Está en la página 1de 3

ESTA ES LA HISTORIA DE LA SANTISIMA VIRGEN DEL ROSARIO, VENERADA Y DECLARADA PATRONA

DE CAJABAMBA

No hacía mucho que los misioneros agustinos habían llegado de España y ya se encontraban por
diferentes partes de las nuevas y desconocidas colonias del reino español.

Desde Huamachuco sede de los agustinos de aquellos remotos tiempos, fue enviado el padre Juan
Cagiga para cumplir con la sagrada misión de evangelizar a los infieles indios de esta zona de
Cajabamba y Cuntibamba. (Condebamba).

Poco tiempo después de haberse establecido la misión de San Nicolás de Tolentino en una planicie
inclinada cerca a un farallón , hoy conocido como Peña del Olvido, una pequeña niña viviente del
lugar se encontraba pastando sus ovejas, en dirección este, más o menos a medio Kilómetro del
recién fundado pueblo.

Pensativa por ratos y tarareando alguna melodía andina o jugando por otros momentos, se
encontraba cerca de unas plantas de tuna en flor, cuando repentinamente una intensa y pura luz
blanca apareció sobre una de las tunas, la niña entre asombrada y asustada, contempló la
aparición de una celestial, bellísima y bendita señora que le dijo:

¡No temas hija mía, yo soy la madre del Salvador; ve al Sr. SACERDOTE y dile que me edifiquen
aquí una casa de oración y no se olviden de rezar mi rosario!.

Sonriente y serena la señora desapareció misteriosamente. La niña corrió al pequeño poblado a


contar lo que le había sucedido olvidándose de las ovejas, quienes corrieron tras ella como si
alguien los hubiese guiado.

Después de éste incidente celestial rápidamente se propagó la noticia de la aparición de la virgen


entre los pobladores de Cajabamba y lugares aledaños. Con temor reverencial y mucha devoción
ayudaron a construir la Iglesia Matriz, que hasta hoy existe, y en cuyo entorno se edificaron las
casas con sus calles que hoy en día constituye el pueblo de Cajabamba con su patrona `La Virgen
del Rosario`.
VALICHA (HUAYNO CUZQUEÑO)

ORIGEN:
Valicha, compuesto por Miguel Ángel Hurtado, es quizás el Huayno
cuzqueño más conocido a nivel nacional y es uno de los pocos que
ha dado la vuelta al mundo logrando conquistar los más diversos
gustos musicales. Después del himno nacional, ésta es la melodía
más conocida en la ciudad, la versión original es en quechua; sin
embargo, la poca difusión de este idioma no ha sido impedimento
para su amplia transmisión a escala mundial, siendo traducido
posteriormente en varios idiomas.
El wuayno o “huayno” VALICHA surge en base a las principales
categorías metodológicas folklóricas sustentadas por la conducta y
acciones románticas de la joven campesina Valeriana Huillca C.
quien vive en Acopía, un pueblo muy pequeño, cuna del autor.
Los habitantes de este poblado conforman un grupo social
bastante rural que mantiene sus costumbres ancestrales,
trasmitidas de generación en generación; tienen como soporte de
su economía el trabajo agrícola y ganadero.
Las relaciones sociales del campesinado acopiano se mantienen
dentro del respeto y la sencillez, por lo que las manifestaciones
románticas de la juventud se desarrollan en secreto hasta llegar al
“servinacuy”; pero algunas personas por las fiestas y bohemias
populares demuestran sus actitudes volubles en el amor en forma
secreta y a veces pública.
La joven Valeriana Huillca C. es uno de los personajes más
famosos de este lugar, conocida como “la Valicha”, mujer cuya
fama trascendió las fronteras del Cusco y quedó plasmada en este
wuayno, que ha servido para inspirar y acompañar en su dolor a
muchos amantes despechados. Cuenta la leyenda que Valicha
(diminutivo de Valeriana) fue una chica muy bella y vital,
acostumbrada desde joven a romper los corazones de sus
admiradores.
TRAMA:
La letra del huayno desarrolla una trama bastante popular; se nos
cuenta la realidad de los amoríos del “maqt’a” (joven varón) y la
“pasña” (mujer campesina joven) interceptada por el “misti”
(enseñoreado ante el indígena). El misti busca a la humilde cholita
que modestísimamente cobija sus formas escultóricas bajo la linda
pollera para hacerla víctima de sus instintos pasionales.

VESTUARIO
Los bailarines con atuendos típicos de Cusco lucen vestuario de
campesinos con faldas de bayeta color negro adornada finamente
con cintas incaicas tejidas a telar en vistosos colores y con
motivos de la zona, sacos de bayeta en variados colores con
cintas, grecas y botones que se completan con montera y hondas
de piel en diferentes colores. Los varones con pantalones de
bayeta negros, con chumpi o faja a la cintura, chalecos bordados,
chullo y hondas o huaracas de lana trenzada.

También podría gustarte