Está en la página 1de 52

ORDEN MASONICA UNIVERSAL

DEL =====-~
IITIGUO y PRIMITIVO RITO ORIENTAL
DE ====--

SUPREMO CONSEJO INTERNACIONAL


DE LI ORDEI

Sede: BRUSELAS (Bélgica) f· .

[!]~~;;;;;::=:;;;;;::=:=~=::~
SOB[RAHO SANTUARIO· GRANDt ORI[NT(
-- DE LA --

RE PUB L I e A A R G EN T I N A
.... ~

GUlA DEL COMPANERO MASON


RITUAL DE SEGUNDO GRADO
DEL

ANTIGUO Y PRIMITIVO RITO ORIENTAL


DE

MENfIS y MISRAIM

Compilado para Iodos 105 Cuerpos de :Jurisdicción del SUPREMO


CONSE:JO INTERNACIONAL de la ORDEN, V aprobado
por el Gr.'. Hierof.·. del Rifo
API:RTURA DI: LOS TRABAJOS

Cuando todos los HH ... estén en sus respectivos lugal°es;.


el Ven.' . Maest.· . dá un goLpe de mallete, que repiten:
sucesivamente los VVig.·.
VEN.'. MAEST.·. - Hr.·. Experto, aseguráos si el Templo
e tá cubierto.
El Experto se asegura en la misma [orma preecripta pa,-
rn los trabajos de Ler.> . gr.'.) ?J volviendo a entras: aL
Templo, dice:
EXPERTO: - Ven.'. Maest.·., estamos al cubierto.
VEN.'. MAEsT.·. - Hr·. ler.·. Vig.·. ¿qué edad tenéis f
lER.·. VIG.·. - Tengo tres años, Ven.'. Maest.· .
VEN.'. MAEST.·. - ¡,No váis más allá 1
1ER.·. VIG.·. - Interrogadme.
VEN MAEST.· . - 1, Sóis compañero 1
1ER VIG.·. - Lo soy. Examinadme y ponedme a prueba.
VlEN.· . MAEST.· . - t,Por qué os habéis hecho recibir Compa-
ñero 1
1ER.· . VIG.· . - Para conocer la letra G.
VEN ... MAEST... - ¿ Qué edad tienen los CComp ... en Logia '!
1ER.·. VIG.·. - Cinco años, Ven.'. Maest.·.
-4-

YEX :;\L\Es'l'.· . - ¿ Cuál es vuestro nombre?


lER VIG.· . - Ml'STE.
YEX MAEST.·.. - L Qué significa ese nombre?
lER. '. YIG.·. - YELO.
VEN l\L\Es'r.· . - ¡, Por qué ~
lER VIG.· . - Porque durante mi recepción en ese gl'.' . un
ligero "Velo cubría aún mi cabeza.
VEN.'. MAEs'r.·. - ¿Qué significa ese Velo?
UR. .. YIG.· . - La ignorancia en que me encontraba aún de -
pués de haber franqueado el primer grado de Iniciación.
VEX ... :;\bEST ... - Hr. '. 2°.'. Vig-.· . ¿ Cuáles son lo!', deberes
de los \~\~... en Logia de CComp.· . ? .
2°. '. VIG.· . - Es el de asegurarse si todos los lIU.· . presen-
tes son CComp.· .
VEN.'. l\IAEST.·. - Bien, De pié y al orden de CComp.·.
mis lIH.·.!
HII. '. ler. y 2°. Yig.·. cumplid con YlH' ·tro deber.
Los 1'Yiy.· . j'eC01'1'en sn respective Col. '. !J cada 11,1'.' •
los saluda a Sg paso, en g, .... de Comp.'.
Vueltos a sus asientos, dice el
2° VIG.·. - Hr.·. Ler. Yig.·. los IlH.·. de mi. CoL,. 'Ion
CComp.· .
Ler. VIG.·. - Yen.·. Ma est.: ., los lIIT.·. de ambas CCol.·.
son CComp.·.
VEK. '. i\L\Es'l'.·. - Bien; respondo por los del Oriente. To-
mad asiento HH.·.
Hr ... 2°. Vig.·., ¿ qué hora: es?
2° VIG.·. - Medio día en punto, Ven.'. Maest.: .
VEX. l\1AES'l'.·. - 1, A qué hora empiezan sus trabajos los
HIl. '. CComp.·.?
2° VIG - A medio día en punto, Ven.'. i\Iaest.·.
VEK l\L\ES'l'.· . - Siendo la hora en que lo,' CComp.·. em-
piezan sus trabajos, HH.·. ler. y 2° \~ig.·. invitad a
los HH.·. que decoran las CCol.·. a qne n03 ayuden
a abril' los trabajos en gr ... de Cornp ... de esta Resp.· .
Log. : ., en el Rito Ant.· . :r Prim.> Oriental del )IE~-
FIS y l\IISRAIl\L
lER. VIG.·. - Hr. '. 2° Vig.· .. IlH.··. de mi Col.·., de parte
del Ven.'. i\Iaest.·. os imito a acompañamos a abrir
lo" trabajos de nuestra Rep.·. Log.". en gr.'. de
-5-

Comp.> . del Rito ~\nt.·. ~- Pl·im.·. Oriental de


:\IEXFI~ y )IISR~\.DI.
2°. YIG.·. -lIr. -'. ] el'. \' .... el anunrio ha corrido en mi Col.'.
lER. YIG.·. - Yen.· . Maest.v.. el anuncio ha corrido en am-
bas CCol.·.
YEN". .. l\Lu;;¡,;'J'.·. - IIH. '. de pié y al orden de CComp.·.
!! ! !!
lER. VIG.·. - !! ! !!
2° YIG ... - !! ! !!
El Ten ... Jlaest.· . toma Sll espada, levantando la pun-
ta hacia ei cielo: .\ mí, mis H'IL: .
.\..'. L.'. G. '. D.'. S.'. A.'. D.'. L.'. M.'. - En
nombre del Gran I-Lerofante, Sublimo :\lae8tl'0 de la
Luz, Depositario Sagrado de las Tradiciones, y bajo los
auspicios del Supremo Consejo Internacional de Ia 01'-
. den Masónica Universal del Antiguo y Primitivo Rito
Oriental de l\IEKFm y MISRAIl\I, del Soberano San-
tuario GJ'.·. 01'.'. de la Repúhlica Argentina, ~- de
la Serenisima Gran Lag.'. Simb.·. Proy.·. de Santa
Fé. declaro abiertos los TTrab.· . en el gr.' . de Comp.' .
de e..ta Resp.: . Lag.'. . .
en el Oriente de .
•.\. mí por d s.grio ( 'e dá), por la hat.·. ( se dá)'
AOL.tLlI AOIOY
PAZ - TOLER.\KCL\. - YERD"\.D
CIEXCIA - J"CSTICL\ - L -rox
LIBERTAD - IGL\LD"\D - FRATERNIDAD

ORDEN DEL DIA


Se desarrolla la Orden del Día en la misma forma pres-
cripta pon el rii uol de ler. gmdo.

Ir PARTE
En caso de Iniciación, se empieza pov la introducción
de los visitan/es de la. misma manerrt prcscrip! a ))or el
ritual de primer grado y luego se procede en la forma
siguiente a la
INICIACION
VEN... MARST ... - Muy 'QQ ... HH. : .: el hr ... Aprendiz ... _
ha solicitado aumento de Sal. .. presentando un trabajo>
sobre el que ha merecido la aprobación de la
Cam, '. del Med ...
Os ruego que déis vuestra opinión sobre el aumento
de Luz que solicita
HH ... ler. y 2°. Vig.· ., anunciad en vuestras eCol. .. -
que¡ está concedida la palabra.
lER... Vig.· . - Hr ... 2° Vigo.. HR. .. de mi Col. .. está conce-
dida la palabra por si hay alguna observación sobre el
aumento de Luz para el gr.'. de Comp.'. al hr.·.
Apr.· .
2°. VIG.·. - HH.·. de mi CoL'., está concedida la palabra,
sobre el aumento de Luz al gr.'. de Comp.'. para el
Aprendiz hr.·. . .
Reinando el silencio, dice el
2°. VIG.·. - Hr.·. ler.·. Vjg.·., re.na silencio en mi Col.·._
lER.. '. VIG.·. - Reina el silencio en ambas CCol.·., Ven.v ,
Maest. '.
VEN.'. MAEST.·. - ¿Vuestras conclusiones i, hr.·. Orador.
ORADOR- V,en.·. Maest.·. pido que se practique el último
escrutinio.
VEN.' . MAEST.·. - Reinando el silencio, y de acuerdo con la .
conclusiones del Hr ... Orad ... se ya a votar por la señal
de costumbre.
!! ! !! ---' Se vota por la seña! de costumbre.
VEN.'. M.'. - Habiéndose llenado las formalidades regla-
mentarias, con resultado favorable, Hr.·. Exp.·. id a
buscar al Aprend.·. que solicita aumento de Sal.'., y
anunciadlo al Temp.·. con la llamada de su gr.' .
El Exp ... va a busca?' al candidato, le cubre la cabe-
za con un liget·o"velo, lo conduce a la puerta del Temp ...
y le hace llamar en gr ... de Aprend. ...
VEN. '. MAEST.·. - Hr.·. ler.·. Vig.·., ved quién es ese-
-7-

Aprend. '. que de ea introducirse entre nosotros y for-


zar la puerta del Templo.
1ER ... Vig.· . - 1, Quién ~" el Ap ... que quiere forzar la puerta
del Templo 1
2°· VIG.·. - Se levanta, enireobre la puerta y pregl¿nta:
l.Quién es el Aprendiz que intenta forzar la puerta del
Templo?
EXPERTO - Es el Hr .. ·. . , de tres años de edad,
miembro de la Resp.·. Lóg.·. . , domiciliado
en que solicita como Tubalcain, un aumento
del Sal.· .
'2°. '. VIG.·. - Oierra la pueriu, y repite la conteetccum. del
Hr.·. Exp.·.
lER "VIG.· . - Repite la coniesiaciún,
VEN MAEST.· . - Dadle entrada.
2°. '. VIG.·. - Ab1'e la puerta lentamente.
EXPERTO- Emlnda al Apr ... hacia el inrerior, cierta la puer-
ta, le hace prccticar los ires pasos y los saludos de or-
den y lo detiene entre 0001.' ., de pie y al orden;
1ER. '. VIG.·. -- Ven.: . Maest.·., el Apr.·. se halla de pie
y en el órden entre CCol.·.
En este momento se apagan todas las luces que no sean
las de ritual.
VEN. '. L\EST.·. - Hr. ' t Qué edad tenéis?
CANDIDATO- Tres años, Ven.'. ::\Iae t. ..
VEN ... M:AESl'.· . - ~Qué pedís?
CANDIDATO- 'Cn aumento de Sal.· .
VEN.' . MAEs'l'.· . - Vuestra conciencia no os reprocha nada
sobre el cumplimiento de vue tros deberes para con la
Orden ~
CANDlDATO- No, Ven.'. Mae t. ..
VEK.· . MAEST.· . - ¿No só.s culpable de haber cometido alguna
indi .creción o alguna traición contra nuestra Orden,
después del día feliz en que recibisteis la Luz?
'CANDIDA'l'O- N o, Ven.'. Maest.· .
VEN.'. MAEST.·. - ¿No habéis dejado escapar nada sobre
nuestros misterios ante los ])l'of.· " sea por distración o
por ligereza ~
CANDIDATO- No, Ven.'. Maest.·.
8-

VEX. '. ::\IAEST.·. - Recojéos en vos nusmo : después de ser


masón ¿ os r-onsidcrái-, otro hornbre ? ;.1TalJéi" sentido
nacer en vos una conciencia más grande?
CANDIDATO- Sí, \"'en.· . :J[aest.· .
VEN.' )IAES'l'.·. - ¡, Seréis siempre fiel a vuestro juramento
y a vuestras obligaciones ~
CA~DIDATO- Sí, Yen.· . Maest.· .
VE •. '. )L~EST.·. - t Habéis comprendido los :Jfisterios del
gr ... de ~\.pr.· .1
CANDID~\TO- Sí, Ven.' . :J1ae t. ..
VEN.'. ::\1AEST.·. - Vamos a aseguramos.
Somete al recipendorio a un rápido !f breve examen
sobre el simbolismo del .c¡r.'. de la [¡,Ú:.· . del "ljJ1'.· .
sobre el s.,gnificado de la palabra sagr.·., el sig.·.
de m'd.·., eic. - Terminado el C.[amen, dice el
VEN ... MAES'l'... - Quedamos. atisíechos !
Inmediatamente vuelven (/ prenderse todas las luces.
YEN. '. :JIAEST.· . - Quer.·. Hr.r; los conociruiento- que ha-
béis adqu.rido después de haber sido admitido en nues-
tras mi terios, han permitido a vuestro espíritu com-
prender y vivir el profundo simbolismo del gr.'. de
A pro .. y la realidad de vuestra nueva existencia.
::\1ientras más avancé.s en gr ... más la pura Luz ini-
ciática os aparecerá con más fuerza ~. más radiante.
Subiendo un gr.'. nuevo, contraéis con nuestra Ve-
nerable Orden más estrechas ob'izac.ones , nuestros llH.·.
os serán más queridos y os parecerán más esclarecidos;
deberéis llenar más deberes hacia ellos. pues de pasivo
pasaréis a el' activo, pasando de luz lunaria a luz so-
lar, de la CoL, . de 1S1S a la CoL, . de OSIRIS.
Hr, '. Exp.v.; haced practicar al Apr.>. su primer
viaje!
El Exp ... , poniéndole en las 11ta11OSun mallc! e .11 1Ln
escoplo, lo conduce ante el cuadro en que están 1'e-
presentados las 5 sentidos: y después de dejado me-
ditar 1m instante, 10 lleva al Occ.·. entre Col.'.,
donde quedani. de pie y al orden.
lER.· . VIG.· . - Ven.' . Maest.· . el primer viaje ha terminado.
VE~ ... :\L\EST.· . _. ::\li querido IlI' ... , e ·te primer viaje os en-
eña lo. :) sentido que os ponen en relación con eI
-9-

