Está en la página 1de 2

HERAS RUIZ, GRACIELA FRANCESCA

ANTICONCEPCIÓN, ÉTICA Y DERECHOS

El uso de anticoncepción cumple con los principios de la bioética ya que contribuye al


bienestar y la autonomía de las personas; protege el derecho a la vida y a la salud; apoya el
derecho de mujeres y hombres a disfrutar de su sexualidad y reproducción y a decidir sobre la
misma desde su derecho de autonomía, así como el derecho de hijos e hijas a nacer siendo
deseados. La evaluación de los métodos anticonceptivos, debe basarse en los principios de la
bioética: beneficencia, no-maleficencia, equidad y justicia, autonomía y respeto por las
personas, y también en la perspectiva de los derechos humanos establecidos por la Convención
de las Naciones Unidas de 1968. Estos principios hacen un llamado al resguardo del
pluralismo en las sociedades, al respeto a las diferentes posiciones que pueden tener las
personas sobre la regulación de la fertilidad, así como a la libertad para decidir sobre el uso de
métodos anticonceptivos.

Salud reproductiva es el estado de completo bienestar físico, mental y social en todo lo


referente al sistema reproductor, así como a sus funciones y procesos, y no la mera ausencia de
enfermedad o defecto. Por lo tanto, la salud reproductiva implica que las personas son capaces
de tener una vida sexual satisfactoria y segura y que tienen la capacidad de reproducirse y la
libertad de elegir si llevar a cabo o no dicha reproducción y cuán a menudo hacerlo. Implícito
en esta última condición está el derecho de los hombres y de las mujeres a recibir información
acerca de los métodos de planificación familiar, para regular su fertilidad, que no sean
contrarios a la ley y que sean aceptables para ellos, así como seguros, eficaces y al alcance de
sus posibilidades económicas. También tienen el derecho a tener acceso a dichos métodos. Las
mujeres en particular tienen el derecho a recibir servicios apropiados de salud que las hagan
capaces de llevar a cabo el embarazo y el parto con seguridad. Estos servicios también deben
capacitar a las parejas para que tengan las mejores posibilidades de tener un hijo saludable. En
este mismo sentido, el cuidado de la salud reproductiva se refiere al conjunto de métodos,
técnicas y servicios que contribuyen a la salud reproductiva y al bienestar, al impedir y
resolver los problemas de la salud reproductiva. Esta definición también incluye la salud
sexual, cuyo propósito es realzar la vida y las relaciones personales, y no solamente prestar
servicios o asesorar en lo referente a la reproducción y a las enfermedades de transmisión
sexual.

Toda persona tiene el derecho de decidir que método usar pero se le recomienda que la persona
piense un poco para que así no pueda causarse ni causar daños a futuro, la vida es un derecho
fundamental que está relacionado con distintos principios éticos que tanto como el que la
protege como el que la crea debe respetar dichos principios.

El propósito de la salud sexual y reproductiva es contribuir a que cada embarazo sea deseado y
fruto de la decisión libre, informada y responsable de ambos progenitores, sobre todo fomentar
el deseo de procrear y tener la responsabilidad adecuada para asumir dicho proceso.

ETICA Y DEONTOLOGIA EN OBSTETRICIA Página 1


HERAS RUIZ, GRACIELA FRANCESCA

En lo que abarca a los derechos todo se relaciona en este caso con la vida y con la
responsabilidad que cada individuo tiene a la hora de procrear a la vez el respeto y la atención
adecuada con la que debe ser atendida una madre gestante y su familia para así promover un
embarazo y parto saludable, tanto la madre, como el bebé y el padre tiene el derecho de ser
atendidos adecuadamente y sobre todo prestar el servicio adecuado.

Las personas tienen derecho a analizar sus necesidades y preocupaciones en un ambiente en


que sientan confianza y se encuentren cómodas, donde la conversación no sea escuchada por
terceros, los exámenes físicos lo más recomendable es que sea en lugares privados y de
confidencialidad donde el profesional no tenga que estar divulgando dicha información o
diagnóstico del paciente ya que va contra nuestra ética como profesionales.

Además toda persona tiene derecho a la equidad e igualdad en la forma en la que serán tratadas
ya que todos poseen los mismos derechos fuera de la condición social, personal, etc. que
puedan presentar, claro ejemplo tenemos en los adolescentes la manera en que son tratados por
dichos personal de servicio cuando presentan un embarazo no deseado, el personal los trata de
mala manera sin poder prestarles una solución adecuada y no poder recomendarle y método
anticonceptivo adecuado.

Otro de los casos que se presenta es la discriminación de las personas con discapacidad, el
maltrato que se le da a estas personas es uno de los casos que más frecuentes se da y muchos
se preguntan porque si todos somos iguales y con los mismos derechos pero que pasa, pasa que
la mayoría de las entidades de servicio no respetan el derecho de equidad e igualdad y les da
igual como desarrollen sus actividades, lo único que buscan es beneficiarse a ellos mismo sin
darse cuenta el daño que pueden causar a los demás.

Todas las personas tienen el derecho de recibir las condiciones adecuadas de salud y sobre
todo equitativamente es por eso que el estado debe brindarle las condiciones a todos sin
importar su condición o su situación ya que es un derecho fundamental que todo ser humano
posee, sin embargo el estado no es capaz de ponerse de acuerdo en sus proyectos y por decirlo
así solo favorecen lo que les conviene.

En lo que concierne a la ética es la que estudia la moral para determinarnos lo que es bueno y
lo que no, analizando las acciones individuales en función más cercana a otros individuos y a
la sociedad, abarcando lo que es los deberes y valores que debe presentar un profesional
obstetra al momento de desarrollar su profesión y sobre todo velar por la salud y la vida del
binomio con el que trabaja, abogar por ellos principalmente para evitar complicaciones es por
eso que todo profesional en este caso el Obstetra debe tener en claro su Código de Ética y
Deontología Obstétrica.

Para que se dé el bienestar de salud para las personas se debe tomar ciertos criterios que
favorecerán a la salud publica brindada, así es la única manera que se obtendrá una salud
publica basada en la ética.

La salud es por tanto, un bien que tenemos derecho a que se nos atienda pero que a la vez
tenemos la obligación de cuidar. Por esto la educación en salud es importante, pues hace a la
persona responsable de conservar su salud.

ETICA Y DEONTOLOGIA EN OBSTETRICIA Página 2

También podría gustarte