Está en la página 1de 10

NO HAY

ERRORES
Majo Gómez Cascales

¿Cómo vivirías si supieras que no


puedes comente errores?

¿Y si todo fuera parte de un plan


perfectamente armonizado?

Todo tiene un por qué y un para qué.


¿Lo has pensado alguna vez?
No hay errores Majo G.Cascales

La  verdad, no es una pregunta muy común, pero es que si algo


he aprendido es que de las preguntas poco comunes se puede
aprender mucho.
Ya que de nuevas preguntas aparecen nuevas respuestas, por
eso es importante ir   abriendo tu mente a hacerte nuevas
preguntas y sobre todo a permitirte nuevas respuestas. Que tal
vez sea eso lo que más nos cuesta, ese darnos permiso.
La permisión en los procesos de autoconocimiento es
importante, ya que a la mente no le gusta la nueva
información y lo más habitual es de entrada esa no permisión
hacia lo nuevo. Permitirse es estar dispuesto a sentir esa
nueva información sin prisas, pero no hay nada mejor que
hacer de la información una vivencia para así dejar las dudas a
un lado definitivamente.
Cuando hay comprobación por tu parte, porque lo has vivido y
sentido, ya no hay dudas de ningún tipo, ya hay una verdad.
Yo durante mucho tiempo pensaba que había cometido
errores, muchos, en muchos sitios y con muchas personas. Y
eso no era lo más “grave” por decirlo de alguna manera, lo
peor era la culpa y el arrepentimiento que llevaba en encima.
A veces esa culpabilidad era muy pesada y no me dejaba
avanzar.
Gracias a mi disposición y empeño por crecer y vivir libre de
cargas aprendí algo muy importante que me hizo liberarme de
esa culpa y sobre todo me abrió las puertas a vivir sin errores,
ni equivocaciones.
01
No hay errores Majo G.Cascales

Todos experimentamos esa mente narradora que no para de


hablar y continuamente esta juzgando, interpretando…ya
sabes a lo que me refiero, esa vocecilla interior. Yo la llamo el
caballo salvaje, una mente no entrenada es como un caballo
salvaje sin jinete, sin amazonas, y ese caballo va sin rumbo.
Cuando tú te conviertes en ese jinete, en esa amazonas, todo
cambia, ya que empiezas la doma del caballo, empiezas a
entrenarlo y ya deja de mandar él y empiezas tú a darle las
ordenes y es ahí cuando deja de ser salvaje para ser amable y
dócil.
Puede que algún día se te olvide y dejes las riendas  de nuevo
por un momento, hasta que te des cuenta y vuelvas a tirar de
las riendas y llevarlo a su sitio de nuevo.
Una de las cosas más importantes a enseñar a tu mente
narradora es a estar en el aquí y en el ahora, que es lo único
que existe, todo lo demás es ilusión. Ya que no hay pasado,
solo puedes vivirlo ahora al pensarlo e igualmente el futuro,
esa ilusión de lo que está por llegar solo puedes vivirlo ahora
al imaginarlo. La mente no diferencia entre realidad y ficción.
Sobre todo a la mente le encanta ir a ese pasado ilusorio y
juzgarlo. Además como la mente tiene otra característica, y es
que es selectiva, sólo recuerda algunas cosas puntuales, no
retiene toda la información, entonces podríamos decir que el
recuerdo está distorsionado.

02
No hay errores Majo G.Cascales

Veamos con un ejemplo todo esto para que puedas soltar la


idea que te presente en estás paginas…
Imagínate que hace dos años decidiste vender una
motocicleta que no usabas desde hacía años. Se estaba
estropeando en el garaje y además ocupaba mucho sitio. 
La vendiste por un buen precio a un amigo que te dijo que se la
vendieras y así lo hiciste. Él te la pagó muy bien porque estaba
en muy buen estado y le era muy útil, y tú liberabas ese
espacio del garaje y ganabas un buen dinero.
En ese caso ambos cumplíais vuestro objetivo, los dos
ganabais.
Un año después de esa transacción, te cambian de oficina en
tu trabajo y ahora tienes que trabajar en el centro de la ciudad,
donde es muy complicado aparcar.
Hasta aquí me sigues, ¿verdad?.
Una vez que te encuentras en esta nueva situación, es cuando
la mente empieza a buscar opciones para aparcar en el centro
de la ciudad. Entonces mientras tu mente empieza a buscar
opciones, te sugiere un pensamiento….
“No tendrías que haber vendido la moto. Total no fue tanto
dinero y ahora tendrías donde aparcar fácil, tardarías menos
tiempo en llegar y mucho más barato que alquilar ahora una
plaza de garaje”

03
No hay errores Majo G.Cascales

Aparece esta idea porque al lado de tu oficina hay muchas


motos aparcadas, así que la mente busca en su archivo de
datos y encuentra en los archivos guardados la imagen de tu
ex-moto que parecen encajar con la situación actual.
Una vez que ves está idea es cuando puede venir la siguiente
idea…
“Fue un error venderla, ahora tendría donde aparcar fácil”
Y aparece el sentimiento de culpa o arrepentimiento
correspondiente.
¿Te suena?
Bueno, y en este caso estamos hablando con un ejemplo de
una moto, pero seguro que ya has podido hacer alguna
asociación con alguna situación de tu pasado.
¿Cuantas veces se repite este tipo de sensaciones al volver a
mirar al pasado?
¡Muuuuuuuuuuchas!
Eso si, hasta que entiendas lo que te voy a a contar ahora.
Date cuenta, todo lo que hacemos en el ahora, cualquier
decisión que tomamos la tomamos porque de alguna manera
nos hace sentir bien.

