Está en la página 1de 20

Actualidad

Civil Procesos

COMENTARIO DE JURISPRUDENCIA
Comentario de jurisprudencia

Casación N.° 4685-


2013-Ica El “proceso y procedimiento” de
adquisición de predios rurales
privados del Estado
Silvia Morales Silva
Pontificia Universidad Católica del Perú*

1. Introducción
2. Hechos relevantes
3. Problemas
SUMARIO

4. Nociones elementales
5. Análisis
6. Conclusiones
7. Referencias bibliográficas

1. Introducción las disposiciones pertinentes en torno


A partir de la sentencia en casación a las referidas al trámite del proceso de
en comentario, realizaremos un análisis “adquisición” de la propiedad y posesión
de las instituciones jurídicas más im- regulado por ley especial.
portantes en torno a la posesión de los
bienes privados del Estado y el trámite de 2. Hechos relevantes
su inscripción; para ello estableceremos El 13 de junio de 1978, se expidió
cuáles serían los criterios para determi- la escritura pública que contiene el testa-
nar la pertenencia o no de los bienes del mento de la Sra. María Martínez Benve-
Estado y su tramitación. No obstante, nuto, inscrito en Registros Públicos, en
daremos énfasis a la regulación de la
el que se instituyó como heredero al Sr.
posesión de los bienes del Estado, y ana-
Maurice Claux Mendiola.
lizaremos cómo se vienen interpretando
El 28 de septiembre de 2005, se
* Abogada por la Pontificia Universidad Católica inscribe la posesión a favor de la sociedad
del Perú (PUCP). conyugal conformada por el Sr. Maurice

270 Instituto Pacífico Volumen 15 • Setiembre 2015


Comentario de jurisprudencia
Jesús Claux Mendiola y la Sra. María
Ofelia Pardo Barco, sobre el predio rural RESUMEN
“Manuelita” en el sector camino de Reyes,
con un área Hz 1, 8087 del distrito de Salas En este artículo se analiza el criterio de
una sentencia casatoria referido a la ins-
Guadalupe, en la partida N.° 11015367. cripción de “derechos” de posesión sobre
Ante la inscripción realizada, la predios rurales de dominio público, en
cuya virtud el Estado podría oponerse a
Superintendencia de Bienes Naciona- tales inscripciones en aplicación del artí-
les (SBN) demanda la oposición a la culo 24 del Decreto Legislativo N.º 667,
inscripción registral realizada por la aun cuando esta norma se refiera solo a
sociedad conyugal, en tanto el referido la posesión de bienes de propiedad pri-
predio constituye propiedad estatal en vada. En ese sentido, la autora desarrolla
dogmática y legalmente las instituciones
aplicación de la Séptima Disposición jurídicas inmersas en la situación legal
Complementaria del Decreto Supremo planteada, y por las razones que explica,
N.° 154-2001/EF; causa que se ventiló cuestiona la interpretación del tribunal
en el Cuarto Juzgado Especializado en lo sobre el trámite de inscripción de la
Civil de la Corte Superior de Ica. posesión de los citados predios estatales,
no solo desde sus aspectos formales sino
Sin fecha exacta, en primera instan- también sustantivos. (Código Civil: artí-
cia, se desestimó la demanda interpues- culos 896 al 911; Decreto Legislativo N.°
ta, pero en apelación ante la Segunda 667: artículos 20, 22, 23 y 24; Ley N.º
Sala Civil de la Corte Superior de Ica 27584: artículo 24)
se reforma la sentencia, y se estima la
demanda. PALABRAS CLAVE

Posteriormente, el 3 de enero de Bienes del Estado/ Predio rural privado/


2013, la parte demandada interpone el Posesión de predio rural privado/ Proce-
recurso de casación contra la sentencia dimiento de posesión rural privado
de vista ante la Sala de Derecho Consti-
Recibido: 14/07/15
tucional y Social Permanente de la Corte
Aceptado: 15/08/15
Suprema, declarándose infundado el
Publicado online: 01/10/2015
mismo, en razón de que para esta Corte
es válido para el Estado ejercer oposición
contra las inscripciones del derecho de 3. Problemas
posesión que se realicen sobre los predios
de su propiedad, empleando para ello la Ante los hechos del caso, presentamos
vía prevista en el artículo 24 del Decreto los problemas a resolverse y, a su vez, las
Legislativo N.º 667, aun cuando esta instituciones jurídicas a desarrollarse. En
norma se refiera solo a la posesión de ese sentido, nos interrogamos lo siguiente:
bienes de propiedad privada, y a efectos • ¿Cómo se determina la naturaleza
de permitirle el ejercicio adecuado de su jurídica de dominio de los predios
derecho a la tutela jurisdiccional. rurales estatales?

Volumen 15 • Setiembre 2015 Actualidad Civil 271


Actualidad

Civil Procesos
• ¿La inscripción de la posesión so- doctrina jurisprudencial, el Tribunal
bre predios rurales estatales es un Constitucional4.
requisito para la adquisición de la
propiedad? IMPORTANTE
• ¿Se puede aplicar por analogía el
trámite del proceso de autorización La oposición reconocida en el ar-
tículo 24 del Decreto Legislativo
de la posesión al de adquisición de N.° 667 para la inscripción de la
propiedad? prescripción de predios rurales pri-
• ¿El derecho a la defensa en el trá- vados, se constituye como el meca-
mite de autorización de posesión nismo de defensa del Estado ante el
es semejante al de adquisición de la petitorio de inscripción de la pro-
piedad sobre bienes de su dominio,
propiedad? aunque no se aluda expresamente
como un mecanismo de defensa o
4. Nociones elementales de la entidad a la que pertenece el
bien.
4.1. El derecho de propiedad
La propiedad es uno de los insti- De allí que, desde el Derecho Pri-
tutos jurídicos más importantes de los vado la propiedad es el poder jurídico
derechos reales, entendido esta como por el que se confiere los atributos de
las facultades reconocidas en un orde- usar, disfrutar, disponer y reivindicar un
namiento jurídico para atribuir a su bien, como se encuentra regulado en el
titular los poderes de realización directa, Código Civil.
de exclusión, oposición, persecución, Siguiendo a Roberto Jiménez5, la
disposición y preferencia o prioridad propiedad estatal o del Estado tuvo un
sobre los bienes, como lo desarrolla Luis tratamiento jurídico en los Códigos Ci-
Díez Picazo1. viles de 1852 y 1936, que a diferencia de
A nivel constitucional, la propiedad lo regulado en el Código Civil de 1984,
es reconocida como una garantía insti- en el que la regulación de la propiedad
tucional2 y un derecho fundamental3, estatal fue residual.
dada su doble dimensión objetiva; como De esa manera, los bienes del Estado
lo viene desarrollando a partir de diversa tuvieron un desarrollo legal a partir del

1 Díez Picazo, Luis y Antonio Gullon, Sistema 4 Se puede apreciar en diversas sentencias recaídas
de Derecho Civil, Madrid, Tecnos, 2003, pp. en los Expedientes N.os 00976- 2001 AA/ TC,
53- 55 0010- 2001-AI/TC, 0008-2003- AI/TC, entre
2 Actualmente, la garantía de institucionalidad de otros.
la propiedad se desprende del artículo 70 de la 5 Jimenez Murillo, Roberto, “El estudio de los
Constitución Política vigente. bienes de propiedad estatal en el entorno del
3 De conformidad con el numeral 16 del artículo Derecho Administrativo”, En: Taller de Derecho,
2 de la Constitución Política del Perú. N.° 1, Ediciones Legales, 2002, pp. 65- 66.

