Está en la página 1de 68

Manifiesto Capitalista

Revolucionario
“Hacer obrar a un pueblo en contra de las
condiciones particulares de ser como pueblo
libre, es malgastar su actividad, es desviarlo
del progreso y es encaminarlo al retroceso...”

Esteban Echeverría

Capitalismo Revolucionario.indd 1 04/10/2010 23:07:37


Reservado para Catalogación e ISBN

Título: MANIFIESTO CapitalisTA revolucionario


Edición de Autor: Pablo Rueda
Arte de tapa: Pablo Rueda

Diseño y Diagramación: Julio C. Zani


Publica tu libro. www.publicatulibro.com.ar

Ninguna parte de esta publicación, incluido el diseño de cubierta,


puede reproducirse, almacenarse o transmitirse en forma alguna, ni
tampoco por medio alguno, sea este electrónico, químico, mecánico,
óptico de grabación o de fotocopia, sin previa autorización escrita por
parte del autor.

Su infracción está penada por las leyes 11.723 y 25.446

Impreso en Argentina. Printed in Argentina.

Capitalismo Revolucionario.indd 2 04/10/2010 23:07:37


Manifiesto Capitalista
Revolucionario

Pablo Rueda

2010
Buenos Aires

Capitalismo Revolucionario.indd 3 04/10/2010 23:07:37


Capitalismo Revolucionario.indd 4 04/10/2010 23:07:37
Para mi viejo
Para mis hijos Antonia, Segundo y Vicente

Capitalismo Revolucionario.indd 5 04/10/2010 23:07:37


b l
p u
o !
ib r
u l
t o !
ic a ib r
u l
a t
l i c
u b u l
p t
Capitalismo Revolucionario.indd 6
a 04/10/2010 23:07:37
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 7

o
ic a pARTE I

i b r
b l u l
t
1. A modo de introducción

ic a
Este no es un trabajo profundo, ni detallista ni ilustrado.
No por virtud sino por defecto.

b l
Seré corto, concreto y brutal como usualmente me
califican otros con razón. No se expresarme de otra forma.

u u
Desde niño busqué las grandes respuestas y le escapo a los

p t
detalles. Siempre tuve más interés en delinear trazos gruesos

!
que pinceladas finas.

o ic a
Como abogado, sin perjuicio de aprender una o varias
especialidades, soy lo que se dice un generalista por elección.

l
Mi vocación siempre fue ser un buen abogado y no un experto

b
en un área específica. Me interesa entender de impuestos, de

u
servidumbres, de biogenética, del negocio del abogado, del

p
funcionamiento del aparato judicial, de la psicología del juez,

!
etc.

r o
Como cocinero no me exijan usar relojes ni balanzas,
ni seguir al pie de la letra la receta. Obviamente le escapo a

ib
las tortas, pero me animo tanto al Thai como al risotto, y me
gustan tanto las ostras como la morcilla con puré.

u l Si prenden las ideas que pretendo transmitir en este libro,


invito a otros mejores a que les den contenido, a que le aporten
precisión, incluso que las corrijan y mejoren, y aporten el

Capitalismo Revolucionario.indd 7 04/10/2010 23:07:37


8 Pablo Rueda

detalle que se requiere para que estas divagantes intuiciones


se transformen en comprobables herramientas de cambio.

Este esbozo trata de un ideal revolucionario que, por su


naturaleza pacífica, no puede funcionar como pueden hacerlo

b l
u
las revoluciones violentas con sus típicas contradicciones y

p
superficialidades. No se trata simplemente de matar a unos

!
malos o mandar a todos los burgueses a trabajar al campo.

r o
La revolución que aquí se propone solo se consigue con
un libre y serio consenso de la gran mayoría de los argentinos.

ib
Para lograr esto necesita que antes los especialistas, técnicos y
expertos diseñen su trazo fino.

u l
Este libro o folleto es una síntesis de un posible remedio

!
para la Argentina. Ese remedio es una revolución educativa en

a t el marco de un modelo capitalista.

r o
ic l
2. las revoluciones no muerden.
ib
t u
Casi siempre asociamos el término revolución con el de
violencia. La historia que nos venden valida esta apreciación.
Sin embargo, lo cierto es que existen importantes revoluciones

i c a
pacíficas muchas veces omitidas en nuestros libros de historia,
y mucho menos en Hollywood. Ejemplos de ello son la

l
apertura democrática en Corea del Sur después de la guerra, la

l
apertura de Vietnam a la inversión privada a finales del siglo

u b pasado, la democratización de Chile al finalizar la dictadura


de Pinochet, y también la Ley 1420 de Educación Pública de

u
p t
Capitalismo Revolucionario.indd 8
a 04/10/2010 23:07:37
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 9

o
ic a Argentina así como las reformas educativas de José Pedro
Varela en Uruguay.

i b r
b l Las revoluciones no son inevitablemente violentas. Es
más, las revoluciones autoritarias o elitistas se desvanecen

u
como los nubarrones, luchando por aniquilar el enemigo l
t
como si ese fuese su único objetivo1. Las grandes promesas
de cambio nunca llegan, y las injusticias del pasado, que tanto

a
se invocaron para justificar la revolución, terminan siendo

ic
extrañadas si se comparan con las atrocidades y privaciones

l
de la post-revolución.

u b
Muchas revoluciones son violentas porque es el método
más fácil para imponerse sobre el otro. Ruedan cabezas pero

u
p t
nada cambia.

o ! Las revoluciones pacíficas e inclusivas han logrado

a
ic
imponer, de manera mucho más efectiva y permanente, los
cambios que se habían propuesto. Pueden y han existido

l
revoluciones construidas en base al consenso de la gente, a

b
políticas de estado que se compartieron y respetaron desde la

u
izquierda hasta la derecha, desde arriba y desde abajo.

! p
Sin embargo, hay que reconocer que aún siendo pacífica,
toda revolución duele y necesita hacer cambios y afectar

r o
derechos adquiridos. No se trata de causar grandes daños pero
si es necesario cierto dolor que acompaña todo cambio.

l ib
u 1 Ver opinión de Regina Spektor en http://www.youtube.com/watch?
v=FBsIGqxzGeY&feature=related

Capitalismo Revolucionario.indd 9 04/10/2010 23:07:38


10 Pablo Rueda

3. Bases de la Revolución.

Las sociedades funcionan como los individuos. Así como

b l
u
nos cuesta enormemente superar nuestras neurosis o histerias,

p
las sociedades psicológicamente enfermas como la nuestra

!
difícilmente cambian en la misma generación que resuelve

o
el cambio. Apostar a que nuestras instituciones comenzarán
a funcionar porque nosotros empezamos a votar políticos

ib r
probos e idóneos que logran imponer un buen comportamiento
social en nosotros mismos, es una simple utopía. Cuando

l
por casualidad asuma un Presidente probo e idóneo nuestros
parásitos sociales que son más fuertes que nosotros mismos se

u
lo comerán al poco tiempo.

t Estamos demasiado enfermos socialmente para tal auto-

o !
a r
corrección. Pero no estamos tan enfermos como para no darles

ic
una oportunidad a nuestros hijos.

l ib
Podemos darles a nuestros hijos la oportunidad de
cambiar el país. Más allá de todas las explicaciones científicas

u
acerca de la importancia de la educación en el desarrollo de las

t
naciones, por el sólo hecho que una sociedad decida reconocer
sus deficiencias, apostar a sus hijos y darles la oportunidad del

a
cambio, tiene garantizado el éxito. Así de fácil.

i c
Algunos fenómenos históricos sirven de antecedentes

l
a la revolución educativa que proponemos. Por ejemplo,

b l
nadie discute la influencia de la escuela pública y gratuita de

u
Sarmiento en la existencia de nuestra clase media. Tampoco

p
puede discutirse la relación entre la dignidad y nivel de los

t u
Capitalismo Revolucionario.indd 10
a 04/10/2010 23:07:38
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 11

o
ic a uruguayos humildes y la política educativa del José Pedro
Varela y sus continuadores hasta hoy día.

i b r
b l cuando criamos a nuestros hijos. Y a la misma proponemos

u
abandonar el paternalismo respecto de nosotros mismos, l
Proponemos ser muy paternalistas cuando hay que serlo:

t
transformándonos en adultos responsables de lo que nos pasa
y de lo que hemos logrado o dejado de lograr.

a
ic
Hoy los países asiáticos son los que más dan importancia

l
educación para asegurarse su liderazgo en la actual economía
global. Hay mucho que aprender de ellos.

u b
Si la Argentina algo tiene para ofrecer al mundo es

u
p t
potencial humano. Más allá del confeso desprecio por nuestro

!
actual comportamiento social que transpira a lo largo de este

o a
esbozo, habiendo recorrido los cinco continentes, resulta

ic
manifiesto nuestro enorme potencial como individuos, muy
superior al de muchos países desarrollados.

b l
Por supuesto que hay muchas otras políticas además

u
de la revolución educativa que hay que ejecutar. Pero estas

p
son elecciones de rumbo, implementaciones de la nueva

!
política capitalista que veremos más adelante. Pero no son
ni revolucionarias ni condicionantes de la revolución. Los

r o
argentinos podrían elegir políticas distintas e incluso políticas
socialistas, e igual ejecutar la revolución haciendo que todos

ib
nuestros hijos alcancen sus dieciocho años bien alimentados,
con salud, y con un nivel educativo comparable al de cualquier

u l otro argentino.

Garantizar la salud, alimentación y educación de todos


los ciudadanos hasta sus dieciocho años no es compasión, no

Capitalismo Revolucionario.indd 11 04/10/2010 23:07:38


12 Pablo Rueda

es caridad ni regalo. Es un derecho. Es ser padre cuando se


tiene el deber de serlo. Después de los dieciocho, habiendo

l
recibido buena salud, alimentación y educación, cada uno
tiene el derecho y el deber de ser digno y ser responsable de
dar algo a la sociedad que la sociedad esté dispuesta a retribuir.

u b
p
No existen planes sociales que igualen para arriba

!
más que la educación. Además si el Estado provee todas las

o
necesidades alimenticias, de salud y de educación, incluyendo
transporte escolar, útiles, desayuno, almuerzo y merienda,

ib r
de todos y cada uno de los niños menores a dieciocho años,
no se necesitan más planes sociales, excepto por algunos

l
puntuales para situaciones justificadas (discapacitados, tercera
edad, etc.). Aquel que recibió adecuada alimentación, salud

u
y una buena educación hasta sus dieciocho años difícilmente

t !
necesite más ayuda en el futuro.

a r
Para realizar estos cambios la Argentina necesita generar
o
ic
un cambio con espíritu y conducta revolucionaria. No por

ib
mesiánicos sino por lo consolidado de nuestra enfermedad

l
social. Somos demasiados los que vivimos y dependemos del
presente modelo enfermo. Hipócritamente nos quejamos de lo

u
mal que estamos pero al mismo tiempo participamos del mismo

t
haciendo negocios con el Estado, evadiendo los impuestos,
cortando calles, copiándonos en el colegio o siendo ñoquis. Lo

a
cierto es que la gran mayoría de nosotros evade impuestos, la

c
gran mayoría de nosotros coimea y la gran mayoría de nosotros

l i
no está dispuesta a arriesgar nuestra propia riqueza en hacer
un negocio de largo plazo en nuestro país. La gran mayoría

l
b
de nosotros culpamos al otro de todos nuestros males y nos

u u
negamos a reconocer cualquier responsabilidad en nosotros

p t
mismos.

