Está en la página 1de 2

Carne in vitro: la empresa que

produce pollo sin matar un


solo animal
Regan Morris y James CookBBC News, San Francisco

En 1931, Winston Churchill predijo que un día la raza humana "escaparía del
absurdo de criar un pollo entero para comerse la pechuga o el ala,
produciendo esas partes por separado bajo un medio adecuado".
87 años más tarde, ese día llegó. Así lo descubrimos en Just, una empresa de
alimentación donde probamos nuggets de pollo creados a partir de las células de
una pluma de pollo.
Según nos informaron, el pollo (que sabía a pollo)todavía estaba vivo correteando
en una granja cerca del laboratorio.

Esta carne no debe confundirse con las hamburguesas vegetarianas de origen


vegetal y otros productos sustitutos de la carne que están ganando popularidad en
los supermercados.

No, se trata de carne real producida a partir de células animales y descrita de


diversas maneras: carne cultivada, sintética, in vitro, cultivada en laboratorio o
incluso "limpia"

Se necesitan aproximadamente dos días para producir un nugget de pollo en un


pequeño biorreactor, usando una proteína para estimular la multiplicación de las
células, algún tipo de soporte para dar estructura al producto y un medio de cultivo
para alimentar la carne a medida que se desarrolla.

El resultado, según el director ejecutivo de Just, Josh Tetrick, estará en el menú de


varios restaurantes a finales de este año.
"Hacemos cosas como huevos, helados o mantequilla con plantas; y hacemos carne
con carne. Simplemente, no necesitas matar al animal", dice.

¿Y cómo saben estos "nuggets"?

Los probamos y, la verdad, fue impresionante. La piel era crujiente y la carne


sabrosa, aunque su textura interna era algo más suave de lo que cabría esperar de
un nugget, por ejemplo, de McDonald's o KFC.

Tetrick y otros empresarios que trabajan en la "carne celular" dicen que quieren
acabar con la matanza de animales y proteger el medio ambiente de la degradación
de la agricultura intensiva industrial.
Dicen que están resolviendo el problema de cómo alimentar a una creciente
población sin destruir el planeta y destacan que su carne no está modificada
genéticamente ni necesitaantibióticos para crecer
Naciones Unidas dice que criar animales para alimentarse es una de las principales
causas del calentamiento global y la contaminación del aire y el agua.

Pese a que la industria ganadera convencional se esfuerza por ser más eficiente y
respetuosa con el medio ambiente, muchos dudan de que sea capaz de acompañar
la creciente hambre del mundo por consumir proteínas.
"Matamos 70.000 millones de animales cada año para alimentar a 7.000 millones
de personas", dice Uma Valeti, cardiólogo que fundó en California una de las
principales compañías cárnicas basadas en células, Memphis Meats.
Valeti dice que la demanda mundial de carne se está duplicando a medida que más
personas salen de la pobreza y cree que la humanidad no será capaz de criar
ganado y pollos suficientes para saciar el apetito de 9.000 millones de personas
en el año 2050.

"Así que podríamos criar literalmente cualquier carne, ave o mariscos


directamente a partir de esas células animales", afirma

¿Tendrá aceptación?

Pero, en cualquier caso, ¿alguien la comería realmente? A los clientes de Lamberts,


un restaurante tradicional de Ozark, parece que aún habrá que convencerles.

“La carne debe ser criada en una granja, en el campo”, afirma Jerry Kimrey, un
trabajador de la construcción.

“Me gusta saber de dónde viene, que es natural y no procesada en un laboratorio”,


dice la profesora Ashley Pospisil

Mucha gente se muestra reacia a consumir este tipo de carne.

“Hay algo que me asusta en la creación por parte del hombre. Solo estamos
causando destrucción. Me gusta la idea de la creación de Dios”, dice Linda
Hilburn mientras se come un bistec.

Aunque ella no es la única en tener esa idea sobre la “comida


Frankenstein”, como algunos críticos la llamaron; Josh Tetrick insiste en que la
carne basada en células está completamente libre de muchas enfermedades
animales que plagan la producción tradicional de carne.

PROGRAMA AVICULTURA 2018

SENA: SENA EMPRENDE RURAL