272 Instituto Pacífico Volumen 15 • Setiembre 2015


Comentario de jurisprudencia
uso, administración y disposición de los 4.2. Bienes públicos y privados del Estado
mismos, sin que dejen los referidos bie- Históricamente, la distinción y defi-
nes de ser patrimonio del Estado, que a nición entre bienes públicos y privados
su vez se desprenden de las disposiciones no ha sido referida expresamente en
normativas. nuestro ordenamiento jurídico, sino que
Desde una regulación especial, la distinción y definición realizada por
podemos encontrar la regulación de la los legisladores parte de la clasificación
propiedad de los bienes del Estado, y que se les atribuyó a los bienes doctri-
con ello, una reglamentación particular; nariamente, y que fueron adoptándose
de manera que, se reconoce en el Esta- con posterioridad, aunque se pueda
do el dominio sobre los bienes o cosas cuestionar la relevancia o no de distinguir
públicas, de las cuales se pueden ejercer y/o definir legalmente las instituciones
una titularidad pública, cuando recae jurídicas.
sobre bienes de uso público, y bienes de De allí que, de la clasificación tradi-
dominio privado en el que el goce o dis- cional doctrinaria de bienes, se distinga y
posición de los bienes se encuentra limi- agrupe a los bienes como muebles o in-
tado al uso privado del Estado, como se muebles, concepción adoptada en nuestra
aprecia de la leyes: Ley N.º 291516, Ley legislación civil. No obstante, considera-
General del Sistema Nacional de Bienes mos pertinente señalar que existen otras
Estatales y su Reglamento, el Decreto clasificaciones de bienes, no solo por el
Supremo N.° 007-2008-VIVIENDA7; sujeto que ejerce la titularidad, sino por
el Decreto Legislativo N.° 6678, Ley del el contenido legal del propio derecho, que
Registro de Predios Rurales; la Ley N.° es atribuido de manera distinta en cada
296189, Ley que establece la presunción ordenamiento jurídico.
de que el Estado es poseedor de los
inmuebles de su propiedad y declara Si partimos de que el sujeto titular
imprescriptibles los bienes inmuebles de de la propiedad es el Estado, los bienes
dominio privado estatal. sobre los que ejerce la propiedad pueden
encontrarse bajo su dominio sea público
o privado; de esa manera, siguiendo a
Jorge Avendaño10, la noción de bienes
6 La referida ley fue promulgada el 30 de noviem-
bre de 2007, y publicada el 14 de diciembre de públicos sería:
2007 en el diario oficial El Peruano, pero entró
en vigencia sesenta días después de su publica- “[…] La noción de dominio público no es
ción. univoca. Hay, en primer lugar, el dominio
7 Publicado en el diario oficial El Peruano, el 15 soberano del Estado, que recae sobre bienes
de marzo de 2008.
8 Publicado en el diario oficial El Peruano, el 13 10 Avendaño, Jorge, “El derecho de propiedad en
de septiembre de 1991. la Constitución”, En: Themis, N.° 30, Revista
9 Publicado en el diario oficial El Peruano, el 24 editada por los alumnos de la PUCP, 1994, p.
de noviembre de 2010. 121.

Volumen 15 • Setiembre 2015 Actualidad Civil 273


Actualidad

Civil Procesos
esenciales e incondicionalmente domina- prenden los bienes muebles e inmuebles, de
les. Entre estos hay que señalar, en primer dominio privado y de dominio público, que
término, el territorio, el territorio y el mar tienen como titular al Estado o a cualquier
territorial, y en una segunda instancia las pla- entidad pública que conforma el Sistema
yas, costas, puertos; los ríos, lagos y las obras Nacional de Bienes Estatales, independien-
destinadas a la defensa militar. Tratándose de temente del nivel de gobierno al que perte-
estos bienes, su carácter de cosas públicas y su nezcan […]”.
pertenencia al Estado son dos características
inseparablemente unidas.
Hay también los bienes del dominio público Si bien en esta normativa solo se
propiamente dicho, cuya dominialidad no aprecia una identificación de los bienes
que por sus características pertenecerían
es genérica. Ella está subordinada a la per-
tenencia al Estado de cada uno en concretoal Estado, de manera genérica, esto no
de los bienes de la especie: son las carreteras,
debe derivar en una concepción cerrada
vías férreas, aeropuertos, locales de la admi-
de lo que son los bienes del Estado; de allí
nistración pública, acueductos, inmuebles de
valor histórico, las colecciones de los museos,
que, podemos interpretar como bienes
bibliotecas y todos aquellos sometidos por ley
del Estado lo comprendido en el artículo
al régimen propio del dominio.[…]”
23 de la Ley N.° 29151, Ley General del
De esa manera, encontraríamos otra Sistema de Bienes Estatales, lo siguiente:
clasificación de bienes, no solo en razón
del sujeto sino en razón de la finalidad o “[…] Artículo 23.- Titularidad de los
predios no inscritos Los predios que no
funcionalidad de la propiedad, distinción se encuentren inscritos en el Registro de
y referencia que viene siendo desarrollada Predios y que no constituyan propiedad
por el Tribunal Constitucional11 y que de particulares, ni de las Comunidades
referimos anteriormente. Campesinas y Nativas, son de dominio del
Estado, cuya inmatriculación compete a la
A nivel legal, la distinción entre bie- Superintendencia Nacional de Bienes Esta-
nes públicos o privados del Estado es una tales - SBN; y en las zonas en que se haya
clasificación otorgada e incorporada por efectuado transferencia de competencias,
a los gobiernos regionales, sin perjuicio de
el legislador bajo un criterio tradicional, las competencias legalmente reconocidas
realizado por ley, como se deriva del artí- por norma especial a otras entidades y de
culo 2 de la Ley N.° 29151, Ley General las funciones y atribuciones del ente rector
del Sistema de Bienes Estatales12, la cual del Sistema Nacional de Bienes Estatales.
señala lo siguiente: […]”

“(…) Artículo 3.- Bienes estatales.- Para los Sin embargo, como lo señala Gordi-
efectos de esta Ley, los bienes estatales com- llo13, en la realidad, la mayoría de bienes
del Estado se encuentran comprendidos
dentro de los bienes de dominio público,
11 Dentro de las sentencias desarrolladas se puede identificando como elementos para su
mencionar la sentencia recaída en el Expediente
N.° 0008-2003- AI/TC.
12 Norma publicada en el diario oficial El Peruano, 13 Gordillo, Agustín, El derecho administrativo,
el 14 de diciembre de 2007. En: < http://goo.gl/vuujMC>, pp. 353-354.

274 Instituto Pacífico Volumen 15 • Setiembre 2015


Comentario de jurisprudencia
calificación los siguientes: el subjetivo, por lo tanto, se encuentran afectados por
referido al sujeto que es titular del domi- el uso público o por la prestación de un
nio público; el objetivo, que compren- servicio público.
den los bienes del dominio público; el No obstante, estas teorías no brindan
normativo, conformado por las normas elementos necesarios para distinguir
que incorporan los bienes del dominio entre bienes privados de públicos, pese
público; y, el teleológico, que estaría a que ambos dominios se encuentran de-
conformado por los bienes destinados terminados por lo regulado legalmente;
al dominio estatal. de allí que, en el derecho comparado15,
se suela mencionar como características
IMPORTANTE relevantes de los bienes de dominio
público: la incomerciabilidad o indis-
La interpretación que se realice de
las normas procesales debe contar
con los criterios de universalidad, 15 Ibídem. pp. 68-74. En relación con la incomer-
coherencia y consistencia, es decir, ciabilidad o indisponibilidad debe comprender-
que ante eventuales casos similares se que los bienes de dominio público son los que
se pueda aplicar la misma interpre- se encuentra fuera de comercio; en relación a la
tación, que el criterio de aplicación inalienabilidad, se refiere a que cualquier nego-
en la interpretación no altere la fi- cio jurídico que comprenda estos bienes resulta
nalidad de la regulación y se efec- nulo e insubsanable; en torno a la inembarga-
tivice la seguridad jurídica en la in- bilidad se refiere a que los bienes de dominio
terpretación del derecho. público no pueden ser objeto a gravámenes; la
imprescriptibilidad alude a que estos bienes no
pueden ser adquiridos por los privados por usu-
Por otro lado, podemos mencionar, capión; el deslinde es la facultad que se concede
siguiendo a Antonio Alonso14, que se para que el propietario delimite su propiedad; la
distinguen dos teorías que explican la na- recuperación de oficio es la potestad por la que
turaleza jurídica de los bienes de dominio la Administración podrá recuperar sus bienes
en cualquier momento sin necesidad de acudir
público: la teoría del dominio público a los tribunales; el desahucio administrativo es
por naturaleza y la teoría del dominio el proceso por el que un propietario recupera
público por afectación; de acuerdo con la posesión del mismo, frente a quien la venía
la primera teoría, las cosas son por su ostentando legítimamente sobre la base de un
naturaleza las que estaban destinadas al título contractual; potestad sancionadora que
permite a la administración la conservación
uso común o público, tesis que actual- material del dominio público y la imposición de
mente es rechazada mayoritariamente; reglas penales; la publicidad posesoria, referida a
y la segunda teoría, que sostiene que las garantías inmanentes al Registro que no son
los bienes que no son propiedad de los necesarias en el dominio público, así como la
particulares son propiedad del Estado, y incorporación de la inclusión de los bienes en
posesión; y, finalmente, dentro de la potestad
de investigación se faculta a la Administración
14 Alonso, Antonio, “Patrimonio del Estado”, En: investigar la situación de los bienes y derechos
< http://goo.gl/ZnRE3H>, pp. 60-61. que se presuman de su propiedad.

