo respecto de los contratos que se cele-
necesario dejar en claro que existen 4 ti- bren en los cuatro años siguientes al 29 de
pos de bienes raíces que, no obstante es- enero de 1982. Estas normas se refieren al
tar regidos por la Ley N° 18.101, no les monto máximo de la renta y a las garan-
son aplicables las normas sobre renta y tías que puede exigir legítimamente el
garantía contenidos en los primeros diez arrendador, y son las siguientes:
numerales del artículo 2° transitorio de la 1) La renta anual máxima no podrá
Ley N° 18.101, y que son: I) Edificaciones exceder de 11% del avalúo vigente para
cuyo certificado de recepción final se haya el pago del impuesto territorial.
otorgado por la Municipalidad respectiva
con posterioridad al 12 de abril de 1975
* Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile.
** Número agregado por art. 1° N° 1 de la Ley
* Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. N° 19.866, de 11 de abril de 2003.

50
Manual de Derecho Procesal

Si se modificaren los avalúos vigentes te, por cualquier concepto que, en for-
para el pago de dicho tributo, la renta ma directa o indirecta, aumentare la ren-
máxima de arrendamiento se ajustará au- ta, se considerará como tal.
tomáticamente en la misma proporción 7) El arrendador podrá exigir al
en que se hubieren modificado los ava- arrendatario que caucione sus obligacio-
lúos respectivos, pudiendo el arrendador nes mediante una garantía que deberá
cobrar hasta dicha renta sin necesidad ser en dinero y, en tal caso, ésta no po-
de convención modificatoria especial.* drá exceder de un mes de renta.
El Servicio de Impuestos Internos es- Cuando procediere la devolución de
tablecerá de oficio en el rol general del la garantía, el arrendador deberá resti-
avalúo y en los recibos de contribuciones tuirla reajustada en la misma proporción
la renta anual máxima de arrendamiento a la variación que haya experimentado el
aplicable a los inmuebles en general.* Índice de Precios al Consumidor, deter-
2) La renta del inmueble que se minado por el Instituto Nacional de Esta-
arriende por piezas, secciones o depen- dísticas o por el organismo que haga sus
dencias se determinará separadamente veces, entre el mes anteprecedente a la
por cada una de ellas y no podrá exce- entrega de ella y el mes anteprecedente
der, en conjunto, de la renta máxima to- al de su devolución.
tal de todo el inmueble. 8) Las convenciones y los pagos que
Cualquiera de las partes podrá solici- contravengan lo dispuesto en los núme-
tar al Servicio de Impuestos Internos la ros anteriores adolecerán de nulidad ab-
fijación de la renta de la o las piezas, sec- soluta y las sumas que el arrendador
ciones o dependencias del inmueble. hubiese percibido con infracción a lo es-
3) El subarrendador sólo podrá co- tablecido en dichos preceptos las devol-
brar al o a los subarrendatarios la renta verá al arrendatario con más el interés
proporcional a la renta máxima legal co- corriente, desde la fecha de su respectiva
rrespondiente a todo el inmueble, aumen- percepción.
tada hasta en un 10%. 9) La renta no comprende los gastos
No obstante, si se subarrendara todo por los servicios de calefacción, agua po-
el inmueble, se estará a lo dispuesto en table, agua caliente, gas, energía eléctri-
el número anterior. ca, ni los gastos por servicios comunes de
4) Si el arrendamiento o el subarren- que goce el arrendatario, incluyéndose
damiento incluye bienes muebles, la ren- en ellos los correspondientes a la admi-
ta de estos últimos se fijará separadamente nistración de los bienes comunes.
del inmueble y no podrá exceder del 30% El precio de estos servicios y gastos
de la renta máxima. Sin embargo, si la deberá determinarse independientemen-
renta máxima no excediere de una uni- te de la renta, no podrá significar lucro o
dad de fomento, no podrá cobrarse ren- beneficio para el arrendador y, cuando
ta alguna por el arriendo de los bienes sea percibido por éste, deberá expresarse
muebles. en el recibo pertinente, en forma separa-
5) El arrendador no podrá, directa o da de la renta de arrendamiento.
indirectamente, exigir al arrendatario, con- Si el arrendador hubiere percibido
venir con éste, ni percibir una renta supe- sumas superiores por los gastos y servi-
rior a la máxima legal, ni el pago anticipado cios a que se refiere este número, devol-
de más de un mes de dicha renta. verá el exceso al arrendatario, con más el
6) Todo lo que el arrendatario paga- interés corriente desde la fecha de su per-
re o se obligare a pagar, sea en dinero o cepción y el reajuste que proceda de
en especies, de una vez o periódicamen- acuerdo con el alza experimentada por
el Índice de Precios al Consumidor, de-
terminada por el Instituto Nacional de
* Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. Estadísticas.

51
Mario Casarino Viterbo

10) El propietario que haya adquiri- c) En la audiencia de rigor, el deman-


do un bien raíz por intermedio del siste- dado podrá reconvenir al actor, y, en tal caso,
ma nacional de ahorro y préstamo o a se aplicarán las normas del Título VIII del
través de cualquier institución o entidad Libro II del Código de Procedimiento Ci-
que financie la compra de bienes raíces vil, en cuanto fueren procedentes, de
mediante la concesión de mutuos hipo- acuerdo con la naturaleza del procedi-
tecarios reembolsables periódicamente, miento de la Ley N° 18.101. Del traslado
que no posea otro dentro del mismo de- de la reconvención tendrá el actor 6 días
partamento, tendrá derecho a percibir para su contestación (art. 8°, N° 4, Ley
por tales inmuebles una renta igual al N° 18.101).*
dividendo que pague a la respectiva aso- d) El llamado a conciliación será obli-
ciación u organismo y los gastos señala- gatorio (art. 8°, N° 5, Ley N° 18.101).*
dos en el número 9) que procedan. Se trata de una clara excepción a la
Serán también de cargo del arrendata- conciliación facultativa establecida en el
rio los demás gastos en que incurra el com- art. 262 del Código de Procedimiento
prador con motivo del servicio de su Civil.*
préstamo durante el periodo correspon- Tampoco se señala la oportunidad en
diente y hasta la restitución del inmueble.* que ella será propuesta por el tribunal;
luego, pensamos que el llamado para tal
931. Características generales de este fin podrá efectuarse en cualquier estado
juicio. Pueden señalarse como tales las del juicio.*
siguientes: e) El tribunal, de oficio o a petición
a) Las partes podrán comparecer y de- de parte, podrá decretar los medios proba-
fenderse personalmente, en primera ins- torios que estime pertinentes (art. 15, Ley
tancia, en los juicios cuya renta vigente al N° 18.101).*
tiempo de interponerse la demanda no ¿Cualquiera o sólo los medios proba-
sea superior a cuatro unidades de fomen- torios de que pueden valerse las partes
to (art. 8°, N° 7, Ley N° 18.101). En con- en los juicios civiles, o las medidas para
secuencia, esta situación excepcional se mejor resolver que pueden decretar los
da sólo en primera instancia, ya que ante tribunales?
las Cortes de Apelaciones las partes de- Estimamos que puede ser cualquier
berán comparecer patrocinadas por abo- medio probatorio, siempre que sea pro-
gado habilitado para el ejercicio de la cedente, a juicio del tribunal. Si ello no
profesión conforme con los arts. 398 del fuere así, esta norma de excepción care-
Código Orgánico de Tribunales y 1° y 2° cería de toda razón de ser frente a las
de la Ley N° 18.120.* normas generales que regulan los medios
b) En esta clase de juicios, siempre probatorios y las medidas para mejor re-
que se solicite la entrega del inmueble solver y que, como tales, son de aplica-
arrendado, el arrendador podrá hacer no- ción general.*
tificar la demanda a las empresas que sumi- f) Y por último, la prueba se aprecia-
nistren gas, energía eléctrica o agua rá en conciencia (art. 15, Ley N° 18.101).*
potable, y en tal caso el demandado será Lo cual significa que sólo los hechos
el único responsable de los consumos se establecen mediante la ponderación
mientras dure la ocupación del inmue- en conciencia de los diversos medios de
ble por el mismo o por las personas a su pruebas que constan del proceso; pero la
cargo. Las empresas no podrán excepcio- contienda jurídica sometida a la decisión
narse alegando ignorancia del domicilio del tribunal, a la inversa, se resuelve en
del deudor (art. 14, Ley N° 18.101).* conformidad a derecho.*

* Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. * Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile.