Exterior, con las in finitas riquezas de la Xaturalez',


ron los múltiple cxpleudores de la _\rquitectura (Ter
Tniverso
Muchos hom b1'(,8 están dotados de los f sentidos pe-
ro <on incapaces de serv.isc de ellos: pasan indiferen-
te,> al lado de las maravillas dI' la Natu raleza y. ,,~gún
la palabra del Sabio, e.los tienen dos ojos, pero llO ven ;
tienen dos oídos, ,\' no oyen. El Inic.ado, al contrario,
sabe que Ios fi sentidos on una primera CLAYE pa-
ra percibir la 'C.~TIDAD del ::\lundo, la \.R::\IO. ~A de'
>

u,' Formas y el GOCE de los que pueden entrar en


relación con la YIDA universal.
Desarrollad, pues, vuestros sentidos; dadle el uso
integral de su sensibilidad ant.gua : reintegradlos en
sus riquezas primitivas, y seréis entonces má e clare-
cido , percibiréis mejor los vínculos que os ligan a la
Causa Primera, a la Armonía de los mundos y ten-
dré:s una satisfacción profunda y una eonciene.a nueva,
::\Iientras tanto, sed prudente; los sentidos del horu-
bre -ou a veces falibles, por eso o€ os ha entregado un
mall. '. y un escoplo, porque el martillo ,lE' la expe-
riencia y el e coplo del entendimiento son susceptible
de enderezar nuestros 5 .entidos de manera de hacer-
los perfectos.
Hr.·. Exp.·., haced practicar al Apr.>. el egun-
do viaje !
El Exp.· , pone en las Humos del Caiulidai « un com-
pás y una Regla y lo COI/duce delante del Cuadro de
i os -± Ordenes de Arquitectura; elespués de dejavlo
meditar nn 'instante, vuelve a colocado entre Col.' .
de pie y al orden.
lER,' . \~!(J.' . - \"'en.·. ::\lae t. .. , el segundo viaje ha terminado.
VEN, " ~IAEsT.·, - Quer.: . Hr.v ., en este segundo viaje S€
o,' ha mostrado los 4 Ordenes de la Arquitectura, prime-
ra de todas las Artes despertando en el corazón de los
hombres el ,entimiento de la Belleza. La regla y el corn-
pá ~ os ayudarán a medir las proporciones de ese Arte
en la construcción de vuestro SEH moral. a fin de
conservar-lo en perfecta armonía con la Belleza univer-
sal. La segunda CL1\.\TFj de este gr'. .. es que el Comp. .. ,
después de haber percibdo los ;) sentido.' integrales, la
riqueza y el explendor del mundo, debe. por la calidad
de . us actos, ponerlos en concordancia perfecta con las
-10 -

'Leyes naturales y con la Armonía cósmica. Que pese sus


actos de cada día para ver si ellos están en consonancia
-eon lo BELI.10, el BIEN y lo VERDADERO.
Cada uno de los 4 temperamentos del hombre puede
<obtener separadamente esta armonía,por el equilibrio
'razonado de sus actos.
Hr. '. Exp.·., haced practicar al Apr.·. el tercer
viaje,
El Exp ... le pone en las manos nna polanca, lo con-
duce delante del Cuadro de las Artes liberales, y pro-
cede como en los viajes precedentes.
].ER.· . VIG.· . - Ven.' . Maest.· ., el tercer viaje ha terminado.
WEN ... 1\IAES'l'.· . - Quer.·. Hr.·., en este tercer viaje se os
ha demostrado las Artes liberales, factor de progreso
y de civilización, generador del bienestar social y de
superac.ón humana. La ciencia es una palanca que so-
livianta las montañas y rada día cumple milagros. Es-
te tercer viaje os enseña la tercera CIJi\VE de la Inicia-
ción. En este mundo muy pocos hombres tienen el co-
nocimiento de lo que los rodea. Concretados a un solo
punto los innumerables conocimentos humanos, viven
como ciegos y sordos , abandonarán algún día el mun-
do sin haber podido suponer, siquiera, la grandiosidad
-que los envuelve, la riqueza de la naturaleza primordial
-y sus formas principales.
El Iniciado arde en el deseo de aprender, torturado
'por la sed d·e conocirnentos, consumado por la curia si-
-dad de la Ciencia, siempre ávido de instruirse y apren-
-der, Aprended, entonces, los rudimentos de todas las
Artes; interesaos por todo lo que véis, de todo lo que
os rodea, y tendréis la revelación de todos los esplen-
dores de lo que existe. El Sabio es activo :r posee el es-
píritu de la observación y de la invest.gac.ón.
Aproxim,áos al Altar, l-lr.·.
El Exp.·. conduce al neófito delante del Aliar del
"Ven.' . 1IIaest.· . Este baja de sn Trono y con la pl~n-
fa de su, espada indiw al Ap1'.·. la Estrella Flami-
gem, que brilla al Oriente y sobre la cual se proyec-
ta nna lue roja.
VE~. '. 1\IAES'l'.'. - Esta Estrella misteriosa que brilla al
Oriente es, QueJ'.·. Hr.·., la Estrella Flamígera del
Comp. '. Arrodilláos delante de ella.
-11-

El Apr.·. se arrod/Ila.
VE T ••• .:\L\E. T ... - Vuelto a SIL a ieni o - Este símbolo pro-
fundo representa, Qner.·. Hr.·., el Ser humano en su
más alta perfección. E ta representación geométrica def
Iniciado simboliza el Ser humano talmente esclarecido
por el Fuego Iniciático, que a u vez es radiante y es-
parce sobre los demás la Luz y el Calor que ha recibido
en nuestros Templo. Debidu a su grado de utilidad so-
cial, a su afectuo a devoción a su prójimo, a su caridad
consoladora, a su enseñanza razonada, lo reconocerán
como un verdadero Iniciado que instruye a los hombres
por su Ciencia; los encamina hacia el Bieu, con su
ejemplo; los reanima por su bondad, y los exalta y ele-
va por Su Luz intelectual.
La letra G, que se halla en el centro de la Estrella Fla-
mígera es el símbolo del Sub ... Arq ... De Los Mundos,
de quien la divina Geometría es la causa de la Armo-·
nía Universal.
La Estrella Flamíg.era emite una luz rojiza porque es.
el comienzo del Expectro solar; es el estado de los cuer-
pos tan elevados que comienzan a irradiar el calor pro-o
vechoso sobre los demás: es el calor real y positivo.
Vos seréi desde hoy, una nueva Estrella F'lamízera.
en el firmamento de ia Iniciación. ~
Levantáos Hr.·., y vos Hr.·. Exp.·. hacedle prac-
ticar a este nuevo lHYSTE 'u 4° viaje!
El Exp.·. lo conduce ante el Cuadra donde brilian
los nombres de los 7 Solnos de la Antigüedad, po-
niéndole en la mano la escuadra y el niuel ; después:
lo conduce entre CCol.·. y lo deja de pie y al orden:
lER '. VIG.·. - ! Ven.'. Maest. '., el 4° viaje ha terminado.
V'E~ .. MAEST.· . - Quer.· . Hr.· ., este 4° viaje os ha enseña-
do la influencia saludable de los Sabios sobre sus se-
mejantes, de quienes el agradecimiento piadoso ha eter-
nizado su memoria. La CLAVE de este viaje es la de
que si vos poseéis una alma justa y un corazón recto,
la firmeza de voluntad y el juicio seguro; si realizáis
todas vuestras acciones en escuadra, seréis también un
día uno de esos Hombres-Guía, uno de esos bienhecho-
res de la humanidad, uno de esos Maestros esclarecidos,
portadores de la Luz y de la Verdad para sus seme-
jantes.
-12 -

A partir desde este momento ya no os es permitido


ser o quedar nn hombre común, uno de esos miles hu-
manos encerrados dentro de una cáscara de egoísmo y
de inutilidad social, uno de eso miles profanos desinte-
re ados del bien ajeno y de la salud de los pueblos. No,
a partir desde hoy vos seréis uno de esos Guías bienhe-
chores, cuya felicidad consiste en hacer que el prójimo
ea a su semejanza.
Ahora. Hr.·. Exp.·., hacedle practicar su 5° y úl-
timo viaje.
El Exp ... uuelve a vnosirar al Apr ... todos los Cua-
dros, y lo conduce entre CCol.·., dejándolo de pie y
al orden.
1ER ... VIG.· . - Ven ... Mae t .. " el 5° y último viaje ha ter-
minado.
VEN ... 1\IAEs'1'.· . - Quer ... Hr.·., en este quinto viaje no se
os ha entregado ninguna herramienta; teníais las ma-
nos libres; no se os ha mostrado nada m.H~';O,.,más bien
el conjunto de vuestros anteriores estudios. El Comp.' .
despué de haber terminado sus investigacione , se ha-
lla apto al final de u trabajo para deducir las conse-
cuencias que resultan de sus experiencias adquiridas.
La quinta CLAVE es que habiendo terminado el es-
tudio del mundo, el Iniciado se recoje en el silencio y
la meditación, madura las eonelu: iones y elabora las
consecuencias, determina la gran lección y con clara vi-
sión constata que la PIEDRA BRUTA, por este mis-
terioso trabajo se ha transformado en PIEDRA J~A-
BRADA, apta, para el trabajo social; una PIEDRA
CUBICA útil a sus semejantes, una médula del Templo
de la Humanidad, una de las Piedras pulidas que sine
de Base al Templo Universal de la Belleza, de la Sa-
biduría y del Amor.
l\Ii quer.·. Her.·., vos comprenderéis ahora que los
Masones son los Constructores y Realizadores, Arqui-
tectos y Sabios.
Ellos edifican en el secreto y en el silencio los Tem-
plos magníficos a la Virtud y a la Verdad.
Ello legan a sus sucesores la herencia viviente de
una incomparable Arquitectura 1110ra1.Es para honrar
a <,se ublime Trabajo por lo que nosotros llamantOs
Trabajos a los preciosos momento que pa amos en
-12 -

A partir desde este momento ya no os es permitido


ser o quedar nn hombre común, uno de esos miles hu-
mano encerrados dentro de una cáscara de egoísmo y
de inutilidad social, uno de eso miles profanos desinte-
resados del bien ajeno y de la salud de los pueblos. No,
a partir desde hoy vos seréis uno de esos Guías bienhe-
chores, cuya felicidad consiste en hacer que el prójimo
sea a su semejanza.
Ahora, Hr.·. Exp.·., hacedle practicar su 5° y úl-
timo viaje.
El Exp ... vuelve a mosirtn: al Apr ... todos los Cua-
dros, y lo conduce entre CCol.·., dejándolo de pie y
al orden.
lER ... VIG.· . - Ven ... Mae t. ' " el 5° Y último viaje ha ter-
minado.
VEN .. , l\IAEs'l'.· . - Quer.· . Hr.· ., en este quinto viaje no se
os ha entregado ninguna herramienta; teníais las ma-
nos libres; no se os ha mostrado nada nuevo., más bien
el conjunto de vue tres anteriores estudios. El Comp.' .
despué de haber terminado sus investigaciones, se ha-
lla apto al final de su trabajo para deducir las conse-
cuencia que resultan de sus experiencias adquiridas.
La quinta CLAVE ea que habiendo terminado el es-
tudio del mundo, el Iniciado se recoje en el silencio y
la meditación, madura las conclusiones y elabora las
consecuencias, determina la gran lección y con clara vi-
sión constata que la PIEDRA BRUTA, por este mis-
terioso trabajo se ha transformado en PIEDRA LA-
BRADA, apta para el trabajo social; una PIEDRA
CUBICA útil a sus semejantes, una médula del Templo
de la Humanidad, una de las Piedras pulidas que sine
de Base al Templo Universal de la Belleza, de la •<a-
biduría y del Amor.
l\Ii quer.: , Her.> . vos comprenderéis ahora que los
Masones son los Constructores y Realizadores, Arqui-
tectos y Sabios.
Ellos edifican en el secreto y en. el silencio los Tem-
plos magníficos a la Virtud y a la Verdad.
Ello legan a sus sucesores la herencia viviente de
una incomparable Arquitectura moral. Es para honrar
a ese Sublime Trabajo por lo que nosotros llamamos
Trabajos a los precioso.' momentos que pasamos en
-13 -

Lag. '., y Salario, la virtud y la felicidad que son su


recompensa.
Para alcanzar la Verdadera Sabiduría, debéis estu-
diar desde luego vuestro propio misterio, corregir vues-
tras imperfecciones, )', mediante ese trabajo realizado,
ser una Piedra Cúbica, útil a la Gente Humana.
Vos comprendéis que Gran Templo es el Universo y
que F'ig ura Sagrada es la Estrella Plamíguera del Com-
pañero.
Venid al Oriente, Hr.·.
Llegado al Or.>, el .Apt· ... se inclina. ante la Estrella
Flosniqeri»; el Ven.'. Maest.·. le entrega tm mall.>,
y 1m escop.: . y lo invita a que vaya a qoipeo»: sobre
la Piedra Bruta, que se halla en el centro de la Loq.: .
Sl/,S tres últimos golpes de Apr ...
-VEN... MAEST... - (Levantando los brazos hacia el cielo>. Oh.
mis HH.·., elevemos todos nuestro corazones en este
instante en que este Hr.·. ha dado sus últimos golpes
de Aprendiz. Glorifiquemo todos en un pensamiento
común el Trabajo. la primera y la más alta de las vir-
tudes masónicas. El Trabajo, deber sagrado del hom-
bre libre, fuerza de los corazones generosos, sea glori-
ficado en este instante que nos asegura la libertad. Tú
nos enseñas la legalidad; tú maduras nuestros corazo-
nes por la más generosa fraternidad. Seais, pues, glo-
rificado, oh trabajo; seáis bendecido por todos los Hi-
jos de la "' iuda. por tu presente, tu pasado, como por el
bien del porvenir.
i Gloria al Trabajo. HH.·.!
Todos, levantando la 1nano, i Gloria al Trabajo!
·YEN. '. 1I1AEST.·. - Todos de pie ~- al orden de CComp.·.
HH.·.
!! ! !!
lER ... VIG.· . 11 !!
"20. '. VIG.·. !! ! ! !
_
EXPERTO - El Ilr.: . Exp.· . quita el velo al Ap?'.· .
YEK. '. 1\L.\EST.·. - Recojéos, HH.·. _·uestl'Cl Hr.·. Y;J, a
prestar el juramento de órden.
t Consentís Hr.·. en prestar con entera
libertad, el juramento del gr.'. de Comp.' . ?
RECIPENDARJO- Sí, Yen.· . ::\laest.· .
-14 -

VEN.' . l\IAEST.· . - Colocad vuestra mano izquierda sobre la


e pada y levantad la mano derecha hacia el cielo.
El H ... Exp ... coloca una espada debajo de la mano
íizqnierda del Apl".· .
VEN ... MAES'f.·. - Yo os leeré la fórmula del juramento y
vos contestaréis "YO LO JURO".