Volumen 15 • Setiembre 2015 Actualidad Civil 275


Actualidad

Civil Procesos
ponibilidad, la inalienabilidad, la inem- 4.1. Régimen normativo de la posesión
bargabilidad, la imprescriptibilidad, el sobre bienes del Estado
deslinde, la recuperación de oficio, el En el derecho romano, la posesión
desahucio administrativo, la potestad era considerada como un poder ejercido
sancionadora y la publicidad posesoria, solo sobre cosas, determinando de esa
y la potestad de investigación. forma el objeto sobre el que se ejerce la
En nuestra legislación, si bien no se posesión, como lo señala Álvarez Cape-
han comprendido dichas características rochipi19.
expresamente para distinguir y definir Por otro lado, siguiendo a Guillermo
los bienes de dominio público de los Borda20, podemos mencionar que la po-
privados, sí se pueden desprender de lo sesión es un atributo de la propiedad, que
dispuesto en los artículos 7016 y 7117 de recae sobre cosas corporales, que surgen
la Constitución Política del Perú. No de una relación entre una persona y una
obstante, siguiendo a Roberto Jiménez18, cosa; de esa manera, con la posesión se
el Estado es el titular de los bienes que entiende un comportamiento sobre las
se encuentran directa o indirectamente cosas, ejerciendo los poderes sobre ellas,
en la esfera de su dominio jurídico, con y autorizando el tráfico jurídico del bien
un destino específico, siendo la ley quien sobre el que se ejerce la posesión, de allí
determina al ámbito objetivo de esta su función legitimadora.
propiedad.
De allí que, desde el derecho civil,
la posesión se regule en el artículo 896
16 “[…] Artículo 70.- Inviolabilidad del derecho de al 911 del Código Civil, contando con
propiedad El derecho de propiedad es inviolable. una definición normativa del mismo21,
El Estado lo garantiza. Se ejerce en armonía
y de la cual se puede desprender que un
con el bien común y dentro de los límites de
ley. A nadie puede privarse de su propiedad poseedor es también un propietario, un
sino, exclusivamente, por causa de seguridad usurpador, un usufructuario, un usuario,
nacional o necesidad pública, declarada por un arrendatario, entre otros.
ley, y previo pago en efectivo de indemnización
justipreciada que incluya compensación por el
De esa manera, las relaciones jurí-
eventual perjuicio. Hay acción ante el Poder dicas entre los privados se encuentran
Judicial para contestar el valor de la propiedad contempladas por el derecho privado,
que el Estado haya señalado en el procedimiento
expropiatorio. […]”
17 “[…] Artículo 73°.- Bienes de dominio y uso 19 Álvarez Caperochipi, José, Curso de derechos
público. Los bienes de dominio público son reales, Tomo I, Propiedad y posesión, Madrid,
inalienables e imprescriptibles. Los bienes de Civitas, 1986, p. 96
uso público pueden ser concedidos a particu- 20 Borda, Guillermo, Manuel de derechos reales,
lares conforme a ley, para su aprovechamiento 4.ª Edición, Perrot, pp. 41-42.
económico. […]” 21 “[…] Noción de posesión. Artículo 896.- La
18 Jimenez Murillo, Roberto, Op. cit., pp. 62 y posesión es el ejercicio de hecho de uno o más
ss. poderes inherentes a la propiedad. […]”

276 Instituto Pacífico Volumen 15 • Setiembre 2015


Comentario de jurisprudencia
y con ello, la posesión derivada de una forma conjunta porque estos legitiman
relación contractual o no, pero que recae al propietario y el poseedor es quien solo
sobre un bien, cuya titularidad la ejerce aparenta tener la propiedad.
un privado, se regula por este cuerpo De allí que, el Estado no pueda ejer-
normativo. cer de manera directa la posesión de los
bienes, en tanto, se requiere tener una
IMPORTANTE relación directa con el bien; sin embargo,
como el sujeto de la posesión en este caso
En el Decreto Legislativo N.° 667 es una entelequia, quien ejerza la pose-
se regula una suerte de procedi-
sión sería una persona natural en nombre
miento para inscribir la propiedad
estatal de un bien rural a nombre o en representación del Estado; y, por
de un privado; comprendiéndose ello, la necesaria regulación especial para
así no solo disposiciones sustantivas el ejercicio de la posesión y legitimación
sino procedimentales; asimismo, se de la misma.
aprecia que el Estado autoriza la
posesión del bien a los privados, En ese sentido, podemos remitirnos
y comprende la oposición ante la al artículo 1122 de la Ley N.° 29151, Ley
solicitud de inscripción de propie- General del Sistema Nacional de Bienes
dad, mas no para la inscripción de Estatales, que comprende el ámbito obje-
posesión, en tanto sí se autoriza la tivo de acciones a realizar sobre los bienes
posesión a quienes lo soliciten y
cumplan con lo regulado en los ar- del Estado, como sería, la adquisición,
tículos 22 y 23 del referido decreto. administración, disposición, registro y
supervisión de los bienes estatales.
Por ello, la posesión que se ejerce De esa manera, apreciamos que el
sobre los bienes cuya titularidad perte- poder de disposición y administración
nece al Estado tiene un régimen legal de bienes constituye uno de los poderes
específico, que si bien puede asemejarse o facultades más importantes que se
al contenido de la posesión regulada por realizan sobre la propiedad de los bienes
el Código Civil, guardan peculiaridades, del Estado, lo cual se encuentra limitado
que se comprenden en trámites especiales a lo dispuesto por la ley y su reglamen-
y/o diferentes para el ejercicio de la pose- tación; y con ello, el respeto al principio
sión, como se desprende de lo normado. de legalidad y el debido procedimiento.
De una interpretación sistemática de
los artículos 896 y 923 del Código Civil,
22 “[…] Articulo 11.- Acciones sobre los bienes
la posesión es el ejercicio de hecho sobre estatales. Las entidades públicas que conforman
el bien, de los poderes o cualquiera de los el Sistema Nacional de Bienes Estatales realiza-
poderes de usar, disfrutar, disponer o rei- rán los actos de adquisición, administración,
disposición, registro y supervizacion de los
vindicar el bien objeto de posesión. No bienes estatales, de acuerdo con lo dispuesto
obstante, dichos poderes no se ejercen de por la presente ley y su reglamento […]”

