Está en la página 1de 5

Métodos

 Constructivos  Antiguos  de  Caminos  


 
 
AZTECAS  
 
Los  Aztecas  llegaron  al  Valle  de  México  a  principios  del  siglo  Xll,  procedentes  del  noroeste  
de  México  
 
Tras  el  sacrificio  de  la  hija  del  señor  de  Culhuacan  tuvieron  que  huir  por  el  interior  del  lago  
Texcoco.   En   uno   de   los   islotes   del   lago,   la   visión   de   un   águila   que   comía   a   una   serpiente  
posada   sobre   un   nopal   les   indico   el   lugar   donde   debían   construir   su   nueva   capital,  
Tenochtitlan  fundada  en  1325.  
 
Fue  en  el  lago  de  Texcoco,  donde  el  imperio  Azteca  comenzo  a  innovar  en  los  metodos  
constructivos  obligados  por  las  dificultades  que  presentaba  el  construir  sobre  las  islas  
pantanosas  del  lago.    
 
Los  Aztecas  utilizaban  un  sistema  constructivo  parecido  a  la  comentación  con  pilotes.  Ya  
que  utilizaban  troncos  de  hasta  10  metros  de  largo,  y  los  clavaban  en  la  tierra  fangosa  
parabrindar  solidez  a  las  construcciones  que  harian  sobre  estos  troncos.    
 
Debido  a  la  ubicación  de  Tenochtitlan,  siendo  un  islote  en  el  centro  del  lago,  tuvieron  que  
construir  caminos  que  conectaran  la  ciudad  a  la  parte  cotinental.  Para  llevar  a  cabo  estos  
caminos,  clavaron  dos  filas  de  estacas  de  madera,  dejando  un  espacio  entre  ellas  bastante  
amplio,  para  luego  rellenarlo  con  piedras  y  tierra,  hasta  que  el  nivel  del  camino  quedara  
por  arriba  del  agua.  De  esta  manera,  los  Aztecas  construyeron  sus  primos  caminos.    

 
 
 
 
 
 
 
 
ROMANOS  
 
La  calzada   romana  era   el   modelo   de   camino   usado   por  Roma  para   la   vertebración   de  
su  Imperio.  La  red  viaria  fue  utilizada  por  el  ejército  en  la  conquista  de  territorios  y  gracias  
a  ella  se  podían  movilizar  grandes  efectivos  con  una  rapidez  nunca  vista  hasta  entonces.    
Cuando   se   había   tomado   la   decisión   de   la   construcción,   la   delimitación   de   la   ruta   era  
encomendada   a   los   topógrafos,  mensores  romanos.   Los   topógrafos   utilizaban   instrumentos  
para   el   replanteo   de   las   vías   romanas   como   La  Dioptra,1  instrumento   compuesto   por   dos  
limbos   graduados,   uno   vertical   y   uno   horizontal.   Servía   para   el   replanteo   de   las  
alineaciones  de  la  carretera.  
De  forma  general,  las  vías  romanas  se  caracterizan  por  ser  muy  rectilíneas  en  los  terrenos  
llanos.  Evitan  al  máximo  las  zonas  inundables  y  las  inmediaciones  de  los  ríos.  Cuando  había  
de   cruzar   un   río,   la   vía   pasaba   por   un  puente,   generalmente   de   piedra,   de   los   que   aún  
quedan  unos  pocos  ejemplos.  Las  vías  se  ensanchaban  en  las  curvas  para  permitir  que  los  
carros  girasen  mejor.  

 
 
(A).  Suelo,  nivelado  y  apisonado.  
(B).  Statumen:  piedras  del  tamaño  de  un  puño.  
(C).  Piedra  cantera,  cemento  y  loam.  
(D).  Nucleus:  guijarros  de  tamaño  de  una  nuez,  ladrillos  de  cemento,  piezas  de  piedra  y  
arcilla.  
(E).  Dorsum  o  agger  viae:  la  superficie  curvada  (media  stratae  eminentia)  hacía  de  la  
piedra,  sílex  o  de  piedra  de  basalto  bloques  de  cantería,  dependiendo  del  área.  
(F).  Crepido,  margo  o  semita:  El  camino  elevado  en  cada  lado  de  la  carretera.  
(G).  Piedra  angular.  
 
 
MAYAS  
 

Durante  la  época  prehispánica,  los  mayas  construyeron  caminos  elevados  para  facilitar  las  
vías  de  comunicación.  En  las  Tierras  Bajas  existen  muchas  zonas  pantanosas  y  bajos,  que  en  
invierno  se  inundan  y  dificultan  considerablemente  la  movilización,  así  que  es  posible  que  
ésta  haya  sido  una  de  las  razones  que  motivaron  la  construcción  de  las  calzadas.  