JURAMENTO

Yo, juro, y prometo solemnemente y sin-


cerarnente, en presencia de esta Res.: . Log.·., de no
revelar jamás a ningún profano, ni a ningún Apr.·.,
los secretos del gr.'. de Comp.'. que me van a ser
revelados.
Renuevo la promesa de amar a mis HH.·., de ayu-
darlos y socorrerlos en sus necesidades. Y si tuviera
la desgracia de caer en perjurio, que me arranquen el co-
razón, a fin de que se pierda mi memoria entre mis
HH. '. Yo 10 juro.
APRENDIZ - YO LO JURO.
VEN.'. MAEST.· . - Aproximáos al Altar, Hr.·., arrodilláos,
cerrad los ojos y recojéos en vos mismo.
APRENDIZ - Sube alar.' . se aproxima al Altar y ejecuta lo
mandado.
VEN ... MAEST.· . - Levantando ambas m.anos al cielo, las ba-
ja lentamente sobre la cabeza del recipendario ; irasmi-
tiéndole la invesiidura astral. Después, tomando la es-
pada con la mano izqu.erda y el mal ... con la derecha,
dice .
A. '. L.'. G.·. D.'. S.'. A.'. D.'. L.'. M.'. En
nombre del Gran Hierofante Sublime Maestro de la
Luz, Depositario Sagrado de ias 'I'radieciones ; bajo los
auspicios del Supremo Consejo Internacional de la Or-
den l\!asónica Universal del Ant ... y Primo .. Rito Orien-
tal de l\IENFIS y :;\IISRADI, del Sob.·. Sanct.·. y
Gr ... 01'.' . de la República Argentina y de la Ser en. : .
Gr.' . Log.·. Simbólica Prov.' . de Santa Fé, Yo .
Ven.'. Maest.·. de este Resp.·. Tall.·. (Con la espada
sobre la cabeza inclinada del recipendario, dando los
3 golpes de Apr.·. OS CRIO. Dando otros dos qotpes
OS RECIBO; Tocando con el mall.·. el hombro del' e-
-15 -

ello del Apr.·., la cabeza !f el hombro izquierdo OS


COXS'I'1 TL10 COl\IPAxERO ThL-\80~, seg-undo gr.: .
del Rito Ant.·. y Prim.·. Oriental de l\IE~}1-'I y
1IISRADI ~~miembro de la respectiva Cántara de es-
ta Re p. '. Lag.:. al Oriente de .
Hr. '. Exp.·., ayudad al Hr.:. ..... a levantarse,
)' por los poderes que me han . ido conferidos, os auto-
rizo a que YOS tengáis el gu to de confiarle y él el honor
(le aprender, los Secretos del gr.'. de Comp.'.
:EXPERTO - Conduce al recipendario entre Coll.·. y le da la
siouienie .nstruccián .
Hr.· ..... ,:
EL l\L\KD1L del Comp.'. e' el mi mo que el del
Apr ... con la bayeta doblada, detalle que os distinguirá
'e los AApr.· .
EI, 81G1 TO DE ORDEK, es doble : la mano derecha
con el pulgar levantado en escuadra, se coloca sobre el
corazón, como para arrancarlo : la mano izquierda. con
la palma hacia adelante, se tiene abierta a la altura
de la cabeza, s.gnifica : la mano derecha sobre el cora-
zón, que renováis vuestra promesa de amar a vues-
tros un.'. y dejar que os arranquen el corazón an-
tes que traicionar us secretos,
EL S1GKO DE RECOXOCDIIEXTO, consiste en
ponerse al orden, de pués retirar horizontalmente la
mano derecha hacia el hom bro y dejada caer perpendi-
cularmente, de manera que con este doble movimiento
e describa los dos lados de una escuadra. Durante este
movimiento, simultáneamente, ~e deja caer también la
mano izquierda.
El ugnifieado de e te signo es que levantando la
mano izquierda al Cielo, a firmáis la sinceridad de
vuestros nuevo compromisos, y que' describiendo el
símbolo de una escuadra, tomáis a la Justicia como
Guía de vue tra conducta.
LAS PALABRAS del Comp.'. son dos: la de pa-
~e ... , recuerdan las buenas acciones, que deben ser
"numel'o"as como los granos de una e .piga de trigo"
~l buen masón debe reconocerse por sus ob1'as.- La
segunda es la palabra sagrada nombre de la
Col. .. roja de nuestro T'ernp ... , que se 11311aa la cabeza
de la de mediodía y es la parte más aclarada que la del
norte, que es la más oscura.
-16 -

J ... , ignifica Estabilidad. pues que si en el gr.v ,


de Apr.·. e o ha hablado de Fuerza ninguna fuerza
es útil si ella no es verdaderamente Estable y perma-
nente. Sed constante dueño de vuestros acto, que vues-
tra Fuerza sobre vos mismo no sea jamás deficiente.
La palabra sagrada se dá corno la de Apr.· .
EL TOQl'E de Comp se dá así: ; al mismo-
tiempo se dá la palabra -de pase, y se contesta con .... ,
que vale pedir la palabra sagrada.
LA EDAD del Comp ... es 5 años, porque tiene 5 sen-
tidos para conocer la Realidad del Mundo, y porque de--
bió permanecer 5 años en el Templo de Egipto para.
ser recibido.
LA BATERIA del regundo gr ... está formada por la.
del Ap ... al que se le agrega dos golpes más: !! ! ! !.
La de aplau o es la de 3 golpes.
LA MARCHA del Comp.'. es la siguiente: .... Esta.
marcha simboliza la del Sol en el solsticio de invierno>
al equinoccio de la primavera, y su descenso del solsti-
cio de verano al equinoccio de otoño.
Como el Apr ... , el Comp.' . trabaja desde medio día
en punto a media noche en punto; debe esperar la edad
madura para ser eficazmente útil a su prójimo.
- ¿ Habéis comprendido bien, Hr.· ..
RECIPEKD.'. - Sí, Hr.·.
VEN.'. MAES'l'.·. - Bien; os reconozco por Comp.'. Mas.v ,
Hacéos reconocer por los HR· _ lel'.·. ~r.2°.. : VVig. " _
El H1'.·. Exp.". conduce al nuevo Comp.'. sucesi
vamente ante los V111g.· .; cada uno lo reteia; el 2<>-
Vigo " . le hace practicar covrectamenie la marcha del
g1' ... y los saludos de entrada, y lo deja con el Hr ...
Exp. :. entre CCal.·.
lER. '. VIG.·. - !, Ven.'. Mae t. '., la - palabras, ignos y to-
ques son justo. El Apr.· . ha marchado como Comp.> .
Mas .. '. ha trabajado en la Piedra Cúbica y se halla en-
tre CCol.· .
VEN ... ~1AEST.· . - HH.· ., de pie y al orden!
En nombre del Gran Hierofante, Sublime Iaestro-
de la Luz, Depositario Sagrado de las Tradiciones, y
bajo los auspicios del SUPREMO CONSEJO INTER-
NACIO AL de la Orden 1\1a ónica universal del An-.
-17-

tiguo y Primitivo Rito Oriental de ~ümfis y Misraim ;


del Soberano Santuario, Gr.'. Or.·. de la República
Argentina; de la Serenísima. Gran Logia Simbólica,
Provincial de Santa Fé, y en virtud de los poderes que
me han .do conferidos, yo...... Ven.'. Maest.: . de'
la Resp Lag.' al Oriente de ..... proclamo al
Her. '. . que e halla entre CCol.·., Comp.' p

Mas ... regular del expresado Rito, y os invito a rece-


noceda en adelante como tal, en todo lugar y en toda
ocasión.
HH.· ., vamos a tributar una trip.·. bat.·. de júbilo
para saludar el feliz acontecimiento del aum ... de sal.. p

de nuestro nuevo Comp.'. A mí, mis HH.·., por e-l


signo, la bat.· . y la aclamación. Se eiecuia.
VEN ... l\'L~sT.· . - Hr.· . Exp.·., Conducid a nuestro nuevo
Comp. '. en la CoL,. de Mediodía, rogándole que la.
ocupe siempre en adelante.
Sentáos, HH.·.

DISCURSO DEL VEN.'. MAEST.·.

VEN.'. MAEST.· . - Querido hermano :El trabajo que desde hoyo


corresponde consiste en labrar la piedra cúbica piramidal y
perfeccionar la labor de los Aprendices para entregada a lo .
Maestros. Vue tro salario lo cobraréis en el Columna J, y en
lo sucesivo ocuparéis en la Cámara de Aprendiz un asiento eIL
la Columna del Mediodía; en esta Cámara vuestro puesto se
halla en la Columna del Norte.
De lo dicho deduciréis que son mayores lo,~ deberes que"
habéis contraído con la Masonería y que debéis procurar ins-
truros, tomando por base los conocimientos que se os han in-
dicado en el curso de vuestra exaltación.
E peramos, pues, que habréis de cumplir exactamen~e la .
obligaciones de un Comp.'. Masón y que no de traudaréis las.
fundadas esperanzas que tenemos de veras pronto realIzar'
otros trabajos de mayor importancia para la Orden.
Hasta ahora, el trabajo que habéis efectuado es de fácil'
ejecución, pues para desbastar la piedra bruta, pa~'a qu~tar-
las irregularidades de su superficie, no habéis nece liado ms-
n-umentos delicados: sólo os ha bastado un cincel o puntero-
rudimentario y el pesado mazo que tan s6:0 exige un esfuerzo
impulsivo más o menos enérgico. Unicamente habéis podido
-18 -

conocer la verticalidad de las superficies aplicando sencilla-


mente la plomada o perpendicular.
Hoy tenéis que instruiros en el conocimiento y apl.ca-
ción de instrumentos más delicados, en el uso del nivel ~. en
la construcción de líneas y superficies perfectas y regulares, a
-fin de que vuestra labor reúna las condiciones necesarias pa-
ra que los Maestros puedan aprovecharla en la edificación y
resulte la obra con la estabilidad y belleza que requiere el arte
-arquitectónieo-social.
Sin duda. habréi comprendido, q.'. h.v ,, que Ia sgni-
iicación simbólica de cuanto os acabo de decir puede resumir-
'se en estas palabras: "Si como Aprendiz supisteis manejar la
plomada, que representa la rectitud, como Compañero debe-
réis emplear el nivel, que, imbol.za la igualdad. y, por b tan-
to, sumar e te n uevo .elemen to de progreso. para aproximarse
11 la perfección moral."
La Masonería necesita de todos sus adeptos para la cons-
trucción del magnífico 'I'emplo que ha de levantarse en 1101101'
'al S.'. A.'. D.' . L.'. M.· .. y en esa obra gigantesca tienen
-señalada su labor todos los Franemasones. Los Compañeros
están encargados de escoger los materiales, pulimentar las
-piedras, facilitar las medidas a los Maestros, para qu.e é ·tos
puedan interpretar los planos y preparar las herramientas
del tra bajo, conservándolas en el estado que requieren para
'que puedan ser utilizadas convenientemente.
Los conocimientos nece=arios para realizar esta labor eran
'adquiridos por los aspirantes a Compañeros en las antzuas
Logias de Constructores, en el transcurso de cinco viajes que
nacían frecuen tan-Io los Talleres esparcidos nor el m-rrido :
pero hoy que la Ma=oneria ha convertido esas Logias en Talle-
res intelectuales; hov, que los conocimientos humanos se han
generalizado de tal modo que pueden adquirirss en el propio
país en donde el Masón habita: hoy, que ha sido sustituido en
'lluestros 'I'allere: el trabajo manual por la labor de lo, inteli-
gencia y de la razón, podréis anrender, sin salir de la Logia.
cuáles son lo medios que deher~;s ernp'ea- para llevar a cabo
el trabajo que os corre pende en la colectividad social.
lIr.· . habéis efectuado cinco viaje- al derredor de~ Ll!juelo
del Temp.·. ~Ias.·., que representa la belleza del a rte arqui-
tectónico en el orden material, y significa Verdad, Ciencia y
.Justicia en ]0 sociológico. Las piedras pulida" que ostenta fue-
ron un t.ern po, simbólicamente, la "picura bruta" que las g~-
:ll1eraciones han venido lenta y gradualmente labrando, en medio
- 19 -

de vicisitudes penosísimas. Ese Templo es, pues, la imagen de


la conciencia humana, a través de la historia borrascosa del
hombre en lucha con la naturaleza; del hombre en lucha con el
hombre, de los pueblos C1Jnlos pueblos, inquietos, en el dolo-
roso deLr:o de encontrar el secreto de la existencia y de la
alegría ... El edificio mira a los cuatro vientos, porque la Ver-
dad y la Justicia no tienen límites y pertenecen a todos los
hombres. No tiene altares, porque no adora ídolos; y si tiene
Cátedras, en ellas no se proclaman dogmas revelados por una
divinidad inconocible, sino aquéllos que el hombre conquista
por el estudio y el trabajo. Por eso conserva dentro de sus mu-
ros la obra y el recuerdo, agradecido de los obreros, y de su
obra, en cuya argamasa se ven las huellas de la carne viva que-
ellos allí dejaron, entre gritos de dolor, de protesta y de cóle-
ra ..., o entre los cantos del triunfo! Cuando a la luz de la crí-
tica científica, que a través del sentido místico interpreta el
esfuerzo de la razón histórica, penetréis en el interior de ese re-
cinto, os asombraréis del número considerable de grandes es-
píritus que han sucumbido en la creación incesante de los prin-
cipios de la justicia y del destino humanos, en perpetua elabo-
ración del progreso. Nosotros h ... N ... no sólo glorificamos la
memoria de esos grandes fundadores del 'I'enip.: . inspirándo-
nos en sus sanas doctrinas y desarrollándolas con cada nueva.
verdad que el estudio descubre, sino que también les rendimos
culto empeñándonos celosamente en imitar su ejemplo de volun-
tad viril y de noble abnegación.
Los viajes llevando instrumentos de construcción signifi.
can, a la vez que los procedimientos empleados en la construc-
c.ón del Templo ... por aquellos arquitectos, las etapas que toda
obra de la naturaleza y del hombre recorre para realizarse. El
1\1al1... , es símbolo de la autoridad directiva y de los principios
de orden, condiciones indispensables de éxito en toda obra so-
cial; y el Escoplo, es símbolo del trabajo, al que estamos some-
tidos, no como un deber abstracto, sino como una necesidad im-
periosa, fundamental, ineludible, de nuestro propio organismo.
Ambos emblemas, Mall.· . y Escoplo, representan, pues el +ra-
bajo dirigido. El arquitecto sujeta a ciertas reglas la cons-
trucción de un edificio ; estas reglas se buscan y se exigen err.
vista del fín útil para el cual el edificio se construye, Lo mis-
mo procede la francmasonería cuando impone principios de
conducta a sus adeptos, pues sin ellos no podría realizar sus
grandes fines de educar al hombre para su adaptación a las
evoluciones sociales. Sería por ejemplo, la anarquía, la dislo-
cación, la esterilidad, si consintiera en el Tall.·. la de sobe-
- 20-

diencia, si se permitiera a los ambiciosos servirse de la Ord.· .