Volumen 15 • Setiembre 2015 Actualidad Civil 277


Actualidad

Civil Procesos
De allí que, en los casos de predios desde dos puntos de vista: el material y
rurales de propiedad del Estado, se el formal; en el primer caso, el proceso
desprende que la norma aplicable es el es la forma de resolver un conflicto so-
Decreto Legislativo N.° 667, Ley del Re- cial; mientras que en el segundo caso, el
gistro de Predios Rurales; y en la referida proceso es la aplicación o actuación del
norma se comprende las disposiciones derecho.
sobre los títulos inscribibles, la inscrip- En ese sentido, siguiendo lo desarro-
ción de la propiedad de predios rurales, llado por Andrea Proto26, el proceso se
la inscripción de la posesión de predios conforma por la actividad de las partes
rurales, entre otros. y el juez, con la finalidad de obtener una
Asimismo, podemos destacar como situación de ventaja, que se habría obte-
norma especializada que regula la pro- nido de la cooperación espontánea de los
piedad del Estado, a la Ley N.° 2961823, mismos; de modo que, el proceso sería
que establece la presunción de que el un instrumento para la tutela material
Estado es poseedor de los inmuebles de de quienes lo solicitan.
su propiedad y declara imprescriptibles De allí que, surja la relevancia en
los bienes inmuebles de dominio privado la regulación normativa del mismo, la
estatal. cual puede encontrarse codificada o no;
asimismo, si el derecho procesal es un
4.3. El “proceso y/o procedimiento” de
campo o área del derecho que pertenece
posesión de bienes del Estado
al derecho público, esta se encuentra
Siguiendo a Hernando Devis24, el vinculada con otras áreas del derecho.
proceso puede entenderse desde una ma-
Al respecto, Hernando Devis Echan-
nera simple, como un conjunto de actos
dia ha señalado que las leyes procesales
27
coordinados para producir una finalidad;
se encargan de regular el proceso y to-
en cambio, desde un sentido técnico, el
das las relaciones que se derivan de las
proceso sería una cadena de actos coor-
mismas, independientemente de si se
dinados para lograr un pronunciamiento
pueden encontrar comprendidas en la
jurisdiccional.
Constitución, en el Código de Procedi-
De otro lado, siguiendo a Jaime mientos o Procesal, en el Código Civil,
Guasp25, el proceso puede definirse en el Código de Comercio, en leyes
especiales, entre otros.
23 Esta ley fue publicada en el diario oficial El
Peruano, 24 de noviembre de 2010.
De esa manera, se pueden distinguir
24 Devis Echandia, Hernando, Nociones generales dos tipos de procesos judiciales los pro-
de derecho procesal civil, Madrid, Aguilar Edicio-
nes, 1964, pp. 129-132.
25 Guasp, Jaime, Derecho procesal civil, Introduc- 26 Proto Pisani, Andrea, La tutela jurisdiccional,
ción y parte general, Tomo I, Madrid, Instituto Palestra Editores, 2014, Lima, p. 27.
de Estudios Políticos, 1968, pp. 11-16. 27 Devis Echandia, Hernando, Op. cit. p. 83.

278 Instituto Pacífico Volumen 15 • Setiembre 2015


Comentario de jurisprudencia
cesos ordinarios y los procesos especia- En ese sentido, se puede concebir el
les; el primer proceso se caracteriza por trámite y/o procedimiento para oponerse
regular de manera general los procesos o cuestionar la inscripción del derecho de
de cognición, dentro de los cuales po- propiedad de bienes rurales privados del
demos ubicar las vías de conocimiento, Estado, derivado del procedimiento de
abreviada y sumarísima; y, los procesos inscripción de la posesión (de naturaleza
especiales, que se caracterizan por regular administrativa30) en un proceso especial.
un proceso con un objeto determinado o No obstante, el no haberse compren-
especializado, como se puede apreciar de dido de manera expresa en el Código
lo señalado por Jaime Guasp28. Procesal Civil o en la Ley Contenciosa
A partir de lo señalado anteriormente Administrativa31, normativas que re-
podemos afirmar que los procesos espe- gulan los procesos y trámites judiciales
ciales son procesos excepcionales, no solo de manera general, estos procesos y/o
por su pertenencia o no a una ley espe- procedimientos se constituyen como
cial, que circunscribe el ámbito objetivo procesos especiales, que por su regulación
de su regulación, o porque el legislador lo proveniente de una norma especial como
haya calificado o denominado de esa ma- lo comprende el Decreto Legislativo N.°
nera; sino por la naturaleza jurídica y la 667, Ley de Registro de Predios Rurales,
necesidad de comprender un trámite con se puede calificar a los mismos como
peculiaridades, sin que ello implique un
excesivo uso de legislaciones especiales. 30 Al respecto podemos puntualizar que la ins-
cripción de la posesión de estos predios rurales
Dentro de estas legislaciones espe- privados al efectuarse ante la oficina registral,
ciales referidas a los procesos, se puede órgano administrativo que emite la inscripción
distinguir la regulación a los procedi- conforme lo determina el Decreto Legislativo
mientos, denominación que también se N.° 677, se comprende un procedimiento
administrativo, y con ello se determina cuál
emplea en los trámites administrativos, sería la forma y vía para cuestionar la inscrip-
pero que está referida a la forma cómo ción del mismo, conformándose así un trámite
se produce la actuación procesal, su especial; no obstante, por ello se deja de aplicar
relación entre las partes, los órganos las normas generales de los procedimientos
administrativos, conforme lo dispuesto en el
jurisdiccionales y entre estos, como lo artículo 29 de la Ley General de Procedimientos
aprecia Vicente Gimeno Sendra29. Administrativos, Ley N.° 27444.
31 Tomando en cuenta que para iniciar un pro-
ceso contencioso administrativo, se requiere
un acto administrativo firme, la forma de
28 Guasp, Jaime, Derecho procesal civil, Procesos cuestionamiento del mismo se deriva de la
Especiales y Jurisdicción voluntaria, Tomo II, disposición comprendida en el artículo 148
Madrid, Instituto de Estudios Políticos, 1968, de la Constitución Política del Perú. (Consti-
pp. 21-22. tución Política del Perú.- Artículo 148.- Las
29 Gimeno Sendra, Vicente, Derecho procesal resoluciones administrativas que causan estado
civil, I El proceso de declaración. Parte general, son susceptibles de impugnación mediante la
COLEZ, Madrid, 2007, p. 50. acción contencioso-administrativa).

Volumen 15 • Setiembre 2015 Actualidad Civil 279


Actualidad

Civil Procesos
procesos y procedimientos sui generis de porque por su diseño y configuración,
inscripción de la posesión como de la no permiten una actuación de manera
propiedad de los predios rurales privados. equitativa, sin que ello implique que no
se respete un mínimo esencial para un
4.2. Oposición y derecho de defensa del juzgamiento posterior.
Estado en la inscripción de la propie-
dad de predios rurales privados De esa manera, siguiendo a Alex
Carocca34, se produciría indefensión en
Siguiendo a Alex Carocca 32, el los siguientes supuestos: si a cualquiera
legislador al diseñar un proceso o pro- de las partes se les priva de una actuación
cedimiento debe respetar la garantía permitida por ley, o cuando se concede
constitucional de la defensa, lo cual la intervención a la otra parte sin estar
conlleva caracterizar la superioridad prevista en la misma, o cuando se trata
normativa de la Constitución, con un de cuestiones importantes para las partes
efecto horizontal33. o de una tramitación previamente esta-
No obstante, el derecho de defensa blecida, en la que el juez debe escuchar
se concretiza no solo como una manifes- a ambas partes.
tación del derecho a la contradicción en Con ello, todo proceso o procedi-
un proceso, o como parte de una etapa miento en su diseño y estructura debe
procesal o procedimental, sino como permitir la posibilidad de ejercer el
parte de una de las garantías procesales contradictorio a la otra parte del pro-
o procedimentales predeterminadas ceso; no obstante, de conformidad con
constitucionalmente; de tal manera que, el principio dispositivo que rige todo
la actividad de las partes y del juez se proceso, se debe comprender que todas
encuentre en posibilidad de reaccionar las partes puedan iniciar un proceso con
y responder a los actos contrarios que las posibilidades de contradecir lo que
suceden en el tiempo, y que el juez pue- se peticiona, y que además, durante el
da apreciar dicha actuación, de manera proceso, se pueda iniciar las peticiones y
equitativa. desistimientos que les interese; de similar
Sin embargo, en determinados forma, se debe permitir a las partes la
procesos la contradicción es limitada, presentación de pruebas, sin que ello no
pueda ser exigido por el juez; que en el
caso del proceso civil, este principio se
32 Caraccoca Perez, Alex, Garantías constitu-
cionales de la defensa procesal, Barcelona, Bosch
encuentra comprendido en el artículo
Editores, pp. 67- 69. IV35 del Título Preliminar del Código
33 Al respecto consideramos relevante mencionar
que, en doctrina, existen dos posiciones en torno
a si el Derecho Procesal se está constituciona- 34 Carocca Perez, Alex, Op. cit., pp. 80-83.
lizando o no; o, solo es un enfoque distinto, 35 Artículo VI del Título Preliminar del Código
consistente en la interpretación de la normativa Procesal Civil.- El proceso se promueve solo
procesal en armonía con la Constitución. a iniciativa de parte, la que invocara interés y