52
Manual de Derecho Procesal

932. Procedimiento. a) Los juicios a Tratándose de otra clase de resolu-


que se refiere el art. 7° de la Ley ciones, esto es, que no sea sentencia defi-
N° 18.101, se tramitarán conforme al pro- nitiva, la apelación se concederá en el
cedimiento sumario establecido en el solo efecto devolutivo (art. 8°, inc. 1°, Ley
Título XI del Libro III del Código de Pro- N° 18.101, en relación con el art. 691,
cedimiento Civil; con ciertas y determi- inc. 2°, CPC).*
nadas modificaciones y algunas reglas Aún más: en los casos de desahucio y
especiales, según fuere la clase de acción restitución, el tribunal superior podrá de-
en ellos ejercitada (art. 8°, inc. 1°, Ley cretar, a petición de parte, la suspensión
N° 18.101).* del cumplimiento de la sentencia por el
En efecto, la notificación de la demanda tribunal inferior mientras se encuentre
se efectuará conforme a la norma del pendiente la apelación, si se solicitase con
inc. 1° del art. 553 del Código de Procedi- justa causa, petición que, tratándose de
miento Civil (art. 8°, N° 2, Ley N° 18.101); un tribunal colegiado, se resolverá en cuen-
lo cual significa que en caso de que ella ta (art. 8°, N° 6°, inc. 2°, Ley N° 18.101).*
sea practicada personalmente en confor- En cuanto al cumplimiento de las resolu-
midad al art. 44 del citado Código, no es ciones, se regirá por las reglas generales;
menester acreditar que el demandado se pero, cuando ellas ordenen la entrega de
encuentre en el lugar del juicio.* un inmueble, se aplicará lo prescrito en
Tampoco procederá la ampliación del el artículo 595 del Código de Procedi-
plazo a que se refiere el art. 683 (art. 8°, miento Civil, vale decir, el demandado
N° 3°, Ley N° 18.101); de suerte que la será lanzado de aquél a su costa, previa
audiencia de contestación se realizará for- orden del tribunal notificada por cédula.
zosamente el quinto día hábil siguiente a En estos juicios y en los de comodato pre-
la notificación.* cario, el juez de la causa, decretado el
Ella se llevará a efecto con sólo la par- lanzamiento, podrá suspenderlo en casos
te que asista y no se requerirá la concu- graves y calificados por un plazo no supe-
rrencia del defensor público (art. 8°, N° 4, rior a seis meses (art. 13, Ley N° 18.101).*
Ley N° 18.101); y como no regirá en es- b) Sabemos que, en conformidad al
tos juicios lo dispuesto en el inc. 1° del artículo 588 del Código de Procedimien-
art. 691 y los Arts. 681, 684, 685 y 689 del to Civil, el desahucio puede ser judicial o
Código de Procedimiento Civil, no cabe extrajudicial.*
la posibilidad de cambio del procedimiento Sin embargo, en esta clase de juicios
sumario en ordinario y que se acceda pro- de desahucio, éste solamente puede ser ju-
visoriamente a la demanda en rebeldía del dicial. Así fluye de los artículos 3° y 4° de
demandado, ni que sea menester oír a los la Ley N° 18.101, disposiciones que no
parientes, alterándose, al mismo tiempo el obstante distinguir entre contrato de
régimen de la apelación de la sentencia de- arrendamiento pactado mes a mes, a pla-
finitiva (art. 8°, N° 1°, Ley N° 18.101).* zo fijo siempre que no exceda de un año
Es así que la sentencia que dé lugar y de duración indefinida, coinciden en
al desahucio, restitución o terminación que el arrendador sólo podrá poner tér-
del contrato será apelable en el solo efecto mino al arrendamiento o pedir la restitu-
devolutivo (art. 8°, N° 6°, inc. 1°, Ley ción del inmueble, en su caso, a través
N° 18.101). A contrario sensu en los de- del desahucio judicial.*
más casos, de acuerdo a la regla general, Respecto del motivo plausible, vale de-
la sentencia definitiva será apelable en cir, de la causa que legitima al arrenda-
ambos efectos.* dor para poner término al contrato de

* Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. * Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile.

53
Mario Casarino Viterbo

arrendamiento, existe una importante Al ejercitarse la acción antes aludida,


diferencia entre los contratos regidos por podrá deducirse también, conjuntamen-
el DL N° 964 y los regidos por la Ley te, la de cobro de las rentas insolutas en
N° 18.101. En efecto, no se exige invocar que aquélla se funde y las de pago de
un motivo plausible respecto de los jui- consumos de luz, energía eléctrica, gas,
cios de desahucio relativos a contratos de agua potable y de riego; gastos por servi-
arrendamiento celebrados a partir del 29 cios comunes y de otras prestaciones aná-
de enero de 1982; en cambio, en los jui- logas (art. 10, inc. 2°, Ley N° 18.101).*
cios de desahucio relativos a contratos de Demandadas esas prestaciones, se en-
arrendamiento anteriores a dicha fecha, tenderán comprendidas en la acción las
debe por regla general invocarse un moti- de igual naturaleza a las reclamadas que
vo plausible (arts. 18 y 19 DL N° 964).* se devenguen durante la tramitación del
Respecto del plazo de desahucio, tratán- juicio y hasta que la restitución o el pago
dose de arrendamientos pactados mes a se efectúe (art. 10, inc. 3°, Ley N° 18.101).*
mes, de duración indefinida y de plazo Finalmente, cabe tener presente res-
fijo que no exceda de un año, éste siem- pecto del procedimiento de arrendamien-
pre será de 4 meses, contados desde la to de bienes raíces urbanos, que el N° 5
notificación de la demanda.* del artículo 1° de la Ley N° 19.866, de 11
En cuanto a la posibilidad de un au- de abril de 2003, reemplazó el artículo 8°
mento o de un plazo adicional, y tratándose de la Ley N° 18.101, por el siguiente:
de contratos pactados mes a mes y de 1) El procedimiento será verbal; pero
duración indefinida, dicho término de las partes podrán, si quieren, presentar
cuatro meses se aumentará en dos meses minutas escritas en que se establezcan los
por cada año completo que el arrendata- hechos invocados y las peticiones que se
rio hubiere ocupado el inmueble. Pero formulen. Deducida la demanda, citará
dicho plazo más el aumento no podrá el tribunal a la audiencia del quinto día
exceder, en total, de doce meses (art. 3°, hábil después de la última notificación;
inc. 2°, Ley N° 18.101). En cambio, res- 2) La notificación de la demanda se
pecto de los contratos de plazo fijo que efectuará conforme a la norma del inciso
no excedan de un año, el arrendatario primero del artículo 553 del Código de
tendrá derecho solamente al término le- Procedimiento Civil. Para los efectos de
gal de desahucio (art. 3°, inc. 2° y art. 4°, lo dispuesto en el artículo 44 del mismo
inc. 1°, Ley N° 18.101).* Código, se presumirá de pleno derecho
como domicilio del demandado el que
c) En lo que respecta a los juicios de
corresponda al inmueble arrendado;
terminación del arrendamiento de bienes raí-
3) En la demanda deberán indicarse
ces urbanos, por falta de pago de rentas, se
los medios de prueba de que pretende
mantienen las dos reconvenciones de
valerse la demandante. Sólo podrán de-
pago que contempla el artículo 1977 del
clarar hasta cuatro testigos por cada parte
Código Civil, al disponerse que la segun-
y la nómina, con la individualización de
da de ellas se practicará en la audiencia
los que el actor se proponga hacer decla-
de contestación de la demanda (art. 10,
rar, se presentará en el escrito de deman-
inc. 1°, Ley N° 18.101).*
da. La nómina con los testigos del
Por consiguiente, la primera recon-
demandado, hasta antes de las 12:00 ho-
vención tendrá que estar constituida por
ras del día que preceda al de la audiencia;
la notificación de la demanda, actuación
4) La audiencia tendrá lugar con sólo
que desempeñará un doble rol: emplazar
la parte que asista, se iniciará con la rela-
al demandado y reconvenirlo de pago por
ción verbal de la demanda y continuará
las rentas insolutas.

* Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. * Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile.

54
Manual de Derecho Procesal

con la contestación verbal del demanda- sin paralizar el curso de ésta. La senten-
do. Acto seguido se procederá obligato- cia definitiva se pronunciará sobre la ac-
riamente al llamado a conciliación; ción deducida y sobre los incidentes, o
5) En la contestación el demandado sólo sobre éstos cuando sean previos o
podrá reconvenir al actor, debiendo en incompatibles con aquélla;
el mismo acto dar cuenta de los medios 9) Sólo serán apelables la sentencia
de prueba que sustentan su pretensión. definitiva de primera instancia y las reso-
De la reconvención se dará traslado a la luciones que pongan término al juicio o
demandante, la que podrá contestar de hagan imposible su continuación.
inmediato o reservar dicha gestión para Todas las apelaciones se concederán
la audiencia a que se refiere el inciso fi- en el solo efecto devolutivo; tendrán pre-
nal del número 6) del presente artículo. ferencia para su vista y fallo y durante su
En ambos casos, la reconvención será tra- tramitación, no se podrá conceder orden
mitada y resuelta conjuntamente con la de no innovar.
cuestión principal; En segunda instancia, podrá el tribu-
6) En caso de no producirse aveni- nal de alzada, a solicitud de parte, pro-
miento total, el juez establecerá los nunciarse por vía de apelación sobre todas
puntos sustanciales, pertinentes y con- las cuestiones que se hayan debatido en
trovertidos que deban ser acreditados, primera para ser falladas en definitiva,
procediendo de inmediato a la recep- aun cuando no hayan sido resueltas en el
ción de la prueba ofrecida en la deman- fallo apelado, y
da y la contestación. 10) Las partes podrán comparecer y
Si el tribunal no estimare que existan defenderse personalmente, en primera
puntos sustanciales, pertinentes y contro- instancia, en los juicios cuya renta vigen-
vertidos que deban ser acreditados, cita- te al tiempo de interponerse la demanda
rá de inmediato a las partes para oír no sea superior a cuatro unidades tribu-
sentencia. tarias mensuales.
Si se hubiere deducido demanda re- Respecto de la posibilidad de suspen-
convencional, la demandante podrá soli- der el lanzamiento, la Ley N° 19.866 re-
citar se cite a las partes a una nueva dujo el plazo máximo de 6 meses a 30
audiencia a realizarse dentro de los 5 días días (art. 13, modificado por N° 9 del
siguientes, a objeto de proceder a la con- art. 1° Ley N° 19.866).
testación de la misma y a la recepción de En lo que respecta al desahucio la
la prueba que ofrezca. Las partes se en- Ley N° 19.866 sustituyó el artículo 3°, que-
tenderán citadas de pleno derecho a di- dando del siguiente tenor: “En los con-
cha audiencia y se procederá en ella en tratos en que el plazo del arrendamiento
conformidad a lo establecido en el pre- se haya pactado mes a mes y en los de
sente artículo. En este caso, cualquiera de duración indefinida, el desahucio dado
las partes podrá solicitar se reserve para por el arrendador sólo podrá efectuarse
dicha audiencia el examen de la prueba judicialmente o mediante notificación
que no pudiere ser rendida en el acto; personal efectuada por un notario.
7) La prueba será apreciada confor- En los casos mencionados en el inci-
me a las reglas de la sana crítica. La prue- so anterior, el plazo de desahucio será de
ba testimonial no se podrá rendir ante dos meses, contado desde su notificación,
un tribunal diverso de aquel que conoce y se aumentará en un mes por cada año
de la causa. Concluida la recepción de la completo que el arrendatario hubiera ocu-
prueba, las partes serán citadas a oír sen- pado el inmueble. Dicho plazo más el
tencia; aumento no podrá exceder, en total, de
8) Los incidentes deberán promover- seis meses.
se y tramitarse en la misma audiencia, El arrendatario desahuciado podrá
conjuntamente con la cuestión principal, restituir el bien raíz antes de expirar el

