Está en la página 1de 3

RESONADORES NATURALES

El aparato Fonador
El aparato fonador es el conjunto de órganos que intervienen en la producción de sonidos. El objetivo fundamental de
estos sonidos es la comunicación humana mediante el lenguaje hablado.

En los seres humanos, el aparato fonador está formado por la boca, la


nariz, la faringe, la laringe, la tráquea, los pulmones y el diafragma. Los
órganos que lo integran forman parte a su vez del aparato respiratorio y
algunos del aparato digestivo.

Las cuerdas vocales son el el elemento vibrador de la voz humana. Son


dos ligamentos situados en la laringe, protegidos por el cartílago
tiroides (llamado nuez o manzana de Adán). En situación de respiración
se encuentran separadas y laxas. Durante la fonación se tensan y
cierran. Al pasar el aire a presión entre las cuerdas vocales, éstas vibran
de manera parecida a las lengüetas dobles de algunos instrumentos de
viento. Según la tensión que tengan, el sonido producido será más
grave (menos tensión) o agudo (más tensión).

El buen aprovechamiento de los resonadores naturales le da a la voz potencia, con preferencia al uso de una excesiva de
presión de aire (que daría el grito) que puede dañar a las cuerdas vocales. La diversa conformación de los resonadores
da a cada voz su timbre particular.

Tradicionalmente el actor ha de hacer frente a determinados efectos tales como el grito, el llanto, los gemidos, las voces
desgarradas, la entonación gangosa, los susurros, la risa y la carcajada, la elocución contenida o reprimida, el canto y la
expresión semitonada, la capacidad para las onomatopeyas y las imitaciones... Cada vez se le exige mayor gama de
recursos en cuanto a voces graves y agudas, timbres poco corrientes, voces guturales, cavernosas, infantiles, cascadas...
Y la necesidad de expresividad oral variada y multiforme es tendencia creciente hasta el punto de que algunas escuelas
interpretativas, como Royal Hart, han hecho de la voz su especialidad distintiva.

LA VOZ
La voz es un instrumento de trabajo fundamental para el actor o la actriz. En la
mayoría de los espectáculos y representaciones teatrales tendrá que utilizar la voz
como medio de expresión, trabajando su interpretación sobre un texto. Puede
darse el caso de que su voz no sea necesaria en una interpretación, como es el
caso del mimo o de interpretaciones sólo gestuales, tal como ocurría en el cine
mudo, pero también el caso contrario, que sea su voz la que realice una
interpretación completa, como el caso de los actores de doblaje en el cine o el trabajo en la radio, en el teatro leído o en
un recital poético. En cualquier caso, la voz es un instrumento de trabajo básico para un actor. Su calidad y sus
cualidades deben ser cuidadas y cultivadas continuamente. El buen actor debe tener las técnicas precisas para no forzar
nunca su voz y sacar el máximo rendimiento expresivo de ella.
La voz de un actor o actriz tiene que tener estas cualidades imprescindibles:
1. Suficiencia en cuanto al alcance o amplitud y resistencia. Para conseguir esto es indispensable un dominio
completo de la respiración, que es la base de una correcta emisión de la voz, de la modulación de su alcance y
de la permanencia de esa voz en condiciones óptimas.
2. Claridad en la pronunciación; esto se consigue mediante la correcta producción de cada uno de los sonidos de la
lengua, aislados o combinados en sílabas o palabras.
3. Expresividad en su entonación, ritmo, intensidad y timbre, de modo que la voz exprese no sólo el mensaje
inmediato de las palabras, sino su significado profundo, mediante la entonación, la velocidad, las pausas, el
énfasis, etc.

LA IMPOSTACIÓN
La corriente de aire resultante de la espiración es una columna constante y regular, que se
convertirá en sonido por la acción de las cuerdas vocales. Una correcta vibración de la
columna de aire para producir el sonido es lo que conocemos como impostación de la voz.
Se llama impostación, por tanto, al aprovechamiento pleno de la espiración para la
producción del sonido con el máximo rendimiento y el mínimo esfuerzo. Tanto el aparato
fonador como el aparato resonador deben trabajar de forma natural y a su máxima
capacidad, sin ser forzados.

TIMBRE
El timbre es la cualidad que caracteriza un sonido, que puede ser agudo o grave según la altura de la nota que
corresponde a su resonador predominante. Se trata de una de las cuatro cualidades esenciales del sonido (junto con
la altura, la duración y el volumen).

INTENSIDAD
Es una medida de cantidad de expresividad. Pero hay dos tipos , una buena y una mala. la intensidad buena es cuando
se aprecia que estás sintiendo mucho y eso puede llevarte a una buena interpretación. La intensidad, cuando se hace
para denotar una cualidad mala es porque está sobreactuado, porque el personaje se ve, sintiendo muchísimo más en
relación al entorno dramático que representa la obra. En éste útlimio caso, lo que se percibe como espectador es que
parece que el personaje o el actor que está interpretado parece que está loco porque es el único que que tiene unas
"súper emociones".
TONOS
Tono cálido: amabilidad y empatía: sonrisa
-Refleja una actitud positiva de disposición a la ayuda

Tono tranquilo: pausado, calculado


-Refleja una actitud de control, de dominio de la situación

Tono persuasivo: entusiasta y convincente


-Refleja una actitud resoluta, de convencimiento propio

VOLUMEN
El volumen es decir con cierto tono los parlamentos ejemplo:
es una escena triste: el volumen correcto y teatral seria decir el dialogo triste
en una escena feliz: el volumen teatral debería de ser feliz

CALIDAD DE LA ENERGÍA
La energía es la capacidad de los cuerpos o conjunto de éstos para efectuar un trabajo. Todo cuerpo material que pasa
de un estado a otro produce fenómenos físicos que no son otra cosa que manifestaciones de alguna transformación de
la energía.
CANONES
El canon es una pieza o sección de una composición musical de carácter contrapuntístico basada en la imitación entre
dos o más voces separadas por un intervalo temporal. Una parte vocal o instrumental interpreta una melodía y
unos compases más tarde una segunda voz repite esa misma melodía de manera exacta o bien modificando su
tonalidad u otros aspectos.

MUSICA VOCAL E INSTRUMENTAL


La música vocal o canto es una composición musical que está formada exclusivamente por voces sin acompañamiento
instrumental, una forma de utilizar la voz humana que exige un funcionamiento especial de los órganos de la fonación,
en relación, por otra parte, con la sensibilidad auditiva. Así pues, se aprende a cantar imponiéndose una gimnasia vocal
particular, controlando los músculos que intervienen en la producción de los sonidos, la respiración y otros.

La música instrumental es, en oposición a una canción, una composición musical o pieza sin letra u otra suerte de música
vocal; toda la música es producida por instrumentos musicales. Estos incluyen cualesquiera del orden de los de cuerda,
madera, metal y percusión.
Específicamente, instrumental es usado cuando se refiere a la música popular; algunos géneros musicales hacen poco
uso de la voz humana, tales como el post rock, el jazz, la música electrónica, y gran cantidad de la clásica. En la música
comercial, algunos álbumes incluyen temas instrumentales.

CANCIONES Y MELODÍAS
Una canción es una composición musical para la voz humana, con letra, y comúnmente acompañada por
otros instrumentos musicales.1
Una melodía es una sucesión de sonidos que es percibida como una sola entidad. Se desenvuelve en una secuencia
lineal, es decir a lo largo del tiempo, y tiene una identidad y significado propio dentro de un entorno sonoro particular.