Capitalismo Revolucionario.indd 12
a 04/10/2010 23:07:38
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 13

o
ic a Todos somos entre algo y muy tramposos, y siempre
tenemos una excusa que lo justifique.

i b r
b l l
Los países pueden perder rumbo y muchas veces lo han
perdido. Argentina es un perfecto ejemplo de ello. También

u
es cierto que Argentina no es el único ni el peor caso. En

t
la historia del mundo ha habido muchísimos otros casos de
países que perdieron el rumbo. Durante el llamado Siglo de

a
Oro, España era el país europeo con mayor número de alumnos

ic
universitarios y gozaba de un verdadero esplendor literario y

l
artístico. En todos los campos de la cultura produjo grandes
creadores. Luego casi todo se perdió en una larga decadencia,

u b
hasta la vuelta de la democracia después de Franco.

u
p t
Hoy existe una idea generalizada en el mundo acerca de

!
Argentina como país fracasado. La Argentina como un país en

o a
decadencia. Aún cuando nuestra Presidenta quiera mostrar al

ic
bicentenario como una Argentina mejor que la del centenario,
solo un ignorante podría creerle. Rosendo Fraga nos enseña

b l
que la Argentina del centenario tenía el primer PBI de América
Latina, era el país con menor analfabetismo, superando a

u
varios países de Europa. En 1810, Argentina representaba

p
aproximadamente el 2% de la economía de América Latina;

!
un siglo después, en 1910 alcanzó el 50% y ahora en el 2010

o
ha retrocedido al 8%. En 1910, el PBI de Brasil era la mitad
del argentino y hoy es cuatro veces superior.

ib r La Argentina está a la deriva rematando su ya escasa


riqueza sin hacer nada para crear nueva riqueza en el futuro.

u l Así como la Argentina se presenta como un país en decadencia,


también es hoy una gran oportunidad para consensuar un cambio
de rumbo. Es ese cambio de rumbo el que proponemos en este
Manifiesto Capitalista Revolucionario. Se propone como una

Capitalismo Revolucionario.indd 13 04/10/2010 23:07:38


14 Pablo Rueda

revolución para el largo plazo, y como tal, incompatible con


casi todas las ideas e intereses que hoy determinan nuestro

l
presente. Para abrazar esta revolución hay que estar dispuesto
a pensar el mundo y la Argentina en cincuenta años y estar
dispuesto a construir un proyecto cuyos mayores beneficios

u
podrán apreciarse (en nuestros hijos) recién en diez o veinte
b
p
años.

o !
El carácter revolucionario del manifiesto capitalista
revolucionario consiste en una revolución educativa que

ib r
alcance el más efectivo y alto grado posible de derecho de
igualdad de oportunidades para todos y entre todos los

l
argentinos. En otras palabras, hacer que todos los argentinos
tengan las mismas herramientas que los demás para construir

u
ellos mismos su futuro.

t Y qué mayor derecho de igualdad de oportunidades que

o !
a r
garantizar que cada uno de nuestros hijos alcance sus dieciocho

ic
años con alimentación, salud y educación bilingüe garantizada.

ib
Por ello, este Manifiesto Capitalista Revolucionario propone

l
una revolución social a través de un proyecto educativo
revolucionario.

t u
Se trata de construir una mejor sociedad, donde aún
existiendo ricos y pobres, todos los ciudadanos desde

a
el nacimiento hasta el fin del nivel secundario tengan

c
absolutamente garantizados estándares de alimentación, salud

i
y educación adecuados para permitirles construir su futuro con

l
dignidad y en igualdad de condiciones como cualquier otro

u b
argentino.

u l
p
Se trata de seleccionar políticas educativas y sociales

t
para los menores, históricamente más parecidas a las de los

a
Capitalismo Revolucionario.indd 14 04/10/2010 23:07:38
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 15

o
ic a países socialistas que los capitalistas. Más parecidas a las de

b
los países asiáticos que a los occidentales. Se trata de elegir por

i r
l
una presencia activa y total del Estado en los niños de hasta

b u l
18 años, asegurándoles todas y cada una de las necesidades
alimenticias, educativas y de salud, con los mejores estándares
a nivel nacional y de ser posible a nivel internacional.

a t
En otras palabras, el Estado, por sí o a través de empresas
privadas, será responsable por el transporte escolar, útiles

ic
escolares, vestimenta escolar, control de salud, vacunación,

l
y alimentación de cualquier niño de Londres, Catamarca, o
la Matanza, Provincia de Buenos Aires. Tales servicios serán

u b
otorgados en forma absolutamente gratuita.

u
p t
Obviamente el que quiera acceder a una escuela privada

!
podrá hacerlo estando a cargo de sus padres o tutores todos los

o a
costos asociados.

ic
Pero en todas las escuelas públicas del país, ya sea de

l
Londres, Catamarca, o la Matanza, Provincia de Buenos Aires,

b
los niños recibirán formación académica de doble escolaridad,

u
de primer nivel, bilingüe, actualizada y ajustada a sus raíces

p
culturales. También podrán desarrollarse físicamente a través

!
de deportes. Todo absolutamente gratuito y garantizado por el
Estado.

r o
¿Y esto es la revolución? Absolutamente. No solo es

ib
una revolución por el cambio y el esfuerzo que significa, sino
que el resultado de su implementación será una revolución

u l social que cambiará el rumbo de la historia argentina.


Imagínense el efecto social resultante de que el Estado asuma
la responsabilidad absoluta de garantizar que el ciento por
ciento de los argentinos alcance sus dieciocho años (i) sano y

Capitalismo Revolucionario.indd 15 04/10/2010 23:07:38


16 Pablo Rueda

alimentado; (ii) con estudios secundarios completos de nivel


igual o superior a los colegios privados; y (iii) sabiendo hablar

l
fluidamente inglés o portugués, y en su caso, la lengua del
pueblo originario al que pertenece.

u
Garantizar acceso a todos los argentinos a una primaria y
b
p
secundaria de doble escolaridad con todas sus necesidades de

!
alimentación y salud cubiertas por el Estado es revolucionario

o
porque es suficiente para otorgar a cada argentino el derecho
de contar con las mismas oportunidades que sus pares. No

ib r
significa que seremos todos iguales. Tampoco significará una
absoluta igualdad de oportunidades. Pero si será un cambio

l
revolucionario que significará la mejor expresión posible de la
justicia social.

t u
Afectará radicalmente las causas de la deserción escolar,
de la desnutrición infantil, de la droga, de la delincuencia

o !
a r
juvenil, de la marginación social, de la desigualdad social,

ic
etc., etc., etc., etc.

l ib
Este cambio casi por si solo modificará el funcionamiento
perverso de la sociedad argentina.

t u
i c a
b l l
pu t u
Capitalismo Revolucionario.indd 16
a 04/10/2010 23:07:38
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 17

o
ic a 4. la Revolución Educativa

i b r
b l l
La revolución educativa produciría mayores beneficios

u
sociales que todos los planes sociales de la argentina hoy

t
vigentes. Sumados. Es más, superaría cualquier otra política de
igualdad social en la historia del mundo. Se trata de brindarles

ic a
a las generaciones futuras las mejores herramientas que les
permitan construir por si mismos sus vidas en un mundo

l
caracterizado por la globalización y el avance exponencial en
tecnología de la información.

u b
En el ámbito extra-académico, se trata que todos los niños

u
p t
del país amanezcan para ser recogidos por un transporte escolar

!
gratuito provisto por el Estado. Podrá ser combi, caballo,

o a
helicóptero, jetski o 4x4, según resulte necesario. El transporte

ic
escolar será un nuevo servicio público como hoy lo son otros
servicios como el de transporte ferroviario o de transporte y

l
distribución de gas natural o agua corriente. Será gratuito y de

b
alcance nacional para todas las escuelas públicas. Obviamente

u
requerirá de una descentralización administrativa a los efectos

p
de que por el principio de proximidad, el servicio se ajuste a

!
las necesidades particulares de cada región. Además no deberá

o
ser prestado por el Estado. Debe ser prestado por distintas
empresas privadas a quienes se les adjudique el servicio en

ib r
distintas áreas por licitación pública. De esa forma, se podrá
comparar calidades de servicio y bajar progresivamente sus
costos. La existencia de este servicio limitará al máximo la

u l deserción escolar y además la pondrá en clara evidencia


cuando esta se manifieste. Además permitirá que los docentes
visiten los hogares de sus alumnos y que el servicio se utilice

Capitalismo Revolucionario.indd 17 04/10/2010 23:07:38


18 Pablo Rueda

para los programas de deportes y extensión académica de los


alumnos. Con la contratación de los seguros requeridos para

l
la prestación del servicio se garantizará la no exposición del
Estado a los riesgos inherentes a la prestación del mismo.

u
Todos los niños al llegar a su escuela pública recibirán el
b
p
desayuno, luego el almuerzo, al final del día escolar la merienda.

!
Este será un nuevo servicio público gratuito de alcance nacional.

o
Obviamente requerirá de una descentralización administrativa
a los efectos de que por el principio de proximidad, el servicio

ib r
se ajuste a las necesidades particulares de cada región. Debe
ser prestado por distintas empresas privadas a quienes se les

l
adjudique el servicio en distintas áreas por licitación pública.
De esa forma, se podrá comparar calidades de servicio y bajar

u
progresivamente sus costos. La existencia de este servicio

t !
también contribuirá a limitar al máximo la deserción escolar.

o
Como la escuela será de doble escolaridad, tanto el desayuno,

a r
el almuerzo y la merienda serán brindados en la escuela. Con

ic ib
la contratación de los seguros requeridos para la prestación del
servicio se garantizará la no exposición del Estado a los riesgos

l
inherentes a la prestación del mismo. Obviamente la dieta será
programada con altísimos estándares de calidad nutritiva.

t u
Todos los niños del país tendrán actividades deportivas
provistas por el Estado. Será un nuevo servicio público gratuito

a
de alcance nacional. Requerirá de una descentralización

c
administrativa a los efectos de que por el principio de

l i
proximidad, el servicio se ajuste a las necesidades particulares
de cada región. Podrá ser prestado por el Estado o por distintas

l
b
empresas privadas a quienes se les adjudique el servicio por

u u
licitación pública. La existencia de este servicio brindará

p t
uniformidad en la calidad del servicio en todo el país, y le

Capitalismo Revolucionario.indd 18
a 04/10/2010 23:07:38
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 19

o
ic a dará la oportunidad a los mejores de acceder a una educación

b
deportiva especializada de primer nivel. Con la contratación

i r
l
de los seguros requeridos para la prestación del servicio se

b a la prestación del mismo.

u l
garantizará la no exposición del Estado a los riesgos inherentes

t
Todos los niños del país tendrán garantizada su salud
a través de la escuela. Requerirá de una descentralización

a
administrativa a los efectos de que por el principio de

ic
proximidad, el servicio se ajuste a las necesidades particulares

l
de cada región. Podrá o no ser prestado por el Estado. Cada
niño tendrá un médico de cabecera responsable de su historial

u escuela.
b
médico y control periódico. Los niños serán vacunados en la

u
! p Todos los niños del país tendrán la vestimenta escolar
t
o a
y todos los libros y útiles escolares provistos por el Estado

ic
en forma gratuita. Tales bienes serán provistos al Estado por
distintas empresas privadas. De esa forma, se podrá comparar

b l
calidades de servicio y bajar progresivamente sus costos.
Los libros y útiles se ajustarán a las especificaciones de la

u
nueva currícula escolar que se implemente en el marco de la

p
revolución educativa.

o !
Lo más importante. La igualdad de oportunidades no
será una igualación hacia la ignorancia sino por el contrario,

ib r
el Estado garantizará una educación primaria y secundaria
gratuita, de doble escolaridad, bilingüe, con dos docentes por
aula. La calidad académica será la misma desde La Quiaca

u l a Ushuaia. Los estándares académicos deberán ser iguales o


superiores a los de las mejores escuelas privadas nacionales y
en el futuro, del mundo.

Capitalismo Revolucionario.indd 19 04/10/2010 23:07:38


20 Pablo Rueda

Los objetivos serán formar personas: (i) íntegras


(respetuosas de si mismas y respetuosas de los demás), que

l
conozcan, sean orgullosos y disfruten de sus raíces, mientras
que abracen y sepan navegar libremente en el mundo en
que viven; (ii) con idiomas y herramientas de pensamientos

u
aptas para enfrentar un mundo (y no un país) en permanente
b
p
evolución.

o !
La revolución educativa debe proveer a los estudiantes
una educación que les enseñe a pensar críticamente, a escuchar,

ib r
y a comunicarse en forma honesta y efectiva. No se trata de
una transmisión de contenidos sino de la construcción de

l
herramientas internas. Los contenidos educativos cada vez son
menos relevantes.

t u
El principal objetivo de este manifiesto capitalista
revolucionario no es mostrar un camino de felicidad ni de

o !
a r
bienestar. Su principal objetivo es inducir a tomar un camino

ic
de dignidad. En la actualidad oscilamos entre la pedantería y la

ib
miseria. Somos casi todos seres hipócritas muy irrespetuosos

l
del otro. Demasiados ricos coimean y evaden, demasiados
pobres buscan vivir esperando que alguien se haga cargo de

u
ellos. Demasiados políticos y policías curran, hasta tenemos

t
demasiados jueces coimeros, demasiados sindicalistas
administrando empresas propias.

c a
La revolución educativa tiene que darle a nuestros

i
hijos un importante espacio de educación de valores. Valores

l
de autosuficiencia y responsabilidad. Una educación de

u b
convivencia cívica, respeto por los derechos del otro, de su
raza, religión y orientación sexual. De respeto del patrimonio

u l
p
público y del patrimonio ajeno.

a t
Capitalismo Revolucionario.indd 20 04/10/2010 23:07:39
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 21

o
ic a Expertos podrán explicar técnicamente por qué un chico
de dieciocho años con secundaria bilingüe completa, bien

i b r
l
alimentado y saludable, es muy poco probable que no alcance

b u l
un proyecto de vida que le permita vivir dignamente. Lo cierto
es que es así. La pobreza no es el problema. Los ricos de hace
siglos tenían mucho menos que los pobres de hoy. El problema

a t
es la falta de dignidad y el exceso de explotadores y miserables.

