Está en la página 1de 11

Nano Investigación y Aplicaciones

Papel de los nanomateriales y sus aplicaciones. Como fotocatalizador y

sensores

Resumen

La falta de sostenibilidad ambiental es un problema vital y creciente debido a problemas como el


cambio climático, la contaminación y las perturbaciones asociadas con la biodiversidad. Una
causa importante de estas amenazas ambientales son los contaminantes en la atmósfera. Las
nanoestructuras semiconductoras de óxido metálico desempeñan un papel importante en el
desarrollo de materiales inteligentes que son muy eficientes para detectar y al mismo tiempo
destruir contaminantes químicos nocivos de nuestro medio ambiente. Este artículo de revisión
destaca algunos avances recientes de la nano ciencia en el área de detección de contaminantes
peligrosos para el medio ambiente mediante detección seguida de la remediación; centrado en
la remediación del agua, especialmente a través de la fotocatálisis. Además, también se discuten
las actividades de investigación de vanguardia relacionadas con la importancia del óxido metálico
y sus diversas aplicaciones. La compilación consta de tres secciones principales respecto a (a)
óxidos metálicos semiconductores y aplicaciones, (b) Fotocatálisis: fundamentos, procesos y
mecanismos y (c) sensores: procesos, tipos y sus respectivas aplicaciones para monitorear niveles
de parámetros ambientalmente importantes. También se incluye una sección sobre tendencias
futuras que analiza algunos de los nuevos enfoques que se utilizan para mejorar la selectividad y
la sensibilidad de los semiconductores de óxido metálico. Esta revisión concluyó las perspectivas
y perspectivas de los desarrollos futuros en el área de investigación de nano estructuras de óxido
de metal, así como resume una compilación exhaustiva del trabajo realizado para abordar los
desafíos seguidos por los logros prevalecientes hasta la fecha.

Introducción

La nanotecnología es un campo emergente que cubre una amplia gama de tecnologías que
actualmente se están desarrollando a nanoescala. El comportamiento de los materiales en la
nanoescala en comparación con la macroescala a menudo se considera que son propiedades
altamente deseables que se crean debido al confinamiento del tamaño, el dominio de los
fenómenos interfaciales y los efectos cuánticos. Estas propiedades nuevas y únicas de materiales
nano estructurados, nanopartículas y otras nanotecnologías relacionadas conducen a
propiedades mejoradas como catalizadores, fotoactividad sintonizable, mayor resistencia y
muchas otras características interesantes [1]. Desempeña un papel importante en el desarrollo
de métodos innovadores para producir nuevos productos, sustituir los equipos de producción
existentes y reformular nuevos materiales y productos químicos con un rendimiento mejorado,
lo que resulta en un menor consumo de energía y materiales y una reducción del daño al medio
ambiente, así como la remediación ambiental.

Las aplicaciones medioambientales de la nanotecnología abordan el desarrollo de soluciones a


los problemas medioambientales existentes, las medidas preventivas para futuros problemas
derivados de las interacciones de la energía y los materiales con el medio ambiente, y cualquier
posible riesgo que pueda plantear la propia nanotecnología.
El uso de pesticidas, herbicidas, colorantes, solventes, etc., rápidamente en la agricultura y las
actividades de desarrollo industrial a gran escala están causando muchos problemas y
preocupaciones para las comunidades científicas y las autoridades reguladoras ambientales de
todo el mundo. Estos contaminantes orgánicos afectan negativamente al medio ambiente y son
una fuente importante de contaminación estética, eutrofización y perturbación ecológica en la
vida acuática debido a su toxicidad y persistencia. Para salvaguardar nuestro medio ambiente, es
muy importante desintoxicar estos contaminantes orgánicos peligrosos. Entre varias técnicas
propuestas para el tratamiento de aguas residuales: el proceso de oxidación fotocatalítica
proporciona una ruta para la desintoxicación de diversos contaminantes tóxicos y peligrosos, así
como también repara el agua.

En el escenario actual, todos los investigadores y científicos se sienten cada vez más atraídos por
las nanoestructuras de óxido de metal (MO) debido a sus importantes aplicaciones tecnológicas
en dispositivos electrónicos, optoelectrónicos, sensores, medicamentos y fuentes de energía
renovables. La reducción del tamaño de los materiales (óxido de metal) a nivel nano imparte
propiedades que son diferentes de la forma a granel o cristalina y estas nanopartículas
demuestran un comportamiento como átomos y moléculas aisladas [2]. Por lo tanto, los óxidos
metálicos semiconductores (SCMO) tienen más potencial debido a su capacidad de generar
portadores de carga en estimulación con la cantidad de energía requerida y utilizados para la
remediación ambiental, así como la electrónica. Varios métodos de síntesis de SCMO son la
técnica de deposición química de vapor, el método hidrotermal, la técnica de ablación por láser
y el método de electrodeposición, etc. Fuera de estas técnicas, el método hidrotermal es
amigable debido a su bajo costo y fácil de manejar, así como químicamente. Reactivo a baja
temperatura.