55
Mario Casarino Viterbo

plazo establecido en este artículo y, en rios se hayan apersonado a la causa


tal caso, estará obligado a pagar la renta (art. 11, inc. 3°, Ley N° 18.101).*
de arrendamiento sólo hasta el día de la A su vez, en los juicios de termina-
restitución”. ción del arrendamiento por falta de pago
De igual forma en los contratos de de la renta seguidos en contra de un sub-
plazo fijo que no exceden de un año, el arrendador, los subarrendatarios podrán
plazo de restitución del inmueble fue re- pagar al demandante, antes de la dicta-
bajado por la Ley N° 19.866 de 4 a 2 ción de la sentencia de primera instancia,
meses. las rentas adeudadas por el arrendatario.
Si así lo hicieren, enervarán de este modo
933. Presencia de subarrendatarios. la acción y tendrán derecho a ser reem-
Queda, por fin, esclarecer si la sentencia bolsados de ellas por el subarrendador,
que se pronuncie en contra del arrendata- con más el interés corriente a contar de
rio afecta a los subarrendatarios y puede, su pago, o a imputarlas a las rentas más
por tanto, cumplirse también en contra inmediatas; todo ello, sin perjuicio de las
de estos últimos.* indemnizaciones que correspondan
Para que ello acontezca, se requiere (art. 12, Ley N° 18.101).*
que los subarrendatarios hayan sido noti- En relación con los subarrendatarios,
ficados de la demanda o se hayan aperso- es necesario dejar en claro que, confor-
nado a la causa, tratándose de juicios de me con el artículo 22 de la Ley N° 18.101,
desahucio, de restitución o de termina- todo lo dispuesto por dicha ley respecto
ción del arrendamiento por falta de pago de los arrendadores y arrendatarios se
de las rentas seguidos contra el arrenda- aplicará, en su caso, a los subarrendado-
tario (art. 11, inc. 1°, Ley N° 18.101).* res y subarrendatarios, respectivamente.*
Con tal fin, en dichos juicios, el mi- Finalmente, en relación con la autori-
nistro de fe, en el acto de notificación zación para subarrendar, el artículo 32 del
personal de la demanda requerirá de ju- DL N° 964, de 1975, sancionaba con una
ramento al demandado acerca de la exis- multa al arrendatario que, sin autoriza-
tencias o no de subarrendatarios y, en ción o con expresa prohibición, subarrien-
caso afirmativo, de sus nombres. El mi- de total o parcialmente el inmueble
nistro de fe deberá dejar constancia es- arrendado. La Ley N° 18.101 no contie-
crita de la notificación a una persona ne en la materia norma alguna, con lo
adulta ocupante del inmueble (art. 11, cual habría que aplicar en forma supleto-
inc. 2°, Ley N° 18.101).* ria la contenida en el artículo 1946 del
Puede acontecer que la demanda no Código Civil que establece: “El arrenda-
hubiere sido notificada personalmente, tario no tiene la facultad de ceder el
o sea, en forma personal propiamente arriendo ni de subarrendar, a menos que
dicha. En tal evento, el mismo requeri- se le haya expresamente concedido; pero
miento acerca de la existencia de sub- en este caso no podrá el cesionario o sub-
arrendatarios deberá hacerle el tribunal arrendatario usar o gozar de la cosa en
al demandado en la audiencia de con- otros términos que los estipulados con el
testación, si éste concurriere y, en caso arrendatario directo”.*
que la respuesta sea afirmativa, se sus- Sin perjuicio, en relación con la fa-
penderá dicha audiencia, se ordenará no- cultad del arrendatario de subarrendar,
tificar a los subarrendatarios y se citará es necesario tener presente la situación
a una nueva, la que tendrá lugar una considerada en el artículo 5° de la Ley
vez practicadas las respectivas notifica- N° 18.101 que establece: “En los contra-
ciones o una vez que los subarrendata- tos de arrendamiento de inmuebles des-

* Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. * Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile.

56
Manual de Derecho Procesal

tinados a la habitación con plazo fijo su- ra ubicado el inmueble o de cualquiera


perior a un año, se entenderá siempre de los departamentos si el inmueble es-
implícita la facultad del arrendatario de tuviere ubicado en más de uno (art. 2°,
subarrendar, salvo estipulación en con- inc. 1°, parte 1ª).
trario, en cuyo caso éste podrá poner Sin embargo, las partes siempre po-
término anticipado al contrato sin la obli- drán someter a un árbitro el conocimien-
gación de pagar la renta por el periodo to de los conflictos o cuestiones antes
que falte”.* señaladas (art. 2°, inc. 2°, parte 1ª). ¿De
qué clases de árbitros se trata? Ello está
vinculado al procedimiento, de suerte que
XI. El juicio relativo a los contratos la respuesta adecuada deberá darse al co-
de arrendamiento de predios rústicos nocer esta otra materia.

934. Fuentes legales. El Decreto Ley 936. Objeto y campo de aplicación


N° 993, de 24 de abril de 1975, junto con de este juicio. Lo hemos expresado ya
legislar acerca del contrato de arrenda- reiteradamente. Este juicio especial de
miento de predios rústicos y de cualquie- arrendamiento versa sobre las cuestiones
ra otra convención que tenga por objeto o conflictos, de todo género, que pue-
su explotación por terceros, así como las den surgir entre las partes con motivo
medierías o aparcerías, contiene reglas de: a) los contratos de arrendamiento de
de competencia y de procedimiento so- los predios rústicos, entendiéndose por
bre las cuestiones o conflictos que surjan tales los definidos en la Ley N° 16.640;
entre las partes con motivo de los contra- b) cualquiera otra convención que tenga
tos antedichos. por objeto la explotación por terceros de
En su artículo 20, deroga el DFL N° 9, predios rústicos; y c) así como las medie-
de 26 de enero de 1968, expedido a tra- rías o aparcerías (arts. 1° y 2°).
vés del Ministerio de Agricultura, y sus No obstante lo anterior, las cuestio-
modificaciones posteriores, que versaban nes o conflictos que surjan con motivo
sobre estas mismas materias. de los contratos de arrendamiento de pre-
Asimismo, el Decreto Ley N° 2.567, de dios rústicos que estén ubicados en áreas
22 de marzo de 1979, publicado en el Dia- urbanas y que tengan una cabida inferior
rio Oficial N° 30.333, de 5 de abril de 1979, a una hectárea física, de terrenos fiscales
modifica el Decreto Ley N° 993, de 1975, y de terrenos indígenas, escapan al obje-
a través de su artículo único que se anali- to y campo de aplicación de dicho juicio
zará al desarrollar el tema en cuestión.* (art. 1°, incs. 2° y 3°).

935. Competencia. Las cuestiones o 937. Procedimiento. Dependerá de la


conflictos que surjan entre las partes con clase de tribunal llamado a conocer del
motivo de los contratos de arrendamien- juicio respectivo.
to de predios rústicos o de cualquiera otra En efecto, si lo es un juez de letras*
convención que tenga por objeto su ex- se atendrá al procedimiento establecido
plotación por terceros, así como las me- para el juicio sumario en el Título XI del
dierías, o aparcerías, serán sometidos al Libro III del Código de Procedimiento
conocimiento y resolución del juzgado de Civil (art. 2°, inc. 1°, parte 2ª).
letras** del departamento donde estuvie- En cambio si lo fuere un árbitro, se
ceñirá al procedimiento que señalen las

* Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile.


** Modificación introducida por el artículo * Modificación introducida por el artículo úni-
único del DL N° 2.567, de 22 de marzo de 1979. co del DL N° 2.567, de 22 de marzo de 1979. Ac-
Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. tualizado Depto. D. Procesal U. de Chile.

57
Mario Casarino Viterbo

partes en el respectivo contrato o, en su a) si lo es ante un árbitro, se trami-


defecto, al que corresponde a los árbi- tará por el procedimiento que fijen las
tros arbitradores (art. 2°, inc. 2°, parte 2ª). partes y, en subsidio, por el que aquél
Por tal razón, debemos colegir que determine; y
estos árbitros sólo podrán ser arbitrado- b) si lo es ante la justicia ordinaria
res o mixtos, puesto que los de derecho –ha querido naturalmente el legislador re-
siempre deben tramitar de acuerdo al pro- ferirse a los jueces de letras–* se sustancia-
cedimiento que corresponda, según la rá, en su caso, de acuerdo a lo establecido
naturaleza de la acción instaurada. en los artículos 597, 598 y 600 del Código
Y si alguna de las partes impetra en su de Procedimiento Civil (art. 4°).
favor el derecho legal de retención consa-
grado en los artículos 1937 y 1942 del Có-
digo Civil, la tramitación de su petición * Modificación introducida por el artículo úni-
dependerá de la clase de tribunal ante el co del DL N° 2.567, de 22 de marzo de 1979. Ac-
cual se ventile el asunto principal: tualizado Depto. D. Procesal U. de Chile.

58
Manual de Derecho
Capítulo Procesal
Tercero
LOS JUICIOS SOBRE CUENTAS
SUMARIO: I. Generalidades; II. Los juicios sobre cuentas.