para sus fines político-personales, u otros no confesados. Los
Rituales establecen terminantemente, que es un grave delito
comprometer la francmasonería en la política de partido, co-
mo quizás 10 pretenden algunos, seguramente los más igno-
rantes de los fines de la Institución, los que menos la aman
y los que menos la han servido. Seamos inexorables con los
aventureros y con las sectas sociales, que aun tantean sus
rumbos o sirven de bandera a solo conciencias de grupos.
El trabajo es la condición fundamental del 'I'emp.: . por.
que lo es de la Vida: el trabajo es el creador y el educador
de la vida; la cesación del trabajo es mu-erte; el trabajo es la
dignidad d-el hombre, su emancipador, la garantía de su lib-er-
tad y su pot-encia progresista¡ el ocio es su cadena de esclavo,
es su infamia, es su dolor y su miseria. Este concepto cientí-
fico del trabajo determina la situación de la francmasonería en
el movimiento de las sociedades contemporáneas, y descubre
el abismo que le separa a ese respecto de las religiones teoló-
gicas, para las cuales todo el fin de la humanidad 'es aproxi-
marse a Dios, por el abandono de todas las energías produc-
toras, para concentrarlas en el éxtasis y la oración ... "j' la ora-
ción, lo sabéis, no es sino la fórmula Iitúrgiea, por la cual 01
creyente impetra a la divinidad la riqueza, la felicidad, el col-
mo de todos los deseos, hasta la sat. faccióón del odio y la ven-
ganza, hasta el perdón anticipado del crimen!
En las exaltaciones religiosas, el ocio místico fué la supre-
ma virtud, el perfeccionamiento mismo, recompensados por lo.'
favores de la Gracia. Hoy mismo, para los fanáticos, el ideal
de la vida virtuosa y llave del ,cielo es el convento, para el horn-
bre como para la mujer, porque es la forma más radical de se-
pararse de la vida doméstica, de la vida social. de la human..
dad que trabaja y que lucha. El ocio místico, que es la más in-
tensa de las voluptuosidades especulativas del egoísmo estéril,
como el ocio sibarítico lo es de los sentidos, rompen la cadena
de la confraternidad solidaria, que la Francmasonería en ra-
zón y con el fin del trabajo, conservador y perfeecionador, le-
vanta como bandera vencedora. I

Las religiones hicieron del trabajo y del saber dos signos


de villanía e inferioridad moral; ante e~e criterio, la Nobleza
no trabajaba, ni sabía siquiera escribir; los reyes y el saeerdo-
cio vivían del tributo penoso de los pueblos. " porque reves ~-
sacerdotes hacían provenir sus privilegios de la graciosa YO-
luntad divina ...
El Compás y la Regla, en el arte arquitectónico sirven : el
·21 -

vrimero, para igualar distancias, tra zar circun ícrencias y ar-


cos; y la segunda, con sus divisiones métricas, para tirar lí-
neas rectas, medirlas y cornpararlas.
En nuestro simbolismo, ambos instrumentos significan la
rectitud e igualdad que deben caracterizar al ::\Ia~.'. que, et
. us palabras y acciones, no se desvía jamás de la recta línea
del deber.
La Palanca y el Nivel, empleados la una para mover cuer-
pos pesados, el otro para nivelar las líneas horizontales y fijar
puntos perpendiculares en las construcciones. representan en-
tre nosotros la firmeza y energía bien inspiradas, con que de-
ben removerse las causas perturbadoras de la armonía entre
compañeros, y del sentimiento de justicia niveladora entre lo';
hombres y todos los pueblos. Escuadra, que compuesta de dos
reglas rectas la arquitectura la usa para formar ángulos re to s,
en {'l orden intelectual es el emblema de la sinceridad y la
lealtad con que debe obrar siempre el buen Comp.'. La Trulla,
que {'s la cuchara con que el arbañil tran porta la mezcla, 1'1
aplica y la e paree, rellenando las aberturas de las piedras :;T
alisando la", superficies áspera ; para nosotros H.' . X.' ., que
soma. albañiles intelectuales, que en nue tra medida con"tru·-
mas el Temp ... de la ::\Ioralidad, del Progreso, sobre los sólidos
cimientos de la Ciencia aplicada a las relaciones humanas, esa
Trulla representa al obrero, no sólo de cierta instrucción m-i-
sónica, sino también que ha probado constancia firme, energh
prudente y tacto exquisito, para trabajar con éxito en suavizar
entre lo hh.> las asperezas que resultan de las des.zualdades
de caracteres diferencias de situación social, y también de lo',
a veeei opue tos, puntos de vista respecto de las nociones (le
derecho y de deber, esto es, de la naturaleza y rumbos de- las
evoluciones de la colectividad política a que pertenecemos, y

aun como factores de las evoluciones totales de la humanida-l.


Haceos, pues, cargo de la parte de labor y de abnegaci;ín
que os corresponde en la construcción del hermoso y sóldo
Temp ... de la Francmasonería, cuya pie-dra angular es la Cien
eia, la Justicia y Trabajo, unidos por la indeleble arzamasa
de la fraternidad solidaria, Aprended, enseñad y sed {'j.~::l-
plo de sabiduría, de tolerancia, de prudencia y de d;~cipr-
na! ...
La solidaridad humana, o sea la fl'atel'l1idad de los ho:u-
hrcs y de los pueblos en Ia justicia, se ensancha cada vez m<ls
:r es necesario entonces ensanchar también sus bases. que 11·)
son 01 ras que los derechos y garantías de la personaidad 11-..1-
- 22-

mana, y ésta depende de la salud y de la inteligencia del hom-


bre, para luego reflejarse en la familia doméstica, civil y polí-
tica. Necesitaréis de la Rectitud, para que vuestros actos no>
se desvíen de la dirección de la justicia. El \'2.101', parn em-
prender con serena resolución el trabajo útil y allanar con
firmeza sus dificultades.
La Prudencia. para proceder con reflexión a fin de no
dejaros cegar por los falso mirajes de las cosas y de vuestras.
pasiones. El amor a la humanidad, porque es la condición y
la fuerza de la justicia distributiva" donde quiera que se en-
cuentra el hombre y cualquiera que sea su raza.
Fijaos ahora en la Estrella Flamígera, que con sus bri-
llantísimos resplandores, guía al masón a través del las obscu-
ras sendas de la ignorancia, de la superstición y de las falsas.
ideas que dominan en el mundo profano, para que puedan lle-
gar fácilmente a las cinco gradas que conducen al interior
del Templo, y son: inteligencia, para comprender; rectitud.
para obrar; valor, para propagar; prudencia, para aprove-
char, y amor a la humanidad, para el sacrificio y la abnega-
ción.
Brilla en el centro de la Estrella Flamígera la misteriosa.
letra G, repr,esentación gráfici'_ del Genio, que vivifica y.50S-
tiene cuanto existe; de la Geometría, ciencia creada por el
ingenio del hombre; de la Generación, que nos induce a in-
vestigar las¡ leyes de la Naturaleza,
Es también la inicial del nombre de Dios, tal como se
concibe en muchos idiomas; Gad, entre los sirios , Gannes, en-
tre los judíos; God, para los ingleses; Gott, para los alema-
nes, y Gud para los suecos.
Sólo nos resta ahora. recornendaros que fijéis en vuestra
imaginación cuanto habéis observado y aprendido, para que
podáis comunicar esos conocimientos a los que vengan después.
d-e vos a esta Cámara de Compañeros.
HH ... , pidamos al destino que continúe a protejer nue tros
trabajos; que EL los dirija cada vez más hacia una total per-
fección y que nos asegura la ARlVIONIA.
Hr. '. Orador, tenéis la palabra.
- 23-

DISCURSO DEL Hr.·. ORADOR

ORAD ... -H ... N. ~. Al llamar por primera vez a las puertas de nues-
tro Temp ... , cuantas dudas ofuscarían vuestro espíritu! ra~-
bién no eran pocas las que se pre .entabau al nuestro! ... VI-
nisteis a solicitar vuestra admisión ofreciendo perdonar a
vuestros enemigos y comprometiéndoos a instruiro . practicar
la justicia y trabajar, para que ella madurase en los hombres
los dones de una existencia sana, fuerte \' dichosa! Habéis
cumplido la promesa en la medida de vuestras potencias,
puesto que el Tall.·. os premia con un aumento de alario,
que os estimulará a continuar la obra empezada. Sin duda
otros éxitos os esperan: la nueva conqu: ta de cada verdad
prepara la de una nueva; cada tiempo promete otro mayor.
Tal es la ley del progreso humano IJa Mas.' . tuvo en sus or-í-
genes que tomar grandes cuidados para evitar las persecu-
ciones, para allanar las barrera de la ignorancia .el fanatis-
mo, la brutalidad de los intereses imperantes, pretendían anu-
lar Su marcha imperturbable. En situación tan peligrosa y
delicada la Ord.' . 00 veía obligada por elemental previsión :1
abroquelar su porvenir y aun su propia existencia: no se co-
municaban sus secretos, sino por etapas que iban demostrando,
a la vez que la capacidad iniciática, el grado de confianza
que se podía dispensar al obrero.
La evolución que no se detiene jamás, nos ha preparado
ambiente de libertad y de tolerancia; pero continuamos rin-
diendo culto a aquel procedimiento de las pruebas iniciáticas,
porque sobre ese principio se ba a el método de enseñanza y
administración de la doctrina histórica ma ónica en los distin-
tos grado del Rito, esto e : la división de la enseñanza y la
competencia gradual ascendente del adepto. Cada grado, en
efecto, exige una preparación e impone nuevas y especiales
funciones, en la medida de las aptitudes, como se observa en
todo organismo vivo, como en toda equitativa repartición del
salario' por la cantidad y calidad del trabajo ejecutado. Sien-
-do Apr ... , recibíais el sal. '. simb.·. en la Col.' . B; Y ahora
se os pagará en la Col.' . J. Cuando trabajábais en la colum-
na B, vuestra palabra era balbuciente y débiles y vagos vuer-
tros tanteos, musculares y sensorios: era la instancia. Ahora
estáis en la juv-entud. Vue tros primeros pasos en la socie-
dad mas. '. (como en la vida fisiológica) fueron dados entre ti-
nieblas; per~ la educación, la instrucción y el trabajo, han ve-
nido favoreciendo luego vuestras fuerzas latentes, y ahora, en
- ~4-

la columna J vuestra inteligeuca concibe mejor 10'-; nobles


objetivo- de esta Sociedad y se emociona más profundan ente
('011 sus anhelos generosos. Ya véis que nuestro 1 nguaje ":,
simbólico y que sólo en este sentido continuamos llamándol«
" :.\I"sterios" a las idea que envuelven los erublemav, las ale-
gorías ~. metáforas de nuestra retórica convenc.onal e histó-
rica. Rasgad la envoltura y encoutrarés las verdades positivas
que velaban suministradas por la ciencia de la Vida, en ron-
tínua tranQformación. En sentido recto, los "::\Iiste1':os" de
la Masonería no on, pues, en todo caso, sino los de la vida
]1' isrna del hombre en su ambiente cósmico ~. soc al; es mist e-
rio todo fenómeno aún inexplicado, toda cuestión social que
espera una solución justa. En la verdad buscada yi en 'a ver-
dad descubierta y que se quería enseñar a los capaces de COI 1-
p-endería y de ejecutada, consistían también los ":JJiste!'io~·"
antiguos, bajo diferentes Ritos y Liturgias, con sus símbolos
y sus fórmulas. El principio activo de la inteligencia ~. de sus
fuerzas motrices se constata precisamente por esa -uriosidad
fatal y necesaria que un fenómeno velado despierta. estimu-
18ndo110i'!a descubrir su ley, para provocar o evitar la sensa-
ción, la emoción y demás efectos que el fenómeno produce <"1
nuestro si tema nervioso, s-egún esa sensación, airlada o com-
binada con las anteriores y determinar un estado psíquico de
pena o de bienestar.
Los di Ierentes grados que iréis escalando en la carrera íe-
y: rquiea de¡ Rito, cont.enen, verdades cerradas. inolvidables,
como las que se reservaban los sacerdotes egipcios; las v-erda-
d . que incorpora a su doctrina no son antojadizas, sino que se
11.1 ' pide a la Ciencia, que es su conciencia J' su guía. Con e: te.
ciiteri« invar.able, cada grado masónieo busca consolidar la
disciplina de la inteligencia y de la acción en el H.:., indis-
pensables condiciones, para que se forme la palanca poderosa
de la colectividad.
De manera que cada aumento de salaro significa, no ~6-
lo que el n.· . ha enriquecido su cerebro con nuevas nociones
sobre la "ida y sobre la institución, sino también que ha sahi-
do someterse a los métodos de la obed.encia. de la tolerancia
~. de la fraternidad; que fiel a sus compromisos ha comproba-
do ilustración, honradez y carácter. La Masonería educa y
organiza sus obreros para que la realicen aquí en la tierra.
e-de que lo cierto, lo indudable, e que aquí es donde xe eyi-
dencian la enfermedad, el dolor, la miseria, los despotismos ~'
las esclavitudes de todo género: el sentido común nos imponer
que para luchar con estos males prepararemos hombres fuer-
- 25-

le". )01' la inteligencia, por la virilidad y por la suje-ión a la


rev o, al preeepto , que, mediant todas esas ,disriplinas, nos
unamos solidariamente en la Armonía de los medios .eon los
f nes ,
Convencida de que utilizaréis las consideraciones expues-
ta", ~a Lag.'. se felicita y os felicita por el gr.'. que hahéi
merecido.
YE.-.·. 1ÚEST.·. - Hr.·. Comp.v, si os place, podéis hacer
uso de la palabra.
Reinando el silencio, se manda COlTeI' el Tronco de la
Beneficencia en ia forma ordinaria.

