Está en la página 1de 28

Tipos de Investigaciones en las Ciencias.

 Exploratorias

 Descriptivas.

 Correlaciónales.

 Explicativas.

 Propositivas

Marco Propositivo de una investigación.


Está dirigido no solamente a responder a las causas de los eventos físicos o
sociales. Trata de dar respuesta a la solución del problema existente y se logra
verificar o validar su resultado en la práctica.

EJEMPLO:

Tema de Investigación:
Modelo humanista integrador basado en competencias para
la educación a distancia y sus procesos de gestión
en las Ciencias Económico Administrativas.
(Caso Universidad Autónoma de Tlaxcala)

MARCO PROPOSITIVO.

Introducción.

El MHIC de la UATx parte de un conjunto de antecedentes que le sirven de sustento.


Se trata de un modelo de inspiración humanista integral, que parte de una visión
antropológica que define al ser humano en dimensiones complejas y
multidimensionales: como un ser biológico, como un ser social y como un ser
existencial, es decir, un ser en constante movimiento, influido por su entorno y en
continua búsqueda y transformación, desarrollando una consciencia de sí mismo y
de sus circunstancias de realización.
El modelo es humanista e integral partiendo de la percepción de que el hombre es
íntegro cuando es digno, libre, se protege y se desarrolla al mismo tiempo bajo una
dimensión axiológica que da sentido a las acciones humanas. Ortiz (2008).
Promueve la constitución de una nueva civilización donde lo comunitario y lo
personal son caras de una misma moneda.

El proceso educativo desde una perspectiva humanista integral implica el


aprendizaje, la enseñanza, una comunicación e intercambio de informaciones,
actitudes, valores, habilidades y prácticas sociales que conformen al ser social que
se requiere. . Pero este aprendizaje debe ir acompañado de un elemento más, un
ideal de vida que permita al ser humano proyectar de modo consciente un modo de
ser y de vivir (existencia en búsqueda de sentido). De este modo, la búsqueda de
sentido será humanizante en la medida de que apunte conscientemente a la
complejidad multidimensional del ser humano.
En esta propuesta se parte de identificar el proceso de gestión que debe ser
considerado, en el contexto de una educación superior moderna y vinculada con el
desarrollo y la dinámica que el propio Modelo Humanista Integrador demanda en
las condiciones actuales. Una educación que rompa con los límites espaciales y
presenciales en lo posible, que le dé connotación a la virtualidad y a la distancia
como realidades consustanciales de la propia existencia humana, y para desarrollar
de manera coherente en el estudiante experiencias educativas que le permitan
tomar consciencia de su realidad multidimensional y de los bienes que le permiten
integrar, en la medida de lo posible, su bienestar humano conscientemente elegido.

La justificación del modelo que se propone considera que: en un mundo complejo y


en constante cambio donde las instituciones educativas a nivel superior están
expuestas a la inercia de modelos educativos pragmatistas y donde la gestión del
conocimiento se reduce al tratamiento de mercancía y la educación a un simple
adiestramiento para la aplicación del conocimiento y no para su construcción y
generación, la UATx demanda de una vocación humanista y social, inclinándose por
una concepción humanista de la educación donde la tecnología es medio y no fin,
Colina (2014), donde se amplía el acceso y la pertinencia, y en la cual se da primacía
al ser humano y la formación profesional.

4.1 Modelos de la educación a distancia.

Múltiples enfoques han surgido para ofrecer educación a distancia, debido a que
hay grandes diferencias en el valor educativo de estas perspectivas, es importante
distinguir las principales clases de estrategias, o modelos, que están en boga.

Hay grandes inquietudes respecto al valor de la educación a distancia, pero cada


caso debe ser calificado dependiendo de la clase de modelo que pone en práctica.
Señala Rugarcía (1999) que la educación a distancia es una especie de esquema
para promover el estudio independiente, el autoaprendizaje. Tiene varias
mutaciones que conviene distinguir:

a) Educación sin distancia Consiste en él envió de contenidos de cursos


desde una plataforma electrónica a los salones de clases dentro de una
universidad. Su reto principal es desarrollar materiales para promover
espacios de aprendizaje electrónicos en cualquier tiempo que el usuario
desee. La disponibilidad de asesores preparados para educar en estos
espacios es un problema acuciante.

b) Educación con distancia procede con base en la disponibilidad de maestros


para ir a dar cursos afuera de las fronteras geográficas de la institución
educativa en un tiempo programado. Los materiales y contenidos que se
manejan son los mismos que utiliza la universidad. Los alumnos cada vez
con mayor frecuencia disponen de recursos bibliográficos por medios
electrónicos.

c) Educación a distancia es la propuesta educativa a distancia más


revolucionaria. Consiste en el envío electrónico de contenidos curriculares
fuera de la universidad con acceso del usuario en tiempos alternos. La
imagen virtual del profesor con frecuencia es la portadora de contenidos. La
necesidad de diseñar materiales diferentes por profesores con otra formación
aparece en el escenario. La presencia de asesores profesionales
competentes en el sitio remoto es un reto no resuelto.

Desde estas ópticas se desprenden, en general, las diversas miradas que definen
y conceptualizan la modalidad. Uno de los modelos que maneja la educación a
distancia es el sistémico, conformado por los siguientes elementos (Keegan, 1999):

 Recursos: necesidades estudiantiles, organizaciones, teoría e historia y


filosofía.
 Diseño: diseño instruccional, medio tecnológico, programa y evaluación.
 Envío: impreso, audio y video, radio y televisión, audioconferencia,
videoconferencia programas computacionales, y red computacional.
 Interacción: instructores, tutores, consejeros, personal administrativo y otros
estudiantes.
 Ambiente de aprendizaje: trabajo, casa, salón de clases y centros de
aprendizaje.