I. Generalidades 939. Clases de juicios relacionados


con la obligación de rendir cuentas. La
938. La obligación de rendir cuentas. obligación de rendir cuentas puede ori-
Cualquiera gestión de bienes ajenos im- ginar diversos juicios. Ellos son:
plica la obligación, al término de ella, de a) El juicio declarativo sobre cuentas: se
demostrarla y justificarla; esto es, de pre- somete al conocimiento de los tribunales
sentar las cuentas. ordinarios de justicia, a falta de regla es-
Las cuentas, en el fondo, consisten pecial en contrario. Este juicio se ajusta a
en la prueba de la forma como dicha la tramitación señalada para el procedi-
gestión se ha realizado; la cual, funda- miento sumario por expresa disposición
mentalmente, se concreta en la presen- del legislador (art. 680, N° 8°, CPC); y su
tación de todos los documentos que objeto es perseguir únicamente la decla-
justifican las diversas partidas de que ración de la obligación de rendir una cuen-
aquéllas constan. ta, en los casos en que ella es impuesta
La obligación de rendir cuentas se cum- por la ley o el contrato y en que el deudor
ple, pues, haciendo una exposición deta- desconoce o rechaza su existencia;
llada de los hechos ejecutados por el gestor b) El juicio sobre cuentas: se somete al
a nombre de su mandante o representado conocimiento de un tribunal arbitral, por
y una declaración que señale el resultado ser una de las materias que, por expresa
de esos hechos, debiendo ambos elemen- disposición del legislador, es de arbitraje
tos ir acompañados de sus correspondien- forzoso (art. 227, N° 3°, COT). Este jui-
tes justificativos o probanzas. cio, en cambio, se ajusta al procedimien-
En toda cuenta, por consiguiente, hay to especial señalado en el Título XII del
un elemento esencial, que es la resultante a Libro III del Código de Procedimiento
favor o en contra del que la rinde; sin Civil; y su objeto se reduce a la presenta-
menoscabo, naturalmente, de las diver- ción, análisis e impugnación o aproba-
sas partidas que la componen, y que vie- ción de las respectivas cuentas;
nen a ser el antecedente inmediato de c) El juicio ejecutivo sobre cuentas: como
dicha resultante. se comprende, este juicio estará entrega-
Ahora bien, la obligación de rendir do al conocimiento de los tribunales or-
cuentas puede tener su origen en la ley, dinarios de justicia; y tendrá lugar cuando
en el contrato o en la decisión judicial; y la obligación de rendir cuentas conste de
la manera de cumplirla es idéntica en los un título de aquellos que, según la ley,
tres casos señalados, sin que en ello im- traen aparejada ejecución (art. 696 CPC).
porte la fuente u origen de la cuenta. Aquí la obligación de rendir cuentas está
Ejemplos de casos en que se está obli- preestablecida en forma indubitada y sólo
gado a rendir cuentas según la ley: existe resistencia de parte del deudor a
arts. 415, 487, 492, 1309 y 2080 del Códi- cumplirla. El acreedor tiene en sus ma-
go Civil y 292, 506, 514 y 654, N° 4° del nos, pues, la acción ejecutiva, la que, en
Código de Procedimiento Civil. el hecho, se traduce en la aplicación de

59
Mario Casarino Viterbo

medidas de apremio; o sea, multas o arres- tencia o no de la obligación de rendir


tos, porque se está en presencia de una cuentas, en el juicio especial de que tra-
obligación de hacer; y tamos sólo se discutirá sobre las cuentas
d) El juicio ejecutivo posterior al sobre mismas ya presentadas.
cuentas: una vez terminado el juicio sobre
cuentas, mediante sentencia definitiva fir- 942. Tribunal competente. El juicio
me, que se pronuncie sobre las cuentas y sobre cuentas es de la competencia de
sus impugnaciones, se sabrá, a ciencia cier- los tribunales arbitrales. Se trata de una ma-
ta, si existe saldo a favor o en contra de teria señalada expresamente por el legis-
la persona que debía rendirlas. Pues bien, lador entre las que deben ser sometidas
ese saldo será cobrado ejecutivamente por a arbitraje forzoso (art. 227, N° 3°, COT).
quien corresponda, según las reglas ge- El árbitro, por consiguiente, será nom-
nerales sobre cumplimiento de sentencia, brado de común acuerdo por los intere-
que ya conocemos. sados; y, en caso de desacuerdo, por la
justicia ordinaria (art. 232 COT).
Se discute, en la práctica, si el tribunal
II. Los juicios sobre cuentas arbitral debe estar designado antes de la
presentación de las cuentas; o si, por el
940. Fuentes legales. Los juicios so- contrario, una vez que éstas hayan sido
bre cuentas se hallan reglamentados en el presentadas ante el tribunal ordinario co-
Título XII del Libro III del Código de rrespondiente e impugnadas.
Procedimiento Civil, en los artículos 693 Los partidarios de la primera doctrina
al 696. sostienen que el juicio sobre cuentas se
inicia por medio de la presentación de
941. Concepto. Se definen los juicios las cuentas mismas; de suerte que, para
sobre cuentas como los procedimientos poder cumplir con este acto inicial, lo
especiales que deben observarse en la pre- menos que debe existir es el tribunal lla-
sentación, impugnación o aprobación de mado a conocer del juicio.
una cuenta, cuando a ello se está obliga- Los sostenedores de la segunda doc-
do por disposición de la ley, por conve- trina estiman que el juicio sobre cuen-
nio de las partes o por resolución judicial. tas propiamente tal sólo existe cuando
En esta clase de juicios especiales no éstas han sido impugnadas; de manera
se discute la obligación de rendir las cuen- que las cuentas bien pueden presentar-
tas, la cual se encuentra establecida de se al tribunal ordinario, sin que sea ne-
antemano por la ley, el contrato o la re- cesario nombrar aun al juez árbitro, por
solución judicial: sólo discrepan las par- no saberse todavía la suerte que ellas
tes sobre la efectividad de las diversas correrán.
partidas de que ellas constan y, por con- La primera doctrina es evidente que
siguiente, de su resultado final. tiene mayor asidero legal; la segunda,
Si, por el contrario, las partes discu- empero, descansa sobre una base de or-
ten acerca de la existencia misma de la den práctico.
obligación de rendir cuentas, estamos fue-
ra de la órbita del juicio que reglamenta 943. Diversas maneras de iniciar un
el Título XII del Libro III del Código de juicio sobre cuentas. Este juicio puede
Procedimiento Civil; y es el caso de venti- ser iniciado, o por la persona llamada a
lar previamente este problema en juicio exigir la presentación de las cuentas, o
declarativo aunque sumario, por dispo- por la persona obligada a rendirlas.
nerlo así expresamente el legislador En otras palabras, el juicio puede ser
(art. 680, N° 8°, CPC). comenzado por el acreedor de la obliga-
En resumen, mientras en el juicio su- ción de rendir cuentas; o bien, por el
mario sólo se discute acerca de la exis- deudor de la misma.

60
Manual de Derecho Procesal

Tenemos que estudiar separadamente reconocer o declarar implícitamente la


cada una de estas formas de iniciar el existencia de la obligación de rendir cuen-
juicio sobre cuentas, porque ellas influ- ta sin las formalidades del contradictorio,
yen notoriamente en su marcha poste- o sea, de la observancia de los trámites
rior. esenciales del juicio declarativo.
De esta suerte, la obligación de ren-
944. Juicio sobre cuentas iniciado por dir una cuenta y su correspondiente pla-
la persona obligada a rendirlas: zo los encontraríamos únicamente en la
a) Presentación de las cuentas: El que ley, el convenio de las partes o la resolu-
deba rendir una cuenta la presentará en ción judicial; y el juicio sobre cuentas se
el plazo que la ley designe o que se esta- iniciaría mediante presentación de ellas
blezca por convenio de las partes o por por el deudor, o por el acreedor, en vez
resolución judicial (art. 693 CPC). de serlo por gestiones previas creadas ar-
La oportunidad de presentar la cuen- tificialmente al margen de la ley.
ta, en consecuencia, la hallamos en la b) Plazo para su examen: Presentada
fuente u origen de la obligación de ren- la cuenta, se pondrá en conocimiento de
dirla. El plazo estará señalado en la ley, la otra parte, concediéndole el tribunal
en el contrato o en la resolución judicial, un plazo prudente para su examen
según el caso. (art. 694, inc. 1°, parte 1ª, CPC).
Ahora bien, la resolución judicial que En consecuencia, la primera resolu-
establece el plazo dentro del cual debe ción que recaerá en el juicio sobre cuen-
rendirse una cuenta es la sentencia defi- tas será: “Por presentadas las cuentas,
nitiva, recaída en el juicio declarativo so- fíjase un plazo de X días para su examen
bre la obligación de rendirla; pero, en la y téngaselas por aprobadas si no fueren
práctica, cuando la ley, el convenio o la objetadas dentro de dicho plazo”.
sentencia no señalan dicho plazo, el acree- Se trata de un plazo de días y judi-
dor procura la dictación de una resolu- cial. Por consiguiente, para computarlo
ción que lo indique, promoviendo para se descontarán los feriados; y será sus-
ello, ante tribunal competente, la corres- ceptible de prórroga siempre que se pida
pondiente gestión prejudicial, o sea, an- antes de su vencimiento y se alegue justa
terior al juicio mismo sobre cuentas. causa (arts. 66 y 67 CPC).
El tribunal accederá a lo pedido con Dentro de este plazo la otra parte pue-
el mérito de los antecedentes que le pro- de adoptar dos actitudes: no formular ob-
porcione el acreedor; y si el deudor se servación alguna; o bien, formularla.
allana a presentar la cuenta en el térmi- Según ellas sean, será el curso posterior
no que se le ha señalado, el juicio conti- que siga el juicio.
nuará adelante sin mayores tropiezos. c) No hay observaciones: Si vencido el
A la inversa, si el deudor desconoce plazo no se ha formulado observación al-
la existencia de la obligación, y se opone guna se dará la cuenta por aprobada
a la gestión prejudicial, el tribunal se abs- (art. 694, inc. 1°, parte 2ª, CPC).
tendrá de todo procedimiento, reservan- Dicho en otros términos, la parte que
do a las partes el derecho de discutir lo presentó las cuentas pedirá al tribunal,
pertinente en el juicio declarativo que co- fundada en el silencio de la contraria,
rresponda. que tenga por aprobadas sus cuentas. El
Empero, en nuestra opinión, la ges- tribunal accederá a ello mediante la dic-
tión previa de señalamiento de plazo para tación de la correspondiente resolución
rendir una cuenta es de dudosa legalidad, judicial.
y los tribunales debieran inhibirse de su ¿Qué carácter procesal revestirá esta
conocimiento: 1° porque ningún precep- última resolución?
to los faculta para señalar dicho plazo; y En nuestra opinión, debe calificarse
2° porque el hecho de fijar plazo significa como sentencia definitiva; y, como tal,

