Está en la página 1de 3

IVA A LAS IMPORTACIONES

Una de las cosas que habitualmente produce dudas de cómo se registra y como se declara, en el
IVA pagado en las Importaciones. Esto se produce porque una importación genera muchos
movimientos y muchos documentos asociados, por lo que vamos a tratar de aclararlos lo mejor
posible.

Primero que todo hay que aclarar que la base imponible para el IVA en las
importaciones es el costo de la mercadería, más el flete internacional, más el
seguro, y los aranceles. El costo de las mercaderías siempre existe, ya que va con la factura
de la importación que acompaña a las mercaderías; sin embargo, el costo del flete y del seguro
a veces no está documentado con la expedición, y si no se aportan estos datos, Aduanas realiza
una estimación de los mismos para agregarlos a la mercadería y calcular la base del IVA.
Fíjense que el transporte internacional y los seguros que afectan a éstos van facturados sin IVA,
porque el IVA se paga al momento de ingresar la importación. El IVA de la importación
calculado sobre esta base es el que figura en la Declaración de Ingreso, y es el IVA que hay
que pagar en Aduana por la importación, y es el IVA que hay que contabilizar como IVA de la
importación.

Ahora ¿Dónde está la dificultad?, lo que sucede es que uno de los problemas que se genera es
que por lo general el importador no paga el IVA directamente a la Tesorería General
de la República, sino que se le da la plata al Agente de Aduanas para que éste realice los
pagos en su nombre. Aquí es donde comienza la confusión más típica de los usuarios; al hacer
una importación hay varios gastos anexos que se generan, y que los suele gestionar el Agente de
Aduanas en nuestro nombre. Él hace las gestiones, realiza los pagos, y después nos rinde
cuentas, además de cobrarnos por sus servicios. Estos gastos son, por ejemplo, la
desconsolidación, el transporte desde el puerto hasta nuestra bodega, los exámenes del SAG
(Servicio Agrícola y Ganadero), el aforo físico en caso de haberlo, etc.

Pues bien, el Agente de Aduanas hace un resumen de estos gastos, más el IVA y
aranceles abonados por la importación, y lo muestra en la misma factura donde
especifica sus servicios. Y éste es el problema, que en la misma factura se muestran
tanto los servicios del Agente de Aduanas, como los gastos anexos tal y como el IVA de la
importación. Los servicios del Agente de Aduanas son sus honorarios (que suelen ser un
porcentaje del valor total de la importación), y estos servicios generan una factura afecta a IVA,
ya que son servicios prestados por una persona jurídica chilena, y en territorio chileno, es una
factura nacional. Y éste es el único IVA del Agente de Aduanas, y no el IVA grande de la
importación. Es importante entonces, separar la Declaración de Ingreso de la Factura del
Agente de aduanas, esto permitirá distinguir el IVA de la Importación del IVA de los servicios
del Agente de Aduanas.
Teniendo los documentos y las cifras claras, se produce la otra
interrogante, ¿cómo registro estos documentos en mi contabilidad y en mi libro
de compras? Y ¿Cómo declaro este IVA?

Para responder esta interrogante vamos a ver como se registra primero


en el libro de compras y luego como se declara.

Lo primero que se debe tener presente es que el documento oficial frente al SII
para demostrar el IVA de la importación es la Declaración de Ingreso, y NO la
factura del Agente de Aduanas donde viene el resumen. Muchos usuarios y contadores todavía
ponen en el Libro de Compras el IVA de la importación asignado al Agente de Aduanas, y no es
lo correcto. La factura del Agente de aduanas se declara por los servicios del agente y no por los
datos de la importación, esta factura se registra y declara como cualquier factura ya que eso es,
una factura común y corriente.

Para registrar en el libro de compras la Declaración de importación, hay que considerar los
siguientes datos:

 Campo fecha documento: Fecha de pago del documento de importación.

 Campo Proveedor: Nombre del proveedor extranjero.

 Campo RUT proveedor: No es obligatorio llenarlo, pues el documento es un


comprobante de ingreso fiscal. Facultativamente se podría utilizar el Rut de Tesorerías.

 Campo Monto Neto: Corresponde a la base imponible de la importación sobre la que


se ha aplicado el Impuesto al Valor Agregado (IVA).

 Campo IVA Crédito Fiscal: Equivale al IVA pagado en la importación.

Si el contribuyente es emisor de Factura electrónica, se debe tener claro que el SII a l


describir el formato de los Libros de Compras que se deben presentar de manera
electrónica, se puede diferenciar las Facturas nacionales (por ejemplo, el código 30 es la
Factura, el 33 la Factura Electrónica, …), y la Declaración de Ingreso, que es el código 914.
Si Uds. utilizan el Facturador que existe en la página del Sii, deben buscar el tipo de documento
denominado DIN (Declaración de Ingreso). Luego, al describir qué es lo que debe contener
cada documento, la Declaración de Ingreso va asociada al Proveedor Extranjero, al que se
asigna el RUT de Tesorerías para darle un RUT que sea válido. Y el IVA de la importación
no se asigna a la factura del Agente de Aduanas, ya que éste no ha generado el IVA ni le
corresponde la mercadería importada. La declaración de ingreso es la factura de importación, y
en su misma línea se pone el IVA de la importación.

DECLARACIÓN EN EL FORMULARIO 29

El IVA de la importación debe declararse en las siguientes líneas y códigos del


Formulario 29:

 Línea 24 Importaciones sin derecho a Crédito Fiscal, códigos 566 y 560.

 Línea 31 Importaciones del giro con derecho a Crédito Fiscal, códigos 534 y 535.

 Línea 32 Importaciones de Activo fijo con derecho a Crédito Fiscal, códigos 536 y 553.

Finalmente hay algo que es muy importante aclarar, por un tema Formal la Declaración de
Ingreso no es una Factura, por lo que el Crédito Fiscal por importaciones, que es equivalente al
pago realizado por la importación de las especies al territorio nacional, sólo puede usarse en el
mismo período en que fue pagado, y no puede usarse hasta en 3 periodos cómo una Factura,
puesto que no existe ninguna disposición que autorice un período mayor, según lo dispuesto en
el artículo 23°, N° 1, en relación con el artículo 24°, de la Ley sobre Impuestos a las Ventas y
Servicios.