"VOTA :-En las Ten:' . Jlag.· . de Col.'., no se con-


cederá la palabra, con el [:n de no distraer la ima-
ginación del neáiito de la influencia que hail'o ejer-
cid o en SIL ánimo la instruccián. recibida duronie la
ceremonia.

CLAUSURA DE LOS TRABAJOS

YE_-.·. :.\IAEsT.·. - Hr.·. 1er.·. Vig.·. ¿A qué hora eierrarc


sus Trab.·. los CComp,· . ~
1ER. '. VIG.·. - A media noche en punto, Ven.'. l\Iaest.· .
VEN. '. l\fAEST.·. - b Qué hora es, Hr.· . 2° Vig.·.?
2°.'. VIG.·. - Media noche en punto, Ven.'. Maest.: .
VE_ -.'. }L\Es'l'.·. - Siendo media noche en punto, hora en
que los CComp.·. cierran sus Trab.· ., vamos a cerrar-
los del gr ... de Comp.' . de esta Re 'p ... Lag.' . De pie
y al orden HH.· .
!! ! !!
Irrn ... VIG.·. - !! !!
2().·. VIG.·. - !! !!
YE -.' . 1Lu: T. '. - _\.' . L.'. G.·. D.'. S.' .. \.'. D.'. L.·_
:.\I.: .. en nombre del {han Hierof'ante, Suhlime . Iaes-
tro de la Luz, Depositar.o ,':lgrado e e le s Tl'a(1icr!one~,
y bajo los auspicios del Supremo Consejo Internar'lOnal.
Potestad Suprema de la Orden ~Iasóui('a rn.versal del
Antiguo y Primitivo Rito Oriental de MBNFIS y 1\1IS-
RAIl\I; del Soberano Santuario, Grande Oriente' de
la República Argentina, y de la Serenísima Gran Lo-
-26 -

~;Ia Simbólica Provincial de Santa F'é. declaro cerra-


dos los 'I'rab.: . en gr.'. de Comp.'. de este Re,:;]>.'.
Tall. '. A mí, mis HH.·. por el signo, la bat.·. y la
aclam.· .
Se ejecutan. y se retiran. los HH.· .

APROBADO

El Gran Hierofante

Soberano Gran Maestro Supremo

GUERlNO TRalLa
33. '. - 90.'. - 98.'.

El Gr.'. Canc.·. Gr,·. Secret.: . Gen.'. del Rito

JEAN MALLlNGER, 33. '. - 90.'. - 97.' .

'Traducido del original francés, por el H.'. G. Troilo.


:NOL\: Los signos (!), indican los golpes de mall.· .
APENDICE DE INSTRUCCION

SIMBOLISMO DEL GRADO DE COMPAÑERO

Las interpretaciones de los símbolos en el grado de


'Compañero han de .estar basadas en los conceptos fisco,
-moral e intelectual.
Empecemos por examinar la Logia. Esta palabra [.rocc-
-de, según afirman muchos escritores, de la palabra india
Laya, que quiere decir mundo.
La Logia de Compañero, como la de Aprendiz, simboli-
-za, en el concepto físico, al mundo, verdadero Templo del
.S. '. A. '. D. '. L. '. M. '., moraimente el Templo de la vir-
tud, en donde el Sol, la Luna y las estrellas representan res-
pectivamente la Fe, la Esperanza y la Caridad; las dos Co-
lumnas, el Poder y la Justicia, y el pavimento de mosaico,
-el conjunto múltiple d,e las buenas acciones. Por último, la
Logia simboliza intelectualmente el Templo 'de la Ciencia;
las estrellas, las inteligencias privilegiadas; las dos Colum-
nas, las bases del conocimiento d,el Cosmos, como indican
la esfera terrestre colocada sobre el capitel de la del Norte
y la esfera celeste situada encima del capitel de la Columna
del Mediodía.
Este símbolo más destacadamente está representado por
la Lag.'., la cual representa el Mundo y que todos los HE.'.,
.como se ha dicho, esparcidos en superficie de la tierra, cons-
tituyen un solo pueblo, una sola familia, reglamentada por
la misma ley y por los mismos principios, y por la sublimi-
dad de éstos, esta filantrópica y humanitaria institución ha
r.esistido victoriosa los ataque de la diatriba de sus innume-
rables. y encarnizados enemigos.
Según se ve, representando la Logia el inundo, en el la
se estudian las ciencias físicas, morales e intelectuales, las
acciones humanas y los móviles que las determinan.
Las cinco gradas que dan acceso al Templo simbolizan
..el nacimiento, la infancia, la edad adulta del hombre, la
- 28-

fuerza y la salud, desde el punto de vista físico; en el sen


tido intelectual, representan la Gramática, la Retórica, la
Logica, la Aritmética y la Geometría, respectivamente, y
el simbolismo moral de estas cinco gradas hemos dicho que
es la r,epresentación de la inteligencia, la rectitud, el amor,
la prudencia y la filantropía.
La Estrella flamígera, de cinco puntas, ostentando en
su centro el monograma G inscripto en el triángulo, repr e-
sención del DELTA, es el emb1,ema del grado de Compañe-
ro. Recu,erda a éste la veneración al S ... 1\.'. D.'. 1.' . ~,'1.·.,
en cuyo nombre se efectúan todos los trabajos de la Maso-
nería; el .esplendor del Genio; la Grandeza de la Gen!era-
ción y las leyes admirables de la Geometría. El número d ;
los ángulos entrantes de la Estrella flamígera, así corno el
de sus puntas, traen a nuestra mente el de los viajes del
Compañero, el de la batería, marcha, etc. En una palabra,
este grandioso emblema resume ,simbólicamente, toda la
enseñanza recibida ,en la iniciación del Compañero Masón.
El altar del trabajo, sobre el cual se colocan las he-
rramientas del Arte, nos indican que la primera y más alta
virtud rnasónica es el trabajo, que dignifica al hombre; el
masón es un trabajador constante e inteligente, y por tan-
to, la Masonería ama y glorifica al trabajo.
El cincel es el emblema de ia constancia, de la perfec-
ción; el comp.ás, de la seguridad de la conducta; la palanca
del poder de la razón para dominar las pasiones; la escua-
dra, de la igualdad que ha de reinar en todos los hornbr es ;
la regla la de la rectitud que debe guiarnos en todos nues-
tros actos; el mazo, por último, simboliza la fuerza de la
razón in teligen te.
La piedra cúbica piramidal, es el primer sólido perfec-
to de irrrpor tante uso en las obras materiales, puesto que es
la piedra angular del edificio. Se compara al Aprendiz con
la piedra tosca, porque es masónicamente tan informe co-
mo ella; en tanto que al comparar al Compañero con la pie-
dra cúbica piramidal se quiere significar que está pronto a
servir, como ella, para coadyuvar a la base de la edifica-
ción del Templo moral y reúne las virtudes- que señalan los
números simbólicos de sus caras, uno, cinco y nueve, pro-
ducto de tres veces tres, o del "tr ivium ", según la interpre-
tación pi tagórica .
Las joyas de la Logia de Compañero, son seis: Tres
móviles, a saber: la escuadra, que ostenta el Ven .. Maest . ,
- 29-

que sirve para colocar los materiales de modo que sus su-
r erficies labradas estén en áng-ulos rectos; el nivel, de que
está decorado el Primo'. \-ig-.·., que se utiliza para buscar
la horizontalidad necesaria, y la perpendicular, que usa el
Seg. '. Vig.·., que sirve para disponer los materiales pcr-
f ctamente a plomo COn sus bases. Tres inmóviles: la plan-
cha de trazar, que S!f'.'C a los Maestros para dibujar sus pla
nos; la piedra cúbica, donde los Compañeros afilan sus he-
rramientas, y la piedra bruta, donde los Aprendices apren-
den a trabajar.
De la representación simbólica de la Log-ia, de que an-
tes nos hemos ocupado, se deduce que la forma del Templo
es la de un cuadrilongo. cuya longitud se mide de Oriente "
ccidentc, la anchura o latitud de _Torte a Mediodia ; sien ,
do su altura infinita, puesto que la cubre el firmamento
sembrado de e trellas, y su profundidad la que existe desde
la superficie al centro de la tierra.
Las dos Columnas B y J son de bronce, huecas, y re-
presentan tener una altura de veinticinco pies cúbicos, con
U'1 capitel de cinco pies cúbicos, que hacen un total de trein-
ta pies. El espesor de dichas columnas es de cuatro pulga-
das, y la circunferencia, de doce pies ..
Estas columnas simbolizan, con sus extrañas propor-
cones, no obedeciendo a ninguna de las reglas arquitectóni-
cas, que es, imposible la perfección absoluta, y que la sabi-
duria del S.'. A.'. D.'. L.'. ~I.' .. está por encima del en-
tendimien to de la Humanidad.
Los Compañeros se sientan al Mediodía, porque la luz
qre resplandece en este lugar simboliza la que se irradia de
las ciencias que estudia para comprender la 1 Tatura leza .
Cobran su salario en la Columna J, dando los sig-nos,
toq ues y palabras de grado.
El signo de orden, llamado pectoral, expresa el deseo
del Compañero de que se le arranque el corazón si falta al-
gTna vez a las promesas que prestó al pie del Ara cuando
fué recibido en esta.
La marcha, o signo pedestre, simboliza que el Compa-
ñero viaja por toda la tierra, desde el Occidente al Oriente
y del Sur al Norte, investig-ando la verdad, sin que le de ten-
g'l ningún obstáculo en su camino.
El toque, o signo manual, recuerda las cinco g-radas del
Templo que es preciso subir para contemplar la Estrella
flamígera.
-30-

El Compañero sólo ha podido conseguir deletrear con el


auxilio de otro hermano, la PALABRA SAGRADA del
grado, que significa perseverancia en el bien, pero conoce y
pronuncia entera la PALABRA de PASO, cuya significa-
ción es: numerosos como las espigas de trigo.
La edad del Compañero recuerda al mismo el número
y uso de los sentidos.
Los trabajos se verifican de medio día a media noohe
para simbolizar que el hombre necesita llegar a la mitad
de su "ida para ser últil a sus semejantes; pero desde enton-
ces ha de trabajar la otra mitad en beneficio de la Humani-
dad hasta los últimos momentos de su vida.
El número simbólico del grado de Compañero es 1 más
1 más 1 más 1 más 1, ig ual a 5, el cual está en armonia con el
toque, batería, marcha, =dari y palabra sagrada, ec;tructllra
geométrica de la Estrella flamígera, viajes simbólicos, gra-
das del Templo, etc.
Observando con atención a las preguntas que dirige a
los Vigilan tes el Ven.'. Maest.·. al abri r r cerrar los tra-
bajos de la Cámara de Compañeros, r las contestaciones
que aquéllo dan, podrán instruirse los neófitos acerca de la
forma en que deben res·ponder cuando sean interrogados a
su vez con respecto al reconocimiento del grado .
La significación simbólica de los cinco via ies ha sido
explicada con arnp litud en el curso de la iniciación, así co-
mo las descripcione y datos necesarios al desarrollo de la
acción. y por tanto, con el estudo detenido del RITr~\..IJ y la
suce ivas exaltaciones a que habrán de asi tir los nuevos Com-
pañeros, adquirirán los conocimientos indispensables para
poder contestar a todas aquellas preguntas que puedan diri.
-girle el Ven.'. Maest.> , o el Orador de la Logia en las teni-
das d e instrucción.
A esto hay que agregar el estudio de los deberes y de-
rechos reglamentarios de los Compañeros y cuantos deta-
lles se relacionen con el conocimiento perfecto del gr.'. 2"
para que los hh.·. que lo posean puedan aspirar, cuando
hayan cumplido u tiempo, al . ublime gra:lu de Maestro
Masón.