61
Mario Casarino Viterbo

ajustarse a los requisitos formales de esta de la sentencia definitiva de primera ins-


clase de resoluciones. El silencio de la tancia procederán los recursos de casa-
parte a quien se rinden las cuentas no ción en la forma y de apelación; y en
priva al negocio de su carácter contencio- contra de la segunda instancia, los de ca-
so, y la resolución en cuestión pone térmi- sación en la forma y en el fondo, este
no a la instancia, resolviendo la cuestión o último, siempre que la cuantía del juicio
asunto que ha sido objeto del pleito. lo permita.
No se cumple, pues, con la ley, prove-
yendo la solicitud del que pretende que 945. Juicio sobre cuentas iniciado por
se den por aprobadas sus cuentas, en re- la persona llamada a exigirlas:
beldía de la contraria, con un simple a) Presentación de las cuentas: Si el obli-
“como se pide”. gado a rendir cuenta no la presenta en el
d) Hay observaciones: En caso de haber plazo que la ley designe o que se esta-
observaciones, continuará el juicio sobre blezca por convenio de las partes o por
los puntos observados con arreglo al pro- resolución judicial, podrá formularla la
cedimiento que corresponda según las re- otra parte interesada (arts. 693 y 695,
glas generales, considerándose la cuenta inc. 1°, parte 1ª, CPC).
como demanda y como contestación las O sea, que vencido el plazo señalado
observaciones (art. 694, inc. 2°, CPC). por la ley, el convenio de las partes o la
Normalmente el procedimiento que resolución judicial, y no habiendo pre-
corresponda según las reglas generales, sentado las cuentas el deudor de la obli-
será el ordinario de mayor cuantía; pero gación de rendirlas, puede presentarlas
bien puede acontecer que la naturaleza en su nombre el acreedor.
de las impugnaciones sólo justifique la Naturalmente que este derecho es sin
aplicación del procedimiento sumario, o perjuicio del que le corresponda al acree-
bien, de uno especial. dor para exigir por acción ejecutiva el cum-
En el primer evento se proveerá el es- plimiento de la obligación de presentar la
crito de observaciones confiriendo trasla- cuenta, cuando dicha acción sea proce-
do para replicar a la parte que presentó dente; juicio al cual nos referimos en la
las cuentas; en el segundo, dándole la tra- letra c) del número 931 (art. 696 CPC).
mitación que corresponda, según el caso. b) Plazo para su examen: Imaginemos
En conformidad también a las reglas que el acreedor no ha utilizado la vía eje-
generales de la prueba, le corresponderá cutiva y que, en cambio, ha presentado
probar a la parte que rinde las cuentas la cuenta por su parte. En tal caso, el
las partidas de los egresos que hubieren tribunal tendrá que fijar un plazo a la
sido objetados; y a la parte que formula contraparte para su examen (art. 695,
las observaciones, las partidas de los in- inc. 1°, parte 2ª, CPC).
gresos igualmente objetados. La contraparte puede, a su vez, obje-
e) La sentencia definitiva: Se ajustará tar las cuentas, o bien, no decir nada.
a las reglas generales que ya conocemos; c) No hay observaciones: Puesta en noti-
pero el juzgador ha de tener especial cia del primero, se tendrá por aprobada si
cuidado de pronunciarse sobre todas y no la objeta dentro del plazo que el tribu-
cada una de las objeciones formuladas a nal le conceda para su examen (art. 695,
las cuentas, so pena de incurrir en el inc. 1°, parte 2ª, CPC).
vicio o defecto de forma de no haber O sea, que el acreedor de la obliga-
extendido la sentencia en conformidad ción de rendir cuentas, y que fue la parte
a la ley, por no contener la decisión del que las presentó al tribunal, pedirá que,
asunto controvertido (arts. 170, N° 6°, y ante el silencio del deudor, se tengan por
768, N° 5°, CPC). aprobadas dichas cuentas.
f) Los recursos: También, en confor- La sentencia que así lo resuelva será
midad a las reglas generales, en contra definitiva; y se ajustará evidentemente a

62
Manual de Derecho Procesal

los requisitos formales de esta última cla- remiso en rendir las cuentas; pues las
se de resoluciones judiciales. pruebas que posteriormente desee ren-
d) Hay observaciones: Si se formulan dir, para destruir los ingresos y justificar
observaciones continuará el juicio como los egresos, aparecerán contradichas con
en el caso del inciso segundo del artículo esta grave presunción en favor del que
anterior (art. 695, inc. 2°, CPC); esto es, presentó la cuenta, en orden al estableci-
continuará el juicio sólo sobre los pun- miento definitivo de la verdad de las par-
tos observados con arreglo al procedi- tidas objetadas.
miento que corresponda según las reglas e) La sentencia definitiva: Se ajustará
generales, considerándose la cuenta como también a las reglas generales que ya co-
demanda y como contestación las obser- nocemos; y, como en el juicio anterior, el
vaciones (art. 694, inc. 2°, CPC). juzgador deberá tener especial cuidado
En la apreciación de la prueba el tri- en pronunciarse sobre todas y cada una
bunal estimará siempre la omisión del de las objeciones formuladas a la cuenta,
que debe presentar la cuenta como una para así decidir todo lo controvertido.
presunción grave para establecer la ver- f) Los recursos: Si la sentencia defini-
dad de las partidas objetadas (art. 695, tiva es de primera instancia, será suscep-
inc. 3°, CPC). tible de casación en la forma y de
Se establece así una verdadera san- apelación; y si es de segunda, de casación
ción para el gestor de negocios ajenos en la forma y en el fondo.

63
Mario Casarino
Capítulo Viterbo
Cuarto
LOS JUICIOS SOBRE PAGO DE CIERTOS HONORARIOS
SUMARIO. I. Generalidades; II. El procedimiento.

I. Generalidades 947. Campo de aplicación. Hoy día,


pues, los juicios sobre pagos de ciertos ho-
946. Fuentes legales. En la sesión norarios, reglamentados en el Título XIII
N° 34 de la Comisión Mixta revisora del del Libro III del Código de Procedimien-
proyecto de Código de Procedimiento Ci- to Civil, o sea, en el artículo 697, sólo se
vil, don Miguel Luis Valdés propuso que aplican:
se estableciera un procedimiento especial para a) A los demandantes que sean pro-
que los médicos, los abogados, los inge- fesionales;
nieros, etc., pudieran obtener la regula- b) Cuando pretenden la estimación
ción de sus honorarios. y pago de honorarios; y
Dicha indicación dio origen al primi- c) Siempre que ellos procedan de ser-
tivo Título XIII del Libro III del Código vicios prestados en juicio.
de Procedimiento Civil, que contenía el Por exclusión, el artículo 697 del Có-
procedimiento aplicable a los juicios so- digo de Procedimiento Civil no se aplica a
bre pago de ciertos honorarios, el cual, los honorarios por servicios profesiona-
en síntesis, establecía: un procedimiento les que no se hayan prestado en juicio, ni
especial, semejante al ordinario de mayor tampoco a los honorarios convenciona-
cuantía, destinado a la regulación y pago les y previamente determinados; si bien,
de los honorarios profesionales; y un de- en ambos casos, el procedimiento a se-
recho optativo para el acreedor, cuando guir será el sumario, a virtud de lo pre-
sus honorarios habían sido devengados por ceptuado en el artículo 680, N° 3°, del
servicios profesionales prestados en juicio, referido Código.
a fin de acogerse a dicho procedimiento Se ha pretendido también por algu-
especial, o bien, de reclamarlos por vía nos que el actor puede, además de solici-
incidental ante el tribunal que hubiere co- tar la estimación y el pago de sus
nocido en primera instancia de ese juicio. honorarios procedentes de servicios pro-
La Ley N° 7.760, de 5 de febrero de fesionales prestados en juicio, pedir el
1944, suprimió este procedimiento espe- pago de los correspondientes intereses den-
cial y dispuso que los juicios sobre cobro tro de este procedimiento optativo y es-
de honorarios debían ventilarse en con- pecial.
formidad al procedimiento sumario A nuestro juicio, semejante pretensión
(art. 680, N° 3°, CPC); y que, cuando los debe ser desestimada, por cuanto el pro-
honorarios procedan de servicios profe- ceso persigue “la estimación y pago” de
sionales prestados en juicio, el acreedor los honorarios, de suerte que, mientras
puede a su arbitrio perseguir su estima- éstos no sean regulados, mal puede el
ción y pago con arreglo al procedimien- deudor estar en mora y, por ende, adeu-
to sumario, o bien interponiendo su dar intereses.
reclamación ante el tribunal que haya co-
nocido en la primera instancia del juicio 948. Excepción de prescripción y me-
(art. 697, inc. 1°, CPC). dios probatorios. Dispone el artículo 2521,