The Concord Consortium (2000), realiza una interesante clasificación considerando


que en la actualidad muchos empresarios y universidades han captado la idea de
que la llamada instrucción en línea puede ser una manera de reducir los costos de
instrucción y alcanzar a gran número de estudiantes.

El modelo que se usa en este caso puede llamarse el modelo de conferencia en


línea, toda vez que lo que hace es trasladar la conferencia Tradicional del auditorio
al terreno de Internet. Estos cursos suelen hacer uso de tecnologías que duplican
la experiencia de la conferencia. Debido a que la meta es alcanzar grandes números
de estudiantes, se ponen considerables recursos en los cursos basados en el
modelo de conferencia, de tal manera que se hace empleo de videos costosos y de
presentaciones multimedia bien elaboradas.

A menudo se ofrece cierta forma de contacto personal a través de Internet, mediante


trabajos y exámenes que se califican, discusiones grupales no moderadas,
respuesta a preguntas frecuentes, y horas de oficina para interacción con profesores
o sus asistentes. El contacto con los profesores, sin embargo, debe ser limitado, o
el costo se incrementa y borra todos los ahorros que motivaron originalmente el uso
de este formato.

Un modelo semejante, llamado modelo de correspondencia en la red, coloca menos


recursos en el contenido que se va a distribuir, pero proporciona alguna clase de
información de retorno personal en los trabajos calificados y exámenes. Muchas
divisiones universitarias de extensión y escuelas comerciales, que en alguna
ocasión suministraron cursos a través de correo a estudiantes lejanos, han colocado
sus cursos en Internet y es natural que éstos usen el modelo de correspondencia
en línea.

Cuando existe el material impreso de base es relativamente barato poner en marcha


el modelo de conferencia en línea, con lo que este modelo puede ser una manera
eficiente de hacer entrega de contenido especializado a estudiantes motivados.

Muchos pensadores de la educación han convergido hacia el uso del modelo de


programación asincrónica, debido a que está basado en la colaboración del
estudiante y es una estrategia de aprendizaje poderosa y una de las grandes
fortalezas de Internet (Mc Robbie y Tobin, 1997).

La colaboración es una estrategia efectiva de aprendizaje en todas las disciplinas,


toda vez que fuerza a los estudiantes a articular y comunicar sus ideas y a
compararlas contra las de los otros.
Los profesores, particularmente en matemáticas y ciencias, siempre tienen dudas
del valor de las discusiones y sienten que interfieren en el dominio de conjuntos de
problemas y de la cobertura requerida de contenido. Muchos estudios han
demostrado, sin embargo, que gran parte de la instrucción que se ofrece "tiene una
milla de ancho y una pulgada de profundidad”

Es posible que el ritmo moderado que demandan las discusiones pensantes ayude
a lograr ideas profundas y un mejor entendimiento de los conceptos clave (Bransford
et al., 1999)

El modelo de programación asincrónica (The Concord Consortium eLearning group,


2000) se basa en la colaboración en línea de los estudiantes y tiene las siguientes
características:

Colaboración asincrónica. La estrategia central de aprendizaje en este modelo


hace usos de discusiones asincrónicas y de solución de problemas en grupo entre
los estudiantes que participan en hilos de discusión. Comparado con las tecnologías
sincrónicas (chats, aplicaciones compartidas, audio conferencia,
videoconferencias), estos grupos de discusión son más baratos, más pensantes, y
mucho más fáciles de programar, particularmente cuando hay diferencias horarias
entre zonas geográficas. La investigación muestra que este ambiente de
aprendizaje es exitoso y proporciona adecuado soporte a los estudiantes cuando
tienen limitaciones para aprender.

Programación explícita. Los cursos de la red que se basan en discusiones


colaborativas deben tener una programación clara, de tal manera que los
participantes en las discusiones compartan experiencias semejantes e ideas dentro
de este lapso de tiempo. Por ejemplo, si el contenido de un video es esencial para
una discusión programada, entonces la programación debe hacer que todos los
participantes hayan visto el video antes de comenzar la discusión.
No siendo importante que todos los participantes vean el video simultáneamente,
es mejor que cada uno lo haga dentro de los días previos al comienzo de la
discusión grupal. Luego cada participante puede hacer un aporte inicial y, dentro de
los días siguientes, y con base en las respuestas de sus compañeros, hacer otro
aporte con un comentario de lo que haya visto.

El mejor esquema de programación es aquel que preserva la flexibilidad "en


cualquier momento, en cualquier parte" que es inherente a los cursos en línea, al
mismo tiempo que asegura que todos los participantes puedan traer experiencias
similares y aprendizaje a la discusión.

Quienes han tratado de hacer uso de grupos de discusión en la red han encontrado
que estos grupos consumen mucho tiempo, no siempre se obtiene la respuesta
deseada, son irrelevantes, o son aburridos.
Como consecuencia, la participación es mínima, la deserción grande y hay pocos
resultados en el aprendizaje, y es que se debe considerar que además de ser
programados y asincrónicos, se necesita que haya una buena pedagogía, que se
dé evaluación constante del proceso, que el director académico sea un experto en
facilitación de aprendizaje en línea, que se cree un clima de confianza entre los
participantes, que la cantidad de participantes sea limitada y que el curso y los
espacios en línea hayan sido diseñados con extremo cuidado. "La oportunidad más
novedosa y poderosa que tienen los educadores de hoy es usar tecnologías de
comunicación e información para ayudar a los individuos a construir
colaborativamente en la red comunidades de aprendizaje que aumentarán y
acelerarán las comunidades que aprenden, así como a cada uno de los individuos
que participan" (Carrol, 2000, citado por The Concord Consortium e Learning group,
2000).