04
No hay errores Majo G.Cascales

Decidimos lo que decidimos porque en ese momento de


decidir sabemos que es la mejor opción, sino no tomarías esa
decisión, elegiríamos otra. Puede que a lo mejor, no sea una
decisión muy clara o incluso puede que tengas dudas pero si
decides ten por seguro que es lo mejor te hace sentir  en ese
momento sino lo harías.
Puede en ocasiones que incluso no te haga sentir muy bien,
pero es la dentro de todas las opciones te hace sentir mejor,
por eso la eliges.
Volvamos al ejemplo de la moto, la moto se vende 3 años
antes del momento que te mandan a la nueva oficina al centro
de la ciudad. Y hace 3 años ves con claridad que la moto no la
usas, que se esté estropeando y que quieres tener más espacio
en el garaje, y de paso pues recibir un dinero.
Esas opciones están claras, ¿verdad?, por eso decides vender
la moto y además te ofrecen y recibes una cantidad que
satisface tu idea de venderla.
Como ves en aquel momento, todo es positivo para venderla y
por eso la vendes, no hay duda, hay claridad total.
Tres años después en esta situación nueva en la que te
encuentras, tu mente busca en tu banco de datos y
rápidamente te lleva a aquella situación y empieza a juzgar de
otra manera todo aquello…y es ahí donde puedes empezar a
ver un error donde no lo hay. Ya que la situación ahora no es la
misma de antes, ni tú eres la misma persona.
05
No hay errores Majo G.Cascales

Por esa conversación que tu mente quiere sostener contigo no


es válida, el pasado ya no está y has de ser consciente de que
en aquel momento fue la mejor decisión sin duda, por eso la
tomaste.
Es importante que aceptes esta idea que puede hacer que sea
un antes y un después en tu vida, como lo ha sido para mi y
para muchas de las personas a las que entreno.

Toda decisión tomada es elegida porque es la que mejor me


hace sentir.

Y ya no hay otra opción, no hay pero…ni…es que…., ni…y


si….?toda decisión tomada fue tomada porque era la mejor
opción entre todas las opciones.
Es así de simple.

Siempre que tomes una decisión y sobre todo si después de


tomarla el resultado no es el que esperabas, tu mente
empezará a querer jugar al juego de la culpabilidad y es ahí
donde has de darte cuenta de que no hay opción ya que ya
sabes lo que te he contado.
Cuando esta idea, esta clara en ti, no entra en juego ninguna
conversación, hay certeza sobre las decisiones que has ido
tomando, y sobre todo mucha paz.
06
No hay errores Majo G.Cascales

Otra cosa es que aprendas de decisiones que has ido tomando


y te des cuentas de que a lo mejor puedes tomar otro tipo de
decisiones en algún ámbito de tu vida diferentes a las que has
tomado antes y que te puedan llevar hacía otros caminos que
ahora son para ti importantes.
Es genial, eso es aprendizaje y no hay atisbo de culpa ni de
arrepentimiento, solo hay una evolución, solo es que has
encontrado otra manera. Pero sabes que cualquier decisión
del pasado, fue tomada porque en aquel momento era la
mejor opción, la que mejor te hacía sentir.
Y ahora te pregunto de nuevo…
¿Cómo vivirías si supieras que no puedes comente errores?
Pues ahora solo te queda pasar a la acción y verificar la idea
que te presento, hazlo con algo sencillo, por ejemplo con lo
que vas a comer o a cenar hoy. ¡Decídelo ahora!
Al decidirlo será porque ahora es lo más te apetece. Puede que
cuando llegue la hora de comer o de cenar, cambies de idea y
te apetezca otra cosa y estará bien. En ese momento haz lo
que te haga sentir mejor.
Y recuerda entonces hacer una pequeña reflexión y date
cuenta de que cuando decidiste al estar leyendo estas letras lo
que ibas a comer o cenar, tomaste la decisión porque era lo
que mejor te hacía sentir en ese momento. Si luego decides
cambiar la idea, como ya eres consciente de esta nueva
información, no habrá culpa ni arrepentimiento, habrá
consciencia y disfrute ya que harás lo que más te apetece.
07
No hay errores Majo G.Cascales

Date cuenta como algo tan sencillo puede cambiar tanto una
perspectiva y sobre todo como te lleva a sentir paz donde
antes había culpa.
Ese es el camino, renunciar a las ideas falsas que te hacen
sentir culpa para acercarte a la paz, ese es el camino de la
felicidad, que es lo que realmente eres.
Seguimos aprendiendo y ahora alégrate de haber tomado la
decisión de descargarte este ebook, y no te sientas culpable
por haber sabido esto antes…que a veces llegan ese tipo de
ideas.
Tal vez si lo hubieras visto antes no lo habría entendido o
valorado, si es ahora cuando lo estás leyendo es porque es tu
momento.
En la vida no hay casualidades, todo ocurre en el perfecto
orden, por eso somos amados y atendidos por la vida.
Seguimos entrenando juntos! Gracias por compartir tu tiempo!
Adiós a los errores y la culpabilidad,
Hola al camino del disfrute de vivir y compartir.
Bienvenid@ a la consciencia, bienvenid@ a la unidad.

¡Un abrazo!
 Majo
08
NO
HAY
ERROR
ESMajo G.Cascales