Para un medio ambiente saludable, es muy importante mantener el equilibrio ecológico, en el


cual controlar los contaminantes tóxicos ambientales es de gran importancia. Las
nanoestructuras de semiconductores de MO son materiales inevitables debido a sus
características novedosas y aplicaciones potenciales como catálisis, intercambio iónico, adsorción
molecular, etc. Sus propiedades sobresalientes se deben a la gran área de superficie activa
expuesta, alta estabilidad, consecuencia de confinamiento cuántico y alta porosidad, así como
permeabilidad. (Meso poroso en la naturaleza). Esto afecta los diversos avances tecnológicos,
principalmente las ventajas particulares sobre los métodos de detección tradicionales, tales como
menor sensibilidad, mayor tiempo de respuesta y rentable [3]. Los MO son agentes decolorantes
muy fuertes utilizados como degradación fotocatalítica de contaminantes orgánicos. Desempeña
un papel eficaz en el tratamiento de efluentes de aguas residuales. Estas aplicaciones
prometedoras de MO, caracterizadas como transporte de carga en la estructura electrónica,
estimulan sus propiedades de absorción de luz y permitieron su uso como fotocatalizador y
sensor [4]. Especialmente, los sensores basados en nanoestructuras SCMO demostraron una
mejor eficiencia para la detección de varios productos químicos peligrosos como hidrógeno,
acetona, hidróxido de amonio, formaldehído y cloroformo, etc. Esto se debe al hecho de que: la
baja dimensión de las nanoestructuras de óxido metálico permite una gran sensibilidad
transducción de las interacciones líquido / superficie en un cambio en las propiedades
electroquímicas [5].

En consecuencia, es una contribución creíble de los investigadores hacia un medio ambiente más
saludable organizar una configuración para la actividad fotocatalítica y de detección para la
eliminación y detección de compuestos peligrosos para la salud, así como la remediación del agua
mediante el uso de SCMO. Este artículo de revisión presenta la importancia de la nanotecnología
principalmente en términos de limpieza y monitoreo del medio ambiente. Aquí discutimos el
SCMO y su aplicación en la remediación del agua mediante el uso como fotocatalizador y
detección en forma de químicos, gases y biosensores.

Fotocatálisis: fundamentos, procesos y mecanismos.

Los catalizadores se utilizan para acelerar la reacción química y, de manera similar, un


fotocatalizador emplea el catalizador para acelerar las reacciones químicas en presencia de luz
UV. De esta manera, la absorción de luz produce los pares de electrones-agujero que permiten
las transformaciones químicas de los participantes en la reacción y regeneran su composición
química después de cada ciclo de tales interacciones. Hay dos tipos de reacciones fotocatalíticas,
es decir, fotocatálisis homogénea y fotocatálisis heterogénea. Las características significativas de
los sistemas fotocatalíticos son: separación de banda adecuada, morfología del material, área de
superficie más expuesta, estabilidad y su reutilización. La fotocatálisis se practica ampliamente
para la degradación y mineralización de compuestos orgánicos peligrosos en CO2 y H2O y, por lo
tanto, conduce a la reducción de iones metálicos tóxicos en estados no tóxicos, desactiva y
destruye todos los microorganismos transportados por el agua, descompone los contaminantes
del aire como el NO2, CO y NH3, degradaron los residuos plásticos y la síntesis verde de productos
químicos de importancia industrial. Por lo tanto, la fotocatálisis se refiere a las reacciones de
oxidación y reducción en las superficies del material del fotocatalizador, mediadas por la banda
de valencia (VB), como los agujeros (h +) y la banda de conducción (CB), como los electrones (e-)
generados por la absorción de los rayos UV. -VIS radiación de luz. Tales pares fotogenerados de
h + y e- inducen la formación de especies agresivas como los radicales hidroxilo (OH-) o
superóxido a partir de la humedad y el oxígeno atmosférico. Estas especies son lo suficientemente
fuertes como para oxidar y descomponer materiales orgánicos u oler gases y matar bacterias. La
fotocatálisis se ha establecido como un proceso eficiente para la mineralización de compuestos
orgánicos tóxicos, materiales inorgánicos peligrosos y desinfección microbiana como resultado
de la formación de iones OH−, que actúa como un fuerte agente oxidante [6,7]. La figura 1
muestra la representación esquemática del mecanismo fotocatalítico. Brevemente, el SCMO en
irradiación con una longitud de onda apropiada (es decir, mayor o igual a la energía de banda
prohibida) conduce a la excitación de un electrón del VB al CB que produce un par e- / h +. Cuando
la reacción se lleva a cabo en presencia de agua y oxígeno, el electrón en la banda de conducción
es recogido por el oxígeno dando lugar al anión radical superóxido y en el sitio de oxidación el
agua se oxida para dar el radical OH−. Estas son las dos especies reactivas, que reaccionan con
los contaminantes orgánicos que conducen a la mineralización completa. Las reacciones de este
par e- / h + con una variedad de receptores y donantes de electrones, así como los procesos de
recombinación e- / h + han sido bien estudiados [8,9]. La formación de radicales catiónicos de
sustratos orgánicos, después de la transferencia de electrones a semiconductores excitados, se
ha estudiado en varios casos, tanto por análisis de producto [10] como por estudios
espectroscópicos [11].

