Está en la página 1de 3

APENDICITIS

La apendicitis es una inflamación del apéndice, una bolsa en forma de dedo que se proyecta
desde el colon en el lado inferior derecho del abdomen. El apéndice no parece tener un
propósito específico.

La apendicitis provoca dolor en el abdomen bajo derecho. Sin embargo, en la mayoría de las
personas, el dolor comienza alrededor del ombligo y luego se desplaza. A medida que la
inflamación empeora, el dolor de apendicitis por lo general se incrementa y finalmente se hace
intenso.

Aunque cualquiera puede tener apendicitis, lo más frecuente es que ocurra en personas entre
los 10 y 30 años de edad. El tratamiento estándar es la extirpación quirúrgica del apéndice.

Síntomas

Los signos y síntomas de la apendicitis pueden comprender los siguientes:

 Dolor repentino que comienza en el lado derecho de la parte inferior del abdomen
 Dolor repentino que comienza alrededor del ombligo y, a menudo, se desplaza hacia
la parte inferior derecha del abdomen
 Dolor que empeora cuando toses, caminas o realizas otros movimientos bruscos
 Náuseas y vómitos
 Pérdida de apetito
 Fiebre ligera que puede empeorar a medida que la enfermedad avanza
 Estreñimiento o diarrea
 Hinchazón abdominal

El lugar donde sientes dolor puede variar, dependiendo de tu edad y la posición del apéndice.
Durante el embarazo, el dolor parecería provenir de la parte superior del abdomen porque el
apéndice se encuentra más alto durante el embarazo.

Causas

La causa probable de la apendicitis es una obstrucción en el recubrimiento del apéndice que


da como resultado una infección. El problema generalmente ocurre cuando el apéndice resulta
bloqueado por heces, un cuerpo extraño o, en raras ocasiones, por un tumor. Las bacterias
se multiplican rápidamente y hacen que el apéndice se inflame, se hinche y se llene de pus.
Si no se trata inmediatamente, el apéndice puede romperse.

Pruebas y exámenes

Su proveedor de atención médica sospechará de apendicitis dependiendo de los síntomas


que usted le describa. Se le realizará un examen físico.

 Si usted tiene apendicitis, el dolor aumentará cuando presionen suavemente sobre


el cuadrante inferior derecho del abdomen.
 Si el apéndice se ha roto, tocar la zona del vientre puede causar mucho dolor y llevar
a que usted apriete los músculos.
 Una exploración rectal puede encontrar sensibilidad en el lado derecho del recto.

Un examen de sangre con frecuencia mostrará un conteo alto de glóbulos blancos. Los
estudios imagenológicos también pueden ayudar a diagnosticar la apendicitis. Estos incluyen:

 Tomografía computarizada del abdomen


 Ecografía abdominal

Complicaciones

La apendicitis puede causar complicaciones graves, por ejemplo:

 La perforación del apéndice. Esto puede causar que la infección se esparza por el
abdomen (peritonitis). Esta enfermedad puede poner en riesgo la vida y es necesario
hacer una cirugía de inmediato para extraer el apéndice y limpiar la cavidad abdominal.

 Una acumulación de pus que se forma en el abdomen. Si el apéndice se revienta, es


posible que se cree una acumulación de infección (absceso). En la mayoría de los casos,
el cirujano drena el absceso introduciendo un tubo a través de la pared abdominal hasta
el absceso. El tubo se deja colocado durante dos semanas y el paciente recibe
antibióticos para combatir la infección.

Una vez que se elimina la infección, se hace una cirugía para extraer el apéndice. En
algunos casos, se drena el absceso y el apéndice se extrae de inmediato.
Cuidados de enfermería posoperatorios

Entre los cuidados que podemos brindar al paciente después de la cirugía encontramos:

 Manejo del dolor, para mejorar el confort físico.


 Cuidado de la herida quirúrgica. Para evitar la aparición de infección.
 Administración de medicamentos.
 Enseñanza sobre el uso de la faja elástica abdominal
 Promoción de la movilización temprana.
 Control de diuresis.
 Detección de signos y síntomas de infección.
 Control de ruidos intestinales.
 Enseñanza de cuidados pos operatorios al darse de alta al paciente.