64
Manual de Derecho Procesal

inc. 2°, del Código Civil que “prescriben médico, perito ingeniero, etc., tiene dos
en dos años los honorarios de jueces, abo- caminos a seguir, a su entero arbitrio:
gados, procuradores, los de médicos y ci- a) El juicio o procedimiento suma-
rujanos; los de directores o profesores de rio; y
colegios y escuelas; los de ingenieros y b) El juicio o procedimiento inci-
agrimensores, y en general, de los que dental.
ejercen cualquiera profesión liberal”.
Por consiguiente, es de ordinaria ocu- 950. El juicio sumario. No presenta
rrencia que en esta clase de juicios sobre dificultad alguna, porque se ciñe en todo
pago de ciertos honorarios, el deudor al procedimiento que, para esta clase de jui-
oponga la excepción de prescripción; y sur- cios, señala el Título XI del Libro III del
ge, de inmediato, la siguiente interrogan- Código de Procedimiento Civil, el cual
te: ¿desde cuándo comienza a correr? ya fue oportunamente estudiado.
Al respecto, la jurisprudencia ha he-
cho un distingo: si los servicios profesio- 951. El juicio incidental. El primer pro-
nales fueron aislados, la prescripción se blema que él plantea es el relativo al tribu-
cuenta desde el momento en que ellos se nal llamado a conocerle. Lo resuelve el
prestaron; a la inversa, si los servicios fue- inciso 1° del artículo 697 del Código de
ron continuos, desde el instante en que Procedimiento Civil, el cual es explícito
ellos terminaron. en orden a que dicho tribunal será el
También es frecuente, en estos jui- que haya conocido en primera instancia
cios, que el deudor niegue la efectivi- del juicio en que los servicios profesiona-
dad de los servicios; o bien, que consi- les fueron prestados.
dere excesiva su estimación por parte del Pero hay veces en que este tribunal
acreedor. En tales casos, el peso de la puede haber ejercido exclusivamente ju-
prueba recaerá sobre el actor, quien po- risdicción en lo penal; o bien ser simple-
drá valerse de cualquier medio de prueba; mente un tribunal arbitral. ¿Pueden estos
pues se trata de acreditar un hecho, cual tribunales en lo penal o arbitrales, co-
es, la efectividad de haber prestado los nocer de juicios incidentales sobre esti-
servicios. En cuanto a las pruebas que mación y pago de honorarios, que
suministre en orden al monto de sus ho- procedan de servicios prestados, a su vez,
norarios, incluso testigos, sólo servirán en juicios de los cuales ellos mismos co-
de mera ilustración al tribunal, ya que, nocieron?
en definitiva, según la ley, él es el llama- La respuesta nos parece que debe ser
do a regularlos. afirmativa, en razón de que el precepto
que establece semejante competencia no
hace distinciones.
II. El procedimiento Y si los servicios profesionales fueron
prestados dentro de una gestión de ca-
949. Procedimiento optativo. Cuando rácter no contencioso, o sea, pertenecien-
el honorario proceda de servicios profe- te a la jurisdicción voluntaria, ¿puede el
sionales prestados en juicio, el acreedor acreedor valerse de este procedimiento
podrá, a su arbitrio, perseguir su estima- incidental?
ción y pago con arreglo al procedimien- Nueva cuestión, la cual nos parece que
to sumario; o bien, interponiendo su también debe ser resuelta afirmativamen-
reclamación ante el tribunal que haya co- te, tomando en consideración que la ex-
nocido en primera instancia del juicio presión “juicio”, empleada en el artícu-
(art. 697, inc. 1°, CPC). lo 697 del Código de Procedimiento Civil,
En consecuencia, el profesional acree- está utilizada en sentido de gestión, como
dor de honorarios por servicios presta- lo ha hecho el referido Código en otras
dos en juicio; ejemplo: abogado, perito oportunidades.

65
Mario Casarino Viterbo

El segundo problema que este procedi- prescrita para los incidentes (art. 697,
miento plantea, es si él constituye un inc. 2°, CPC).
verdadero juicio, o simplemente un mero Por consiguiente, de la reclamación
incidente, injertado en aquel en que el del actor se conferirá traslado por tres
acreedor prestó sus servicios. Se trata, días al litigante demandado, el que será
por consiguiente, de determinar su na- notificado personalmente; y, con lo que
turaleza procesal. Dado que el procedi- éste exponga o en su silencio, el tribunal
miento se sigue entre un tercero, cual resolverá acerca de la estimación y pago
es el profesional que prestó servicios, en del honorario reclamado, o bien la reci-
contra de una sola de las partes litigan- birá a prueba. Vencido el probatorio, fa-
tes del juicio primitivo, y todavía más, llará el tribunal inmediatamente o, a más
una vez que este último se encuentre tardar, dentro de tercero día (arts. 89, 90
terminado, nos inclinamos por la opi- y 91 CPC).
nión que lo considera un juicio, con ca- La sentencia que falla la reclamación,
racteres y vida propios. en nuestra opinión, reviste el carácter de
La conclusión anterior no obsta para definitiva; y, como tal, deberá ajustarse a
que la demanda del actor profesional (la los requisitos de forma que la ley establece
ley la llama simplemente “reclamación”) para esta clase de resoluciones (arts. 158,
sea substanciada y resuelta en la forma inc. 2°, y 170 CPC).

66
Manual de Derecho
Capítulo Procesal
Quinto
EL JUICIO SOBRE ARREGLO DE LA AVERÍA COMÚN*

* El Título XV del Libro III del CPC Del Jui- por el N° 2 del art. 5° de la Ley N° 18.680, de 11
cio sobre arreglo de avería común fue derogado de enero de 1988.

67
Capítulo
Mario Sexto
Casarino Viterbo

LOS JUICIOS DE HACIENDA


SUMARIO: I. Generalidades; II. El procedimiento declarativo;
III. El procedimiento ejecutivo.

I. Generalidades “No obstante lo dispuesto en el inci-


so anterior, en los juicios en que el Fisco
960. Fuentes legales. Los juicios de obre como demandante, podrá éste ocu-
hacienda se hallan reglamentados en el rrir a los tribunales allí indicados o al
Título XVI del Libro III del Código de domicilio del demandado, cualquiera que
Procedimiento Civil, o sea, en los artícu- sea la naturaleza de la acción deducida”.
los 748 al 752. “Las mismas reglas se aplicarán a los
asuntos no contenciosos en que el Fisco
961. Concepto de los juicios de ha- tenga interés”.
cienda. Son aquellos en que tiene interés Por consiguiente, la competencia en
el Fisco y cuyo conocimiento correspon- primera instancia de las causas de hacien-
de a los tribunales ordinarios de justicia. da está entregada:
En consecuencia, son dos las condicio- a) A los jueces de letras de asiento de
nes que deben concurrir para que se esté Corte, cuando el Fisco figure como deman-
en presencia de un juicio de hacienda. dado, cualquiera que sea su cuantía; y
a) Que tenga interés el Fisco; y b) A los mismos jueces indicados an-
b) Que su conocimiento correspon- teriormente, o bien al del domicilio del
da a los tribunales ordinarios. demandado, cualquiera que sea la natu-
Tener interés es sinónimo de ser parte raleza de la acción deducida, cuando el
en el correspondiente juicio. Por Fisco en- Fisco obre como demandante.
tendemos el Estado desde el punto de vis- En segunda instancia, los juicios de
ta patrimonial. Hay, además, juicios en que hacienda serán conocidos por la Corte
tiene interés el Fisco y que no constituyen de Apelaciones respectiva, en razón de
causas de hacienda, por encontrarse so- no existir actualmente disposición legal
metido su conocimiento, ora a un tribu- en contrario.
nal arbitral, ora a un tribunal especial.
Ejemplos: los juicios de partición de bie- 963. Representación judicial del Fis-
nes, los juicios sobre cuentas fiscales, etc. co. Esta materia está íntimamente ligada
con el estudio del procedimiento en los
962. Tribunal competente. Dispone el juicios de hacienda; pero, antes de cono-
artículo 48 del Código Orgánico de Tri- cer el camino a seguir, es indispensable
bunales: saber previamente quién puede accionar
“Los jueces de letras de comuna asien- válidamente a nombre del Fisco, y quién,
to de Corte conocerán en primera instan-
cia de las causas de hacienda, cualquiera
que sea su cuantía”.*
gánica del Consejo de Defensa del Estado. El DFL
N° 1 del Ministerio de Hacienda, del 7 de agosto
de 1993, fijó el texto refundido, coordinado y sis-
* La Ley N° 19.202, publicada en el Diario Ofi- tematizado de la Ley Orgánica del Consejo de De-
cial del 4 de febrero de 1993, modificó la Ley Or- fensa del Estado.

68
Manual de Derecho Procesal

a su vez, puede asumir su representación la consagran para determinados servicios


en la defensa. públicos.*
En efecto, cabe distinguir dos clases
de representación judicial del Fisco: una 964. Defensa judicial del Fisco. La de-
amplia, o sea, aplicable a toda clase de fensa del Fisco, en todos los juicios en
juicios de hacienda; y otra especial, apli- que tenga interés, estará a cargo del Con-
cable a aquellos juicios de hacienda que sejo de Defensa del Estado, organismo
dicen relación con determinados servicios compuesto por doce abogados, uno de
públicos. los cuales, designado por el Presidente
La representación judicial amplia del de la República, será su Presidente du-
Fisco le corresponde, en primer término, al rante tres años, pudiendo renovarse su
Presidente del Consejo de Defensa del nombramiento; y que tiene como deber
Estado en todos los juicios de hacienda y atribución fundamental el estudio y di-
en que la ley no ha designado un perso- rección superior de la defensa de todos
nero especial del Fisco; y aun en aquellos los asuntos judiciales en que el Fisco ten-
casos en que existe tal personero espe- ga interés y demás que la misma ley seña-
cial, cuando el Presidente del Consejo de la (arts. 2°, 3°, 12 y 18 DFL N° 1).*
Defensa del Estado acuerda tomar la re- Además, en cada ciudad asiento de
presentación del Fisco (art. 18 N° 1 DFL Corte de Apelaciones, con excepción de
N° 1, de 28 de julio de 1993, publicado la de Santiago, habrá un abogado procura-
en el Diario Oficial de 7 de agosto del dor fiscal, cuyas funciones son las señala-
mismo año).* das en el artículo 24 del DFL N° 1, y que
En segundo término, la representación se traducen fundamentalmente en ha-
judicial amplia del Fisco les corresponde cer la defensa del Fisco en todos los asun-
a los abogados procuradores fiscales den- tos que se ventilen ante los Tribunales,
tro de los respectivos territorios en que cualquiera que sea su naturaleza. El te-
actúan, o sea, el que corresponde a la rritorio de estos abogados será el de la
Corte de Apelaciones o según sea el lu- Corte de Apelaciones respectiva, con ex-
gar para el cual han sido designados. Sin cepción del correspondiente al abogado
embargo, el Presidente del Consejo po- de Coyhaique, que tendrá como territo-
drá encomendarles la atención de asun- rio el de las provincias de Coyhaique,
tos determinados en otro territorio, para Aysén, General Carrera y Capitán Prat.
cuyo efecto tendrá también la represen- Sin embargo, el Presidente del Consejo
tación de que trata el artículo 24 del DFL podrá encomendarles la atención de
N° 1 (art. 22 DFL N° 1).* asuntos determinados en otro territorio,
En cuanto al ejercicio de la representa- para cuyo efecto tendrá también la re-
ción judicial que el DFL N° 1 les confiere presentación de que trata el artículo 24
al Presidente del Consejo de Defensa del del DFL N° 1. Los cargos de la Procura-
Estado y a los abogados procuradores fis- duría Fiscal de Coyhaique para cuyo des-
cales, se establece en los artículos 18, 24 empeño se requiera estar en posesión
y 42 que aquéllos pueden conferir poder de un título profesional universitario, se-
en los términos del inciso primero del rán compatibles con otros empleos de
artículo 7° del Código de Procedimiento la administración centralizada o descen-
Civil.* tralizada del Estado y quienes lo sirvan
Por último, la representación judi- podrán percibir las remuneraciones de
cial especial del Fisco siempre subsiste a uno y otro cargo o servicio (art. 23 del
virtud de leyes también especiales que DFL N° 1).*

* Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. * Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile.