4.2 Concepción del Modelo Teórico.


La propuesta metodológica para la gestión de la educación a distancia tiene como
fundamentación el considerar la dinámica en que se mueven los tres momentos del
conocimiento científico en el desarrollo de esta investigación. En esta dinámica
están presentes las fases por la que transita todo el proceso investigativo
concretado en el capitulado de la tesis y descrito a través del siguiente esquema:

Dinámica del Desarrollo


Metodológico

Fuente: Ilich Ulianov.(1986) Materialismo y Empiriocriticismo. Editora Social. Cuba


En este esquema se tiene como fundamento el modelo humanista integrador
basado en competencias en la UATx está concebida a partir de la definición de un
modelo teórico, y su estrategia de implantación. En el presente capítulo se presenta
la argumentación del Modelo Teórico, como representación del modo sistémico en
que se aborda el objeto, y a su vez se materializa el tránsito de lo abstracto a lo
concreto de esta investigación.

En el modelo se parte de tres dimensiones estructurales: La dimensión Cultura


Organizacional. La dimensión Proceso de Educación a Distancia. Y la dimensión
Formación Integral. Cada una está conectada mediante relaciones que le dan
coherencia y funcionabilidad al proceso de gestión.
4.3 Modelo teórico.
PROCESO DE GESTIÓN

SER BIOLÓGICO SER EXISTENCIAL

M.H.I.B.C.
DIMENSIÓN
CULTURA
ORGANIZACIONAL
(Rasgos)
SER SOCIAL

FUNCIONES DE PLANIFICACIÓN, ORGANIZACIÓN, MANDO Y CONTROL


DIMENSIÓN
PROCESO DE
A
EJE ARTICULADOR CAPACIDAD PARA EDUCACIÓN
AUTONOMIA
Suministro inter y UTILIZAR EL SOFTWARE A DISTANCIA
PROFESIONAL (Eje Articulador)
transfrontera EN LA RED
Gestión docente

Gesaa

CAPACIDAD DE
AUTOFORMACIÓN

DIMENSIÓN
FORMACIÓN
INTEGRAL
COMPETENCIAS EN LA COMPETENCIAS DE LA
GESTIÓN DE
(Pertinencia)
PROFESIÓN
INFORMACIÓN

Fuente. Elaboración propia.


4.3.1 Dimensión Cultura Organizacional.

En la dimensión Cultura Organizacional se identifican las relaciones causales


existentes en el Modelo Humanista Integrador Basado en Competencia a partir de
sus tres elementos fundamentales: El estudiante como ser biológico, el estudiante
como ser existencial y el estudiante como ser social, que como conexión primaria
del modelo define su esencia humanista en el sujeto en formación. Se le denomina
a esta dimensión “cultura organizacional” porque en la misma se sintetizan los tres
factores que le dan grandeza y cohesión al ser humano.

La cultura organizativa es un concepto que empieza a tener importancia a finales


de los años 70 y principios de los 80 del siglo pasado, aunque en los años 30 la
escuela de la relaciones humanas dedicaba un alto porcentaje de su atención al
estudio del aspecto humano en las organizaciones y se la considera precursora en
el estudio de la cultura organizativa. Fue un primer intento en considerar el valor del
ser humano en el contexto laboral y su posición preponderante en los diferentes
procesos.

La definición de cultura empresarial está asociada al "conjunto de normas, valores


y formas de pensar y actuar que caracterizan el comportamiento del personal en
todos los niveles de una organización, y a la vez es una presentación de cara al
exterior de la imagen de la organización". Colectivo Autores (1999) Cultura
Tecnológica y Cambio de Paradigma. Editorial Félix Varela. La Habana.

En la concepción que se fundamenta en esta tesis se avanza hacia lo que se


denomina “La cultura compartida”, dado que no es suficiente que existan valores y
creencias a título individual, deben ser valores y creencias sostenidos por una
mayoría de los miembros de la organización. A su vez se considera la Imagen
integrada, representada por la configuración de la identidad de la organización
(Modelo Humanista Integrador). La identidad proporciona continuidad en el tiempo,
coherencia a pesar de la diversidad, especificidad frente al exterior y permite a sus
miembros identificarse con ella.

En el modelo propuesto se consideran los rasgos claves de acuerdo con las cuales
las culturas se diferencian una de otras, entre la cuales podemos destacar las
siguientes:

· Iniciativa individual: El grado de responsabilidad, libertad e independencia que


tienen los individuos.
· Tolerancia del riesgo: El grado en el que los estudiantes son animados a ser
agresivos, innovadores y a asumir riesgos.
· Control: Número de reglas y cantidad de supervisión directa que se usa para
controlar el comportamiento y avance de los estudiantes.
· Identidad e integración: Grado en que los estudiantes se identifican con la
institución y con su particular grupo de trabajo o campo de experiencia profesional
y en el que las unidades de estudio son animadas a funcionar de una manera
coordinada.
· Sistema de incentivos: El grado en el que los incentivos (reconocimiento del
avance, promociones, etc.) se basan en criterios de rendimiento académico del
estudiante frente a criterios tales como el favoritismo, etc.
· Modelo de comunicación: El grado en el que las comunicaciones del sistema de
educación a distancia y su gestión abarcan a todos los implicados.
. Fenómeno persistente: Es resistente al cambio. Esta inercia social puede tener
implicaciones tanto positivas como negativas. No obstante, en opinión de esta autor,
la cultura organizativa evoluciona constantemente y el modelo es receptivo a esta
lógica.

