Está en la página 1de 3

INTRODUCCIÓN A LA INVESTIGACIÓN CUANTITATIVA

El rango de conocimiento necesario para responder a las preguntas suscitadas en la práctica


diaria es muy amplio ya que abarca desde las vivencias y percepciones hasta el manejo de los
diversos problemas de salud. Es por este motivo que la investigación enfermera emplea varios
métodos y diseños de estudio para asegurar la respuesta más adecuada a los problemas
planteados, desarrollando así una base de conocimiento que guíe la práctica clínica. La
metodología de investigación que resulta más adecuada en cada caso vendrá determinada por
el tipo de pregunta que nos hayamos formulado y por el conocimiento previo que tengamos
del fenómeno en cuestión. Como ya se ha señalado en el primer capítulo, existen varias
perspectivas de investigación y todas ellas resultan adecuadas ya que, eventualmente, generan
conocimientos válidos para la práctica enfermera.

Cuando el objetivo de la investigación es describir, relacionar, explicar, predecir, medir o


cuantificar un fenómeno, con toda seguridad la opción más adecuada es la perspectiva
cuantitativa. En ella se incluyen los diseños planteados desde el paradigma positivista, el más
utilizado hasta la fecha para ampliar el conocimiento empírico de las ciencias de la salud.

DISEÑOS DE ESTUDIO

El tipo de pregunta clínica planteada la que establece cuál es el diseño más adecuado para
intentar responderla. Por tanto, si lo que pretendemos con la EBE es aplicar la mejor evidencia
disponible en cada caso, resulta necesario conocer los diferentes tipos de diseño para
identificar los estudios pertinentes, objetivar su calidad y valorar la idoneidad de su aplicación
en la práctica. Hay que recordar que, a priori, ningún diseño es mejor que otro, simplemente
se trata de establecer cuál es el diseño más adecuado para responder a la pregunta que ha
sido planteada.

La primera característica que establece la diferenciación entre los diseños de los estudios
cuantitativos es su intencionalidad:

 Los estudios experimentales son el diseño adecuado cuando el objetivo es establecer


o inferir una relación de causa y efecto entre una intervención o exposición y un
desenlace; el investigador decide de forma voluntaria la característica diferencial
(intervención o exposición) entre los grupos a comparar. El estudio experimental por
excelencia es el ensayo clínico aleatorio y controlado, en el que la asignación de los
pacientes a los grupos de tratamiento y de control se realiza de forma aleatoria. Las
características principales se definen en el siguiente capítulo.
 En los estudios observacionales el investigador se limita a observar a los sujetos
participantes sin incidir en el tratamiento administrado. Cuando bajo esta premisa
existe un grupo control de comparación, los estudios se denominan analíticos; los
grupos existen de modo natural y el investigador se limita a seleccionar los grupos más
apropiados para contrastar las hipótesis a estudio. Dentro de los estudios analíticos se
incluyen los estudios de cohortes, los estudios de casos y controles y los estudios
transversales. Cuando no existe grupo control se trata de estudios descriptivos (a
veces también denominados de cohorte o serie de casos). La Imagen 2 muestra la
clasificación de los diseños cuantitativos más utilizados

Imagen 2. Algoritmo de clasificación de los diseños cuantitativos más utilizados

Ensayos clínicos aleatorios y controlados (EC)

El EC es el diseño más válido (gold standard) para responder a las preguntas sobre la eficacia
efectividad (balance entre los beneficios y los inconvenientes o riesgos) de las intervenciones
sanitarias alternativas. Las características definitorias son la existencia de [7]:ç • Hipótesis: los
EC ponen a prueba una hipótesis planteada a priori sobre la relación existente entre la causa
(el tratamiento o intervención) y los efectos (o desenlaces). Por ejemplo, plantear que las curas
de las úlceras venosas con larvas (maggot therapy) favorece la cicatrización en menos tiempo
que el tratamiento convencional. • Variable independiente: es la intervención o la acción que
se pretende estudiar, en este caso el tratamiento o intervención. Se la denomina
independiente porque se le supone una influencia sobre un hecho o manifestación (la variable
dependiente). Siguiendo con el ejemplo anterior, la variable independiente sería el
tratamiento: las curas con larvas. • Variable dependiente: a veces denominada variable de
resultados, indica el resultado que el investigador pretende obtener como efecto de la variable
independiente. Se la denomina dependiente porque su valor depende del efecto de otras
variables (la variable independiente). En nuestro ejemplo, la disminución del tiempo de
cicatrización de las úlceras venosas. • Grupo experimental: es el grupo que recibe la
intervención objeto de estudio. En el mismo ejemplo, el grupo de pacientes tratados con
larvas. • Grupo control: es el grupo que no recibe la intervención objeto de estudio; pueden
recibir una intervención alternativa activa (habitualmente la intervención estandarizada hasta
el momento) o bien un placebo (o incluso ausencia completa de tratamiento). En el ejemplo, el
grupo de pacientes tratados con los cuidados habituales (en lugar de con larvas) u otro
tratamiento adecuado a su enfermedad.

También podría gustarte