Una amplia investigación ha demostrado que el SCMO puede fotooxidar una amplia gama de
sustratos orgánicos, incluidos alcanos, alquenos, aromáticos, tensioactivos y pesticidas [12-14].
Varios MO como TiO2, ZnO, MoO3, ZrO2, WO3, α-Fe2 O3, SnO2, SrTiO3 y algunos metales de
calcogenuro (ZnS, CdS, CdSe, WS2, MoS2) pueden usarse como fotocatalizadores, lo cual es un
área de investigación intensiva. Sin embargo, en términos de termodinámica, la banda de valencia
(VB) y la banda de conducción (CB) en los semiconductores que actúan como fotocatalizadores
deben colocarse de tal manera que el potencial de oxidación de los radicales hidroxilo y el
potencial de reducción del radical superóxido se encuentren bien dentro de la banda prohibida.
En otras palabras, el potencial redox del agujero VB debe ser lo suficientemente positivo para
generar radicales OH- y el del electrón CB debe ser lo suficientemente negativo como para
generar radicales superóxido [15].

Química fundamental involucrada en fotocatalizadores

Las reacciones estándar involucradas en el proceso de fotocatálisis para degradar el


contaminante o contaminante del agua consisten en que el radical OH¯ sea el oxidante primario
en el sistema fotocatalítico y sugirieron que los siete pasos, todos basados en el ataque de OH-,
conducen a la desintoxicación del compuesto dañino [16 17]. Siguen:

(a) La energía de los fotones mayor que la banda prohibida excita el catalizador y genera
electrones y huecos.

(b) Los contaminantes orgánicos se adsorben en la superficie del catalizador a través de la red de
oxígeno en la superficie.

Sensor: procesos, métodos y mecanismos.

Los óxidos metálicos se están estudiando ampliamente debido a sus actividades superficiales
únicas impartidas por grandes áreas de superficie, lo que puede convertirlos en elementos
sensores ideales como quimiosensores. Las altas relaciones de superficie a volumen y las altas I
estabilidades químicas y térmicas de las nanoestructuras en las condiciones de operación son n
responsables de sus buenas aplicaciones de detección [18]. Existen diferentes tipos de sensores, t
como el sensor químico, el sensor bio, el sensor de gas, el sensor óptico, el sensor magnético, el r
sensor de temperatura y el sensor de humedad, etc. En este artículo analizaremos tres tipos: o
sensores químicos, bio y de gas y sus aplicaciones. d
u
Un sensor; en general es un dispositivo tecnológico que detecta o detecta una señal, condición c
física y compuestos químicos. Los nuevos y novedosos nanomateriales han desempeñado un c
papel importante en el desarrollo de sensores muy sensibles, precisos y confiables. Los i
dispositivos basados en nanoestructura se han encontrado eficientes en la obtención de o
imágenes y el monitoreo de muestras de nanomateriales, biológicas, químicas y patológicas. En n
la era científica actual, el desarrollo de sensores que utilizan óxidos metálicos nanoestructurados,
óxidos conductores, óxidos semiconductores, polímeros y compuestos son objeto de estudio para
la detección y cuantificación de varios gases peligrosos, productos químicos y bioquímicos [19].

Sensor químico

Un sensor químico es un dispositivo que transforma la información química (composición,


presencia de un elemento o ion particular, concentración, actividad química, presión parcial...)
en una señal analíticamente útil. La información química, mencionada anteriormente, puede
originarse de una reacción química del analito o de una propiedad física del sistema investigado.
Pueden tener aplicaciones en diferentes áreas como medicina, seguridad en el hogar,
contaminación ambiental y muchas otras. Los sensores químicos generalmente contienen dos
componentes básicos conectados en serie: un sistema de reconocimiento químico (molecular)
(receptor) y un transductor fisicoquímico. La detección química se usa con bastante frecuencia
en la industria para el control de procesos y para el monitoreo, incluido el monitoreo de
seguridad, juega un papel importante en la protección del medio ambiente, en el
almacenamiento de materiales peligrosos, el seguimiento de eventos naturales y provocados por
el hombre, como la contaminación, la infestación de vías fluviales, la migración de especies,
predicción del tiempo y seguimiento, etc.

La fabricación del sensor químico es relativamente muy simple basada en procesos de silicio u
otras tecnologías de película delgada o gruesa. El principio básico es que cuando un óxido se
mantiene a temperaturas elevadas, los gases circundantes reaccionan con el oxígeno en el óxido
causando cambios en la resistividad del material. Los componentes esenciales son la alta
temperatura, el óxido y la reacción en el óxido.

El principio de este mecanismo (como se muestra en la Figura 2) se basa en la reacción redox que
tiene lugar en la superficie de los nanoestructuras MO como se muestra en la ecuación (8) y (9)

Por lo tanto, la sensibilidad del analito está acreditada ante la deficiencia de oxígeno y el aumento
de la adsorción de oxígeno en la superficie de MO. La oxidación del analito depende de la
magnitud del oxígeno adsorbido. Si el oxígeno adsorbido en la superficie del sensor es alto, el
potencial oxidante será mayor y la oxidación de productos químicos (como el etanol) será más
rápida. La carga negativa (oxígeno adsorbido) oxida los químicos (como el etanol) a dióxido de
carbono y agua y libera electrones libres (6e¯) a la banda de conducción de las nanoestructuras
de MO como se muestra en la ecuación a continuación. Estos electrones aumentan la
conductancia de la película y, por lo tanto, aumentan la sensibilidad.