LOS CINCO SENTIDOS CORPORALES

En el primer viaje del neófito se le ha enseñado a C')-


nacer la calidad de los materiale y la manera de preparar-
- 31-

los; para simbolizar ese trabajo, se le entregó el mazo y el


cincel, con el fin de poder aplicar a esa labor todas las ener-
g-ías de que el hombre dispone; y se le ha mostrado el Cua-
dro en el que se hallan inscriptos los cinco sentidos corpo-
rales, que permiten al hombre relacionarse con el mundo
exterior, observar cuanto lo rodea y despertar su imagina-
ción, activando sus facultades,
Examinemos estos cinco sentidos; veamos qué uso de-
be hacer de ellos el masón; las consecuencias morales que
se deducen de la acertada dirección de su empleo, y la in-
terpretación simbólica del hecho de mostrar ese cuadro a los
Aprendices que aspiran al grado de Compañero,
La vista es el más estimado de nuestros sentidos: él
nos hace apreciar el color y la forma de los cuerpos; él nos
proporciona el placer de contemplar la naturaleza y las ma-
ravillas que ostenta; él nos muestra la belleza transmitien-
do a la imag-inación los mag-níficos ideales que despierta en
nuestro ser; él nos permite, en fin, impresionar el cerebro
de manera tan maravillosa e incesante que puedan grabar-
se en éste las sensaciones recibidas del exterior, necesarias
para constituir la base- de nuestra educación física y moral.
En efecto, el aparato de la visión es Un admirable, aun-
que reducido, instrumento de óptica, encargado de transmi-
tir las imág-enes de los cuerpos luminosos o iluminados a la
substancia cerebral, la cual se impresiona de un modo aná-
log-o a las películas sensibilizadas que se emplean en las cá-
maras fotog-ráficas, produciendo íos maravillosos efectos fi-
siológicos observados en nuestro org-anismo,
El oído nos transmite la impresión del sonido, y por
lo tanto nos hace apreciar el leng-uaje, que establece uno de
los medios principales de comunicación con nuestros serrie-
'_;antes, y la deliciosa sensación que producen en nuestro ser
los armoniosos acordes de la .música .
El olfato es el sentido por el cual adquirimos la noción
de la existencia de las emanaciones olorosas, que se despren-
den de alg-unos cuerpos, y nos proporciona el medio de
reconocer los ,
El gusto produce en nosotros la sensación del sabor de
las substancias que han de ser ingeridas en los órganos di-
gestivos con el objeto de proporcionar la alimentación rie-
cesaria al desarrollo' y nutrición de nuestros tejidos, y de
nuestros órganos.
32 -

Por último, el tacto es el sentido general por medio del


cual podemos apreciar la temperatura, forma y estructura
exterior de los cuerpos y rectificar las sensaciones que nos
producen los otros sentidos.
De de el punto de vista moral, debemos considerar los
cinco sentidos como las funciones de cuyo estudio y exacta
aplicación puede sacar el hombre el conocimiento de sí mis-
mo y el de sus semejantes.
Considerándolos en su aspecto simbólico, nos explican
la necesidad en que está el masón, si ha de obtener de la
enseñanza del grado de Compañero todo el fruto apetecic o,
de ver cómo trabajan sus hermanos para imitarlos; de oír
los consejos de los Maestros; de educar el gusto, que sim-
boliza la sensibilidad, para que pueda apreciar la delicadeza
de sentimientos, y el olfato, que es .má , penetrante y sutil,
para que logre adivinar. tanto los defectos de los hombres,
como aquellas nobles cualidades que les hacen ser virtuosos ;
de tener, finalmente, un tacto exquisito para escoger aque-
llos medios que proporcionen siempre al Compañero la cal-
ma necesaria para escuchar las opiniones de los demás, :r la
prudencia indispensable para adquiri't el completo dominio
sobre la voluntad, cuando ésta trate de imponerse a la
razón.
La razón es el poder de elevarse de lo concreto a lo
abstracto; comprender la naturaleza de las cosas; remon-
tarse a las causas que las produce; estudiarse a sí miS 110
1

contemplando la creación; hallar la verdad. que destruye


los errores de la intuición y los sofismas de la inteligencia,
y crear las ciencias y las artes, arrancando a la ::-\aturaleza
sus arcanos. Es patrimonio del hombre, y gracias a él ve en
todas las cosas lo real y lo ideal, esto es, el hecho en sí y
la causa que lo produce. o lo que es igual, la idea, m ie n t-a s
que el animal ve el hecho solo, y por lo tanto la razón de su
existencia o su ideal se le escapan, no habiendo para él ni
lo bello ni lo feo, ni lo sublime ni lo indiferente: él no sabe
más que sentir: el hombre sabe pensar.
Por eso la Francmasonería no reconoce en la investir-a-
ción científica ninguna autoridad superior a la Razón Hu-
mana, y la verdad debe ser para los masones lo que esta ~'l-
zón, debidamente esclarecida, determina en la conciencia de
'cada cual, bajo la disciplina del más omnímodo libre examen.
LAS CI~NCIAS y LAS ART~S

LAS CIENCIAS

En el VIaje que representa la segunda época del Com-


pañero, se le ha hecho contemplar el Cuadro en que se ha-
llan inscriptos los nombres de las siguientes materias de
las ciencias:
La Gramática es la ciencia del lenguaje, y al mismo
tiempo es el arte de hablar y escribir correctamente un idio-
ma. N o~ enseña la construcción de las sílabas, la unión de
éstas para formar las palabras y las combinaciones de estas
palabras para constituir las oraciones: nos hace conocer, en
suma, la estructura del leng-uaje y el orig-en de los vocablos.
La Retórica es un arte o colección de reglas; una serie
de principios verdaderos, basados en la naturaleza misma
del hombre, los cuales nos enseñan 10 que debemos hacer,
y 10 que nos es preciso evitar, para hablar o escribir de la
manera más acomodada y elocuente, al fin que nos propo-
nemos.
Para hablar correctamente bastan las reglas grama ti-
cales; para hablar elocuentemente y de un modo adecuado
al fin que se propone el que habla, diserta, escribe o pero-
ra, es indispensable conocer la Retórica.
La Lógica es la parte de la Filosofía que nos proporcio-
na el medio de pensar acertadamente y con arreglo a los
principios basados en la inve tigación de la verdad.
El masón necesita saber expresarse correctamente, pa-
ra que sea fácilmente comprendido en la exposición de ~t1S
ideas, las que debe exponer de la manera más bella y elo-
cuente, con el fin de que sea escuchado con ag-rado y simpa-
tía, y coordinar sus pensamientos lóg-icamente. para que ad-
quieran la fuerza irresistible que lleva el convencimiento al
ánimo de los oyentes.
Es la Aritmética el arte de contar y' la ciencia de los
números, teniendo por objeto el dar medios fáciles para re-
- 34 ---

presentarlos, así como componerlos y descornponerlos.


Su utilidad es. bien conocida, y de su aplicación depen-
de el cálculo de las cantidades y la expresión numérica de
las medidas, tan necesarias al que, como el francmasón, ha,
de trabajar en la edificación de un Templo y conocer nu-
méricamente las dimensiones de los diversos trozos de ar-
quitectura que entran en su construcción
La Geometría es una ciencia que da a conocer la exten-
sión, sus propiedades ~' sus dimensiones. N os da la idea del
punto, la línea, las superficies y los cuerpos; nos enseña la
construcción de la figuras geométricas empleadas por los.
francmasones como símbolos o alegorías, de cuya exacta in--
terpretación no puede formarse cabal juicio sin conocer per-
fectamen te toda las propiedades de las figuras expresadas.
La Geometría es, en fin, el símbolo del segundo grado, co-
mo tendréis ocasión de apreciar muy en breve.
La Astronomía es la ciencia que da a conocer los as-
tros y las leyes a que obedecen sus movimientos, admira~-
blemente combinados en virtud de la gravitación universal.
Su estudio es de gran utilidad al masón, pues casi todos los
símbolos de la Francmasonería están tomados de la ciencia
astronómica. Para convencer os, observad que trabajamo.
bajo la bóveda estrellada, que tenéis en Oriente la repre-
sentación del Sol y de la Luna, que sobre los capiteles de
las Columnas del Templo descansan las esferas celeste y
terrestre, y que designamos los lugares de la Logia con los
nombres de los cuatro puntos cardinales.
La Música, arte mágico, sublime, trata de la combina-
ción de los sonidos y su" modificaciones diversas, y despier-
tan en nuestro ser las más variadas sensaciones. La música
que, según la expresión de Rcusseau, es un don del cielo, ele-
va el espíritu del hombre a las regiones de lo infinito y ha-
cen sentir al masón la sublime concepción de la belleza.

LOS ORDENES DE ARQUITECTURA

También ha contemplado el Cuadro en el que se hallarr


inscriptos los nombres de los órdenes de Arquitectura y se
le ha provisto de la escuadra y el compás, con el objeto de
recordarle que empleándose el primero de dichos instru-
mentos, se traza la línea recta que mide la distancia menor
-entre dos puntos, y que debe adoptar siempre ese camino
-il5-

--¡para adquirir los conocimientos científicos; y que así como


-con el auxilio del compás se traza la circunsferencia, cuyos
puntos equidistan del centro y desde éste pueden hacerse
partir infinito radios, todo iguale .. así la en eñanza que
adquirir pueda. está obligado a di Iund.rla y propagarlu por
igual entre todos los hombres.
También se le ha provisto de una palanca, que simboliza
la fuerza que el Compañero debe emplear para vencer graTi-
-d es pesos, pues no hay ninguno que se resista a la acción
de la palanca i se encuentra un punto de apoyo convcnien-
te para vencer las resistencias. Dijo Arquímedes: "Dad me
una palanca y un punto de apoyo, y moveré a mi voluntad
el mundo".
Este instrumento tan poderoso, desde el punto de vi st a
material, es para el masón el símbolo moral que nos dice el
inmenso poderío que el hombre adquiere cuando ern nlea
convenientemente el esfuerzo de la inteligencia, ilustr ada
por los conocimientos científicos y apoyada por la razón.
para realizar la obra meritoria de la fraternidad universal y
-de la perfectibilidad humana.
El arte de la Arquitectura es la base, razón de ser y re-
presentación de los orígenes de la Francmasonería. El ma-
són levanta Templos inrnateriales a la virtud y al progreso,
así como el constructor construve edificios materiales E5-
tos, y los demás artíf.ces que trahajaban en la antigiiedad
en la edificación de los Templos destinados al culto de las
religiones. formaron las primeras Logias, y a ellas se unie-
ron más adelante los obreros intelectuales para const ituir
Talleres en los que, adoptando la significación simbólica de
la construcción. hubo de comenzar el trabajo moral de la
edificación de un Templo a la virtud, sobre la base de la Li-
bertad, la Igualdad y la Fra tern idad.
Esto explica la alegoría de ser necesario al francnasón
el conocimiento de la Arquitectura y de la Geometría nara
dar a entender que las obras que realiza han de ser lo más
perfecto y acabado del arte.
::-:,cgún los historiadores, la Arquitectura tuvo Sil or.gcn
en Egipto; pero los griegos fueron 10- felices intérprete; (if"
tan magnífico arte. Estos conocieron tres órdenes de Arqui-
tectura: el Dóri co, el. ]ónico y el Corintio. Después se aña-
dieron el Toscano y el Cornpue sto, derivado de los ante-
riores ,
Los órdenes de Arquitectura están caracterizados prin-
-36-

-cipalmente por la forma, dimensiones y adornos de las co-


Iurnnas . El diámetro de éstas, tomado por unidad con el'
nombre de "módulo", sirve para determinar la longitud de:
las columnas en los diferentes órdene , que varían según el
número de módulos que comprende la altura del fuste de'
dichas columnas. El adorno de los capiteles indica de un
modo visible el orden arquitectónico a que la columna per-·
tenece, según estén o no provistos de hojas de acanto, se-o
gún la disposición de las volutas y demás ornamentos.
El orden más antiguo y sencillo es el Dórico, cuya colum-
na representa la nobleza del cuerpo del hombre, en tanto·
que en el orden Corintio tiene la belleza: de la mujer.
Se comprenderá ahora. la necesidad en que se halla el.
masón de conocer la Arquitectura, según antes se ha dicho,
porque conviene saber qué clase de ornamento es el más a.
propósito para decorar las diversas partes del Templo que'
edificamos. Esto quiere decir que los Compañeros han' de
tener Un tacto exquisito en la elección de materiales, así
como en el de los adornos, si el trabajo del masón ha de res,
ponder exactamente al objeto que se propone.
Este conocimiento no los ha de hacer orgullosos, ni'
creerse por e o superiores a otros hermanos; por el contrario,.
el masón, mientras es má instruido, más antiguo en la 01'·
den, ha de ser má tolerante y benévolo con sus h'h.: .
El estudio de las artes y ciencias que acabamos de con--
siderar, ampliado con el conocimiento del Algebra, la Geo-·
gratía, la F'ísica, la Química, la Arquitectura, la Poe ía. el
arte dramático, etc., completan la instrucción del Compañero;
En este viaje se ha aprendido que el estudio es la base
de la instrucción y que el hombre necesita ser instruído si
aspira a ser libre, para que pueda por sí mismo distinguir'
entre la verdad :r el error y concurrir determinadamente a la:
obra del progreso que persigue la Historia, reservada siern..
pre a las clases más instruídas, y objeto primordial de la.
Francmasonería.
Procurad, pues, desarrollar vuestra inteligencia en la:
medida de vuestras fuerzas, para que podáis realizar la obra.
que nos está encomendada.
Según la opinión de un célebre escritor masónico, puede-
definirse la inteligencia diciendo que es una facultad del.
alma en virtud de la cual comprendemos, concebimos y com--
par.amos las ideas, eligiendo, entre varias, la que nos parecee
rnej o r.
-37-

Represén tase la intelig-encia bajo la forma de una ma-


trona coronada de guirnaldas, con una esfera en la mano y
una serpi,ente en la otra; de su cabeza sale una lIama, que
fig-ura ser emanación de la Divinidad.
No hay que confundir la inteligencia que compara y es-
cog-e, con el instinto puramente animal de la materia, que sin
saberlo ni quererlo, propende a la conservación.