Esta dimensión considera la existencia de un Campus Virtual donde el estudiante


de licenciatura desarrollará su formación profesional.
4.3.2 Dimensión Proceso de Educación a Distancia.

El proceso de educación a distancia en la educación superior, precisa una genuina


necesidad de mantener comunicación y fronteras despejadas para el intercambio
de los diferentes rubros del conocimiento, el progreso técnico, las innovaciones en
diferentes áreas, las que a partir de la informática, telecomunicaciones, y un
adecuado sistema de diseño de programas, repercutan en las economías
nacionales de los diferentes países. En este sentido la dimensión es considerada
como el Eje Articulador entre lo externo ó cultural general y la pertinente en la
formación del egresado que se precisa en la dimensión siguiente del esquema.

Según plantea Job Paredes (2014); “El proceso de internacionalización en la


educación superior surge con fuerza desde los años 90 en universidades públicas
y privadas de los países desarrollados como respuesta a determinadas políticas
gubernamentales e institucionales asociadas a procesos de integración a escala
macro y extra regional, así como al advenimiento de la economía basada en el
conocimiento a partir de contextos diferentes de apertura política y comercial.

Los cambios producidos en el planeta durante la segunda mitad del pasado siglo
han potenciado el valor del conocimiento y en estos momentos lo ubican en la
vanguardia de los activos intangibles que constituyen el capital de las empresas y
de los países. Es un tema que genera profundos debates, siempre presentes e
indispensables para el proceso de toma de decisiones en materia de política
educativa”.

Como expresa Job Paredes (2014); la internacionalización en la educación superior


es una necesidad consustancial del propio proceso de globalización en la que vive
el mundo moderno. En particular se hace necesario buscar elementos competitivos
que permitan acercarnos a las instituciones de educación superior que clasifican en
los primeros lugares del desarrollo en el plano de los principales procesos
sustantivos, además en el desarrollo de infraestructura técnica como en el desarrollo
de las competencias del claustro. Una vía expedita en este sentido lo constituyen
los sistemas de educación virtual que permiten acortar la distancia entre estudiantes
y el proceso de enseñanza, así como propiciar un mayor nivel de accesibilidad de
los estudiantes. La educación a distancia es en consideración del autor de esta obra
un paso sustancial para el desarrollo de la internacionalización entre otros
beneficios.

“La visión estratégica no debe basarse en que las universidades mexicanas sean
consumidoras de los programas virtuales de universidades foráneas. El reto debe
estar en que nuestras universidades deben conquistar el mercado exterior a partir
del diseño de programas y carreras que cumplan las expectativas de calidad y
pertinencia de las universidades extranjeras” Job Paredes (2014). Pero estos
procesos de virtualización comienzan por una voluntad directiva y participativa de
los implicados en romper con los viejos paradigmas de la enseñanza enclaustrada
en modelos presenciales locales.

Una de las propuestas para enfrentar el reto se expresa precisamente en esta tesis
que considera:

1. Suministro inter y transfronterizo (sin desplazamiento del proveedor y


del consumidor, educación a distancia). Esta variante posee un alto impacto
funcional en estos momentos porque todos conocemos que las universidades
públicas se ven impedidas cada año de dar respuesta presencial a la alta demanda
de nuevos ingresos. Pero la realidad es que apenas el 5 % de las universidades
mexicanas enfrentan la modalidad de la enseñanza a distancia o virtual. Existen
diferentes plataformas virtuales contentivas del contenido curricular de múltiples
carreras universitarias. También existen plataformas “libres” como es el caso del
“Moodle” donde los profesores cargan su propia asignatura, contenidos, métodos,
competencias a desarrollar, evaluaciones en el marco del currículum de la carrera
donde forman profesionales.
2. El equipamiento tecnológico para una adecuada comunicación y
proceso de educación a distancia. La internacionalización no puede tener fisuras
comunicativas. En ese sentido se precisa de la creación de redes informáticas con
un amplio ancho de banda y sostenibilidad. La flexibilidad en el desarrollo de
normativas educacionales. Se debe ir de la propuesta de normativas y restricciones
puramente nacionales a la propuesta de normativas globales que sin permitir
concesiones de tipo éticas y de intereses particulares, permita la participación, el
acceso, la temporalidad y la titulación extra fronteras del área geográfica donde la
institución esté ubicada. La flexibilidad está en contra de la rigidez y a favor de una
mayor libertad de acción, transformando normas y prácticas que son barreras en el
contexto global.

3. Un sistema de gestión docente basado en la informática. Que contempla


las funciones administrativas (planeación, organización, mando y control) de lo
general (coordinación de carrera y los compromisos que a esta instancia se derivan)
trabajo disciplinar y académico (designación de profesores responsables de cada
asignatura, capacitación del uso de la plataforma, y funcionamiento del software
vinculado a la misma en sus aspectos didácticos y de dirección del proceso docente
educativo) matricula identificada en cada año con sus correspondientes claves
individuales de acceso a la Plataforma definida en el año y carrera que cursan,
sistema de evaluación y registro de los avances que los estudiantes van obteniendo.

El sistema debe considerar información que alerte al profesor y al gestor del sistema
del estado en que se encuentra cada alumno en su desempeño académico. El
proceder puede ser mediante una analogía de “semáforo”, donde se identifique en
una escala de verde, amarillo, y rojo la situación del alumno en las asignaturas que
cursa y en general en su año.

La flexibilidad en un sistema de gestión de educación a distancia es un concepto


que cruza transversalmente la organización académica, la administración, el
curriculum, los programas, la práctica profesional y las competencias. Todo esto
requiere precisión sobre los cambios que demanda la formación profesional en un
contexto de formación virtual.

