Está en la página 1de 2

LITERATURA

TEMA 1

CLASICISMO GRIEGO: PERIODO ÁTICO:


SÓFOCLES EDIPO REY
SPI2LIT1

DESARROLLO DEL TEMA

CONTEXTO muerte el poeta favorito de sus conciudadanos. La


leyenda cuenta que en su vejez, uno de sus hijos lo
• Denominado el siglo de Pericles (s. V a. C.) acusó de haber perdido la razón. Conducido ante los
• Triunfo en las Guerras Médicas jueces, se contento con leer uno de los coros de Edipo
• Florecimiento de la cultura de Atenas. en Colona, esto bastó para suscitar el entusiasmo del
• Orígenes de la democracia. tribunal, que lo condujo en triunfo hasta su casa. Mu-
• Desarrollo de género teatral. rió en 405.

Aportes
I. LA TRAGEDIA: («CANTO DEL MACHO
• Introdujo el tercer actor en escena (el tritagonista)
CABRIO») • Emplea un lenguaje elegante.
Los griegos fueron los creadores de la tragedia. En un princi- • Profundizó en la personalidad de sus personajes
pio, le confirieron un profundo sentido religioso, ya que la • Rompió con la trilogía al elaborar tragedias indivi-
obra trágica nació como representación del sacrificio de Dionisios duales
(Baco) y formaba parte del culto público. • Creador del monologo
El primer trágico fue Tespis, que triunfó en el ano 536
a.C. en el Primer Concurso Trágico instituido por Pisístrato Obras:
para las grandes dionisíacas (fiestas que se celebraban • Ayax
durante los primeros días de abril y que duraban 6 días). • Antígona
Tespis reemplazó el pintarrajeo grosero de los coreutas • Filóctetes
por una máscara de género estucado. Las máscaras • Electra
representaban las facciones de los distintos persona- • Las traquineas
jes. Las más primitivas estaban hechas de corteza de • Edipo rey
árbol luego de cuero forrado con tela y finalmente, de • Edipo en colona
madera.
IV. EDIPO REY
II. CARACTERÍSTICAS TEMA: La incuestionabilidad de la voluntad divina so-
• La tragedia tenía una finalidad didáctica. bre el destino humano.
• Se buscó la catarsis (purificación a través del terror
o la compasión) Argumento:
• Los teatros de piedra tenían una gran escalinata El rey Edipo acude al llamado de su pueblo que angus-
semicircular, semi rodeando un círculo. Tepsis es el tiado por las pestes se ha reunido ante el palacio de
iniciador de teatro, Esquilo el Padre del Teatro y Tebas para suplicar a su rey salve a la ciudad por se-
Sófocles se máximo representante. gunda vez. El anciano sacerdote de Zeus pone al tan-
to de la situación al rey y éste se compromete rápida-
III. SOFOCLES (LA ABEJA ÁTICA) mente con la solución del problema; para ello ha man-
VIDA dado como emisario a su cuñado Creonte hasta la ciu-
Sófocles nació en Colon, cerca de Atenas. Perteneció dad de Delfos para que averigüe en el oráculo de Apolo
a una distinguida familia y recibió la esmerada educa- las causas de las pestes. La llegada de Creonte desde
ción propia de la aristocracia ateniense. En 468 rivalizó Delfos aclara la razón de las pestes; un crimen no cas-
con Esquilo, obtuvo el premio y siguió siendo hasta la tigado. El asesino del rey layo está libre y sin castigo e

