Está en la página 1de 1

Bolívar y su sueño de una Gran Hispanoamérica unida.

A través de sus escritos vemos a Bolívar como uno de los más importantes de Venezuela. Bolívar capta
la esencia de una Hispanoamérica unida liberada del yugo español. Siendo participe del comercio
creciente de los imperios atlánticos y asociada igualitariamente con Gran Bretaña.

El origen de una América unida era sin duda una grandiosa idea, pretender unir el mundo nuevo en una
sola nación, teniendo un solo origen, una misma lengua, unas costumbres y una religión, resultaba bien
tener un solo gobierno ligar y formar en uno solo los diferentes estados. Esta tradición hispana de un
solo sistema gobernante, una sola organización económica integrada y racionalizada es la que logra
infundir la compresión Bolivariana y la potencia de una América unida.

Los orígenes de la independencia hispanoamericanas vistas desde un enfoque más general, se logra
interpretar, como un paso grande en la reorientación en torno a los deberes del comercio mundial
moderno, cambiando el enfoque de un sistema económico y comercial regateado por España, a un
sistema comercial completamente administrado primeramente por Inglaterra y luego por los Estados
Unidos.

La invasión napoleónica de España y el desorden causado en el sistema imperial español después de


1808, brindaron una oportunidad a los hispanoamericanos de asegurar su autosuficiencia, de poder
exigir acceso a un nuevo comercio y de finalmente adquirir la independencia de comerciar con los
crecientes mercados del Norte Atlántico.

La dimensión militar condicionada por su pasado hispánico considera en lo individual como


dependientes dúctiles ante España, que lo que realmente considero que Bolívar centrara su atención
en tomar Caracas y desde allí conquistar Venezuela. Su increíble ego, su vasto sentido de su propia
competencia y su fe abrumadora le daban la capacidad de determinar lo adecuado para América; lo
que tenía en mente ni mas ni menos la creación de un imperio hispano independiente en América.

Su propósito de recreación del imperio español en América sin España, era de llevar a los
hispanoamericanos al centro del comercio del Atlántico Norte, para así obtener para la América
española las mismas cosas que veía avecinarse para los estados unidos.

Por desgracia su visión de una América unida que heredara el poderío del imperio español contenía
contradicciones que impedirían su realización en los años de independencia y haría imposible alcanzar
la unidad durante muchas generaciones por venir.

La cuestión de identidad en la guerra de independencia estaño un conflicto entre los pueblos de


América sobre cómo debían gobernarse y a que autoridad le jurarían lealtad. Por ello Bolívar y sus
compatriotas tuvieron que encontrar el modo de destacar la diferencia entre americanos y españoles,
distinción nada fácil de establecer. Con el único propósito de separar a los americanos de los
españoles.

La reducción ultima que Bolívar combatió hasta el final fue la creación de la Gran Colombia, la cual fue
una combinación de Venezuela, Colombia y Ecuador. Pero ni siquiera esta fue capaz de resistir los
decenios de guerras civil y reajuste económico, así Bolívar no le quedo más que desechar su sueño de
elites locales parcialmente creadas por el esfuerzo de independencia el cual con tanta habilidad había
encabezado.