Esta dimensión trabajará en paralelo a la educación presencial de la FCEA. En un


ambiente de alta tecnología de su Campus Virtual, la FCEA de la UATx brinda Video
Conferencias, Contenidos Académicos, Audio/Video Lecciones,
Pruebas/Exámenes, y Materiales de Lectura de manera dinámica y práctica. Los
programas en línea están en la vanguardia de la educación ya que permiten impartir
la academia a distancia, para su uso por alumnos que valoran la opción de aprender,
donde y cuando quieren, con el apoyo y soporte académico que se espera de una
institución sólida en su concepción formativa.

La dimensión Proceso de ED contempla toda la articulación de la logística de


gestión insertada en la conversión de los programas formativos a las TIC´s, los
manuales de utilización adecuada del software, de forma tal de lograr la autonomía
requerida por parte de los estudiantes. Esta dimensión debe contener, a su vez los
factores presenciales que como complemento del proceso de educación a distancia
le dan armonía y continuidad como eje de la gestión.

Facilidades que brinda el sistema:

 Los cursos de educación a distancia flexibilizan el horario de clases.


 La educación en línea facilita la integración de currículo.
 La comunicación en línea es más frecuente, efectiva y personalizada
que en el salón de clases.
 Los cursos de educación a distancia desarrollan destrezas de comunicación
y manejo de información por computadoras.
 Cuando un curso es mediante la modalidad de educación a distancia, el
estudiante puede ajustar el ritmo de la clase.
 La estructura de los cursos de educación a distancia fomenta el desarrollo
de disciplina en los estudiantes.
 La información presentada mediante la educación a distancia –por estar
escrita– es más consistente.

4.3.3 Dimensión formación integral.

La dimensión formación integral conecta la capacidad de autoformación del


estudiante, las competencias en la gestión de información y las competencias de la
profesión lo que permitirá de una forma sinérgica alcanzar niveles competitivos en
la profesión para la cual ha sido formado. . Se parte de la concepción del proceso
de educación a distancia desde la óptica relacional donde primen las tendencias
universales-necesidades nacionales-necesidades locales.

El Modelo1 es una abstracción que caracteriza el objeto; es una representación de


la realidad perfeccionada donde se actúa; y al que se llega a partir de un proceso
de aproximación gradual donde se transita de esa abstracción, al modelo concreto
“esencial, generalizado y en su totalidad.”2 En este caso, el mismo ha requerido en
su proyección de la necesaria revisión de las tendencias más generales que operan
en el objeto, lo que de manera práctica nos ha permitido acercarnos a nuestra
propuesta, el análisis crítico de la información teórica, así como del estudio de los
conocimientos pretéritos asociados a la gestión de la educación a distancia de
manera que se puedan identificar las leyes y regularidades asociadas al mismo, así
como las contradicciones fundamentales presentes en el objeto.

La propia experiencia del autor de esta investigación es un elemento presente en la


propuesta. El método investigativo en esta etapa ha sido el enfoque sistémico
estructural, el genético y el dialéctico del análisis del problema y del objeto de

1 FERRATER M. Diccionario de Filosofía. Edit. Ariel. España. 2001. Pag. 2433. Cuando hablamos de modelo,
nos estamos refiriendo a una representación de la realidad en su estado de perfección; “es aquello a que tiende
toda realidad por ser “si misma” en vez de su sombra”. La Dra. Pilar Felipe coincide con lo anterior al describir
el modelo como “una visión particular y formalizada de un aspecto que se estudia; es la representación de algún
aspecto de la realidad”. ALVAREZ ZAYAS C. La Pedagogía como Ciencia. Monografía. 1999. Pag 32.
“Mediante un modelo el investigador propone una abstracción hipotética de esa parte de la realidad”.
2 ALVAREZ DE ZAYAS C. Epistemología de la Educación. Monografía. MES. 1999. Pag. 41.
investigación, determinando la causalidad dialéctica de los procesos estudiados y
la posibilidad de definir el Modelo.

Componentes en detalle:

 Capacidad de autoformación.

Este es un componente que precisa una condición preliminar de disposición a


enfrentar este proceso y a su vez es consecuencia del propio proceso de educación
a distancia.

La autoformación requiere de un alto nivel de disciplina; es reto y a la vez


consecuencia de las propias realidades de un entorno complejo en cuanto a los
tiempos disponibles. El estudiante debe estar convencido de que la educación a
distancia va a requerir atención sistemática (organizada por el mismo alumno) pero
constante para no hacer desaparecer el efecto sinérgico de este proceso.

La autoformación es un rasgo del proceso de formación que le da a la misma la


característica de propiciar la autosuficiencia del estudiante cuando es capaz de
dominar las competencias informáticas bajo la asesoría y conducción de las
competencias de gestión del proceso docente educativo.

Esta capacidad es expresión de desarrollo humano y ello se logra cuando lo que se


busca es el desarrollo de las potencialidades del estudiante, proporcionándole las
herramientas necesarias para llegar a un aprendizaje que en lugar de ser una
acumulación de datos a través de métodos memorísticos sea un aprendizaje
encaminado a la resolución de problemas, un aprendizaje que se constituya en el
motor de cambio, para mejorar la sociedad en que actúa, que forma y transforma al
hombre que México necesita en el futuro, un ser humano consciente de las
diferencias de los otros, un hombre tolerante, que defienda su propia identidad, que
comprenda sus raíces, que preserve su cultura y tradiciones y que al mismo tiempo
se una al vertiginoso tiempo de un mundo cambiante en el desarrollo de la
tecnología y la modernización en la que se está inmerso.
Cuando el concepto de competencia se examina de una manera dinámica
(capacidad a enfrentar nuevas situaciones de trabajo, a adaptarse, desarrollo de la
autonomía), esto contribuye a que se desarrolle la capacidad de autoformarse.