El inglés será la puerta al mundo laboral y del

ic
conocimiento. El portugués la puerta a nuestro socio principal,

l
y potencial mayor demandante de cerebros argentinos.

u b
El inglés es hoy una barrera de entrada a la competencia en
los mejores puestos de la empresa privada. Además, el proceso

u
p t
de globalización en el que estamos inmersos a nivel mundial

!
impone a un número enorme de trabajadores la necesidad de

o a
hablar inglés para poder crecer. El inglés es hoy una de las

ic
principales herramientas para dinamizar la movilidad social y
garantizar la igualdad de oportunidades. Tan solo en nuestro

b l
ineficiente sistema político argentino, el no saber inglés no es
una barrera de entrada que impide a cualquiera participar en

u
esa actividad.

! p
El idioma inglés es indiscutiblemente el idioma del
mundo global. Si uno viaja a China se entiende mayormente en

r o
inglés. Lo mismo en Europa, Africa y demás continentes. Tener
una población bilingüe abre enormes posibilidades al país y

ib
particularmente a sus ciudadanos. Los japoneses orgullosos
de su idioma tienen menor nivel de inglés que los chinos y

u l los vietnamitas. Eso hace que las empresas multinacionales,


incluyendo las japonesas, contraten más chinos y vietnamitas
que japoneses para sus filiales del exterior.

Capitalismo Revolucionario.indd 21 04/10/2010 23:07:39


22 Pablo Rueda

Las premisas uniformes de doble escolaridad y educación


bilingüe no obstarán a la existencia de diversas currícula

l
optativas, ya sea de orientación técnica, mercantil, etc.

b
La revolución educativa necesita realizar un cambio

u
substancial en la educación sin romper ni tirar su pasado.

!
Para eso la revolución deberá comenzar formando
p
o
nuevas maestras y maestros bilingües (castellano-ingles) o
(castellano-portugués) preparados para llevar a cabo la nueva

ib r
currícula. Este proceso llevará como mínimo unos cinco
años entre que se define la currícula y se llevan a cabo los
trabajos de infraestructura necesarios para formar a los nuevos

u l
maestros. Los descendientes de pueblos originarios también
podrán optar por aprender su lengua.

t Mientras se forman los nuevos maestros, habrá que

o !
a r
hacer muchas cosas. Por ejemplo, diseñar los pliegos para
la contratación de los servicios de transporte, alimentación

ic ib
y deportes asociados a las escuelas. Se necesitará también

l
un mínimo de cinco años, particularmente por los
estudios preliminares que deberán realizarse en materia de

u
especificaciones de los servicios, estándares de calidad y

t
precios.

a
Una vez recibidos los nuevos maestros, realizada la

c
infraestructura y celebrados los contratos para la prestación de

i
los servicios asociados, podrá darse comienzo a la revolución

l
educativa. Las aulas contarán con dos maestras, una recibida

u b
conforme la nueva currícula y otra con la experiencia del
pasado. Esos maestros trabajarán en pareja de forma tal

u l
p
que unos aporten su experiencia y otros aporten las nuevas

t
herramientas y el idioma. De esta forma, los maestros actuales

a
Capitalismo Revolucionario.indd 22 04/10/2010 23:07:39
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 23

o
ic a aprenderán la nueva currícula de los nuevos maestros sin tener
que renovar sus estudios, mientras que los nuevos maestros

i b r
l
aportarán el idioma extranjero y se nutrirán de la experiencia

b u l
de los viejos. Eso es revolución en serio y no lo típico argentino
de destratar el pasado con grandes discursos presentes que
finalmente no dejan nada en el futuro.

a t
Las universidades públicas estarán abiertas para el
veinticinco por ciento de mejores alumnos del secundario a

ic
nivel nacional, computando el promedio de los últimos tres

l
años en los exámenes comunes anuales que se implementen
a nivel nacional. Además, el Estado financiará los estudios

u b
terciarios y necesidades de vivienda, salud y alimentación de
aquellos estudiantes con mayores potencialidades.

u
! p En el caso de la Argentina se estima que el año 1989 un
t
o a
85,4 por ciento de la matrícula de la Universidad de Buenos

ic
Aires, gratuita y de ingreso irrestricto, pertenecía a jóvenes
provenientes de familias con categorías ocupacionales

b l
asociadas a las clases media, media alta y alta; en tanto
que un 12,3 por ciento pertenece a familias con categorías

u
ocupacionales asociadas a la clase de menores recursos

p
(Piffano, 1992: 162). Así, el ingreso no solo constituye una

!
herramienta de mediocridad educativa sino que también un

o
sistema de aprovechamiento de los que más tienen sobre los
que menos tienen. Estos porcentajes variarán radicalmente al

ib r
implementarse la revolución educativa.

A diferencia de la escuela primaria y secundaria, los

u l costos del subsidio universitario será ser considerado como


un pago a mejor fortuna que deberá ser reintegrado en cuotas
por los graduados una vez que cuenten los fondos suficientes

Capitalismo Revolucionario.indd 23 04/10/2010 23:07:39


24 Pablo Rueda

como para hacerlo. El Estado publicará quienes han devuelto


y quienes aún no han podido hacerlo.

Así, hasta el más pobre de nuestros hijos podrá sentir


que el Estado le ha dado la oportunidad de valerse por sí

b l
u
mismo. Se trata de construir una ética en que cada adulto

p
deba sentirse responsable de si mismo y no estar pretendiendo

!
que otros vengan a solucionarle sus problemas y dirigir sus

o
vidas. Para lograr esto, debemos construir un sistema que
garantice la igualdad de oportunidades, donde el más pobre

ib r
sienta que habiendo recibido del Estado gratuitamente salud,
alimentación y educación de primer nivel, puede y debe ser

l
autosuficiente económicamente y competir con cualquier otro
para ofrecer a la sociedad lo mejor de el.

t u o !
a r
5. El Financiamiento de la

ic ib
Revolución Educativa

u l
El costo anual por alumno será una de las variables más
importantes de la planificación económica. Estado informará

t
públicamente este costo el costo total por alumno de la
revolución educativa.

c a
La revolución educativa significará un esfuerzo

i
presupuestario descomunal y habrá que reasignar enormes

b l
recursos para su realización.

l
u u
¿Cuánto sale mantener un caballo para el gobierno? En el

p t
sector privado cuenta aproximadamente pesos mil quinientos

Capitalismo Revolucionario.indd 24
a 04/10/2010 23:07:39
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 25

o
ic a por mes. ¿Cuántos caballos mantiene el Estado? Para la

b
construcción de la revolución educativa habrá que hacerse esta

i r
l
pregunta y otras mucho más difíciles.

b
En Estados Unidos en el 2005 el costo del Estado

u l
por educación primaria y secundaria fue de unos ocho mil

t
setecientos dólares anuales por alumno. El costo de la educación
pública en los Estados Unidos representa el cuatro coma dos

a
por ciento del producto bruto interno. El costo promedio del

ic
transporte público escolar en los Estados Unidos es de unos

l
setecientos dólares.

u b
En México, el gasto en educación en 2003 estaba un
6,8% por encima de la media de la OCDE, que era del 5,9%.

u
p t
El gasto por estudiante de primaria es de 1.656 dólares, lo que

!
es aproximadamente un tercio de la media de la OCDE (5.450

o a
dólares). En el segundo nivel de secundaria, el gasto por

ic
estudiante es de 2.790 dólares, lo que es significativamente
mayor, pero representa sólo un tercio del nivel medio de la

b l
OCDE (7.582 dólares).En la enseñanza superior, el gasto es
de 5.774 dólares, frente a los 11.254 dólares de la OCDE. En

u
el primer nivel de educación secundaria, es de 1.495 dólares,

p
lo que equivale a un cuarto de la media de la OCDE (6.560

!
dólares).

r o
En Argentina el artículo 9 de la Ley de Educación
Nacional establece que “… el presupuesto consolidado del

ib
Estado Nacional, las provincias y la Ciudad Autónoma de
Buenos Aires destinado exclusivamente a educación, no será

u l inferior al seis por ciento (6%) del Producto Interno Bruto


(PIB)”.

Capitalismo Revolucionario.indd 25 04/10/2010 23:07:39


26 Pablo Rueda

Conforme el Relevamiento Anual 2008 existen en


Argentina 23.139 escuelas primarias (19.437 del sector de

l
gestión estatal y 3.702 de gestión privada) con un total de
4.664.025 alumnos matriculados.

La revolución educativa significa en términos grosos

u b
p
transportar, dar salud, alimentar, vestir, entregar útiles y formar

!
a unas diez millones de personas cada día. Con solo considerar

o
ese aspecto del proyecto nos encontramos ante una verdadera
revolución.

ib r
l
6. la Jerarquización legal de

u !
la revolución educativa

a t Será necesario darle jerarquía constitucional a la

r o
ic ib
revolución educativa. La construcción de un sistema educativo
moderno, para todos y de alta calidad debe poder prevalecer

l
sobre los intereses sectoriales afectados. La revolución
necesita de mejores maestros con nuevos derechos y nuevas

u
obligaciones. Muchos de los derechos y obligaciones del actual

t
sistema educativo son incompatibles con la revolución. Solo
el consenso de vastos sectores de la sociedad, incluyendo la

a
izquierda y la derecha, podrán aportar la jerarquía institucional

c
y moral que el cambio requiere para poder imponerse
pacíficamente.

l i l
b
La revolución educativa requiere lograr consensos entre

u u
las fuerzas políticas y sociales a los efectos de redireccionar

p t
partidas presupuestarias actuales para el financiamiento de

Capitalismo Revolucionario.indd 26
a 04/10/2010 23:07:39
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 27

o
ic a la revolución educativa. Se trata de una tarea muy difícil y
dolorosa.

i b r
b l l
Estos consensos requieren que queden plasmados en la
constitución nacional a través de una reforma constitucional

u
que incorpore un Capítulo al nuestra actual Constitución

t
Nacional en que se nacionalice la educación primaria y
secundaria, se permita la afectación de determinados derechos

a
adquiridos para implementar la revolución educativa y se

ic
establezca como norma programática y política de estado la

l
implementación de la revolución educativa.

u b
Asimismo se requiere de un consenso político para
reformar las leyes actualmente vigentes que resulten

u
p t
incompatibles con la revolución educativa y para aprobar

!
las nuevas leyes que establezcan el marco normativo de la

o a
revolución.

ic
Habrá que re-nacionalizar la educación primaria

l
y secundaria. La esencial uniformidad de los estándares

b
educativos requiere necesariamente de una centralización. De

u
otra forma la igualdad de oportunidades no estará garantizada.

p
Esta nacionalización no obsta establecer mecanismos de

!
descentralización administrativa con participación de las
provincias a nivel regional.

r o
Habrá que reformar el estatuto docente y la Ley de

ib
Educación y demás leyes que se requieran para ajustarlas a las
necesidades de la revolución educativa.

u l Habrá que reformar las leyes de presupuesto para


asegurar en el largo plazo el financiamiento de la revolución
educativa y su infraestructura.

Capitalismo Revolucionario.indd 27 04/10/2010 23:07:39


28 Pablo Rueda

Habrá que crear los nuevos servicios públicos de carácter


nacional.

También habrá que diseñar los pliegos para la prestación


de los servicios asociados a la revolución educativa. Permitir

b l
u
que las empresas estudien y se preparen para calificar y ofertar

p
en los diversos procesos licitatorios en las diversas regiones

!
del país.

r o
Una vez en marcha la revolución educativa, tal vez
entre cinco o diez años después de haber comenzado, todas

ib
las funciones y servicios públicos que la conforman deberán
ser continuamente coordinados y evaluados por una vía matriz

diversos procesos.

u l
organizacional que permita la medición y mejoramiento de los

t o !
ic a ib r
u l
a t
l i c
u b u l
p t
Capitalismo Revolucionario.indd 28
a 04/10/2010 23:07:39
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 29

o
ic a pARTE II

i b r
b l u l
t
7. El capitalismo no muerde

ic a
La revolución educativa necesita de un modelo de
país que la contenga y principalmente que la financie. Este

l
folletín invita a elegir un modelo capitalista. Un capitalismo

b
real, democrático, dirigido principalmente a la mayoría que
menos tiene, pero también a la clase media y a los ricos, en

p u ese orden. Un capitalismo anticlasista, justo y meritocrático.