Sensor de gas

El sensor de gas mide la concentración de gas en su vecindad. Cada gas tiene un voltaje de ruptura
único, es decir, el eléctrico campo en el que está ionizado. El sensor identifica gases midiendo
estos voltajes. La concentración del gas se puede determinar midiendo la descarga de corriente
en el dispositivo. Varios las aplicaciones del sensor de gas son tales como las industrias de control
de procesos, monitoreo ambiental, control de calderas, detección de incendios, alcohol pruebas
de aliento, detección de gases nocivos en minas, seguridad en el hogar, clasificación de productos
agrícolas como café y especias. Hay dos parámetros de funcionamiento del sensor de gas (1)
temperatura de funcionamiento y (2) humedad. También las desventajas son: voluminoso,
consumir mucha potencia y requieren alto voltaje "arriesgado" para funcionar. El principio de
detección de sensores resistivos se basa en el cambio de resistencia de una película delgada tras
la adsorción de las moléculas de gas en la superficie de un semiconductor. Las interacciones gas-
sólido afectan la resistencia de la película debido a la densidad de la electrónica especies en la
película.

Biosensor

Los óxidos metálicos nanoestructurados (NMO) se han convertido recientemente importantes


como materiales y se ha encontrado que exhiben interesantes nano-morfológica, biocompatible
funcional, no tóxica y propiedades catalíticas, especialmente las de zinc, hierro, cerio, estaño,
circonio, titanio, metal y magnesio. Estos materiales también exhiben cinética mejorada de
transferencia de electrones y fuerte capacidad de adsorción, proporcionando microambientes
adecuados para la inmovilización de biomoléculas y resultando en la mejora transferencia de
electrones y características mejoradas de biosensores como biosensores para investigar el efecto
de óptica y electroquímica propiedades de NMO, medios suspendidos, interfaces sólido-líquido y
nano-bio-interfaces se llevan a cabo para biosensor aplicaciones.
Un biosensor es un dispositivo miniaturizado integrado que emplea un elemento biológico
(anticuerpo, enzima, proteína receptora, ácido nucleico, célula completa o sección de tejido)
como elemento sensor acoplado a un transductor para la detección de señal. Un biosensor utiliza
la selectividad de la biomolécula y el poder de procesamiento de microelectrónica y
optoelectrónica modernas y, por lo tanto, es una potente herramienta analítica con aplicaciones
en diagnóstico médico y otras áreas. Debido a su especificidad, portabilidad, respuesta rápida
tiempo y bajo costo, se espera que los biosensores jueguen un papel crítico papel en aplicaciones
clínicas y no clínicas. Las imperantes herramientas de miniaturización permiten empacar
numerosos microscopios electrodos junto con transductores en una pequeña huella de un
dispositivo de biochip, lo que lleva al diseño de bioarrays de alta densidad. Varios biosensores
basados en diferentes detecciones para diferentes analitos como: iones de hidrógeno, amonio y
sodio también como urea, creatinina, triglicéridos, acetilcolina, butirilcolina, se presentaron
pesticidas e iones de metales pesados [20]. Biosensores ayuda a detectar contaminantes
emergentes como productos farmacéuticos, productos de cuidado personal (PPCP), esteroides,
xenoestrógenos y otros compuestos disruptores endocrinos (EDC), toxinas de algas, giardia (y
otros patógenos), y una variedad de diversos productos químicos como la cafeína, el colesterol
[21], etc.

Para fabricar un biosensor eficiente, es crucial seleccionar un NMO eso es adecuado para la
inmovilización de la biomolécula deseada. La interfaz formada debido a la unión entre un NMO y
una biomolécula afecta el rendimiento de un biosensor. La formación y las propiedades de una
nanobiointerfaz dependen sobre la naturaleza de la NMO; parámetros como superficie efectiva
área, carga superficial, energía, rugosidad y porosidad, valencia / estados de conductancia,
grupos funcionales, estados físicos y la naturaleza higroscópica afecta a la formación de una
biointerfaz. En general, las biomoléculas se unen con nanopartículas de MO a través de la física
Adsorción o unión química. La adsorción física de un biomolécula que surge debido a
interacciones débiles (por ejemplo, Van der Waals, electrostática, fisisorción) depende de la
morfología de la superficie, medio de reacción y carga superficial neta. Fuerzas de corto alcance
Que surgen a través de la carga, el agotamiento y las interacciones solventes también juegan
papel importante en la preparación de una nanobiointerfaz. Covalente la unión de una
biomolécula a una NMO depende de la disponibilidad de grupos funcionales, que pueden
prepararse mediante ingeniería de reacciones químicas [22,23].

Óxido de metal semiconductor ampliamente utilizado como material de fotocatalizador y sensor

Usualmente Zno y TiO2 son los óxidos metálicos más utilizados para fines fotocatalíticos y de
detección. Esto puede deberse a su comportamiento funcional sobresaliente de un potencial
electrónico comunicador con los dispositivos diseñados. Por lo tanto, un detallado se ha discutido
sobre estos dos compuestos y reportado. Y una pequeña parte ha sido discutida en tres nuevos
Compuestos de óxido de hierro (Fe2O3), Óxido de gadolinio (Gd2O3) y Óxido de antimonio (Sb2
O4) en el que se requiere mucho trabajo explorado por investigadores

Óxido de zinc (ZnO)