SAN MARCOS VERANO 2016 – I 1 LITERATURA TEMA 1


CLASICISMO GRIEGO: PERIODO ÁTICO: SÓFOCLES EDIPO REY

incluso habita en Tebas. Es entonces que Edipo se Más tarde del relato de Yocasta y sus primeras conclu-
compromete personalmente para buscar con vehe- siones, llegó un mensajero de Corinto buscando al Rey
mencia al criminal, no solo en el afán de aclarar dicho Edipo, cuando lo tuvo frente a sí, le comunicó que su
crimen sino también por su propia seguridad, pues se padre, el rey Pólibo de Corinto había fallecido y puesto
trata del asesino de un rey que habita libremente por que Edipo era su único hijo debía viajar hasta su patria
Tebas por lo cual su propia vida también corre peligro. para asumir el trono. Ante el conocimiento de la muerte
Edipo ha mandado a llamar al adivino Tiresias, adelan- de su padre, Edipo se mostró compungido, pero al
tándose a los concejos del anciano sacerdote de Zeus, mismo tiempo sintió un alivio inusitado; su padre había
a la llegada del anciano ciego. Edipo lo interroga en muerto y él no lo había asesinado, por lo tanto Yocasta
cuanto a la identidad del criminal de Layo y el adivino tenía razón el oráculo sólo sabe mentir; sin embargo,
se niega a revelar nombres; advierte al rey que no es rápidamente el rey volvió a desmoronarse ante la posi-
conveniente saber la verdad provocando una discu- bilidad de cumplir con la segunda parte del vaticinio,
sión entre ambos, la cual culmina con la revelación de casarse con su madre. Esta alternativa era posible sólo
la verdad fatal; el criminal es el mismo Edipo, pero éste si él viajaba con el mensajero hasta Corinto, entonces
no puede creerlo, así es que piensa que se trata de el rey no supo qué hacer. Tan sufriente vio el viejo
un complot entre el «verdadero» asesino y su cómpli- mensajero al rey Edipo ante la incertidumbre de acudir
ce, el adivino Tiresias. Acusa del crimen a su cuñado o no al encuentro con su que para tranquilizarlo le
Creonte y decide castigar a los dos supuestos culpa- reveló una historia personal, cuando joven había sido
bles. Ataca a Creonte, quien ha vuelto al escenario, lo pastor de los rebaños de los reyes de los reyes de
cual provoca la aparición de Yocasta, la reina, quien Corinto en el bosque Citerón, lugar en el que también
indaga por la razón de la discusión. pastaban sus ovejas campesinos de Tebas, y fue un
día que ocurrió algo sumamente extraño; recibió de
Al saber las causas de la discusión, de las pestes y de la manos de un pastor de Tebas a un niño muy herido
acusación de Tiresias contra Edipo, intenta apaciguar en los tobillos, el cual llevó a su reino, pero ante la
los ánimos y revela una historia personal para demos- incapacidad material para criarlo, lo entregó a sus se-
trar que los vaticinios del oráculo solamente son men- ñores, que hasta entonces no tenían hijos. Ante esta
tiras; cuando joven había tenido un hijo con su espo- revelación, Yocasta intentó persuadir a un desconcer-
so, el Rey Layo, hijo que está destinado según el orá- tado Edipo para que no se averigüe más sobre la ver-
culo ser el asesino de su padre y luego consorte de su dad fatal, pero todo fue en vano. El rey ordenó la
madre para después propiciar la destrucción total de búsqueda inmediata de aquel siervo de Layo y Yocasta
su reino, pero esa suerte aciaga jamás se cumplió por aterrada por los inminentes acontecimientos entró en
que el niño murió recién nacido. Además, pasando el palacio. Edipo interrogó al anciano y aunque éste al
tiempo Layo murió en una emboscada en la Fócide, principio quiso hacer creer que no recordaba los acon-
cerca de Tebas y ella se había casado con quien tenía tecimientos pasados, al final no tuvo más remedio que
ahora enfrente, Edipo, lo cual demostraba evidente- revelar la verdad completa ante las amenazas del rey.
mente que el oráculo había vaticinado puras falseda- Así, entre ambos hombres, el mensajero y el siervo,
des. Ante el relato, Edipo sólo pudo preocuparse más confirmaron la hasta entonces creciente sospecha; el
de lo que estaba, pues él recuerda claramente que en asesino del antiguo rey Layo es el propio rey Edipo,
la misma Fócide había asesinado a un anciano ricamen- consorte de la reina Yocasta, su madre, con quien
te ataviado y a su séquito, poco antes de llegar a tiene cuatro hijos (Eteocles, Polínices, Antígona e
Tebas, lo cual coincidía con el relato de su esposa; Ismene).
entonces le hizo alguna preguntas más y las coinci- Edipo entra en palacio angustiado y más tarde un sir-
dencias eran todavía mayores; sin embargo, se aferró viente sale a informar de los sucesos funestos aconte-
de algo que él tenía por verdad: estaba convencido cidos en el interior de la casa real: la reina Yocasta se
de que era hijo de los reyes de Corinto, Pólibo y ha ahorcado con una cuerda y el rey Edipo se ha auto
Mérope, ellos mismos se habían asegurado, cuando el mutilado arrancándose los ojos; es entonces que apa-
joven príncipe los había cuestionado empujado por rece el rey, ciego, destruido. Llama a Creonte, su tío y
rumores de terceros en el reino. Precisamente, en el cuñado y tras pedirle perdón le otorga el trono de
convencimiento de ello, él había decidido nunca más Tebas, luego se despide de sus hijas y a grito vivo
volver a Corinto su patria, cuando supo por el oráculo exige el destierro que Creonte le niega, al menos has-
que estaba destinado a matar a su padre y luego ca- ta que lo decida los Dioses. Entonces, por último,
sarse con su madre. El rey asumió así que se trataba Creonte ingresa en el palacio con Edipo para más tar-
de dos distintas historias y que por lo tanto no había de cumplir con el destierro; mientras el jefe del coro
nada que temer. queda con el público para plantear la moraleja.

TEMA 1 LITERATURA 2 SAN MARCOS VERANO 2016 – I