280 Instituto Pacífico Volumen 15 • Setiembre 2015


Comentario de jurisprudencia
Procesal Civil, norma procesal que es en uno judicial, cuando se solicita la
de aplicación supletoria36 a todos los inscripción de la propiedad, y se concede
procesos. expresamente la oposición a este trámite,
ante los fueros judiciales; de allí que, nos
IMPORTANTE encontremos ante un procedimiento y
proceso sui generis, que se justifica en la
La titularidad de la propiedad, pese naturaleza del bien en adquisición y en
a que se inscribe la posesión del la finalidad de su regulación –dado que
bien, siempre se mantiene dentro se está produciendo un desplazamiento
del ámbito del Estado, y lo que se
pretendería aparentemente con la de un predio de titularidad del Estado
inscripción de la posesión es lograr pero bajo el dominio privado–, de allí su
la publicidad y declaración de per- regulación en una norma especial.
manencia de los bienes en el patri- Al contrario de que, se comprenda
monio estatal, los que el Estado sí
tendría interés de administrar. como supuesto normativo, la oposición
en la inscripción de la posesión de los
predios privados del Estado, en tanto,
En ese sentido, la oposición recono-
que no se produce un desplazamiento
cida en el artículo 24 del Decreto Legis-
de los bienes del Estado, sino tan solo
lativo N.° 667, para la inscripción de la
una suerte de publicidad acerca del uso
prescripción de predios rurales privados,
ejercido sobre determinado bien.
se constituye como el mecanismo de de-
fensa del Estado ante el petitorio de ins- 4.3. Interpretación de las normas proce-
cripción de la propiedad de su dominio, sales
aunque no se aluda expresamente como
un mecanismo de defensa del mismo o Siguiendo a Couture37, las normas
de la entidad a la que pertenece el bien. procesales no dependen de su fuente
para determinar la naturaleza de sus
Sin embargo, la regulación de este disposiciones, sino de su contenido:
procedimiento (administrativo) deriva que es regular las reglas sobre el debate
judicial y de la decisión de un conflicto
legitimidad para obrar. No requieren invocarlos
el Ministerio Público, el procurador oficioso ni
de intereses.
quien defiende intereses difusos. Las partes, sus En ese sentido, podemos encontrar
representantes, sus abogados, y en general, todos
los partícipes en el proceso, adecuan su conducta
leyes procesales en distintos cuerpos nor-
a los deberes de veracidad, probidad, lealtad y mativos, y que cumplen con la finalidad
buena fe. El juez tiene el deber de impedir y de regular los procesos o trámites regidos
sancionar cualquier conducta ilícita o dilatoria.
36 De conformidad con la primera disposición final
complementaria: Primera.- Las disposiciones 37 Couture, Eduardo, Estudio de derecho procesal
de este Código se aplican supletoriamente a los civil, El juez, las partes y el proceso, Tomo III, 3.ª
demás ordenamientos procesales, siempre que Ediciones Depalma, Buenos Aires, 1979, pp.
sean compatibles con su naturaleza. 46-47

Volumen 15 • Setiembre 2015 Actualidad Civil 281


Actualidad

Civil Procesos
por principios procesales; de allí que, las terpretación no altere la finalidad de la
normas procesales se puedan manifestar regulación, y se efectivice la seguridad
como principios procesales o reglas pro- jurídica en la interpretación del derecho;
cesales; y con estas se requiera determi- que a su vez, se permita que los ciudada-
nar el contenido y el significado de las nos tengan conocimiento de cuáles son
mismas, por medio de la interpretación. las reglas válidas, y el sistema se torne
No obstante, en la interpretación previsible.
de las leyes se toman en cuenta varios
métodos de interpretación, desde el li- 5. Análisis del caso
teral, histórico, sistemático, teleológico En este caso apreciamos, que la litis
y otros; y de esa manera, los intérpretes
del proceso recae sobre un bien de pro-
aplican el derecho a casos en concreto;
piedad del Estado pero que pertenece al
sin embargo, se puede presentar los su-
dominio privado del mismo; en tanto,
puestos de hechos que no se encuentran
regulados, y que luego de varios méto- el referido bien no tiene un destino de
dos de interpretación no se encuentren utilidad pública, y por lo tanto, la ad-
norma aplicable, encontrándose una ministración y disposición del mismo
laguna en la ley procesal, que requiere de se encuentra sujeta a lo que la entidad
la interpretación analógica, y con ello, la competente disponga de conformidad
“creación” de una nueva norma, y no de con la ley especial.
una disposición para el caso en concreto. Si bien de lo desarrollado por la sen-
Si bien en nuestro ordenamiento no tencia en casación no se desprende que
existe una prohibición o una regulación el Estado haya acreditado su título de
expresa de cómo se debe interpretar; propiedad sobre el referido inmueble, se
sin embargo, se puede señalar que toda puede apreciar por el trámite que realizó
interpretación de las leyes, debe realizarse la parte demanda, de solicitar la inscrip-
de manera coherente y armoniosa dentro ción de la posesión del mismo, que el
del ordenamiento jurídico; y con ello, Estado era el titular del bien.
garantizar la seguridad jurídica en la De allí que, la normatividad aplicable
aplicación del derecho. sea el Decreto Legislativo N.° 667, Ley
De allí que, la interpretación que de Registro de Predios Rurales, norma
se realice de las normas procesales debe que comprende la forma de regulación
contar con los criterios de universali- de la propiedad y posesión de los bienes
dad, coherencia y consistencia, es decir, del Estado, que es aplicable al caso, por
que ante eventuales casos similares se las fechas en que se suscitaron; si bien
pueda aplicar la misma interpretación, encontramos como norma aplicable la
de conformidad con las demás normas Ley N.° 29618, Ley que establece la pre-
comprendidas en el cuerpo normativo, sunción de que el Estado es poseedor de
y que el criterio de aplicación en la in- los inmuebles de su propiedad y declara