Los compuestos de zinc se han utilizado durante al menos 2.500 años en el producción de
aleaciones útiles como aplicaciones de fundición de latón en haciendo monedas, teteras y
decoraciones. La aplicación más común de zinc está en las industrias de galvanización,
proporcionando una protección revestimiento. Zinc como óxido de zinc (ZnO), un compuesto de
zinc común formado cuando el zinc metálico se expone al aire y forma un Recubrimiento
protector que protege el resto del metal. Zno se usa en pinturas, algunos productos de caucho,
cosméticos, productos farmacéuticos, plásticos, tintas de impresión, jabones y baterías, y muchas
otras cosas Los óxidos de zinc existen principalmente en dos formas diferentes: ZnO y ZnO2. ZnO
es el más estable y muestra un alto impacto tecnológico en dispositivos como material
inteligente.
Existe en tres fases cristalinas diferentes: wurtzita, zinc-blende y sal de roca.El ZnO es el material
más funcional utilizado para muchas aplicaciones, como los biosensores, células solares [24],
fotocatálisis [25], diodos emisores de luz [26], gas detección [27] y emisión de campo. Varias
morfologías de ZnO tales como nanorods [28], nanocables [29], nanonails, nanopencils [30,31],
nanobullets [32,33], nanotubos, estructura tipo nanocomb, nanoribbons [34-36], nanobelts [37],
nanohelices [38], nanopins [39], se informan nanoneedles [40], etc. Ha sido observado que las
propiedades del material varían con diferentes formas y Tamaños.

Se usó un sensor químico basado en nanocápsulas de ZnO de diámetro medio ~ 80 a 130 nm para
detectar el cloroformo mediante la técnica I-V. La célula se fabricó recubriendo las nanocápsulas
de ZnO sobre un electrodo de trabajo de carbono y un cable de Pd como contraelectrod. Como
nanosensor preparado exhibió el buena sensibilidad (0.478 μA.cm-2mM-1), límite de detección
bajo (6.67 μM) en el rango dinámico lineal (12 μM a 12 mM), y tiempo de respuesta corto
(alrededor de 10 segundos) y también informó degradación fotocatalítica de la síntesis de naranja
de acridina (AO) por Nanocápsula de ZnO, encontró la degradación efectiva de AO hasta 86,36%
después de 80 minutos de exposición a la luz UV [41].

Se utilizaron nanorods (NR) de ZnO de diámetro medio ~ 455 ± 20 nm basado en un sensor


químico para detectar la acetona por la técnica I-V. El sensor se fabricó recubriendo el ZnO NR
con carbono. Electrodo de trabajo y un cable de Pd como contra electrodo. Como nanosensor
preparado exhibió la excelente sensibilidad (~ 0.7595 μA.cm-2mM-1), con un límite de detección
más bajo (0.125 ± 0.02 mM) en El rango dinámico lineal (0.13 mM a 0.668 M) y respuesta rápida
tiempo alrededor de 10 segundos. Además, la degradación fotocatalítica de AO por ZnO
nanocapsules ha sido reportado con una efectiva degradación de AO hasta 93.8% (más de lo
reportado anteriormente en 2011) después de 80 minutos de exposición a la luz UV, mientras
que en el ausencia de fotocatalizador no se observó pérdida observable de colorante 42.

Una nanopartícula de ZnO se sintetizó por tratamiento hidrotérmico. Con materiales de partida
(cloruro de zinc y urea) en presencia de hidróxido de amonio y utilizarlo para la degradación del
metileno azul (MB) y se produce una degradación casi completa (91.0%) dentro de los 85 minutos
del tiempo de irradiación. Síntesis de nanopartículas de Se usó un sensor químico basado en un
diámetro promedio de 80-130 nm para detectar el metanol por la técnica I-V. Se fabricó una celda
Recubriendo las nanopartículas de ZnO en un electrodo de trabajo de carbono y un cable de Pd
como contraelectrodo. Como nanosensor preparado exhibió la buena sensibilidad (0.9554
μA.cm-2mM-1), con un bajo límite de detección (0.11 mM) en el rango dinámico lineal (0.25 mM
A 1.8 M) y tiempo de respuesta rápido alrededor de 10 segundos [43].

