Está en la página 1de 3

12/6/2018 Edmund Kiss y la América Atlante. – Critica.

cl

EN EL MUNDO DE LAS IDEAS E IDEALES


R E V I S TA L AT I N O A M E R I C A N A D E E N S AY O F U N D A D A E N S A N T I A G O D E C H I L E E N 1 9 9 7 | A Ñ O X X
PORTADA | PUBLICAR AQUÍ | AUTORES | ARCHIVO GENERAL | CONTACTO || HUMOR
ACERCA DE ESTA REVISTA | CONTINUIDAD DE ESTE PROYECTO | ESTADÍSTICAS DE VISITAS
◄ VER EXTRACTOS DE TODOS LOS ARTICULOS PUBLICADOS HASTA LA FECHA ►
_____________________________________________________________________________________________________________________

Edmund Kiss y la América Atlante.


por Rafael Videla
Artículo publicado el 29/05/2008

Desde Thule, nos hemos transformados


en cisnes cantores,
ya que hemos perdido nuestro hogar
y así permaneceremos hasta
que la antigua tierra surja
una vez más después de mil años.
Edmund Kiss

El escritor, arquitecto y arqueólogo alemán Edmund Kiss (1886 – 194?)


exploró el continente sudamericano en las primeras décadas del siglo
pasado, buscando comprobar las ideas propugnadas por Hanns Hörbiger,
creador de la Cosmogonía Glacial. En ella, Hörbiger postula la captura por
parte de la Tierra de varias lunas que han generando catástrofes planetarias
y grandes diluvios. Así, las antiguas civilizaciones existentes durante el
último impacto, es decir, durante la Era Terciaria, encontraron refugio en las
zonas elevadas, como en la cordillera de los Andes y las Montañas Abisinias.

Edmund Kiss viajó entre 1928 y 1936 a Sudamérica, a países como Perú,
Bolivia y Chile -descubriendo en la zona Norte de Chile, redes de túneles
subterráneos en el Desierto de Atacama- rastreando evidencia geológica y
arqueológica que ratificase los planteamientos de Hörbiger. Kiss destacaba
con una serie de valiosas investigaciones a su vez en el Tíbet, el desierto del
Sahara y la isla de Marajó, en el norte de Brasil. En el altiplano andino,
investigó las ruinas de la enigmática ciudad de Tiahuanacu, en las cercanías
del lago Titicaca, estableciendo los orígenes Atlantes de las civilizaciones de
la América Aborigen. Sus investigaciones fueron presentadas en una
tetralogía de novelas históricas que describen la fatigosa migración de los
últimos bastiones de una raza asolada por la catástrofe planetaria acontecida
tras el último impacto lunar. Sus obras fueron bien recibidos en la época y
Kiss se transformó así, en el Poeta de Atlantis.

En “El Mar Cristalino”(Das gläserne Meer, 1930), Kiss describe la


supervivencia de los habitantes que presenciaron la catástrofe producto de la
caída de la Luna, acaecida unos 14.000 años atrás, acontecimiento que
generó grandes terremotos, diluvios y ríos de lavas sobre la superficie
terrestre. Jochaan de Patemos, arquitecto y científico del Tiahuanacu
sudamericano, guiará a los sobrevivientes a una Nueva Era. Jochaan, al
haber sido derivado por las corrientes más allá del Gran Océano, fue
transformado en esclavo en la ciudad de Tulma, liderada por el Rey Tutmon,
en las islas Abisinias, cercanas al continente africano. Producto del
acercamiento del satélite lunar, grandes trastornos acaecen: los cielos se
cubren con polvo en suspensión y los temblores sacuden constantemente la
superficie, encontrando los sobrevivientes refugios en las cavernas de las
tierras altas y en las montañas. Jochaan y los habitantes de Tulma,deciden
partir en la búsqueda de una nueva tierra, llegando a Turingia, región central
de Alemania.

La siguiente obra de Kiss, “Primavera en Atlantis” (Frühling in Atlantis 1930),


refleja el conflicto entre las masas indómitas y la minoría gobernante
del Imperio de Atlantis,quienes desarrollaban una comunidad orgánica. Los
habitantes de Atlantis son guiados por su líder, Baldur Wieborg, originario de
la mítica Thule.