El que piense que el socialismo es mejor, que lo elija. Pero no

t u
o ! nos pintemos más de lo que no somos.

a
ic
El capitalismo no fue creado como una herramienta
de los poderosos para explotar a los pobres. Sin embargo y

b l
al igual que el socialismo, puede, ha sido y es utilizado por
muchas sociedades injustas con mayorías explotadas.

p u
El capitalismo es un sistema de funcionamiento social

!
para generar riqueza. A diferencia del socialismo, puede y

o
ha sido muchas veces una herramienta de crecimiento de los
países. La historia nos muestra muy pocos casos de países que

ib r
se han crecido en riqueza a través del socialismo, mientras
existen muchas experiencias capitalistas exitosas como las
de Estados Unidos, Corea del Sur, Chile y tantas otras. Es

u l cierto que muchas de esas experiencias en mayor o menor


grado carecieron de esfuerzos en materia de igualdad de
oportunidades, privando a muchas personas de la participación,

Capitalismo Revolucionario.indd 29 04/10/2010 23:07:39


30 Pablo Rueda

gozo y responsabilidad de ese crecimiento. También es cierto


que el capitalismo incipiente funciona muchas veces como la

l
democracia ateniense, todo muy lindo para aquellos que tienen
derecho a participar.

u
El hecho que muchas experiencias capitalistas resulten
b
p
en modelos clasistas donde unos pocos explotan a otros, deriva

!
de que se trata de capitalismos incompletos ya que aquellos

o
explotados no cuentan con el derecho de competir libremente
por carecer de un mínimo de igualdad de oportunidades que

ib r
les permita competir. Además, los pocos afortunados tampoco
compiten ya que sin la competencia se convierten en simples

l
explotadores.

u
El capitalismo es una excelente herramienta de generación

t !
de riqueza. Sus principales presupuestos son: (i) el derecho

o
de las personas de generar su propia riqueza compitiendo

a r
libremente por ofrecer más y mejores bienes y servicios a los

ic
demás; y (ii) el derecho sobre los beneficios obtenidos en dicha

ib
competencia. Estos derechos crean una virtuosa fuerza en las

l
personas que los lleva a hacerse responsables de si mismas, a
crecer y trabajar para sostener a los suyos. No existe modelo

u
económico que más estimule la generación de riqueza y la

t
autosuficiencia de las personas.

a
Es con la riqueza que alimentamos y educamos a

c
nuestros hijos. Es con la riqueza que construimos hospitales

i
que hacemos carreteras. Es con la acumulación de riqueza que

l
podemos ayudar en épocas difíciles.

u b También es cierto que con la riqueza muchos se vuelven

u l
p
consumistas y materialistas crónicos, que la riqueza muchas

t
veces es utilizada por narcisistas perversos, etc. etc. Pero

a
Capitalismo Revolucionario.indd 30 04/10/2010 23:07:39
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 31

o
ic a culpar a la riqueza de esas conductas estúpidas y mediocres es
como culpar a los niños por la existencia explotación sexual

i b r
l
infantil.

b l
La Biblia del capitalismo de Ayn Rand, muestra como

u
ya desde principio del siglo pasado existía la necesidad de

t
defenderse de los ataques contra la ética de la riqueza. De
forma muy americana, Rand hace su defensa descuidando

a
un importante presupuesto capitalista: la igualdad de

ic
oportunidades necesaria para la inclusión de todos en la libre

l
competencia por ofrecer más y mejores bienes y servicios a los
demás. Perdonando tal omisión, su libro la Rebelión de Atlas,

u b
y en particular el pasaje que sigue, son una explicación mucho
mejor que este boceto acerca de las virtudes del capitalismo.

u
! p “Sin embargo -continuó-, usted asegura que el dinero lo
t
o a
consiguen los fuertes a expensas de los débiles. ¿Pero a qué

ic
fuerza se refiere? No es la fuerza de las armas ni de los músculos,
ya que la riqueza es el producto de la capacidad del hombre

b l
para pensar. Entonces, ¿el dinero lo obtiene quien inventa un
motor a expensas de quienes no lo inventaron? ¿Lo obtiene

u
el inteligente a expensas del idiota? ¿El capaz a expensas

p
del incompetente? ¿El ambicioso a expensas del holgazán?

!
El dinero debe hacerse, antes de que pueda ser saqueado,

o
y es hecho a través del esfuerzo de las personas honradas,
en la medida de la capacidad de cada una; y el honrado es

ib r
aquel que comprende que no puede consumir más de lo que
ha producido. Comerciar utilizando dinero es el código de los

l
hombres de buenas intenciones, porque el dinero se basa en el
axioma de que cada uno es dueño de su mente y de su esfuerzo.

u
El dinero no otorga ningún poder para prescribir el valor de
un esfuerzo, más allá de la elección voluntaria de quien desea

Capitalismo Revolucionario.indd 31 04/10/2010 23:07:40


32 Pablo Rueda

ofrecer el suyo a cambio. El dinero le permite obtener por sus


bienes y su trabajo lo que vale para los que lo compran, pero

l
no más que eso. El dinero sólo permite tratos que se hacen
en beneficio mutuo, según el libre juicio de ambas partes. El
dinero exige el reconocimiento de que se debe trabajar en
beneficio, y no en perjuicio, propio; para ganar, y no para

u b
p
perder. El dinero reconoce que el hombre no es una bestia de

!
carga nacida para transportar el fardo de su propia miseria,

o
que debe ofrecer valores y no agravios, que el lazo común

r
entre los seres no es un intercambio de sufrimientos, sino de
bienes. El dinero exige vender, pero no debilidad a cambio

ib
de estupidez, sino talento a cambio de razón; exige comprar,

l
no lo peor, sino lo mejor que pueda conseguir. Y cuando las
personas viven basadas en el intercambio, poniendo como

u
árbitro decisivo a la razón en lugar de la fuerza, lo que triunfa

t
es el mejor producto, el trabajo más perfecto, el hombre de
mejor juicio y mayor idoneidad. El grado de productividad de

o !
a r
cada uno es también el de su recompensa. Éste es el código de

ic ib
existencia, cuya herramienta y símbolo es el dinero. ¿Es esto
lo que considera malvado? … Permita que le dé un consejo

l
clave sobre el carácter de los seres humanos: quien maldice
el dinero, lo ha obtenido de manera deshonrosa, pero quien lo

t u
respeta, se lo ha ganado honestamente. … Huya de quien le
diga que el dinero es malvado, pues esa frase es la señal que
anuncia la presencia de un saqueador. En tanto los hombres

i c a
vivamos en sociedad y necesitemos medios para tratar unos
con otros, el único sustituto, en caso de abandonar el dinero,

l
serían las armas.2”

u b u l
p 2 “La Rebelión de Atlas de Ayn Rand.

t
Capitalismo Revolucionario.indd 32
a 04/10/2010 23:07:40
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 33

o
ic a 8. ¿Qué es capitalismo?

i b r
b l l
Para empezar siendo controversiales podemos destacar

u
que los orígenes del capitalismo y el libre mercado nos

t
retrotraen a la era de oro del Islamismo y la revolución
agrícola musulmana entre los siglos octavo y doceavo D.C.

ic a
En esa época el Islam contaba con un vigoroso e integral
sistema monetario a través de su moneda fuerte denominada

l
Dinar. Además existía un uso generalizado de contratos que
permitían el desarrollo del financiamiento y del comercio y

u b
hasta la creación de sociedades comerciales. En otras palabras,
el capitalismo no es exclusivo ni propio de Occidente tanto

u
p t
como el fundamentalismo no es una característica exclusiva ni

!
esencial del Islam.

o ic a
Marx describe al capitalismo como un sistema social y
económico en donde los medios de producción se encuentran

l
distribuidos en personas y empresas privadas. El mercado

b
determina los precios de los bienes y servicios que se

u
intercambian, impulsando el crecimiento y la generación de

p
riqueza. Este sistema requiere de un marco jurídico que proteja

!
la propiedad privada y los compromisos contractuales y de un

o
Estado que se ocupe de la infraestructura física común.

r
Para no aburrirnos con la historia del capitalismo, sigamos

ib
con Marx. En el Manifiesto Comunista de 1848 refiriéndose
a la organización privada de propiedad del capital, Marx

u l describe a la etapa capitalista como la más avanzada forma de


organización social (de su época), pero pronostica que en el
futuro las clases obreras tomarán el poder en el marco de una
transformación global de la humanidad.

Capitalismo Revolucionario.indd 33 04/10/2010 23:07:40


34 Pablo Rueda

Además de la propiedad privada de los medios


de producción, Marx destacaba como otra importante

l
característica del capitalismo a la utilización de la mano de
obra como un commodity. La tan famosa plusvalía representa
la diferencia entre los salarios y el precio al cual el empresario
vende sus productos. Para Marx el capitalismo requiere

u b
p
necesariamente que la mayoría de la gente no posea medios

!
de auto-subsistencia y deben convertirse en mano de obra de

o
otros.

ib r
Lo cierto es que esta explotación de la plusvalía está
presente tanto en el capitalismo como en el socialismo. Es más,

l
en el socialismo a la plusvalía que debe soportar el trabajador,
se agrega la falta de libertad, opresión, manipulación, y en

u
definitiva la imposición para el crecimiento personal de

t !
ser parte de un ejército de chupamedias y delatores. En el

o
capitalismo el Estado interviene en la relación de mercado

a r
entre empresarios y trabajadores a través de las leyes laborales.

ic ib
Estas leyes establecen limitaciones al poder de negociación de
los empresarios, protegiendo la capacidad negociadora de los

l
trabajadores. Así, las leyes laborales sirven para perfeccionar
el capitalismo ya que de otra manera no existiría competencia

u
sino explotación.

a t
Además, la plusvalía tiende a desvanecerse en el caso de
muchas economías capitalistas desarrolladas donde una gran

c
clase trabajadora y profesional presta su mano de obra (más

l i
bien su cerebro) y además son los accionistas dueños de las
empresas. Hoy en día, hasta se hace una crítica al capitalismo

l
b
afirmando que los ejecutivos de las grandes empresas

u u
multinacionales son empleados con mucho más poder que los

p t
mismos dueños de esas empresas.

Capitalismo Revolucionario.indd 34
a 04/10/2010 23:07:40
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 35

o
ic a El capitalismo muchas veces se asocia a su periodo más

b
injusto en el siglo dieciocho. En esos tiempos las compañías

i r
l
British East India Company y Dutch East India Company

b u l
hacían desastres en las colonias para obtener ganancias en favor
de sus inversores europeos. También en el siglo diecinueve,
el control y renta de importantes sectores económicos estaba

a t
en manos de empresas privadas monopólicas que obtenían
ganancias exorbitantes para unos pocos. Además dentro

ic
de estas empresas existían profundas divisiones entre sus
accionistas, ejecutivos y obreros, que razonablemente llevaban

l
a Marx a referirse a la plusvalía y la explotación.

u b
Fue solo al final del siglo diecinueve que comienza
en los Estados Unidos la legislación antimonolopólica y

u
! p regulación sobre estándares industriales. Cuando hablamos
de legislación antimonopólica muchos capitalistas tienden a
t
o a
pensar en un corset regulador que impide el desarrollo. Otra

ic
verdad parcialmente cierta. Es cierto que en el corto plazo se
generan ventajas económicas en la concentración empresaria.

b l
Sin embargo, si dicha concentración elimina la competencia
al absorber al competidor o imponer barreras de entrada al

u
respectivo mercado, estamos matando uno de los principales

p
presupuestos del capitalismo, la competencia.

o !
ib r 9. la importancia de la
Competencia en el Capitalismo

u l El precio P de un producto resulta de la interacción entre


la oferta de ese producto y su demanda. Cuando la oferta y

Capitalismo Revolucionario.indd 35 04/10/2010 23:07:40


36 Pablo Rueda

demanda se unen existe equilibrio de mercado respecto de ese


producto. Un aumento de la demanda produce un incremento

l
de precio y por el contrario un aumento de la oferta lleva los
precios a la baja, hasta alcanzar un nuevo equilibrio de precio.

u
Un incremento de precios induce a nuevos oferentes a
b
p
vender el producto o servicio que tiene un precio atractivo.