282 Instituto Pacífico Volumen 15 • Setiembre 2015


Comentario de jurisprudencia
imprescriptibles los bienes inmuebles prendiéndose así no solo disposiciones
de dominio privado estatal, considera- sustantivas sino procedimentales; asi-
mos que esta normativa no puede ser mismo, se aprecia que el Estado autoriza
interpretada de manera que derogue la posesión del bien a los privados, y
implícitamente el Decreto Legislativo N. comprende la oposición ante la solici-
667, en tanto, el ámbito de aplicación de tud de inscripción de propiedad, mas
la referida normativa solo alcanza a pre- no para la inscripción de posesión, en
dios rurales, a diferencia de lo dispuesto tanto, sí se autoriza la posesión a quienes
legalmente por la Ley N.° 29618. lo soliciten y cumplan con lo regulado
Por otro lado, apreciamos que la re- en los artículos 22 y 23 del Decreto
gulación sobre la posesión y propiedad de Legislativo N.° 667.
los bienes rurales, en el referido decreto Por otro lado, nos llama la atención
legislativo, comprende un procedimien- lo regulado por el artículo 23 del Decreto
to específico, en tanto los privados no Legislativo N.° 667, en el que se alude el
podrían adquirir la propiedad de bienes procedimiento de inscripción de la po-
rurales del Estado de manera originaria a sesión de los predios rurales, de manera
diferencia de lo normado para los bienes indirecta; en tanto, el trámite del referido
de propiedad de privados, y por lo tanto, procedimiento de inscripción de la po-
no le es aplicable el Código Civil. sesión, se inicia con la presentación de
la solicitud registral38, que presupone la
Sin embargo, con esta normativa, se
posesión sobre el inmueble a inscribirse
puede desprender que el Estado mantie-
conforme a lo regulado en el artículo 22
ne la finalidad de administrar sus bienes,
del referido decreto; y, su posterior trámi-
y por ello, se restringe normativamente la
te, con la notificación de la inscripción de
disposición plena de sus bienes a favor de
la posesión al propietario, los colindantes
los particulares; y se comprende un trá-
y vecinos del predio rural, ante lo cual se
mite específico para declarar la posesión
puede cuestionar dichas notificaciones,
de la misma.
que tienen como titular del inmueble al
No obstante, también la referida nor- Estado, como se desprende del capítulo y
mativa comprende la posibilidad de la subcapítulo39 al que pertenece el artículo
inscripción de la propiedad de los bienes analizado.
estatales si se ha solicitado anteriormente
la inscripción de la posesión del mismo, 38 Se desprende de lo regulado, que para que se ini-
como se aprecia de lo regulado en el artí- cie una suerte de autorización de posesión sobre
el inmueble, el privado debe estar en posesión
culo 22 del Decreto Legislativo N.° 667. sobre el inmueble, la cual tiene que acreditarse
De otro lado, en esta norma se re- conforme lo señala el artículo 26 del Decreto
Legislativo N.° 667, Ley del Registro de Predios
gula una suerte de procedimiento para Rurales.
inscribir la propiedad estatal de un bien 39 El artículo 22 del Decreto Legislativo N.° 667,
rural a nombre de un privado; com- Ley del Registro de Predios Rurales, que titula

Volumen 15 • Setiembre 2015 Actualidad Civil 283


Actualidad

Civil Procesos
Si bien este análisis se limita a un De esa manera, la oposición regulada
aspecto de denominación y no sobre el en la norma citada es un mecanismo que
contenido de las disposiciones legislati- está comprendido solo para los casos de
vas; de una revisión de todo la norma, se solicitud de inscripción de la propiedad
desprende que se han agrupado las dispo- a favor de un privado, pero no para la
siciones legales en razón de los capítulos inscripción de la posesión del predio; en
y subcapítulos bajo esa denominación y tanto que se requiere que se faculte expre-
con una finalidad determinada; tenién- samente para cuestionar la declaración de
dose así una especie de clasificación de un derecho, es decir, que la inscripción
bienes en la referida ley: predios rurales de la posesión solo es una autorización
del Estado, predios rurales de propiedad de uso del inmueble que limita cualquier
de particulares y predios de las empresas acto de disposición o de administración
campesinas asociativas. del mismo, que sí se requeriría para los
Por otro lado, en relación con la casos en que se solicite la inscripción de
oposición a la inscripción de los predios la propiedad.
rurales comprendida en el artículo 24 del De allí que, la lógica jurídica apli-
Decreto Legislativo N.° 667, se dispone cable en los casos de la inscripción de la
la forma y finalidad de la formulación, posesión sea de una autorización o con-
en tanto se regulan los documentos que sentimiento de la posesión, que puede
deben acompañarse para sustentar la generar un rango de prioridad, al solicitar
oposición, como la falta de explotación la inscripción de la propiedad del mismo,
económica del predio y de la posesión en tanto se constituye como un prerre-
del mismo; que se presenta ante el regis- quisito para solicitar posteriormente la
trador de la Oficina Registral Regional o inscripción de la propiedad.
Predial, para luego remitirse al Juzgado No obstante, el que no se com-
de Paz o Especializado en lo Civil más prenda la oposición como trámite para
cercano, para que se tenga por presenta- cuestionar la inscripción de la posesión
da la demanda y admitirse la misma; y no implica que no se pueda realizar, en
posteriormente, se inscriba la oposición tanto, que se busca tutelar y aprovechar
en la partida registral correspondiente, los bienes del Estado, máxime si no está
de conformidad con el artículo 2440 del prohibido o limitado de alguna forma
Decreto Legislativo N.° 667.

la oposición, el registrador pasará a cancelar


al capítulo cuarto del mismo, “De la posesión el asiento en donde conste la inscripción del
de predios rurales de propiedad del Estado”, que derecho de la posesión y cualquier otro asiento
en el sub capítulo I, se titula “De la posesión de posterior; así como, de declararse infundada la
predios rurales de propiedad del Estado”. oposición, el registrador deberá inscribir la pro-
40 Asimismo, se aprecia que en el citado artículo piedad del predio rural a nombre del poseedor
se regula los efectos en la emisión de los pro- del predio cuyo derecho se encuentra inscrito
nunciamientos; en el caso de declararse fundada en el Registro Predial.

284 Instituto Pacífico Volumen 15 • Setiembre 2015


Comentario de jurisprudencia
el cuestionamiento a la inscripción de Por otro lado, con este procedimien-
la posesión, independientemente que la to peculiar derivado de esta ley especial,
oposición a la inscripción de la posesión se califica un trámite más que especial,
se encuentre regulada en una norma sus- no solo en razón de la naturaleza de
tantiva, y no llegue a configurar una ma- los bienes objeto de litis, sino que la
nifestación al derecho de contradicción; comprensión del mismo, repercutiría
argumento que no compartimos, dada negativamente en la aplicación formal
la naturaleza jurídica de la institución de la referida ley; en tanto, se generaría
jurídica que se comprende. una falta de legitimación del órgano que
De esa manera, la titularidad de generó una interpretación de una regla
la propiedad pese a que se inscribe la implícita, que solo puede provenir de un
posesión del bien, siempre se mantiene órgano facultado expresamente por sus
dentro del ámbito del Estado, y lo que competencias, que si bien vía interpre-
se pretendería aparentemente con la tación puede generar criterios de inter-
inscripción de la posesión es lograr la pretación en la aplicación de la misma,
publicidad y declaración de permanencia estos deben ser recogidos expresamente;
de los bienes en el patrimonio estatal, en ese sentido, discrepamos del funda-
en los que el Estado sí tendría interés de mentos octavo, décimo y undécimo de
administrar. la sentencia casatoria.
Con ello, consideraríamos que reali-
zar un interpretación que permita gene- 6. Conclusiones
rar una oposición en el procedimiento de - La naturaleza jurídica de dominio de
inscripción de la posesión de los predios los bienes estatales se determina en
rurales con titularidad del Estado, podría razón a la finalidad que cumplan los
generar una contradicción en cuanto a bienes y lo determinado por ley.
la finalidad de la regulación de la ins-
- Conforme a ley, la inscripción de la
cripción de posesión de los referidos
posesión sobre los predios rurales
predios, desde sus efectos sustantivos,
estatales es un requisito para adquirir
en tanto no se generaría una previsibi-
la propiedad.
lidad en la aplicación de la disposición
legal que comprende el referido trámite, - El derecho de contradicción en la
dado que proviene de una sentencia que inscripción de la posesión de los
no tiene efectos de un precedente que predios rurales estatales no requiere
vincule necesariamente a otros órganos de su incorporación legal porque
jurisdiccionales en un caso semejante, no genera titularidad plena sobre el
solicitado por un particular, y que puede predio tutelado.
o no generar derechos frente a quienes - La inscripción de la posesión y pos-
lo soliciten. terior propiedad de predios rurales