Un ZnO-CeO2 las nanopartículas fueron sintetizadas con éxito por el proceso simple y eficiente a
baja temperatura y empleado como fotocatalizador para la eliminación de contaminantes
ambientales y degradación de naranja de acridina (AO) y azul de metileno (MB) e informó 92.1%
de degradación para AO y 80.7% de degradación para MB en 170 minutos de tiempo de
irradiación. ZnO-CeO2 nanopartículas de diámetro promedio ~ 50 ± 10 nm basado en sensor
químico fue utilizado para detectar etanol por la técnica I-V. Una celda fue fabricada por
recubriendo el ZnO-CeO2 nanopartículas en electrodo de trabajo de oro y un cable de Pd como
contraelectrodo. Como nanosensor preparado exhibió la buena sensibilidad (2.1949 μA.cm-
2mM-1), límite de detección bajo (0.6 ± 0.05 mM) en el rango dinámico lineal (1.7 mM a 1.7 M),
y tiempo de respuesta corto alrededor de 10 segundos [44] nuevamente en el año 2011, 84.55%
de AO y 48.65% de MB (en el presencia de nanoestructuras de ZnOCeO2) se degradan después
de 170 min de tiempo de irradiación, mientras que en ausencia de nanomaterial, Aquí no se
observa ninguna pérdida observable de tinte sino degradación porcentaje ha disminuido en
comparación con el experimento anterior. Un ZnO-CeO2 nanoestructuras de diámetro medio ~
50 a 200 Se utilizó un sensor químico basado en nm para detectar etanol por I-V técnica. El sensor
fue fabricado recubriendo el ZnO-CeO2 nanopartículas en electrodo de trabajo de plata y un cable
de Pd como Electrodo contador. Como nanosensor preparado exhibió lo bueno sensibilidad
(0.8331 μA.cm-2mM-1), límite de detección bajo (0.16 mmol / l) en el rango dinámico lineal (0.17
mmol / l-1.7 mol / l), y tiempo de respuesta corto de alrededor de 10 segundos [45]. Hueco Se
usó un sensor químico mesoporoso basado en nanoglobulillos de ZnO detectar pipredina por la
técnica C-V. La celda fue fabricada por recubriendo los nano globulillos de ZnO en un electrodo
de trabajo de carbono. Como nanosensor preparado exhibió la buena sensibilidad (59.9 μAcm2
mM-1), límite de detección bajo (3.3 μM) y tiempo de respuesta corto de alrededor de 10
segundos [46].
Nanourchins mesoporosos huecos de ZnO Se utilizó un sensor químico basado para detectar la
hidrazina por C-V técnica. Como nanosensor preparado exhibió la buena sensibilidad (42,1 μAcm-
2mM-1), límite de detección bajo (78,6 μM) [47]. Un altamente sensor químico de hidrazina
sensible basado en un efecto de campoel transistor (FET) ha sido fabricado creciendo
verticalmente alineado ZnO nanorods directamente en electrodos de plata. El sensor FET
demostró una alta sensibilidad de 59.175 μA cm − 2 μM − 1 y una baja límite de detección de ~
3.86 nM [48]. La película delgada de nanotubos de ZnO se cultivó directamente en óxido de
estaño dopado con flúor (FTO) y fue utilizado como electrodo de trabajo para la fabricación de
etanolamina sensor químico El sensor demostró una mayor sensibilidad de 37,4 × 10-4 μAcm-
2mM-1 y el límite de detección 19,5 μM [49]. ZnO Se utilizó un sensor químico basado en
nanopencils para detectar el líquido amoniaco por técnica I-V. Como nanosensor preparado
exhibido la buena sensibilidad (26.58 μA.cm-2mM-1), límite de detección bajo (5 nM), y un
tiempo de respuesta corto de alrededor de 10 segundos [50].

Dióxido de titanio (TiO2)

Titanio, uno de los metales más ligeros del elemento de transición. La serie posee excelentes
propiedades mecánicas y térmicas debido a la mayor relación resistencia / densidad en
comparación con cualquier otra Elemento metálico y es inusualmente resistente a la corrosión.
Titanio a menudo se alea con aluminio, vanadio, cobre (para endurecer), hierro, manganeso,
molibdeno y con otros metales. Encuentra principales aplicaciones en acero como elemento de
aleación (ferro-titanio) y como desoxidante, para reducir el contenido de carbono. Aplicaciones
para productos de molino de titanio (hoja, placa, barra, alambre, forjados, piezas fundidas) se
puede encontrar en industrial, aeroespacial, recreativo y emergente mercados El titanio en polvo
se utiliza en pirotecnia como fuente de partículas ardientes brillantes. Las aplicaciones recientes
están explorando hacia la fabricación de nanoestructuras de óxidos de titanio como Materiales
conductores.

Se han informado numerosos estudios en la literatura que muestran ZnO para ser mejor
fotocatalizador para la desintoxicación de una gran cantidad de contaminantes orgánicos. Paulios
y Tsachpinis [51] informó una degradación mejorada de Reactive Black 5 en el presencia de ZnO
en lugar de otros óxidos metálicos; TiO2–UV100, TiO2 (Degussa P25) y TiO2/ WO3. Paulios y col.
[52] llevado la degradación de la auramina en el reactor por lotes y encontró que el rendimiento
de ZnO fue mejor que TiO2 (Degussa P25). Hoffman y col. [53] han informado de una generación
eficiente de H2O2 por ZnO en lugar de por TiO2. Por lo tanto, la degradación en el La presencia
de ZnO puede progresar de tres maneras diferentes, a saber: oxidación fotocatalítica u oxidación
con la simultánea generación de H2O2 (fotocatalíticamente), o una simultánea proceso de ambos
sentidos [54,55]. TiO2 es un relativamente barato catalizador fácilmente activado por la luz solar
aplicada para fotocatalítico oxidación de As (III) para el tratamiento de arsénico contaminado
aguas subterráneas [56].