!
La entrada de esos nuevos oferentes produce un aumento en

o
la oferta que hace bajar los precios y/o mejorar la calidad del
producto.

ib r
La competencia existe cuando existen muchos
productores intentando vender los mismos productos o sus
sustitutos.

u l
!
La presencia de competencia es fundamental en el

a t capitalismo porque genera la fuerza que lleva a la innovación

r
y mejora de calidad y baja de precios para competir por la
demanda. Sin competencia el capitalismo pierde todos sus
o
ic ib
beneficios y se transforma en una forma de explotación de

l
unos sobre otros.

u
Adviértase que el objetivo de bienestar general que se

t
alcanza a través del libre mercado, el respeto de los contratos
y la propiedad privada, solo sucede si existe si en ese mercado

a
existe competencia. Es la competencia la fuerza que lleva a los

c
agentes económicos a ser más eficientes y por lo tanto a brindar

i
progresivamente mejores bienes y servicios a la comunidad a

l
precios cada vez más bajos.

u b Para que exista competencia debe necesariamente existir


igualdad de condiciones.

u l
p t
Capitalismo Revolucionario.indd 36
a 04/10/2010 23:07:40
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 37

o
ic a Es cierto que conforme el dilema del prisionero de

b
Merrill Flood y Melvin Dresher o la teoría del juego de Nash

i r
l
podría resultar en que lo ideal para los productores es la

b u l
cooperación entre ellos en vez que la competencia. Otra una
verdad a medias como todas. La cooperación entre productores
es siempre conveniente para ellos pero no para la sociedad.

a t
Es por ello que la mayoría de las legislaciones sobre defensa
de la competencia prohíbe los acuerdos de cartelización entre

ic
productores, excepto en casos específicos de cooperativas de
por ejemplo productores agrícolas, donde la ley reconoce como

l
parte débil expuesta a la explotación los pequeños productores

b
frente a las escasas y poderosas empresas distribuidoras de
alimentos.

p u En el socialismo las empresas estatales carecen de

t u
!
competencia. Es decir, carecen de esa fuerza interna que lleva

o a
a las personas y empresas (que no son otra cosa que personas

ic
organizadas) a ser mejores y más baratas, ya que nadie puede
competir con ellas. Es cierto que en algunas culturas es posible

b l
tener empresas estatales eficientes aún careciendo de esa
fuerza virtuosa de la competencia. Son casos excepcionales

u
inaplicables a la Argentina. También es cierto que el mundo y

p
la Argentina está plagada de empresas privadas explotadoras

!
que carecen de una competencia suficiente que las lleve a

o
mejorar sus productos y bajar sus precios. Crear condiciones

r
de competencia en todos los mercados en sumamente difícil.

ib
En los socialismos Light donde existen empresas privadas

l
pero también control de precios, la competencia también
desaparece. Los únicos vendedores de productos cuyos precios

u
son controlados son los amigos del gobierno o aquellos cuyos
productos son tan malos que pueden venderse a los precios

Capitalismo Revolucionario.indd 37 04/10/2010 23:07:40


38 Pablo Rueda

controlados. Los controles de precios como las retenciones


a las exportaciones son una perversa barrera de entrada a la

l
competencia. Como no existen precios de mercado nadie
entra a competir, o solo lo hacen computando tasas internas
de retorno excesivas por el hecho de valuar el riesgo político

u
de entrar en un mercado controlado por el gobierno de turno.
b
! p
Lo cierto es que en general las empresas estatales o

o
privadas que carecen de competencia se vuelven chanchos
explotadores que ofrecen productos y servicios malos a precios

ib r
exorbitantes. Esos precios exorbitantes pueden surgir de los
precios de venta del producto y/o servicio o de la sumatoria de

l
tales precios más los subsidios que les de el Estado por tratarse
de empresas deficitarias. En definitiva es lo mismo, a través de

u
precios y/o impuestos destinados a esas empresas, se explota a

t !
la gente en beneficio de una empresa ineficiente.

a r
Dentro de un mercado capitalista competitivo las empresas
o
ic
buscan imponer sus productos a través de mejoras de calidad

ib
y baja de precios. Pero también es cierto que con ausencia de

l
límites, los empresarios buscarán competir creando barreras
de entrada a la competencia de otros oferentes de forma tal de

u
poder seguir imponiendo sus productos aún sin ser de calidad

t
o a precios excesivos. Igual que en el football los jugadores
juegan limpio si hay un buen referee, y se aprovechan si no lo

a
hay. Así somos la mayoría de nosotros.

i c
Por eso una función esencial del sistema capitalista es

l
regular el mercado de forma tal de eliminar al máximo posible

u b
esas barreras de entrada a la competencia que permiten a las
personas y empresas aprovecharse de los demás.

u l
p t
Capitalismo Revolucionario.indd 38
a 04/10/2010 23:07:40
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 39

o
ic a Además, una función esencial del sistema capitalista

b
es regular el mercado de forma tal corregir las desigualdades

i r
l
sistémicas entre partes desiguales (por ejemplo el derecho

b u l
laboral o el cooperativismo) todo ello con el principal propósito
de lograr el equilibrio que permita la competencia e impedir el
aprovechamiento de unos sobre otros.

a t
Es que el verdadero capitalismo solo puede funcionar en
un marco de igualdad de oportunidades y competencia.

l ic
Igualdad de oportunidades significa educación, y también
significa derecho de propiedad (aunque sea una choza), acceso

u b
a la justicia (la que uno necesita y no la que se ve en la tele),
y seguridad (en la villa y en los barrios antes que nada). La

u
p t
competencia entre el que tiene oportunidades y el que nunca

!
las tuvo no es competencia. Es explotación. Cuando no existe

o a
igualdad de oportunidades, no existe libertad ni tampoco

ic
existe competencia en el mercado. Cuando no existe igualdad
de condiciones, el verso de la libertad y el libre mercado es

otros.

b l
una herramienta para justificar la explotación de unos sobre

p u
Afirmar que todos tenemos derecho a una secundaria

!
bilingüe de primer nivel, cuando menos del cinco por ciento
de nosotros puede pagarle a sus hijos el costo de esa educación

r o
solo disponible en colegios privados es un disparate. Afirmar
que el ingreso irrestricto a la universidad es una medida

ib
tendiente a la igualdad de oportunidades es un disparate, pues
es solo una herramienta para asegurarle la universidad a vagos

u l de clase media cerrándole las puertas a los más humildes.

Capitalismo Revolucionario.indd 39 04/10/2010 23:07:40


40 Pablo Rueda

Competencia significa que las fuentes de riqueza no se


encuentran bloqueadas en poder de unos pocos sin ninguna

l
posibilidad de acceso a los demás.

b
El capitalismo para todos necesita de políticas fuertes y

u
efectivas que aseguren lo más posible igualdad de oportunidades

p
y libre competencia entre los oferentes de bienes y servicios.

o !
Como en los demás sectores del Estado, la política de
defensa de la competencia en la Argentina está patas para

ib r
arriba. Es más, podemos afirmar que en vez de promover la
competencia promueve su exterminio. Por un lado, nada hace
para imponer límites a los oferentes de bienes y servicios

u l
en cuanto a las conductas de cartelización y monopolio.
En segundo lugar solo se ocupa de las aprobaciones de

t !
transacciones de concentración entre empresas, al solo efecto

o
de forzar a los vendedores de empresas a que vendan sus

a r
empresas a los amigos del gobierno.

ic ib
La competencia que lleva a los oferentes a dar mejor

l
calidad a menor precio es un presupuesto del verdadero
capitalismo. Si no existe competencia solo existe el derecho

u
de unos de aprovecharse de otros.

a t
Por ello, es fundamental para el capitalismo que el
Estado cuente con un organismo fuerte y efectivo que imponga

c
la competencia en todos los mercados, regulando situaciones

i
de desigualdad protegiendo al débil sin matar al fuerte, e

l
imponiendo límites a las conductas anticompetitivas en las

u b
personas y en las empresas.

u l
p t
Capitalismo Revolucionario.indd 40
a 04/10/2010 23:07:40
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 41

o
ic a 10. ¿Qué es el socialismo?

i b r
b l l
El socialismo propone un sistema de organización en

u
donde el Estado tiene el control de los medios de producción

t
a favor de los trabajadores, y en donde el Estado garantiza
una compensación por el trabajo basado en el esfuerzo y no

ic a
en el mercado. Para los socialistas el capitalismo lleva a la
concentración del poder y la riqueza en unos pocos, lo cual

l
es muy cierto en la medida que el capitalismo no cuente con
mecanismos para asegurar igualdad de oportunidades y una

u b
justa competencia entre todos.

u
p t
En el socialismo los precios los fija el Estado. No existe

!
razón alguna para que las empresas fabriquen más, mejor y

o a
a un menor precio. No existe competencia por ser mejores y

ic
más eficientes. En el socialismo las personas carecen de una
motivación propia que los impulse la generación de riqueza.

l
Esta falta de estímulo no puede reemplazarse efectivamente

b
con razones fundadas en la solidaridad, en el bien común ni

u
en la caridad.

! p
El socialismo propone una economía planificada
en contraposición con el concepto pseudo-anárquico del

r o
capitalismo en el que libre juego de la oferta y la demanda
distribuye la riqueza. Algunos socialistas consideran que

ib
la planificación económica por el estado requiere de la
estatización de los medios de producción. Otros se limitan a

u l un control en el marco de una economía de mercado donde


exista propiedad privada.

Capitalismo Revolucionario.indd 41 04/10/2010 23:07:41


42 Pablo Rueda

Sus opciones varían deade el modelo Stalinista-Soviético


de economía centralizada y planificada en donde el estado

l
determina la propiedad de todos los medios de producción,
pasando por los modelos cooperativistas del de la desaparecida
Yugoslavia, los socialismos de precios controlados de

u
Argentina o Venezuela y hasta el socialismo pour la galerie
b
p
de España de Zapatero, Uruguay de Pepe Mujica o Brasil de

!
Lula.

r o
En Europa, el socialismo (incluyendo la socialdemocracia)
construyó su modelo socialista a partir de la redistribución

ib
de riqueza a través de impuestos. El laborismo post-guerra

l
del Reino Unido construyó su socialismo nacionalizando
las empresas de servicios públicos, el sistema de salud, los

u
recursos naturales y el banco de Inglaterra. La mayoría de

t !
ellos han terminado siendo socialistas por el solo hecho de

o
imponer altos y progresivos impuestos sobre la riqueza de

a r
los individuos, herramienta que es absolutamente consistente

ic ib
con un capitalismo verdadero que tiene como presupuesto la
igualdad de oportunidades.

u l
En la economía socialista de mercado de China, el sector
privado representa hoy casi el cincuenta por ciento del producto

t
bruto interno. Este modelo socialista de mercado también fue
tomado más adelante por Vietnam a partir de Doi Moi.

c a
En la actualidad la mayoría de los gobiernos socialistas de

i
Europa y algunos de Latinoamérica son verdaderos capitalistas

l
interesados en fomentar la igualdad de oportunidades

u b
y competencia, que son presupuestos esenciales de un
capitalismo. Lejos están de estatizar los medios de producción

u l
p
o intervenir en la libertad contractual y la propiedad privada
generadora de riqueza.

a t
Capitalismo Revolucionario.indd 42 04/10/2010 23:07:41
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 43

o
ic a Además, esta actitud falsamente socialista es facilitada

b
por hecho que aquellos que se dicen capitalistas están demasiado

i r
l
preocupados en mantener la riqueza en pocas manos, en vez

b u l
de incrementarla y dinamizarla a través de mayor competencia
e igualdad de oportunidades. Obviamente ninguno de estos
capitalistas only for my pocket estaría dispuesto a reconocer lo

a t
anterior. Justamente este hecho es la prueba de la asociación
del capitalismo con lo conservador, con el neoliberalismo, con

ic
la derecha.

l
También este fenómeno es lo que lleva a que sea común
que elementos del capitalismo sean subversivamente tomados

u b
por muchos socialistas progres o de centro-izquierda, que
realmente intentan mejorar las condiciones de la gente y no

u
! p limitarse a construir la igualdad a través del emprobecimiento
generalizado.
t
o ic a
b
y no socialismo?
l
11. ¿por qué capitalismo

p u
!
Por más suave que sea el socialismo, este requiere de
demasiadas personas honestas y eficientes administrando

r o
recursos públicos que son de todos y de ninguno. En la
Argentina ese talento no existe. Hoy mismo la Argentina tiene

ib
un presupuesto público obeso que en un mayor porcentaje es
prenda de los clientes privados de los “operadores” del poder,

u l los burócratas coimeros, y los ñoquis con sobresueldo. En esos


sujetos perversos se van la mayoría de nuestros impuestos.
De efectivo servicio, casi nada. Y eso que ni se pretende
que el servicio sirva a uno. Si al menos sirviese al resto. Los

Capitalismo Revolucionario.indd 43 04/10/2010 23:07:41


44 Pablo Rueda

subsidios públicos y las empresas públicas son vacas lecheras


donde ciertos grupos privilegiados maman. Que me perdone

l
Don Pino Solanas. Así eran las empresas estatales antes de
ser privatizadas y así serán aún más si se nacionalizan en
este escenario de Argentina decadente. Aerolíneas Argentinas

u
es un patético ejemplo de ello. Y esta afirmación carece de
b
p
prejuicios “liberales”. En China se puede ver funcionar trenes

!
bala, aeropuertos y subtes por empresas públicas que a simple

o
vista parecen mucho más modernas y eficientes que el subte de

r
Nueva York. Pensar en ese tipo de empresas en Argentina es
absolutamente descabellado. Ni Uruguay con su ética pública

ib
puede mostrar empresas públicas competitivas y eficientes.