Del análisis realizado por el autor se reveló como contradicción fundamental la que
se manifiesta entre el carácter general de la Cultura profesional y el carácter
particular de la Cultura Informacional en el profesional de la Licenciatura en la
FCEA. Entre estos dos aspectos se manifiesta una relación dialéctica y la autonomía
es la síntesis de esta contradicción fundamental.

 Competencias en la gestión de información.

El estudiante de educación a distancia debe ser receptivo de todo lo nuevo que las
TIC’s presentan en su evolución constante. No es un fin en sí mismo del proceso,
es precisamente el medio para hacer más efectivo el proceso de aprendizaje.

La búsqueda, recepción, análisis, e interpretación de la información con que trabaje


debe ser aliciente para la creación de nuevas maneras de enfrentar los problemas
que se presentarán en cada asignatura en cada año. La comunicación con los
colegas de estudio debe propiciar la conformación de equipos de trabajo que
enriquecen el acervo cultural y académico. A su vez, el propio sistema de gestión
de la información y su implementación práctica debe contribuir a sentar las bases
de la competencias que en su profesión el estudiante debe construir en su actuar
práctico.

 Competencias del ejercicio de la profesión.

La orientación en la formación profesional de los egresados universitarios hacia las


competencias es un requisito imprescindible en las condiciones del desarrollo actual
y un imperativo para el desarrollo de programas de las distintas carreras de las
instituciones de educación superior en México, así como en el resto de los países
de Latinoamérica. Colina F.(2014).

Indudablemente que el concepto de competencia está asociado a la “capacidad”


que las personas poseen para resolver las diversas situaciones que se le presentan
en la vida. Según Howard Gardner (1997) en su libro “Inteligencias múltiples. La
teoría en la práctica” “las competencias no son innatas, tampoco predeterminadas.
No se nace destinado para desarrollar una competencia. Las personas con su
inteligencia, están en condición de elaborar construcciones, a partir de las
exigencias del entorno, que les aporta multiplicidad de estímulos. Así, pueden llegar
a desarrollar capacidades específicas”.

Esto implica “estar aptos” para solucionar los diversos problemas tanto en la vida
cotidiana como en el contexto laboral-profesional y donde se integran en un todo
único el saber ser; (motivación, iniciativa y trabajo colaborativo), el saber conocer;
(observar, explicar, comprender y analizar) y el saber hacer; (asociado al
desempeño basado en procedimientos y estrategias y potenciando la creatividad),
tomando en cuenta los requerimientos específicos del entorno, las necesidades
personales y la conciencia crítica, creativa y el espíritu de reto, asumiendo
consecuencias de los actos y buscando bienestar humano. Tobón(2006).

El sistema de gestión de educación a distancia es su parte curricular debe


considerar las categorías asociadas a las competencias del ejercicio de la profesión
(conocimientos, habilidades y valores), aunque este aspecto no es objeto de esta
investigación.

En este sentido, deben ser considerados los criterios de especialistas en la materia


que definan la orientación pedagógica que debe seguir el modelo propuesto.
En el esquema 4.1 se muestra la relación lógica que debe funcionar en el modelo
propuesto

Esquema 4.1 Relación lógica de las competencias profesionales

Problemas

Profesionales

COMPETENCIAS
PROFESIONALES

Objeto de la Objetivo del


Profesional
Profesión

Fuente: Colina F. La Formación Basada en Competencias y los Desafíos de las Políticas Públicas
en la Educación Superior. Edit. MileStone. Mexico.2014.

Es imprescindible en el Plan de Estudio que se proponga, proponer todos los


conocimientos, habilidades y valores alrededor de un sistema de competencias que
como ejes curriculares conformen el mismo, con un alto componente de enseñanza
significativa, estableciéndose una relación entre el todo(las necesidades sociales) y
las partes (las unidades de competencias específicas).

4.4 Componentes del sistema de educación a distancia.

Se hace necesario en el análisis de la educación a distancia observar los


componentes de esta realidad educativa que según sea la teoría que la analice la
puede considerar como una metodología, una modalidad, un sistema o un
subsistema educativo. Destacaremos en este apartado los elementos
fundamentales del proceso educativo en este sistema.
Docente.

La relación amor-odio que han establecido muchos docentes con la tecnología ha


acabado cautivando a algunos y decepcionando a otros, incluso a muchos de los
que estaban convencidos de su uso en el aula.

Muchos maestros que han desarrollado su actividad docente en la modalidad


presencial consideran que las características de la modalidad a distancia no
debieran ser muy distintas e intentan trasladar sus prácticas y esquemas de una a
otra.

