Está en la página 1de 3

RELATORÍA “EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO”

De Viktor Frankl (1946)

TESIS DEL AUTOR


Analizando los aspectos abordados por el autor se encuentra que la tesis propuesta por Frankl
es que todos los seres humanos tenemos algo que nos ata a existir, de lo contrario nos la vida no
tendría sentido y no habría razón para no suicidarse.
ARGUMENTOS QUE RESPALDAN LA TESIS
Los argumentos que utiliza para defender su tesis se basan en que, si alguien como él que
tuvo que vivir y sufrir las injurias, injusticias y situaciones impensables durante su duración en los
campos de concentración Nazi, incluso teniendo que tener el coraje de poder cumplir la voluntad
de su padre de terminar con su vida
A partir de cada una de las experiencias vividas y expuestas en la obra, Viktor usa como
argumento la siguiente frase “Mientras esperábamos a ducharnos, nuestra desnudez se hizo
patente: nada teníamos ya, salvo nuestros cuerpos mondos y lirondos (incluso sin pelo);
literalmente hablando, lo único que poseíamos era nuestra existencia desnuda.” queriendo
resaltar que lo único que posee el ser humano es la existencia y que esta está atada a algo en
particular para cada persona.
Uno de los postulados de la logoterapia estriba en que el interés principal del ser humano no
es sentir placer o evitar el dolor, sino encontrar un sentido a su vida, razón por la cual está
dispuesto incluso a sufrir a condición de que ese sufrimiento tenga un sentido.
Otro de los argumentos del autor es que enfrentarse a sí mismo, aunque sea una de las cosas
más difíciles de hacer, eso y conocerse como un ser libre es lo más importante para lograr la
libertad espiritual y con ello llegar hasta a que el dolor tenga un sentido.
También argumenta que la libertad de decidir del ser humano es mucho más fuerte que la
influencia del entorno, ya que a pesar de las adversidades siempre tendrá libertad espiritual y
mental para decidir cómo reaccionar.
CONCLUSIONES DEL AUTOR
La libertad interior nadie puede arrebatársela al ser humano, ni en las circunstancias más difíciles.
Pase lo que pase, el hombre siempre es libre para decidir qué actitud va a tomar ante lo que
suceda, así como entre aceptar o rechazar una oportunidad que la vida le plantea. hay libertad
para aceptar o rechazar el sentido de la vida.
Otra de las conclusiones de Frankl es que la existencia está tan atada, y en diferentes sentidos
humanos que el cada ser es capaz de entregar su vida y morir por defender sus ideales y valores,
de la misma manera en que puede encontrar una razón para vivir por ellos.
Las fobias pertenecen a procesos nocivos de realimentación reforzadora, en los que éstas
desencadenan uno o varios síntomas que a su vez refuerzan la fobia. Tales procesos se
caracterizan porque durante ellos el paciente lucha contra las ideas y/o los sentimientos que le
acosan, sin embargo, con ello sólo aumenta el poder de éstas sobre sí mismo, como quien le echa
leña al fuego. Por el contrario, tan pronto como el paciente deja de luchar contra sus obsesiones
y en vez de ello intenta ridiculizarlas tratándolas con ironía, se rompe el círculo vicioso y el
síntoma se debilita.
Lo que necesitamos es un cambio radical en nuestra actitud hacia la vida: en realidad no importa
que no esperemos nada de la vida, sino si la vida espera algo de nosotros. El autor resalta una
enseñanza de Nietzsche, “conoce el porqué de tu existencia y podrás soportar casi cualquier
cómo”
IDEAS RESCATABLES DE LA OBRA
“Asco, piedad y horror eran cosas tan comunes para él que en pocas semanas en el campo no le
conmovían en lo absoluto”. Exponiendo con esto que llega un punto en el que el insensibilizarse
constituye una defensa para poder sobrevivir y soportar el perder toda dignidad.
“Literalmente hablando, lo único que poseíamos era nuestra existencia desnuda”. Que expone al
describir como cada uno de los que llegaba al campo le era arrebatado todo lo que lo identificaba
convirtiéndolo en un número más, despojándolo de su cualidad de ser humano.
“Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertadas humanas, la
elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstancias, para decidir su propio
camino”, con lo que busca mostrar que uno de los fines de la logoterapia es mostrar que aún con
el peor sufrimiento es posible tener un sentido a existir.
“En la medida que expresemos la libertad espiritual, valoraremos más la belleza del arte”.
“Aquel hombre que sufre constantemente es porque no se conoce lo suficientemente bien”.
“El hombre se autorrealiza cuando descubre el verdadero sentido de su vida

OPINIÓN SOBRE LA TESIS


Personalmente estoy de acuerdo con la tesis propuesta por Frank ya que los elementos que
expone constituyen una verdad, “Todos tenemos algo que nos ata a existir” y motivos por los
cuales vale la pena defender los ideales, creencias y principios, cosas que más que sólo un hilo,
son directrices del ser humano, y las razones para hacer las cosas que nace hacer.
CONCLUSIONES PERSONALES
La logoterapia usa una técnica llamada “de la intención paradójica”, basada en la dualidad de
que, por una parte, el miedo hace que se produzca lo que se teme, y por otra, la hiperintención
estorba lo que se desea. Usando lo anterior, se impele al paciente fóbico a que procure con
exagerado ahínco precisamente aquello que teme, manejando un diálogo interno que le permita
limitar la capacidad de estrés y tensión del miedo a través del humor, tomándolo en cambio como
ridículo y fijando como meta maximizar los síntomas hasta límites extravagantes e insólitos en
concordancia con la perspectiva humorística. Todo ello a fin de que tal hiperintención
contrarreste los síntomas del miedo y el bucle reforzador se rompa.
De la obra además de extraer las ideas relevantes, puede exponerse que constituye un trabajo
psicológico importante, ya que estudia el centro de un ser humano, La Existencia, y al
cuestionarla logra extraer de cada persona aquello que le da sentido a esta, por lo que en vez de
cuestionar que es real, que no, si hay un destino o el porque nos comportamos de la manera en
que lo hacemos, va al núcleo de cada uno, ya que independientemente de las creencias, políticas,
religiosas, culturales, y sociales, todos tenemos esa razón del porque no suicidarnos.