LOS FILOSOFOS

A semejanza de otros viajes, también se ha ,efectuado el


que simboliza la época de sus estudios, provisto de la regla
y la escuadra, para hacerle comprend,er que, si la línea recta
es el camino más corto que debe guiamos al conocimiento
de la ciencia, no hay que olvidar que la rectitud de las inten-
ciones nos han de aproximar a la posibl,e perfección. Vamos
a examinar los nombres leídos en el cartel de los filósofos.
SOLON.-Célebre' filósofo y leg-islador de Atenas, uno
de los siete sabios de la Grecia, que vivió unos 640 años an-
tes de la Era Cristiana. En las leyes que dictó a su pueblo,
disting-uía preferentemente a los obreros constructores dio-
nisianos, a los que concedía privilegios especiales.
D,e la tabla VIII de estas leyes, sacó Nu ma las disposi-
ciones g-enel~ales para la org-anización y régimen de los re-
nombrados Colegios de Arquitectos romanos, a quienes gran
número de historiadores consideran como antecesores de los
masone .
Sus máximas iban encaminadas a considerar el fin de
las cosas, y su nombre fué ensalzado por los atenienses, a
quienes libró de las terribles leyes draconianas, ubstituyén-
dolas por otras más humanitarias.y justas.
SOCRATES.-N otable filósofo nacido en Atenas 470'
años antes de J. c.; se dedicó con ardor al estudio de las
ciencias, teniendo por maestro a Anaxágoras y a Arquelao.
Con él comenzó una nueva época cle la filosofía griega. pues
todas las escuelas posteriores, por divergentes que parezcan,
emanan de él.
Fue antagonista declarado de la ofística, y en general
de toda especulación, mirando como temeraria e inútil la
ciencia que traspasa los 'límites de la razón y no tiene por
objeto la perfección moral clel hombre. Su obra con istió en
- 38-

excitar al hombre a la ob. ervación de í mismo (Nosce te


ipsurn ) y en hacer del alma humana el principio y objeto de
la filosofía. Fundó la moral, pue to que fué el primero que
entrevió su existencia, y sentó las bases del derecho natural.
La filosofía de Sócrates no sólo fué una ciencia, sino
también un arte; realizó durante su vida cuanto pudo de lo
bueno y de lo bello que enseñaba en sus lecciones. ::\1acstro
de los hombres, soldado intrépido y recto magistrado, llenó
fielmente los debere de su vida pública y privada.
Su lucha por lo sofistas y la franqueza de su enseñanza
moral y política le acarrearon mucho enern izos. Se le acusó
de corromper la ideas de la juventud y desconocer 10-; dio-
ses nacionales, introduciendo divinidades nuevas; pero no
euidó tanto de defender su persona como la santidad de su
misión, y fué condenado a beber la cicuta. Consecuent,e
ha ta el último momento, sufrió la muerte con la energía
y serenidad de un mártir.
PLATON.-E te abio atenicnse, a quien ia an tig iie-
dad dió el nombre de "Divino", nació el año 421 antes de
la Era Cri tiana. Po eía en el más alto g-rado esas cualida-
des brillantes que presiden a la s artes de la imaginación.
pero que constituyen también y fecundan el espíritu de in-
vención de todo género; esa imaginación que bebe en las
regiones del ideal el tipo de su. obra ; e e sentimiento de
la armonía; .ese talento de coordinación que distribuye todas
las partes de un plan con el acuerdo má perfecto; e a viva-
cidad y e a enerzia de concepción que comunica una nueva
vida a lo objetos al expresarlos y que aún los embellece al
hacerlos revivir.
Fué discípulo de Sócrates ~- fundador de la "escuela aca-
démica". Escribió numerosas obras de filo ofia y fué in i-
ciado en los Misterios Egipcio. Sus conccimiento., científi-
co eran tan .extcnsos, que causaban la admiración de su-s
discípulos.
Los tres fines principales que constituyen la doctrina
platónica. son también los que informan la inmjm .idad de
los conocimientos m asónicos, dice nuestro h.' . Frau. De la
reunión de esto conocimientos nace 10 que toclo buen masón
busca, la verdad. Esto tres fines son la l\Ietafísica, la Moral
y la Filosofía, y 10_ elementos de estos conocimientos subli-
mes están contenido .en los primero. gracias, que por e s ta
razón e Ila 111 an gracias si m ból icos, al igual q u e todos aq ue-
llos que encierran lo conocimientos que se derivan 'le estos
-39 -

mi rnos principios, tan claramente expuestos y cLesarrolla-


dos por Platón. La filosofía moderna. al relegar su iste-
mil ideali. ta al campo de las vana. especulaciones, ha con-
servado al pensador obre el al to pedestal die SU gloria. De -
car tóse la filosofía de us enseñanzas, pero retuvo el pres-
tigio y la grandeza del filó ofo insigne.
PIT GORAS.-Floreció en Grecia por los años 580 an-
tes de J. C. Pocos hombre, aún entre los más ilustres de la
antigüedad, han gozado de tanta nombradía como Pitágoras,
Sus contemporáneos le miraban como un hombre maravi-
lloso y sobrenatural. Sus doctrinas. comprendidas de diversa
manera, se convirtieron en fundamento de numero as ectas
filosóficas.
Pitágora poseía una gran instrucción filosófica, en la
que e taban encerradas toda la ciencias, tal como existían
en su época; adquirió tan exten o conocimientos en todos
lo ramos de la sabiduría durante los muchos viaje que
llevó a cabo con tales propósi tos, y los perfeccionó en el
Egipto, iniciándose en los Mi terios sacerdotales; allí ad-
quir.ó sus doctrinas acerca de la divinidad, la Geometría, lo
número y la transmigración. En Creta se hizo iniciar en los
Misterio de "Júpiter Idense", y durante sus viajes a travé
del Pelopone o, fué iniciado también en los Mi ter ios de
"Orfeo".
Fundó en Crotona la e cuela que llevó su nombre, esta-
blecendo en ella l<i doble en eñanza externa e interna, o lo
que es lo mismo, exotérica e isotérica, que en lo ucesivo
llegó a er de uso constante en todas la escuela filosóficas
de Grecia.
Pitágoras dió forma metódica a los conocimientos cien-
tíficos e hizo algunos descubrimiento importantes en las
ciencias. Nadie ignora que a él se debe el importante teore-
ma g-eométrico del cuadrado d.e la hipotenusa y la invención
de la tabla de multiplicar, llamada pitagórica.
Daba gran importancia a las propiedades de los núme-
ros, atribuyéndoles determinadas significaciones o represen-
taciones simbólicas de las grandes ideas .•
Toda su doctrina cosmogónica .es taba encerrada en la
palabra "naturaleza" (orden, belleza, armonía). .
Practicó y enseñó siempre la moral más pura, consigna-
da en us máximas y proverbios que, bajo el nombre de "Sím-
bolos", sólo podían comprender sus discípulos en la ense-
ñanza isotérica.
-40-

La ,escuela pitagór ica es digna de aplauso. sobre todo


por haber sido la cuna, digárnoslo así, de varias ideas feli-
ces, cuya exactitud han demostrado el tiempo y la expe-
riencia.
LICURGO.-Legislador de Lacedemonia, fué hijo de
Eunomo, rey de Esparta. La conducta, vir tude y sabiduría
de este hombre extraordinario, le atrajeron el amor y el res-
peto de la inmensa mayoría de sus conciudadanos.
Después de haber viajado por muchos países para estu-
diar sus leyes y costumbres, volvió a su patria, a la que dió
una Constitución que estaba tan perfectamente combinada
y existía tal armonía en todas sus par tes.. que el pueblo com-
prendió que no necesitaba más leyes para ser feliz.
Licurgo es conceptuado, no tan sólo como legislador,
sino también como filósofo profundo e ilustrado reformador,
y sus leyes constituyen a la vez un sistema moral y político.
Este sabio legislador íué el primero que conoció la fuer-
za y la flaqueza del hombr.e, y supo conciliar la ley con los
deberes y necesidades del ciudadano. En ella, los intereses
de los particulares e hallaban confundidos con los del Es-
tado; por eso no ,es de extrañar que uno de los Estados más
reducidos de la Grecia llegara a ser el más poderoso de toda
ella y llenara el mundo con su nombre.
En este viaje se ha aprendido que la Masonería rinde ho-
menaje a la sabiduría y ofrece a los aspirantes al gr.'. de
Comp. : . grandes modelos que imitar, recordándoles los m e-
recimientos extraordinarios de los filósofos de la Grecia,
que convirtieron este pueblo en un foco luminoso del Oriente,
desde donde se propagó al Occidente la luz dé la Ciencia y
las bellezas del Arte.

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES

. La Francm~sonería, continuadora de aquellas Corpora-


cienes de Arquitectos que en la Edad Media sirvieron de
refugio a las expansiones del peusarnien to, sostiene como
universales principios:
Trabajar porque sean reconocidos y respetados los de-
rechos del hombre, por su perfeccionamiento int,electual y
moral, y por un mejor estado para la Humanidad entera.
-41-

La Francmasonería afirma: el poderío indefinido de la


jntelig-encia; la fuerza arrolladora d,e la voluntad y de la
vida colectiva, y el predominio inexcusable de la recta con-
-cisncia.
Para la investigación de la verdad, proclama que no hay
autoridad que esté por encima de la autoridad de la razón,
y que todos los convencimientos han de forjarse en el propio
y libre examen.
Declara la existencia de un principio regulador d.el
-mundo, al cual llama S.'. A.'. D.'. L'. M.'.
Respeta todas las relig-iones y estima que hay que al-
-canzar aquel elevado término moral que permite que se com-
'prendan y convivan los dogmas y representaciones de todos
los credos. Por eso no se aviene a que ninguna religión re-
-clam e especiales prerrogativas o excenciones.
La Tolerancia, no sólo en el orden religioso, donde sig-
.nifica la Paz de las conciencias, sino ante cualquier opinión,
para examinada serenamente y dilatar el pensamiento pro-
opio con cuanto haya de bueno .en el juicio ajeno, constituye
la Verdad masónica por excelencia.
Quien no se sienta con amplitud de espíritu suficiente
-para poder ser sobre todo, y en todo, tolerante con todas las
creencias y con todos los .pareceres honradamente profesa-
-dos, no debe ser Francmasón.
Los medios con que actúa la Francmason,ería son:
El uso de un simbolismo, tomado del Arte de la Arqui-
-tectura, para fundamentar sus doctrinas.
La enseñanza y el perfeccionamiento de sus afiliados
-por el cumplimiento de los d,eberes sociales, por el buen
-ejernplo personal y por el ejercicio de la beneficencia,
El establecer entre todos los Francmason,es una alianza
-de hermanos.
Sabe que los hombres, cualesquiera que sea su talento
·0 su posición en la vida, han nacido con los mismos derechos.
y se esfuerza con el recuerdo de esta verdad tan frecuen te-
mente olvidada, para que, entre sus afiliados primero, y
entre los hombres todos después, reinen sentimientos de
-fraternidad e igualdad.
y en esta alianza la libertad de conciencia y de ideas se
<considera tan esencial que se iuzga atentado cualquier traba
·que se les imponga y se abomina de toda persecución reli-
giosa o política.
- 42-

Estima que sólo en estos valores, que son la exaltación:


de la personalidad humana, podrá cimentarse un mañana.
mejor sobre la tierra y trata de que triunfe por la instruc-j-
ción del pueblo, combatiendo sin tregua por la tolerancia
y por el progreso.
Por último: Los Francmasones se reúnen en Logias,
que son Templos donde se rinde culto a sus doctrinas, que-
son escuelas de individual perf,eccionamiento; que son Ta--
lleres donde se trabaja por el bien de la humanidad.

EL COMPAÑERISMO

Hemos visto al hombre en el grado de Aprendiz dejar-


el mundo profano por ,el masónico, o, simbólicamente ha-
blando, dejar las tinieblas por la Luz.
Si se ha mostrado dócil a los consejos, celoso en el tra..
bajo y deseoso de instruirse, es guiado hacia el lugar qt1;e:
ocupan los Compañeros, por la mano del Maestro. Si al ex-
pirar ,el término fijado para su educación masónica son feli-
ces sus disposiciones, se le instruye en el uso de los instru-
mentos, tanto en el sentido propio como en el simbólico, de
1:1 forma y naturaleza de las piedras y de la calidad d.e los
materiales. El compañero dirige y vigila a los Aprendices
y es el auxiliar de los Maestros.
Recibe n ueva , palabras, nuevos signos, nuevo salario.
Su mandil, con la baveta doblada, anuncia el obrero labo-
rioso y diligente, entregado con fervor al estudio y él la
práctica de su arte. Al trabajo puramente manual se ha su-
nudo el conocimiento de la ciencia. Hallase en una esfera
más ,devada y ya no camina con temor y vacilación: es más
seguro el camino que recorre, y el punto a que se diri s e es-
más cercano. Todo es para él estímulo, ánimo y esperanza.
Poseyendo la ciencia de las cosas materiales e instruído en
las morales, el Compañero goza de la satisfacción que pro-
duce la combinación de entrambas a los ojos de sus hh.·.
y realza ante los suyos su propia importancia.

_ El grado de Compañero, segundo de la serie simbólica,_


es universal, puesto que ha sido aceptado por todos loss
Ritos.
-43-

Representa la segunda edad del hombre, y resume el


zestud io de su deberes para con Dios, para consigo mismo
] para con sus semejantes.
Según la leyenda, los Aprendices que trabajaban en la
-construcción del Templo de Salornón cambiaban de instru-
mentos y de trabajos cuando pasaban a Compañeros. En-
··tonces, unos eran cortador,es de piedras en las canteras, y
-otros ajustaban más exactamente las piedras que habían sido
«lesvastadas por los Aprendices.
La instrucción del grado revela su misión altamente
'pacífica y civilizadora, y deja entrever, con más claridad que
-en el de Aprendiz, los nobles ideales que sustenta la Franc-
masonería.

