Está en la página 1de 3

LA POSIBILIDAD DE INFLUIR EN LAS PERSONAS

Ensayo sobre el libro: “como ganar amigos e influir sobre las personas”

El libro “Como Ganar Amigos E Influir Sobre Las Personas” escrito por Dale Cornegie es
un conglomerado de consejos y orientaciones para manejar las relaciones con las demás
personas de una forma adecuada, de manera que se logre generar una influencia positiva en
las personas. El autor siempre insiste en que los cambios que debemos implementar en
nuestro diario vivir deben ser siempre sinceros, y es este detalle es el que hace que los
logros sean reales y duraderos, pero en mi opinión, es difícil entender la línea entre
sinceridad con los demás y nosotros mismos y conveniencia.

De tal manera resulta conveniente preguntarse ¿Qué tanto se puede influir en las personas?

Para responder esta pregunta, es necesario observar las orientaciones que se nos presentan
en este escrito.

De esta manera el hecho de que Cornegie explique los pasos a seguir para mejorar cada
aspecto interpersonal inmediatamente después de una anécdota propia o ajena, es una
estrategia bastante interesante, ya que muestra que hizo cierta persona en determinada
situación, y como una actitud desinteresada, arrogante o simplemente descuidada,
desencadenó situaciones incómodas o desagradables. De ésta manera es más sencillo
comparar nuestras vivencias personales y se logran extrapolar las letras del libro a la vida
real, haciéndonos rebobinar y reflexionar sobre nuestras acciones, e inconscientemente
empezamos a pensar en cómo hubiese sido el resultado si, en un principio, supiésemos los
pasos correctos para llevar éstas situaciones de la mejor manera.

Asimismo, la estructuración del libro ofrece una forma ordenada de analizar el


comportamiento, así pues, consta de cuatro divisiones fundamentales (1: Técnicas
Fundamentales para el trato con personas, 2: Seis maneras para que le gustes a las personas,
3: Cómo hacer que las personas piensen como tú y 4: Sé un Líder) que se desglosan en
consejos simples de seguir, permitiendo una lectura simple de recordar y por consiguiente,
poner en práctica.
Cornegie muestra ciertas técnicas para impulsar nuestras relaciones interpersonales,
logrando así una convivencia sana donde las disputas (si las hay) son fácilmente
solucionadas. Es ilusorio pensar que podemos lograr algo así en todas las situaciones de
nuestras vidas, ya que hablamos de genios y personalidades, y no solo los ajenos sino
también nuestro carácter, que pueden dificultar el proceso de mejora de la convivencia y
entorpecen nuestras relaciones con los demás. Sin embargo, es indiscutible que toda
persona que lee este libro aprende más de un consejo que le será útil tanto tiempo como
recuerde llevarlo en práctica. En mi caso, por ejemplo, causó impacto la estrategia de
resaltar los logros por mínimos que sean y opacar las fallas, ya que decir “¡Bien hecho!”
Genera un efecto positivo mucho mayor a un “¡Que mal lo has hecho!”, y causa un gran
deseo de recibir más y más elogios, haciendo que las personas deseen hacer más de lo
necesario en vez de sentirse obligadas, lo que genera que todo los logros de ahí en adelante
sean mucho mayores.

El segundo aspecto que menciona el autor que me genero impacto fue el hecho de “hacer
que las personas piensen como tú”. Aunque en el libro siempre se recalca que todo debe ser
genuino, sincero, y demás sinónimos, es inevitable para mi pensar que como dicta nuestra
naturaleza humana, podemos ver borrosa esa pequeña línea entre lo que el autor quiere que
aprendamos y lo que decidimos aprender con éste texto.

En este orden de ideas, he de volver a la pregunta que he hecho al inicio, ¿Qué tanto se
puede influir en las personas? Después de leer más de una vez y con detenimiento los
capítulos que me generaron esta duda, he llegado a la conclusión de que es cada quien el
que decide de qué manera utilizar los conocimientos adquiridos de éste libro, ya que
continuamente el objetivo de cada uno de las técnicas que nos son mostradas allí es lograr
una buena impresión basada en un poco de altruismo combinado con otro poco de
inteligencia y sagacidad, siempre intentando enaltecer los conocimientos, sentimientos y
opiniones de aquellos con los que nos relacionamos.

En conclusión, se puede decir que el libro ha generado un impacto positivo en mi manera


de iniciar y continuar una relación, así como en la forma de lidiar con discusiones y
problemas, tanto laborales como personales. La forma de Cornegie de expresar las maneras
correctas de analizar y proceder ante nuestro prójimo, facilitan el aprendizaje de éstos
consejos, y esto lo optimiza aún más con ciertos tips de lectura que nos son indicados al
inicio del libro, de manera que lo que aprendamos en el presente sea útil por el resto de
nuestra vida. Finalmente debo decir que, aunque como he mencionado antes, pienso que es
utópico lograr buenas relaciones interpersonales con todas las personas que conozcamos a
lo largo de nuestras vidas, pero esto no quiere decir que nosotros como profesionales en
formación debamos vencernos en el ejercicio de intentar lograr así sea algo muy parecido,
ya que es más importante una calidad de persona que sirva para obtener satisfacción y
gratitud sincera, que una que simplifique su acción profesional a engordar su bolsillo y su
ego sin importar realmente la opinión de aquellos con los que interactúa.