69
Mario Casarino Viterbo

Sin perjuicio de lo expuesto anterior- derogado por la Ley N° 19.743 del 8 de


mente, la propia ley se ha encargado de agosto del 2001);
establecer una subrogación de las funcio- d) Los notarios, conservadores, archi-
nes de los abogados procuradores fisca- veros, oficiales civiles y todos los emplea-
les al establecer en el artículo 28: “Los dos públicos, municipales y de los servicios
abogados procuradores fiscales serán de la administración descentralizada del
subrogados por los abogados de la res- Estado o las entidades privadas en que el
pectiva procuraduría según el orden que Estado tenga aporte o participación ma-
tengan en el Escalafón y, en defecto de yoritarios, deberán proporcionar al Con-
éstos, por el abogado del Departamento sejo de Defensa del Estado gratuitamente
de Defensa de la Ley de Alcoholes del y libre de toda clase de impuesto y en la
respectivo territorio”.* forma más expedita y rápida, los infor-
mes, copias de instrumentos y datos que
965. Privilegios procesales del Fisco. se les soliciten. Deberán también, gratui-
Son variados y de diverso orden. Así: tamente y libre de toda clase de impues-
a) Tanto los abogados procuradores tos, otorgar los documentos y practicar
fiscales como el Presidente del Consejo las inscripciones que el Conservador les
de Defensa del Estado tendrán el carác- solicite. Los documentos e informes de-
ter de procuradores del número para el berán ser requeridos por el Consejo a
desempeño de sus funciones y, en tal ca- través de oficio firmado por el Presiden-
rácter, podrán subscribir los escritos en te o por el Secretario-Abogado o por el
que se formalicen recursos de casación y respectivo Abogado-Procurador Fiscal
no regirá para los escritos la exigencia (art. 54 del DFL N° 1);*
del inciso final del artículo 772 del Códi- e) No le afecta la obligación de efec-
go de Procedimiento Civil (art. 42 del DFL tuar consignaciones para deducir “el re-
N° 1);* curso de casación por expresa disposición
b) El término para contestar la de- del legislador (artículo 802 del CPC;
manda por parte del Fisco se aumentará art. 549 del COT modificado por Ley
con el emplazamiento que corresponda N° 19.374 del 18 de febrero de 1995;
a la distancia entre Santiago y el lugar en art. 812 derogado por Ley N° 19.374);
que se promueva la acción (art. 15 del f) Es improcedente decretar en su
DL 2.573 derogado por la Ley N° 19.743 contra medidas precautorias, fundado en
del 8 de agosto del 2001); lo que procurará ocultar sus bienes o que
c) En las causas a que se refiere el carece de éstos, en razón de que ambas
artículo 1° del Decreto Ley N° 2.573, los situaciones no se avienen con el régimen
tribunales ordenarán, siempre que se so- jurídico del Fisco, que no puede ser ob-
licitare por los abogados o procuradores jeto de ejecuciones; y porque las senten-
del Consejo, el registro y la notificación cias que se pronuncian en su contra
de las sentencias recaídas en ellas, aun siempre son cumplidas, destinándose al
cuando no se hubieren pagado los im- efecto en la Ley de Presupuesto las su-
puestos correspondientes. Pero en tal caso, mas que sean necesarias para ello;
la otra u otras partes que figuren en el g) La intervención del Consejo de
proceso estarán obligadas a enterarlos den- Defensa del Estado en los procesos pena-
tro de tercero día de notificada la senten- les sólo podrá tener lugar mediante la
cia, bajo apercibimiento de no poder interposición de la correspondiente que-
presentar escritos o interponer recursos rella, deducida conforme a la ley proce-
sin haber efectuado previamente el pago sal penal. Admitida, le asistirá además
de dichos impuestos (art. 30 del DL 2573 todos los derechos que la ley reconoce a

* Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. * Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile.

70
Manual de Derecho Procesal

las víctimas (art. 45 DFL N° 1, modifica- Según algunos, los juicios de hacien-
do por Ley N° 19.806 de 31 de mayo del da sólo deben substanciarse en confor-
2002);* midad a lo preceptuado para los juicios
h) No será aplicable a los funciona- ordinarios de mayor cuantía. Según otros
rios del Consejo de Defensa del Estado –y están en lo cierto–, la ley dispone que
lo dispuesto en el artículo 28 del Código los juicios de hacienda se substancian con
de Procedimiento Civil ni lo preceptua- arreglo a los trámites establecidos para
do en el inciso séptimo del artículo 549 los juicios “del fuero ordinario” de ma-
del Código Orgánico de Tribunales yor cuantía, o sea, en conformidad a las
(art. 64 DFL N° 1, modificado por art. 1° reglas generales.
N° 20 de la Ley N° 19.202).* Así, el Fisco puede ser demandante
o demandado en una querella poseso-
ria, en un juicio especial del contrato
II. El procedimiento declarativo de arrendamiento, etc.; juicios que se
ajustarán, naturalmente, a la tramitación
966. Regla general y excepción. Dis- especial que el legislador ha consagra-
pone el artículo 748 del Código de Pro- do para ellos y, además, a las disposicio-
cedimiento Civil: “Los juicios en que tenga nes especiales sobre consulta y ejecución
interés el Fisco y cuyo conocimiento co- de la sentencia que en seguida estudia-
rresponda a los tribunales ordinarios, se remos.
substanciarán siempre por escrito, con La historia fidedigna del estableci-
arreglo a los trámites establecidos para miento de la ley así también lo demues-
los juicios del fuero ordinario de mayor tra. En efecto, en el Proyecto de Código
cuantía, salvo las modificaciones que en de Procedimiento Civil se empleaba la
los siguientes artículos se expresan”. frase “con arreglo a los trámites estable-
En consecuencia, la regla general es que cidos para los juicios del fuero ordina-
los juicios de hacienda se substancien: rio de mayor cuantía”; pero, al efectuarse
a) Siempre por escrito; y su impresión, se creyó que esto era un
b) Con arreglo a los trámites estable- error, y se la reemplazó por la siguiente
cidos para los juicios del fuero ordinario “con arreglo a los trámites establecidos
de mayor cuantía. para los juicios ordinarios de mayor
La circunstancia de tener que subs- cuantía”.
tanciarse los juicios de hacienda siempre De este modo, el Fisco no podía liti-
por escrito, ha hecho pensar a algunos que gar en ningún juicio especial; como ser,
a esta clase de juicios no puede aplicárse- ejecutivos, posesorios, especiales del con-
les el procedimiento sumario por ser oral. trato de arrendamiento, etc., con las mo-
En nuestra opinión esto es un error, pues lestias e inconvenientes de orden práctico
en el procedimiento sumario las partes si que es de imaginar. Este error fue subsa-
quieren pueden presentar minutas escri- nado por la Ley N° 2.269, de 28 de febre-
tas en que se establezcan los hechos invo- ro de 1910, que restableció la redacción
cados y las peticiones que se formulen primitiva del artículo 748 (922), tal como
(art. 682 CPC). había sido concebida en el proyecto.
En cuanto al requisito de tener que Ahora bien, las modificaciones a la re-
ajustarse los juicios de hacienda a los trá- gla general, de que los juicios de hacien-
mites establecidos para los juicios del fuero da se substancian siempre por escrito y
ordinario de mayor cuantía, también ha dado con arreglo a los trámites establecidos
origen a ciertas dificultades de orden in- para los juicios del fuero ordinario de
terpretativo. mayor cuantía, dicen relación con las si-
guientes importantes materias:
a) Supresión de ciertos escritos;
* Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile. b) Audiencia del ministerio público;

71
Mario Casarino Viterbo

c) Consulta de la sentencia definiti- La tendencia legislativa moderna es


va de primera instancia; y suprimir el trámite de la consulta, con el
d) Ejecución de la misma. objeto de dejar a los tribunales en com-
A continuación estudiaremos cada pleta libertad de acción en la investiga-
una de estas materias en particular. ción de la verdad y en la aplicación del
derecho. Nuestra legislación la establece
967. Supresión de ciertos escritos. Se excepcionalmente en los juicios de hacien-
omitirán en el juicio ordinario los es- da y en los de nulidad de matrimonio y
critos de réplica y dúplica, siempre que de divorcio perpetuo cuando se accede a
la cuantía del negocio no pase de qui- la demanda; y, por regla general, en los
nientas unidades tributarias mensuales juicios penales.
(art. 749 CPC). Su fundamento radica en la necesidad
Se trata, como sabemos, de escritos de que existe de resguardar los intereses pú-
escasa utilidad práctica; y su omisión tien- blicos y sociales que van envueltos en cier-
de a darle mayor celeridad al procedimien- tas clases de pleitos; en especial, en los
to, en razón de su módica cuantía. juicios de hacienda, en que el interés fis-
cal puede aparecer fuertemente compro-
968. Audiencia del ministerio públi- metido.
co. En los negocios en que el ministerio Ahora bien, procede el trámite de la
público no figure como parte principal, consulta en los juicios de hacienda res-
debe ser oído antes de la prueba y antes de pecto de toda sentencia definitiva pro-
la sentencia definitiva en una y otra ins- nunciada en primera instancia y de que
tancia. El tribunal le pasará al efecto en no se hubiere apelado, y siempre que ella
vista el proceso (art. 750 CPC). Actual- sea desfavorable al interés fiscal (art. 751,
mente este trámite no tiene lugar en caso inc. 1°, parte 1ª, CPC).
alguno, puesto que el artículo 750 del Y ¿cuándo se entiende que la sen-
CPC, fue derogado por Ley N° 19.806, tencia es desfavorable al interés fiscal?
de 31 de mayo de 2002.* Cuando:
a) No acoge totalmente la demanda
969. Consulta de la sentencia defini- interpuesta por el Fisco; o
tiva de primera instancia. Se define la con- b) No acoge totalmente la reconven-
sulta como un trámite procesal en cuya ción deducida por el Fisco; o
virtud la sentencia definitiva de primera c) No desecha en todas sus partes la
instancia debe ser revisada por el tribu- demanda deducida en contra del Fisco; o
nal de alzada, cuando no lo ha sido por d) No desecha en todas sus partes la
la vía de la apelación. reconvención promovida por el deman-
Se trata de un trámite procesal y no de dado (art. 751, inc. 1°, parte 2ª, CPC).
un recurso. En consecuencia, tampoco El concepto, pues, de sentencia desfa-
podemos decir que origina una instan- vorable al interés fiscal es de orden for-
cia. Empero, como en la apelación, en mal, semejante al del agravio para apreciar
que la sentencia no adquiere el carácter la admisibilidad de los recursos; y sólo
de firme o ejecutoriada sino una vez ex- tiende, en consecuencia, a facilitar el exa-
tinguido el correspondiente recurso, la men de la procedencia de este importan-
consulta pendiente también priva del ca- te trámite.
rácter de firme o ejecutoriado al fallo que La frase empleada en el artículo 751
la requiere. del Código de Procedimiento Civil “de que
no se apele”, requiere también de una ex-
plicación.
* Artículo modificado por el artículo único La circunstancia de deducirse el re-
N° 6, de la Ley N° 19.594, de 1 de diciembre de curso de apelación en contra de la sen-
1998. tencia definitiva de primera instancia