En relación con las funciones de los docentes o sus roles en los entornos
tecnológicos, García Valcárcel (2003) opina que se puede decir que el profesor tiene
un papel mediador y facilitador del proceso cognitivo-social. Identifica como
funciones del profesor las siguientes:

 Diseño del curriculum: planificación de actividades, selección de contenidos


y recursos, establecer niveles de aprendizaje.
 Informar: trasmitir información sobre el contenido curricular, responder a los
intereses de los alumnos, seleccionar información y prepararla para el acceso
de la misma por los alumnos.
 Formar: motivar habilidades y actitudes sociales, interacción,
retroalimentación y comunicación.
 Elaborar contenidos y materiales: crear material didáctico adaptado a las
necesidades de los alumnos y del contexto.
 Orientar: facilitar el aprendizaje, fomentar el autoestudio, ofrecer guías,
dinamizar la participación de los estudiantes, retroalimentar y responder a
sus sugerencias, moderar las discusiones grupales, ofrecer apoyo técnico.
 Evaluar: seguimiento continuo del proceso formativo de cada estudiante y
valorar los procesos de aprendizaje del alumno.
Las características de un maestro pasan por su formación, capacidad y actitud, pero
en la educación a distancia hay que sumar otros elementos como: la utilización de
recursos técnicos sofisticados para posibilitar la comunicación bidireccional;
docencia que motive y potencie el aprendizaje autónomo e independiente; un
proceso tecnológico más depurado que en las instituciones de carácter presencial
y el trabajo en equipo, ya que en la docencia a distancia se precisa la intervención
de un equipo de expertos en los distintos campos en los que se divide el trabajo.

Pueden ser diversos los miembros en el equipo docente en la educación a distancia:


planificadores, expertos en contenidos, pedagogos y tecnólogos de la educación,
especialistas en la producción de materiales didácticos, responsables de guiar el
aprendizaje, tutores y evaluadores, aunque depende de las instituciones
(presupuesto o dimensiones) y de las características de sus equipos docentes; en
muchas instituciones es la misma persona la que desempeña todas las funciones.

García A.(2001, p. 144) resume las siguientes estrategias para un docente a


distancia:

 Planificar y organizar cuidadosamente la información y contactos con los


alumnos de todo el proceso (qué, cómo y cuándo enseñar, sugerir, orientar,
motivar).
 Motivar para iniciar y mantener el interés por aprender. Mostrar la utilidad de
los aprendizajes, relacionarlos con los intereses de los alumnos, informarle
sobre sus progresos, sugerir tiempos y fases de estudios.
 Explicitar los objetivos que se pretenden alcanzar. El estudiante debe tener
claro qué va a conseguir con lo estudiado en cada paso del proceso.
 Presentar contenidos significativos y funcionales. Se debe partir de los
conocimientos previos de los alumnos y que los nuevos sirvan para
solucionar problemas relevantes tanto personales como sociales.
 Solicitar la participación de los estudiantes. Es necesaria la participación ya
que se aprende mejor cuando se es protagonista del propio aprendizaje.
 Activar respuestas y fomentar un aprendizaje activo e interactivo. Se deben
aprovechar todas las posibilidades que ofrecen los recursos y sugerir la
utilización de técnicas de trabajo intelectual.
 Incentivar la autoformación pero sin olvidar los motivadores apoyos al
aprendizaje. La autoformación es una de las metas de la educación a
distancia, por ello el docente cobra mayor importancia en este caso, ya que
será el encargado de facilitar este aprendizaje y propiciar la aplicación de los
conocimientos y capacidades adquiridos. Ha de apoyarse la motivación y el
interés del estudiante a través del contacto que estimule y respete los ritmos
y estilos de aprender.
 Potenciar el trabajo colaborativo en grupos de aprendizaje. Aprovechar la
técnica del trabajo en grupo virtual para el trabajo cooperativo.
 Facilitar la retroalimentación. Responder con la máxima inmediatez las
consultas de los estudiantes.
 Reforzar el autoconcepto y respetar la diversidad del grupo. Es esencial el
trato cordial, cercano y el respeto a las características y estilos de
aprendizaje.
 Promover la transferibilidad de los aprendizajes. Se deberá sugerir, siempre
que se pueda, la posibilidad de aplicar a diferentes situaciones los
aprendizajes adquiridos.
 Evaluar formativamente el progreso. Es fundamental ir evaluando el proceso
para que el alumno pueda juzgar su situación y sus necesidades
educacionales.

Se resume que los alumnos a distancia deben ser motivados en lo personal y en lo


socio profesional. Se debe tener en cuenta que el alumno posee estructuras
diferentes para esa forma de enseñar.
Alumnos.

La educación a distancia ha adquirido cierta demanda social, que está unida a la


explosión demográfica y el desarrollo de la sociedad informacional, es decir que no
sólo es relativamente reciente, sino que la mayoría de las personas desconocen
cuáles son sus características y especificidades.

Generalmente quienes estudian a distancia por primera vez se comportan de


acuerdo "a lo viejo conocido", es decir, como estudiantes de la modalidad
presencial. Y así, a veces sucede que el recorrido por esta modalidad se convierte
en una instancia de aprendizaje tan dura que quita energía para realizar el curso
apropiadamente.

Estudiar y aprender no son actividades que se puedan hacer de una vez, implican
un proceso de internalización, de confrontación de lo nuevo con lo viejo, de
transferencia de lo aprendido a situaciones nuevas o de reflexión de lo que se ha
realizado en el pasado; suponen, entonces, producción.

Es común que tome un tiempo organizarse y habituarse a este tipo de estudio. Se


debe pensar, qué días, en qué horario y cuánto tiempo se dedicará al estudio. La
"presión" o el compromiso de lecturas y realización de actividades, que es propia de
la modalidad presencial, no están en esta modalidad.

Aunque la necesidad de la educación a distancia se debe principalmente al intento


de combinar la educación y el trabajo, García A.(2001) considera que los
destinatarios más habituales de estos sistemas de aprendizaje son las personas
adultas y plantea que las razones para estudiar en esta modalidad son:

 Satisfacer inquietudes en un área concreta.


 Ser más culto y estar mejor informado (aunque no estamos de acuerdo con
el concepto de cultura que maneja el autor).
 Aumentar las perspectivas de promoción.
 Obtener el título.
 Aprender cosas relevantes y nuevas para el trabajo, que puedan aplicarse.
 Dar nuevo estímulo a la vida.