* * ••
Según el h.'. Ragón, el grado de Compañero ti:ene por
«objeto el estudio de las ciencias naturales y la investigación
-del origen y de las causas de todas las cosas. Se dedica a
la interpretación de lo símbolos. a adquirir el conocimiento
de sí mismo, y de los hombres verdaderamente útiles a la
humanidad, )', por último, enseña a comprender los grandes
'servicios que puede prestar la Francm asonería al género
"humano, contribuyendo eficazmente a su bienestar por me-
dio del trabajo, de la ciencia y de la virtud.
Dice el distinguido escritor Marconis que el Francma-
són es un filósofo práctico, que con el auxilio de los em-
blemas aéloptados en todos los tiempos por la sabiduria,
construye de conformidad con los planos trazados por la
naturaleza y la razón, el edificio moral de sus conocimien-
tos; y en la relación armónica y simétrica que guardan entre
sí las distintas partes de este edificio racional, debe buscar
el principio y la regla de todos sus deberes, y el manantial
de todos us goces.
El Compañero ha de aplicar las pr.eciosas conquistas de
la inteligencia, adquiridas del mundo físico, para lograr su
perfeccionamiento moral. Debe amar la ciencia, despojan-
dola de los preconceptos escolásticos, y proclamar la virt ud :
transformar las asperezas del espíritu en la suave tolerancia
con todas las opiniones; rectificar sus acciones, cuan da és-
tas se desvían del cumplimiento de los deben' , por medio
. de la escuadra, y medir, valiéndose d,el compás. lo mismo
us sentimientos que los de sus hermanos. siendo justo,
.equita tivo y leal.
-44-

"Para ser digno del grado de Compañero es indispen-


sable r.ecor dar que todos los derechos son inseparables de
los deberes. y que tenemos por intuición que respetar el de-
recho de otro o de los otros, para que se reconozcan los
nuestros. Por ,'2S0 ninguna legislación puede crear derechos
ni deberes; únicamente los promulga, y la ley expresa eI
modo de hacerlos efectivos". Desde el momento en que el
Compañero posee el conocimiento exacto del grado, le es
permitida una nueva y noble ambición: la Maestría, tercero
y último grado die la Masoneria Simbólica. viene a constituir
entonces toda su esperanza. (; n Compañero hábil será, sin
duda, en el porvenir, un excelente Maestro 11asón.

s,~infiere de cuanto dejamos expuesto la importancia


que tiene el grado de Compañero, eslabón indispensable de
la Cadena Masónica, si han de formarse Maestros instrui-
dos y dignos de obtener el pleno goce del ejercicio de todos
los derechos v deberes del Francmasón.
Los Venerables deben cuidar que las exaltaciones al
grado de Compañero se efectúen con la mayor solemnidad
posible y con arreglo a 10 prescripto en los Rituales, para
lograr que en los nuevos Compañeros penetre el verdadero
sentido y significación de los símbolos de est,e grado. y en
los trabajos ordinarios de la Cámara deben corregir con
dulzura todos los defectos que puedan hallar en la educación
masónica de los hh.·. que trabajan bajo su dirección.
Desde luego se comprende que no es posible exigir de
los Compañeros que conozcan las ciencias en toda su exten-
sión y profundidad; pero es de todo punto preoiso que se
les estimule para que tengan amor al estudio y se afanen
por adqui.rir nuevos conocimientos científicos o artísticos,
para que SOBRESALGAN en el mundo profano, en el ofi-
cio, arte o profesión que ejerzan, y se DISTINGAN de la
generalidad de sus colegas, con el fin de contribuir a ME.
JORAR SU POSICION SOCIAL, "porque el aumento de
uno es tanto como el aumento de la Orden, y así el de todos",
Dice Stuart Mili: "El valor de una X ación no es otra
cosa que el valor de los Individuos que la componen".

ASCENSO

Para que un Aprendiz pueda ser exaltado al grado de


Compañero, son condiciones indispensables las siguientes:
- 45-

1" Tener vei n ti trés años cumplidos.


2" ] ustificar cinco meses en el grado de Aprendiz.
3" Poseer la necesaria instr ucción del gr.'. 1°.
4" Ser miembro activo de una Logia.
5" Haber asistido a todos los trabajos de su Ta ll.: ., o
por lo menos a las dos terceras partes del número
de' ten. '. celebradas.
6a Hallarse a plomo con el Tesoro de su Logia.
7" Haber observado una conducta ir reprensible, tanto
en la Sociedad rn asónica como en la profana.
8" Solicitar el aum.' . de sal.: . presentando un trab.: .
sobre .el significado. importancia e interpretación del
sirribolismo del gr.'. de Apr en.: ., y sus reflexiones
aplicada' a la "ida práctica.

LABOR DEL COMPAÑERO

El trabajo del Compañero en la Logia consiste en ayu-


dar a los Maestros y alcanzan con ellos teclas las pcrfeccio-
nes morales, distinguiéndose en esto de los obreros o maso-
nes materiales, que sólo aspiran a la perfección gcométrica.
Debe constantemente estudiar la manera de educarse
para conocer sus deberes y derechos, saber .ernplear todos
los recursos de que le dotó la J\ aturalez a. librarse de la
esclavitud de los instintos :v vivir por la irmeligencia.
Para conseguirlo es indispensable la independencia ab-
soluta de la razón en el dominio del pensamiento. pues ,el
espíritu del hombre no puede ilustrarse sino por la eviden-
cia que por sí mismo obtiene. De aquí viene el nombre de
iniciación perfecta que los antiguos daban a la del Com-
pañero.

CATECISMO DEL COMPAÑERO

P.-¿ Con qué intención se reunen los )'Iasones en Logia?


R.-Para instruirse y acosturnbrar se a la práctica de la
virtud.
P.-¿A qué grado de instrucción habe is llegado?
-46 -

R.-Tengo el favor de ser compañero. segundo grado de la


iniciación.
p.-¿ Qué habéis aprendido en el segundo grado?
R.-He aprendido a conocerme a mí mismo ~" a cor regrr
mis defectos con el cincel de la moral.
P.-¿ Cómo se ha procedido para esta instrucción?
R.-En primer lugar, por el examen de las facultades con-
cedidas al hombre, de los órganos que posee para ejer-
cer estas facultade , y luego por el estudio de las artes
liberales y de las ciencias.
P.-¿ Cuáles son lo órganos que sirven para ejercer nues-
tras facultades?
R.-Los sentidos de la vista, del oído, del gusto, del tacto
y del olfato.
P.-¿ Teneis en vuestra Logia una señal que exprese el sis-
tema de la organización del hombre?
R.-Sí, Venerable, se ve brillar al Oriente una Estrella, cu-
yas cinco puntas figuran los sentidos, y se llama la
Estrella Flarniger a.
P.-¿ N o contiene esta estrella simbólica algún otro ern-
'blema?
R.-Se ve en medio de ella la letra G. que significa Geome-
tría, una de las ciencias más elevadas que ha producido
el genio del hombre: y he ahí por que veo aún en esta
letra el símbolo por excelencia de la int ehgcnci i h:l-
mana.
P.-¿ Por qué os han propuesto el estudio de las artes?
R.-Porque no hay uno sólo que pueda producir una virtud
entre los masones que no se libre al estudio con el ob-
jeto de ser útil a sus semejantes. En segundo lugar,
porque hay uno que en particular provee a la Masone-
ría de todo sus emblemas: he nombrado a. la g eometrla
que en su dominio comprende la arquitectura.
P.-¿ Cómo habeis sido recibido Compañero?
R.-Hanme presentado a la puerta de la Logia y he dado
tres golpes.
P.-¿ Qué han contestado?
R.-~anme preguntado quién era y lo que quería: me han
in terr ogad o acerca de 10 que había hecho en el primer
grado.
- 47-

P.- y vos, qué habéis contestado?


R -He contestado que había empleado el tiempo en mi
. aprendizaje en vencer mis pasiones, en someter mi vo-
luntad, y en levantar el edificio según la perpendicular;
finalmente que deseaba perfeccionar esta obra apren-
diendo a servirme del nivel de los Compañeros.
P.-¿ Qué quiere decir eso?
R-Eso quiere decir que habiendo reconocido en el primer
- grado la instrucción, vengo a buscarla en el segundo.
P.-¿ Qué hicieron luego?
R.-Me hicieron hacer cinco viajes.
P.-¿ Qué os han enseñado esos viajes?
R-Ha~me enseñado a reconocer todo lo que hay tanto
fuera como dentro de mi,
P.-Desarrollad esto.
R-En el primer viaje fijaron mi atención en los cinco sen-
tidos, para que aprendiese a conocerme a mí mismo.
Pusiéronme en las manos un mallete y un' escoplo, para
indicarme que esos órganos tenían necesidad de ser
guiados con el martillo de la experiencia y con el esco-
plo del en tendimien to.
P.-¿ Qué visteis en el segundo viaje?
R.-Enseñáronme las cuatro órdenes de arquitectura como
una de las primeras artes que se han desarrollado, cuan-
do los hombres comenzaron a tener el sentimiento de lo
bello: tenía en las manos una regla y un compás para
ayudarme a medir las proporciones de! arte en la cons-
trucción de mi ser moral, con el fin de mantenerle siem-·
pre en armonía.
P.-¿ Qué aprendísteis en el tercer viaje?
R-Hiciéronme repasar las artes liberales, y en ellas apren-
dí el poder del progreso y de la civilización sobre las
sociedades. Me .dieron una regla y una palanca para ha-
cerme comprender la saludable influencia de las artes
en el estado de las sociedades.
P.-¿ Qué os enseñaron en el cuarto viaje?
R.-Enseñáronme a servirme de la esfera, producto del es-
tudio de los conocimientos de nuestros antepasados:
nombráronme los más célebres sabios de la antigüedad,
queriendo de este modo hacerme comprender la saluda-o
-48-

blc influencia del ejemplo de los hombre" y para exci-


tarme yo mismo a ejercer con mi ejemplo, útil influen-
cia en mis hermanos Aprendices.
P.-¿ Cómo hicisteis el quinto viaje?
R.-Hícele con las manos libr es : 110 me enseñaron nada
nuevo : porque habiendo terminado el curso de mis es-
tudios no me restaba otra cosa que deducir las conse-
cuencias propia para ilustrarme: hiciéronme glorificar
el trabajo: para que pudiese yo también trabajar y po-
nerme en estado de in truir a mis semejantes menos
adelantados que yo,
P.-Esos viajes ¿no siml:iolizan otra cosa?
R.-Así lo creo, porque me parece que representan las d iver-
sas edades del hombre o de la sociedad: en la juventud
se instruye uno: en la edad viril se hace la aplicación de
los conocimientos que se han adquirido: en la madurez
se comunica a los demás los frutos de su propia expe-
riencra.
P.-¿ 1\ o se pueden considerar esos viajes ernblcmáticos bajo
otro aspecto?
R.-Los trabajos del segundo grado son también una ale-
goría de la marcha de las e raciones, a partir del equi-
noccio de la primavera hasta el otoño, en nuestro hemis-
ferio.
P.-¿ y cómo es esto?
R.-Los tres primeros viajes paréccnme figurar las opera-
ciones de la naturaleza durante la pri mavcr a, que son
el desarrollo de los g ér m enes, la abertura de las flores
y la formación de los frutos; el cuarto figura la madu-
rez y el triunfo de la revolución; finalmente el quinto
viaje designa el reposo que sigu,e a todos los' trabajos,
entonces no queda al hombre otra cosa que gozar en
paz del precio de las labores de su infancia y de su
juventud.
P.-¿ Después de estos viajes. qué exigieron de vos?
R.-Me hicieron prestar el juramento de no revelar jamás
lo misterios del segundo grado, después de lo cual fuí
admitido entre los compañeros.
P.-¿ Cómo se reconocen los compañeros masones?
R,-Con signos, palabras y un tocamiento.
P.-padme la señal de los Compañeros.
-49 -

R-(Ilacc la señal).
P.-¿ Qué significa esta señal?
R.-Al Ilcvar la mano derecha al corazón. renuevo la obliga-
ción que he contraido de amar y socorrer a mis HH.:.
Al levantar la mano izquierda :r describir la escuadra,
afirmo la sinceridad de mi promesa y el de querer que
la [usticia :r la equidad sean en adelante los solo:; guías
de mi conducta.
P.-¿ Cuáles son las palabras del Compañero?
R.-Hay dos: el santo y seña y la palabra sagrada.
P.-Dadme el santo y la seña.
R.-(La dá).
P.-:::-Dadme la palabra sagrada.
R.-Va no puedo pronunciarla y "í deletrearla, d.ecidrne la
primera letra, yo os diré la segunda (dá la palabra sa-
grada).
P.-¿ Qué significan estas palabras?
R.-El santo y seña que significa Espiga. nos dice la ale-
goría que se encierra en el 2° g.'., la p.'. s.:. que sig-
nifica fuerza, es el nombre de una de las columnas que
adornan el pórtico del Templo y figura la virilidad cuyo
emblema .es el 2° g.'.
P.-Dadme el toque
R.-(Lo dá ).
P.-Siendo el tocamiento jUSt0 y perfecto, por estas señale:
reconozco que sois compañero. ¿ Cuál es la marcha de
los Comp.:.?
R.-(Ej,ecuta la marcha).
P.-¿ Qué significa esta marcha?
R.-Esta marcha indica que el COI11['.:. viaja y recorre los
cuatro puntos cardinal es del mundo con el fin de ins-
truirse a sí mismo y al mismo tiempo amaestrar a los
demás para ser útil a la propaganda.
P.-¿ Qué edad teneis como Apr.· . ?
R.-(Dá la edad).
P.-¿ Qué significa .esta edad?
R.-Es el emblema de nuestra exi s tencia: el nacimiento, la
vida v la muerte; figura también las tres edades del
hombre: la juventud, la virilidad y la vejez.
p.--¿ Qué edad teneis como Comp.v r?
- 50-

R.-(Dá la edad).
P.-¿ Qué significa esta edad?
R.-Es el número de nuestros sentidos.
P.-¿ A qué hora comienzan los trabajos los Comp.·.?
R.-A medio día.
P.-¿ A qué hora se cierran?
R.-A media noche.
P.-¿ Qué quiere decir ésto?
R.-Esto quiere decir que el hombre ha llegado ya al me-
diodía de su edad antes de poder ser útil a la soci,edad,.
empero que desde este instante debe trabajar en el bien,
común hasta su última hora.

CONCLUSION

Empleemos, pues, los días que se nos conceden en hacer


el bien y practicar la virtud hasta el último día de nuestra.
existencia.
INDICE

Pág.

iper'~ura de los trabajos .. .. .. .. B


Orden del día .. .. .. .. .. .. .. .. 5
11. Parte - Introducción de visitantes .. .. .. .. .. .. .. .. 5
Iniciación .. .. .. .. 13
.Juramento .. .. .. 11
Discurso del Ven.' . Maest.· . 17
Discurso del He'!'.' . Orador 23
Clausura de los trabajos .. 25

APENDICE DE INSTRUCCION

Simbolismo del grado de Compañero 27


Los cinco sentidos corporales ,. 30

LAS CIENCIAS Y LAS ARTES

Las ciencias .. / .. .. .. .. 33
Las órdenes de Arquitectura 34
Los Filósofos .. .. .. .. 37
Principios fundamentales 40
El Compañerismo 42
Ascenso . 45
Labor del Compañero .. 45
Catecismo del Compañero .. 45
Conclusión .. .. .. .. .. 50