Volumen 15 • Setiembre 2015 Actualidad Civil 285


Actualidad

Civil Procesos
privados del Estado es un procedi- Devis Echandia, Hernando, Nociones Generales
de Derecho Procesal Civil, Madrid, Aguilar
miento y proceso sui generis.
Ediciones, 1964.
Diez Picasso, Luis y Antonio Gullon, Sistema
7. Referencias bibliográficas de Derecho Civil, Madrid, Tecnos, 2003
Alonso, Antonio, “Patrimonio del Estado”, En: Gimeno Sendra, Vicente, Derecho Procesal
< http://goo.gl/ZnRE3H>. Civil, I El proceso de declaración. Parte
Alvarez Caperochipi, José, Curso de Derechos general, Madrid, Editorial COLEZ,
Reales, Tomo I, Propiedad y posesión, Ma- 2007.
drid, Civitas, 1986. Guasp, Jaime, Derecho Procesal Civil, Intro-
Avendaño, Jorge, “El derecho de propiedad en la ducción y parte general, Tomo I, Madrid,
Instituto de Estudios Políticos, 1968.
Constitución”, En: Themis, N.° 30, Revista
editada por los alumnos de la PUCP, 1994. Guasp, Jaime, Derecho Procesal Civil, Procesos
Especiales y Jurisdicción voluntaria, Tomo
Gordillo, Agustín, El Derecho Administrativo, II, Madrid, Instituto de Estudios Políticos,
En: < http://goo.gl/vuujMC>. 1968.
Caraccoca Pérez, Alex, Garantías constitucio- Jimenez Murillo, Roberto, “El estudio de
nales de la defensa procesal, Barcelona, Bosch los bienes de propiedad estatal en el en-
Editores, 1997. torno del Derecho Administrativo”, En:
Couture, Eduardo, Estudio de Derecho Procesal Taller de Derecho, N.° 1, 2002, Ediciones
Civil, El juez, las partes y el proceso, Tomo Legales.
III, Tercera edición, Buenos Aires, Ediciones Proto Pisani, Andrea, La tutela jurisdiccional,
Depalma, 1979. Lima, Palestra Editores, 2014.

TEXTO DE LA CASACIÓN

CAS. N.º 4685-2013 ICA

Sumilla: Es válido para el Estado ejercer opo-


sición contra las inscripciones del derecho de
posesión que se realicen sobre los predios de su
propiedad, empleando para ello la vía prevista
en el artículo 24 del Decreto Legislativo Nº 667.

Lima, veinticinco de setiembre de dos mil catorce.-

LA SALA DE DERECHO CONSTITUCIONAL Y SOCIAL PERMANENTE DE


LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA: VISTA la causa; en
audiencia pública llevada a cabo en el día de la fecha con los Vocales Supremos Walde
Jáuregui - Presidente, Acevedo Mena, Vinatea Medina, Rueda Fernández y Lama More;
se emite la siguiente sentencia: 1. RECURSO DE CASACIÓN: Se trata del recurso de
casación interpuesto por don Maurice Jesús Claux Mendiola, de fecha tres de enero de
dos mil trece, obrante a fojas trescientos setenta y siete contra la sentencia de vista de fe-
cha ocho de noviembre de dos mil doce, obrante a fojas trescientos cincuenta y dos, que

286 Instituto Pacífico Volumen 15 • Setiembre 2015


Comentario de jurisprudencia

revocando la sentencia apelada de fecha tres de setiembre de dos mil ocho, obrante a fojas
ciento setenta y dos, declara fundada la demanda de oposición a la inscripción registral.
2. CAUSALES DEL RECURSO: Mediante resolución de fecha dos de setiembre de dos
mil trece, obrante a fojas setenta y dos del cuaderno de casación formado en esta Sala
Suprema, se ha declarado procedente el recurso de casación por las siguientes denuncias
de infracción normativa: a) Decreto Legislativo Nº 667 – Ley del Registro de Predios
Rurales, la cual es sustentada por el recurrente señalando que ésta disposición no prevé
oposición cuando se trata de bienes de propiedad del Estado; por el contrario, su artículo
24 prevé la posibilidad de oposición a la inscripción de prescripción sólo en el supuesto
previsto en su artículo 22, que se encuentra inmerso en el Sub Capítulo II, referente a la
posesión del predios rurales de propiedad de particulares. En este sentido, la demanda es
manifiestamente improcedente, ya que la demandante tenía otras vías para cuestionar la
inscripción del derecho de posesión de los recurrentes; b) Ley Nº 27584 –Ley del Proce-
dimiento Contencioso Administrativo, respecto a la cual señala que la demandante de-
bió recurrir a la entidad administrativa que otorgó el derecho de posesión a su favor, es
decir, el Proyecto Especial Titulación de Tierras y Catastro Rural - PETT, y sin perjuicio
de ello haber recurrido al órgano jurisdiccional mediante un proceso contencioso admi-
nistrativo, exceptuado de agotar la vía administrativa, ya que la pretensión procesal de la
actora se basa en que el procedimiento administrativo mediante el cual el Proyecto Espe-
cial Titulación de Tierras y Catastro Rural – PETT le otorgó el derecho de posesión se
encuentra viciado, debido a que el predio materia de inscripción pertenece al Estado y no
es de particulares; y, c) Ley Nº 27444 - Ley del Procedimiento Administrativo General,
respecto a la cual señala que el Capítulo II del Título I de éste cuerpo normativo prevé la
nulidad de los actos administrativos, normas que debieron ser invocadas por la deman-
dante al formular sus cuestionamientos contra la inscripción registral efectuada a su favor,
en un proceso contencioso administrativo. 3. CONSIDERANDO: Primero: A partir
del análisis de los autos, puede desprenderse que el presente proceso ha sido iniciado con
motivo de la oposición presentada por la Superintendencia de Bienes Nacionales contra
la inscripción registral del derecho de posesión existente en la Partida Nº 11015367 de la
Oficina Registral de Ica; realizada por la sociedad conyugal conformada por don Maurice
Jesús Claux Mendiola y doña María Ofelia Pardo Barco, en virtud al Decreto Legislativo
Nº 667, respecto al predio rústico denominado “Manuelita”, de 1.8087 hectáreas, ubica-
do en el Sector Camino de Reyes, distrito de Salas, provincia de Ica, departamento de Ica.
(sic) Segundo: Por medio de la sentencia de vista objeto de impugnación, la Segunda Sala
Civil de la Corte Superior de Justicia de Ica ha declarado fundada la oposición presentada
por la Superintendencia de Bienes Nacionales, al considerar que la inscripción del dere-
cho de posesión a favor de la referida sociedad conyugal ha incumplido con el requisito
previsto en el artículo 22 inciso a) del Decreto Legislativo Nº 667, dado que a partir de
la evaluación del caudal probatorio existente en los autos puede desprenderse válidamen-
te que el predio rústico denominado “Manuelita” constituye un bien de propiedad Estatal
y, por tanto, para la inscripción del derecho de posesión era necesario previamente que él
se encuentre inscrito el derecho de propiedad del predio rural a favor del Estado, sin que
se haya cumplido con esta exigencia. Tercero: Frente a esta decisión, el abogado de don
Maurice Jesús Claux Mendiola denuncia ante esta Sala Suprema la infracción del Decreto
Legislativo Nº 667, dado que, en su opinión, este cuerpo normativo no contempla la