A  simple  vista,  se  podría  considerar  que  la  función  principal  de  éstas  calzadas  fue  facilitar  el  
paso  peatonal  de  los  habitantes  prehispánicos.  Sin  embargo,  las  investigaciones  llevadas  a  
cabo   en   diferentes   sitios   arqueológicos,   han   evidenciado   otros   aspectos   prácticos   y  
simbólicos  asociados  a  las  calzadas  (Shaw,  2001).  

La   presencia   de   calzadas,   es   uno   de   los   rasgos   arquitectónicos   que   identifica   relaciones  


externas  e  internas  entre  las   ciudades  mayas.  Estas  construcciones,  comúnmente  consisten  
en   elevaciones   artificiales   que   forman   caminos   que   se   extienden   entre   complejos  
arquitectónicos   de   un   mismo   sitio,   o   en   ocasiones   se   extienden   haciendo   una   conexión  
entre  diferentes  ciudades  (Suasnávar,  1994).  

Pocos  arqueólogos  han  caracterizado  algunas  diferencias  constructivas  y  temporales  en  la  
utilización   de   los   términos   “calzada”   y   “sacbe”  (o  sacbeob  en   plural)   (Gómez,   1996).   Otros  
investigadores,  simplemente  utilizan  ambos  términos  como  un  sinónimo,  y  en  éste  caso  se  
tomaran  de  la  misma  manera  para  no  crear  confusiones.  

La   palabra   "sacbé"   se   deriva   de   dos   vocablos   mayas,   "sac"   que   quiere   decir   blanco   y   "bé"  
camino.   Estos   caminos   blancos   fueron   construidos   básicamente   con   piedra   caliza   y  
recubiertas  de  una  gruesa  capa  de  estuco  blanco.  

En  las  Tierras  Bajas  Mayas,  la  construcción  de  éstos  grandes  caminos  tuvo  varias  funciones,  
entre   ellas:   sirvieron   como   vías   de   comunicación   y   vínculo   social,   religioso,   político   y  
económico,   tanto   en   los   grandes   centros   de   población,   como   en   las   pequeñas   comunidades  
que  de  alguna  manera  dependieron  de  las  grandes  ciudades.  En  algunos  sitios  las  calzadas  
también  cumplieron  con  funciones  hidráulicas.  

La   superficie   de   los  sacbeob  fueron   pavimentadas   con  sascab  (polvo   de   piedra   caliza).   La  
construcción   en   general   consiste   en   una   línea   de   piedras   grandes   con   bordes   de   adoquines  
y   un   relleno   de   grava.   En   ocasiones   los   materiales   constructivos,   tales   como   sedimentos,  
tierra  apisonada,  restos  de  conchas  y  desechos  culturales  fueron  sustituidos  de  acuerdo  a  la  
disponibilidad  local  de  los  pobladores.  De  acuerdo  a  las  características  geográficas  y  a  las  
categorías  de  la  estructura  según  su  función,  existen  variables  en  relación  al  ancho,  altura  
(que  en  las  zonas  de  bajos  puede  llegar  a  alcanzar  hasta  2  mts),  y  materiales  constructivos  

 
Caracteristicas  Constructivas  

Basamentos    
En  algunos  sitios  ubicados  en  el  sureste  de  Petén,  se  realizó  un  estudio  y  clasificación  de  las  
calzadas   de   esa   región.   Todas   las   calzadas   presentan   similitudes   constructivas,   iniciando  
por  un  basamento.  

Los   basamentos   son   estructuras   alargadas,   elevadas   sobre   el   terreno   natural   con   muros  
laterales   y   verticales   o   en   talud,   con   rocas   canteadas.   En   algunos   casos   son   reforzadas  
exteriormente  con  mas  roca  y  tierra,  con  rellenos  de  rocas  mas  pequeñas  aglutinadas  con  
desechos  culturales  (Gómez;  1996).  

Parapetos  
Los   parapetos   son   muros   de   roca   canteada   con   amarre   de   soga   y   rellenos   de   piedra  
pequeña,  tierra  y  desechos.  Los  parapetos  se  ubican  sobre  el  basamento  de  forma  vertical.  
Cada  calzada  tiene  un  parapeto  de  cada  lado  (Gómez;  1996).  

 
 
 
 
BIBLIOGRAFIA  
 
http://www.arqueologia-­‐maya.org/arquitectura-­‐maya-­‐prehispanica-­‐mesoamerica-­‐centro-­‐
america/calzadas-­‐caminos-­‐mayas-­‐sacbe.php  
 
http://catedu.es/aragonromano/calzadas.htm  
 
http://html.rincondelvago.com/aztecas_mayas.html  
 
http://iesfoby.blogspot.mx/2010/11/los-­‐aztecas-­‐la-­‐construccion-­‐de-­‐un.html