Desde el sentido común pareciera que cuando se habla de educación a distancia lo


único que cambia o cambiaría sería el uso de soportes tecnológicos; como
señalamos, el docente debe adaptarse al nuevo escenario y utilizar diferentes
estrategias a las utilizadas en la educación tradicional.

Ya citamos que una de las características de la educación a distancia es que el


proceso del aprendizaje se da en una gran parte de forma autónoma e
independiente, es decir, es el alumno el que toma especial protagonismo. Esto nos
marca una diferencia entre los alumnos en la educación presencial y a distancia.

García A.(2001) destaca que otro de los elementos que se debe considerar de los
alumnos a distancia es la heterogeneidad de los grupos por intereses, ocupación,
motivaciones, aspiraciones, un gran porcentaje de los alumnos a distancia trabajan
(situación que condiciona sus tiempos de estudio), son de poblaciones diversas o
se produce una menor interacción social.

Otros de los destinatarios de la educación a distancia:

 Residentes en zonas geográficas alejadas de los servicios educativos


generales convencionales.
 Los adultos que por imperativos laborales no pueden acudir a instituciones
clásicas.
 Las amas de casa con dificultades para cubrir horarios lectivos ordinarios.
 Los hospitalizados o aquellos que sufren alguna minusvalía física que les
impide seguir cursos convencionales en el aula.
 Los reclusos que disponiendo de mucho tiempo para el estudio no cuentan
con la posibilidad de poder ausentarse del centro penitenciario.
 Los emigrantes por causas laborales o los residentes en el extranjero por
razones de representación diplomática.
 Los ciudadanos que disponen en sus países de pocos centros de enseñanza
para atender a todos los que desean acudir a ellos.

Perfil del alumno de educación a distancia.

Harasim(1996) considera que una vez familiarizados con los soportes tecnológicos
y vencidas las inhibiciones a la hora de comunicarse, los factores que marcan la
diferencia en el éxito de los alumnos son la accesibilidad, la actitud, la motivación y
la autodisciplina.

García Valcárcel (2003) identifica las siguientes funciones de los alumnos en la


tarea de aprendizaje en el marco del uso de los nuevos soportes tecnológicos:

 Informarse: saber procesar información y actuar como emisor al grupo


(maestro-compañeros).
 Aprender: integrar conocimientos a partir de la información, adquirir
habilidades de uso de las herramientas tecnológicas, fomentar la
comunicación y la interacción con otros compañeros.
 Autoevaluación: seguimiento y control de los resultados y de la corrección de
su proceso de formación.
 Comunicación: comunicación dinámica con su grupo, compañeros y
maestros.

Se observa y acuerda que gran parte de los logros académicos de los estudiantes
que ingresen en la modalidad de educación a distancia estarán basados en
habilidades de comunicación, conocimientos y manejo de los soportes tecnológicos
que se van a utilizar en el proceso y fundamentalmente en el autoaprendizaje: la
posibilidad de generar el conocimiento autónomo es una habilidad que todo alumno
deberá tener o desarrollar para superar "las carencias" de la distancia; sumado a
ello la responsabilidad, compromiso y tiempo para realizar actividades y tareas.

4.5 Relaciones esenciales del modelo de gestión.

1. La Dimensión Proceso de Educación a Distancia es la síntesis de la relación


dialéctica entre la Dimensión Cultural Organizacional y la Dimensión
Formación Integral.

2. Entre las competencias en la Gestión de Información, presentes en el


contexto y las competencias de la profesión existe una relación dialéctica.

3. La Capacidad de usar el Software es síntesis de las relaciones dialécticas


entre la gestión y la autonomía profesional.

4. La Capacidad de autoformación es síntesis de las relaciones dialécticas


entre las competencias en la gestión de información y, las competencias de
la profesión.

5. De las relaciones dialécticas entre las tres dimensiones referidas emerge


como cualidad la formación integral del Licenciado egresado en la FCEA.

6. La Capacidad de usar el Software se manifiesta como un eje articulador


entre la Cultura Organizacional y la Formación Integral del egresado.

Las relaciones dialécticas señaladas que se manifiestan y la capacidad de utilizar el


software, dinamizadas por la contradicción fundamental que se presenta entre el
carácter general de la Cultura Organizacional y el carácter particular de la Cultura
Informacional de estas relaciones emerge la autonomía profesional como su
cualidad esencial que favorece el desarrollo la formación del egresado.
Conclusiones parciales.

La Propuesta Teórico Metodológica cumple una función cardinal con respecto al


sistema mayor (Sistema Formativo Profesional de la UATx), y consiste en darle
cumplimiento a los objetivos cardinales de esta institución en la formación con
calidad del profesional.

Se ha logrado definir un Modelo Teórico con los elementos fundamentales que


debe dar respuesta coherente a la idea que se defiende en esta investigación, lo
que constituye un aporte teórico a la gestión docente bajo esta modalidad.

Se ha logrado precisar el conjunto de dimensiones que conforman el modelo


propuesto y sus especificidades en lo conceptual. Las que sintetizan los avances
alcanzados en la ciencia de la dirección y en específico en la gestión de la educación
a distancia, considerando la tradición histórica del pensamiento mexicano en
dirección y el contexto actual en que nuestro país se desarrolla.

El modelo propuesto requiere de una estrategia para su implantación que de


objetividad al mismo y a la concepción metodológica que encierra.

Se ha logrado definir una propuesta teórica en la gestión de la educación a distancia,


racional y coherente con las necesidades que este nivel de educación demanda en
cuanto a participación y pertinencia.