u
vender en estos días.
l
La Argentina necesita más capitalismo. Idea difícil de

t Tal necesidad no surge principalmente del hecho que

o !
a r
el capitalismo sea mejor que el socialismo. La elección entre

ic
uno y otro depende de cada lugar y cada circunstancia. Sino

ib
pregúntenle al Presidente Pepe Mujica.

u l
Lo que esencialmente necesita la Argentina es que los
argentinos nos definamos en uno u otro sentido, y que dejemos

t
de aparentar lo que no somos. La Argentina está literalmente
patas para arriba. Somos muy buenos individuos que

a
funcionan pésimo colectivamente. Somos un híbrido donde

c
todos aparentamos y declamamos lo que no somos. Ninguna

i
institución estatal o privada funciona como debe ni como se

l
muestra. Nuestros debates permanentemente esconden los

u b
problemas de fondo. ¿La Ley de Medios es una deuda de la
democracia? ¿Y nuestra ley de sociedades comerciales y demás

u l
p
leyes que hoy usamos originadas en nuestras dictaduras? ¿Por

a t
Capitalismo Revolucionario.indd 44 04/10/2010 23:07:41
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 45

o
ic a qué la Ley de Medios es una deuda de la democracia y las
otras no? Simplemente para vender gato por liebre.

i b r
b l l
Desde el 2002 hasta el presente 2010 estamos legalmente
en un estado de emergencia económica a pesar de haber crecido

u
en niveles record por más de siete años consecutivos.

a t
En nombre de los pobres afanamos, nos enriquecemos,
regalamos empresas a nuestros socios amigos. Nuestros

ic
líderes sindicales tienen campos y veranean en el caribe.

l
Nuestros empresarios únicamente arriesgan la plata de Estado.
Nuestros políticos no tienen otra habilidad que no sea criticar

u b
a sus opositores y cuestionar el pasado.

u
p t
Privatizamos las jubilaciones para obligar a las AFJPs que

!
inviertan en nuestra deuda pública; y después nacionalizamos

o a
las AFJPs para designar directores y apretar a las empresas

ic
privadas.

l
Mientras por fuera existen millones de evasores impunes,

b
las agencias de recaudación impositiva cuentan con miles

u
de inspectores con armas de alta tecnología que raramente

p
funcionan, para cazar en un zoológico de escasos animales.

o !
Nos mostramos tan conservadores como para ser de
los últimos países en legislar sobre divorcio vincular; y a los

r
pocos años después somos tan modernos como para ser de los

ib
primeros en legislar sobre matrimonio gay.

l
Lo que pasa es que los argentinos tenemos una fuerza
individual inmensa por crecer. Pero el sistema en que vivimos

u
no nos premia por mejorar en ser más productivos y eficientes

Capitalismo Revolucionario.indd 45 04/10/2010 23:07:41


46 Pablo Rueda

sino que nos castiga por ello, y nos premia cuando evadimos,
coimeamos, nos corrompemos o afanamos.

Ejemplo de ello es que hoy las empresas privadas en


Argentina se venden porque los compradores son más amigos

b l
u
del gobierno que los vendedores, y no porque administrarán

p
mejor la empresas para aumentar su capacidad de generación

!
de riqueza a través del ofrecimiento a la sociedad de mejores

o
productos o servicios a menores precios.

ib r
Todo está al revés. La justicia no es justa, la policía roba
y las escuelas no educan. Por eso necesitamos brutalmente
reconocernos y dejar de pensar que somos lo que nunca

l
seremos ni hemos sido.

u !
Argentina está viviendo ya casi un siglo de una pendular

a t decadencia de la cual no puede salir con simplemente votar

r
uno u otro partido político. Los políticos argentinos son parte
del régimen parasitario o son parte de su alimento. Mucho
o
ic ib
menos puede pensarse en otros experimentos antidemocráticos

l
que resultarían mucho más nefastos que cualquier democracia
enferma.

t u
Mientras la Argentina se encamina paulatinamente
hacia la pobreza, marginación y profunda desigualdad social,

a
el gobierno de turno siempre culpa al gobierno anterior,

c
mostrando logros efímeros y de corto plazo. Sin embargo, la

i
historia reciente demuestra que ninguna de las recetas políticas

l
implementadas hasta la fecha ha logrado cambios de rumbo

u b
que reorienten a la Argentina en al senda del crecimiento. Ni
las de derecha ni las de izquierda (o como quieran llamarlas,

u l
p
ni las fachas ni las progres, ni las liberales ni las populistas).

t
Todas las políticas de los pasados ochenta años presentan

a
Capitalismo Revolucionario.indd 46 04/10/2010 23:07:41
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 47

o
ic a un mismo rasgo común, bienestar artificial de corto plazo a
expensas del largo plazo.

i b r
b l l
El capitalismo calza mucho mejor que el socialismo con
nuestra condición de tanos chantas. También se ajusta a que

u
nos queda de la sangre española rapiñera de los buscadores de
oro de la conquista.

a t
Por eso resulta fundamental modificar las reglas de

ic
juego para que cada uno se sienta responsable de subsistir

l
dándole a la sociedad algo que la sociedad necesite. Crear una
responsabilidad y unas ganas de dar a la sociedad en vez de la

u b
situación actual donde las oportunidades de subsistencia pasan
por encontrar alguno de los numerosos pezones que ofrece el

u
p t
Estado a aquellos que acepten corromperse y parasitarse.

o ! Somos tanos chantas y gallegos rapiñeros porque

a
ic
aquellos que intentan negocios propios honestos de largo plazo
son devorados por las recurrentes emergencias nacionales

l
para salvar a los parásitos, y porque las principales fuentes de

b
riqueza que ofrece hoy la Argentina pasan hoy por negocios

u
corruptos con el Estado.

! p
El traje del socialismo no nos queda. Tampoco les queda
a los Yankees. Ellos tienen demasiado espíritu individualista.

r o
Nosotros también. Los alemanes y japoneses podrían ser
mucho mejores socialistas que los rusos o chinos. Tienen

ib
espíritu colectivo. Nosotros los argentinos no tenemos
espíritu colectivo. Es la incuestionable verdad. No significa

u l ser malos, tacaños o egoístas. Significa que valemos más


individualmente que colectivamente y por eso tenemos que
buscar un traje que apueste más al potencial de cada individuo
que al funcionamiento colectivo.

Capitalismo Revolucionario.indd 47 04/10/2010 23:07:41


48 Pablo Rueda

Sin embargo, es cierto lo que dice Gustavo Calleja


en su artículo Energía y Política3“…; hoy, el 80 % de los

l
argentinos quiere volver a las prestaciones estatales, tanto en
las actividades estructurales básicas como en la gestión de
los servicios públicos derivados de las mismas.”. Invitamos
a leer enteramente el artículo de Calleja ya que se trata de un

u b
p
gran trabajo intelectual que evidencia la eficacia del discurso

!
socialista y de promoción del control estatal de los medios de

o
producción. En otras palabras, es un buen Manifiesto Socialista

r
versión para la Argentina. No haremos lo que hace 6, 7, 8 de
descontextualizar, ofender, y mostrar lo supuestamente malo

ib
del otro para justificar el criterio de uno. Todo lo contrario,

l
lean a Calleja entero y sin crítica nuestra. Es un muy buen
exponente de la propuesta socialista y facilitará la comparación

u
entre uno y otro modelo.

t El capitalismo valora más a la persona que el socialismo.

o !
a r
Esto no es un disparate, es simplemente una verdad a medias

ic ib
como todas las verdades. A medias porque un capitalismo
sin igualdad de oportunidades para todos y sin competencia,

l
termina marginando a muchísimas personas en provecho
de unos pocos. Si ciertas personas tienen privilegios para

u
competir, o lo que es aún peor, si ciertas personas carecen de

t
las mismas oportunidades que los demás para poder competir,
entonces no existirá la principal virtud del capitalismo, que

a
es la oportunidad de competir y ser mejor y la necesidad de

c
que exista otro que compita con uno para forzarlo a ser mejor.

l i
Sin la presencia de una amplia y justa competencia, no existe
unidad social y no existe la energía que nos hace ser mejores y

l
b
aportar cada vez más a la sociedad.

pu 3

t
http://www.paginadigital.com.ar/articulos/2005/2005terc/cartas1/
energia-y-politica-300805.asp
u
Capitalismo Revolucionario.indd 48
a 04/10/2010 23:07:41
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 49

o
ic a Es indiscutible que el capitalismo confía mucho en el

b
individuo, mientras que el socialismo desconfía del individuo

i r
l
privilegiando lo colectivo. Miremos a la condición humana

b u l
cuando se la expone a las empresas públicas o a los comunismos
al estilo soviético. En general, se amplifican las conductas
más serviles y miserables. Los chupamedias, vagos y chantas

a t
dominan la escena mientras los demás honestos escapan con
sus buenos valores buscando algún otro lugar donde poder

ic
ejercitarlos. Esto no quiere decir que en las empresas privadas
no existan estos personajes y sus miserias. Lo diferente es que

l
en las empresas privadas periódicamente entra el aire fresco

b
de la competencia y obliga a limpiar esos parásitos.

p u El modelo capitalista confía en que la riqueza de la


comunidad se genera a partir de la generación de riqueza por

t u
!
los individuos que la componen. No hay generación común

o a
de riqueza sino sumatoria de esfuerzos y emprendimientos

ic
individuales. Así, confía en que cada persona es capaz de
decidir cómo subsistir en la vida. Es más, cree que esa confianza

l
es la mejor forma de generar riqueza para toda la comunidad.

b
u
Por otro lado, el modelo socialista confía en que la

p
riqueza de la comunidad se genera a partir de la generación

!
de riqueza por el Estado como organización de los individuos

o
que la componen. Existe una generación común a contrario de
emprendimientos individuales. No confía en que cada persona

ib r
es capaz de decidir cómo subsistir en la vida, y tampoco
puede permitírsele esa libertad ya que cada individuo debe ser

l
“planificado” por el Estado como parte de ese gran engranaje
para alcanzar el bienestar colectivo. Por ello, debe prohibir

u
cualquier alternativa distinta a la planificada por el Estado.

Capitalismo Revolucionario.indd 49 04/10/2010 23:07:41


50 Pablo Rueda

El modelo capitalista debe reconocer que no siempre en


el libre mercado ganan los que más se esfuerzan sino que hay

l
sectores que son premiados en exceso y otros en desmedro.
Es cierto que es pecado para muchos capitalistas hablar
de distribución de la renta. No debería serlo. El problema

u
no es la redistribución de la renta sino su utilización en
b
p
forma nefasta y, lo que es peor, su utilización a costa de la

!
destrucción de las mismas fuentes generadoras de la riqueza

o
que se pretende redistribuir, todo ello para solventar políticas

r
sociales proselitistas que hacen a sus beneficiarios cada vez
más dependientes.

l ib
Puede ser bueno redistribuir renta cuando se cuida
que la fuente de riqueza en la que se sostiene, y mientras su

u
redistribución haga a sus beneficiarios cada menos dependientes

t !
de la ayuda. Europa escandinava es un claro ejemplo de fuerte

o
distribución de la renta, respetando las fuentes de riqueza.

ic a ib r
l
12. El Capitalismo y la juventud

t u
¿Pero entonces como puede ser que la mayoría de
nuestros pibes se inclinen más por el socialismo que por el
capitalismo? ¿Por qué parece más humano ser socialista si el

i c a
capitalismo confía más en el hombre que el socialismo?

La respuesta es de tipo histórico y no teórico. La

b l
historia ligera nos enseña que muchos gobiernos que se
dicen capitalistas estuvieron lejos de crear una mayor riqueza
l
u u
para todos. También muestra la historia que en nombre de

p t
la libertad, el libre mercado y las garantías individuales,

Capitalismo Revolucionario.indd 50
a 04/10/2010 23:07:41
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 51

o
ic a muchos grupos sociales han explotado y se han aprovechado
de otros. Es absolutamente cierto que bajo el rotulo del

i b r
l
capitalismo, liberalismo, neoliberalismo, o sus versiones

b u l
similares, gobiernos alrededor del mundo y particularmente
en Argentina han logrado que unos pocos estén mejor a costa
de otros muchos.

a t
En muchos modelos capitalistas de nuestra historia no han
existido mínimos estándares de igualdad de oportunidades y

ic
de competencia. Por ello, el virtuosismo del sistema capitalista

l
resultó ausente y fue reemplazado por la explotación y la
generación de mayor pobreza (salvo en el caso de unos pocos

u
poderosos).

b u
p t
Es por ello que el socialismo se vende mejor entre los

!
jóvenes. Es porque el socialismo siempre levantó las banderas

o a
de igualdad, mientras que el capitalismo se olvidó de ellas,

ic
posicionándose en el mercado político como un producto de
lujo para unos pocos.

b l
Pero eso es pura propaganda. El socialismo tampoco ha

u
dado en su historia grandes muestras de avances en materia

p
de igualdad de oportunidades, excepto en aquellos casos que

!
logró empujar a la miseria a la gran mayoría.

r o
Durante la crisis mundial del treinta, muchos marxistas
pronosticaban la caída del capitalismo. Nada de eso ocurrió.

ib
Lo cierto es que el capitalismo es el gran responsable de la
riqueza de las naciones, mientras el socialismo está plagado

u l de frustrados intentos que terminaron en un empobrecimiento


general. Esto aún cuando muchas experiencias capitalistas
hayan resultado tan exclusivas como la limitada democracia
ateniense.

