Está en la página 1de 2

LA CRISIS POLÍTICA EN GUATEMALA Y SUS CONSECUENCIAS

“Aunque no son perfectos, son los partidos más cercanos a los intereses del pueblo”. Esta y otras
frases circulan en las redes sociales cuando se refieren a los partidos políticos llamados de
“izquierda” para lisonjear al pueblo humilde y honrado con el voto. Ojo, todos quieren sacarle
provecho a la coyuntura que vive hoy el país… Pero en realidad tanto los de un bando como los del
otro; ambos persiguen intereses espurios.

Detrás de cada uno de ellos se esconden los personajes más oscuros que tanto daño le han hecho a
Guatemala. Quieren aprovechar la crisis económica y política para encaramarse al poder. Dice Marta
Casaus en su libro Guatemala: linaje y racismo: “No olvidemos que la enorme fortaleza de las redes
familiares [los ricos de este país, tanto los que se hacen llamar “criollos conservadores” como los
que defienden la ideología de la llamada “política emergente” PJ] radica en que surgen y controlan
amplios espacios de la sociedad civil…” (pág.16). Controlan amplios espacios de la sociedad porque
presentan opciones a la sociedad civil como los “más cercanos a los intereses del pueblo” y de esa
cuenta, quieren engañar al pueblo elevando el perfil de cualquier candidato.

Tienen esa capacidad de “…amalgamar sociedad civil y política, de jugar dialécticamente en ambas
esferas [denuncian las atrocidades de los políticos, al punto de que convencen a la gente
compadeciéndose de ella por una parte; por otra, la gente no sabe con qué intereses elevan y
desprestigian la imagen de cualquier candidato o personaje; es una estrategia que ya les ha
funcionado y seguirá funcionando si la ciudadanía no se detiene a reflexionar a donde quieren
conducir a la gente con su voto PJ] combinando su poder económico con el poder político en época
de crisis,…” de esta cuenta, estas elecciones y en especial la que se avecina para el 16 de junio; se
presenta como una de las más atípicas porque estos grupos de poder, ya tienen la estrategia para
seguir perviviendo tanto con sus intereses como en el poder.

Por su parte, el pueblo es movido como dice el dicho “somos como cañas agitadas por el viento”
“ignorantes de las fuerzas oscuras que nos agitan”; por eso las opciones que se presentan al pueblo
para estas elecciones son difusas y confusas. No se trata de creer en una propuesta o en la otra.
Tampoco se trata de creer que tal candidato o candidata será la solución para los problemas
históricos de este país. Para efectos de este artículo de opinión, como está la coyuntura del país, lo
menos que se puede hacer es indagar para los que podemos, la historia de Guatemala, compararla
con lo que está sucediendo y de esa cuenta, llegue quien llegue sea de cualquier ideología porque
no se trata de fulano ni mengano; sino de la vida y rumbo que puede tomar la política de este país.
Hay grupos que se han organizado y han entendido como funciona la política; el pueblo debe estar
atento y debe organizarse.

El uso de las redes sociales, es un fenómeno que sirve muchas veces para alinearse ciegamente con
cualquier ideología, se utiliza a personajes conocidos para querer engañar a la población. Sigue
diciendo Casaus Arzú que la oligarquía tiene la capacidad de camuflarse como buena para simpatizar
con la población humilde y honrada en tiempos de crisis, pero ya se sabe que estos grupos lo hacen
con el único fin de mantener sus privilegios y de permanecer en el poder. Pero hay que reconocer
que en ciertas ocasiones; cuando la coyuntura lo permite: “…establecen pactos sociales con las otras
clases subalternas, con el fin de consolidar su dominio y de asegurar su hegemonía durante largos
periodos” (Casaus ARzú, 1995, pág. 17), esta situación de establecer pactos y alianzas es lo que está
ocurriendo en estos momentos; sin embargo, la población no avista este fenómeno. Y en tanto, la
población no avista esto, es la preocupación que existe y por ello; un llamado a la reflexión que,
para estos tiempos, no se trata de ser indiferentes con la crisis o la coyuntura, se trata de estar
atentos. Como ya se dijo, llegue quien llegue al poder, hay que estar atentos sobre el actuar de los
funcionarios. Ya se quedó demostrado que estos grupos están infiltrados en todas las instituciones
del país, paso con la CICIG de Iván Velásquez. Muchas personas honradas como este humilde
ciudadano, creyó en esta institución, pero lamentablemente resultó como es.

Los candidatos que están en la palestra y que están cerrando su proselitismo, allí están. Ya no se
puede pedir más de ellos; todos son como el actual Presidente, con la diferencia de que tal vez
algunos quieren ser voraces con los recursos y para ello, piensan engañar a la gente para llegar y ya
estando en el poder; quieren hacer lo que les plazca en gana. Pero eso no va a suceder. Para
terminar, quizás haya uno que otro candidato que tiene la buena intención, pero es difícil predecirlo
porque llegando al poder, estos grupos de los cuales ya se dijo que cooptan a los diferentes
gobiernos estarán al acecho cuando el nuevo gobernante llegue. Es difícil, pero el pueblo debe saber
y ser vigilante. Solo el pueblo despierto y organizado puede hacer algo para que este sistema
perverso no siga haciendo de las suyas y que los gobernantes no se presten tanto para los intereses
de estos grupos que ya se aprovecharon de los recursos de esta bendita patria.

02/06/2019

Por Pedro José C.

También podría gustarte