Está en la página 1de 2

EL GATO NEGRO Y OTROS CUENTOS

El libro “El gato negro y otros cuentos” fue escrito por Edgar Allan Poe, poeta
narrador y critico estadounidense del siglo XIX, quien fue un cultivador del terror
literario e inaugurador del relato policial y de ciencia ficción, en el cual destaco
porque a pesar de realizar principalmente cuentos y poemas, estos tenían un
potencial expresivo igual e incluso mayor al de algunas novelas, otorgándole de
esta manera al relato corto la dignidad y valor que posee actualmente.
Durante su niñez perdió a sus dos padres, un hecho que se convertiría en una de
sus obsesiones recurrentes (principalmente la muerte de su madre), por lo que
desde muy joven adquirió una afición por el juego y la bebida la cual se agravo
posteriormente debido a la enfermedad y muerte de su esposa. Por esto en su
obra se puede apreciar esta cierta obsesión con la muerte, la desesperanza y el
castigo por nuestros pecados, y al experimentar el mismo, un dolor y una carga
psicológica tan grande, le fue posible transmitir por medio de su obra este
sentimiento a través de diferentes recursos literarios como la descripción y la
comparación.
Por otro lado, según el mismo Edgar, el cuento representa la segunda forma
literaria después del poema ya que en estos es posible realizar una lectura sin
interrupciones, creando una unidad de efecto imposible de realizar en la novela,
siendo quizás esta una de las razones por las cuales sus cuentos y relatos son tan
buenos e inmersivos, resaltando en sus cuentos un ambiente gótico y siniestro,
lleno de intervenciones sobrenaturales. Basando su estilo en una atmosfera
opresiva que va desarrollando durante el relato y con un final sorpresivo.
Es posible afirmar que gracias a esta obra literaria el cuento adquiere una posición
y valoración que no tenía hasta la época ya que su función era simplemente
didáctica y moralizante, razón por la cual resultaba generalmente en una creación
literaria simple y sin el uso elaborado de recursos literarios. Fue Edgar quien a
través de cuentos largos como “El gato negro” demostró que el cuento puede
tener un mayor contenido y elaboración que le permitan desarrollase de forma
natural, exponiendo ante las personas relatos capaces de captar constante mente
su atención y de crear una imagen y sentimiento siniestro a lo largo de toda la
obra.
Este sentimiento es logrado gracias a la intervención constante y detallada de
hechos sobrenaturales como la manifestación física de una enfermedad en el caso
de su obra “La máscara de la muerte roja” que le permiten al lector sumergirse
lentamente en el relato, o sorprenderlo al final con una conclusión inesperada al
lector como lo fue el descubrimiento del cadáver en la pared, gracias al maullido
del gato, en el cuento de El gato negro.
Es una de las razones por las cuales tuvo éxito su obra, precisamente por hacer
de un texto corto algo impactante, ya que al de ser muy largo el relato, seria
necesario realizar pausas en su lectura y por ende, al sentimiento que genera al
lector durante toda la historia el vínculo que ha ido construyendo el autor en él,
perdiendo de esta manera gran parte del asombro que ocasiona el final del relato,
y en consecuencia dándole una menor valoración.
Durante su obra se puede apreciar la influencia de los hechos desafortunados de
su vida, reflejada en la depresión encaminada en su dependencia a las drogas, el
juego y el alcohol, situación que irónicamente lo lleva a expresar y transmitir de
forma tan clara dichos sentimientos a través de la escritura, destacando siempre
en sus obras temáticas como la muerte, la desesperanza, el final trágico y castigo
del protagonista, que resulta ser usualmente el narrador (característica que
permite identificarse con el protagonista), ejemplos de esto se pueden apreciar en
obras como “El gato negro”, en ella, su protagonista se encuentra rodeado de
muerte y repleto de un sentimiento de culpa, concluyendo su sufrimiento en el
arresto y condena del mismo por haber asesinado a su esposa, y en otras como
“El pozo y el péndulo” donde se comienza con la pena de muerte de un hombre el
cual sin darse cuenta despierta en una mazmorra completamente oscura en la que
sufre la desesperación de no poder ver nada y la frustración de no ser capaz de
hacer algo por cambiar su situación. Además, para lograr esta inmersión en el
relato, se hace uso de la descripción, la cual va principalmente orientada a una
descripción psicológica en donde planta los sentimientos del protagonista en el
lector, esta característica se ve reflejada en fragmentos como:
“[…]Mi inmediato deseo es mostrar al mundo, clara, concretamente y sin
comentarios, una serie de simples acontecimientos domésticos que, por sus
consecuencias, me han aterrorizado, torturado y anonadado. A pesar de todo, no
trataré de esclarecerlos. A mí casi no me han producido otro sentimiento que el de
horror; pero a muchas personas les parecerán menos terribles que barroques.”
En este nos expresa claramente el estado psicológico del protagonista y su
impresión acerca de los acontecimientos que va a relatar y que pondrán en
contexto al lector quien lentamente va generando en su cabeza el ambiente
siniestro y opresivo.
Teniendo en cuenta lo anterior, el éxito y la razón por la cual los cuentos de Edgar
Allan Poe son tan reconocidos, va más allá de la temática y el contenido,
comprenden una elaborada manipulación psicológica y emotiva, de lo que siente
el lector, utilizando el texto corto de la forma más óptima para realizar este
propósito a través de una serie de recursos literarios que utiliza el autor, quien
debido a su experiencia personal posee una visión clara y precisa de dichos
sentimientos depresivos y opresores, transmitiéndolos de manera magistral al
lector quien a través de la lectura se ve inmerso en este contexto en primera
personal.