Capitalismo Revolucionario.indd 51 04/10/2010 23:07:41


52 Pablo Rueda

Herbert Marcuse hablaba en los setentas del socialismo


como la gran esperanza, citando como ejemplo de ello a

l
Vietnam. Tan solo dos décadas después, el mismo Vietnam
abandonó las políticas socialistas que lo llevaron al mayor
empobrecimiento de su historia, para abrirse al progreso
económico a través de la iniciativa privada.

u b
! p
También el socialismo parece más cercano a problemas

o
actuales como la contaminación ambiental. Tanto es así que
muchas veces el capitalismo es asociado como el responsable

ib r
de nuestros problemas ambientales.

Es cierto que el desarrollo económico provocado por el

u l
capitalismo sea responsable de enormes daños ambientales
causados a nuestro planeta. Pero ese daño ambiental proviene

t !
del desarrollo económico negligente no del carácter capitalista

o
o socialista del mismo.

ic a ib r
El capitalismo debe proponer políticas que obliguen
a internalizar el daño ambiental dentro de los costos de las

l
empresas y a pagarlo en forma eficiente. Cuando no se trata
de la versión agrícola-socialista de Pol Pot, sino cuando el

u
socialismo se orientó hacia la industrialización como en la

t
desaparecida Unión Soviética, su comportamiento en materia
ambiental fue igual o más dañino que las industrias capitalistas.

a
Uno de los tantos ejemplos de ello es Chernobyl. En Argentina

c
podemos afirmar en forma incuestionable que YPF estatal fue

i
más irresponsable en materia ambiental que sus sucesores

l
privados.

u b El Estado que permite que las empresas contaminen no

u l
p
lo hace ni capitalista ni socialista, simplemente es un Estado

t
que deja a unos aprovecharse de otros. Eso no es capitalismo

a
Capitalismo Revolucionario.indd 52 04/10/2010 23:07:42
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 53

o
ic a ni socialismo. Es dejar robar. El que es responsable de un daño

b
debe repararlo. Esto es lo que dice nuestro Código Civil desde

i r
l
que fuera redactado por Vélez Sarlfield. Si tenemos sistemas

b u l
represivos para que los individuos no roben y no pasen la
luz roja, ¿cómo no pretender tener un sistema represivo para
que las empresas no contaminen? Las empresas son ni más

aprovechan.

a t
buenas ni más malas que nosotros. Cuando no hay castigo se

ic
El capitalismo muchas veces es también asociado a

l
nuestro actual vació moral. Al hipócrita del yo vengo a estudiar.
Al consumismo hedonista. La versión más patética de este

u b
fenómeno es cuando vemos a un país socialista convertirse
en capitalista. Allí es cuando vemos al McDonalds y la

u
! p prostitución lujosa como íconos del nuevo capitalismo. Algo
así como los primeros tiempos de nuestra democracia cuando
t
o a
parecía asociarse la democracia a la novedosa presencia de

ic
revistas porno en los kioscos.

b l
Pura cáscara. El capitalismo es un modelo de generación
de riqueza en base a la propiedad privada, el respeto por los

u
contratos, la igualdad de oportunidades y la libre competencia.

p
Todo lo demás son fenómenos asociados a nuestro estado

!
evolutivo actual como sociedad tecnológica que si no están

o
presentes en otras sociedades es porque han evolucionado de
otra forma o simplemente no han evolucionado.

ib r
u l
Capitalismo Revolucionario.indd 53 04/10/2010 23:07:42
54 Pablo Rueda

13. ¿puede existir un


capitalismo de izquierda?

b l
Por mucho que le pese a mi gran amigo Jorge y a los

p u
pseudos periodistas de 6, 7, 8, un capitalismo de izquierda

fascistas y los progresismos totalitarios.

o !
resulta mucho menos contradictorio que los neoliberalismos

ib r
El capitalismo es absolutamente compatible con muchas
de las banderas que levantan los que dicen ser socialistas de

l
izquierda. Es más, muchas de esas banderas son presupuestos
de un verdadero capitalismo, ya que como vimos el capitalismo

u
necesita necesariamente de políticas que aseguren la igualdad

t
de oportunidades y la competencia.

o !
a r
La relación entre los socialistas y las políticas de desarme

ic ib
mundial, igualdad de género, no discriminación y protección
del ambiente, tiene que ver con una tramposa tendencia de

l
los capitalistas de refugiarse en la protección de la riqueza
de unos pocos, mientras que los socialistas, como legítima e

u
incuestionable estrategia de construcción de poder, levantan

t
las banderas que reclama la mayoría de la sociedad.

a
Sin embargo, ninguna relación ideológica existe entre las

c
políticas de desarme, protección del ambiente e igualdad de

l i
género, con la política socialista de estatización de los medios
de producción o la extinción de la propiedad privada.

l
u b ¿Cuál era la principal bandera de grandes capitalistas

u
p t
como Echeverría y la generación del 37? El Progreso. Ellos

Capitalismo Revolucionario.indd 54
a 04/10/2010 23:07:42
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 55

o
ic a eran la izquierda. Es que la Argentina no tuvo nada más progre
que los gobiernos conservadores de finales y principios del

i b r
l
siglo pasado. Mucho más progres que Perón, Evita y el Che

b u
pueda compararse con la Ley 1420 de educación pública.
¿O acaso piensan que Perón o el Che se hubieran animadol
juntos. ¿Qué hicieron estos últimos por los más humildes que

a t
a cambiar leyes para permitir que gane la oposición como
lo hizo Roque Saénz Peña? Decía el “conserva retrogrado”

ic
Roque al asumir la presidencia de la República: “Hemos
inaugurado la segunda centuria entre los deslumbramientos y

l
esplendores del pueblo de Mayo; pero no habremos cumplido

b
con los deberes del presente, ni con las generaciones a venir,
sin trabajar una democracia fuerte por sus organismos

p u permanentes, amplía por la totalidad de los esfuerzos, y libre


por la emancipación de las ideas que vienen rompiendo el

t u
o ! molde de los personalismos …”

a
ic
Es cierto que además de ser los más progres fueron los
más capitalistas. Por ser capitalistas y saber aprovechar la

b l
oportunidad que daba el mundo, nunca en la historia Argentina
hubo tanta generación de riqueza y se hizo tanto por la igualdad

u
social, todo ello obviamente comparado con lo que sucedía en

p
los demás países en esa misma época.

o !
A nivel de políticas domésticas el capitalismo debe
preocuparse principalmente por los que menos tienen ya que

ib r
ellos son los que más ayuda necesitan para estar en igualdad
de oportunidades con los demás. Eso si, la ayuda no debe estar

l
dirigida a crear dependencia sino igualdad de oportunidades,
herramientas de autosuficiencia y generación de riqueza. Por

u
ello la revolución educativa.

Capitalismo Revolucionario.indd 55 04/10/2010 23:07:42


56 Pablo Rueda

A nivel internacional, el capitalismo debe proponer


políticas que útilmente y sin perjudicar la generación futura de

l
riqueza, tiendan a eliminar la grosera brecha entre países ricos
y países pobres, de forma tal que todos tenga la oportunidad de
generar riqueza, en vez de un modelo donde unos pocos ricos

u
se aprovechan de otros muchos pobres. Hoy tenemos un mundo
b
p
global y necesitamos políticas globales. El libre comercio

!
internacional necesita de equilibrios en las negociaciones

o
para no caer en los imperialismos. No se trata de desconocer

r
las realidades y decretar igualdades que no existen, sino de
propender a que las desigualdades existentes se acorten sin

ib
hacer a todos más pobres sino a todos más ricos. Pensemos en

l
la mejoras de precios internacionales que genera la entrada de
como China, India y Brasil a las grandes ligas del comercio

u
internacional como nuevos oferentes de bienes y servicios.

t Es decir que tanto a nivel doméstico e internacional el

o !
a r
capitalismo necesita para su propia existencia implementar un

ic ib
montón de banderas de izquierda que hoy portan los socialistas.

u l
14. El Capitalismo y los pobres

a t
Decir que uno es capitalista porque piensa en los pobres

c
resulta contradictorio para a mayoría de las personas. Sin

i
embargo, el capitalismo es la mejor forma de alcanzar la

l
justicia social y la dignidad de los más humildes.

u b No existe mayor necesidad para los que menos tienen de


poder ofrecer algo a la sociedad que les permita subsistir por

u l
p sus propios medios y crecer.

t
Capitalismo Revolucionario.indd 56
a 04/10/2010 23:07:42
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 57

o
ic a La igualdad de oportunidades es una necesidad tanto
de los que más tienen como de los que menos tienen. No

i b r
l
podemos pretender que nuestros hijos se sientan responsables

b u l
de si mismos si algunos tienen acceso a una buena educación
bilingüe y de excelencia académica, mientras otros a penas
saben escribir y padecieron hambre. ¿Acaso podemos

a t
pretender que aquel que padeció hambre y recibió una mediocre
educación sienta que debe ser responsable de competir por su

ic
subsistencia con el otro que todo lo tuvo? ¿Acaso podemos
pretender que aquel que lo tuvo todo sienta que compite con

l
aquel que padeció hambre y recibió una mediocre educación?

b
Si creemos en el capitalismo, si creemos en una ética en que
cada adulto debe sentirse responsable de si mismo y no estar

p u pretendiendo que otros vengan a solucionarle sus problemas y


dirigir sus vidas; entonces debemos construir un sistema que

t u
o ! garantice la igualdad de oportunidades, donde el más pobre

a
sienta que habiendo recibido del Estado gratuitamente salud,

ic
alimentación y educación de primer nivel, puede y debe ser

l
autosuficiente económicamente y competir con cualquier otro
para ofrecer a la sociedad lo mejor de el.

u b
El deber fundamental de la persona capitalista respecto de

p
los pobres no es la caridad cristiana ni la paternidad socialista.

!
El Estado capitalista no abraza al individuo adulto como un

o
hijo ni se hace cargo el. El capitalismo confía en nuestra propia

r
aptitud de supervivencia y nos cree y necesita responsables de
nosotros mismos. Nos cree dignos y autosuficientes y por eso

ib
nos hace en seres dignos y autosuficientes. Así como al decir

l
de los psicólogos, los hijos son como los padres los ven, los
individuos son como la sociedad los mira.

u
Capitalismo Revolucionario.indd 57 04/10/2010 23:07:42
58 Pablo Rueda

Obviamente siempre debe existir y ser bienvenida la


caridad y hasta el paternalismo. Pero siempre después de

l
haber cumplido con la obligación de brindar igualdad de
oportunidades. Lo contrario solo genera dependencia. El
pobre digno debe mirar al rico como el tenista junior mira al

u
profesional. Ni como su enemigo ni como su eterno ball boy.
b
! p
El Estado capitalista no se vanagloria como los políticos

o
populistas de ayudar a los pobres. No distribuye las ganancias
propias del esfuerzo de uno para dárselas a otros por justicia

ib r
sino por necesidad de garantizar la igualdad de oportunidades
que es presupuesto para un verdadero capitalismo. Mucho

l
menos distribuye los recursos públicos como si fuesen propios,
pidiendo las gracias a través de favores políticos. Los adultos

u
pobres no necesitan caridad ni paternalismo. No son nenes que

t !
necesitan mamadera. Cuando somos nenes todos necesitamos

o
que alguien nos proteja, nutra y eduque igual que todos los

a r
demás. Una vez adultos, los adultos pobres necesitan que les

ic ib
saquen a los chorros y a la droga de sus barrios. Necesitan
títulos perfectos en sus propiedades y bienes, necesitan crédito,

l
necesitan justicia accesible sonde puedan hacer valer sus
derechos y sus contratos. Y si hay que segmentar la propiedad

u
para generar mayor competencia, que así sea.

a t
A todos el Estado debe dar justicia, seguridad e
infraestructura. No necesariamente de forma gratuita pero si

c
efectivamente accesible a todos. Además de las escuelas, los

l i
barrios humildes deben ser seguros. Son los pobres los que
más sufren la inseguridad, a la misma vez que son las víctimas

l
b
menos protegidas por el Estado. La seguridad es un derecho

u u
de todos y debe ser garantizado empezando por los más

p t
humildes. Así como nos preguntamos que sería de nuestro país

Capitalismo Revolucionario.indd 58
a 04/10/2010 23:07:42
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 59

o
ic a si todos nuestros niños tuviesen la mejor educación, hay que

b
preguntarse que sería de nuestro país si la seguridad estuviese

i r
l
garantizada a todos. ¿Cuáles son las oportunidades para una

b u l
familia pobre de un barrio pobre con plan social, amenazada
permanentemente por la droga y el afano; comparadas con las
oportunidades de una familia pobre sin plan social de un barrio

a t
pobre sin droga y sin chorros? La respuesta depende de cómo
miremos a esas personas, dignamente o paternalistamente.