Kunal Mondal ha presentado una mini revisión y Ashutosh Sharma [57] sobre oxidación
fotocatalítica de contaminantes colorantes tales como colorantes azoicos, contaminantes
orgánicos, HAP (policíclico Hidrocarburos aromáticos) que se sabe que son endocrinos
disruptores mediante el uso de TiO2 y ZnO. U.G. Akpan [58], 2009también ha presentado una
revisión basada en los efectos de varios parámetros de funcionamiento que afectan el proceso:
pH del solución a degradar y el pH de la solución precursora (solución del catalizador durante la
preparación del catalizador), oxidante agente, temperatura de calcinación, contenido de dopante
y catalizador carga en la degradación fotocatalítica de tintes textiles específicamente usando TiO2
Basados en fotocatalizadores. Como algunos reactivos los tintes se degradan a pH más alto,
mientras que otros a pH más bajo; por lo tanto, en la degradación fotocatalítica de colorantes en
aguas residuales, La reacción debe realizarse al pH adecuado. Oxidante agentes, temperatura de
calcinación y cargas de catalizador son encontrados para ejercer su influencia individual en la
fotocatalítica degradación de cualquier tinte. Descubrieron que el método sol-gel es ampliamente
utilizado en la producción de TiO2 fotocatalizadores a base de debido a la capacidad del método
sol-gel para sintetizar polvo cristalizado nanosized de los fotocatalizadores con alto pureza incluso
a baja temperatura. El efecto tóxico de nano-TiO2 es encontrado limitado en el ambiente acuático
y se requieren esfuerzos hacia la comprensión de las partículas que contribuyen a efectos tóxicos
en bacterias, algas, invertebrados y vertebrados especies. Además, la posibilidad de que otros
tóxicos puedan estar asociados con nanopartículas de TiO2 y, por lo tanto, probables efectos
sinérgicos debe ser examinado por preocupaciones toxicológicas adicionales [59].

Morteza montazerozohori [60] (2012) presentó el degradación fotocatalítica de un colorante


orgánico verde esmeralda utilizando nano TiO2 y estudió su cinética también. La degradación de
verde esmeralda en presencia de agentes efectivos como dosis de fotocatalizador, pH y tiempo
de irradiación, muestra la completa degradación después de 150, 50 y 30 min por el uso de dosis
óptimas de nano TiO2 a varios pH y observar 3.3 × 10–2 min – 1, 7.09 × 10–2 min – 1 y 1.32 × 10–
1 min – 1 para pH de 7, 8 y 9, respectivamente. Finalmente, la tasa de L-H constante, kr y
adsorción-desorción constante, se evaluaron KA y degradación del tinte medio tiempo (t1 / 2) a
un pH básico

Se utilizaron sensores químicos basados en nanocristales de TiO2 para detectar acetona [61].
Nanotubos de TiO2 con tres estructuras diferentes. Compuesto por amorfo, anatasa o anatasa /
rutilo mezclado Se utilizaron tres sensores de gas diferentes basados en fases para la detección
de hidrógeno y se descubrió que las propiedades estructurales de los nanotubos de TiO2 los
convierten en una nueva detección de gases viable nanomaterial a temperatura ambiente [62].
Una alta sensibilidad, Se utilizó un sensor químico basado en fibra óptica recubierta de Titania
para la detección de amoníaco [63]. Rendimiento de detección de precisión TiO2 ordenado
Sensores de gas de nanocables fabricados por haz de electrones Se usó litografía para detectar el
etanol. Respuesta sensible del TiO2 sensor de nanocables para etanol se encontró más alto a más
alto concentraciones de gas [64].

Óxido de hierro (Fe2O3)

Se encuentra que el hierro es muy reactivo con el oxígeno y el agua en el aire normal para dar
óxidos de hierro hidratados, comúnmente conocidos como óxido.
A diferencia de muchos otros metales que forman capas de óxido pasivante, los óxidos de hierro
ocupan más volumen que el metal y, por lo tanto, se desprenden, exponiendo las superficies
frescas a la corrosión. Los óxidos de hierro y los hidróxidos de óxido son de naturaleza
generalizada, desempeñan un papel vital en muchos procesos geológicos y biológicos, y los
humanos los usan ampliamente, por ejemplo, como minerales de hierro, pigmentos,
catalizadores y en la sangre como hemoglobina.
Fe2O3 libremente, sónico, a granel libremente disperso fueron utilizados para oxidación
fotocatalítica del agua bajo radiación UV e irradiación visible y como resultado los tres materiales
(5.6 mg) desarrollaron el O2 desde agua con 20 mM de AgNO3 acuoso como aceptor de
electrones de sacrificio [65]. Actividad fotocatalítica mejorada de α-Fe2 O3 poroso películas
exhibió la excelente actividad fotocatalítica en hidrógeno generación por división del agua bajo
radiación UV, que es dos pedidos mejores que los reportados para α-Fe2O3 polvos [66]. Fe2O3
Fotocataliza la oxidación de anilina a azobenceno bajo luz solar natural e irradiación UV en
disolventes próticos y apróticos y exhibió actividad catalítica sostenible [67].

Un sensor hecho del α-Fe2O3 decorado con carbono multicapa Se utilizó nanotubos para la
detección de baja concentración de vapores de etanol [68]. Las propiedades de detección de gas
de los sensores. Basado en el preparado Ag / Fe2O3 nanopartículas a diferentes gases fueron
investigados en detalle [69].

Óxido de gadolinio (Gd2O3)

El interés fundamental en los metales de tierras raras se ve reforzado por la interacción única
entre los estados 4f altamente localizados y los electrones de valencia itinerantes, que en
particular pueden resultar en diferentes propiedades electrónicas y magnéticas de superficies y
Interfaces en comparación con las propiedades masivas más bien conocidas. El óxido de gadolinio
(III), comúnmente conocido como gadolinio es un compuesto inorgánico con la fórmula Gd2O3.
Es una de las formas más comúnmente disponibles del gadolinio como uno de los elementos de
tierras raras, derivados de los cuales son posibles contrastes agentes para resonancia magnética
(MRI).