72
Manual de Derecho Procesal

recaída en un juicio de hacienda, por sí En la primera situación debe limitarse


sola no excluye la procedencia de la con- a aprobar la sentencia en consulta. En la
sulta: es preciso que el recurso de alzada segunda, en cambio, retendrá el conoci-
llegue a su normal término, mediante el miento del negocio, y procediéndose a
fallo de segunda instancia. la vista de la causa en la misma sala, limi-
En otras palabras, si el recurso de ape- tado a los puntos de derecho indicados
lación, oportunamente deducido, termi- en la resolución en la cual hubiere rete-
na de algún modo anormal; ejemplo: nido el conocimiento del asunto. Las con-
desistimiento, deserción o prescripción, sultas son distribuidas por el Presidente
el trámite de la consulta se hace indis- de la Corte, mediante sorteo entre las
pensable para que la sentencia en cues- salas en que ésta esté dividida (art. 751,
tión pueda pasar a gozar de la autoridad incs. 2° y 3°).
de la cosa juzgada. Y ¿cuándo habrá perjuicio de los inte-
Si éste no fuere el alcance que debe reses fiscales mediante una sentencia ju-
atribuírsele a la frase que comentamos, dicial?
se frustraría el espíritu del legislador; Cuando dicho perjuicio sea una con-
pues, bastaría con apelar de la sentencia secuencia necesaria de haber sido pro-
definitiva recaída en un juicio de hacien- nunciada la sentencia en consulta con
da, y, en seguida, desistirse, para elimi- infracción de las leyes decisorias del jui-
nar el trámite de la consulta. cio. En otras palabras, no todo perjuicio
del interés fiscal ocasionado por la sen-
970. Tramitación y fallo de la consulta. tencia autoriza su retención y, posterior-
La consulta, como se comprende, es de mente, en definitiva, su revocatoria. Debe
la competencia de la Corte de Apelaciones tratarse de un perjuicio ilegal, contrario
respectiva, a la que se elevarán los autos, a derecho; porque habrá también senten-
previa notificación de las partes (art. 751, cias que, perjudicando los intereses del
inc. 1°, parte 1ª, CPC); y, una vez recibi- Fisco, sea del caso aprobarlas, en razón
dos los autos, el tribunal revisará la sen- de haber sido pronunciadas con sujeción
tencia en cuenta para el solo efecto de a la ley. Estas últimas son sentencias des-
ponderar si ésta se encuentra ajustada a favorables al Fisco, mas no perjudiciales
derecho. Si no mereciere reparos de esta a sus intereses.
índole, la aprobará sin más trámites. De En resumen, mientras lo desfavora-
lo contrario retendrá el conocimiento del ble para el Fisco, contenido en la senten-
negocio, y, en su resolución, deberá se- cia, es de orden formal, y sólo mira a la
ñalar los puntos que le merecen duda, procedencia de la consulta; el perjuicio
ordenando traer los autos en relación de los derechos fiscales, que autoriza su
(art. 751, inc. 2° CPC). retención y, en definitiva, hasta su revo-
Por consiguiente, el trámite de la con- catoria, exigen un examen del fondo de
sulta se lleva a cabo de oficio, esto es, sin la misma sentencia.
esperar la comparecencia de las partes; Ahora bien, una vez retenida la causa
no obstante el derecho de éstas para com- por existir duda acerca de la legalidad
parecer ante el tribunal superior en me- del fallo consultado, se ordena traer los
jor resguardo de sus derechos. autos en relación, limitándose su vista a
Vista la causa, dos situaciones diversas los puntos de derecho indicados en la
pueden producirse: resolución que ordenó la retención”.
a) Que el tribunal de alzada estime En consecuencia, como ejemplos de
que la sentencia no perjudica los dere- resoluciones que podría dictar el tribu-
chos fiscales; y nal, conociendo de la consulta serían:
b) Que el mismo tribunal, por el “Vistos: se aprueba la sentencia con-
contrario, tenga duda acerca de este par- sultada de fecha tanto, escrita a fs. en
ticular. cuanto. Devuélvase”.

73
Mario Casarino Viterbo

“Vistos: estimándose dudosa la lega- Naturalmente que si el Ejecutivo se re-


lidad del fallo consultado respecto de sistiera a la dictación del decreto respecti-
tales puntos, retiénese el conocimiento vo, no tendría otro camino el perjudicado
del negocio, y tráiganse los autos en re- que el señalado en la Carta Fundamental
lación.” sobre acusaciones e interpelaciones parla-
mentarias (arts. 48 y 49 C.P. del E.).*
No hay que olvidar, en todo caso, que
III. El procedimiento ejecutivo las sentencias que en copia autorizada re-
mitan los tribunales de justicia a los di-
971. Ejecución de las sentencias que versos Ministerios, en conformidad a lo
condenan al Fisco. La ejecución de toda dispuesto en el artículo 752 del Código
sentencia que condene al Fisco a cual- de Procedimiento Civil, serán enviadas al
quier prestación, deberá cumplirse den- Consejo de Defensa del Estado para su
tro de los sesenta días siguientes a la fecha informe; y que sólo con informe favora-
de recepción del oficio despachado por ble de esta repartición, en el cual se indi-
el tribunal, mediante decreto expedido a que el nombre de la persona o personas
través del Ministerio respectivo (art. 752 a cuyo favor debe hacerse el pago, se ex-
inc. 1°). tenderá el decreto que ordene el cumpli-
Se trata, por consiguiente, de una re- miento del fallo y el informe respectivo
gla especial sobre cumplimiento de sen- sea firmado únicamente por Presidente
tencias, que debe primar sobre las del Consejo (art. 59 del DFL N° 1 de
generales que ya estudiamos, contenidas 1993).*
en el Título XIX del Libro I del Código El artículo 1°, N° 24 de la Ley N° 18.882,
de Procedimiento Civil. del 20 de diciembre de 1989, que sustitu-
En otras palabras, las sentencias con- yó el artículo 752 del CPC, contempló ex-
denatorias en contra del Fisco no originan presamente en su último inciso la
procedimientos judiciales compulsivos o de reajustabilidad de las sentencias conde-
apremio para obtener su ejecución, sino natorias que ordenen el pago de presta-
de orden administrativo, que se traducen, ciones pecuniarias al Fisco. En caso que
a la postre, en la dictación del correspon- la sentencia condene al Fisco a prestacio-
diente decreto supremo que ordena cum- nes de carácter pecuniario, el decreto de
plir la sentencia de que se trate. pago debe disponer que la Tesorería in-
Pero como los representantes del Po- cluya en el pago el reajuste e intereses
der Ejecutivo pueden ignorar la existen- que haya determinado la sentencia y que
cia del fallo condenatorio en contra del se devenguen hasta la fecha del pago efec-
Fisco, la ley procesal civil dispone que “eje- tivo. En aquellos casos en que la senten-
cutoriada la sentencia, el tribunal remitirá cia no hubiese dispuesto el pago de
oficio al ministerio que corresponda ad- reajuste y siempre que la cantidad orde-
juntando fotocopia o copia autorizada de nada pagar no se solucione dentro de los
la sentencia de primera y segunda instan- sesenta días siguientes a la recepción del
cia, con certificado de estar ejecutoria- oficio, la suma a pagar debe reajustarse
da” (art. 752 inc. 2°).* según la variación que hubiere experi-
Y a fin de que no exista la menor duda mentado el Índice de Precios al Consu-
acerca del envío de estas copias, y del midor entre el mes anterior a aquel en
hecho de haber sido recibidas por quien que quedó ejecutoriada la sentencia y el
corresponda, esa misma ley añadió que mes anterior al del pago efectivo.*
“se dejará testimonio en el proceso del
hecho de haberse remitido dichas copias
y se agregará al mismo oficio en que el
ministerio acuse recibo de ellas” (art. 752,
inc. 2°, CPC). * Actualizado Depto. D. Procesal U. de Chile.

74
Manual de Derecho
Capítulo Procesal
Séptimo
LOS JUICIOS DE NULIDAD DE MATRIMONIO
Y DE DIVORCIO*

* El Título XVII del Libro III del CPC fue ín- dos de Familia, sin perjuicio de las reglas espe-
tegramente derogado por el art. 2° de la Ley ciales contempladas en la misma. A su vez la Ley
N° 19.947 publicada en el Diario Oficial del 17 N° 19.968, publicada en el Diario Oficial del 30
de mayo de 2004, que sustituyó la Ley de Matri- de agosto del 2004, creó los Tribunales de Fami-
monio Civil. Esta ley, en su artículo 88, estable- lia y en su Título III fijó el procedimiento apli-
ció que los juicios de separación, nulidad o cable para la tramitación de tales procesos. La
divorcio se tramitarán conforme al procedimien- Ley N° 19.968 establece su entrada en vigencia el
to que señale, para tal efecto, la ley sobre Juzga- día 1 de octubre del 2005.

75

También podría gustarte