ic
Nadie dice que los planes sociales sean por sí malos. El
problema pasa por las prioridades. Primero debemos garantizar

l
el derecho de las personas a abastecerse por si mismos, dando

b
educación, justicia y seguridad.

p u Las plazas y espacios públicos deben ser tan dignos


como Plaza Francia o la Plaza San Martín. Es un derecho que

t u
!
el Estado debe garantizar a todos por igual. El Estado debe

o a
proteger los bienes públicos y los privados afectados a los

ic
servicios públicos. Tolerar la quema de trenes o la rapiña sobre
los teléfonos públicos o el robo de líneas de alta tensión o las

b l
estatuas de nuestro patrimonio histórico es un delito tanto para
el que los comete como para el Estado que lo tolera. La gente

u
tiene derecho que nadie dañe sus bienes comunes y el Estado

p
es garante de ese derecho.

o !
El Estado debe garantizar que el sistema judicial esté
disponible para todos, comenzando con los más humildes

ib r
porque son a los que les resulta más difícil ser dignos y
autosuficientes, y que más necesitan que se les respete sus

l
pocos bienes y derechos.

u
Los más humildes necesitan justicia y seguridad.
Necesitan incluirse dentro del sistema capitalista para generar
riqueza. Necesitan tener derechos sobres sus bienes y sus

Capitalismo Revolucionario.indd 59 04/10/2010 23:07:42


60 Pablo Rueda

viviendas y así poder acceder a crédito. Necesitan un sistema


de justicia que les de respuesta a sus necesidades. Que les sea

l
accesible.

b
Nos preocupamos por los pobres y dejamos que se los

u
morfen los chorros y la droga. Los ayudamos con planes de

p
miseria pero les negamos cualquier posibilidad de generar

!
riqueza por ellos mismos. Es decir, nos mostramos ayudándolos

o
pero queremos que sigan así. Los asociamos con el crimen y la
droga para volverlos criminales y drogadictos.

ib r
Un barrio capitalista tiene policías caminando sus calles
internas para sacar a los chorros de ese barrio y caminando

u l
por sus calles externas para que no se vayan de ahí. Tiene un
juez en el barrio que reparte justicia conforme derecho. Sus

t !
habitantes son en la mayoría dueños de sus viviendas con

o
títulos perfectos, muchos de ellos con hipotecas por saldo de

a r
precio de compra adeudado. Prácticamente todos trabajan ya

ic
sea en relación de dependencia o como pequeños empresarios.

ib
Sus hijos asisten a la escuela pública del barrio en donde

l
reciben educación bilingüe de doble escolaridad con todas sus
necesidades de salud, alimento, deporte y transporte escolar

u
provistos gratuitamente por el Estado por sí o a través de

t
empresas privadas.

a
Y no nos confundamos. Un barrio capitalista puede

c
tener enormes carencias. En épocas de malarias económicas

i
o de otro tipo puede faltar trabajo, y pueden existir masivas

l
ejecuciones hipotecarias y similares graves situaciones. Un

u b
buen Estado capitalista debería estar preparado para ayudar en
esos momentos, pero para sostener las fuentes individuales de

u l
p
autosuficiencia y riqueza, y no para contribuir a su destrucción.

a t
Capitalismo Revolucionario.indd 60 04/10/2010 23:07:42
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 61

o
ic a pARTE III

i b r
b l u l
t
15. la transición al capitalismo
revolucionario.

ic a
El componente revolucionario de este manifiesto

l
busca reeditar el espíritu de cambio de la generación de mil

b
ochocientos treinta y siete, junto con los ideales revolucionarios

u u
de los años sesenta y setenta. Esto es, la esperanza en un

p t
país mejor y más justo. Invita a que sin recurrir a las armas

!
ni violencia mesiánica, nos saquemos el corset de la apatía,

a
del individualismo del country y del “yo vengo a estudiar” y

o empecemos a construir un país mejor para todos.

ic
l
La construcción de un capitalismo revolucionario obliga

b
a romper muchas redes de subsistencia de la Argentina actual.
Hoy muchos de nosotros dependemos de alguna forma u otra

u
del modelo de Estado parasitario actual.

p
!
Las ideas de este boceto generarán resistencia desde

o
todo el espectro ideológico y de poder. Se propone cambiar las

r
reglas de juego de la Argentina para empezar a premiar a los

ib
cumplidores y castigar a los parásitos. Todo lo contrario a lo
que pasa hoy en día.

u l Mientras los actuales representantes del capitalismo


hablan demasiado de teoría económica y se olvidan de las
necesidades de los pobres, los populistas y progres se acercan

Capitalismo Revolucionario.indd 61 04/10/2010 23:07:42


62 Pablo Rueda

a ellos con pan y circo y paternalismo social. Intencionalmente


omiten darles herramientas para permitirles ser dignos y

l
autosuficientes. No les garantizan ni la propiedad privada ni
respeto por la ley y los contratos, dejando que los chorros y la
droga controlen sus vidas y les roben a sus hijos. Mucho plan

u
trabajar mucho verso paternalista, pero la policía no entra en
b
p
las villas sino para vender droga, la basura invade los hogares

!
y se tolera la marginación ofreciendo pan y circo a cambio

o
de participación en actos proselitistas. Para peor los coimean

r
con planes sociales para que nunca aprendan a trabajar y ser
autosuficientes ¿es eso ser progre? Lo cierto que toda esa

ib
política paternalista es la que permite a los gobiernos y a sus

l
amigos subsistir y hacer mucha plata. Hoy nuestros countries
están mayoritariamente poblados de estos parásitos que lo único

u
que han hecho para tener lo que tienen es quedarse con plata

t
muestra supuestamente destinada a los que menos tienen. No
se trata solo de funcionarios, se trata de políticos, operadores,

o !
a r
y empresas coimeras que participan es sus negociados.

ic ib
Pero no hace falta matar por las ideas del capitalismo

l
revolucionario. Como dijimos, los verdaderos cambios solo
se logran con consenso. No existen enemigos sino personas

u
que piensan distinto. El capitalismo revolucionario no es el

t
nirvana ni la panacea. No va a hacer a todos felices ni es la
única solución para construir un país o mundo mejor.

c a
Están agotados en Argentina tanto el modelo conservador-

i
liberal como el populista-corporativista. Hay que crear nuevas

b l
reglas de juego que permitan superar, desde el capitalismo,
el péndulo siniestro entre las dictaduras “liberales” y los
l
u u
fascismos “progres”.

p t
Capitalismo Revolucionario.indd 62
a 04/10/2010 23:07:42
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 63

o
ic a Aquellos que quieran terminar con ese péndulo desde el

b
socialismo deben ser respetados. El nuevo capitalismo no debe

i r
l
tener enemigos, debe convencer con respeto y con el sincero

b u l
deseo de concensuar ciertas políticas de estado con todos los
que desde la derecha democrática a la izquierda democrática
participen de la competencia del poder.

a t
El principal objetivo del capitalismo revolucionario
debe ser lograr imponer un sistema de convivencia entre los

ic
argentinos que permita a cada uno elegir y construir por si mismo

l
una vida digna. La construcción de un sistema que otorgue y
garantice igualdad de oportunidades, y el reconocimiento y

u b
respeto por el esfuerzo, el trabajo y la creatividad de cada uno.

u
p t
Un sistema individualista en cuanto a la protección y

!
promoción del derecho de cada uno de elegir y construir por

o a
ellos mismos su destino, su vida, su trabajo y sus bienes; y

ic
solidario en cuanto a la protección y promoción del derecho
de cada argentino de contar con las mismas oportunidades que

riqueza.

b l
los demás, para elegir y construir ese destino, ese trabajo y esa

p u
Para lograr esto, el capitalismo revolucionario propone

!
una transformación social a través de un Estado que garantice
a todas las personas menores a 18 años la alimentación, salud

r o
y educación necesarias para poder construir su destino en
igualdad de condiciones con el resto de los argentinos.

l ib Respecto de los argentinos en edad de trabajar, el Estado


debe en primer lugar garantizar la propiedad, el respeto por
los contratos, la posibilidad de competir ofreciendo bienes

u y servicios a la sociedad, proveyendo servicios de justicia y


seguridad que garanticen el derecho al trabajo y al comercio, y

Capitalismo Revolucionario.indd 63 04/10/2010 23:07:43


64 Pablo Rueda

el goce de sus frutos; y proveerles todo lo necesario para que


sus hijos tengan las mismas oportunidades que los demás.

Respecto de nuestros abuelos, el Estado debe proveer


todo el cuidado y solidaridad que se merecen quienes son

b l
u
responsables que estemos acá.

! p
También la Argentina capitalista necesitará de un

o
organismo que garantice que los mercados funcionan en un
ambiente de competencia y que no existan otras barreras

ib r
de entrada a la competencia que las inevitables. Para lograr
esto el Estado necesita de una enorme credibilidad y una
enorme fortaleza, pata lograr imponerse sobre los intereses

u l
corporativos. No existirá verdadera competencia sin un estado
fuerte que imponga sus reglas de juego. El Estado debe combatir

t !
las empresas monopólicas que ahogan a la competencia. Y esta

o
no es una tarea fácil. El Estado de cobrar sus impuestos a todos

a r
los obligados, premiando a aquellos que cumplen y castigando

ic
a quienes no lo hacen.

l ib
El Estado Capitalista necesita de una administración
eficaz. ¿De que sirve gastar más o menos presupuesto en el

u
poder judicial si la justicia es imparcial? ¿De que sirve gastar

t
más o menos en educación si las escuelas no educan? No es
necesario encasillarse en el debate público o privado o estado

a
grande o chico. Lo importante es que se cumpla la tarea y que

c
su cumpla bien.

l i l
u b u
p t
Capitalismo Revolucionario.indd 64
a 04/10/2010 23:07:43
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 65

o
ic a 16. A modo de conclusión.

i b r
b l l
La Argentina necesita de una revolución. Una revolución

u
adulta y responsable en que la mayoría decida terminar con la

t
decadencia pendular en que estamos sumergidos por casi cien
años. Esa revolución debe construir unas pocas políticas de

ic a
estado que paulatinamente nos lleven a tomar otras y orientar
nuestro rumbo hacia un crecimiento de largo plazo.

b l
La primera de esas políticas de estado es revolución
educativa. Esto nos permitirá unirnos en una causa común.

u u
Capitalistas y socialistas por igual. Todos, o para ser más

p t
realista, casi todos.

o ! a
La misma revolución educativa será la principal fuerza

ic
del cambio. Habrá una generación de hijos argentinos unidos,
sanos y educados listos para encarar los grandes cambios que

l
necesitamos.

u b
El manifiesto capitalista revolucionario, invita a un

p
cambio hacia un capitalismo en donde se prioricen los esenciales
presupuestos del capitalismo, la igualdad de oportunidades

o !
y la libre competencia. En igualdad de condiciones y libre
competencia, es donde todos trataremos de dar lo mejor de

r
nosotros a la sociedad para que la misma sociedad nos retribuya

ib
conforme los beneficios que le aportemos.

l
Aquellos de derecha más preocupados por la generación
de riqueza que la igualdad, encontrarán en el capitalismo

u revolucionario una excelente herramienta de potenciación y


dinamización de las fuentes de generación de riqueza.

Capitalismo Revolucionario.indd 65 04/10/2010 23:07:43


66 Pablo Rueda

Aquellos de izquierda que quieran una sociedad de


iguales, no encontrarán un modelo más efectivo y avanzado

l
de justicia social que el capitalismo revolucionario.

b
Diciembre de 2010

p u
o !
ib r
u l
t o !
ic a ib r
u l
a t
l i c
u b u l
p t
Capitalismo Revolucionario.indd 66
a 04/10/2010 23:07:43
l i b
t u
MANIFIESTO CAPITALISTA REVOLUCIONARIO 67

o
ic a i b r
b l u l
a t
l ic
u b u
! p t
o ic a
b l
p u
o !
ib r
u l
Capitalismo Revolucionario.indd 67 04/10/2010 23:07:43
68 Pablo Rueda

b l
p u
o !
ib r
u l
t o !
ic a ib r
u l
a t
l i c Este libro se terminó de imprimir
en Octubre de 2010

u b
Publica tu Libro!
www.publicatulibro.com.ar

u l
p t
Capitalismo Revolucionario.indd 68
a 04/10/2010 23:07:43

También podría gustarte