Actividades de luz visible de Gd2O3 / BiVO4 fotocatalizadores compuestos exhibió las actividades
fotocatalíticas mejoradas que las puras BiVO4 para la degradación de metil naranja bajo luz visible
Irradiación [70]. Como crecido y recocido Gd2O3 fueron utilizados para detectar el químico etanol
utilizando la técnica I-V. El sensor basado en Gd2 adulto O3 nanorods demostró la alta
sensibilidad de 0.6940 μAcm-2mM-1 con límite de detección bajo (0.02 mM) y coeficiente de
correlación (R = 0.7345) en tiempo de respuesta corto [71] mientras que el sensor basado en Gd2
recocido O3 nanoestructuras demostró la sensibilidad de 0.266 μAcm-2mM-1 con un bajo límite
de detección (52.2 mM) y coeficiente de correlación (R = 0.618) en corto tiempo de respuesta
[72].

Óxido de antimonio (Sb2O4)

El óxido de antimonio es un compuesto inorgánico a menudo clasificado según su estado de


oxidación Sb (III) y Sb (V). También forma un compuesto de óxido de valencia mixta, tetróxido de
antimonio (Sb2O4), que presenta tanto Sb (III) como Sb (V). Aplicación de antimonio se consume
en retardantes de llama, fabricación de balas y balas trazadoras, pintura y artesanías en vidrio y
como chupete en esmalte. Como una aleación, se usa para la producción de baterías, cojinetes
lisos y soldaduras, como estabilizador y catalizador para la producción de tereftalato de
polietileno. Antimonio y sus compuestos. Debe manejarse precariamente como inhalación de
trióxido de antimonio (y partículas de polvo Sb (III) poco solubles similares, como el antimonio
polvo) se considera dañino y se sospecha que causa cáncer y corrosivo para la piel

La actividad fotocatalítica de la α-Sb2O4 sintetizada estaba evaluado por degradación de naranja


de acridina (AO) que se degradó casi 52.1% en 170.0 minutos. Los rendimientos analíticos de El
sensor de cloroformo fabricado demostró buena sensibilidad (1.154 μAcm-2 mM-1), límite
inferior de detección (~ 10.0 μM), rango dinámico palangrero (12.0 μM a 1.2 mM) con buena
linealidad (R = 0.8457) en un tiempo de respuesta corto (10.0 segundos) [73].
Se han publicado muy pocos informes basados en tierras raras. Metal, como un sensor
electroquímico dinámico fabricado por usando PVC para detectar el sensor desarrollado por
europio (III) [74] es útil en muestras analíticas y biológicas como orina y también puede funcionar
como un indicador de electrodo. Los investigadores tienen También informó sobre la detección
y eliminación de metales pesados como mercurio de aguas residuales [75] fabricado selectivo de
uranilo Sensor de membrana polimérica basado en p-tert-butylbiscalix arene para la
determinación de torio [76].

Se ha observado que la sensibilidad de la electroquímica los sensores dependen de muchos


factores, como electrodos, formas y tamaños de nanoestructuras, analitos objetivo, etc.
Superficie alta área, excelente comportamiento de absorción y adsorción, bio-amigable
naturaleza y características de alta comunicación electrónica de las nanoestructuras pueden ser
la razón detrás de la alta sensibilidad de Este sistema de detección.

Conclusión

Los investigadores han tenido un desempeño muy extenso, prometedor y bueno. Trabajo
definido en el campo de los fotocatalizadores y sensores. La aplicación de nanopartículas
semiconductoras como fotocatalizadores es todavía limitado por el hecho de que responden solo
a la excitación UV por lo tanto, todavía se deja que el alcance del lote funcione en el campo
anterior requerido debido a los siguientes motivos, como la síntesis de luz UV-visible el nano-
fotocatalizador inducido con actividades mejoradas debe ser de manera controlada, así como su
producción debe ocurrir a gran escala para cumplir con los requisitos.

Por lo tanto, se requiere un esfuerzo continuo para extender la respuesta de óxidos metálicos a
la luz visible se espera que atraigan la atención de futuras investigaciones. Aunque algunos grupos
de investigación tienen fabricado con éxito los sensores, pero la selectividad sigue siendo
bastante bajo. Los problemas de detección de sensibilidad extremadamente alta, selectividad y
la estabilidad debe resolverse.

Incorporación de estas nanoestructuras citando su fotocatalítica. Y las actividades de detección


pueden traer ventajas inevitables inherentes a la nanoescala, es decir, la capacidad de translucir
información a resoluciones moleculares, mejorar los niveles bajos de señal, acelerar tiempos de
respuesta y monitoreo continuo ambiental en consecuencia de los cambios en la salud en forma
de sensores. Explotación de sensores nanoestructurados en procesos ambientales. Es testigo de
una continua necesidad de cerrar la brecha entre los avances de ingeniería en componentes de
detección y configuraciones y las necesidades emergentes. Por lo tanto, en conclusión,
conocimiento de los diferentes procedimientos sintéticos empleados para la preparación de
materiales fotocatalíticos debe considerarse necesariamente. La búsqueda de nuevos
fotocatalizadores ha deseado propiedades para inducir la reacción de oxidación de sustratos
orgánicos o los contaminantes bajo irradiación de luz visible deben ser alentados.

También podría gustarte