Volumen 15 • Setiembre 2015 Actualidad Civil 287


Actualidad

Civil Procesos

posibilidad de que el Estado formule oposición a la inscripción de la posesión realizada


respecto a los predios de su titularidad; razón por la cual, los cuestionamientos que tuvie-
ra la Superintendencia de Bienes Nacionales contra la inscripción del derecho de posesión
sobre el predio rústico denominado “Manuelita” debieron encaminarse a través de la vía
del proceso contencioso administrativo, de acuerdo con el artículo 4 de la Ley Nº 27584,
bajo las causales de nulidad previstas en la Ley Nº 27444. Bajo estos términos, se despren-
de que el meollo del presente recurso radica en determinar si es válido permitir al Estado
formular oposición contra las inscripciones de derecho de posesión operadas sobre sus
bienes, en virtud a lo dispuesto en el Decreto Legislativo Nº 667. Cuarto: En relación a
este asunto, es necesario señalar que, en efecto, el Decreto Legislativo Nº 667 únicamen-
te regula en su artículo 24 la posibilidad de formular oposición contra la inscripción del
derecho de posesión producida en bienes de propiedad particular, más no en bienes per-
tenecientes al Estado: “La oposición deberá presentarse por escrito al “Registro Predial”,
acompañada de pruebas instrumentales que acredite que el titular con derecho inscrito no se
encuentra explotando económicamente el predio ni poseyéndolo de acuerdo a lo señalado en el
primer párrafo del artículo 22 (referido únicamente a la inscripción del derecho de posesión en
bienes de propiedad particular). El registrador deberá remitir la oposición al Juez de Tierras
competente, con lo que se tendrá por presentada la demanda a efectos de expedirse el auto ad-
misorio de la instancia (…)”. Quinto: El texto de la disposición antes transcrita evidencia
con toda claridad que la posibilidad de presentar oposición contra las inscripciones al
derecho de posesión ocurridas sobre la base del Decreto Legislativo Nº 667 han sido re-
conocidas expresamente por el legislador únicamente en relación a lo señalado en el primer
párrafo [su] artículo 22, esto es, para el caso de las inscripciones operadas respecto de
bienes de propiedad privada1. Sexto: La razón para esta circunstancia podría encontrarse
en el hecho de que, de acuerdo a las regulaciones contenidas en el Decreto Legislativo Nº
667, en el caso de los predios de propiedad particular, la sola inscripción del derecho de
posesión en la partida electrónica del inmueble provoca automáticamente, en caso de no
mediar oposición, la inscripción del derecho propiedad a favor del posesionario (prescrip-
ción adquisitiva administrativa); mientras que, en el caso de los predios de propiedad
estatal, la inscripción del derecho de posesión no provoca la inscripción del derecho de propie-
dad de forma automática, sino que para ello será necesaria la presentación adicional de un
título adquisitivo que posibilite al posesionario el acceso a la propiedad del predio. Séti-
mo: Sin embargo, aún cuando el Decreto Legislativo Nº 667 no regula expresamente la
posibilidad de que el Estado presente oposición a la inscripción del derecho de posesión
en sus bienes, no debe perderse de vista que la sola ausencia de una regulación explícita
del legislador en este sentido no puede llevar a esta Suprema Sala a concluir per se que el
Estado se encuentre impedido de oponerse de algún modo a la inscripción el derecho de
posesión de un tercero operada en los predios de su propiedad, puesto que, como se ex-
plicará en adelante, una conclusión como ésta resultaría evidentemente contraria al dere-
cho a la tutela jurisdiccional y al artículo 148 de la Constitución Política del Estado, que

1 El artículo 22 del Decreto Legislativo Nº 667 declara: “Quien esté poseyendo y explotando económica-
mente un predio rural de propiedad de particulares en forma directa, continúa, pacífica, pública y como
propietario, por un plazo mayor de 5 años, podrá solicitar la inscripción de su derecho de posesión en el
‘Registro Predial’ (…)”.

288 Instituto Pacífico Volumen 15 • Setiembre 2015


Comentario de jurisprudencia

reconoce la facultad del órgano jurisdiccional de revisar las decisiones de la Administra-


ción. Octavo: En efecto, el primer componente de la tutela jurisdiccional, consagrada por
el artículo 139 inciso 3 de la Constitución Política del Estado, se encuentra constituido
indudablemente por el denominado derecho de acceso a la jurisdicción, por el cual se ase-
gurara la posibilidad de promover la actividad jurisdiccional con el objeto de obtener de
ella un pronunciamiento sobre las pretensiones deducidas. En este sentido, un análisis del
caso desde la óptica de la protección a la tutela jurisdiccional y, además, del favorecimiento al
proceso, evidencia la necesidad de reconocer al Estado la posibilidad de oponerse a las inscrip-
ciones de derecho de posesión que puedan realizarse sobre los bienes de su propiedad, puesto
que, aún cuando la regulación contenida en el Decreto Legislativo Nº 667 no permite
que la inscripción del derecho de posesión produzca automáticamente la inscripción del
derecho de propiedad a favor del posesionario, ello no deja de lado el hecho de que, en
estos casos, el Estado deba enfrentarse a la inscripción de un derecho ajeno sobre los bie-
nes de su propiedad, frente a la cual debe posibilitarse una vía de impugnación a lo deci-
dido administrativamente. Noveno: En todo caso, aún cuando podrían suscitarse dudas
en cuanto a los alcances que, en este tipo de supuestos, debe atribuirse al derecho de ac-
ceso a la justicia (por ser el propio Estado quien mantiene interés en impugnar la decisión
de la Administración), no debe dejarse de lado que el artículo 148 de la Carta Política
reconoce expresamente la posibilidad de someter a cuestionamiento judicial las actuacio-
nes de la Administración; por lo que, de cualquier modo, no existiría razón válida para
impedir que lo resuelto por la Administración en cuanto a la inscripción del derecho de
posesión de un tercero sobre un bien predio estatal pueda ser sometido a impugnación
judicial. Décimo: Ahora bien, esta Suprema Sala no advierte limitación alguna para que
el cuestionamiento judicial a las inscripciones del derecho de posesión que se realicen
sobre los predios Estatales puedan encaminarse válidamente a través de la vía de la oposi-
ción prevista en el artículo 24 del Decreto Legislativo Nº 667; dado que: i) ya sea que se
trate de predios particulares o estatales, el acto impugnado con la oposición siempre será
el mismo: la inscripción del derecho de posesión a favor de un tercero; y, además, ii) el
quid de la oposición será también idéntico: demostrar que la inscripción del derecho de
posesión fue contraria a lo previsto por el Decreto Legislativo Nº 667. Undécimo: En
este sentido, debe concluirse que es válido para el Estado ejercer oposición contra las
inscripciones del derecho de posesión que se realicen sobre los predios de su propiedad,
empleando para ello la vía prevista en el artículo 24 del Decreto Legislativo Nº 667, a
efectos de permitirle la posibilidad el ejercicio adecuado de su derecho a la tutela jurisdic-
cional; por lo cual debe descartarse que, al haber reconocido esta posibilidad, la sentencia
de vista haya incurrido en infracción de la disposición antes referida, la Ley Nº 27584 o
la Ley Nº 27444. 4. DECISIÓN: Por estas consideraciones, declararon: INFUNDADO
el recurso de casación interpuesto por don Maurice Jesús Claux Mendiola, de fecha tres
de enero de dos mil trece, obrante a fojas trescientos setenta y siete; en consecuencia: NO
CASARON la sentencia de vista de fecha ocho de noviembre de dos mil doce, obrante a
fojas trescientos cincuenta y dos; en los seguidos por la Superintendencia de Bienes Na-
cional contra don Maurice Jesús Claux Mendiola y otra sobre oposición a la inscripción
registral; MANDARON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial El
Peruano, conforme a ley; y los devolvieron. Vocal Ponente: Acevedo Mena.-
SS. Walde Jauregui, Acevedo Mena, Vinatea Medina, Rueda Fernández, Lama More

Volumen 15 • Setiembre 2015 Actualidad Civil 289