En “La Última Reina de Atlantis” (Die letzte Königin von Atlantis, 1931),
situada 12.000 años A.C., Kiss retoma la temática del desastre cósmico
producto de la caída del satélite lunar. Los habitantes de Aztlan, esto es, el
Tiahuanacu altiplánico, se ven obligados a emigrar producto del cataclismo
que se avecina, previsto por Godda Apacheta, astrónomo del Observatorio de
Kalasasaya, quien deberá guiar a los habitantes de Tiahuanacu a una nueva
tierra. Frente a la inminente catástrofe, los Atlantes, los Niños del Sol,
abandonan su ciudad y emprenden una migración, intentando alcanzar
Atlantis. Con angustia sabrán luego que su lugar de origen se ha sumergido
entre las tierras de Tihausinju y Zimbabuhe (en la costa occidental de

http://critica.cl/diario-de-viaje/edmund-kiss-y-la-america-atlante 1/3
12/6/2018 Edmund Kiss y la América Atlante. – Critica.cl
África), es decir, en el actual océano Atlántico. Godda Apacheta y sus
seguidores llegan finalmente a las islas del Rey Acora (las Islas Azores). Por
último, en “Los Cisnes Cantores de Thule” (Die Singschwäne aus Thule,
1932), los sobrevivientes de la catástrofe deciden regresar al hogar
ancestral, al lugar primigenio cercano al Polo, la tierra de la primavera
eterna, Thule, donde deberán fundar una nueva civilizacióny cultura,
pasando a ser aves migratorias, en palabras de Kiss. En la búsqueda, Godda
Apacheta llega a la Marca Ibérica, en el Estrecho de Gibraltar, para luego
tomar rumbo hacia el Norte. Sin embargo, la Edad de Hielo se ha expandido,
impidiéndoles alcanzar su objetivo. Algunos sobrevivientes del Gran
Cataclismo, elGötterdämmerung (“El Crepúsculo de los Dioses”), se
refugiarán en las cercanías del Nilo, conservadores también del conocimiento
y la tradición de Atlantis. Lentamente, una nueva cultura Thule se desarrolla,
guiada por el Dios de un Ojo, Gode, como llamaron al mítico Godda
Apacheta. Con el paso del tiempo, Godda y sus más cercanos seguidores, un
grupo de imbatibles guerreros, serán conocidos como elBatallón Furioso (Das
Wildes Heer). Imposibilitados de llegar a Thule, inaccesible ante las nuevas
condiciones climáticas tras la catástrofe planetaria, Godda Apacheta
sentencia: Desde Thule, nos hemos transformados en cisnes cantores ya que
hemos perdido nuestro hogar y así permaneceremos hasta que la antigua
tierra surja una vez más después de mil años.

Dos estudios científicos fueron desarrollados por Edmund Kiss en


Sudamérica: “Las Razones Cósmicas de las Migraciones de las Gentes” (Die
Kosmischen Ursachen der Völkerwanderungen, 1934) y “La Puerta del Sol de
Tiahuanacu y la Doctrina del Hielo Universal de Hörbiger (Das Sonnentor von
Tihuanaku und Hörbigers Welteislehre,1937). En el primero de ellos, Kiss
desarrolla la problemática planteada por Hörbiger y la migración a escala
planetaria de grupos humanos durante remotas épocas, ocurrida como
consecuencia de la caída de las lunas y el Cambio del Eje Terrestre.
Entendido éste cambio, el antiguo Polo Norte es ahora el actual Polo Sur, es
decir, laAntártida, el lugar de la eterna primavera anterior al desplazamiento
del eje terrestre, hoy un continente cubierto bajo los hielos. Los grandes
diluvios -atestiguados en documentos prediluvianos como Los Edda y el
Apocalipsis de San Juan- han generando erupciones volcánicas y desastrosos
terremotos que cambian definitivamente la superficie de la Tierra, producto
de los grandes desplazamientos de agua, magma y masas de aire,
extraordinarios acontecimientos que destruyeron Atlantis, las islas del
Océano Índico y que provocaron el sumergimiento de la Isla de Pascua.
Algunos grupos humanos se adaptaron a las nuevas condiciones impuestas
producto del cambio del eje terrestre, en áreas del mar Mediterráneo, Egipto,
la India, el sur de China, el actual desierto del Gobi y en Norteamérica. En
“La Puerta del Sol de Tiahuanacu…”, Kiss descifra los signos ideográficos del
calendario de la Puerta del Sol de Tiahuanacu, describiéndolo como un
calendario solar y venusino, elaborado con anterioridad al cambio del eje de
la Tierra, reflejado por medio de los factores geológicos hallados en diversos
lugares del altiplano.

La obra de Edmund Kiss nos remonta a un pasado lejano y poco conocido, la


era prediluvial, iluminando el pasado del continente llamado alguna vez
“Huitramannaland”, y estableciendo los orígenes atlantes de las primigenias
culturas americanas y los catastróficos efectos que han significado la caída
de las Lunas o cuerpos celestes en los ciclos de la Historia.

Twittear

Un comentario

me parece muy interesante esta parte de la historia

Por Facundo Diaz el día 21/02/2012 a las 13:37. Responder #

Comentar

Nombre
Requerido.
Email
Requerido.
Sitio Web

Comentario

http://critica.cl/diario-de-viaje/edmund-kiss-y-la-america-atlante 2/3
12/6/2018 Edmund Kiss y la América Atlante. – Critica.cl

Borrar

Enviar

No soy un robot
reCAPTCHA
Privacidad - Condiciones

Critica.cl / subir ▴

http://critica.cl/diario-de-viaje/edmund-kiss-y-la-america-atlante 3/3